sábado, abril 02, 2016

Video. La periodista de América Tevé Gina Romero cuenta en detalles como fue expulsada de Cuba . DISCURSO PRONUNCIADO POR EL COMANDANTE FIDEL CASTRO RUZ, EN LA PLAZA DE LA CIUDAD DE CAMAGÜEY, EL 4 DE ENERO DE 1959 SOBRE LA LIBERTAD DE PRENSA

 Nota del bloguista de Baracutey Cubano

Si Gina Romero hubiera solicitado visa de periodista para viajar a Cuba se la hubieran megado como le han hecho a tantos periodistas y a diferentes agencias de noticias  a las que le han negado  el permiso para cubrir eventos internacionales o establecer oficinas en Cuba.

El regimen de Batista en muy contadas ocasiones establecio y por corto tiempo periodos de  censura de prensa, despues de  los cuales se podia publicar todo lo que se habia censurado.

No estoy de  acuerdo con Tania Díaz Castro cuando plantea : ¨...Un verdadero Cuarto Poder, razón por la cual le fue tan difícil a Batista, el dictador anterior, lograr una censura totalitaria. 
Es cierto que la prensa ( la plana, televisiva, radial, etc.)  conformba un Cuarto Poder, pero esa no era la razón por la que Batista no logró ningún tipo de censura (y mucho menos la totalitaria) durante todo  el período del   10 de marzo de 1953 al 31 de diciembre de 1958; lo demuestra el hecho de que en las pocas ocasiones en que el régimen de Batista aplicó la censura por breves períodos de tiempo,  ella fue total; períodos de censura que fueron producto de circunstancias de violencia  muy especiales en el país. Fulgencio Batista no logró durante todo ese período una censura a los medios, porque Batista quiso ejercer su mandato dentro del juego democrático. Esa es la razón por lo que la oposición estaba representada con voz y voto dentro del Congreso y por lo cual  aceptaba ser criticado él y su régimen por la prensa  cubana. Señalo  que cuando se quitaba la censura (por haber desaparecido las circunstancias especiales  que la motivaron)  TODO  el material que había sido censurado era publicado sin ninguna objección por parte del régimen de Batista, incluyendo las entrevistas a Fidel Castro en el Presidio de Isla de Pinos y en la Sierra Maestra, así como sus artículos y  manifiestos escritos  desde México y desde la Sierra Maestra.

Siendo yo un niño, me llamaba mucho la atención  que en plena lucha insurreccional en contra de Batista aparecieran caricaturas como la de El Reyecito Criollo, del caricaturista político Silvio Fontanillas Quiroga donde se criticaba fuertemente a Batista, que era representado como un mulato bembón, con su corona o capa de rey. Las dos tiras que he encontrado en Internet  no son de las más críticas contra Batista y no presentan a Batista con la corona o con la capa de rey; son del año 1954, año en que se celebraron las elecciones presidenciales y sobre las que trata el contenido de las tiras..
 



Texto:
- !Yo creo que si es un modelo de 1955 tiene que ser nuevo!
- !Salirse con algo antiguo sería el colmo!
- ¿Estabas hablando de algún nuevo modelo de automóvil?
- No...
- !Estaba hablando de su anunciado gabinete de 1955!


Por cierto, el caricaturista  Silvio Fontanillas Quiroga, nacido en 1913,  se exilió  en EE.UU. en 1960  y murió en el Exilio en el año  2 000 a la edad de 87 años. Fontanillas Se dió cuenta que las reglas del juego democrático  habían desaparecido y que  el nuevo rey  no tenía ningún sentido del humor cuando de manera directa o indirecta se criticaba su persona o su actuar. El primer medio de prensa que el Castrismo censuró fue el semanario humorístico Zig-Zag.
 ********************



" Es para nosotros y para ustedes, un motivo de orgullo —a pesar de los pequeños inconvenientes— tener delante un camión lleno de periodistas cubanos y extranjeros.  Bien merecen los periodistas la oportunidad de trabajar; el periodista trabaja para el pueblo, el periodista informa al pueblo.  El pueblo solo necesita que le informen los hechos, las conclusiones las saca él, porque para eso es lo suficientemente inteligente nuestro pueblo cubano.  Por algo las dictaduras no quieren libertad de prensa, por algo nos tuvieron censurados y amordazados durante tantos meses (EXCLAMACIONES).  Durante tantos meses seguidos, que sumados —como bien dicen ustedes— eran años.

Pero, además, cuando no había censura no podía decirse, sin embargo, que había libertad de prensa.  Porque cuando un derecho se lo pueden arrebatar al pueblo de un día para otro tranquilamente, no es un derecho.  Existe un derecho, cuando es realmente un derecho seguro; cuando se puede disfrutar sin el temor de que se lo arrebaten, porque nadie puede arrebatárselo (APLAUSOS).

Libertad de prensa hay ahora, porque sabe todo el mundo que mientras quede un revolucionario en pie habrá libertad de prensa en Cuba (APLAUSOS).  Quien dice libertad de prensa, dice libertad de reunión; quien dice libertad de reunión, dice libertad de elegir sus propios gobernantes libremente (APLAUSOS).  Cuando se habla del derecho de elegir libremente, no se refiere solo al presidente o a los demás funcionarios, sino también a los dirigentes; el derecho de los trabajadores a elegir sus propios dirigentes (APLAUSOS).  Cuando se habla de un derecho después de la Revolución triunfante, se habla de todos los derechos; derechos que son derechos porque no se pueden arrebatar, porque el pueblo los tiene asegurados de antemano
."

La periodista de América Tevé Gina Romero cuenta en detalles como fue expulsada de Cuba


***********


Fidel el mentiroso
******
En 1959, Fidel Castro dijo: “perseguir a un periódico de tendencia derechista yo no lo concibo, eso no lo hará la Revolución… Cuando se comienza a perseguir un hombre por sus ideas políticas, nadie puede sentirse seguro”
******
Por Tania Díaz Castro
marzo 6, 2015
LA HABANA, Cuba. — Cuando Fidel Castro entró con su carnaval de guerrilleros armados a La Habana, el 8 de enero de 1959, la capital tenía veinte periódicos, más de treinta emisoras de radio y cinco canales de televisión. Un verdadero Cuarto Poder, razón por la cual le fue tan difícil a Batista, el dictador anterior, lograr una censura totalitaria
En marzo de 1958, en carta enviada desde la Sierra al comentarista radial Pardo Llada, Fidel Castro escribió: ¨Es un derecho muy legítimo de la prensa cubana estar informada sobre todas las cuestiones de interés nacional. Hay confusión porque la prensa no tiene acceso a las fuentes de información, porque a los periodistas no se les permite venir a la Sierra Maestra, derecho del pueblo en conocer lo que ocurre aquí¨.
Y el 2 de abril de 1959, al referirse a las censuras por momentos de Batista, dijo: ¨…perseguir a un periódico de tendencia derechista o perseguir a otro porque es izquierdista, a uno porque es radical, yo no lo concibo, eso no lo hará la Revolución. Lo democrático es lo que estamos haciendo nosotros: respetar todas las ideas. Cuando se comienza por cerrar un periódico, ningún periódico puede sentirse con seguridad. Cuando se comienza a perseguir a un hombre por sus ideas políticas, nadie puede sentirse seguro¨.
Meses después, el líder guerrillero comprendió que para sus planes de gobierno, no sólo era mejor apoderarse de todos los medios de difusión, sino además, en vez de perseguir a un hombre por sus ideas políticas, condenarlo a largos años de prisión o fusilarlo.
A partir del 26 de diciembre de 1959, el líder guerrillero comenzó a apoderarse de la prensa. Intimidó a los comerciantes e industriales que favorecían a los medios con sus anuncios propagandísticos y utilizó a determinados empleados y obreros con el fin de crear conflictos internos en los periódicos por medio de las coletillas, impuestas en artículos, noticias o reportajes que no le convenían al nuevo régimen.
El periódico Avance se negó a publicar aquellas coletillas. Alegaba el derecho a la libertad de expresión. Ese día fue asaltado por un grupo de revolucionarios armados que tomaron por la fuerza el inmueble, hecho aprobado públicamente por Fidel Castro. También hicieron lo mismo en varias emisoras de radio, hasta crearse un organismo llamado Frente Independiente de Emisoras Libres –FIDEL fueron sus siglas-, y así implantar la censura totalitaria.
Es por eso que en febrero del siguiente año, de acuerdo a sus propósitos, Fidel Castro redujo el número de periódicos, luego de ¨nacionalizados¨ a la cañona, así como emisoras radiales y canales de televisión.
1960 puede considerarse como el año que se pone en vigor la censura totalitaria, aunque se haya hecho ley en 1976, con la nueva Constitución, donde se reconoce en su capítulo IV la libertad de palabra y prensa, ¨conforme a los fines de la sociedad socialista¨.
El nuevo jefe de gobierno le temía al ejercicio pleno de las libertades y trató a la prensa como si fuera un fuerte adversario de su naciente Revolución. Decenas de periodistas y directores de los medios marcharon del país, incluso sus amigos, como Manuel Angel Quevedo, José Pardo Llada y muchos otros.
También nuestro Apóstol hubiera huido. Había pedido respeto a la libertad y al pensamiento ajeno, aún del ente más infeliz, porque ese era su fanatismo. ¨Si muero, -terminó diciendo-, o me matan, será por eso¨.
Pero, dueño Fidel Castro de la verdad absoluta, dispuesto siempre a controlar el pensamiento del pueblo a través de sus medios de difusión, ¿pudo acaso lograr que todos los cubanos pensaran como él? ¿No será que en definitiva, sólo ha logrado el silencio de esa parte del pueblo que, una vez, hace ya mucho y por poco tiempo, lo apoyó sinceramente? ¿Cuándo fue que perdió para siempre a las masas? ¿Cuándo fue exactamente que no tuvo ante él a medio millón de gente de pueblo de forma espontanea, que tuvo que apelar a los cantautores de moda para, con pachanga, llenar las plazas de la Revolución?
No puedo recordar la fecha exacta. Pero de entonces acá, ha llovido demasiado. Sólo sé que si no pudo cambiar a la sociedad, fue porque no es posible un cambio positivo cuando la libertad de expresión continúa estrechamente controlada.
Hoy, al cabo de más de medio siglo de dictadura, el flagelo de las indisciplinas lacera el desarrollo del país.
Raúl Castro, a pesar de sus cultos asesores, no quiere ver que esas indisciplinas sociales representan en realidad la inconformidad de una gran parte del pueblo por el socialismo; que es el socialismo y no otra razón, lo que influye en su mal comportamiento cívico.
Que desaparezca el socialismo y no será necesario seguir adoptando medidas para erradicar el robo de los trabajadores, sus incumplimientos, etc. Si la Revolución ha fracasado, no ha sido por falta de exigencia. Ha sido por la abulia, por la falta de voluntad que padece la población.
Para decir las cosas por lo claro, está la prensa independiente, prohibida en Cuba a través de la censura permanente que sufre Internet. Para ocultar esta realidad, están los periodiquitos de Fidel Castro: los que nada tienen que decir, que no sean loas a su gobierno fracasado y mal querido por un pueblo que espera sabia y pacíficamente por su final.
Ese viejo consumido que es hoy Fidel Castro, donde apenas se destaca en la foto, rodeado de los cinco espías, es todavía el dueño del único país que carece de peces y vacas… y prensa.
******
Otra nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Fidel Castro miente y miente descaradamente y desde niño ha sido un gran mentiroso. En la siguiente carta al Presidente de los EE.UU. Franklin Delano Roosevelt. vemos como Fidel Castro que tiene más de 14 años de edad le miente al Presidente y dice que tenía solamente doce años, pues sabe que un varón hasta esa edad (edad en que debía finalizar la enseñanza primaria o elemental) se consideraba un niño en Cuba y lo extrapolaba para los EE.UU. . Ese criterio se usaba en Cuba tanto para el precio de los pasajes en trenes, autobuses o guaguas, en las entradas a los cines pagando como niño así como la edad límite para saber la verdad sobre la real procedencia de los regalos de los Reyes Magos; después de esa edad se decía que el muchacho estaba bastante ¨tarajallú ¨ .

( Fidel Castro en 1940 )

Probablemente Fidel Castro también miente cuando dice que nunca ha visto un billete de 10 dólares, cuando en esa época en Cuba circulaba la moneda nacional y el dólar estadounidense y la United Fruit Sugar Company y otra compañía norteamericana (con trabajadores cubanos y norteamericanos ) eran dueñas de las tierras y los centrales de esa zona. por cierto, Ángel Castro realmente era un arrendatario de las tierras de la otra compañía y no de la United Fruit; no era tampoco el propietario. En dos videos de audio que he subido a youtube, un muy amigo de Ramón Castro narra como Ángel Castro se hizo de fortuna, pero volvamos a Fidel Castro.

En la carta también se ve como Fidel se vuelve zalamero y adulador cuando desea conseguir algo así como su narcisimo intelectual: ¨soy un chico pero pienso mucho ¨, ¨Yo no sé mucho inglés pero sé muchísimo español ¨ ¨Y si quiere hierro para hacer sus barcos yo le puedo enseñar las minas de hierro más grandes de la tierra¨.

La autobiografía de un mentiroso compulsivo no se que valor tendrá, salvo para un probable estudio clínico del autobiografiado.

*******
30 Mar 2010
Carta de Fidel Castro al presidente Roosevelt
Por Nicolás Águila
30 Mar 2010
En la colección que conserva la NARA* de cartas de niños dirigidas a los presidentes norteamericanos figura una de Fidel Castro, escrita a la edad de catorce años (aunque él se quita dos años en el texto) y dirigida a Franklin Delano Roosevelt. La misiva del adolescente Fidel no tiene desperdicio. Felicita a Roosevelt por su reelección presidencial en 1940, le ofrece minas de hierro de Cuba y le pide un billete de diez dólares a vuelta de correo.
*Administración Nacional de Archivos y Documentos de Estados Unidos, Washington, D.C., Estados Unidos
Traducción al español de la carta en inglés de FCR a FDR:
Santiago de Cuba, 6 de Noviembre de 1940
 
Señor Franklin Roosevelt

Presidente de los Estados Unidos:

Mi buen amigo Roosevelt:

No sé mucho inglés, pero lo suficiente para poder escribirle. Me gusta escuchar mucho la radio y estoy muy contento por haber oído que usted va a ser Presidente por un nuevo periodo.
Yo tengo doce años de edad, soy un chico pero pienso mucho pero no pienso que le esté escribiendo al presidente de los Estados Unidos.
Si le parece bien, envíeme un billete verde americano de diez dólares en la carta porque nunca he visto un billete verde americano de diez dólares y me gustaría tener uno.
Mi direccion es:

Sr. Fidel Castro
Colegio de Dolores
Santiago de Cuba
Oriente, Cuba."

Yo no sé mucho inglés pero sé muchísimo español y supongo que usted no sabe mucho español pero sabe mucho inglés porque usted es americano pero yo no soy americano.
Muchas gracias. Adiós. Su amigo,
Fidel Castro
Y si quiere hierro para hacer sus barcos yo le puedo enseñar las minas de hierro más grandes de la tierra. Están en Mayarí, Oriente, Cuba.
"


 
*********

ALGUNOS COMENTARIOS DEJADOS

Una diferencia clave entre Batista y Fidel es que a Batista le importaba, y mucho, como era visto por la sociedad, y a Fidel no le importaba nada ni nadie salvo su persona y sus ideas. O sea, Batista era un dictador mucho más humano o "normal" que el otro, que era básicamente un monstruo.
Nausea
*******
   
Una diferencia clave entre Batista y Fidel es que a Batista le importaba, y mucho, como era visto por la sociedad, y a Fidel no le importaba nada ni nadie salvo su persona y sus ideas. O sea, Batista era un dictador mucho más humano o "normal" que el otro, que era básicamente un monstruo.
Nausea
 

2 Comments:

At 2:38 a. m., Anonymous Nausea said...

Ya en esa foto del 1940 a Fidel se le notaba algo raro y maligno en su aspecto, y su futura trayectoria lo confirmó con creces. Por cierto, en esos tiempos le pidió a Roosevelt los famosos $5, y ahora dice (o dicen en su nombre) que Cuba no quiere regalos del "imperio." Diera risa si no diera algo peor.

 
At 2:48 a. m., Anonymous Nausea said...

Una diferencia clave entre Batista y Fidel es que a Batista le importaba, y mucho, como era visto por la sociedad, y a Fidel no le importaba nada ni nadie salvo su persona y sus ideas. O sea, Batista era un dictador mucho más humano o "normal" que el otro, que era básicamente un monstruo.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home