viernes, julio 29, 2016

Roberto Álvarez Quiñones: Obreros de la India en Cuba: ¿por qué?



Obreros indios en Cuba: ¿por qué?

Galería interior de la Manzana de Gómez antes del comienzo de su transformación en hotel. (PANORAMIO)

Por Roberto Álvarez Quiñones
Los Ángeles
29 de Julio de 2016

El descalabro  marxista-leninista en Cuba ha llegado ya al colmo de que compañías extranjeras de la construcción consideran que los trabajadores del ramo en la Isla no tienen la calificación, la destreza y la confiabilidad que tienen sus colegas de otros países del Tercer Mundo. Afirman que trabajan a desgano, sin mucha pericia, y que   roban  materiales de construcción dentro de la obra.

Esas son las  causas esgrimidas por la compañía francesa Bouygues para haber llevado a La Habana más de 100 trabajadores de la India que han sido incorporados  a la obra que convertirá el emblemático edificio de la Manzana de Gómez en un hotel de lujo de 246 habitaciones. 

Esa entidad francesa, asociada con el grupo Gaviota de las Fuerza Armadas Revolucionarias (FAR), que domina la industria turística en el país, informó que va a continuar contratando en el extranjero a carpinteros, albañiles, plomeros, electricistas, soldadores, etc. Con el permiso de los Castro, van a seguir importando mano de obra para laborar en el país que tiene la más alta tasa de desempleo del continente

El régimen alega que esos operarios asiáticos entrenan a los constructores cubanos. Falso. La explicación tiene tres causas principales (hay otras):

1)    Falta de motivación de los obreros cubanos por la miseria que les pagan, pues el régimen les confisca el grueso de sus salarios en divisas pactados con los franceses.

2)    La necesidad que tienen muchos de ellos de sustraer materiales de construcción para venderlos en el mercado negro y poder así alimentar y vestir a sus familias.

3)    La  pérdida de productividad y destreza luego de tantos años al servicio de un sistema económico  que impide la eficiencia en cualquier actividad  humana.

Según reporta Reuters desde La Habana, esos obreros de la India perciben un salario de unos 1.500 euros mensuales, equivalentes a 1.661 dólares (0,90 euros por un dólar el 27 de julio), que es aproximadamente el salario mínimo  en Francia, pero que resulta 70 veces superior al salario promedio vigente en Cuba, de 24 dólares mensuales (en Haití es el doble).

Expoliación esclavista

Al despojarle a cada constructor cubano la mayor parte del salario pagado por los franceses, el castrismo los expolia cual braceros esclavos del siglo XVII. Y no pasa nada. Los indios en la Manzana de Gómez reciben un sueldo entre 12 y 20 veces superior al de sus colegas cubanos por igual trabajo. 

Ver para creer.  Cuba fue siempre un imán para atraer inmigrantes de todas partes del mundo. Pero a ningún extranjero contratado se le podía pagar más que a sus colegas cubanos por igual trabajo realizado. Lo que a veces ocurría era lo contrario, algunos empresarios inescrupulosos pagaban menos a los extranjeros (sobre todo a los asiáticos) que a los cubanos.

Ni las leyes vigentes, ni los sindicatos, ni obviamente los trabajadores y profesionales cubanos afectados  habrían permitido semejante atropello. Y era impensable que el Gobierno les pudiese confiscar  sus salarios.

A Cuba llegaban personas de todas partes en busca de buenos empleos,  o para sumarse como profesionales, inversionistas o empresarios al boom económico de la Isla. Solo entre 1902 y 1930 llegaron 1,3 millones de inmigrantes y el país duplicó su población, según estadísticas del entonces Ministerio de Hacienda.

En seis años (1924-1930) arribaron a Cuba 43.597 inmigrantes por año como promedio, una cifra igual a la de los cubanos que en los últimos 10 meses han emigrado a Estados Unidos. En esos primeros 28 años de vida republicana, arribaron 774.123 españoles, así como 190.046 haitianos y 120.046 jamaicanos para trabajar  principalmente en las plantaciones de caña y la industria azucarera.

También llegaron  34.462 norteamericanos,  19.769 ingleses,  13.930 puertorriqueños, 12.926 chinos, 10.428 italianos, 10.305 sirios, 8.895 polacos, 6.632 turcos, 6.222 franceses, 4.850 rusos, 3.726 alemanes y 3.569 griegos.

Fama de buenos constructores

En los años 40 y 50 se dispararon las inversiones extranjeras y nacionales, y por ende las construcciones. En los últimos 12 años anteriores a la llegada al poder de Fidel Castro se edificaron fábricas, grandes hoteles, decenas de edificios altos, entre ellos el Focsa, el hotel Habana Hilton, y el Someillán, los más espigados del Caribe y Centroamérica.

El empresario norteamericano Conrad Hilton, al inaugurar personalmente el hotel habanero, en marzo de 1958, destacó que ese era el más grande y más alto hotel de toda América Latina y el mayor de su cadena hotelera a nivel mundial. 

Se erigieron refinerías de petróleo, plantas procesadoras de níquel, grandes edificios de apartamentos y de oficinas, restaurantes, puentes, avenidas y autopistas como las del Circuito Norte, Circuito Sur, la autopista Monumental, la Vía Blanca, la Vía Mulata y la Autopista del Mediodía; hospitales y clínicas, un túnel  por debajo de la bahía habanera y dos bajo el río Almendares; los monumentales edificios de la Plaza Cívica,  y el Coliseo de la Ciudad Deportiva.

Todas esas obras, con la máxima calidad internacional, algunas únicas en Latinoamérica, contaron con la pericia de los obreros cubanos de la construcción, de los arquitectos, ingenieros y otros especialistas, que obtuvieron así un merecido prestigio internacional.

Pero llegaron los Castro y todo cambió. A fines de los años 60, Fidel creó el Sector de la Construcción y esa actividad comenzó a ser militarizada, sobre todo al colocar como jefe, en 1971, al gran represor Ramiro Valdés.

Dicho sector incluía cuatro organismos: Desarrollo de Edificaciones Sociales y Agropecuarias (DESA), Construcción Industrial (CI), Desarrollo Agropecuario del país (DAP), e Industria de Materiales de Construcción (IMC), dirigidos por comandantes y capitanes de la Sierra Maestra desde "puestos de mandos" con métodos militares.

Paralelamente, el dictador creó las microbrigadas, integradas por empleados de oficinas, profesionales y trabajadores ajenos a la construcción, para edificar viviendas  con jornadas extenuantes de 10 horas diarias, violatorias de las propias leyes cubanas. La militarización y las microbrigadas destrozaron la fama de Cuba en esa vital actividad económica, tan bien ganada antes de 1959.

Según el Ministerio de la Construcción (MICONS) hay en el país unos 100.000 trabajadores de la construcción. De ellos, 20.000 son burócratas, es decir un burócrata por cada 4 trabajadores y técnicos al pie de obra.

El sistema impide la eficiencia

Pero miles de esos trabajadores y técnicos están ociosos. La calamitosa economía cubana no da para edificar casi nada que no sea para el sector turístico, y siempre que sean obras financiadas, gestionadas y apoyadas técnica y materialmente por empresas foráneas, como es el caso de la Manzana de Gómez.

Luego de construidos los hoteles tienen que ser administrados por compañías también extranjeras, pues tampoco hay en Cuba personal debidamente entrenado y conocedor de la industria hotelera internacional, inmersa en un mercado cada vez más competitivo.

Por eso hay ya en la Isla 20 cadenas hoteleras, incluyendo el grupo norteamericano Sheraton, que administran cerca de 70 hoteles, aunque  todos vigilados por "segurosos" de las FAR y el MININT,  propietarios de esos hoteles.

En fin, como se puede apreciar, todos los factores que han ocasionado esta gran humillación nacional son responsabilidad exclusiva del régimen castrista. Lo más vergonzoso aquí es que probablemente Raúl Castro acordó con Bouygues salarios mayores que esos 1.500 euros mensuales que pagan a los indios. En ese caso, a la compañía francesa le sale más barato y productivo importar obreros que pagarles a los nacionales, quienes al ser esquilmados tan escandalosamente tienen todo el derecho del mundo a trabajar mal.

Moraleja: si los constructores cubanos recibieran los 1.661 dólares que perciben sus colegas asiáticos la pericia cubana constructiva pretérita, ya mencionada, y la confiabilidad se abrirían camino a pasos agigantados. No habría albañiles de la India frente al Parque Central de La Habana.
*******
Oscar Haza - Donald Trump y el tema de Cuba

 


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

VIDEO. “VOCES DE CUBA” PROGRAMA 30 - REGIS IGLESIAS RAMÍREZ

“VOCES DE CUBA” PROGRAMA 30 - REGIS IGLESIAS
En la entrega 30 de Voces de Cuba, entrevistamos a REGIS IGLESIAS RAMIREZ, vocero del M.C.L..
Junto a él recorremos su vida y lucha por la libertad y la democracia en Cuba.



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

jueves, julio 28, 2016

Alfredo M. Cepero: LA OPCIÓN ES FÁCIL: TRUMP O EL ABISMO

Tomado de http://www.lanuevanacion.com/

LA OPCIÓN ES FÁCIL: TRUMP O EL ABISMO.

**************
Y esto lo digo yo, que ustedes saben que no he sido admirador de Donald Trump, pero también saben que nunca he caído presa de ese fanatismo ciego que le impide a quienes lo padecen percibir la realidad.
*************

Por Alfredo M. Cepero
Director de www.lanuevanacion.com
Sígame en: http://twitter.com/@AlfredoCepero
27 de julio de 2016

La convención republicana celebrada la semana pasada en Cleveland fue el circo que muchos esperábamos y temíamos. Como todo circo, tuvo momentos destacados y momentos anodinos, momentos edificantes y momentos destructivos, momentos sublimes y momentos ridículos. Las elecciones primarias estuvieron tan matizadas de insultos y de vituperios por parte de la gran mayoría de sus participantes que la unidad del partido se ha convertido en una tarea casi imposible. Ahora existe el peligro de que el sobreviviente no sea capaz de unirlo. Y eso sería fatal para el futuro de esta nación y para la estabilidad de un mundo amenazado por el terrorismo y carente de liderazgo .

Empecemos por la familia Trump, que ya la prensa contaminada por el virus de la izquierda vitriólica califica con escarnio como Dinastía Trump. La misma prensa que una vez se volcaba en adulación a la ominosa y corrupta "Dinastía Kennedy" ahora la emprende contra la familia Trump. Pero esta vez el magnate inmobiliario se dejó poner el bozal por sus asesores y pronunció un discurso digno de un consumado estadista. Abordó todos los problemas que deberá resolver con urgencia el mandatario que siga a la debacle creada por el fanatismo ideológico de Barack Obama.

Sus hijos no sólo fueron elocuentes sino dieron testimonio del hogar ejemplar en que fueron criados y educados. Cualquier cosa que pensemos sobre él o cualquier defecto que le atribuyamos, nadie que no sea un fanático puede negarle a Donald Trump que ha sabido ser un buen padre, como lo repitieron hasta el cansancio todos sus hijos. Estos fueron los momentos edificantes y los momentos sublimes. Y esto lo digo yo, que ustedes saben que no he sido admirador de Donald Trump, pero también saben que nunca he caído presa de ese fanatismo ciego que le impide a quienes lo padecen percibir la realidad.

Ahora bien, si tenemos en cuenta la intensidad de las primarias, no podían faltar ni tampoco asombrarnos los momentos destructivos y los momentos ridículos. Los destructivos fueron protagonizados por Ted Cruz, John Kasich y Marco Rubio, por ese orden estricto de daño a la unidad del partido al cual pertenecen y por el cual aspiraron a la presidencia. Ted Cruz se llevó la corona cuando felicitó a Donald Trump pero mostró su vena vengativa cuando se negó a declararle su apoyo. Al mismo tiempo, hizo despliegue de arrogancia cuando amonestó a los presente diciendo: "Al igual que ustedes quiero ver los principios de nuestro partido prevalecer en noviembre". Ni una palabra sobre la necesidad de ganar la Casa Blanca a los efectos de que prevalezcan esos principios. Y, aunque los políticos tienen más vida que los gatos, es probable que haya escrito su epitafio político como fue evidenciado por el abucheo que le propinó una muchedumbre enardecida ante su bajeza. Fue invitado a una fiesta y la emprendió contra el homenajeado, que en este caso era Donald Trump.

El otro aguafiestas de la convención fue el actual Gobernador de Ohio, John Kasich. Durante casi todas las primarias permaneció agazapado mientras Marco Rubio, Jeb Bush y otros se enfrentaban a Trump y eran arrollados por su aplanadora. Fue el último en darse por vencido a pesar de haber logrado una ínfima proporción de los votos. Su animosidad hacia Trump lo hizo cometer el más miserable de los desaires: Se negó a dar la bienvenida al estado que él preside al receptor de millones de votos y virtual nominado de su partido.

Por su parte, Marco Rubio, aunque más moderado que Cruz y menos obligado que Kasich, también se mostró pequeño. Con mucho dolor lo digo porque Rubio fue mi candidato después de retirado Scott Walker, pero, con su conducta, se hizo merecedor del calificativo sarcástico de Trump cuando lo llamó "Little Marco". Y el peor pecado de estos tres fue que todos firmaron el compromiso de apoyar al candidato que fuera postulado por el partido. Un compromiso que no era con Trump sino con el Partido Republicano que les proporcionó a todos ellos recursos, información y apoyo durante su aspiración en las primarias.

El aspecto ridículo de la convención fue proporcionado por la ausencia de la vieja guardia del partido, más vieja por sus ideas obsoletas y su resistencia a reconocer la nueva realidad política que por sus años de vida. De hecho, una reciente encuesta del Wall Street Journal-NBC News indica que una proporción considerable del Partido Republicano mira con temor el cambio demográfico donde los negros y los latinos aumentan su presencia en la lista de votantes.

De ahí que muchos analistas hayan destacado el hecho de que, por primera vez en la historia del partido, por lo menos doce senadores, cuatro gobernadores y dos ex presidentes se negaron a asistir a la convención. Es cierto, que nadie negaría que gente como John McCain, Mit Romney y los dos ex presidentes Bush son hombres honorables que, en su momento, sirvieron al partido y a la nación. Pero su conducta obtusa les ha restado considerable brillo a cualquier legado que pudieran haber dejado en su trayectoria por la vida pública.

Todos ellos debieron haber aprendido de la lección que dieron en su momento Franklin Delano Roosevelt, Richard Nixon y Ronald Reagan, el primero de pragmatismo y los otros dos de patriotismo. Esas son las virtudes que separan a los verdaderos servidores de pueblo de los políticos que sólo están interesados en servir sus intereses mezquinos.

Citemos un par de ejemplos. Aunque no ha sido comprobado desde el punto de vista histórico, se dice que cuando sus adversarios atacaron a Roosevelt por aceptar la ayuda de dictadores latinoamericanos durante la Segunda Guerra Mundial, aquel campeón de la democracia no dio explicaciones sino pasó a la ofensiva. Cuando le dijeron que Somoza y Trujillo eran unos "miserables" (usaron una palabra más fea), Roosevelt les ripostó: "Serán unos miserables pero son nuestros miserables". No estaba interesado en ser políticamente correcto sino en confrontar y derrotar el holocausto desatado por Hitler. Con ello, dio muestras del pragmatismo con el que actúan los estadistas.

Los ejemplos de patriotismo nos fueron dados por Richard Nixon y Ronald Reagan. En 1960, el tan maldecido Richard Nixon se comportó como un patriota cuando se negó a aceptar el consejo de sus asesores de demandar un recuento de los votos en unas elecciones que le habían sido robadas por el dinero del viejo inmoral Joseph Kennedy en contubernio con el corrupto alcalde de Chicago Richard Daley.

En la convención republicana de 1976, el patriota Ronald Reagan aceptó su derrota después de perder la primera votación. Terminó abrazado con Gerald Ford y pidiendo la unidad del partido. Con todos sus defectos y limitaciones aquellos hombres se comportaron como patriotas poniendo el bienestar nacional por encima de sus ambiciones personales. Por desgracia, en la última convención republicana no vimos a nadie con las virtudes ciudadanas de Roosevelt, de Nixon o de Reagan. Lo que vimos fue una manada de politiqueros interesados únicamente en promover sus propios intereses.

Dicho todo esto cierro citando un artículo titulado "El Suicidio de un Partido" que publiqué en esta Nueva Nación el 8 de marzo de este año. En el mismo dije: "…el partido que nació predicando la unidad en la convención de Filadelfia de 1856 --donde fue postulado Abraham Lincoln y se vislumbraba en el horizontes una horrenda guerra civil--tendrá la oportunidad de predicar con el ejemplo declarando un alto al fuego en esta sangrienta guerra civil de 2016. Si no lo hace estará cometiendo suicidio y causando un daño irreparable a la nación norteamericana".

Por desgracia se cumplieron mis temores. Además, el incremento de la división de la sociedad norteamericana y de la guerra desatada por el terrorismo islámico contra el mundo occidental ratifican que, lo que dije entonces, ha cobrado mayor vigencia en los últimos meses. De ahí que la opción sea fácil para quien no sea un fanático: Trump o el abismo y el abismo se llama Hillary.

7-27-2016

*************

Published on Jul 24, 2016
Luís G. Díaz-Ortega (periodista y presentador) y Julio M. Shiling (escritor y politólogo) abordan el tema "Trump y la renovación ciudadana", en en programa "Foro17" WLRN Canal 17 (Miami) transmitido el 25 de julio, 2016.

Trump y la renovación ciudadana



*******
Published on Jul 27, 2016
Debate intenso entre Christopher Sabatini, Profesor en Columbia University(Demócrata) y Julio Shiling, politólogo y estratega republicano, sobre Hillary Clinton y la Convención Demócrata en el programa "El Informativo" del canal de noticias NTN24.

Debate intenso sobre Hillary y la Convención Demócrata



********

Published on Jul 23, 2016
¿Podría Donald Trump convertirse en el Presidente de los Estados Unidos?
"Definitivamente que sí", fue la respuesta de Julio M. Shiling, Director de la publicación digital Patria de Martí en respuesta a la pregunta realizada por Jason Calderón presentador del programa "La Noche" del

¿PODRÍA DONALD TRUMP SER PRESIDENTE?



Published on Jul 23, 2016
Debate entre Federico de Jesús, estratega demócrata y exportavoz hispano de la campaña presidencial de Barack Obama y Julio Shiling, politólogo y estratega republicano, en el programa "La Noche" del canal de noticias NTN24.

TRUMP Y HILLARY: UN DEBATE


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

9 mentiras sobre el asalto al cuartel Moncada el 26 de julio de 2016 y de lo que hizo Fidel Castro en esa acción que nunca te enseñaron en la escuela en Cuba

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

El primogénito de Fidel Castro Ruz es Jorge Ángel Castro Laborde,    hijo de María Laborde, una doméstica que falleció hace muchos años y nacido en 1949  unos meses antes que Fidelito que también nació ese año. Jorge Ángel estudió junto a ¨Fidelito¨en el Preuniversitario Carlos Marx, antigua Rustom Academy, situada en el reparto  Siboney, antiguo Biltmore, en  la calle 190 cerca de la rotonda de ¨la muñeqita¨ de la Autopista del Mediodia. Posteriormente esa escuela, fue o es, la Escuela de Contrainteligencia ¨Hermanos Martínez Tamayo¨. Jorge Ángel se graduó de preuniversitario, al igual que Fidelito, en el curso 1966-1967 y matriculó en la Universidad de La Habana la Licenciatura en Química. Jorge Ángel era un  muchacho  modesto, respetuoso y no se creía cosas. Fidelito yJorge Ángel en el preuniversitario Carlos Marx vivian en un albergue, junto a otros alumnos que formaban  la guardia personal, en la zona de las hembras y en vez de tener una ¨tía¨, tenía un ¨tío¨ que era el que les cocinaba y que muy probablemente era de la Seguridad Personal. Para cubrir con una ¨hoja de parra¨ a Fidel Castro, se decía que Jorge Ángel era hijo de Raúl Castro. Desde la beca en la Escuela  Secundaria, a Fidelito se le llamaba ¨José Raúl¨; su rendimiento docente era el de un estudiante mediocre; no obstante, Fidelito, fue a la URSS a estudiar mientras que otros estudiantes  con mejores rendimientos  no pudieron hacerlo; si no hubiera sido el hijo de Fidel Castro dificilmente hubiera obtenido  la carrera  en la URSS.
Fidelito cursó la carrera, la Candidatura y el Doctorado en la URSS  y al llegar a Cuba llegó presidiendo la comisión de Energía Atómica. Una persona ya fallecida, Oscar Luis Caballero,  que durante años sirvió fielmente a la Revolución dentro de la Seguridad del Estado pese a ser matemático, contaba de que Fidelito no estaba capacitado para ese cargo; esa persona trabajó en esa comisión de energía atómica y era una bella persona, cuyo único error que le conocí, fue ser un ferviente y honesto  revolucionari;  salió del MININT después de tener un encontronazo con un coronel al que le había señalado su condición de corrupto. Al final de su vida leí  que  abrió los ojos con relación al régimen, pero pidió que lo enterraran cantado el himno comunista  La Internacional. Pueden leer más sobre Oscae Luis Caballero en el libro El país de la ciguaraya.
 ******************************

9 mentiras sobre el asalto al cuartel Moncada que nunca te enseñaron en la escuela

************
Castro se niega a que el médico forense le practique la prueba de la parafina para comprobar si había disparado un arma: fue al único combatiente que no se le hizo esa prueba
************

Por Redacción
Jul 26th, 2016

 
 El cuartel Moncada en esa época después del asalto y  Fidel Castro (buscando la cámara fotográfica o de filmación)  y otros atacantes a su llegada al vivac de Santiago de Cuba. Fotos añadidas por el bloguista de Baracutey Cubano.


Como parte de una acción armada para derrocar a Fulgencio Batista, los asaltos del 26 de julio de 1953 a los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, por jóvenes del Partido Ortodoxo al mando del entonces abogado Fidel Castro, fueron rápidamente sofocados aunque marcaron un punto de giro histórico: el nacimiento de la revolución cubana de 1959.

Resulta difícil ser cubano y no conocer algo sobre este hecho, al punto de que ese conocimiento a menudo ha derivado en lugares comunes y mitos populares que duran hasta hoy. Aquí abordaremos brevemente algunos de estos contrastándolos con datos que aporta el historiador Antonio Rafael de la Cova sobre estos hechos y que figuran en su totalidad en The Moncada Attack: Birth of the Cuban Revolution (2007).

Mito: Fidel Castro terminó su alegato de autodefensa en el juicio oral por los sucesos del 26 de julio con la frase “La Historia me absolverá”. Muchos afirman que esta frase la copió del Mein Kampf de Hitler.

Realidad: la frase que Fidel dijo literalmente en el juicio fue “La historia, definitivamente, lo dirá todo.”. “La Historia me absolverá” solo figura en la versión escrita, editada y pulida por Fidel de dicho alegato durante su estancia en el presidio Modelo de Isla de Pinos. Igualmente, Adolf Hitler, en su alegato de defensa ante el tribunal que lo sentenció a prisión por el asalto en 1923 al Ministerio de Guerra en Munich, utilizó una personificación de la Historia como absolutoria que incluiría luego en su libro Mi Lucha, redactado desde la propia cárcel de Landsberg. Si bien el parecido entre ambas frases es muy razonable, la de Fidel nunca se trató de una cita literal.

Mito: según La historia me absolverá, los asaltantes prisioneros fueron torturados con mutilaciones, y a Haydée Santamaría le quemaron los brazos con hierros calientes.

Realidad: no hubo necesidad de torturas pues los capturados no se resistieron a revelar sus motivaciones, identidades y la de su líder. Tampoco durante el juicio a los asaltantes, donde los abogados defensores ejercieron su trabajo sin impedimentos, se dijo que hubiera torturas. El coronel Alberto del Río Chaviano ordenó ejecutar en el campo de tiro de armas cortas del cuartel a unos treinta asaltantes capturados, y diseminar sus cadáveres por el cuartel para hacer parecer que murieron en el intercambio de disparos. Los 47 informes de defunción que redactaron los médicos forenses certifican dichas ejecuciones pero no torturas ni desmembramientos. El director de la funeraria que recogió los cadáveres tampoco vio señales de tortura.

Haydée Santamaría fue quien más propagó la versión de la tortura de los presos y de la emasculación de su novio. Fuera del juicio llegó a decir que le habían extirpado los ojos a su hermano y que luego le habían mostrado un ojo a ella para sacarles dónde estaba Fidel, pero que ni ella ni Abel hablaron. Sin embargo, cuando testificó sin coacción en el juicio, no hizo tal denuncia ni la repitió en sus memorias sobre el Moncada. Si bien en la quinta sesión del juicio Haydee alegó que hubo golpes y torturas, admitió que no había sido testigo presencial de estas y tampoco habló nada de su hermano Abel. Nunca se ha visto la foto necrológica de Abel.

Mito: la conjunción de factores imprevistos y la casualidad impidieron el triunfo del asalto.

Realidad: el descuido y una pésima preparación y ejecución de los planes de ataque explican el fracaso de la acción. Los asaltantes, por ejemplo, ignoraban que la vigilancia del perímetro del Moncada se reforzaba durante los carnavales entre 6 de la tarde y 6 de la mañana, y que en ese mismo horario se prohibía el acceso al cuartel por otro lugar que no fuera la entrada principal. La caravana de autos de los asaltantes se dirigió hacia la entrada secundaria por la posta 3. El fracaso del simultáneo asalto al cuartel de Bayamo se debió al liderato de Ñico López, un simple peón del mercado de La Habana que entorpeció el ataque al no llevar, por olvido, un alicate que se le asignó para cortar la cerca de alambre de púas.

Mito: un motivo del fracaso del asalto fue el extravío de casi un tercio de los asaltantes en la caravana de coches. Ernesto Tizol enrumbó por Avenida Las Américas hacia Alturas de Quintero, en vez de continuar por la avenida Victoriano Garzón. Otros autos le siguieron.

Realidad: Ernesto Tizol no equivocó la ruta sino que desertó en mitad del plan. Aparte de haber manejado otras veces por Santiago, sabía muy bien cómo llegar al Moncada. Su desvío fue intencionado; no es plausible que se quedaran dando vueltas y más vueltas por Santiago.

Mito: Raúl Castro lideró el grupo de asalto al edificio del Palacio de Justicia.

Realidad: Raúl Castro solo va a Santiago de Cuba invitado por José Luís Tasende sin saber nada del plan. Fidel se sorprende al ver a su hermano en la granjita Siboney horas antes del ataque, y lo asigna entonces al grupo de menor riesgo dirigido por Léster Rodríguez y encargado de tomar el edificio del Palacio de Justicia, colindante al Moncada. La altura del muro de contención en el techo de la audiencia no les permitió a los asaltantes disparar hacia el cuartel. Por eso, cuando Raúl Castro es detenido, la prueba de parafina que le hicieron para comprobar si había disparado un arma resultó negativa.

Mito: Fidel Castro, pese a empuñar un arma durante el asalto (unas versiones dicen que una pistola Luger y otras una escopeta calibre 22), no disparó un solo tiro.

Realidad: Fidel se pasó los veinte minutos que duró el combate tratando de reagrupar a los asaltantes dispersos por los patios de las casas del reparto militar y que por error habían penetrado en el hospital militar fuera del cuartel. El dato irrebatible es que, después de ser detenido y llevado a la prisión de Boniato, Castro se niega a que el médico forense le practique la prueba de la parafina para comprobar si había disparado un arma: fue al único combatiente que no se le hizo esa prueba. Todo indica que ante el hecho de no haber disparado un solo tiro, Fidel no quiso que la prueba de la parafina lo pusiera evidencia, evitándole así el desprestigio como líder de la acción que era.

Mito: según la versión batistiana, los soldados en la posta del cuartel y en el hospital militar fueron pasados a cuchillo por los asaltantes.

Realidad: no hubo ningún militar herido o muerto con cuchillo. El coronel Alberto del Río Chaviano llegó al cuartel después del ataque y le informó a Batista por teléfono que los asaltantes habían pasado la posta a cuchillo, y que dos muertos en el hospital militar también fueron apuñaleados. En realidad los asaltantes desarmaron a los dos guardias en la posta 3 y los acostaron boca abajo en el suelo sin causarles lesiones, y los dos muertos del hospital recibieron tiros en la cabeza al asomarse a diferentes ventanas al inicio del ataque. La prensa de la época señaló que los médicos militares testigos en el juicio confirmaron que ningún soldado murió por arma blanca. En sus memorias Batista insistió en que los enfermos fueron asesinados, aunque no pasados a cuchillo.

Mito: Los huecos que actualmente se aprecian en las paredes del Moncada son vestigios de los disparos de los asaltantes del 26 de julio de 1953.

Realidad: los huecos de los balazos en la fachada del Moncada fueron hechos inicialmente por una ametralladora calibre 30 que disparó el sargento José Virués Moraga contra cinco rebeldes atrincherados en el ala izquierda del cuartel. Los rebeldes, mal armados con rifles 22, revólveres, escopetas y un puñado de balas, eran incapaces de dejar semejantes orificios. Después del ataque, aquellos agujeros se repellaron y se pintó la pared pero en la década de los setenta el gobierno cubano abrió nuevos huecos en la pared como si fueran los disparos de 1953.

Mito: en la discusión parlamentaria sobre la amnistía de 1955 a los asaltantes del Moncada, el senador Rafael Díaz-Balart, en su ardiente oposición a dicha amnistía, lanza una ‘profecía’ sobre las nefastas consecuencias que para Cuba tendría poner en libertad a Fidel Castro.

Realidad: se trata de un discurso dado a conocer por algunos medios de noticias sobre todo a partir de la muerte de Rafael Díaz-Balart en 2005. Rafael Díaz-Balart no solo pronunció jamás tal ‘profecía’ (para nada consta en el diario de sesiones), sino que jamás se opuso a tal amnistía, e incluso votó a favor de ella. Una hermana de este senador, Mirta Diaz-Balart, fue la primera esposa de Fidel y madre de su primer hijo, Fidel Castro Díaz-Balart.

**********

VIDEOS DEL AÑO 2007 DONDE SE DESMONTAN ALGUNOS DE LOS MITOS Y FALSEDADES SOBRE EL ATAQUE AL CUARTEL MONCADA
 
Parte 1
 


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

La lloradera. Zoé Valdés sobre la lloradera en por los ataques del terrorismo islámico de ISIS también conocido peyorativamente como DAESH


La lloradera

Por Zoé Valdés
Julio 28, 2016 

 

Los islamistas de DAESH volvieron a golpear, degollaron a un sacerdote e hirieron gravemente a unos fieles y a una monja en una pequeña iglesia de Francia. La otra religiosa que allí se encontraba contó que logró escapar cuando al asesino se le trababa el cuchillo en el cuello del pobre hombre y su compañero filmaba. Aprovechó que se hallaban inmersos en el abominable acto y huyó, fue ella quien avisó a la policía.

Otra vez dejé de escribir para pegarme a la televisión y contemplar una vez más los rostros llorosos de la gente. Me juré que no lloraría con ellos, me niego a hacerlo. Ese espectáculo es en el que se regodean satisfechos los fanáticos, no debemos regalárselo. Ni a solas, ni con nuestros familiares

Por otra parte, la brutalidad ha llegado a alimentar los niveles más soeces del ser humano, o ser “humalo”, cito a Arturo Cuenca. En las redes sociales una buena cantidad de maleantes empezó a alegrarse de que le hubieran arrancado la cabeza a un cura. Uno dijo que los monaguillos no pudieron expresarse porque tenían la boca llena, otro mostró sin ningún tipo de reparos su felicidad ante el ajusticiamiento de un pedófilo. ¿Para qué seguir enumerando las miserias? Más del horror que ya leímos cuando el toro mató a Víctor Barrio.

El sacerdote, padre Jacques Hamel, de ochenta y seis años, llevaba diez años predicando en la parroquia de Saint-Etienne-du Rouvray. La mayoría lo describe como un hombre bueno, intachable, amoroso y servicial. Añaden que hasta los musulmanes del pueblo lo lloran. Sí, mucha lloradera, como ya digo, pero no se lanzan masivamente a las calles a protestar para parar la masacre en nombre de su religión. Lo siento, no me creo esas lágrimas. No puedo, ya lo sé, no soy una buena cristiana. No pongo la otra mejilla porque no me da la gana.

Tampoco estoy en condiciones de aceptar que el mensaje del Papa Francisco sea otra vez de “concordia” y “perdón”. No soy perfecta, nadie lo es. Para eso dicen que el Dios de los cristianos existe, para aliviar a incrédulos como yo. Un gran trabajo le espera conmigo.

No voy a entrar en la lloradera, como tantos. Quiero ir con toda mi energía en contra de “la gozadera” de los que ahora saltan cochinamente de alegría, sin embargo debo reconocer que he perdido las fuerzas para la batalla que significa enfrentarlos. Me he quedado rígida y seca. No impávida, porque todavía me hierve el corazón ante tanto dolor. No soy una cobarde, me repito una y otra vez. Cobardes son ellos.

¿Cómo alguien puede masacrar a un anciano dentro de una iglesia de la manera en la que lo han hecho? Se preguntan todos desorientados. ¿Y cómo se puede masacrar a niños en un paseo marítimo como lo hicieron en Niza durante las vacaciones de verano en un día de fiesta nacional? Les recuerdo.

Atacan a nuestros símbolos de libertad y democracia. ¿Debemos seguir permitiéndolo? Estamos ante el odio más horroroso y vil, ante una nueva forma de totalitarismo cuya máscara es la fe musulmana. ¿Cómo castigar a estos criminales?

No creo que frente a esos múltiples actos de extrema violencia un simple brazalete electrónico, como el que llevaba el terrorista, sea la solución para mantenerlos controlados. La prueba es que nada de esto funciona. Tampoco la solución es la prisión, ¿por qué gastar dinero con ellos?

Y menos mal que se identificaron de inmediato, no más al entrar en el templo, dando alaridos referentes a su fidelidad a Allah; de lo contrario los políticos nos hubieran mentido de nuevo alegando que se trataba de enfermos mentales.

No, ni de juego protagonizamos una guerrita interna de partidos políticos y de egos frente al poder, de a ver quién ganaría en las próximas elecciones. A ver si se enteran los Hollande, Valls, Cazeneuve y compañía. No, se trata de una guerra monumental y temible. Lean de nuevo a Oriana Fallaci.

Hay que encontrar una manera rápida y eficaz de combatirlos. Se deben prohibir las mezquitas salafistas, cerrarlas de inmediato. Habrá que impedir las construcciones financiadas desde el extranjero por los ricos árabes. ¿Permiten ellos la construcción de iglesias en sus países? Claro que no. Esos árabes millonarios bien harían en invertir su dinero en financiar la inmigración hacia sus tierras, y en construirles todas las mezquitas que ellos deseen en sus países. Si esto no se hace lo más pronto posible, correremos el riesgo de alentar y eternizar una guerra civil que comenzaron ellos ya hace mucho tiempo en Occidente. Hay que detener esa guerra. Y la barbarie no se detiene con llantos, velitas, florecitas, y demás tonterías repetidas hasta el aburrimiento. Hay que llegar, con nuestras armas, dentro de la legalidad, tan lejos como ellos han llegado.

De lo contrario, el futuro de nuestros hijos pinta cada vez más nefasto. Vivir será una auténtica pesadilla, sino lo es ya. La muerte y el oscurantismo serán el pan cotidiano. Dejemos ahora mismo de llorar.

Zoé Valdés.

Nota: Pocas horas después de terminar este post me enteré de que el sacerdote asesinado había entregado tierras aledañas a la iglesia para construir la mezquita musulmana del pueblo. Bien, ya conocerán esos refranes de que uno nunca sabe para quién trabaja, cría cuervos, se cavó su propia tumba, etc

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Siempre es 26 (por eso nada funciona bien en Cuba). Eugenio Yáñez: José Ramón Machado Ventura o el vacío absoluto


Nota del Bloguista de Baracutey Cubano
El Doctor en Medicina  José Ramón Machado Ventura era hijo del administrador de uno de los barrios obreros que construyó ¿Batista? en La Habana. En la lucha contra el régimen de Batista un oficial de ¿ la Marina de Guerra?  que era vecino de su barriada de Marianao le salvó la vida, al avisarle  que iba a ser detenido por sus actividades  revolucionarias ¿terroristas? Al triunfar la Revolución Machado Ventura le reciprocó al vecino  ese favor pero le dijo que la próxima vez no lo ayudaría.

 
 ********************

Siempre es 26 (por eso nada funciona bien)

*************
Machado Ventura o el vacío absoluto
*************
Por Eugenio Yáñez
Miami
28/07/2016

Sin gloria y con penas el régimen celebró 63 años de derrotas el pasado 26 de julio.

La fiesta nacional cubana más importante, el supuesto día de la rebeldía nacional, celebra un rotundo fracaso, bajo la dirección de un Capitán Araña, en las escaramuzas de asalto a los cuarteles Guillermón Moncada en Santiago de Cuba y Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo, que provocaron innecesarias muertes de ambos bandos.

Trifulcas sin las más mínimas posibilidades de triunfo, y que en el milagroso e improbable caso de victoria hubiera colocado a los asaltantes en una situación donde no sabrían qué hacer, porque no habían pensado seriamente en eso. De ahí que lo más probable en ese hipotético caso es que ocurriera un baño de sangre con muchas más muertes y luto para los cubanos, y todo por las ansias de gloria y poder de un cobarde que pretenden llamar “invicto”.

Una fiesta nacional en cualquier país constituye un día de asueto, cuando se celebran acontecimientos importantes de la historia, se reúnen familias y amigos, se comparten conversaciones, comidas, bebidas, risas, bailes, y todos lo organizan y recuerdan como una jornada agradable de celebración.


(José Ramón Machado Ventura)

Menos en Cuba, territorio libre de América, donde los “beneficiados” con la sede del acto nacional de la celebración del fracaso deben madrugar y llegar temprano al lugar de concentración, muchos sin haber desayunado o tras tomarse una taza de café mezclado con chícharos, porque la celebración del fracaso se realiza temprano en la mañana, para protegerse de las inclemencias del sol y los calores del implacable verano cubano.

Un personaje anodino lee un discurso, previamente aprobado por “la alta dirección del país”, donde repite consignas vacías y superficialidades; no anuncia resultados positivos reales, porque no existen; y todos los asistentes están deseando que termine “la descarga” para irse a sus casas a tratar de resolver los muchos problemas cotidianos que los cubanos de a pie enfrentan continuamente para subsistir.

El resto del país posiblemente duerma un poco más en la mañana, porque no le interesa en lo más mínimo la perorata que se recita en la sede del acto central. Y también tiene que dedicarse a tratar de resolver problemas cotidianos para subsistir.

Este año el orador fue el gris y desabrido José Ramón Machado Ventura, segundo al mando de Raúl Castro y vicepresidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros, por encima de Miguel Díaz-Canel, independientemente de los cargos formales.

Su discurso, como de costumbre, fue aburrido, soso e insustancial. Alabó la supuesta “visión” de Fidel Castro cuando habló allí treinta años antes. Después mencionó “logros” de Sancti Spíritus, sede del acto central este año: dijo que la provincia cumplió los planes de producción de leche y de azúcar, pero no dijo que el país produce actualmente la mitad de la leche que se producía en 1958, ni que la zafra azucarera este año fue menor que la que se lograba hace cien años en Cuba. Los dirigentes cubanos no pierden tiempo con “detalles” que no aportan nada trascendente al discurso oficial.

¿Qué más dijo el burócrata? Con estilo típicamente norcoreano, comenzó su diatriba expresando “el sentir de nuestro pueblo y de millones de amigos de Cuba a lo largo y ancho del mundo”, para enviar “la más cálida felicitación al compañero Fidel Castro Ruz, líder histórico de la Revolución, por su ya cercano 90 cumpleaños”. Hecho que no tiene nada que ver con lo que se celebraba, pero así son las reglas del culto a la personalidad.

Justificó todas las barbaridades de este decenio donde el “invicto” tuvo que apartarse por razones de salud, y atiborró su catilinaria con soporíferas cifras de cantidad de reuniones realizadas para discutir documentos del tedioso séptimo congreso del partido, así como cifras de participantes, intervenciones y propuestas, lo que no interesa a nadie. De problemas concretos resueltos o soluciones específicas para enfrentar la crisis que atraviesa el país —que ellos llaman dificultades coyunturales, porque las crisis son para el resto de los países de mundo, no para el paraíso castrista— no dijo nada. Porque no tenía nada que decir.

Habló de lo mal que se vivía en Sancti Spíritus antes del triunfo de la revolución y lo bien que se vive ahora, es de suponer que gracias a la libreta de racionamiento, colas, escasez de productos alimenticios, vestuario, transporte, cortes de electricidad, precios por las nubes, salarios que no alcanzan, doble moneda, insalubridad, viviendas derruidas, y deterioro de la salud pública y educación.
Mediocre discurso de 2.245 palabras donde no dijo algo que valiera la pena. Expresión perfecta del vacío absoluto. Mientras las cosas en Cuba empeoran diariamente, ninguna mejora o ni siquiera funciona adecuadamente, donde todo es un desastre, el discurso de un mayoral de segunda categoría no tiene la más mínima importancia.

En definitiva, siempre es 26 en la finca de los Castro. Por eso nada funciona bien.

© cubaencuentro.com

*********
Published on Jul 27, 2016
Mientras la Plataforma del Partido Demócrata plantea poner fin a las sanciones económicas contra el régimen dictatorial cubano, el castrocomunismo incrementa las sanciones y golpizas contra la disidencia pacífica.

Plataforma Demócrata premia al Castrocomunismo


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Esteban Fernández: Las hipocresías

LAS HIPOCRESÍAS


Maribel Guardia

Por Esteban Fernández
28 de julio de 2016
 

Si bien me molesta la sinceridad brutal más me incomoda la burda hipocresía. Comienzo a redactar esta nota después que un amigo me llamó telefónicamente dos minutos después de haber recibido mi último artículo y me dijo: “¡Estupendo, te quedó maravilloso!” No quise llamarlo mentiroso, por lo tanto sólo le respondí: “Chico, el único que yo conocí en mi vida que podía leer dos cuartillas en dos minutos era mi difunto amigo Mario Byrne”.

El otro día se me acercó en una reunión un ferviente simpatizante de Donald Trump y me dijo: “Oye, viste que un dependiente de un negocio de comida rápida no quiso atender a un cliente porque tenía puesta una gorra de Trump”… Y yo le respondí: “Bueno, yo sería un hipócrita si te digo que me molestó mucho porque eso yo lo hice varias veces en la Casa de Cambios de Cheques cuando se aparecían clientes con el t- shirt con la efigie del Che”.

Yo soy de los que critica ardientemente los desórdenes públicos actuales pero si no quiero ser un hipócrita tendría que recordar y autocriticarme  cuando desbaratamos a palo limpio la celebración del 26 de Julio en una iglesia local y cuando acabamos con gases lacrimógenos el acto de Hortensia Bussi, viuda de Salvador Allende, en el Centro de Convenciones de Los Ángeles.

¿Ustedes no tienen amigos que son tremendos mujeriegos, que no les han sido fieles a sus esposas ni en sueños y que vienen con la hipocresía y la mojigatería de hablar pestes de Bill Clinton porque tuvo sexo oral en la Casa Blanca? Yo odio a Hillary y más detesto con todas las fuerzas de mi corazón a Vil (como lo llama Roberto Luque Escalona) pero les contesto a cada uno de estos cínicos: “¡Que te compre quién no te conozca, si tú hubieras estado casado con Hillary le hubieras sido infiel hasta con la cocinera de la White House!”

Hubo uno que trató de tupirme con ese embuste y le contesté adecuadamente, se sonrió socarronamente y prácticamente aceptó que lo había cogido en el brinco tratando de hacerme creer que él- siendo el hombre más poderoso del mundo, fuerte y viril-  se conformaría con meterle mano solamente a esa cacatúa, pedante, de mal carácter y siempre lanzando risotadas de hiena alborotada. ¿Qué debió respetar la solemnidad de la Oficina Oval y que es políticamente un tremendísimo H.P.? Completamente cierto, pero que unos descarados me digan que se ruborizaron con eso es la mayor hipocresía que he escuchado en mi vida.

Escuché a mojigatos llorando porque mataron al orangután  en el zoológico ¿qué preferían, que se comiera al niñito? Otros alardean hipócritamente de desear la paz mundial cuando hasta el bobo de la yuca sabe que eso es una utopía lanzada a rodar por hipócritas crónicos.

Recuerdo que cuando falleció la Madre Teresa de Calcuta estaba conversando  con un grupo de amigos en la Cofradía de la Caridad del Cobre. Un conocido mío llamado Miguel Ángel estaba de lo más triste y apesadumbrado por la noticia. Los demás, hipócritamente, les hacían coro santurronamente diciéndole: “¡Oh, todos te acompañamos en tus sentimientos!” Pero uno del grupo, de que los hay los hay, con brutal desfachatez -y en el colmo de los sacrilegios- le soltó: “¡Ñooo… ya era hora de que se muriera esa anciana!”…  Ahí se juntaron en un solo párrafo la hipocresía y la sinceridad brutal que yo condeno.

Y para remachar le dijo el “franco tirador sincero” al  farisaico Miguelito: “Llámame para llorar cuando se muera la tica  Maribel Guardia, que está buenísima”


Díganme si ustedes no tienen amigos que cuando están sentados en las salas de sus casas junto a sus esposas y salen en la televisión Jennifer López, Vida Guerra   o  Sofía Vergara, antes de que las mujeres digan nada ya comienzan con el puritanismo y a buscarles y encontrarles defectos físicos.

Una hipocresía cubana es la de compatriotas que van tres veces al año a Cuba y critican sin pudor cuando artistas extranjeros hacen lo mismo.

De luego, todos los hombres del Universo sabemos utilizar la más grande de las hipocresías, yo diría que es LA REINA DE LAS HIPOCRESÍAS y es cuando todas y cada una de las mujeres del mundo hacen estas dos preguntas capciosas: “¿Qué tal me quedó esta comida?” O “¿Cómo luzco con este vestido nuevo?” De la respuesta depende dormir en la cama acurrucados o mal dormir en el frío y duro sofá.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Colombia. El ex Presidente Álvaro Uribe denuncia llegada de Soldados Cubanos al Ejército de Colombia.

Published on Jul 26, 2016
"No puedo ocultar la preocupación por el anuncio que hace el Gobierno de vincular soldados cubanos al proceso colombiano de las zonas de concentración".
"Me veo en la obligación de mencionar nuestro repudio, nuestro rechazo a que participen soldados cubanos."

Uribe denuncia llegada de Soldados Cubanos al Ejército de Colombia.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Una decepción con Yusnier Viera joven matemático cubano y plusmarquista mundial en cálculo mental de fechas que ofrece una Matemática Picante o SpicyMath


Una decepción con Yusnier Viera joven matemático cubano y plusmarquista mundial  en cálculo mental de fechas que ofrece una Matemática Picante o SpicyMath


Por Pedro Pablo Arencibia 
27 de julio de 2016

En el día de ayer  tuve una  decepción con Yusnier Viera, joven matemático cubano y plusmarquista mundial  en cálculo mental de fechas,  cuyos records  aparecen en el libro   de records Guinness  y ha participado en  varios  programas  y series televisivas  de la televisión  en idioma Inglés y en idioma Español. Yusnier  se desempeña  como profesor en el campus de Hialeah del Miami Dade College y tiene, junto a otra(s) persona(s), la página web, Spicymath o Matemática Picante.

Mi decepción fue provocada porque coloqué en su página de facebook Yusnier Viera  la  promoción de mi libro Paradigmas psicopedagógicos y caminos de la investigación matemática en la enseñanza de la Matemática universitaria y media, ya que en su página se proponen problemas y retos de Matemática recreativa.  Me extrañó que se eliminara mi promoción la primera vez y para asegurarme que fue intencional y no un error, la coloqué nuevamente en otro comentario, la cual nuevamente fue eliminada. 

Después de haber verificado ese proceder del adminitrador de esa página personal, le dejé este comentario en la antes mencionada página de facebook:

(Yusnier Viera)

Saludos Yusnier. Soy Pedro Pablo Arencibia .Veo que has eliminado la promoción de mi libro Paradigmas psicopedagógicos y caminos del pensamiento matemático  en la enseñanza de la Matemática universitaria y media,  promoción que no afecta en nada tu actividad en esta página de facebook; quizás yo haya sido contemporáneo de estudios en la Escuela de Matemática con tu padre. Es una lástima,  pues yo en ningún momento he abordado lo desacertado que es enfocar de manera prioritaria  el cálculo mental (cualidad relevante que tú posees y que  yo quisiera poseer) cuando realmente lo más importante es estar enfocado en  el desarrollo de las líneas del pensamiento creativo matemático,  los cuales abordo en mi libro. Leonard Euler tenía una pasmosa rapidez en el cálculo mental, pero lo que lo inmortalizó fue su pensamiento matemático creativo. Por otra parte, los retos del cálculo mental sin la debida orientación y preparación  pueden dañar de manera definitiva la autoestima personal del estudiante y  su rechazo hacia la Matemática, dando la FALSA impresión que para trabajar y crear en la Matemática hay que tener  cualidades por encima del promedio que tienen los seres humanos. Verdaderamente ha sido una pena.

Ese  comentario tammbién fue borrado.

Desde hace años he visto las comparecencia televisivas de Yusnier así como  varias entrevistas y artículos sobre su persona y su extraordinaria habilidad en el cálculo de fechas siguiendo un conocido algoritmo,  pero también he visto como en esas ocasiones  se confunde  y tergiversa lo que es la Matemática y  lo que verdaderamente hay que desarrollar en los estudiantes: el pensamiento intuitivo y creativo de la Matemática.

El cálculo mental  es algo positivo  (sobre todo para impresionar al contar con una rápida mirada los tantos en las fichas al finalizar un juego de dominó) pero no esencial en la Matemática. El genial físico-matemático Henri Poincare (1854-1912), quien, entre muchos aportes, junto a Hendrik Lorentz (1853–1928) se acercó al descubrimiento de la Teoría de la Relatividad Especial o Restringida antes que Albert Einstein, en su artículo La creatividad matemática  confesaba que él  era  absolutamente incapaz de hacer una suma sin equivocaciones; Poincaré no aclaraba si esa incapacidad era cuando usaba  solamente la mente o cuando también usaba el papel y el lápiz. Sin embargo,  Poincaré poseía una intuición y una creatividad muy sobresaliente.

(Curso Básico de Cálculo Mental, libro de Yusnier Viera )

A continuación un fragmento de ese artículo de Henri Poincaré:

¨A menudo el matemático debe usar una regla: naturalmente ha empezado por demostrar esta regla; cuando esta demostración estaba fresca en su memoria, comprendía exactamente su sentido y su alcance y no corría el riesgo de alterarlo. Pero pronto la confía a su memoria y sólo la aplica de una manera mec anica y entonces, si la memoria le falla, puede aplicarla al revés. Es así, para tomar un ejemplo simple y vulgar, que a veces cometemos faltas de cálculo porque hemos olvidado la tabla de multiplicar.

De  acuerdo  con  esto,  la  aptitud  especial  para  las  matemáticas  se  deberá solamente a una memoria muy segura o bien a una fuerza de atención prodigiosa. Será  una  cualidad  análoga  a  la  del  jugador  de  whist  que  recuerda  las  cartas jugadas; o bien, situándonos en un nivel superior, a la del jugador de ajedrez, que puede visualizar un gran número de combinaciones y guardarlas en su memoria. Todo buen matemático deberá ser un buen jugador de ajedrez viceversa; deberá ser igualmente un buen calculador numérico. Ciertamente esto sucede algunas veces; Gauss era a la vez un geómetra de genio y un calculador muy precoz y muy seguro.

Pero hay excepciones, o más bien me equivoco, llamarlas excepciones ya que serán más numerosas que los casos conformes a la regla. Al contrario es Gauss quien era una excepcion. En cuanto a mí , debo confesarlo, soy absolutamente incapaz de hacer una suma sin equivocaciones. Igualmente será un jugador de ajedrez bastante malo; calculará bien que jugando de tal manera me expongo a tal peligro; revisará bastantes jugadas más, que descartará por otras razones y acabará haciendo el
movimiento examinado primeramente, habiendo olvidado en el intervalo el peligro que había previsto.

(Henri Poincaré)

En una palabra, mi memoria no es mala, pero será insu ciente para hacer de mí un buen jugador de ajedrez. ¿Por qué no me falla en un razonamiento matemático difícil en el que se perderían la mayor parte de los jugadores de ajedrez? Evidentemente porque está guiada por la marcha general de razonamiento. Una demostración matemática no es una simple yuxtaposición de silogismos, son silogismos colocados en un cierto orden, y el orden con que están colocados estos elementos es más importante que los mismos elementos. Si tengo el sentimiento, la intuición por decirlo así de este orden, de manera que perciba con una ojeada el conjunto del razonamiento, Ya no debo temer el olvidar uno de sus elementos, pues cada uno vendrá a situarse por sí mismo en el marco que tiene preparado y sin que tenga que hacer ningún esfuerzo memorístico

Una cosa es el show y el espectáculo  y otra es hacer ciencia; lo primero da en muchas ocasiones fama y dinero pues estamos en la época donde se busca el ocio mental y se sublimiza el entretenimiento ya sea  sea buscando ¨pokemones ¨ o participando en cualquier  otro entretenimiento de moda:   la  ciencia  nuy pocas veces da fama y dinero,  aunque tampoco se llega al nivel de pobreza que tuvo en su época el genial algebrista Abel, quién murio  de hambre y frío.  Hay personas que se impresionan más con el ballet El Corsario por sus saltos y espectacularidad que, por ejemplo,  con Giselle o El lago de los cisnes  y  en este último no pocos solamente están esperando si la ballerina hace los  32 fuetés y ver  cómo  la ballerina ejecutó  ¨la vaquita¨. Ambas piezas son ballets pero tiene sus grandes diferencias; con el cálculo mental de fechas mediante un algoritmo ya creado  hay muy poca Matemática y mucho de espectáculo.

Sí hay  Matemática en el siguiente cálculo del genio matemático autodidacta indio Srinivasa Ramanujan en una famosa anécdota  con el gran matemático G. H. Hardy, el creador de la estructura conocida como Espacios de Hardy; anécdota que tomé del diario español El País:

¨ Según una conocida anécdota, un día el también matemático G. H. Hardy le comentó que el taxi que acababa de tomar tenía como matrícula un número vulgar, el 1729. A lo que Ramanujan contestó que no, en absoluto, sino que era un número de gran relevancia: es el menor entero que puede ser expresado de dos maneras distintas como suma de dos números elevados al cubo:
1729 = 1³ + 12³ = 9³ +10³.

(Srinivasa Ramanujan)

Ramanujan tenía la capacidad de captar las estructuras subyacentes de los números. No tenía una mente matemática típica: prefería centrarse en los ejemplos significativos antes que en  construcciones más generales, obviando las demostraciones rigurosas. Esto chocó con la metodología de Hardy, a quien no le bastaba con ver, sino que necesitaba la cadena de silogismos que exige el método deductivo. Hardy conocía suficientes ejemplos de conjeturas ilustradas con pocos casos que luego resultaban falsas

En el prólogo de mi libro, quién muy gentilmente accedio a escribir  el Dr. Abel Castro Figueroa, se lee:

¨En la introducción a uno de sus libros, J. Dieudonné expresó que la intuición abstracta es muy necesaria a los matemáticos modernos. Desde luego, la observación es aplicable también a cualquiera que estudie una rama de las matemáticas modernas. Sin hacer explícita la diferencia entre la intuición más concreta, a la que tradicionalmente se refieren las personas, y esa intuición abstracta de que habla Dieudonné, que hemos experimentado de forma bastante natural quienes en algún momento estudiamos algo de matemática moderna, Pedro Pablo la maneja, la induce en los lectores y la propone para los estudiantes.¨

En mi libro también escribo:

Stanislas Dehaene, matemático francés con doctorado en Psicología Cognitiva, autor de El cerebro matemático, entre otros libros, y ganador (junto con Giacomo Rizzolatti y Trevor Robbins) del Brain Prize,  un relevante premio  relativo a las neurociencias, afirmó en marzo del 2016,  en  una entrevista publicada en elparana.com*.  bajo el título La Matemática, Una Disciplina Central Para Las Emociones Y El Aprendizaje, Según El Neurocientífico Dehaene: 

¨Otro aspecto importante es que a diferencia de lo que se cree a veces, todos los chicos empiezan siendo competentes para las matemáticas. Se los puede atraer mucho más a la matemática si se
combina la enseñanza de la disciplina con las intuiciones que traen de manera innata.

 (Stanislas Dehaene)

Los matemáticos desarrollan a veces un concepto errado de la matemática: muchos tienen una visión platónica y creen que es una disciplina que está ahí afuera en el mundo exterior y que hay que salir a descubrirla. Esto llevó a anomalías en su enseñanza, como la que implica enseñar conocimiento formal antes de estimular las intuiciones de los chicos. La matemática, en cambio, es una construcción progresiva y en tanto hazaña humana tiene errores. Si se les mostrara esto a los chicos, se sentirían mucho más cómodos y menos frustrados en el proceso de aprendizaje
¨.


La intuición y la creatividad son dos componentes importantes  a desarrollar   en los estudiantes pero  también hay otros importantes aspectos a desarrollar. En mi libro después de dar ciertos ejemplos escribo:

Ejemplos como el anterior en el cual personas humildes y sin preparación académica contribuyeron al desarrollo de la Ciencia, se pueden usar para animar a los estudiantes para que comprendan que cada uno de ellos pueden aportar a la ciencia, aunque algunos aporten más y otros menos, y que en muchos casos el mayor o menor aporte depende más de la disciplina, la pasión, la perseverancia, el entusiasmo, la práctica deliberada y el trazarse un objetivo, que de un talento innato sobresaliente cuando ese talento no es aprovechado de manera eficiente; situación esta que se presenta, por ejemplo, cuando la persona no está enfocada en alcanzar un objetivo.

Esa es la razón por la cual la Teoría de los Constructos Personales del psicólogo norteamericano George Kelly tiene en mi libro un lugar relevante; quizás por encima de las teorías constructivistas de Piaget o de Vigotsky.

(George Kelly (1905-1967) )

En mi libro escribo:

La teoría de Kelly une en un mismo lenguaje áreas tradicionalmente separadas como son percepción, memoria, aprendizaje, pensamiento, lenguaje, moivación, emoción y personalidad (Feixas, 2001). George Kelly señaló que la Teoría de los Constructos Personales constituye una teoría tanto cognoscitiva como afectiva. Para Kelly los constructos (constructo proviene de la palabra construir) no son cosas que se encuentran solamente en la cabeza, ya que pueden mostrarse con la misma fuerza presencial en el corazón o en la voluntad. En esta teoría la voluntad es una fuerza motivadora que pone en marcha o conserva el avance de un proceso, aunque en él interfieran grandes obstáculos. En la Teoría de los Constructos Personales desempeñan un papel importante las necesidades, las motivaciones, las emociones y el aprendizaje, ya que ellos intervienen en el proceso constructivo y actúan en los niveles verbal, preverbal o no verbal; de ahí, que la lógica no es el único factor operativo que participa en el proceso de construcción.

Ya anteriormente en  mi libro había escrito:

En su experiencia de décadas como profesor, el autor de este libro ha observado que muchos profesores de Matemática muestran su asignatura como una disciplina ya acabada que posee un frío y rígido conjunto de conceptos, teoremas y técnicas que el alumno debe aceptar y aprenderse, sin saber mucho, o nada, sobre las razones que motivaron su creación o formulación así como las ventajas que proporciona conocerlos y dominarlos conceptual y técnicamente dentro y fuera de la Matemática. Es necesario que el profesor le trasmita a los estudiantes que la Matemática es una ciencia viva y en pleno desarrollo en la que determinadas personas derriban muros y barreras, abren nuevos espacios, construyen los cimientos y planos de nuevas edificaciones y caminos y colocan la piedra angular para expandir el alcance y la aplicación de la Matemática y de otras ciencias, así como la comprensión del mundo en que vivimos; mientras que muchas otras personas, y dependiendo de sus capacidades, esfuerzos y condiciones de vida, ayudan modestamente a recoger los escombros, desbrozar los nuevos espacios, terrenos y caminos, así como también en la colocación de ladrillos, la aplicación del resano, la pintura, el acabado, la compactación de los caminos y su pavimentación en la construcción de nuevas teorías y aplicaciones, donde otros, como ya se ha señalado, han construido los cimientos y colocado la piedra angular. Tanto unas personas como otras son importantes para avanzar con seguridad y buen paso en la construcción de esas nuevas teorías y aplicaciones. En la Matemática hay trabajo por hacer tanto para personas especialmente dotadas, como para aquellas personas de talento promedio. El autor de este libro no comparte la expresión de Henri Poincaré: «Los matemáticos nacen, no se hacen», pues hay matemáticos que nacen; hay otros que se hacen; los que nacen, y nunca se hacen, son los genios matemáticos. Pero aún entre los genios matemáticos se manifiesta lo planteado en este párrafo. El matemático Herbert W. Turnbull escribió lo siguiente sobre la obra de Joseph-Louis Lagrange (1736-1813) y la incidencia que ella tuvo en otros matemáticos:

«...Gran parte de la obra contemporánea y posterior de Laplace, Legendre, Monge, Fourier y Cauchy fue el resultado de su inspiración. Lagrange esbozó el diseño; dejó a los demás la tarea de 
completar el cuadro acabado. Uno debe volverse hacia los historiadores de las matemáticas para saber cuán total y completamente se realizó esto.» (Turnbull, 1984, p.168)

Finalmente,  en mi libro señalo:

No aclarar esas cosas, y muchas más, sería «apabullar» al estudiante sembrándole un sentimiento de impotencia y frustración, pues hay que prevenir al alumno promedio y a los menos talentosos, de que para llegar en Matemática a captar la esencia que encierra un concepto (y también muchos resultados) hace falta poseer un decidido interés por alcanzar esa esencia, así como cierto tiempo de discernimiento y maduración; y con ellos: interés y discernimiento, la luz sobre esa esencia se irá abriendo paso en sus mentes, pero que una vez que se hayan apropiado de esa esencia, tendrán la gran retribución de que ella permanecerá en sus mentes para toda la vida; además, son muy recomendables estas palabras del Doctor Abel R. Castro Figueroa en la Lectio Brevis que ofreció en el ITESO de la ciudad de Guadalajara, México:

«Si alguna vez se sienten desanimados, o les flaquea la voluntad, díganse: voy a cumplir mi deber al menos esta vez. Esa oportunidad en que logren vencer la pereza o la indolencia, traerá consigo las otras, y a la larga verificarán en su persona el antiguo proverbio persa que dice: Siembra un acto, y cosecharás una costumbre; siembra una costumbre, y cosecharás un carácter; siembra un carácter; y cosecharás un destino.» (Castro, 2000, p. 7
)

************
Published on Oct 8, 2015
Yusnier Viera does a demonstration of calendar dates for the Superhuman Showdown of Discovery Channel. Later, Viera explains his algorithm. Scientists looked inside his brain through a FMRI brain scan and the results were analyzed. In contrast to the norm, Yusnier also draws on the frontal lobe highest

Yusnier Viera - Superhuman Showdown - Brain Power.

*******


ÍNDICE GENERAL 


Prólogo
Prefacio. (21)
Introducción. (27)        

CAPÍTULOS

Capítulo I. Algunos elementos sobre el estado actual de la enseñanza y del aprendizaje de la Matemática
 
§1. Elementos relativos al pasado y pasado-reciente. (39)
§ 2.Elementos concernientes al presente. Exámenes PISA y TIMMS. Un breve análisis de sus resultados. (42)
§ 3. Dos opiniones concernientes a la enseñanza universitaria. (47)

Capítulo II. Los efectos negativos de la corriente formalista y de la matemática moderna en la enseñanza y en la intuición matemática
 
§ 1. El abuso y mal uso de la corriente formalista en el proceso de enseñanza–aprendizaje y la oposición de Maurice Fréchet. (51)
§ 2. Intuición, creación y rigor en la Matemática. (55)

Capítulo III. La Matemática, una disciplina en la que hasta los más geniales a veces se equivocan. Anécdotas para estudiantes desconcertados o apabullados por la enseñanza de la Matemática 

§ 1. Factores personales y sociales que inciden en el alcance de logros científicos personales y en el desarrollo de las ciencias. (61)
§ 2. Sobre conjeturas matemáticas y el comportamiento impredecible del cerebro humano ante ellas. (65)
§ 3, El largo y tortuoso camino de la creación, la formulación y la  demostración en la Matemática,  que no se encuentra en los textos. (70) 

Capítulo IV. La  subvaloración  de las ciencias pedagógicas           

§ 1. Pedagogía, Didáctica y Psicología  empíricas. (73)
§  2. En defensa de la Pedagogía como ciencia. (76)

Capítulo V. Los cimientos de la Matemática y su carácter empírico
 
§  1. La Matemática: un sólido,  bello y funcional edificio de envidiable arquitectura que tiene cimientos de dudosa consistencia. (79)
§  2. La consistencia de los cimientos de la Matemática a la luz de los desconcertantes resultados de Kurt Gödel y Paul Cohen.  (85)
 
Capítulo VI. El proceso de enseñanza-aprendizaje y sus componentes   

§  1. El proceso de enseñanza-aprendizaje. (91)
§ 2. La Didáctica y sus leyes fundamentales. Algunos principios didácticos generales. (95)
§  3. Algunos principios didácticos sobre la enseñanza de las ciencias. (99)
§  4. La interdisciplinaridad relativa a la enseñanza. Su importancia en el proceso de enseñanza-aprendizaje. (100)
§  5. Los componentes didácticos del proceso de enseñanza-aprendizaje. (103)
1. Los objetivos (103). 2. El contenido (104). 3. El método (114). 4. Los medios (119). 5. Formas de organización (120). 6. La evaluación (120).

Capítulo VII. Los procesos de adquisición del conocimiento matemático y la Psicología

§ 1. La Pedagogía, la Psicología   y  el estudio de los procesos cognitivos (123).
Paradigma Psicoeducativo Conductista (126). 2. Paradigma Psicoeducativo Cognitivista (129). 2.1 Piotr Y.  Galperin (133). 3. Paradigma Psicoeducativo Constructivista (134). 3.1.  Teoría de las Múltiples Inteligencias de Howard E. Gardner (140).  3.2. Teoría del Aprendizaje Significativo de David. P. Ausubel (141). 3.3.  Teoría de los Constructos Personales de George Kelly (145).  4. Paradigma Psicoeducativo Histórico-Cultural. Lev S. Vigotsky (153). 5. Paradigma Psicoeducativo Humanista. (160)
§ 2. Los procesos de adquisición del conocimiento matemático. Algunas características de la Matemática atractivas para  la psicología de la enseñanza (168). La Gestalt  y la enseñanza de la Matemática (171). 2.  La teoría de Piaget y la enseñanza de la Matemática (172). 2. 1.  Período de operaciones concretas (173).2.2.  Período de operaciones formales (176). 2.3. El mecanismo intra-inter-trans (177). 2.4.  Cuestionamientos sobre el pensamiento formal (178). 2.5. Algunas otras observaciones críticas sobre la aplicación de la teoría de Jean Piaget  a la educación. (179)

Capítulo VIII. Breve especulación sobre el futuro del proceso de enseñanza-aprendizaje con relación al  desarrollo de las neurociencias y las tecnologías.   (181)
 
Capítulo IX. Algunas características que debe tener el profesor de Matemática para alcanzar  un mejor desempeño en el proceso de enseñanza-aprendizaje. (187)
 
Capítulo X. Sobre el Análisis Funcional  y su importancia. (191)
 
Capítulo XI. Últimas observaciones antes  de exponer la propuesta metodológica. (195)
 
Capítulo XII. Introducción metodológica de algunos conceptos del Análisis Funcional. (199)     

§  1. Distancia definida en un conjunto. Espacio métrico. (200)
§  2. Bolas abiertas y bolas cerradas. (204)
§  3. Diámetro de un conjunto. Conjunto acotado. (205)
§  4. Sucesión encajada de conjuntos. (206)
§  5. Conjunto abierto. (206)
§  6. Conjunto cerrado. Clausura de un conjunto. (208)
§  7. Funciones abiertas y funciones cerradas. (210)
§  8. Sucesiones de Cauchy. Espacio métrico completo. (212)
§  9. Conjunto denso. Espacio separable. (214)
§ 10. Conjuntos nunca densos. Conjuntos de categoría I  y Conjuntos de categoría II. (216)
§ 11. Isometría. Espacios isométricos. Completamiento de un espacio métrico.  Distancias  semejantes. (221)
§  12. Aplicación contractante. (225)
§  13. Homeomorfismo. Espacios homeomorfos. (229)
§  14. Conjuntos y espacios métricos compactos. Caracterizaciones. (232)
§ 15. Conjunto relativamente compacto. Familia equiacotada y equicontinua de funciones. (237)
§  16. Espacio métrico conexo. Conjunto conexo. (241)
§  17. Distancia compatible con la estructura vectorial. (245)
§  18. Norma. Espacio normado. (247)
§  19. Ejemplos sobre la necesidad de estudiar los operadores lineales continuos  entre dos espacios normados. (250)
§  20. Operador lineal acotado. Norma de un operador lineal  acotado. (261)
§  21. Funcional lineal continuo. Dual topológico o espacio conjugado de un espacio normado. (268)
§  22. Segundo espacio conjugado de un espacio normado. Espacio normado reflexivo. (270)
§  23. Conjunto convexo en un espacio vectorial. (272)
§  24. Funcional de Minkowski respecto a un conjunto convexo de un espacio normado. (275)
§  25. Operador lineal cerrado entre dos espacios normados. (281)
§  26. Producto escalar definido en un espacio vectorial. Espacio euclidiano. Espacio de Hilbert. (286)

Capítulo XIII. Introducción metodológica de algunos resultados del Análisis Funcional

§ 1. Unicidad del límite de una sucesión  convergente en un espacio métrico. (293)
§  2. Convergencia de una sucesión de Cauchy que tiene una subsucesión convergente. (294)
§ 3. Teorema de intersección de George  Cantor: una caracterización de espacio métrico completo. (294)
§ 4. Teorema de categoría de Baire: una condición necesaria para que un espacio métrico sea completo. (297)
§ 5. Teorema del punto fijo para aplicaciones contractantes definidas en espacios métricos completos. (302)
§  6. La relación de isometría entre espacios métricos conserva la completitud. (308)
§  7. Invarianza de la compacidad ante las funciones continuas. (309) 
§  8. Invarianza de la conexidad ante las funciones continuas. (309)
§  9. Continuidad de la aplicación norma. (310)
§ 10. Teorema de la existencia del elemento de la mejor aproximación para un subespacio vectorial de dimensión finita de  un espacio vectorial normado. (311)
§  11. Todo espacio vectorial normado de dimensión finita es completo. (313)
§  12. Extensión de  funcionales lineales. (316)
§  13. Teoremas de  Hahn-Banach.  Algunas versiones en la forma de extensión. . (318)
§ 14. Vínculos entre hiperplanos, separación de conjuntos y funcionales lineales continuos en espacios normados. (337) 
§ 15. Algunas versiones  de  los teoremas de  Hahn-Banach  en la forma geométrica. Teorema de Mazur. Teorema de separación de Eidelheit. (345)
§ 16. Convergencias en L(E, F). Teorema de Banach-Steinhaus. (351)
§ 17. Lema de la imagen de la bola unidad abierta. (367)
§ 18. Sobre la existencia del operador inverso de  un operador lineal y acotado. Teorema de la aplicación abierta. (377)
§ 19. Teorema del grafo (o gráfico) cerrado. (383)
§ 20. Continuidad del producto escalar en un espacio euclidiano. (389)
§ 21. Teorema  de  representación de Riesz para espacios de Hilbert. (392)

Anexos. (403)
Bibliografía. (447)
Índice alfabético de autores. (477)
 

Etiquetas: , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...