viernes, julio 22, 2016

A diez años del retiro de Fidel Castro. Carlos Alberto Montaner: Un decenio después de su salida del Gobierno la situación económica y social de Cuba sigue siendo desastrosa y dos terceras partes de la población continúan dispuestas a emigrar.


 Carlos Alberto Montaner - A los 10 años del retiro de Fidel Castro





A diez años del retiro de Fidel Castro

*********
Un decenio después de su salida del Gobierno la situación económica y social de Cuba sigue siendo desastrosa y dos terceras partes de la población continúan dispuestas a emigrar.
*********

Por Carlos Alberto Montaner
Julio 22 de 2016

Por estas fechas hace diez años, en julio del 2006, Fidel Castro estuvo a punto de morir, y precipitadamente le entregó el poder a su hermano Raúl.

En febrero del 2008, como Fidel no se curaba, terminó la provisionalidad y Raúl asumió en propiedad la presidencia del país y la jefatura del Partido Comunista.

Fidel sin embargo siguió siendo el caudillo de la revolución y el poder detrás del trono en todas las decisiones importantes.

¿Qué ha pasado de entonces a hoy?

Han pasado varias cosas, y casi todas en el terreno económico. Los cubanos pudieron acceder a los teléfonos móviles, entrar en los hoteles, comprar y vender sus viviendas y viejos automóviles, convertirse en microempresarios y salir y entrar del país sin necesidad de permisos especiales.

Todo esto forma parte de los Lineamientos, como les llama Raúl Castro a las débiles reformas emprendidas bajo su mandato. Nada, por cierto, que no se haga en cualquier país normal.

A esto se agrega que, en diciembre del 2014, se hizo público que Washington y La Habana llevaban dos años de conversaciones secretas. Hace un año se reanudaron las relaciones diplomáticas, y Barack Obama y su Secretario de Estado visitaron La Habana recientemente.

Sin embargo en el terreno político no ha habido el menor cambio. En el VII Congreso del partido, celebrado en abril del 2016, Raúl Castro ratificó sus convicciones comunistas, la existencia de un solo partido ─el comunista, naturalmente─ y se recrudecieron las represalias contra los demócratas de la oposición: en el último año ha habido más golpizas, más arrestos y más intimidación. En los pasados doce meses (el promedio mensual de) las detenciones arbitrarias por razones políticas, que suelen incluir palizas y maltratos, han pasado de 700 a 1000.

Hace pocos días el propio Raúl Castro ha anunciado sin embargo una caída sustancial de los ingresos del país como consecuencia de la catástrofe venezolana y del fin de la colaboración con Brasil. Los Lineamientos no han servido para nada.

Cuba reexportaba el 37 % del petróleo que le entregaba Venezuela, equivalente más o menos a las exportaciones de Ecuador.

En definitiva, a diez años de la salida de Fidel Castro del Gobierno la situación económica y social de Cuba sigue siendo totalmente desastrosa como consecuencia del modo de producción comunista, mientras las dos terceras partes de la población continúan dispuestas a emigrar rumbo a cualquier país capitalista en el que puedan mejorar sus condiciones de vida.

Si existe una convicción generalizada en Cuba ─y aquí incluyo a muchos funcionarios y miembros del Partido Comunista, e incluso tal vez al propio Raúl Castro─ es que el sistema no funciona. Ya probaron a reformarlo y han comprobado que no es reformable. Entonces ¿qué hay que hacer? Pues lo que han hecho en 14 países: reemplazarlo.

A eso se oponen Fidel Castro, su hermano Raúl y algunos de los militares que mandan en el país.

Pero la inmensa mayoría está de acuerdo en que 57 años de experimentos fracasados son demasiados. Saben que, cuanto antes, hay que enterrar esa revolución, tirar la llave por la ventana, y olvidarse de esa empobrecedora locura.



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Mi padre y mi hermano. Artículo de Regis Iglesias a los cuatro años de los asesinatos en Cuba de Oswaldo Payá y de Harold Cepero por la tiranía de los Castro

 Legado de Payá anima a los cubanos a exigir una Cuba libre



 *************
Tomado de http://www.oswaldopaya.org


Mi padre y mi hermano

Por Regis Iglesias
22 de julio de 2016

Han pasado cuatro años desde aquel fatídico domingo 22 de julio cuando el teléfono me anunciaba la tragedia y me toco, incrédulo de lo que estaba sucediendo, averiguar  desde Madrid que había sucedido en realidad en la isla con nuestros amigos.

Los peores augures se hacían realidad, una realidad aplastante, dura, triste que desde entonces nos provoca dolor, lagrimas, impotencia,  enojo  pero más compromiso con nuestra causa por la libertad de Cuba y con la memoria de nuestros mártires.

España prefirió mantener el status quo con el régimen y que sus intereses comerciales no se vieran afectados en medio de la peor crisis económica de su historia reciente. No nos engañemos, cualquier partido español de la tendencia que fuera hubiera actuado igual si desde el poder tuviera la responsabilidad de tomar graves decisiones en un momento como ese.  La política real es una puta. Aunque desde diferentes trincheras ideológicas, exceptuando las comunistas se alzaron voces demandando una investigación de los hechos.

Estados Unidos luego de alguna que otra declaración tibia para guardar las formas  e interpretar su papel de aliado de los demócratas cubanos decidió que era mejor reanudar relaciones diplomáticas con los asesinos de Oswaldo, Harold y miles de cubanos más en este más de medio siglo de tiranía en la isla.

(Oswaldo Payá y detrá Regís Iglesias)

El exilio militante pareció reconocer la piedra que muchos habían desechado. Pero ni incluso así los nombres de Oswaldo y Harold fueron grabados en el monumento a las víctimas del totalitarismo comunista en Cuba que fue develado en Miami  hace un par de años. Ninguna calle de Hialeah recuerda a los dos cubanos asesinados por  la mafia que somete a nuestro pueblo.

Lo más vergonzoso ha sido la actitud de algunos que se apresuraron desde una identidad de “opositores” dentro de la isla en asegurar que Oswaldo y Harold no habían sido víctimas de un atentado sino de un accidente, incluso algunos afirmaron que no intencional o en todo caso afirmaron que la presunción de inocencia había que dársela al régimen.  Poco tiempo después esa actitud ha sido premiada con permisos para salir y entrar al país temporalmente, permitir generosas donaciones de instituciones “del enemigo imperialista” y dorarnos la píldora del cambio fraude.

Lo más vergonzoso ha sido esas vestiduras rasgadas por las que la vanidad y el oportunismo que con hilos bien atados mueven los servicios de inteligencia represiva del régimen y delatan en ciertos círculos el  mas premeditado y miserable intento de secuestrar la memoria de un Oswaldo y un Harold que pese a morar entre algunos no llegaron a conocerle  en realidad.

Los intentos por destruir el Movimiento Cristiano Liberación han sido brutales por parte del régimen y no han escatimado recursos, no han faltado tontos vanidosos pero útiles, celosos, miserables y oportunistas para lograr tal empeño. Sin embargo el Movimiento Cristiano Liberación que construimos sobre principios sólidos y coherentes pronto cumplirá 28 años de servicio a los cubanos, a Cuba. Respira, pero también crece, camina y resiste el temporal.

Muchas veces en todos estos años los cuerpos represivos de la oligarquía familiar que manda en la isla han intentado destruirnos. Porque el MCL ha ido a la raíz del problema, la falta de soberanía popular,  poniendo en manos de los ciudadanos iniciativas capaces de retar al régimen en el propio terreno de su “legitimidad”.

(Los asesinados Oswaldo Payá Sardiñas y Harold Cepero Escalante)

Por eso decenas de miles de cubanos han apoyado y demandado sus derechos a partir de iniciativas como el referendo sobre el Proyecto Varela, la Ley de Reencuentro Nacional, El Camino del Pueblo.

Por eso una vez más el MCL hace apenas unas semanas propuso a la Asamblea Nacional se garantizaran derechos imprescindibles  en una hipotética nueva ley electoral, de la que se habla sotto voce se aprobaría en poco tiempo, para que en la misma fueran incluidos y garantizados derechos que permitieran en 2018 la participación libre de todos los cubanos en unos anunciados comicios que supuestamente marcarían el retiro del General Raúl Castro, heredero en el poder de su hermano, y supuestamente una nueva etapa en nuestra historia.

Nuestra posición ya está fijada en ese documento presentado al Parlamento  del régimen, Un Cubano, Un Voto y dependerá de los actuales legisladores en la isla dar el paso que les libere. De ser así estamos en disposición de participar en tales comicios y ganar para el pueblo la libertad. De ser ignorada esta propuesta el Movimiento Cristiano Liberación se abstendrá de participar del cambio fraude, no así de continuar sus esfuerzos por rescatar la soberanía popular.

Hace un tiempo me recordaba Efrén Fernández, ex prisionero político que fungía antes de nuestra detención como Secretario del Coordinador Nacional del Movimiento Cristiano Liberación, actualmente exiliado en Portland, Estados Unidos, un incidente del que pudimos ser victimas Oswaldo y yo.

Hacíamos un recuento de las veces que recordábamos los cuerpos represivos habían atentado contra la vida de nuestro querido amigo y líder como aquellas varias que automóviles conducidos por esbirros de la tiranía se encimaban peligrosamente sobre Oswaldo mientras conducía su bicicleta por las calles de la Habana, las veces, una de ellas junto a Ernesto Martini, miembro del Consejo Coordinador del MCL, que estuvo a punto de volcar su vieja furgoneta VW a la que le habían aflojado los clanes de las ruedas con la intención de provocarle un “accidente” o la última advertencia que él ignoró un mes antes del atentado fatídico de julio cuando un automóvil conducido por un militar del régimen le embistió logrando volcarle mientras viajaba junto a su esposa. Aquella vez tampoco hubo que lamentar un desenlace fatal aunque el agresor incluso se persono en la habitación donde estaba ingresado Oswaldo luego de incidente para intentar amedrentarle con un arma que portaba de manera visible. Oswaldo le hizo una mueca tranquilo al miserable…

Yo no recordaba en ese momento una anécdota que Efrén me trajo de vuelta. Aquella noche en que Oswaldo ya tarde iba a trasladarse en su desvencijada furgo a casa de su hermano Alejandro que vivía relativamente cerca y tenía un patio espacioso donde Oswaldo por precaución guardaba la VW todas las noches. Yo ya regresaba a mi casa y tomaría en la vía Blanca, una de las arterias principales de la ciudad el autobús que me llevaría a mi hogar como todas las noches, así que acompañaría a Oswaldo y luego nos despediríamos en la parada del autobús cercana.

Cuando salimos en la furgo nos percatamos que otra furgoneta moderna Mercedes Benz nos seguía. Así fue durante una buena parte del trayecto hasta que la perdimos de vista.

Ya subíamos por la calle Primelles y vimos a lo lejos que la Mercedes Benz esperaba con las luces apagadas justo en la esquina de la cuadra que debíamos tomar para llegar a casa de Alejandro.  Cuando Oswaldo iba a comenzar la maniobra para doblar, la furgo de los agentes de la policía política encendió las luces y se puso en marcha en dirección a nosotros con peligrosa osadía. La defensa frontal quedo a unos escasos diez centímetros de mi puerta.  Hago el cálculo porque pude ver claramente el mínimo espacio entre un vehículo y otro desde mi ventana y en la noche el rostro de los dos  miserables que intentaron amedrentarnos. Si no hubieran sido unos profesionales definitivamente nos hubieran impactado poniendo nuestras vidas en peligro. Les pude hacer con los dedos de mi mano derecha la L, señal que identifica al Movimiento Cristiano Liberación. Su respuesta fue inmediatos saludos para mi madre, algo que actualmente no pierden costumbre hacer ellos ahora por las redes sociales.

Yo no pude acompañar a Oswaldo ese día como siempre hacia en sus viajes por Cuba, como también le acompañaba Tony Díaz y luego Ernesto Martini. No podre dejar de pensar en esto el resto de mis días de exiliado, el resto de mi vida ya sea en el destierro o en la isla. Pero cuando regrese y algún día regresare a mi país de esto estoy seguro por más que un régimen despótico y criminal me niegue ese derecho como le han transmitido al Ministerio de Relaciones Exteriores español en varias oportunidades que han intercedido para concretar mi vuelta a Cuba, viajare hasta ese lugar, mis pasos andarán sobre esas huellas en el camino, sobre mis propias y ya tenues huellas en el suelo de mi patria.

Y allí, solo allí me arrodillaré sin odio pero sin miedo a los criminales, frente al espíritu libre y generoso de mi padre Oswaldo y de mi hermano Harold.  “He regresado, aquí  estoy….”, les diré

***********
Published on Aug 9, 2013
Carromero, un señor perteneciente al Partido Popular (partido de derechas de España) fue en su día en un coche con un tal Oswaldo Payá, que pertenecía a la oposición del gobierno de Cuba. En un supuesto accidente murió Oswaldo Payá y otra persona que iba con él, saliendo Carromero ileso del accidente.




******
Uploaded on Feb 21, 2012 by Tracey Eaton

Interview with Oswaldo Payá, a longtime political activist in Cuba.


*********



La última entrevista de Oswaldo Payá en Radio Martí

********
Hace cuatro años fallecieron en un controvertido accidente de tráfico Oswaldo Payá y Harold Cepero. Sus ansias de libertad y legado fueron registrados en la última entrevista concedida al programa "Cuba al Día", de Radio Martí, el 18 de junio del 2012.
********
Por Martinoticias.com
julio 22, 2016

A cuatro años del fallecimiento del líder opositor cubano Oswaldo Payá, sus anhelos por una Cuba libre y democrática siguen vigentes, en un país donde los disidentes continúan siendo acosados y la población se mantiene privada de derechos políticos y civiles básicos.

La muerte del opositor, -quien antes del accidente de tráfico que le costó la vida había advertido que su vida corría peligro debido a constantes y anónimas amenazas recibidas-, avivó un debate acerca de la verdadera causa del accidente en Bayamo el 22 de julio del 2012 en el que también murió el joven opositor Harold Cepero

La fiscalía cubana encontró culpable al español Ángel Carromero del accidente de tráfico en el que murieron ambos disidentes. Según el acta de sentencia, el automóvil en el que viajaban los opositores junto al activista sueco Aaron Modig y que conducía Carromero se salió de la carretera e impactó contra un árbol.

Pero opositores, amigos, familiares y organismos internacionales han insistido en que se investigue a fondo lo sucedido.

Uno de ellos ha sido la Fundación de Derechos Humanos (HRF, siglas en inglés), con sede en Ginebra, presentó una petición al Relator de Naciones Unidas sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, en la que incluye la del opositor cubano Oswaldo Payá sobre las inconsistencias de la investigación oficial sobre su muerte en 2012.

La organización documentó numerosas violaciones del debido proceso, incluyendo relatos de testigos, el examen de la autopsia manipulada y otras piezas clave que prueban que fueron pasadas por alto por el sistema judicial cubano.

Muchos consideran que el gobierno comunista no le perdonó a Payá su Proyecto Varela, que desde el 2002 impulsó una campaña para la recolección de firmas solicitando al Parlamento la realización de un referéndum sobre cambios en el sistema político de la isla.

La entrevista

Su visión política lo llevó a desmentir mitos como la aparente apatía de los cubanos respecto a temas políticos, que ha sido utilizado por los que asumen que el país necesita solo transformaciones económicas.

A nadie como al pueblo de Cuba se le han relativizado sus derechos (…) a los cubanos siempre le quieren hacer un cuento chino”, dijo Payá Sardiñas en una entrevista con el programa “Cuba al día”, de Radio Martí, el 18 de junio del 2012.

Para probarlo, el opositor narró cómo durante la dictadura de Fulgencio Batista, en Cuba era posible tener negocios privados y sin embargo el pueblo apoyó cambios políticos, y reclamó los derechos que no eran respetados.

(Ahora) surge esta doctrina de la sumisión que dice: ‘bueno, los cubanos lo que quizás quieren son cambios económicos’. Eso es un insulto, eso es un ultraje a nuestra a nuestra dignidad, es como decir que los cubanos no queremos los derechos civiles, políticos, no queremos la libertad”, explicó un mes antes de morir.

Incluso narró lo que le respondió a un norteamericano de izquierda, al que no identificó, quien argumentaba que los cubanos buscaban cambios económicos, no políticos.

Yo le dije: ¿usted me está hablando en un plano racista, usted está diciendo que para nosotros los cubanitos con tener la educación y la salud gratis está bueno, que los derechos políticos y civiles son para personas de otras latitudes y personas de otras razas?

Sobre la situación actual de Cuba dijo:

No hay justicia social, los pobres son más pobres, los trabajadores han quedado postergados en este país y han vivido con tanta carencia y sin perspectiva precisamente porque no hay derechos políticos, eso es engaño decir que los cambios económicos traen traen los derechos políticos es falso, es un cuento chino”.

En su última entrevista con Radio Martí, el fallecido disidente llamó a todos los cubanos a unirse y perder el miedo. “¿Cómo no vamos a estar preparados para ser libres?”, cuestionó.

Vamos a comprometernos y esto va con todos los ciudadanos, no solo la oposición, en reclamar el espacio del pueblo, reclamar esa democracia tal como lo hicimos con el proyecto Varela, pacíficamente, cívicamente, ahora hay que hacerlo y decir (…) queremos la libertad de expresión, no el derecho para hablar; queremos el derecho a fundar partidos y sindicatos, queremos elecciones libres”.

La simulación, los mecanismos de defensa nos han hecho más perder en la vida que lo que perderíamos si nos enfrentáramos a quien nos está metiendo miedo para mantenernos en el inmovilismo”, declaró.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Iván García Quintero desde Cuba: Un solo barco en el Mariel. El puerto es ¨más rollo que película¨


Un solo barco en el Mariel

***********
​​Nadie en La Boca ha visto extranjeros ni marineros bebiendo como piratas en algún bar del barrio. “La verdad es que entran muy pocos barcos, en estos momentos solo hay uno. Una muestra de que el país está en crisis. El puerto es más propaganda que otra cosa”...
***********

Por Iván García Quintero
La Habana


Para sus pobladores, el Puerto del Mariel es territorio extranjero

Una señora con gafas estrafalarias leyendo un libro en el asiento trasero y un mulato fibroso que fuma un cigarrillo tras otro, dando cháchara al conductor sobre la austeridad económica que se avecina, son dos de los seis viajeros de un viejo taxi colectivo que el chofer conduce zigzagueando por una ruinosa carretera.

Con la música salsa a todo volumen, nos dirigimos al poblado del Mariel, a unos 55 kilómetros al oeste de La Habana. Dos pasajeros se bajan en La Boca, villorrio gris y feo donde los minutos parecen horas.

Cuando el éxodo masivo de 1980, Mariel era uno de los 19 municipios de la antigua provincia Habana. Pero ahora, con alrededor de 45 mil habitantes, es uno de los 11 municipios de Artemisa, una de las dos provincias surgidas a partir del 1 de enero de 2011 (la otra es Mayabeque).

Entre otras instalaciones, en Mariel radican la antigua fábrica de cemento El Morro; una termoeléctrica con tecnología soviética inaugurada por Fidel Castro en 1978; una terminal exportadora de azúcar crudo; un astillero y la Base Naval Occidental de la Marina de Guerra de Cuba.

En las callejuelas mustias de La Boca reverbera el asfalto y los perros sin dueños se refugian del calor en una desvencijada parada de ómnibus. A lo lejos se divisan cuatro enormes grúas pintadas de verde olivo y un barco portacontenedores que está siendo descargado en el publicitado Puerto del Mariel.

La rada, obra estrella del gobierno de Raúl Castro, costó 957 millones de dólares y fue construida por la empresa Odebrecht, involucrada en varios escándalos de corrupción en Brasil que han sacudido los cimientos del Partido de los Trabajadores y de la presidenta Dilma Rousseff.

Los vecinos de La Boca ven al puerto del Mariel como a un intruso. “Pa’llá no se puede pasar. Hay garitas en la entrada y dentro de la demarcación quienes mandan son los militares. Tengo una hija que trabajó ahí. Ganaba mil pesos de salario, pero los controles y la desconfianza le hicieron pedir la baja. El puerto es una zona prohibida, para ver de lejos”, expresa Pastor, quien vende tamales a cinco pesos.

Nadie en La Boca ha visto extranjeros ni marineros bebiendo como piratas en algún bar del barrio. “La verdad es que entran muy pocos barcos, en estos momentos solo hay uno. Una muestra de que el país está en crisis. El puerto es más propaganda que otra cosa”, afirma Arsenio, trabajador de la fábrica de cemento.

A dos años y seis meses de la inauguración del Puerto del Mariel, la rada funciona a medio gas. Un operario del puerto asegura que en todo ese tiempo han atracado menos de cien barcos.

Olvídate de los buques Post Panamax (de grandes dimensiones) que se anunciaban. En la entrada de la bahía existe una enorme laja marmórea que impide el acceso de barcos de gran calado. Quisieron dinamitarla y por poco aquella mierda se viene abajo. El puerto es más rollo que película. A lo mejor resuelven el problema del dragado, pero ya terminaron la ampliación del Canal de Panamá y el Mariel se está quedando rezagado en la guerra de los puertos del Caribe y la costa norte de Estados Unidos, diseñada para atraer grandes buques”, comenta el trabajador portuario.

El periodista independiente Pablo Pascual Méndez Piña ha investigado sobre los problemas técnicos de la rada del Mariel y su abultado costo de construcción.

En el artículo Mariel a sobreprecio, Méndez Piña apunta: “La gran interrogante es por qué costó 957 millones USD un muelle que, según referencias oficiales, tiene una superficie de apenas 28 hectáreas, una línea de atraque de 700 metros, cuatro grúas STS Super Post Panamax, 12 grúas con neumáticos RTG, 22 cuñas tractoras, dos remolcadores, una dársena de maniobra de 520 metros de diámetro,con un calado en los amarraderos de apenas -9,75 metros. A lo que habría que agregar la remodelación de poco más de 30 kilómetros de carreteras, la construcción de 18 kilómetros de autopistas y 13 kilómetros de líneas férreas; además de un discreto conjunto de obras civiles y de pagar por concepto de mano de obra a los más de 6.000 trabajadores nacionales que participaron en la construcción un raquítico monto total de 20 millones USD por tres años de trabajo”.

Para Giordano, contratista que laboró en la construcción, “si lo comparamos con la ampliación de otros puertos, como los de Costa Rica, Colombia o Miami, con más objetos de obras, gastos elevados por bienes de raíces y altos salarios, el costo del Puerto del Mariel probablemente no llega a los 500 millones de dólares. El otro dinero se malversó”.

Pero los costos de la rada no le interesa a la mayoría de los habitantes de este municipio de Artemisa. A casi tres kilómetros de la barriada de La Boca se encuentra el poblado del Mariel.

Cubanos como el obrero Marcos, pensaron que al trasladarse la mayor parte de las operaciones portuarias para el Mariel, traería consigo un valor agregado importante que beneficiaría a los marieleños.

“Pero todo ha sido muela. Funcionarios del partido comunista municipal comentaban que a la vuelta de veinte años, La Habana crecería hacia acá. Y desde Baracoa hasta el Mariel se construirían torres de edificios, hoteles y nuevas ciudades. Pero no creo que con este gobierno eso ocurra”, indica Marcos.

Los taxis que llegan desde la capital terminan su viaje en un desolado parque en el corazón del Mariel, un poblado de apenas cinco cuadras de largo y termina en un pequeño malecón. Es un vecindario chato de casas bajas de mampostería y algunas de madera con techos de tejas. Cuatro o cinco bicitaxis esperan pasajeros en la calle central.

Por diez pesos, en veinte minutos se recorre el pueblo en un bicitaxi. “Brother, a Mariel no vienen turistas y yo no sé donde se meten los marineros, pues por aquí no pasan. Solo tenemos una paladar de calidad, el resto son timbiriches que venden pan con perro y refresco gaseado. Es un lugar muerto. No corre el dinero, no tiene vida”, señala Oriel, bicitaxista.

Mariel no parece que sea un sitio muerto, sin vida. Al igual que otras localidades de la Isla, y aunque es un día laborable, mucha gente camina calle arriba y calle abajo, merodeando en pequeños negocios privados o haciendo cola para comprar pollo por la libre ofertado en un mercado local.

Frente a un parque a tiro de piedra de la bahía, se encuentra una glorieta. En su sombra duerme un borracho. Cerca, varias personas toman ron peleón o cerveza. Luego de traspasar un portón de hierro, frente al mar, un angosto zócalo con una consigna del Che precede a la plazoleta, donde los fines de semana se arman fiestas con música grabada.

“Aquí hay poca diversión. Compras ron de la bodega y el sábado te sientas en el muro que bordea la bahía, a ver si ligas una jevita y las horas se matan diciéndonos mentiras. El que tiene dinero se va a vacilar a La Habana”, dice Ridel, administrador de una bodega, sin dejar de mirar a lo lejos las grandes grúas de la rada.

Para sus pobladores, el Puerto del Mariel es territorio extranjero.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Armando de Armas sobre el tema Cuba en la Convención Nacional Republicana 2016


 Published on Jul 20, 2016
El tema cubano vuelve a ser centro en estas elecciones estadounidenses. La Convención Republicana dio a conocer la plataforma del partido, que dedica un acápite a la Mayor de las Antillas.

Republicanos dedican un acápite de su plataforma al tema cubano



 ********
 Published on Jul 19, 2016
New Jersey Gov. Chris Christie spoke on Tuesday at the Republican National Convention, claiming more than a decade of friendship with Donald Trump and attacking presumptive Democratic presidential nominee Hillary Clinton on her foreign policy and the email server scanda

Watch Gov. Chris Christie's full speech at the 2016 Republican National Convention



********

Cuba en la Convención Nacional Republicana

*********
“Hillary Clinton es culpable, porque ella apoyó un acuerdo que ni siquiera requiere al régimen asesino de Cuba para que devuelva a una asesina de policías, Joanne Chesimard, refugiada allí, para que finalmente haga frente a la Justicia estadounidense”.
*********

Por Armando de Armas
martinoticias.com
julio 21, 2016

El tema de Cuba, y en particular en las relaciones de Estados Unidos con Cuba resonó la noche del miércoles en la Convención Republicana, que se celebra en Cleveland, Ohio.

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, recordó que aunque Hillary Clinton admite "inadmisibles concesiones a los hermanos Castro por parte de la administración Obama que consiguió casi nada a cambio de prácticamente desmantelar el embargo contra el régimen", la candidata demócrata "es culpable de eso, porque ella apoyó un acuerdo que ni siquiera requiere a este régimen asesino de Cuba que devuelva a una asesina de policías, refugiada allí, Joanne Chesimard, para que finalmente haga frente a la Justicia estadounidense".

"Chesimard asesinó a un policía del Estado de Nueva Jersey a sangre fría, huyó a Cuba y vive allí hasta este mismo día”, insistió Christie.


Página del FBI pidiendo información sobre Joanne Chesimard, una de los 10 terroristas más buscados.

Por su parte, el senador de Texas Ted Cruz, recordó su origen cubano y la posibilidad que representa la condición de ser libre a la hora de alcanzar un sueño.

"El amor a la libertad que ha permitido a millones de personas alcanzar sus sueños. Al igual que mi madre, la primera en su familia en ir a la universidad, y mi padre, que está aquí esta noche, que huyó de la cárcel y la tortura en Cuba. El vino desde la isla y luego se estableció en Texas con sólo $ 100 dólares cosidos en su ropa interior”, rememoró Cruz.

En el contexto de la Convención, el senador cubanoamericano Marco Rubio recordó a The Hill su postura sobre el nombramiento de un embajador de EEUU en La Habana:

"Un embajador de EE.UU no va a influir para nada en el Gobierno de Cuba, que es una dictadura y un régimen cerrado".

Rubio dijo además que los cubanos han estado viviendo en esta trampa por cerca de 60 años, y que esperan una nueva dinámica que cambie las cosas en la isla."

********
ARCHIVO:

Respuesta de Marco Rubio a Donald Trump sobre relaciones con Cuba en el debate republicano


**********
Tomado de http://www.martinoticias.com/

Ted Cruz deja claro por qué no apoyó a Trump

**********
Sobre el abucheo del que fue blanco anoche en la convención Cruz, el senador cubanoamericano exhortó a los votantes de Trump no gritar y atacar a cualquiera que se atreva a cuestionar al candidato.
**********

Por Luis Facal
VOA Noticias
21 de Julio de 2016

El senador de Texas y excandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Ted Cruz, habla durante el tercer día de la Convención Nacional Republicana.

El senador Ted Cruz no votará por Hillary Clinton, según dijo este jueves a la delegación de Texas que asiste a la Convención Nacional Republicana en Cleveland, aunque indicó que no estaba listo para respaldar a Donald Trump.

“Estoy observando, estoy escuchando y como les dije anoche el estándar que pienso aplicar es en que candidato confío para que defienda nuestra libertad y sea fiel. Les dijo que no voy a votar por Hillary.

Cruz hablando a la delegación de Texas sobre el discurso que pronunció el miércoles por la noche en la Convención Republicana, dijo que él había anunciado a la campaña de Trump que no iba a apoyar al nominado republicano, y que habían hablado hace tres días cuando el senador por Texas dejó claro que no apoyaría a Trump. Pero no descartó un apoyo en el futuro.

Cruz agregó que no piensa arrojar piedras a Donald Trump. Con respecto al abucheo del que fue blanco anoche en la convención Cruz exhortó a los votantes de Trump no gritar y atacar a cualquiera que se atreva a cuestionar al candidato.

Cruz dijo que lo que quería con su discurso de anoche en la convención republicana era presentar los principios en los que creía, y agregó que no pronunció ningún comentario negativo sobre Trump, sin embargo criticó la forma en que se han manejado los discursos en la convención.

Aparentemente, Cruz pareció descartar una tercera candidatura presidencial contra Trump y Clinton, aunque hable en tiempo presente.

Preguntado sobre la promesa de apoyar al nominado presidencial que había hecho, Cruz dijo que no estaba más en efecto, y agregó: "no tengo el hábito de apoyar a gente que ataca a mi esposa y ataca a mi padre".
******
Published on Jul 20, 2016
Sen. Ted Cruz, a former GOP presidential candidate, spoke on Wednesday at the 2016 Republican National Convention in Cleveland. Cruz did not formally endorse Republican nominee Donald Trump despite pleas and boos from the crowd.

Watch Sen. Ted Cruz's full speech at Republican National Convention




Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

jueves, julio 21, 2016

Donald J Trump, el candidato “imposible” ya que era Era “imposible” que lograra la nominación republicana


 360 LIVE on Stage With Donald J. Trump | 2016 Republican National Convention
Watch Donald J. Trump's acceptance speech as if you were on the stage with him!


 ******************
Tomado de http://www.cubaencuentro.com/

Donald J Trump, el candidato “imposible”

********
Era “imposible” que lograra la nominación republicana
********

Por Eugenio Yáñez
Miami
21/07/2016




En noviembre de 2008, cuando ganó la presidencia de Estados Unidos, escribí en Cubanálisis-El Think-Tank “Barack Hussein Obama, el presidente imposible”, destacando los despistes y absurdas predicciones de quienes consideraban ilusorio que pudiera triunfar en las elecciones presidenciales.

No defendía a Obama ni apoyaba sus posiciones, sino analizaba las insuficiencias estratégicas y analíticas de las burocracias partidistas, prensa y supuestos “expertos” que no fueron capaces de comprender el nuevo fenómeno que representaba quien llegaría a ser el primer presidente afroamericano de Estados Unidos. Las emociones y pasiones obnubilaron el entendimiento y la capacidad de analizar fríamente realidades y evidencias, y de ahí las conclusiones erróneas.

Vuelvo a lo mismo ahora que Donald Trump ha sido electo candidato presidencial del Partido Republicano en la convención de Cleveland, Ohio, y tampoco pretendo aquí defenderlo ni apoyar sus posiciones, sino revisitar las insuficiencias estratégicas y analíticas de las burocracias partidistas, prensa y supuestos “expertos” incapaces de ver el nuevo fenómeno de este outsider millonario, carismático y ajeno a las estructuras políticas tradicionales, y lo condenaron a la “imposibilidad” hace un año. De nuevo emociones y pasiones aplastaron los análisis fríos y las evidencias.

En todas partes, y destacadamente en la prensa, radio y televisión en español en Estados Unidos, Trump fue convertido en villano al que atacar por todo y por todos, y aparentemente para algunos no existían limitaciones profesionales ni morales a la hora de organizar el aquelarre para liquidar al bellaco de rubia melena que se autofinanciaba su campaña y, por lo tanto, no debía favores a casi nadie.

Los primeros enfoques fueron de burla, subestimación y desprecio, asegurándonos que el fenómeno Trump era pasajero y que en unas cuantas semanas el globo se desinflaría ante el avance y solidez de los portentos del Partido Republicano, que esperaban tranquilos, sentados sobre millones de dólares, para arrasar en las elecciones primarias.

Surgieron pintorescas teorías, como la de que Trump era un “topo” lanzado por los Clinton para debilitar al Partido Republicano. ¿Evidencias? ¿Quién se preocupa de esas nimiedades en casos como estos? Abundaron los epítetos de supuestos expertos y estrategas, calificándolo desde “payaso” hasta “adefesio” o “fascista”, así como comparaciones con Fidel Castro, Hugo Chávez, Adolf Hitler y Benito Mussolini, entre otros, y juramentos de no votar por él en ninguna circunstancia.

Posteriormente surgió el bulo de que Trump sería capaz de formar un tercer partido en caso de no alzarse con la nominación, lo que debilitaría a los republicanos y daba nueva fuerza a quienes sindicaban al magnate como peón de los Clinton.

Para presionarlo, el Partido pidió a todos los aspirantes a la candidatura que se comprometieran por escrito a apoyar a quien resultara ganador de las elecciones primarias. Trump firmó tranquilamente su compromiso, aunque los inquisidores alertaban que muy fácilmente sería capaz de no cumplirlo.

La furia anti-Trump era tanta que cuando agitadores profesionales, dícese que pagados con dineros de un prominente donante demócrata, “reventaron” un acto de campaña en Illinois, o buscapleitos en Arizona y California provocaron incendios y dañaron vehículos policiales y particulares, en vez de condenar a los vándalos mucha prensa pretendió justificarlos con el argumento de que el lenguaje incendiario del millonario provocaba comportamientos violentos. Como cuando se acusa a la mujer violada de vestir minifalda.

En el desespero anti-Trump resucitaron al candidato derrotado en las elecciones presidenciales de 2012 para desprestigiar al magnate y pedir que votaran por cualquiera menos por Trump. Ilustres pensadores calificaban de “sensatos” a quienes rechazaban al empresario neoyorquino, con lo cual, automáticamente, declaraban insensatos a los millones de personas que votaban por él. Se habló incluso de crear un tercer partido si Trump fuera nominado por los republicanos; es decir, hacer por parte de los barones lo que acusaron al magnate de que intentaría hacer si las cosas no le salían bien.

El tiempo pasó, y pasó un águila por el mar, y los demás candidatos fueron quedando en el camino mientras Trump ganaba estado tras estado, seguido muy de lejos por Ted Cruz, y en el extremo de la cola por el inefable gobernador de Ohio, que solamente ganó su estado.

Entonces —oh, burocracia— parte de los próceres republicanos propuso desconocer los resultados de las elecciones primarias y dar un golpecito de Estado en la Convención Republicana (disfrazado de reinterpretación de las reglas), desconociendo la voluntad de los votantes para imponer la de ellos. Para hacerlo, hablaban de la pureza del partido de Abraham Lincoln y Ronald Reagan, como si no fuera también el partido de George W Bush, Richard Nixon, y el Tea Party. Pero el golpismo no prosperó.

En cuanto al compromiso de apoyar a quien resultara ganador en las primarias, cayó bochornosamente en saco roto con diferentes aspirantes superados por Trump. El caso más bochornoso es el del gobernador de Ohio que, con la convención celebrándose en su propio estado, ni siquiera acudió a dar la bienvenida a los delegados de su partido. Tendrá derecho a actuar así si desea, pero no tiene derecho a que yo crea en su palabra si la incumple tan flagrantemente; y no me importan las justificaciones que ofrezcan para no cumplirla tanto él como otros que dan tan poco valor a la palabra empeñada.

En el colmo del pataleo de ahorcados, durante el primer día de la Convención hubo otro intento de forzar las reglas para arrebatar la candidatura a Trump, que tampoco prosperó. Lo que fue una discusión de procedimientos, resuelta por simple mayoría, mucha prensa lo presentó como “caos”, y un iluminado en la televisión en español de Miami dijo que demostraba “la tendencia dictatorial” de Donald Trump, aunque quienes intentaron quebrar la legalidad fueron sus adversarios, pero los iluminados no se detienen en esas boberías. Ni siquiera aplastantemente derrotados parecen capaces de recapacitar.

Desde ahora hasta las elecciones presidenciales de noviembre habrá muchos debates, ataques, errores, acusaciones, contraacusaciones, revelaciones y escándalos, en una campaña presidencial que se anticipa demasiado fuerte y nada elegante, donde prácticamente (casi) todo vale.

Corresponde a cada ciudadano con derecho al voto decidir a quién se lo entrega o quedarse en casa y desentenderse de la disyuntiva electoral. Es asunto de cada cual.

Lo que sí parece evidente, después de este año de experiencias y fracasos con el magnate neoyorquino, es que las burocracias partidistas, la prensa y los “expertos” tienen que reinventarse y dejar de guiarse por sus emociones cuando intentan analizar eventos, si pretenden ser verdaderos profesionales y no quieren continuar haciendo ridículos como los hechos hasta ahora ante el fenómeno de Donald Trump, el candidato “imposible”.

© cubaencuentro.com

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

miércoles, julio 20, 2016

NIZA, DONALD TRUMP Y HILLARY. CLINTON Alfredo M. Cepero sobre las elecciones en EE.UU. y la matanza del terrorismo islámico en la ciudad de Niza, Francia


Tomado de http://www.lanuevanacion.com

NIZA, TRUMP Y HILLARY.

*************
Niza es la gota que ha llenado la copa y dará legitimidad y urgencia al mensaje de Trump.
*************

Por Alfredo M. Cepero
Director de www.lanuevanacion.com
Sígame en: http://twitter.com/@AlfredoCepero

El 14 de julio de 1789 el pueblo de París tomó la fortaleza prisión de La Bastilla para sacudirse el yugo totalitario de Luís XVI y conquistar el bien preciado de la libertad. El 14 de julio de este 2016 un fanático del califato diabólico de ISIS se propuso dar marcha atrás al reloj de la historia con el acto salvaje de asesinar gente inocente en nombre de una ideología que se propone sustituir la libertad con el más feroz de los totalitarismos, el que tiene como base la intolerancia religiosa. En 1789, la noticia de la toma de La Bastilla demoró semanas y hasta meses en ser conocida a nivel mundial. En este 2016, gracias a la diversidad y velocidad de los medios de comunicación y de las redes sociales, el mundo se estremeció y lloró con los franceses en cuestión de minutos.

Ahora bien, quizás en ningún otro país haya repercutido esta masacre de Niza con mayor intensidad que en los Estados Unidos. Los norteamericanos tienen todavía fresca en su memoria la barbarie de las 3,000 víctimas de las Torres Gemelas del Centro Mundial de Comercio en septiembre de 2001. Es por eso que Niza añadirá leños al fuego de una ya reñida y controvertida campaña presidencial por parte de los candidatos de ambos partidos. En buena parte del 2015 y en todo este 2016, el tema de la seguridad nacional ha ocupado un lugar destacado en la propaganda de esa campaña. De hecho, el magnate inmobiliario Donald Trump ha convertido la seguridad en el punto central de su aspiración a la Casa Blanca.

(Algunos de los cuerpos de los asesinados en Niza por el ataque del terrorismo islámico)

Las ideas de Trump sobre cercas en la frontera sur, reducción del flujo de inmigrantes y hasta deportación masiva de ilegales fueron descritas con escarnio por la prensa de izquierda y recibidas con incredulidad por muchos sectores del espectro político, aun dentro de su propio Partido Republicano. Cuando Trump mencionó el cierre total de fronteras a inmigrantes de países musulmanes la histeria alcanzó niveles de paroxismo. Tanto sus partidarios como sus adversarios cavaron trincheras profundas para defender sus puntos de vista antagónicos. Pero la diversidad y la repetición de docenas de actos terroristas en los últimos doce meses en todo el mundo están poniendo a prueba la tolerancia y la pasividad de Occidente frente a la barbarie del terrorismo islámico. Niza es la gota que ha llenado la copa y dará legitimidad y urgencia al mensaje de Trump.

A mayor abundamiento, en los escasos tres meses que nos separan de las elecciones generales apuesto a que se producirán actos similares. Los vándalos saben que se les acaba al apaciguamiento de Obama y que, de salir victorioso Donald Trump, los Estados Unidos adoptaran una posición más agresiva y de mayor liderazgo en la lucha contra el terrorismo, ya sea islámico o racial, interno o externo. Y ya hemos visto que, cuando los Estados Unidos marchan delante, los demás siguen para no quedarse a atrás.

Niza podría además cambiar el orden de prioridades en los programas de los aspirantes a la presidencia. Vaticino que, de ahora en adelante, la seguridad nacional de los Estados Unidos superará a la solución de la crisis económica, a la derogación del Obamacare, a la mejora de la educación, al aumento de los niveles de empleo, a la reducción de los impuestos y hasta el nombramiento de magistrados al Tribunal Supremo como el tema más candente de estas elecciones. Y esto favorecerá a Donald Trump que, precisamente porque le importa un bledo la diplomacia, sabe que a los terroristas no se les apacigua sino se les aniquila. Que aplicará el poderío militar de los Estados Unidos para barrerlos de la faz de la Tierra. Esa es la fórmula para la victoria frente a estos salvajes que se proponen degollarnos si no acatamos su ideología barbárica.

En sentido contrario, los partidarios de Hillary argumentarán que su experiencia como Secretaria de Estado la ha preparado para conjurar el peligro del terrorismo islámico. Pero sus acciones la condenan y sus errores en el manejo de la política exterior serán destacos en la empecinada lucha electoral que se avecina en los próximos meses. Citarán su participación estelar en el derrocamiento de Gadafi sin un plan para llenar el vacío, su ridículo "reset" en la relación con el delincuente Vladimir Putin y sus mentiras en la barbarie de Benghazi. Y para que no queden dudas, la harán cómplice en la retirada apresurada de Irak, la política de apaciguamiento de Obama con respecto a ISIS y su cobardía al negarse a hacer respetar la "línea roja" que trazó al condenar las masacres de Bashar al-Assad.

Por lo tanto, la opción que confronta Hillary no es nada atractiva ni fructífera para su campaña política. Seguir unida a Obama para capitalizar algo de su popularidad entre las izquierdas, los negros y los hispanos o separarse de la deplorable política exterior de Obama para ganar apoyo entre unos electores independientes que la rechazan por mentirosa y que serán quienes decidirán estas elecciones.

Ahora bien, lo que no podrá negar ninguna cantidad de propaganda electoral es que el pueblo norteamericano está atemorizado ante la amenaza del terrorismo islámico. Y los pueblos atemorizados son como un ganado en estampida que arrasa todo lo que se interpone en su camino a la salvación. Busca un puño firme que le garantice la seguridad y le devuelva la tranquilidad. Esa mano no es la que promete continuar el apaciguamiento y la cobardía de Barack Obama.

Quizás nadie como el General Michael Flynn, ex director de la Agencia de Inteligencia del Pentágono, haya descrito mejor la amenaza que confrontan hoy los Estados Unidos y el resto del Mundo Occidental. Dijo hace unos días que el Occidente se encuentra abocado a una tercera guerra mundial. Que los enemigos actuales no están uniformados ni atacan en formaciones abiertas que puedan ser confrontadas con armas tradicionales. Una guerra asimétrica de un enemigo fantasma cuyas armas son más peligrosas y mortíferas que los fusiles. Flynn propuso que el Congreso Norteamericano haga una declaración formal de guerra contra el terrorismo islámico. No contra la religión islámica sino contra la ideología aberrante que mata cristianos, judíos y hasta musulmanes.

Pero yo no soy tan tolerante con los musulmanes que se niegan a condenar el terrorismo islámico. Creo que, si quieren ser exoneradas de la barbarie del terrorismo que ha prostituido su religión, tienen que dar un paso al frente en la lucha para derrotarlos. El papel de víctimas ya no los exime de condenar la barbarie. Si quieren los beneficios de la libertad y la prosperidad norteamericanas tienen que unirse a nosotros en la tarea de combatirlos.

Por otra parte, quien sustituya a Barack Obama tendrá ante sí una tarea de proporciones siderales. Tendrá la responsabilidad de garantizar la seguridad ciudadana y de restaurar la confianza del pueblo en la habilidad de su gobierno para protegerlo del terrorismo islámico. Confrontará la disyuntiva de establecer un equilibrio difícil entre la libertad y la seguridad. La libertad casi irrestricta a la que están acostumbrados los norteamericanos facilitaría la labor de quienes se proponen destruir esta sociedad. Es necesario, por lo tanto, hablarle claro y explicarle que el precio de la seguridad será una cierta limitación de las libertades según han sido disfrutadas hasta el momento.

Yo me sumo a Newt Gingrich y propongo que sean debidamente escrutados todos aquellos que quieran ingresar a este país, sobre todo los inmigrantes procedentes de países donde impera la atávica Ley Sharía. Para cerrar el círculo propongo que los musulmanes residentes en los Estados Unidos que no renuncien a la Ley Sharía sean deportados y que las mezquitas donde se predique el odio a la cultura y a las instituciones occidentales sean clausuradas.

Nosotros no empezamos esta guerra. Ellos nos la declararon cuando pulverizaron las Torres Gemelas del Centro Mundial de Comercio. No hay lugar, por lo tanto, para las medias tintas y los paños tibios de Barack Obama y de Hillary Clinton. La guerra es a muerte y, si queremos salvar nuestra civilización, tenemos que asegurarnos de que sean ellos quienes pongan los muertos.

7-18-2016
*************

Tomado de http://www.lanuevanacion.com
http://www.diariodecuba.com/

REPUBLICANOS CALIFICAN DE 'ACOMODO VERGONZOSO' EL ACERCAMIENTO DE OBAMA A LA HABANA

El Partido Republicano aprobó el lunes, en el arranque de su convención nacional, una plataforma ideológica que incluye la construcción de un muro en la frontera con México y califica de "acomodo vergonzoso a las exigencias de tiranos" el acercamiento del Gobierno de Barack Obama a La Habana.

La plataforma expresa disposición a recibir a Cuba en la familia hemisférica "después de que sus líderes corruptos dejen el poder por la fuerza y rindan cuentas por crímenes de lesa humanidad", reporta la AP.

Al referirse a otros países del continente, el manifiesto acusa a Obama de permitir que Venezuela se haya convertido en "un estado narcoterrorista, una estación iraní que amenaza a América Central y un refugio para los agentes de Hezbolah".

Agrega que Estados Unidos estará listo para ayudar a los venezolanos a "restaurar su país a la familia de las Américas" una vez que ellos triunfen en su lucha por "restaurar la democracia y recuperar sus derechos".

En cuanto al muro en la frontera con México, el documento dice que debe "ser suficiente para detener el tránsito vehicular y peatonal".

"Debe abarcar la frontera sur por completo", reza la plataforma, que manifiesta las líneas maestras del partido, aunque no es de cumplimiento obligatorio para quienes ocupen funciones gubernamentales.

"En una época de terrorismo, cárteles narcotraficantes, tráfico de personas y pandillas criminales, la presencia de millones de individuos no identificados en nuestro país presenta riesgos graves a la seguridad y soberanía de Estados Unidos", agrega el Partido Republicano en su programa político. "Nuestra prioridad principal, por lo tanto, debe ser asegurar nuestras fronteras y todos los puntos de entrada y aplicar las leyes migratorias".

El documento no se refiere de manera explícita a la deportación de los 11 millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos sin autorización, pero aboga por derogar inmediatamente los alivios migratorios ordenados en 2014 por el presidente Barack Obama para proteger de la deportación a cinco millones de personas.

También se pronuncia a favor del E-Verify (una base de datos operada por el Gobierno federal que permite a patronos determinar si los aspirantes a empleados pueden trabajar legalmente en el país); de castigar con cinco años de cárcel a extranjeros que reingresan ilegalmente a Estados Unidos tras ser deportados, y de negar fondos públicos a inmigrantes no autorizados y a gobiernos locales que protegen a sus residentes de las autoridades migratorias federales.

El documento no especifica si México debe pagar por la construcción del muro, algo que el aspirante republicano Donald Trump ha planteado durante su campaña.

Por otra parte, el partido señala en su plataforma que, si bien el comercio internacional es crucial para la economía estadounidense, son necesarios "acuerdos comerciales mejor negociados que privilegien los intereses estadounidenses".

"Cuando esos acuerdos no protegen adecuadamente los intereses o la soberanía estadounidense, o cuando son incumplidos impunemente, deben ser rechazados", considera.

El documento no menciona específicamente al tratado de libre comercio con México y Canadá, pese a que el mes pasado Trump dijo que de obtener la presidencia buscaría salir del acuerdo, al que responsabiliza por la desaparición de millones de empleos en Estados Unidos.

Los presidentes Barack Obama, Enrique Peña Nieto y el primer ministro canadiense Justin Trudeau ofrecieron horas después una conferencia de prensa conjunta en la que defendieron los beneficios del intercambio comercial.

México es actualmente el tercer socio comercial de Estados Unidos y el intercambio alcanzó los 531.000 millones de dólares en 2015.

Al mismo tiempo, el documento agradece a México su lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, y señala que el hecho de que millones de estadounidenses tengan ascendencia mexicana "debería promover una mayor comprensión y cooperación entre nuestros países".

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

José Hugo Fernández: ¿Te sientes bien cuando te llaman gusano?

Published on Jul 3, 2016
El presidente Evo Morales, acusó al ex periodista de CNN Ismael Cala de Conspiracionista y de Gusano. Por su parte el periodista que recientemente renunció a CNN, respondió através de una carta

Evo Llama Gusano y Conspiracionista a Ismael Cala ex CNN


 **********
Tomado de http://www.diariodecuba.com

¿Te sientes bien cuando te llaman gusano?

Por José Hugo Fernández
Miami
20 de Julio de 2016

Hace pocos días asistimos a un curioso conato de debate público entre el presidente boliviano Evo Morales e Ismael Cala, periodista cubano en el exilio. Fue otra de esas ocasiones en las que algún secuaz perruno del castrismo la emprende contra compatriotas nuestros a los que ni siquiera conocen, pero les basta con saber que se oponen al régimen de Cuba para catalogarlos como personas despreciables y para ofenderlos utilizando términos invariablemente fidelistas.

Morales calificó a Cala de "gusano". Por lo que este dejaría en claro su superioridad intelectual y moral sobre el ofensor, al responder: "Créame que no me insulta al llamarme 'cubano gusano'. La animalización de las personas, con el objetivo de descalificar sus ideas, actuaciones y opiniones, siempre termina descalificando al que la emplea. Adjetivar a un ser humano con el nombre de un animal, supuestamente asqueroso, es una vieja táctica que viene del nazismo".
La respuesta, adecuada y aun certera, vuelve a poner en perspectiva, no obstante, cierta interrogación que ha discurrido largamente entre nosotros, sin que lográsemos arribar a un dictamen uniforme, quizá porque no existe, pues lo impide el derecho que tiene cada cual a ver las cosas a su modo: ¿Debemos o no sentirnos ofendidos los cubanos cuando algún reaccionario fidelista nos llama "gusanos"?

Ofendidos tal vez no, ya que, como bien advierte el refrán, no te ofende quien quiere sino quien puede. Pero algo distinto podría ser que nos agrade el calificativo de gusano por el simple hecho de que marca nuestras diferencias con el ofensor. ¿Acaso alguien siente agrado cuando le llaman burro o cucaracha o hiena o sanguijuela o parásito o sapo o culebra o ratón? Los nombres derivan de las cosas. Así lo establece la semántica, y así es, nos guste o no.

Por lo demás, esa actitud estúpida de descalificar al otro mediante motes repulsivos no viene del nazismo, sino de más atrás. Tal vez desde los tiempos en que el ser humano aprendió a expresar con palabras sus retorcimientos mentales.

Los césares de Roma, que bien debieron conocer el principio semántico, la utilizaron para imponer su lengua (vehículo de sus ideas) en tierras de conquista. Sin embargo, es poco probable que los emperadores romanos —ni otros conquistadores de antes o después— hayan logrado su objetivo tan redondamente como Fidel Castro. En Cuba, no solo el lenguaje, sino también la voluntad y la idiosincrasia fueron compulsadas, debilitadas, modificadas por el sistema de acontecimientos que rigió cada instante de nuestras vidas, marcados todos por las palabras de quienes han provocado e impuesto estos acontecimientos.

Los nazis intentaron aprovechar esa misma circunstancia, pero no les salió bien. Por lo menos hace ya más de 60 años que nadie utiliza oficialmente en Alemania la despectiva expresión ungeziefer, que, paradójicamente, Goebbels le había robado a Franz Kafka con el propósito de que fuera empleada para estigmatizar a los judíos y a los intelectuales enemigos de Hitler.

Al totalitarismo soviético no le fue mucho mejor. Algunos denuestos barajados por Lenin para marcar a sus opositores ("parásitos de nuestro partido", "agentes degenerados a sueldo de potencias extranjeras", "víboras inmundas") viciaron la atmósfera social, a la vez que colmaban de prisioneros los campos de trabajos forzados y sembraban el dolor y la rabia en los corazones de millones de personas. Pero al final no iban a provocar estragos de consideración en el idioma ruso.

En cambio, en nuestra isla, el vituperio gusano llegó a convertirse en un término corriente. Al escucharlo, nadie se remitía a esos invertebrados de estructura blanda, untuosa, repulsiva, cuyo nombre también fue expropiado y puesto al servicio del poder político. Antes que todo lo demás, gusano es quien no actúa o piensa o se expresa de acuerdo con las pautas del régimen. A tal punto este insulto llegó a ser asimilado por el inconsciente colectivo que no resulta extraño ver que muchas de las propias víctimas a las cuales se aplica son las primeras en reconocerse como gusanos, incluso lo hacen hasta con un cierto orgullo.

Y es así como la maniobra de un tirano no solo ha conseguido asiento en el diccionario, sino que además enrareció la escala de valores de toda la sociedad.

Claro que cualquiera tiene sus razones para sentirse cómodo, o liberado incluso, cuando le llamen gusano. Pero habría que ver hasta qué punto somos justos con nosotros mismos al ignorar aquello de que los nombres derivan de las cosas.Hace pocos días asistimos a un curioso conato de debate público entre el presidente boliviano Evo Morales e Ismael Cala, periodista cubano en el exilio. Fue otra de esas ocasiones en las que algún secuaz perruno del castrismo la emprende contra compatriotas nuestros a los que ni siquiera conocen, pero les basta con saber que se oponen al régimen de Cuba para catalogarlos como personas despreciables y para ofenderlos utilizando términos invariablemente fidelistas.

Morales calificó a Cala de "gusano". Por lo que este dejaría en claro su superioridad intelectual y moral sobre el ofensor, al responder: "Créame que no me insulta al llamarme 'cubano gusano'. La animalización de las personas, con el objetivo de descalificar sus ideas, actuaciones y opiniones, siempre termina descalificando al que la emplea. Adjetivar a un ser humano con el nombre de un animal, supuestamente asqueroso, es una vieja táctica que viene del nazismo".

La respuesta, adecuada y aun certera, vuelve a poner en perspectiva, no obstante, cierta interrogación que ha discurrido largamente entre nosotros, sin que lográsemos arribar a un dictamen uniforme, quizá porque no existe, pues lo impide el derecho que tiene cada cual a ver las cosas a su modo: ¿Debemos o no sentirnos ofendidos los cubanos cuando algún reaccionario fidelista nos llama "gusanos"?

Ofendidos tal vez no, ya que, como bien advierte el refrán, no te ofende quien quiere sino quien puede. Pero algo distinto podría ser que nos agrade el calificativo de gusano por el simple hecho de que marca nuestras diferencias con el ofensor. ¿Acaso alguien siente agrado cuando le llaman burro o cucaracha o hiena o sanguijuela o parásito o sapo o culebra o ratón? Los nombres derivan de las cosas. Así lo establece la semántica, y así es, nos guste o no.

Por lo demás, esa actitud estúpida de descalificar al otro mediante motes repulsivos no viene del nazismo, sino de más atrás. Tal vez desde los tiempos en que el ser humano aprendió a expresar con palabras sus retorcimientos mentales.

Los césares de Roma, que bien debieron conocer el principio semántico, la utilizaron para imponer su lengua (vehículo de sus ideas) en tierras de conquista. Sin embargo, es poco probable que los emperadores romanos —ni otros conquistadores de antes o después— hayan logrado su objetivo tan redondamente como Fidel Castro. En Cuba, no solo el lenguaje, sino también la voluntad y la idiosincrasia fueron compulsadas, debilitadas, modificadas por el sistema de acontecimientos que rigió cada instante de nuestras vidas, marcados todos por las palabras de quienes han provocado e impuesto estos acontecimientos.

Los nazis intentaron aprovechar esa misma circunstancia, pero no les salió bien. Por lo menos hace ya más de 60 años que nadie utiliza oficialmente en Alemania la despectiva expresión ungeziefer, que, paradójicamente, Goebbels le había robado a Franz Kafka con el propósito de que fuera empleada para estigmatizar a los judíos y a los intelectuales enemigos de Hitler.

Al totalitarismo soviético no le fue mucho mejor. Algunos denuestos barajados por Lenin para marcar a sus opositores ("parásitos de nuestro partido", "agentes degenerados a sueldo de potencias extranjeras", "víboras inmundas") viciaron la atmósfera social, a la vez que colmaban de prisioneros los campos de trabajos forzados y sembraban el dolor y la rabia en los corazones de millones de personas. Pero al final no iban a provocar estragos de consideración en el idioma ruso.

En cambio, en nuestra isla, el vituperio gusano llegó a convertirse en un término corriente. Al escucharlo, nadie se remitía a esos invertebrados de estructura blanda, untuosa, repulsiva, cuyo nombre también fue expropiado y puesto al servicio del poder político. Antes que todo lo demás, gusano es quien no actúa o piensa o se expresa de acuerdo con las pautas del régimen. A tal punto este insulto llegó a ser asimilado por el inconsciente colectivo que no resulta extraño ver que muchas de las propias víctimas a las cuales se aplica son las primeras en reconocerse como gusanos, incluso lo hacen hasta con un cierto orgullo.

Y es así como la maniobra de un tirano no solo ha conseguido asiento en el diccionario, sino que además enrareció la escala de valores de toda la sociedad.

Claro que cualquiera tiene sus razones para sentirse cómodo, o liberado incluso, cuando le llamen gusano. Pero habría que ver hasta qué punto somos justos con nosotros mismos al ignorar aquello de que los nombres derivan de las cosas.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Redacción CE: A un año de la reapertura de las embajadas en EEUU y en la finca de los hermanos Castro que se llama Cuba

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Realmente esos ¨avances concretos¨  son maniobras que ha tomado el Castrismo para apuntalar  su tiranía mediante medidas  paliativas   para  la  sociedad cubana que les sirven a la tiranía para entretener a la población cubana, sembrar falsas esperanzas  así como para, de manera fundamental y esencial,     engrosar  las arcas del Estado Castrista con un mayor ingreso por el rublo de remesas del exterior,  nuevas inversiones del Exterior, aumento del turismo internacional en Cuba, etc. dada la situación  económica de Venezuela, la cual había  apuntalado a la dictadura de los Castro desde 1998 y ahora no le es posible.

La tiranía  no ha cambiado su esencia  pero dado que no puede ir en contra de la tecnología  la ha usado para extraer la mayor cantidad de dinero posible a la vez que ha ¨maquillado su cara¨ para  aparentar cambios y  así darle un punto de apoyo a aquellos inescrupulosos inversionistas norteamericanos, cubano-americanos y de otros países  para  que los gobiernos de sus países  cambien  a favor de la tiranía sus posiciones  de manera favorable para el desgobierno cubano.

Hay apologistas  que plantean que algunas de esas maniobras paliativas para la población (ejemplo: los teléfonos celulares)  han sido gracias a las nuevas relaciones entre el ejecutivo de Obama y la tiranía Castrista, cual realmente esas medidas comenzaron aún antes de Obama alcanzar la Presidencia y su incremento ha ido en  aumento según ha avanzado la tecnología en el mundo.


 ************************

A un año de la reapertura de las embajadas

**********
Los avances concretos son escasos luego de más de un centenar de reuniones entre Washington y La Habana
**********

Redacción CE
Madrid
20/07/2016

Después de sorprender al mundo con su acercamiento a finales de 2014, Cuba y Estados Unidos restablecieron sus vínculos diplomáticos el 20 de julio de 2015, iniciando un complejo camino de normalización.

El 29 de mayo de 2015, Estados Unidos retiró a Cuba de su lista negra de “Países que patrocinan el terrorismo”, lo que propició la reconciliación diplomática.

Al cabo de múltiples reuniones y visitas oficiales, los viejos enemigos de la Guerra Fría han logrado algunos avances, pero todavía siguen pendientes por resolver varias controversias, según la Agence France Presse.

Avances limitados

Ambos países negocian en varios frentes: derechos humanos, telecomunicaciones, combate al narcotráfico, protección del medio ambiente y gestión del espacio marítimo común.

Sin embargo, los avances concretos son escasos tras más de un centenar de reuniones. Entre los progresos más significativos están el restablecimiento del correo postal directo, el retorno de los cruceros estadounidenses a la Isla y un acuerdo para reanudar los vuelos regulares entre los dos países, que debe entrar en vigor en septiembre.

Tras el deshielo, diplomáticos, responsables e inversionistas estadounidenses desfilaron por Cuba, ávidos de no perder la oportunidad de conquistar un mercado que estuvo vedado durante largos años.

Pero el comercio bilateral es limitado y el embargo estadounidense, vigente desde 1962, aún representa un obstáculo para la inversión extranjera y los intercambios, indispensables en la muy limitada apertura económica emprendida por Raúl Castro en la última década.

Algunas restricciones en telecomunicaciones, envíos de remesas y agricultura fueron levantadas por iniciativa de la Casa Blanca, pero la eliminación del embargo es facultad del Congreso, cuya mayoría republicana es hostil al acercamiento con La Habana.

Empresas como Netflix y Airbnb lograron expandir sus operaciones a la Isla, aunque el pago de sus servicios solo puede realizarse con tarjetas de créditos emitidas por bancos extranjeros.

La cadena hotelera Starwood inauguró a finales de julio un hotel en La Habana, marcando el regreso de una multinacional estadounidense a Cuba. Ese grupo abrirá próximamente un segundo hotel en la capital.

Por su parte, la empresa de logística FedEx iniciará un servicio de carga con la Isla a partir del 15 de enero de 2017, con la autorización del Departamento de Transporte (DOT).

El DOT concedió a FedEx una licencia para operar vuelos de carga regulares entre Estados Unidos y Cuba, hasta al 15 de julio 2018, según un anuncio de la empresa recogido el martes por los medios locales.

La autorización del DOT permite a la multinacional estadounidense a realizar hasta cinco vuelos semanales en días entre semana desde el Aeropuerto Internacional de Miami al de Varadero (Matanzas).

En la operación se utilizarían avionetas Cessna 208, mucho más pequeñas que el Boeing 757 que se propuso inicialmente la empresa para realizar la ruta Miami-La Habana.

A pesar de que FedEx está autorizada a comenzar sus operaciones de forma inmediata, la compañía informó que esperará hasta enero del próximo año.

El principal competidor de FedEx en el transporte rápido de cargas, United Parcel Service (UPS) aún no ha presentado una solicitud para iniciar operaciones en Cuba.

La apertura de rutas aéreas, telecomunicaciones, algunas importaciones y el correo postal son las áreas en las que más han avanzado las relaciones entre Cuba y EEUU desde el restablecimiento de relaciones entre ambos países, hace casi un año.

Apenas hace unas semanas, el Departamento de Transporte anunció que a partir de otoño los vuelos directos de EEUU a La Habana podrán comenzar a operar desde 10 ciudades del país.

Las restricciones para viajar a Cuba siguen en pie pero la flexibilización de los viajes de negocios en Cuba, y para el envío de remesas han facilitado acuerdos como el de FedEx, informa la agencia Efe.

Sin embargo, queda mucho aún pendiente en el proceso de normalización. Además del fin del embargo, Cuba exige la devolución del territorio que ocupa la base naval estadounidense de Guantánamo desde 1903, y la derogación de los beneficios migratorios que alientan la migración ilegal de los cubanos.

Al mismo tiempo, Estados Unidos exige unos $10.000 millones en indemnizaciones por las empresas nacionalizadas en Cuba y la Isla $300.000 millones por los impactos del embargo y acciones armadas.

Visitantes de EEUU

Aunque los estadounidenses todavía no pueden hacer turismo en Cuba, el presidente Barack Obama suavizó las restricciones de viajes con fines educativos, culturales, deportivos y religiosos. Unos 100.000 americanos visitaron Cuba durante los primeros cuatro meses de 2016, duplicando la cifra de los que lo hicieron en el mismo periodo de 2015.

Ese aumento ha ubicado a los estadounidenses en el cuarto lugar entre los visitantes a la Isla.

En enero de 2015 el gobierno de Obama simplificó los hasta entonces engorrosos procedimientos para los viajeros.

Antes, los estadounidenses debían justificar su viaje y la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) ejercía una fuerte presión sobre las compañías chárter, que enfrentaban severas multas en caso de incumplimiento.

Pero ahora es suficiente con acogerse bajo palabra a una de las 12 categorías habilitadas para viajar a uno de los últimos bastiones del comunismo.

En el papel, los visitantes “deben seguir un programa específico” y “no pueden andar como simples turistas”, recuerda Frank González, quien dirige Mambi Tour, una agencia especializada en este tipo de viajes con sede en Miami.

“Nuestros viajeros andan siempre con un chofer-guía, pero otros caminan por su propia cuenta. Está prohibido, pero nadie lo va a comprobar”, matiza.

“Casi el 90 % de los visitantes elige los viajes educativos, incluyendo los encuentros ‘persona a persona’, que es la categoría más fácil de justificar porque, por ejemplo, solo exige reunirse con médicos, profesores o artistas locales”, explica el empresario turístico.

Al final es una “especie de simulación”, dice Susan, una estadounidense cincuentona mientras pasea por La Habana Vieja. Un juego de apariencias que, además de relajarse e ir a la playa, le permitió “conocer la cultura y la gente”.

Emigrantes cubanos

La cifra de cubanos que emigran a Estados Unidos ha crecido igualmente. Si los visitantes de EEUU se han duplicado desde 2015, los cubanos que se establecen en suelo norteamericano se han quintuplicado a partir de 2011.

La llegada de cubanos a suelo norteamericano se ha disparado desde que en 2014 los gobiernos de ambos países anunciaron el restablecimiento de sus relaciones diplomáticas.

De menos de 8.000 de estos inmigrantes durante el año fiscal 2011 se pasó a más de 44.000 en el actual ciclo, pese a que aún faltan más de dos meses para completarlo, informó el martes la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), de acuerdo a la agencia Efe.

Solo entre el pasado domingo y este lunes alcanzaron los cayos de Florida, en el extremo sur del país, unos 60 inmigrantes cubanos, que, como todos, llegaron en rudimentarias embarcaciones y buscan acogerse a la Ley de Ajuste Cubano de 1966.

La CBP, que reporta el grueso de estos inmigrantes, informó a Efe que de 7.787 cubanos que llegaron durante el año fiscal 2011, se pasó a 12.192 en 2012, 17.659 en 2013 y 23.752 en 2014.

De allí dio un gran salto a 40.115 en el año fiscal 2015, que comenzó pocas semanas antes de que el presidente Obama y el gobernante Raúl Castro anunciaran en diciembre de 2014 el inicio de la reconciliación diplomática entre ambas naciones.

Desde esos acercamientos, la CBP y otras autoridades migratorias federales han insistido que el Gobierno “no tiene planes de cambiar su actual política de inmigración hacia Cuba o buscar cambios legislativos en relación con la Ley de Ajuste Cubano”.

La CBP precisó que entre el 1 de octubre de 2015, cuando comenzó el presente año fiscal, hasta el pasado 11 de julio, 44.353 cubanos llegaron a EEUU, principalmente a través de los cruces fronterizos con México.

Además de la frontera, CBP detalló que estos inmigrantes llegan a través de otros puertos y aeropuertos en Miami y Tampa (Florida), Búfalo (Nueva York) y Seattle (Washington).

A este flujo se suma el reportado por otras agencias federales, entre ellas la Guardia Costera, que ha interceptado el presente año fiscal a más de 5.000 balseros en el Estrecho de la Florida.

Nueva crisis económica

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos cumple hoy su primer aniversario con un diálogo bilateral fluido, aunque en medio de una delicada coyuntura económica en la Isla, cuyos ciudadanos siguen esperando tras el deshielo mejoras tangibles en su complicado día a día.

A pesar de las expectativas que generó la reconciliación con Estados Unidos, Cuba llega al primer aniversario de la reapertura de embajadas en medio de una situación económica adversa provocada, entre otros factores, por la crisis en Venezuela, su principal aliado, que ha disminuido el suministro de petróleo a la Isla.

Con un modesto crecimiento del 1 % en los primeros seis meses del año —la mitad de lo previsto—, Castro ha anunciado medidas de ajuste que pasan por el ahorro, la reducción del gasto y restricciones energéticas, con la promesa de que no afectarán a la población.

En la calle la mayoría de los cubanos de a pie coinciden en que el restablecimiento de relaciones ha sido “un acontecimiento trascendental”, aunque también advierten de que aún no perciben cambios en la vida diaria del país.

“Lo que he visto es un cambio en la actitud de las personas”, admite David, un tatuador de 41 años, quien añade que los “cambios verdaderamente sustanciales están por ver”.

Más tajante, Marta, una habanera de 59 años que custodia un museo de La Habana Vieja, dice que “no se ha visto ningún cambio”, mientras que Yosmer, un jefe de obra de 28 años, tiene la esperanza de que la nueva etapa flexibilice los trámites para viajar a Estados Unidos, algo “que desea todo cubano”.

© cubaencuentro.com
************

Tomado de http://www.lanuevanacion.com

DENUNCIA BISCET EN WASGHINTON LOS HORRORES DE LA TIRANÍA COMUNISTA CUBANA

El pasado 13 de julio, el Dr. Oscar Elías Biscet denunció los horrores de la tiranía comunista cubana ante el Subcomité de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos que tiene a su cargo la situación de la salud y los derechos humanos en el mundo. El Presidente de dicho Subcomité y gran amigo de nuestra libertad, Christopher Smith, abrió la sesión diciendo: "Estamos celebrando esta audiencia un 13 de julio porque hoy se conmemora otro aniversario de la masacre del Remolcador '13 de marzo', el 13 de julio 1994, en que 37 víctimas, incluyendo 11 niños, fueron asesinadas por la tiranía castrista. El Presidente Obama no puede permitir que la preocupación por su 'legado' apague las voces de estas víctimas y debe insistir en que sean respetados los derechos humanos del pueblo cubano" .

Acto seguido tomó la palabra un emocionado Dr. Biscet para denunciar las atrocidades del régimen con estas palabras: "En mi país, un pequeño grupo de criminales se han hecho con el poder y, utilizando el terror, han secuestrado la soberanía y la libertad de los ciudadanos para establecer una sociedad paralizada por el miedo. Durante más de 57 años, derechos humanos básicos como la libertad de expresión, la libertad de prensa, la libertad de asociación, la libertad de reunión y la libertad religiosa han sido suprimidos y con ellos la dignidad del pueblo cubano."

En cuanto al aspecto jurídico, el Dr. Biscet apuntó: "El gobierno socialista que gobierna mi país, manejado primero por Fidel Castro y después por su hermano Raúl, fue impuesto por la fuerza de las armas y derogó la legítima constitución de 1940. Dicha constitución fue suspendida 'de facto', por lo que en teoría todavía continua en vigor, es una prueba de que el régimen comunista de los Castro es totalmente ilegítimo e ilegal"

A mayor abundamiento agregó: "La Constitución de 1940 garantiza la libertad y los derechos humanos del pueblo cubano a través de su Carta de Derechos, contenida en su Capítulo IV. Esta carta estuvo inspirada en la Carta de Derechos de la Constitución Americana de 1788. Este documento, junto con la Declaración de Independencia de 1776, son los pilares de la democracia en el mundo"

Se refirió entonces a la política de Barack Obama diciendo:"El gobierno de Obama ha establecido relaciones diplomáticas con la tiranía comunista de Cuba en violación flagrante de la Ley Helms-Burton sobre Solidaridad con la Libertad y la Democracia en Cuba. Pero lo peor ha sido la forma en que ha minado los valores americanos que forman parte de la constitución de este país. Estoy hoy aquí para destacar la honorable lección de George Mason y Patrick Henry cuando en el Congreso del Estado de Virginia se opusieron a la ratificación de la constitución mientras no estuviera incluida en la misma la Carta de Derechos Humanos. Honorables congresistas no permitan que el credo de los Estados Unidos y su Carta de Derechos Humanos sigan siendo violados. No permitan que el pueblo americano y el pueblo cubano sigan siendo dos naciones separadas, la de ustedes libre y la mía esclava"

Y concluyó: "Con su solidaridad no sólo elevarán la dignidad de la vida humana , sino acelerarán el proceso por el cual la democracia y la libertad reinarán de nuevo en Cuba. Muchas gracias y que Dios bendiga a Cuba y a los Estados Unidos de América". 


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...