jueves, septiembre 03, 2015

LA PELEA DEL CHIHUAHUA Y EL PIT BULL. Alfredo M. Cepero sobre la confrontación entre Donald Trump y Jorge Ramos y las campañas electorales en EE.UU. para las elecciones del 2016






Tomado de http://www.lanuevanacion.com

LA PELEA DEL CHIHUAHUA Y EL PIT BULL

Por Alfredo M. Cepero

Director de www.lanuevanacion.com
Sígame en: http://twitter.com/@AlfredoCepero

Comienzo confesando mis prejuicios personales. No comparto las ideas extremas de Donald Trump, rechazo su retórica insultante contra todo el que se le enfrente, no creo en su reciente epifanía de declararse conservador y ni siquiera simpatizo con el sujeto. Es más, lo considero antipático e insoportable. Dicho esto, paso a dar mi opinión sobre la reciente confrontación entre Donald Trump y Jorge Ramos, conductor de uno de los programas más vistos de la televisión de habla hispana en los Estados Unidos.

Recurro a una metáfora para describirla como una dispareja pelea de perros donde el chihuahua salió con la cola entre las patas y el pit bull dio pruebas una vez más de que no se deja amedrentar por ningún otro canino, mucho menos por los ladridos odiosos de perros pequeños con una agenda predeterminada de descarrilarle su tren de campaña. En esta oportunidad Jorge Ramos le ladró al perro equivocado. El intimidador salió esta vez intimidado. Ese es un estilo de entrevista que le ha dado resultado con políticos como Marco Rubio que respetan las reglas del juego. Pero Donald Trump no es político ni respeta otras reglas que las que considera beneficiosas a sus intereses.

Basta ver los videos de la confrontación para darnos cuenta de que Jorge Ramos no fue a Iowa a participar en una conferencia de prensa respetando las reglas de esperar su turno y la ética periodística de formular preguntas pertinentes a los temas promovidos por el candidato. Fue a oponer su agenda de inmigración ilegal desenfrenada a la agenda de control de fronteras de Donald Trump. Fue a decirle a Donald Trump que no podría construir una cerca en la frontera y que le sería imposible deportar a 12 millones de ilegales. Según reza el dicho popular "fue a bailar a casa del trompo".

(Donald Trump)

Mientras defendía los supuestos derechos de inmigrantes ilegales llegó a decirle a Trump que los Estados Unidos no eran su país. Es cierto que los Estados Unidos no son el país privado de Donald Trump como tampoco lo son de Jorge Ramos. Mucho menos el país privado ni colectivo de los millones de inmigrantes que han entrado en forma ilegal sin que nadie los invitara y violando las leyes norteamericanas de inmigración.

Son el país colectivo de Donald Trump, de Jorge Ramos y de todos los ciudadanos, nativos y nacionalizados, que han pedido permiso para entrar, respetan las leyes y pagan impuestos. Y, para hacer aún más el ridículo, Jorge actuó como el perrito faldero de una Univisión preocupada por la demanda de 500 millones que le ha presentado el magnate de bienes raíces por violación de contrato en la transmisión del concurso de Miss Universo. Jorge Ramos no formuló preguntas sino expresó opiniones hasta cierto punto insultantes.

Con su conducta demostró que había ido a provocar a Donald Trump y a robarse el show. Lo primero fue fácil porque Donald es un bocón que no se le calla a nadie. Lo segundo una misión imposible porque, independientemente de la opinión que tengamos sobre él, el millonario es un maestro a la hora de moverse en un escenario y de alimentar las pasiones del público que lo escucha. Tiene la habilidad de parecer específico y de tener sentido cuando en realidad habla en generalidades y no dice nada.

Por otra parte, Jorge Ramos tiene todo el derecho a expresar sus opiniones en estos Estados Unidos como no podría hacerlo en su México "corrupto" y querido. Pero, para ejercer ese derecho, tiene el deber de presentar sus opiniones y defender sus puntos de vista como comentarista en un programa de opinión. Entonces todos estaríamos al tanto de la parcialidad de sus opiniones.

Lo que no puede hacer es esconder esas opiniones bajo el manto de un periodista imparcial que participa en una conferencia de prensa. Jorge tiene que decidir cuándo se pone el traje de activista parcializado y cuando el de periodista imparcial. No puede ser las dos cosas al mismo tiempo. Si trata de serlo, perderá la poca o mucha credibilidad que pueda tener como profesional del periodismo para ser escuchado y respetado por sus televidentes.

Y hablando de los televidentes que sintonizan su programa, nadie se cree la falacia divulgada por Jorge y sus apologistas en la prensa de izquierda de que él representa el sentimiento de la mayoría de la población hispana de los Estados Unidos. Jorge Ramos no habla por la generalidad de los hispanos. Si habla por los izquierdistas, los ilegales y los holgazanes que vienen a los Estados Unidos a recibir beneficios sufragados con los impuestos que pagamos quienes nos ganamos la vida con el producto de nuestro trabajo. Pero definitivamente no habla por el 30 por ciento de los hispanos que han votado por el candidato republicano en las últimas cuatro elecciones presidenciales.

(Jorge Ramos cuando fue sacado de la conferencia de prensa de Donald Trump. Fotos y comentarios  agregados por el bloguista de BC)

En este punto es importante señalar que los hispanos no responden al llamado de las urnas en la proporción de otros segmentos de la población como los cristianos evangélicos y los ciudadanos de la tercera edad. Un estudio realizado por el Centro para el Estudio de la Inmigración en 2012 arrojó como resultado que los hispanos representan el 17.2 por ciento de la población de los Estados Unidos. Sin embargo, menos del 9 por ciento participa en los procesos electorales.

Esto es algo que deben de tener en cuenta los candidatos del Partido Republicano que, con excepción de George W. Bush, nunca han logrado más de un 30 por ciento (la tercera parte) de ese 9 por ciento total que acude a las urnas en las elecciones nacionales. Quienes se inclinen a la izquierda para cortejar el voto de los electores hispanos corren el riesgo de perder el apoyo de los conservadores del partido. La misma gente que le da ahora un 25 por ciento de apoyo a Donald Trump. La misma gente que se quedó en casa y no fue a votar en 2008 y 2012 por John McCain y Mitt Romney y le entregó la llave de la Casa Blanca a Barack Obama.

Sobre el tema de las elecciones, me encuentro entre los que vaticinan que la burbuja de Donald Trump hará explosión en un futuro no lejano. Su lengua y su arrogancia lo llevarán en cualquier momento a cometer suicidio político. Pero nadie puede restarle el mérito de haber llevado a primer plano el contencioso y candente tema de la inmigración ilegal.

Con su retórica ha puesto un marcador dentro del Partido Republicano que los demás candidatos no pueden darse el lujo de ignorar. El candidato que no tenga como tema central la seguridad en las fronteras no cuenta con la más mínima probabilidad de ser postulado. Ha despertado el monstruo y la mayoría, hasta ahora silente, se ha vuelto vociferante. Los Jorge Ramos y compañía están ahora a la defensiva. De ahí las tácticas desesperadas como la confrontación en Iowa.

Como los pronósticos sobre el estado del tiempo, los vaticinios sobre procesos electorales son ciencias inexactas sujetas a cambios drásticos y frecuentes. Pero, a la luz de las actuales encuestas, los demócratas tienen una reina con una corona en peligro de perderla y carecen de un sucesor dinástico. Los republicanos, por otra parte, cuentan con una numerosa y calificada bancada de candidatos presidenciales.

Estos constituyen indicios sólidos de que las generales de 2016 podrían poner a los republicanos en control del Capitolio y de la Casa Blanca. Algo así como un tsunami político para los promotores de la inmigración ilegal que los forzaría a aceptar como precondición a cualquier reforma migratoria la seguridad en las fronteras. Entonces podría forjarse una solución satisfactoria para las partes actualmente en conflicto. Donde la compasión por los seres humanos no viole las leyes ni esté en conflicto con la soberanía nacional. Jorge, una sugerencia que me temo no vas a aceptar: "No le declares guerra a muerte a los republicanos. Ellos podrían ser un día tus mejores aliados".

8-31-2015

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

José Hugo Fernández desde Cuba: ¿Nos asusta EEUU como socio tanto como nos gustaba como 'el enemigo'?

Tomado de http://www.diariodecuba.com/

¿Nos asusta EEUU como socio tanto como nos gustaba como 'el enemigo'?

Por José Hugo Fernández
La Habana
2 Sep 2015

Antes de que el régimen cubano restableciera relaciones con EEUU, una buena parte de la gente en la Isla se mostraba magnetizada, si bien no siempre por los gobiernos, al menos por el sistema económico y por el modo de vida estadounidense. Sin embargo, nuestro comportamiento de las últimas semanas recuerda con frecuencia aquello de que una cosa es convocar al diablo y otra bien distinta es verlo venir. De repente, cada vez parecen ser más los que dudan o desconfían de los beneficios de este nuevo acercamiento diplomático, sin que resulte fácil determinar a qué obedece la reculada.

Más de 50 años de implacable y mañoso lavado de cerebro no lograron que reconociéramos en los yanquis al enemigo tan socorrido. Pero ocurre que al mutar de enemigo a socio, es cuando comienza a asustarnos, casi tanto como siempre nos atrajo. Desde luego que el susto parece provocarlo solo la perspectiva de que ellos se adentren en nuestro patio, y no la de que nosotros nos adentremos en el suyo, algo que seguimos haciendo cada día con mayor entusiasmo y más unánimemente.

¿Acaso este recelo ante la proximidad de los estadounidenses a Cuba sea fruto de una nueva ofensiva de los medios oficiales, a los que, obviamente, se les ha ordenado reactivar sus tabarras anticapitalistas, aunque poniendo por delante la desvergonzada salvedad de que este reinicio de relaciones constituye otra victoria de la revolución y que como tal debe ser asumido? Es difícil creerlo, pues no tiene sentido que puedan convencer en unos días a quienes no convencieron en medio siglo. Además, nada le vendría tan bien al régimen (económicamente al menos) como que la gente cifre esperanzas, fundadas o no, en la avalancha turística que supuestamente nos llegará muy pronto desde el norte.

¿Se debe entonces este resquemor a la influencia de los políticos que desde ambas orillas del Estrecho de Florida han estado librando la perreta por la permanencia del embargo y porque perduren la hostilidad y el desentendimiento entre los dos gobiernos? Tampoco lo creo, ya que tales políticos no cuentan con poder de convocatoria en la Isla, tal vez precisamente por darnos a entender con demasiada insistencia que es a las autoridades estadounidenses y no al pueblo cubano a quien corresponde plantar cara a una dictadura que únicamente nosotros sufrimos y de cuya perduración somos los únicos culpables. Así, pues, el motivo habría que buscarlo por otro rumbo.

A no ser que no exista un motivo concreto y que todo responda, como tantas otras veces, a que la emoción ha tomado el mando entre nosotros. Y ya se sabe que cuando estamos bajo el ascendiente emoción, no hacen falta motivos para que nos lancemos por la ruta menos esperada, y a veces hasta por la menos aconsejable. El organismo de los cubanos parece constar de tres partes: tronco, extremidades y emoción. Y es esta última parte la que nos unifica y nos permite definirnos en tanto astillas del mismo palo. Es como un lunar por el que resulta fácil emparentarnos a simple vista. El resto de los mortales sufre emociones pasajeras. Solo en nosotros la emoción se instala definitivamente como un padecimiento crónico.

Entonces no sería raro que cierto estado emotivo, propiciado por vaya usted a saber qué tipo de interpretación errónea o superficial de los acontecimientos, nos esté empujando con efecto dominó hacia el temor de que los americanos regresen a la Isla, o a que regresen antes de tiempo, lo que es decir antes de que el reinado fidelista haya concluido su obra devastadora.

Lo de menos es que esta sea o no una percepción absurda, algo que ahora mismo no podríamos determinar. Lo absurdo, en todo caso, será que perdamos la brújula abrigando emociones que no dejan espacio para el razonamiento. En tanto, el régimen se dedica a hacer lo mejor que siempre hizo para darnos la mala: ganar tiempo, reorganizar sus planes, actuar con la cabeza fría.

Quizá termine siendo simple la sospecha de que a través de las nuevas relaciones de negocio con los estadounidenses, nuestros caciques persiguen únicamente engrosar sus ya considerables riquezas y las de sus parientes. Desde luego que esto debe constituir una prioridad para ellos, pero no hay razón para creer que sea la única. Más allá o más acá de su codicia personal, en ellos perviven las viejas aberraciones ideológicas y aun las ambiciones geopolíticas del estalinismo. No habría que esperar entonces que se comporten como cualesquiera otros sátrapas tercermundistas, que generalmente se limitan a enriquecerse mientras mantienen el poder, sin procurar el traspaso a perpetuidad de sus ideas o dogmas o supersticiones político-económicas.

Que los compre el que no los conozca al oírlos hablar por estos días de una nueva Ley Electoral y de una nueva Constitución de la República. Solo Dios sabe qué engendros cocinan. Mientras, nosotros, disgregados, dejándonos llevar por la emoción, como tablas sobre la marejada.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Pedro Corzo: La subestimación del populismo


Tomado de http://www.martinoticias.com

La subestimación del populismo

******
Los regímenes populistas podrán estar divididos hacia el interior, pero el frente que presentan a sus enemigos es monolítico.
******

Por Pedro Corzo
septiembre 02, 2015

Hugo Chávez junto a sus homólogos de Bolivia, Evo Morales, de Brasil, Luis Inácio Lula daSilva, y de Ecuador Rafel Correa durante un encuentro en Brasil.


Las fuerzas políticas que pugnan con los movimientos populistas identificados con el extremismo, tienden a subestimar a sus rivales, porque salvo excepciones, consideran que si aspiran al poder nunca serán capaces de alcanzarlo y si lo conquistan, no importa el método que usen, serán incapaces de conservarlo.

Las experiencias sobran. Un profesor y político cubano le expresó en 1959 a uno de sus discípulos más destacados, José Ignacio Rasco, “Pepe, no te preocupes a Fidel lo manejamos con un dedo”, una creencia tomada como certeza,que compartió un amplio sector de la oposición al castrismo por varios años.

Las palabras de Chávez en la Universidad de La Habana en su primera visita a la isla, " algún día esperamos venir a Cuba en condiciones de extender los brazos y en condiciones de mutuamente alimentarnos en un proyecto revolucionario latinoamericano" no fueron suficientes para que la mayoría del pueblo, la clase dirigente y los políticos rechazaran al militar golpista.

El totalitarismo cubano fue una inspiración para Hugo Chávez, aunque hay que reconocer que ajustó las prácticas castristas a las condiciones de su país.

Las experiencias de Cuba y Venezuela no fueron suficientes para que los ecuatorianos impidieran a Rafael Correa llegar al poder, tampoco a los bolivianos para rechazar al cocalero Evo Morales.

Nicaragua es otro ejemplo. La reinvención política de Daniel Ortega demuestra la capacidad de sobrevivencia de los caudillos populistas.

Los regímenes populistas podrán estar divididos hacia el interior, pero el frente que presentan a sus enemigos es monolítico. Sus dirigentes están conscientes que el discurso paternalista, protector, clasista, cargado de resentimientos, siempre conquistará adeptos.

Cierto que el populismo produce una impresión de caos, desorden y falta de autoridad, pero la realidad es que tras esa apariencia amparada en un discurso justiciero que se revierte en enriquecimiento de la clase dirigente y el envilecimiento de la ciudadanía, hay un núcleo duro organizado e identificado con un proyecto que tiene como fin conquistar y conservar el poder por tiempo indefinido.

Todos los movimientos extremistas con base popular son peligrosos, pero esa condición se acentúa cuando los conducen individuos capaces de seducir y victimizar a las masas hasta su total manipulación, como fueron, entre otros,dirigentes como Benito Mussolini, Adolfo Hitler y Fidel Castro.

Los iluminados por el extremismo no se detienen a pensar en el derecho de quienes se les oponen. Padecen del absolutismo de los fanáticos y como tales actúan.

Para retar con ciertas posibilidades de éxito a un movimiento populista se precisa un discurso claro y coherente, llegar a las bases del oficialismo sin concesiones de ningún tipo, demostrar a los partidarios del régimen que son instrumento de un gobierno que les empobrece en todos los aspectos.

Constituir sombrillas de organizaciones que copien el principio de unidad en la diversidad de la Mesa de la Unidad Democrática venezolana es una sabia decisión, si se toman en cuenta las condiciones de cada país. Es una estrategia que puede servir de modelo a los sectores que en otros países elaboran fórmulas para enfrentar el despotismo electoral.

Cierto que en esas sombrillas de la oposición no estarán representados todos los que rechazan el oficialismo porque habrá un sector convencido que el gobierno nunca respetará la voluntad popular y que participar en elecciones cuando el ejecutivo tiene un control total de las instituciones, es legitimar el régimen.

El esfuerzo para encontrar un camino común, por encima de las diferencias genuinas que se generan en todo organismo pluralista, junto a los siempre presentes egos y ambiciones, demanda de parte de los directores de estas sombrillas estratégicas un talento y una habilidad extrema para poder concertar las diferencias en pro de la meta que les une.

El proyecto opositor tiene que estar vinculado estrechamente a las necesidades populares, a la vez de que debe tener conciencia que nunca seducirá al núcleo central que respalda al gobierno.

Si una entidad unificadora logra seleccionaral candidato que cuenta con mayor respaldo popular, está enviando un fuerte mensaje a los sectores de la oposición, pero tambiéna los indecisos, incluidos aquellos que aunque simpatizan con el gobierno, son capaces de reconocer que el país está enfrentando una seria crisis estructural en el aspecto económico y ético.

Un reto importante es hacer que los escépticos ejerzan su derecho al voto. Convencer a las personas que no confían en la vía electoral y favorecen la abstención es muy difícil, pero más complicado aún es sacar de la frustración y el desencanto al sector de la población que desprecia la política y los políticos.

La no participación ciudadana en las elecciones es una amenaza a la democracia más letal, que el más sanguinario de los dictadores.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Cuba. Expulsa la policía castrista a activistas que ocuparon la CATEDRAL de Pinar del Río

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

El templo que se ¨ocupó¨ es la Catedral de la Diócesis de Pinar del Río que está ubicada en la calle Maceo entre Vélez Caviedes y la calle Colón  y cuyo fondo queda limitado por la calle Virtudes, según los nombre prerevolucionarios de las calles de Pinar del Río.

El Obispo Jorge Enrique Serpa, un obispo de la línea del Cardenal Jaime Ortega,  que fue ubicado en la Diócesis de Pinar del Río  para neutralizar  la labor social  de los laicos católicos en la Diócesis de Pinar del Río durante la labor pastoral del Obispo José Siro González Bacallao; para lograr el nombramiento de Jorge Serpa (su apellido es con S y no con  la letra C)  promovieron  como Obispo de la Diócesis de Matanzas al padre Manuel Hilario de Cépedes y García-Menocal ¨el padre Manolo¨, quien era el asesor para el Centro Católico de Formación Cívica y Religiosa de  la Diócesis de Pinar del Río  y de su revista Vitral y cuyo director era el  laico Dagoberto Valdés Hernández.
 ********************
 Reporta Cuba De izq a der Leodan Suárez, Irina León y Michel Valladares

Expulsa la PNR a activistas que ocuparon iglesia en Pinar del Río

*********
Cinco opositores buscaban llamar la atención del Papa durante su visita a la isla.
*********

Martinoticias.com
septiembre 02, 2015

Cinco integrantes de las organizaciones opositoras Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR) y del Partido Republicano de Cuba (PRC) se presentaron el martes en la Catedral San Rosendo en Pinar del Río con el objetivo de permanecer en el templo hasta el 19 de septiembre fecha en que está prevista la llegada a Cuba del Papa Francisco.

El grupo compuesto por Irina Caridad León Valladares, Leodan Suárez Quiñones, Michael Valladares Cala, Carlos Alberto Rodríguez Seruto y Daudi Ermelo Lago fue sacado de la Catedral por la fuerza en la madrugada de este miércoles, aseguraron a Martí Noticias Irina Caridad León y Michael Valladares.

Los cinco buscaban permanecer en la catedral para llamar la atención internacional sobre una declaración del grupo dirigida al Papa, en la que exigen entre otras cosas que el Santo Padre durante su visita a la isla,  tenga en cuenta el derecho a la libertad de los cubanos y el respeto a la Carta Universal de los Derechos Humanos.

"Estamos aquí haciendo uso de nuestro derecho para decirle al Papa que entre los cubanos no hay ningún odio, el comportamiento de terrorismo de estado y con odio es el que practica el régimen militar contra su pueblo. A la Unión Europea, a la actual administración de EEUU y al mundo en general le decimos que en Cuba no se han producido cambios internamente", asegura un fragmento de la proclama.

"y el Padre Ariel se negaron a escuchar cuales eran nuestras intenciones", aseguraron los entrevistados a Martí Noticias.

"El Obispo nos dijo contrarrevolucionarios, y luego salió del templo pero nos dejaron encerrados en el lugar hasta por la madrugada",  aseguró Michael Valladares quien aclara que luego la policía y la seguridad del Estado los sacó por la fuerza.

(Reporta Cuba:  Irina León muestra los  golpes recibidos)

"No pudimos tener acceso ni al baño y  nos sacaron de allí arrastrándonos por el piso. En la policía nos interrogaron y amenazaron, luego nos presentaron cartas de advertencia  y dijeron que si nos veían alrededor de la iglesia tomarían medidas más fuertes", declaró la mujer.

Martí Noticias intentó comunicarse con el Obispo de Pinar del Río pero no fue posible. La secretaria del religioso dijo que está ocupado en una importante reunión y  no podrá atender a nadie hasta mañana jueves. Tampoco se pudo contactar al Padre Ariel.

En marzo de 2012 durante la visita del Papa Benedicto XVI a Cuba, otros activistas de este mismo partido intentaron permanecer en la Iglesia de la Caridad en La Habana Vieja, en la Catedral de Holguín y en la de Pinar del Río con igual objetivo, sin embargo en todos los templos fueron extraídos por las autoridades.
*****

Opositores se encierran en una iglesia de Pinar del Río y Declacion a Cuba y al Mundo 



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Esteban Fernández: “¡ESCUCHA TURISTA!”

“¡ESCUCHA TURISTA!”

Por Esteban Fernández

¿A ustedes no les pasa que a cada rato, cuando dicen que son cubanos, se encuentran con algún ignorante que enseguida dice: “¡Oh, Cuba, yo estoy loco por ir a Cuba, dicen que es un verdadero paraíso terrenal, cuando vaya te voy a traer algo de allá!”?

Y mi reacción inmediata es mandar para casa del carijo a todos los tontos útiles que dicen esa barrabasada. Pero sabiendo que en realidad estoy tratando con desconocedores de la materia y de la historia me calmo y digo: “¿Por casualidad tú tienes un par de horas para explicarte lo que en realidad es esa Cuba que tú consideras un vergel?

Y ahí mismo comienzo mi descarga que nunca dura más de 15 minutos porque el intruso pone pies en polvorosa. Y le digo “¿Quieres traerme algo de Cuba? Vete a Punto Cero y a la Coronela y tráeme las cabezas de los dos tiranos”.

“Sí, entusiasta viajante a un oasis rodeado por la peste, porque esos dos H.P. son los dueños de esa Isla, fueron los que se robaron la nación que ¡sí era un edén en el pasado! y junto a un montón de generales tienen cientos y cientos de mansiones, de Ladas, con miles de millones de dólares en el exterior la han convertido en una pocilga para los nacionales y bacanales para los forasteros. Eso es Cuba hoy, y es con ellos que tu cooperarás al visitar la Isla”

“Ese paraíso del cual me hablas es para los cubanos hambre, miseria, desolación, paredón, cárcel, chivatos, Comités de Defensa, tiendas especiales para los extranjeros y playas privadas para ustedes los turistas”

“Aunque tengas 80 años y provisto de un pomo de Viagra te encontrarás con jóvenes de ambos sexos -según tu preferencia sexual- que se acostarán contigo a cambio de unas migajas y hasta se casarán y te jurarán amor eterno para poder salir del infierno castrista”

“Escúchame, desinformado “tonto útil”, Cuba es una televisión aburrida, una radio maniatada, unos periódicos que sólo lanzan propaganda gubernamental y castrista, y tener que escuchar y ver discursos antiguos de un vetusto, decrépito, loco y genocida y de un bisexual asesino en serie”.

“Pide ir a Combinado del Este e insinúa que quiere darles un vistazo a las paredes todavía manchadas de sangre en La Cabaña, diles que quieres visitar las tumbas de Pedro Luis Boitel, de José Castaño, de William Morgan, de Zapata Tamayo, de Oswaldo Payá, de Plinio Prieto”

Y mirándole a los ojos le digo: “Cuba es falta de transporte, guaguas que nunca llegan y cuando llegan están atestadas de pueblo como si fuera ganado, Cuba es escasez, lágrimas de padres por hijos muertos en Angola y Etiopía y por hijos muertos en el medio del mar caídos de balsas utilizadas como vía de escape de la ignominia, Cuba es cárcel y paredón de fusilamientos”

“Óyeme lo que te voy a decir, mi país hoy en día es represión, es G2, es Ministerio del Interior, es Seguridad del Estado, es tener dos caras, es tener que asistir a manifestaciones en contra de la voluntad, es tener que decir públicamente “Viva Fidel y Raúl” y por dentro defecarse en ellos, es tener que haberle demostrado odio a los yanquis ayer y hoy besarles los traseros y por dentro estar desesperados por poder poner los pies aquí donde tú estás”

“¿Nadie te ha dicho que Cuba es no ver un pedazo de carne en meses, ni disfrutar de una Materva, ni de un sándwich cubano, que Cuba es vivir en Cuba y no ver los productos cubanos, que Cuba es cuentas secretas en bancos del extranjero de la familia Castro, Mercedes y relojes Rolex para los mayimbes y libretas de racionamiento para el pueblo de “a pie”?”

“Los mismos que a tu llegada te saludarán con cortesía porque traes dólares si reciben una contraorden te lanzarán encima a los pastores alemanes para que te destrocen a dentelladas, y te escupirán en la cara como hicieron en el Puerto del Mariel”

“Cuba es inculcarle a los muchachos a “seguir el ejemplo de un extranjero asmático, suicida y fracasado” y los niños lo que quieren ser es “turistas extranjeros” como tú. Cuba es jineteras, médicos manejando taxis, Cuba es tener que demostrar adhesión a la tiranía para poder estudiar una carrera universitaria, Cuba es refrigeradores vacíos, delatores y perros famélicos deambulando por las calles”

“Cuba es “Remolcador 13 de marzo”, moscas, suciedad, basura en las calles, edificios derrumbados o apuntalados, apagones, falta de agua, falta de higiene, falta de medicinas, ocultamiento de glorias pasadas, periodo especial eterno, asqueroso picadillo de soya, carretones de mulas convertidos en medios de transportación  y Brigadas de Respuesta Rápida, diplo-tiendas, paladares y la Bodeguita del Medio para la nueva clase y los visitantes”

“¿Nadie te ha informado de los actos de repudio contra todo el que discrepa, imberbes  con pañoletas rojas y vestidos de Pioneros, televisores y radios destartalados, carros desbaratados del año 57 y 58 -que a ti te parecerán unas reliquias- andando por las calles, sin piezas de repuestos y poniendo en peligro a la ciudadanía?”

“Sí, Cuba es consignas eternas (desde 1959) pesos cubanos sin valor alguno, colas en busca de alimentos, Cuba es “Villa Marista” y “100 y Aldabó” y las fotos de los Castro, de Evo Morales y de Nicolás Maduro a pupilo en la prensa controlada, profesionales montados en bicicletas, orientales como limosneros recorriendo las calles de La Habana conocidos como “los palestinos”, Cuba es cerca de dos millones de exiliados,  y Cuba es Dalia Soto y Mariela Castro Espín con mansiones en Europa y en Sicilia, mientras los cubanos no tienen ni papel higiénico, ni las mujeres tienen Kotex, y Cuba es Cimeq y Hospital Hermanos Ameijeiras para la nomenclatura mientras a la población se le dificulta hasta encontrar una aspirina”.

Y… ahí noto que el futuro viajero al infierno poco a poco ha ido reculando y se va alejando de mí y casi tengo que gritarle de lejos: “¡Sí, vete allá, báñate en las aguas cristalinas de Varadero, acuéstate con una muchachita jinetera  de 16 años, tómate unos mojitos, disfruta de lo que los nativos no podrán disfrutar hasta el día en que allí se forme una rebambaramba y los saquen a todos ustedes a patadas por el trasero de la tierra que es todo lo contrario de lo que soñó nuestro apóstol José Martí, y un día quizás lejano tú nombre aparecerá en el libro de la ignominia escrito por un tataranieto nuestro!”


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

miércoles, septiembre 02, 2015

Luis Cino desde Cuba: Intransigencias e hipercriticismos

Intransigencias e hipercriticismos
 

Por Luis Cino
La Habana
6 agosto, 2015

El pasado 14 de agosto, como era de esperarse, no hubo opositores en la inauguración oficial de la embajada de los Estados Unidos en La Habana. No fueron invitados. Tal vez le remordiese un poquito la conciencia a los anfitriones que estrenaban embajada, pero  no iban a arriesgarse a provocar una pataleta del régimen que quitara brillo a la ceremonia. Los norteamericanos confiaron en que los opositores se mostrarían comprensivos,  aceptarían resignados  que aquella ceremonia fue una cosa entre gobiernos y que se conformarían con una discreta reunión posterior de bajo perfil con el secretario de Estado John Kerry, en la que no importunaran con su presencia a los representantes del régimen, que no iban a estar por todo aquello. 

Sucede que casi nunca  las cosas discurren, ni en Cuba ni en ninguna otra parte, como el gobierno norteamericano espera.  Un sector de la oposición, el más reprimido, el que lleva años y particularmente los últimos 17 domingos pulseando con los esbirros de la policía política, enfrentado a golpizas y arrestos por reclamar la libertad de los presos políticos y el derecho a la protesta ciudadana en las calles, no aceptó la solución salomónica de los norteamericanos, se sintieron ninguneados y a lo que interpretaron como un desaire, respondieron con otro, al declinar la invitación al encuentro con Kerry en la residencia del embajador norteamericano.

(Jorge Dávila Miguel)

Tal actitud de las Damas de Blanco y de los activistas de la oposición que las apoyan, que se puede interpretar, según el grado de pasión que uno ponga en el asunto, como un acto de dignidad o como una descortesía torpe que solo contribuirá a aislarlos, ha motivado severos y por lo general, muy injustos comentarios de algunos analistas de los asuntos cubanos radicados en Miami, como Arnaldo M. Fernández, Jorge Dávila Miguel y Alejandro Armengol, que  cada vez son más escépticos y  críticos  con la disidencia, ninguna de cuyas acciones –o falta de ellas- les parece apropiada.   

Jorge Dávila Miguel en su artículo “Una bandera conflictiva”, publicado en www.cubaencuentro.com el pasado 5 de agosto, predijo, más de una semana antes del izamiento de la bandera en la embajada norteamericana en La Habana, que los opositores no serían invitados al acto,  y expuso sus razones para rebatir a los que consideraban que “lo normal” hubiese sido invitarlos.

(Alejandro Armengol)

Al hacer comparaciones para explicar por qué no podían estar los opositores en la ceremonia, por mucho que intentara Dávila Miguel salvar las grandes distancias existentes, no lo consiguió cuando aludió a la Hermandad Musulmana que no es invitada en El Cairo. ¿Será que considera  que Berta Soler,  Antonio Rodiles y Ángel Moya están a un pasito de convertirse en extremistas dados a la violencia sectaria? 

A muchos de estos analistas hipercríticos que no escatiman los dardos envenenados en sus comentarios,  parece disgustarles mucho que aun respire la oposición prodemocrática -la de verdad, quiero decir, no los sucedáneos de ella y los leales ya ustedes saben a quién-  que no ha logrado ser vencida y borrada  a pesar de sus desavenencias, sus errores y su evidente descolocación en el escenario actual.

A esos opositores de barricada, los hipercríticos les auguran el fin del apoyo norteamericano, o al menos, su readecuación al mínimo,  en términos que no sean urticantes para el régimen castrista, y por tanto, los animan a moderarse, bajar el tono, buscar acomodo en los estrechos  resquicios legales del régimen, y por si acaso, a tener preparada la bandera blanca, que bien poco falta para que les insten a la rendición incondicional y a dejarlo todo a la voluntad de Raúl Castro, la biología, el paso del tiempo, o a la buena de Dios, como diría el siempre obsecuente  cardenal Jaime Ortega.          
                     
“El elenco opositor tendrá que cambiar, inexorablemente, tanto sus actores como sus guiones”, dictamina Dávila Miguel. Y lo deja a uno en eso,  sin sugerir, si no son los disidentes de siempre y los de ahora mismo,  quiénes serán los más indicados para ocuparse del casting y de la rescritura del guión de la película entre melodrama rosa y catastrofista que nos espera, con los yanquis recibiendo conformes -como los tarrúos- y diciéndole OK al capitalismo de estado militarizado, timbirichero y sin libertades políticas, que propugna el régimen como si fuera un portento irresistible.  

(Arnaldo M. Fernández)      

“La oposición cubana será estrictamente nacional, o no será”,  advierte terminantemente Dávila. Y uno se queda pasmado: ¿Quién diría que hasta ahora no lo fue? ¿Granma o Cuba Debate?  

De cualquier modo, el cordón umbilical al que alude  Dávila, supongo que ya lo dé por cortado, o al menos, pendiente de un hilito, con tantas perretas y tirones de puertas de ciertos opositores, que últimamente, en contraste con la empalagosa babosería pro-norteamericana masiva que hay hay en Cuba  luego del izamiento de la bandera y la visita de Kerry, se muestran, de tan adversos al engagement de Obama,  casi tan soberbia y empecinadamente  anti-yanquis como Fidel Castro en sus buenos tiempos.

Si se mira objetivamente, el problema es que tanta intransigencia y tozudez  aleja de los intereses de la mayoría de la población cubana tanto al sector más radical de la oposición como al régimen.   Ambos bandos, distantes de la realidad y en minoría,  se desempeñan, como dice Dávila Miguel, cual si estuviesen en un frente de batalla.  Y eso, a no muy largo plazo, resultará desastroso para todos. 
            
 luicino2012@gmail.com

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Sadismo y horror, la fiesta de los carceleros cubanos. Luis Felipe Rojas: Desde su poder han hecho de las prisiones de Cuba un infierno todavía peor.

Tomado de http://www.martinoticias.com

Sadismo y horror, la fiesta de los carceleros cubanos

*******
Desde su poder han hecho de las prisiones de Cuba un infierno todavía peor.
*******

Por Luis Felipe Rojas
Martinoticias.com
septiembre 01, 2015

La idea me la trajo un colega en una edición de verano de El País Semanal. En el libro Los malos  (Ed. UDP, 2015), la escritora Leila Guerrero, acompañada de otros periodistas retrata a 14 bestias humanas en Latinoamérica que empezaron sus vidas como militares, narcos, pandilleros y funcionarios gubernamentales para destacarse por hacer sufrir a los demás. Pocos terminaron en la cárcel.

Pensé en estos aberrados y me vinieron a la mente unos malos compatriotas que nunca van a salir ni en los periódicos en la isla ni están en mucha de la literatura que dice retratar “una Cuba distinta”.

En estos días de cruceros y jaleos de mojitos entre ciudadanos de cualquier parte del mundo y La Habana, pienso en algunos ‘malos’ con uniforme, que van terminando sus vidas con chapas de identificación del Ministerio de Turismo, una empresa mixta o sabe Dios en qué buen puesto.

Aclaro que esto es una breve lista y paseo por cubanos de los que he escuchado y casi nadie habla en el tono de voz en que cualquiera defiende un criterio.
Barrotes, abusos e impunidad

Uno de los más recientes monstruos de los que he escuchado hablar se llama José Boulí Robles y hasta 2010 fungió como Jefe de Orden Interior en la Prisión Combinado de Guantánamo, en Cuba. Me lo contó una noche Anderlay Guerra Blanco, hoy editor de Palenque Visión, un grupo audiovisual independiente en esa provincia. Boulí era el autor de prácticas tan aberrantes como la ‘Shakira’, consistente en amarrar al reo por la cintura y las manos y dejarlo colgando por varias horas hasta hacerlo desfallecer. En ese mismo centro penitenciario y bajo las órdenes del entonces teniente se ha practicado ‘El balancín’, donde amarran al preso a las manos y los pies (por la espalda) y ahí pasa hasta tres días, sobre sus heces y restos humanos.

Cuando pasé el servicio militar en la Prisión Provincial de Holguín conocí a un 1er Teniente, jefe de una escuadra de Orden interior y al que todos llamaban ‘Cheo’. Era un mandamás que había adquirido fama por ser de los que tomaron esa prisión cuando Fulgencio Batista huyó en 1959. Cheo mismo hacía los cuentos de cómo en la década de los 70 del pasado siglo usaba una fina cadena con un balín de hierro en la punta para apaciguar a los prisioneros. Al instrumento le decían La Niña, y cuando sonaba en el llamado Retector (pequeña celda que antecede a la temible zona de los destacamentos), los ‘asegurados’ sabían que sería una noche difícil. Así lo contaba aquel monstruo, jadeante y gozoso una tarde de 1991, ante un círculo de jóvenes reclutas del Servicio Militar Obligatorio.

La prisión de San Ramón, en la provincia Granma, fue en un tiempo uno de los lugares menos agradables para ir a cumplir una condena –ningún lugar lo es. En Cuba se decía que si a algún recluso le informaban que iría de ‘cordillera’ hacia San Ramón, lo menos que podía era autoagredirse, o defecarse en los pantalones.

En 2012, cuando ayudaba a dos colegas extranjeros a coordinar entrevistas con expresos comunes llegué hasta Samuel (oculto su apellido), pasaba de los setenta años de edad, casi la mitad la gastó en cárceles cubanas. Allí me habló de Palomares, un sargento que en la referida prisión gozaba del aberrante espectáculo de ver violar jovencitos. Samuel fue uno de ellos, lo contó con los ojos aguados, por lo que pasó y porque se le acababa la vida y había perdido el rastro de la bestia hacía mucho tiempo ya.
El Régimen especial nacional o “Se me perdió la llave”

En el verano de 1991 se hizo el primer traslado masivo de presos “irreducibles” desde todas las prisiones de Máxima seguridad en Cuba hasta la conocida cárcel kilo 8, en Camagüey. Los soldados de la guarnición en Holguín, que llevaron a los prisioneros hacia la ciudad agramontina, al regresar contaron un espectáculo horroroso.

Al llegar a Kilo 8 los despojaron de las pertenencias, les dejaron esposados de pies y manos como se trasportaron en todo el trayecto, pero los pusieron en una fila y les dieron “un pase”, una paliza que consistió en hacerlos pasar entre dos filas de militares armados de bastones de goma. Muchos llegaban a la puerta del destacamento sangrando o renqueantes. Ese fue el recibimiento.

Los siguientes datos me los ofreció el expreso político José Daniel Ferrer Castillo García, condenado a 25 años de cárcel en la conocida primavera Negra de 2003. A solo unos días de salir de su encierro de siete años lo entrevisté y me dijo lo siguiente:

“El 29 de Julio de 2007, en Kilo 8, en Camagüey, los carceleros asesinaron a golpes a tres reclusos que a su vez habían agredido a otro preso. Ellos mismos avisaron que la víctima se estaba muriendo, entregaron los cuchillos, y los gendarmes, en vez de asistir al herido, la emprendieron a golpes contra los autores del delito. En cuestión de tres o cuatro minutos, más de cuarenta guardias descargaron su ira con cabillas, palos y tonfas contra estos tres hombres. Dos de ellos murieron de manera instantánea, uno dejó un reguero de sesos por el pasillo. El que se salvó, tengo entendido que quedó completamente loco. Los muertos fueron Amaury Medina Puig, de 25 años de edad, y Carlos Rafael Labrada Oses, ambos jóvenes. ¿Qué pasó con los gendarmes? Se las arreglaron con la complicidad de las autoridades y terminaron acusando al que quedó vivo de causar la riña y aduciendo que los muertos fueron a causa de la misma”.

Asegura Ferrer García que uno de los extremos del sadismo lo conoció en la persona de los funcionarios de Orden Interior (FOI) Ángel Abel Jiménez Maure (1er Sub-Oficial), René Montenegro y uno al que llamaban “Lassie”.

Estos militares se jactaban delante de las enfermeras de las palizas que habían propinado a los reos en las sesiones de guardia anteriores. Entre más brutal era la golpiza, más se acercaban a sus pretendidas amorosas.

Según Ferrer, por informaciones obtenidas casi una década después, algunos salvajes que mataron a los reclusos, fueron premiados con mayor graduación, y en otros casos promovidos de cargo. Ahora vuelvo a conversar con Ferrer y asegura que entre los hombres más crueles que ha conocido se encuentran el Tte. Coronel Filisberto Hernández Luis, para entonces jefe de la Prisión de Régimen especial nacional, conocida entre los cubanos como Kilo-8 o “Se me perdió la llave”.

Hernández Luis estuvo a cargo de las medidas contra Orlando Zapata desde que llegó a esa prisión en huelga de hambre. Zapata denunció, solo unos días antes de morir, que Hernández Luis le había retirado el gua de la celda por varios días, lo que le presuntamente le produjo el desenlace final, al morir el 23 de febrero de 2010.

Si tiene algunas historias que compartir escriba a lrojas@bbg.gov o siga @alambradas

.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

La hora de las definiciones (II). Rafael del Pino: La Base de Guantánamo puede jugar un papel disuasorio importante para evitar nuevas agresiones de Cuba




Tomado de http://www.cubaencuentro.com

La hora de las definiciones (II)

********
La Base de Guantánamo puede jugar un papel disuasorio importante para evitar nuevas agresiones de Cuba
********

Por Rafael del Pino
EEUU.
01/09/2015

Retomamos el tema del artículo anterior en que analizábamos la enorme complejidad de las negociaciones que tendrán lugar a partir del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba. Como hice en el trabajo anterior me concentraré en aquellas cuestiones que, dado el sincretismo creado por más de medio siglo de enfrentamiento, cualquier antagonismo requiere cambios de ambas partes para poder hallarle una resolución satisfactoria a los intereses de los dos países.

Como podrán observar, no incluyo en estos análisis aquellas cuestiones que continuamente afloran sobre las imparables violaciones a los derechos humanos por parte del castrismo dentro de Cuba. Nadie mejor que los cubanos que sufren esas violaciones dentro de la Isla para enfrentarlas, por lo que profundizaré en aquellos aspectos en que podemos influir al afectar directamente la seguridad nacional de la nación de la cual somos ciudadanos y los derechos civiles que nos pueden ser violados dentro del país adoptivo.

Comencemos por la Base Naval de Guantánamo. Tengo bastante experiencia sobre ella, ya que como primer jefe de la DAAFAR en la región Oriental de Cuba, que abarcaba las provincias orientales desde Camagüey hasta Guantánamo, debía participar en uno de los principales “Planes de Acciones Combativas” que incluían la destrucción de esa cabeza de playa en caso de enfrentamiento directo con Estados Unidos.

Sin embargo nunca se consideró a Guantánamo como dirección principal de una agresión norteamericana, pues obviamente las regiones de las playas al este y oeste de la Habana eran y son las direcciones óptimas para un desembarco que posibilite apoderarse inmediatamente de la capital. El resto del país cae posteriormente por su propio peso una vez descabezado el régimen.

Guantánamo, aunque desde el punto de vista militar es una dirección secundaria en un eventual enfrentamiento entre Cuba y EEUU, sí puede afirmarse que mantiene una vital importancia estratégica en la geopolítica mundial.

La ecuación es simple, si EEUU devuelve Guantánamo al régimen castrista, al día siguiente Rusia o China irían apresurados a llenar el vacío dejado por EEUU.

Esto no tiene absolutamente nada que ver con antagonismos “ideológicos”; esas dos grandes potencias son regímenes autoritarios capitalistas que, al igual que Cuba, de socialismo no tienen nada.

Y Rusia particularmente ha demostrado su hostilidad y desafío a las democracias occidentales, principalmente a EEUU, no solo en su carrera anexionista de territorios vecinos en Georgia y Ucrania, sino también por sus planes para el hemisferio occidental, donde el 16 de mayo del pasado año firmó con Cuba el establecimiento de un grupo de trabajo conjunto entre el Consejo de Seguridad de Rusia y la Comisión Cubana de Seguridad y Defensa Nacional. Esta última presidida por el hijo del dictador cubano, el coronel Alejandro Castro Espín.

Y si a alguien le queda la menor duda, los remito a las declaraciones del propio ministro de Defensa ruso Sergei Shoigu el 12 de noviembre pasado, donde aseguró que Rusia empezaría a enviar bombarderos de alto alcance al Golfo de México. “Nosotros tenemos que mantener la presencia militar rusa en el Atlántico occidental y el Pacifico Oriental, así como en el Caribe y el Golfo de México”.


El castrismo tiene una larga historia de odio hacia EEUU y de sumisión lacayuna a las grandes potencias que pueden enfrentarse a su vecino del norte: haber mantenido una Brigada Motomecanizada soviética en territorio cubano, con todos sus tanques y equipos blindados, por más de 27 años, como símbolo del poder de la metrópoli; haber cedido a dicha metrópoli las instalaciones para el centro de espionaje más importante del hemisferio occidental contra EEUU; haber puesto en manos de pilotos rusos toda la Fuerza Aérea de Cuba cuando marchamos hacia el África con los mejores pilotos cubanos; y haber entregado la mitad de la Base Aérea de San Antonio de los Baños a la aviación estratégica de la URSS, son más que suficientes ejemplos que fundamentan mi criterio.

Pero permítanme darles un ejemplo de cómo el castrismo se las ha arreglado para tomarle el pelo a diferentes administraciones norteamericanas durante décadas, violando acuerdos internacionales. Probablemente la mayoría de los lectores de Cubanálisis y CUBAENCUNTRO desconozcan estos hechos, por eso creo necesario refrescar la memoria.

En octubre de 1962, cuando la URSS y EEUU llegaron a un acuerdo para la retirada de los misiles nucleares que desde Cuba podían alcanzar a Washington y New York, se iban a quedar fuera los Ilushin-28, que eran bombarderos ligeros capaces de portar bombas nucleares. EEUU se da cuenta que estos bombarderos, que ya tenían dichas bombas en las bases de San Julián y Holguín, tenían que ser evacuados también, y obligan a los soviéticos a incluir en la retirada todos los IL-28 (12 en total) y sus bombas nucleares; y se estableció en dichos acuerdos que Cuba no podía poseer armas ofensivas de ese tipo. Estamos hablando de Octubre de 1962.

Dieciséis años después, en 1978, durante la presidencia de Jimmy Carter, el régimen castrista acuerda con la URSS recibir nada menos que dos escuadrones (24 aeronaves) de MiGs-23BN bombarderos.

El truco de este acuerdo con la URSS radicaba en que los MiGs-23BN parecían aviones de caza destinados a rechazar ataques aéreos, pero en realidad no lo eran: eran bombarderos con el doble de capacidad de armamentos que aquellos viejos IL-28.


Estos MIGs-23BN ni siguiera tenían armamento aire-aire, pero sí tenían incluso el sistema para portar armas nucleares. La administración de Carter se hizo de la vista gorda y allá se quedaron los MiGs-23BN bombarderos, y Fidel Castro muerto de la risa al tener en su poder cuatro veces las posibilidades que tenían los IL-28 retirados por el acuerdo Kennedy- Kruschev.

La devolución de la Base Naval de Guantánamo sí tiene que estar obligatoriamente ligada a una democratización total de Cuba. Y esto no significa en lo absoluto inmiscuirse en la libre determinación de los cubanos y otras tonterías que el régimen repite constantemente para mantener la dictadura. Tiene que ver con la seguridad nacional de EEUU, y por ende de los millones de cubanoamericanos ciudadanos de esta nación.
Si el castrismo se empecina en que “no moverá un milímetro” —como afirmó la directora general de la cancillería cubana para EEUU, Josefina Vidal Ferreiro—, más temprano que tarde la desesperación por el empeoramiento de la crisis interminable puede desembocar en otro de los éxodos masivos ya experimentados por el régimen anteriormente.

La Base de Guantánamo puede jugar un papel disuasorio importante para evitar nuevas agresiones de Cuba si el régimen intenta repetir estos éxodos masivos cuando la presión de la caldera interna alcance límites alarmantes.

La administración norteamericana tiene la obligación de garantizar a sus ciudadanos que el gobierno cubano lo piense tres veces antes de repetir las agresiones humanas con que en el pasado afectó seriamente a EEUU. Y para ello nada mejor que mantener la alternativa de crear en el territorio que ocupa Guantánamo, aunque es casi de un 10 % del tamaño de Hong Kong, un enclave similar que asentaría a las nuevas olas de refugiados.

Recordemos que las formas de propiedad no solo abarcan instalaciones industriales o corporaciones legalmente constituidas, sino también los bienes raíces (real estate), y si el castrismo en su atraco a mano armada de 1959-60 tomó posesión de extensiones territoriales pertenecientes a empresas norteamericanas inmensamente superiores a las dimensiones de Guantánamo, sin compensación alguna, se podría acudir a la justicia estadounidense y reclamar el territorio de la Base de Guantánamo para venderlo o arrendarlo posteriormente a corporaciones e inversionistas que estén dispuestos a construir allí una ciudad industrial y tecnológica que sirva de modelo para el resto de los pueblos latinoamericanos que se han arruinado con el populismo, la corrupción, el abuso de autoridad y las violaciones a los derechos humanos.

No es una utopía: las instalaciones de generación eléctrica y desalinización de aguas tienen capacidad para abastecer no solamente a la actual provincia de Guantánamo, sino a buena parte de la antigua provincia de Oriente.

¿No obligan los jueces en EEUU a los deudores a compensar a los acreedores, forzándolos a vender sus propiedades cuando los primeros no pueden honrar sus compromisos? ¿No les ha otorgado ya la justicia norteamericana el derecho de compensación a varias familias cubanas que han sufrido los excesos del castrismo?

¿No resultaría más sensato y humano, en lugar de devolver a la tiranía castrista a los cubanos que se capturen en el mar (“pies mojados”), proporcionarles un pedazo de territorio cubano libre para que puedan desplegar todas las habilidades y potencial que el régimen les niega, y poder decirles: “Aquí tienen, demuestren al mundo y a sus esclavistas del otro lado de la cerca lo que son capaces de hacer los hombres libres”.


Esto requeriría un estudio jurídico más detenido sobre los requerimientos y las eventuales posibilidades de materialización, naturalmente. Puede parecer optimismo a ultranza o wishful thinking como dicen los anglos pero en la vida, especialmente en política, hay muchas sorpresas, y las decisiones claves tomadas por los que elegimos para gobernarnos pueden conducirnos al infierno por el camino empedrado de las buenas intenciones.

Esperemos que, al menos, Guantánamo no sea jamás un enclave del odio y resentimiento castrista en contra de nuestra patria adoptiva.
© cubaencuentro.com


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Rinoceronte encantado y "camaroncito duro, sácame del apuro". Armando de Armas: Recuerdo la agradable impresión que nos produjo el monstruo metálico a una cuasi adolescente Mimí Sánchez y a mí. Nos parecía una alusión audaz a la abroquelada y antediluviana dictadura imperante en el país


Tomado de http://www.martinoticias.com/

 Rinoceronte encantado y "camaroncito duro, sácame del apuro"

*******
"A inicios de los noventa tuve la oportunidad de apreciar la exposición primera del ahora cantado rinoceronte de William Pérez en la Galería de Cienfuegos, situada en el concurrido Boulevard de la ciudad del sur".
*******

Por Armando de Armas
martinoticias.com
septiembre 01, 2015



Fotografía sin fecha cedida el sábado 29 de agosto de 2015, por el Museo de Arte Latinoamericano de Long Beach (MOLAA), de una escultura del artista cienfueguero William Pérez que muestra a un rinoceronte en tamaño natural, en la sede del museo en Los Ángeles (CA, EE.UU).

Los medios destacan que el Museo de Arte Latinoamericano (MOLAA) de Long Beach, California, inauguró este sábado una muestra con una escultura del artista cubano William Pérez que manifiesta un rinoceronte de tamaño natural con el que pretende, según ha declarado, resaltar la importancia de preservar el medioambiente y evidenciar la obsesión del mundo por el militarismo.

"Es una escultura monumental montada con aluminio fundido. La pieza tardó más de un año en hacerse debido a la falta de materiales y a los métodos rudimentarios que se tuvieron que usar para crearla", explicó Stuart Ashman, director del MOLAA.

Pérez es un cienfueguero nacido en 1965, estudió escultura en la Academia Nacional de Bellas Artes de San Alejandro y fue fundador del Grupo Punto, que une a jóvenes escultores del centro de la isla.

A inicios de los noventa tuve la oportunidad de apreciar la exposición primera del ahora cantado rinoceronte en la Galería de Cienfuegos, situada en el concurrido Boulevard de la ciudad del sur. Recuerdo la agradable impresión que nos produjo el monstruo metálico a una cuasi adolescente Mimí Sánchez y a mí. Nos parecía una alusión audaz a la abroquelada y antediluviana dictadura imperante en el país. Por suerte Pérez no abrió la boca para procurar explicar al monstruo.

Ahora que la abre me deja anonadado. Así que el animal era un pretexto para resaltar la importancia de preservar el medioambiente y evidenciar la obsesión del mundo por el militarismo. Mire usted, en el mundo. No en Cienfuegos, no en La Habana, que serían dos de las bahías más contaminadas de este Hemisferio. No en Cuba, que es el país más militarizado de este Hemisferio.

Se ha hablado hasta la saciedad y la suciedad de las dictaduras militares de este continente pródigo en dictadura miliares. Pero, pocas veces se ha dicho que Cuba es la dictadura militar por excelencia. Olvídense de la dictadura de Videla en Argentina o de la dictadura de Pinochet en Chile (donde ciertamente había militares al mando), Cuba es un país donde no sólo los militares están al mando por más de medio siglo sino donde todos y cada uno de los aspectos de la sociedad isleña están militarizados, desde los negocios a la educación, desde las fábricas a las faenas agrícolas, desde los partes del tiempo a las partes pudendas.

El artista sabe, porque no es sueco, que en Cuba hay un animalito que sería el símbolo del pacifismo, la jutía, y tanto que cuando en la isla alguien es sumamente manso le dicen jutía, fulano es jutía. Bueno, en la isla está prohibido cazar la jutía, cuya carne es muy apreciada, ¿por protección del medio ambiente?, no, no, no, frío, frío, frío que te hielas, porque la jutía es reserva de guerra, es una animalito militarizado, y sería el alimento de los heroicos resistentes cubanos ante una hipotética invasión yanqui. ¿Y qué me dice Pérez de los túneles? Cuba es un país horadado de túneles a lo largo y lo ancho de su geografía. ¿Para buscar tesoros escondidos? No, hombre, para escapar a las bombas gringas como parte de la estrategia militar de guerra de todo el pueblo, diseñada por el genio militar de Fidel Castro.

Informes llegados de la isla me aseguran que, a pesar de las nuevas relaciones entre ambos países y del mar de banderas norteamericanas flameando en la isla, que no sólo la jutía sigue siendo reserva de guerra, sino que la construcción de túneles no se detiene. Por ejemplo mi casa en Cienfuegos, la antigua Cueva del Águila como le decían, se sostiene sobre una suerte de queso gruyere de tanto alucinado túnel. Cuba toda se sostiene al presente sobre un queso gruyere militarizado.

En Cuba, ha de saber el escultor, existen las Milicias de Tropas Territoriales para, mediante la guerra de todo el pueblo, enfrentar al enemigo imperialista, y existen por demás las Brigadas de Respuesta Rápida para, a estacazo limpio, enfrentar a los aliados internos del imperialismo.

Así, cada dos o tres meses había un Domingo de la Defensa con toda la población movilizada en son de guerra y, una vez al año, había un día Nacional de la Defensa, donde los presentadores de televisión y las estrellas revolucionarias del espectáculo aparecián entallados en unos rídiculos uniformes verde olivo, listos a morir o a vencer en la batalla final contra el americano malo. También cada año se celebraban los Bastiones de la Defensa, maniobras militares que paralizaban al país. Por no hablar de las alarmas aéreas, donde sin venir a cuento hacen sonar una sirena y conducen como ganado al matadero a los flamélicos y cansados habitantes de pueblos y ciudades a meterse en esos horrorosos y hediondos túneles mencionados anteriormente. Los túnesles, hay que decir, son usados para defecar o fornicar mientras no suena la alarma aéra y están infestados de ratas, alacranes y mosquitos.

El artista ha de saber que el saludo impuesto en las escuelas para que los niños reciban a visitantes distinguidos o para empezar el día de aprendizaje y adoctrinamiento no es otro que el inefable e inextricable: ¡pioneros por el comunismo seremos como el Che! El saludo que hacían los niños cuando el lema entonaban era militar, la mano derecha en la frente.

Las Fuerzas Armadas convocan anualmente un concurso de arte y literatura para niños denominado Amigos de las FAR, donde participan alumnos de hasta sexto grado. El muy militarizado concurso falla el dos de diciembre, día del desembarco del Granma protagonizado por Castro y sus subversivos en 1957.

En los flamantes palacios de pioneros del país funcionan unos círculos de interés de las Fuerzas Armadas que incluyen disciplinas como guerra química y artillería. Pero el Ministerio del Interior no se queda atrás y cuenta con sus círculos de interés en los mismos palacios que incluyen especialidades de policía, criminalística y bomberos.

Existen por otro lado, ha de saber Pérez, los campamentos de pioneros exploradores donde los niños alejados del ambiente familiar son sometidos a disciplina militar y a una machacona propaganda de guerra.

También existen las escuelas militares Camilo Cienfuegos, los famosos camilitos, donde se internan a jóvenes de preuniversitario que pasarán posteriormente a estudiar en las escuelas para cadetes. Pero en todos los preuniversitarios del país se da además la asignatura de Preparación Militar Inicial, donde a los niños se les entrena en el manejo y mantenimiento de armas.

El artista no olvidará aquel lema repetido hasta la náusea en las paredes del país que reza: ¡todo cubano debe saber tirar y tirar bien! Aclaremos acá que tirar para los cubanos no tiene el significado de desempeño sexual que tiene para los venezolanos, sino que tiene el más ascético y viril de disparar, ametrallar.

Y volviendo al tema medioambiental, tan caro al imaginario progre, Pérez no olvidará que el símbolo de Cienfuegos no es otro que el del camarón porque si usted metía la mano en las aguas de la bahía sureña la sacaba premiada con un puñado de camarones. Pero eso era antes, quizá antes de nacer Pérez, pues ahora gracias al deterioro del medio ambiente en la bahía de su infancia (que Pérez perspicaz denuncia en el mundo) han desaparecido de la misma. Luego, el camarón cienfueguero ha devenido en símbolo vacuo, en el camarón encantado de la leyenda báltica popularizado por Martí en la isla, en "camaroncito duro, sácame del apuro".

Cuando el escultor William Pérez declara que su rinoceronte pretende resaltar la importancia de preservar el medioambiente y evidenciar la obsesión del mundo por el militarismo, recuerda al cantante Silvio Rodríguez cuando valientemente pedía la libertad de los presos políticos puertorriqueños, mientras las cárceles de la isla estaban atestadas de presos políticos por los cuales nadie clamaba en el mundo.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

martes, septiembre 01, 2015

Entrevista de Infobae a Dagoberto Valdés: "Lo que está sucediendo en Cuba es que el proyecto oficial está terminado"


Nota del Bloguista  de Baracutey Cubano

Tengo la opinión  que el proyecto fundamental de la tiranía Castrista en estos casi 57 años ha sido mantener el poder y control político; los demás ¨proyectos¨ han sido  de carácter secundario y los jerarcas del Castrismo desde  el fracaso de la Zafra de los Diez Millones se dieron cuenta que el proyecto socialista probablemente  fracasaría, y lo confirmaron cuando ocurrió  ¨el éxodo de El Mariel¨ en 1980,  pero ese ¨proyecto¨ era el más adecuado para sobrevivir económicamente gracias a estar pegado a la teta de la vaca soviética  y con ello  mantener el control político total sobre los cubanos de la isla.  Los resultados en la economía y la aparente ¨tozudez¨ de seguir con el ¨proyecto¨ socialista después del ¨desmerengamiento¨, en 1989, del campo socialista en Europa del Este  es la base fundamental   de mi afirmación. Lo demás era entretenimiento y mantener viva las ilusiones de algunos pocos sobre  la capacidad del Socialismo para desarrollar a la sociedad cubana. En su proyecto fundamental el Biunvirato de Birán ha sido altamente exitoso: 57 años.

Martha Beatriz en una conversación en vivo con Ninoska  Pérez-Castellón afirmó que  la conversación o reunión con Kerry  se limitó a que  cada uno de los  participantes expusiera sus diferentes proyectos. Conozco a Dagoberto Valdés desde 1973 y no lo he conocido como mentiroso; quizás Martha Beatriz no quiso entrar en detalles de lo que se habló en esa reunión. Ojalá esa reunión  haya sidomás sustanciosa que lo afirmado por Martha Beatriz !
**********

Tomado de http://linkis.com/www.infobae.com

Dagoberto Valdés: "Lo que está sucediendo en Cuba es que el proyecto oficial está terminado"

*********
El líder católico opositor cubano habló con Infobae sobre el protagonismo de la Iglesia en la transición de un régimen cuyo fracaso se mide en que "la inmensa mayoría de los jóvenes se quiere ir"
*********
Por Claudia Peiró
 cpeiro@infobae.com

Reconocido intelectual católico y opositor al gobierno de su país, Dagoberto Valdés Hernández visitó la Argentina para participar de una conferencia por el Día Internacional en Recuerdo de las Víctimas del Totalitarismo, invitado por CADAL (Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina).

Valdés vive en Pinar del Río, donde dirige el Centro de Estudios Convivencia y la revista del mismo nombre. Es promotor y miembro de un flamante foro, el Espacio Abierto de la Sociedad Civil Cubana, que reúne a varios destacados referentes de la oposición al régimen, como Guillermo Fariñas, José Daniel Ferrer, Manuel Cuesta Morúa, Reinaldo Escobar y Yoani Sánchez, entre otros.

A continuación, la charla completa con Dagoberto Valdés durante su visita a la redacción de Infobae (y un extracto en el video).

-A partir de la decisión de Estados Unidos y Cuba de restablecer las relaciones diplomáticas, existe mucha expectativa de que ese acontecimiento marque un quiebre y las cosas empiecen a cambiar en Cuba. ¿Será así?


Hay dos niveles de expectativas, una la del pueblo sencillo, que siempre ha sido un poco mesiánico y piensa que las soluciones de Cuba vienen desde afuera. En un tiempo de los soviéticos, luego de Venezuela, ahora de los (norte) americanos. Evidentemente esas expectativas están por encima de cualquier realidad, de cualquier cálculo. Después, están las personas más conscientes y comprometidas de la sociedad y parte de la sociedad civil organizada que sabemos que lo que ha ocurrido es un juego de intereses, en el que los empresarios, los agricultores, y el lobby del mercado están presionando a (Barack) Obama para llegar a tiempo y antes que la Unión Europea.

Nuestra evaluación, desde la sociedad civil independiente de Cuba, es que esto ha provocado un impacto político inédito en la historia de la Revolución. Todos los sistemas totalitarios necesitan un enemigo externo, para cohesionar supuestamente al país, entonces resulta ser que el enemigo histórico externo que es el imperialismo yanqui, como ellos lo llaman, ahora es amigo del gobierno, por lo tanto se terminó la narrativa de la confrontación, se terminó el pretexto de ciudad sitiada, de nación sitiada, y a nosotros los disidentes, los opositores, miembros de la sociedad civil, ya no pueden catalogarnos como alineados al enemigo. Esto ha creado un reto, un desafío, tanto para el gobierno cubano, que ha perdido el discurso, como para la sociedad civil que debe ubicarse en un nuevo escenario.

Persiste sin embargo la discusión sobre si este "bloqueo", que en realidad es un embargo y además parcial, debe o no levantarse. ¿Cuál es su posición?

Desde siempre la postura de la revista Convivencia y del Centro de Estudios ha sido que esto no es más que un pretexto para esconder la ineficiencia del sistema político y económico cubano; segundo, que era una especie de tabú que establecía la historia de David y Goliat, entonces cualquier nación que se pusiera del lado de los derechos humanos y de la sociedad civil en Cuba se alineaba con Goliat en contra del pobre David sitiado. Esto ha terminado y ahora el gobierno no tendrá cómo explicar su ineficiencia.

-Internamente, el régimen sigue manteniendo un control férreo sobre la prensa y la política, porque hay un solo partido permitido, y organizaciones como el foro que usted integra no son reconocidas... ¿Cree que eso va a cambiar? ¿De qué depende que eso cambie?

Depende de nosotros mismos. La apertura gradual de los espacios a la sociedad civil y de la oposición política depende de nosotros mismos. Ningún sistema autoritario, totalitario, concede por voluntad política sino que tolera por necesidad política. Lo que está sucediendo en Cuba es que el proyecto oficial está terminado, es decir que el Gobierno necesita mostrarle al mundo que está cambiando, pero no lo puede hacer de manera oscura u opaca porque el mundo de hoy está transparentado gracias a medios, como ustedes y otros, y también dentro de Cuba, 14 y medio, Convivencia, las agencias de prensa, que ya hay, los tweets... Entonces es imposible dar una imagen para afuera y hacer otra cosa adentro.

Esto ha ido permitiendo que nosotros, la sociedad civil, vayamos empujando la cerca y este foro -Espacio Abierto de la Sociedad Civil Cubana- ha conseguido por primera vez en Cuba un consenso de un grupo de organizaciones, las más significativas, que han logrado reunirse periódicamente, emitir sus declaraciones, llegar a cuatro puntos de consenso, como primer paso mínimo de unidad en la sociedad cubana. Y esto el gobierno o lo tolera o lo reprime, como está reprimiendo a las Damas de Blanco y a otros opositores en la calle, pero eso a un costo mediático que no pueden soportar mucho tiempo

-¿Cuáles son esos 4 puntos de consenso?

Primero, el fin del presidio político y de la represión; segundo, el reconocimiento de la legitimidad sociedad civil como interlocutora valida. Es lo que ha sucedido ahora con (la visita del vicepresidente de los EEUU, John) Kerry. El tercero es la ratificación de los pactos de derechos humanos de la ONU, de los que Cuba es signataria pero que no ha ratificado ni implementado en la legislación cubana; y cuarto, una reforma constitucional que cambie el artículo 5 que hace de Cuba un país de partido único, permita el pluralismo, el pluripartidismo y abra las puertas a unas elecciones libres competitivas y limpias.

-Ustedes difunden estas noticias en sus sitios web. Pero el cubano, masivamente, ¿tiene acceso a la información por Internet?


Es un porciento muy limitado de la sociedad el que tiene acceso a esas cosas, pero cada vez más, sobre todo entre los jóvenes, se busca la manera: un familiar que les mande un teléfono inteligente o entran en los espacios permitidos y pagados que el gobierno tiene. Ahora han instalado wi-fi en algunos parques, que se han convertido así en lugares de concentración de muchos jóvenes, de la familia, que se reúne primero para hablar con sus familiares que están en el exterior, porque había una incomunicación tremenda, y segundo, cuando ya se satisface la necesidad familiar, pues empiezan a busca información, deportiva, cultural, política, y entonces entran a nuestras páginas.

A distancia, se tiene la sensación de que hay una gran pasividad en la gente respecto al régimen. ¿A qué se debe esto?

Tiene que ver con cinco décadas de control estatal. Pero no a través de la policía. El asunto es que en Cuba hasta hace poco hubo un solo empleador que es el Estado. Entonces si una persona quiere rebelarse pierde el trabajo de ese único empleador y no puede acudir a otra empresa o negocio para que lo empleen, luego, somete a su familia a la necesidad y al hambre. Ahora ha surgido el trabajo por cuenta propia y es la primera vez que una persona que tiene su propio negocio no depende del empleador. Por eso uno ahora ve más inconformidad, se habla con menos miedo en la calle, la gente expresa más; en realidad hay una oposición no ideologizada, no política, que es la que nace de las necesidades cotidianas del pueblo. Y ese es un partido mayoritario.

A usted mismo le pasó eso, porque siendo ingeniero, tuvo que trabajar diez años como peón rural...

Sí, porque yo fundé un Centro de Formación Cívica y una revista que se llamaba Vitral, que pertenecería a la Iglesia Católica, entonces me dijeron: o tu puesto de ingeniero en una empresa tabacalera o la revista, y yo dije "sigo con la revista", y me castigaron diez años y un mes a trabajos forzados en una carreta y un tractor recogiendo yaguas, que son las hojas de palma. Al mismo tiempo, durante esos diez años, yo fui nombrado por el Papa Juan Pablo II como miembro del Pontificio Consejo de Justicia y Paz, de modo que fueron quizás los diez mejores años de mi vida, porque tenía un pie en el nivel más bajo del campesinado cubano y el otro en los salones de Rafael y Miguel Ángel en El Vaticano. Esto fue para mí un gran aprendizaje y una prueba de que la inmensa mayoría de los campesinos cubanos no simpatizan con el Estado, lo veía, me lo decían.

La fe católica ha subsistido a lo largo de estos años de régimen comunista y ateo. ¿Le sorprende el protagonismo de la Iglesia en esta transición?

En realidad la Iglesia Católica, y las iglesias evangélicas también, han sido las únicas instituciones de la sociedad civil que han podido sobrevivir por todo el tiempo de los 56 años de la Revolución, como una red capilar que llega hasta el último barrio, el último pueblo de campo. Segundo, es la única institución que puede dar asistencia social y programas organizados, a niños para que puedan desayunar en la escuela, a ancianos para cuidarlos, a enfermos. Tiene ahora pequeños centros de formación, de computación, de inglés, de filosofía... Y el mismo hecho de que la Iglesia Católica tenga una doctrina social provoca que los laicos, a quienes nos corresponde el compromiso social y político, hayamos tenido una formación que no hubiéramos encontrado en ningún otro lado. Creo que hay una gran reserva moral entre las iglesias de Cuba para que se pueda fomentar una sociedad civil con un camino ético a prueba de la corrupción, de las tentaciones de la sociedad que viene

Como laico católico, ¿qué expectativas tiene con la visita del Papa?

De la visita del papa argentino. Para nosotros fue una gran noticia que hubiera un Papa latinoamericano, que hablara nuestro propio idioma y que se metiera continuamente en los asuntos sociales y políticos, esté uno de acuerdo o no, sea uno católico o no. La visita de un Papa a cualquier país crea una turbulencia. El Papa Francisco es el tercer Papa que en 17 años visita un pequeño país comunista con una minoría de practicantes católicos; esto no tiene otra explicación que no sea la situación geopolítica de Cuba, y por otro lado la condescendencia de los Papas de ir a atender a una pequeña grey que ha sido sometida durante más de 50 años a la persecución.

Nosotros tenemos la expectativa de que la visita del Papa a Cuba no sea sólo de orden político, considerando que es el mediador del acercamiento de Estados Unidos a Cuba, queremos sí que siga ayudando a la apertura, pero que no sea como un pasar por Cuba como para tomar algo de Raúl Castro y presentárselo a Obama, sino también una visita como pastor de una iglesia que está todavía sufriendo las presiones del Estado. La segunda expectativa es que el Papa reciba a una representación de la sociedad civil cubana; el secretario de Estado John Kerry ha sentado un precedente único en la historia de estos 50 años. Por la mañana izó la bandera en la representación norteamericana en La Habana y fue recibido por el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, y por la tarde recibió una delegación de representantes de la sociedad civil de diez miembros entre los que tuve el honor de estar, pero no para un saludo protocolar sino para una reunión de trabajo en la que los diez pudimos expresar con toda responsabilidad todos nuestros criterios acerca del papel de la sociedad civil y de Estados Unidos como vecino cercano.

¿Qué piensa del hecho de q la mayor parte de los presidentes latinoamericanos que visitaron Cuba en estos últimos años no se hayan reunido nunca con los opositores cubanos?


Primero, porque no había antecedentes y los políticos siempre están mirando si alguien lo hizo antes. Y segundo, porque el gobierno cubano los amenazaba antes de salir con que si ellos recibían a alguien de la oposición, la parte oficial no los recibiría. Esto ha ocurrido ya. Pero no hubo ningún perjuicio de la visita de John Kerry, por el contrario, nos sentimos muy respetados, escuchados, y él también quiso responder a interrogantes y preocupaciones nuestras, con relación a la identidad nacional, a la cultura cubana, a la soberanía ciudadana y a la influencia de una cultura anglosajona sobre un pequeño país del Caribe, y esto lo pudimos decir sin problema con toda responsabilidad y libertad. Por eso creo que en adelante será muy difícil para los dirigentes de cualquier lugar del mundo justificar por qué no reciben a una representación de la sociedad civil.

Qué esperan los jóvenes cubanos, en general? Y, en particular, ¿hay jóvenes católicos militantes?

Si me preguntara por proporciones, la inmensa mayoría de los jóvenes cubanos están por huir, escapar. Hay una famosa película cubana que se llama Madagascar, se la recomiendo, en la que una madre le dice a su hija: "niña por qué tú te quieres ir de Cuba?, ¿para adónde te quieres ir?", "Para Madagascar", responde la niña. "Pero ¿por qué para Madagascar, tú conoces a alguien en Madagascar?", replica la madre. "No, yo no sé ni donde queda Madagascar, pero me voy para cualquier lado que no sea Cuba". Esto es una señal terrible del fracaso del proyecto socialista en Cuba, los jóvenes no tienen proyecto de vida. Ahora, eso no es general, hay un grupo significativo y creciente pero todavía pequeño de jóvenes que se quieren comprometer y quedar en Cuba, entre ellos jóvenes católicos que debido a su fe cristiana adquieren un compromiso de permanencia. Claro, es más difícil para quien es padre de familia permanecer en Cuba sin tener una ayuda de su familia en el extranjero.

¿Quiere agregar alguna cosa?

Solamente decir que me ha impresionado este diario digital, que quisiera que en Cuba muy pronto pueda haber algo parecido a Infobae, y esto me lo llevo a Cuba como un ejemplo de cómo las sociedades pueden tener la ilusión y la esperanza de que la información y las comunicaciones sean un poder renovador.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Juan González Febles desde Cuba: Amos liberales y fiestas compartidas

Tomado de http://www.infiernodepalo.com

Amos liberales y fiestas compartidas

Por  Juan González Febles
La Habana
08/18/2015



En Cuba, durante la etapa colonial y la primera fase de la esclavitud, que para aquel momento era solo negra y africana, hubo amos liberales inspirados en sentimientos nobles y piadosos. Estos, en ocasiones especiales compartían con los esclavos de entonces algunos festejos religiosos y de otras índoles, en la forma más fraternal que la época y las circunstancias permitieron.

Les trataban –a despecho de su condición de esclavos- como a una servidumbre muy especial, solo que servidumbre siempre es servidumbre y solo eso. Entonces y a despecho del trato ‘especial’ que les conferían, se trataba de cortesía por la entrada del servicio y nunca por la entrada principal. Como ya fue dicho, servidumbre es servidumbre y esta despacha por la puerta trasera de los traspatios, los salones son para los iguales.

Luego de la ceremonia de izamiento de la bandera de los Estados Unidos y que el Sr. Secretario de Estado de los Estados Unidos John Kerry, departiera con su homólogo, Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de exteriores del régimen en la conferencia de prensa compartida por ambos y entre sus iguales, el Sr. Secretario de Estado de los Estados Unidos John Kerry, se comportó como aquellos amos liberales e inspirado en los mismos sentimientos nobles y piadosos, compartió la ocasión con el personal de servicio seleccionado para las componendas y negociaciones con la dictadura cubana.

Los disidentes invitados a la recepción en casa del Encargado de Negocios de los Estados Unidos fueron tratados con la misma humanidad con que los “amos liberales inspirados en sentimientos nobles y piadosos”, trataron a su servidumbre y a sus esclavos. Así fueron recibidos y tratados, en la trastienda y por la puerta de servicio.

 (De izquierda a derecha: Dagoberto Valdés, Reinaldo Escobar, Manuel Cuesta Morúa ¨Kalule¨, Martha Beatriz Roque, Yoani Sánchez, John Kerry, Elsa Morejón (esposa de Biscet), persona que no reconozco bien aunque quizás sea Arnaldo Ramos Lauzerique del grupo de economistas Manuel Sánchez Herrero de Martha Beatriz Roque, Miriam Leiva, Oscar Elías Biscet, José Daniel Ferrer García y persona que no conozco. Foto y comentario añadidos por el bloguista de Baracutey Cubano)

Se trató del mismo elenco escogido en el casting que para la ocasión utilizó la Sra. Roberta Jacobson. Solo que no todos los disidentes aceptan la condición de personal de servicio y dos entre ellos, rechazaron ser tratados en esa forma discriminatoria y rechazaron la invitación a ser recibidos por la puerta de servicio.

Berta Soler, líder y portavoz de ‘Damas de Blanco Laura Pollán’ y Antonio González Rodiles, coordinador de Estado de Sats, ambos miembros ejecutivos del Foro por los Derechos y Libertades, dieron la nota de dignidad y decoro ciudadano. Rechazaron el trato discriminatorio y ofensivo que el Sr. Kerry impuso en la capituladora y vergonzosa componenda que el gobierno presidido por Barak Obama lleva adelante con el régimen militar totalitario cubano, que legitima la opresión ciudadana impuesta por este régimen desde hace cincuenta y seis largos años.

Se trata, con quizás solo una excepción, de la oposición seleccionada por el binomio Obama-Kerry, con la bendición de sus iguales del Palacio de la Revolución. Diez escogidos por discutibles escogedores que hubieran sido doce. Con ellos cualquier pintor post moderno nos habría podido ofrecer otra versión light de ‘La Última Cena’ en que si bien faltaría un maestro traicionado, tendríamos a un secretario de estado, nueve Judas y alguna para lapidar más adelante.

Estamos en un momento ideal para esta y otras tolerancias. Si ya bendijeron al régimen iraní y al régimen totalitario castrista, podrían alcanzar con sus aguas pútridas de redención a la Venezuela chavista, a los narcos de las FARC y quizás hasta a Boko Haram y al Estado Islámico, Obama mediante, es posible.

El elenco de la cena –que no será felizmente la última- ha sido un elenco seleccionado mucho antes del 17 de diciembre de 2014. Es el elenco primado para tours, premios distinciones, financiamientos y todo tipo de agasajos. Entre ellos hay desvíos de recursos, apropiaciones indebidas y otras menudencias de ese estilo, pero no importa.

Fueron seleccionados para esta suerte de Star Sistem en un espacio indeterminado entre Washington y La Habana, desde donde NED-USAID y sus ahijados les bendicen con munificencia, licencia eclesiástica mediante.

Pronto un papa peronista dará su misa en La Habana, bajo la mirada de un Che Guevara algo frustrado, por no haber logrado ser eficiente como la máquina fría de matar en que si consiguió convertirse. A su vera, un sufrido y estoico Cristo Jesús, ya preparado para perdonarlo todo: A sus papas, a sus popes y hasta a sus Pepes.

infiernodepalo@gmail.com

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...