sábado, septiembre 25, 2021

Video. ULTIMA HORA !!EL PUEBLO SE TIRO PA LA CALLE EN SANTIAGO

La Familia Perez

24 deptiembre, 2021

ULTIMA HORA 🚨!!EL PUEBLO SE TIRO PA LA CALLE EN SANTIAGO



La Familia Perez

24 deptiembre, 2021

Convocatoria para  manifestación pacífica en Cuba para el sábado 20 de noviembre

¿Ingenuidad o jugada maestra de opositores?




Etiquetas: , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

viernes, septiembre 24, 2021

'Mi pueblo pide libertad, no más doctrinas, dice la cantante cubana Camila Cabello en la Gala de los Billboard Latinos 2021


************

Tomado de https://diariodecuba.com/

'Mi pueblo pide libertad, no más doctrinas', dice la cubana Camila Cabello en la Gala de los Billboard Latinos 2021

*******

La cantante fue la encargada de inaugurar la ceremonia de los Billboard Latinos de este año.

*******

DDC

Miami

24 Sep. 2021

La cantante y actriz cubana Camila Cabello fue la encargada de dar inicio a la ceremonia de los Billboard Latinos de 2021 y aprovechó la ocasión para enviar un mensaje a su país de origen, publica El Comercio.

"Pa’ mi gente que sufre, pero ya no calla. Pa’ mi gente bella y mi tierra cubana. Mi pueblo pide libertad, no más doctrinas. Que ya no gritemos 'Patria o Muerte', sino que gritemos 'Patria y Vida'", dijo sobre el escenario del Watsco Center de Miami la intérprete del exitoso tema "Havana".

No es la primera vez que Camila Cabello expresa su solidaridad con el pueblo de Cuba. El 27 de julio, días después de las protestas más importante que han ocurrido en la Isla desde 1959, la cubanoamericana presentó su éxito "Don’t Go Yet" en el popular show televisivo de Jimmy Fallon y desde allí lanzó un mensaje a los cubanos.

"Esto es para mi gente de Cuba. Patria y Vida", dijo la artista tras su presentación en el programa y antes de empezar su actuación.

Cabello, de 24 años, originaria de Cojímar, Habana del Este, ha sido una de las estrellas internacionales que han dado visibilidad a lo que ha ocurrido en la Isla tras el 11 de julio, cuando miles de cubanos en unas 50 ciudades y pueblos de la Isla salieron a protestar contra el Gobierno de Miguel Díaz-Canel.

"Libertad, divina libertad. Hoy me siento más orgullosa de ser cubana y me siento aun más orgullosa de los jóvenes que en nuestra patria han salido a las calles y que están liderando un cambio a pesar de la represión, a pesar del miedo", dijo Cabello en los recién celebrados Premios Juventud, donde lució una camisa con el hashtag #SOSCuba y "Patria y Vida" en apoyo a las manifestaciones pacíficas. 

"Todos luchando por la libertad. Unamos nuestra voz a la de ellos. Patria y Vida", agregó la cantante en un video emitido antes de que sonara la canción que se convirtió en un himno para quienes piden cambios en Cuba.

En los BillBoard Latinos 2021, el portorriqueño Bad Bunny fue el gran galardonado, al llevarse diez premios, incluyendo el de Mejor Canción, gracias a "Dákiti", junto a Jhay Cortez, según publica los 40.com.

Prince Royce, por su parte, se llevó el Billboard Latino a Mejor Canción Tropical con "Carita de inocente", mientras que  Karol G fue elegida Mejor Artista Femenina y Myke Towers se llevó el Billboard a Mejor Artista Latino Debut.


Etiquetas: , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Miguel Sales Figueroa: El ogro filantrópico 3ra. parte


 El ogro filantrópico 3ra. parte


Por Miguel Sales Figueroa

23 de septiembre, 2021

Al tiempo que los factores ya citados -políticas identitarias, ecologismo anticapitalista y fomento de la migración ilegal-- evolucionaban y confluían, la crisis de la izquierda marxista maduraba hacia 1980, tras los sucesos de Berlín y Praga, y el sangriento fracaso de los regímenes socialistas del Tercer Mundo (Cuba, Camboya, Etiopía y otros). Una vez desaparecido el comunismo en Europa Oriental y la Unión Soviética, e iniciada la metamorfosis procapitalista de China y Vietnam, los ideólogos del socialismo se afanaron en buscar nuevos elementos que permitieran ampliar la base conceptual y la militancia ‘progresista’, más allá del enfoque del proletariado como pueblo elegido y la lucha de clases como motor de la Historia, cuya inoperancia había quedado demostrada de manera empírica.

En esa situación de fracaso y orfandad, en la que los últimos referentes en pie eran los poco presentables gobiernos de La Habana y Pyongyang, los teóricos posmarxistas hallaron una veta promisoria en las nuevas teorías sociales que pululaban en las universidades de Estados Unidos y Europa Occidental.   

Durante medio siglo, el socialismo marxista-leninista había sido un sistema de homofobia pública y notoria, que encerraba a los homosexuales y otros ‘pervertidos’ en campos de trabajo forzado, lo mismo en Cuba que en Camboya o Corea del Norte. Su política económica había causado enormes estragos al medio ambiente, como puede verse todavía en las ruinas de Chernobyl o el paisaje devastado del Mar de Aral. Era, además, un régimen alérgico a la emigración, que trataba de retener dentro de las fronteras estatales a la mayoría de la población, para lo que recurrió a atrocidades como la construcción en 1961 de un muro fortificado de 160 kms de largo en torno a Berlín, donde los vopos ametrallaban a quienes intentaban escapar del paraíso socialista.  

Pero gracias a la confluencia con el progresismo neomarxista, el comunismo homófobo, destructor del medio ambiente y enemigo de la libertad de movimiento terminó por adoptar los preceptos de la ideología identitaria y la ecología anticapitalista, y asumió como propia la estrategia de fomentar la libre circulación de migrantes y refugiados. 

El resultado del empeño es un ajiaco conceptual que no resiste el más mínimo análisis lógico. Pero su función no consiste en proporcionar una cosmovisión racional, sino un corpus de creencias que sustituya al liberal-conservadurismo apoltronado tras la victoria de 1989, a la socialdemocracia anémica, víctima colateral de la caída del Muro, y al comunismo que yace en el basurero de la Historia. Viene a ser un credo más próximo al de una nueva secta religiosa que al de un movimiento político tradicional.

La nueva amalgama ideológica se difundió con suma rapidez, gracias al desarrollo de los medios de comunicación electrónicos y las redes sociales, aunque su implantación siguió cursos diferentes, según las condiciones específicas y las tradiciones culturales vigentes. En el sur de Europa, estos partidos de nuevo cuño llegaron al poder poco después de su formación, federados con la socialdemocracia y otros grupos afines. La Coalición de la Izquierda Radical (Syriza) ganó las elecciones griegas de 2015 y gobernó el país durante cuatro años. En Portugal, el Bloco de Esquerda, fundado en 1999, se alió con socialistas y comunistas en 2015 y hasta hoy es uno de los pilares del gobierno de Antonio Costa.  

En España, la confluencia quedó simbolizada por la creación, en 2016, de la coalición Unidas Podemos. El Partido Comunista de España (PCE), con casi un siglo de historia y un arraigo firme, aunque minoritario, en el territorio nacional, se sometió a la autoridad de Podemos, una amalgama asamblearia y caudillista compuesta de grupos antisistema y recién surgida de las manifestaciones de los ’indignados’ de mayo de 2011. Tres años después de su constitución, a finales de 2019, la coalición llegó al poder de la mano del Partido Socialista, tras haber obtenido el 10% del voto en las elecciones de noviembre.

La subordinación del PCE, que a partir de ese momento desempeñará el papel de comparsa de Podemos en la política española, marca el instante en que el marxismo-leninismo tradicional asume como propias las políticas identitarias, ecológicas y migratorias que los regímenes comunistas habían rechazado en la práctica hasta poco antes. Gracias a esta síntesis, el sujeto de la revolución ya no es solamente la masa obrero-campesina, culpable de tantas decepciones en el pasado, sino que se amplía (‘se expande’, dirían las ’portavozas’ de Podemos) a grupos sociales ‘discriminados y oprimidos’, víctimas de innumerables agravios perpetrados por la estructura de poder blanco-heteropatriarcal-capitalista que domina el mundo occidental. Los destinatarios del nuevo evangelio son ahora muy numerosos: las minorías sexuales o raciales, los ecologistas, los pueblos indígenas, los discapacitados, los migrantes… la nómina de características identitarias es infinita y podría llegar a incluir, por ejemplo, a las personas zurdas, bizcas o calvas, a los filatélicos o a los eyaculadores precoces.  

Como los objetivos de este cóctel ideológico son tan sublimes e inalcanzables, -- salvar el planeta, preservar a la humanidad de la inminente catástrofe climática, proteger los derechos de las minorías, acabar con la desigualdad, enderezar los entuertos de siglos pretéritos, etc.-- cualquiera que se oponga a ellos es, por definición, un miserable fascista. ¿Quién que no sea un canalla puede aplaudir la injusticia social, contemplar indiferente la destrucción de la Tierra y rechazar a refugiados e inmigrantes que huyen de la guerra y la pobreza? 

Pero lo más grave para el porvenir de Occidente no es que la izquierda se haya apuntado en bloque a esta amalgama de ideas y sofismas más o menos disparatados, sino que los partidos liberales y conservadores también han considerado conveniente adoptar buena parte del ideario progresista. Así, cuando los progres retrógrados ejercen el poder, gobiernan a golpe de decretos que hacen avanzar su programa totalitario. Y cuando pierden las elecciones y sus adversarios toman el mando, nadie se atreve a revertir las políticas ya instaladas, con lo que la derecha se convierte en simple administradora interina del despropósito estatista.  

msf 


Etiquetas: , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Orlando Freire Santana desde Cuba: Cuba incumple varios puntos de la declaración final de la CELAC. El alejamiento del castro-canelismo de los principios que deben regir la vida de las naciones latinoamericanas y caribeñas es una muestra del anacronismo del régimen cubano.

 
Tomado de https://diariodecuba.com/

Cuba incumple varios puntos de la declaración final de la CELAC

********

El alejamiento del castro-canelismo de los principios que deben regir la vida de las naciones latinoamericanas y caribeñas es una muestra del anacronismo del régimen cubano.

********

Por Orlando Freire Santana

La Habana

23 Sep. 2021 -

La VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) cerró sus puertas en Ciudad de México con la emisión de una Declaración final contentiva de las tareas que han de seguir las naciones de la región para garantizar una vida más plena a sus ciudadanos. Paradójicamente, la representación cubana a esa cita —que tanto abogó por el fortalecimiento de la CELAC e incluso aspiraba a que esta sustituyera por completo a la Organización de Estados Americanos (OEA) como mecanismo de integración regional— se aparece en el epílogo de la cumbre mexicana con que no cumple varios de los puntos de la Declaración final.

El punto 4 de la referida Declaración establece que la democracia es irreversible en nuestra región, y que ella debe garantizar elecciones libres y transparentes, así como las libertades individuales de los ciudadanos en el marco de la más estricta observancia de los derechos humanos. Como sabemos, ninguno de esos principios tiene lugar en Cuba, tal y como acertadamente expuso el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou.

El punto 15 de la Declaración se refiere a la necesidad de que los países latinoamericanos y caribeños practiquen un comercio abierto, tal y como sugiere la Organización Mundial del Comercio (OMC). Sin embargo, los gobernantes cubanos hacen caso omiso de ello al proclamar la sustitución de importaciones como estrategia fundamental en las relaciones económicas internacionales. Vale aclarar que no se trata de una política coyuntural motivada por las carencias financieras de la Isla, sino que asistimos a una política con visos de permanencia.

El punto 24 de la declaración de la CELAC contiene una cláusula alevosamente ignorada por la propia Constitución de la República de Cuba. La CELAC reafirma que los ciudadanos no podrán ser discriminados por razones de sexo, religión, raza, origen nacional, edad, discapacidad, idioma, orientación sexual u opinión política. La Constitución cubana, en cambio, en su artículo 42, al referirse a las características por las que no se marginará a los cubanos, omite la cuestión de la opinión política. De esa manera, queda abierto el camino para que los cubanos que se opongan al castrismo sean considerados como personas de segunda categoría en su propio país, privadas incluso de cursar estudios superiores y de acceder a muchos puestos de trabajo.

El punto 31 de la Declaración de la CELAC habla, por otra parte, de la necesidad de que los gobiernos latinoamericanos y caribeños adopten políticas que frenen la migración irregular que hoy se observa en la región. En ese contexto no se aprecian medidas de las autoridades cubanas para mitigar la huida desordenada de cubanos hacia otras latitudes. En especial, destacan las embarcaciones rústicas que se lanzan al estrecho de la Florida en busca de alcanzar las costas de Estados Unidos, o los cubanos que se aventuran a atravesar la selva del Darién, en Panamá.

Se trata de incompatibilidades que hubiesen obligado al señor Miguel Díaz-Canel, si fuese una persona que practicara la honestidad política, a no firmar esta Declaración final de la CELAC.

Sin embargo,  siguiendo el ejemplo de sus predecesores en la máxima dirección de la Isla, el actual presidente es capaz de comprometerse con acciones que sabe perfectamente que no serán cumplidas.

Paralelamente, este alejamiento del castro-canelismo con respecto a los principios que deben regir la vida de las naciones latinoamericanas y caribeñas —con las pocas excepciones de los países que soportan gobiernos afines ideológicamente al cubano— no es más que una muestra del anacronismo del régimen cubano.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

jueves, septiembre 23, 2021

Dimas Castellanos desde Cuba: Ante el actual escenario, el Gobierno no tendrá más remedio que enfrentar la guerra civil latente o un proceso de diálogo-negociación.


Nota del Bloguista de Baracutey Cubano 

El diálogo con tramposos es casi siempre una ingenuidad condenada al fracaso a favor dedel tramposo.

*************

Tomado de https://diariodecuba.com/

La crisis de Cuba y la importancia del diálogo

********

Ante el actual escenario, el Gobierno no tendrá más remedio que enfrentar la guerra civil latente o un proceso de diálogo-negociación.

********

Por Dimas Castellanos

La Habana

22 septiembre 2021

La tesis de que los grandes problemas no se resuelven hasta que no hacen crisis parece desmentida por Cuba, donde en lugar de solucionarse, se profundizan. Solo que la apariencia no es la realidad. La prolongación de la crisis cubana tiene su raíz en el giro del proceso revolucionario hacia el totalitarismo, el cual ha retardado, pero puede detener indefinidamente su solución. La protesta masiva del 11J lo demuestra. De ella emanan dos enseñanzas: una, que la crisis cubana —la más profunda y prolongada de su historia— es inherente al modelo totalitario; dos, que sin libertades, las soluciones demoran pero no se evitan.

Los factores internos y externos que permitieron al Gobierno cubano eludir los cambios hoy no existen. La combinación entre ineficiencia del modelo, el conflicto con Estados Unidos, la pandemia del Covid-19, y la incapacidad e imposibilidad de pagar la deuda externa, de adquirir nuevos préstamos y atraer inversión de capital, imposibilitan mantener la misma conducta sin provocar una catástrofe social de consecuencias incalculables.

Ante el actual escenario, caracterizado por la irrupción de los cubanos en las redes sociales, el descontento popular creciente y el renacimiento de la conciencia cívica, el Gobierno, aunque continué maniobrando en busca de un nuevo padrino en la arena internacional o de una salida que no implique la pérdida del poder —parece que esta es la razón de la visita oficial del presidente cubano a México—, ante el empeoramiento no tendrá más remedio que enfrentar la guerra civil latente o un proceso de diálogo-negociación.

Si la guerra es la continuación de la política por otros medios —como la definió Klausewitz—, la política es el arte de solución de conflictos mediante el diálogo y la negociación. Más allá de "victorias" efímeras y coyunturales, si las causas de los conflictos no se atienden, éstos resurgen con mayor violencia, lo que indica que el diálogo es ineludible.

Tan evidente es la necesidad del diálogo, que el Gobierno cubano intenta sustituirlo con las reuniones que frente a la prensa oficial viene celebrando con grupos de trabajadores, campesinos, estudiantes, artistas y periodistas, en las que los participantes, el lugar y el tema los decide el poder.

Ese pseudo diálogo, encasillado en límites preestablecidos como "dentro de la revolución todo, fuera de la revolución nada", no pasa de ser un intento de cambiar la forma para conservar el contenido y emitir señales falsas. Se trata de un esfuerzo dilatorio, pero inútil, porque ni los encuentros califican como diálogo, ni representan lo que los cubanos necesitan con urgencia: el restablecimiento de las libertades que fueron suprimidas desde 1959, cuando el Gobierno, convertido en fuente de derecho, sustituyó la Constitución de 1940 por los estatutos constitucionales conocidos como Ley Fundamental del Estado Cubano, desde los cuales procedió a eliminar la propiedad privada, sustituir la sociedad civil y monopolizar la enseñanza, los medios de comunicación y las instituciones culturales.

En dirección contraria, el intento de cambiar, al margen del diálogo, implica el empleo de la fuerza, para lo cual se requiere de un poder al menos similar a la que posee el Gobierno. En mi opinión, si esa fuerza existiera, su empleo conduciría a nuevos fracasos, porque en la violencia se imponen los más violentos, los que luego, convertidos en poder, tienden a resultar peores que los vencidos.

La pérdida de las libertades en Cuba —oxígeno del organismo social— condujo al desinterés por los resultados de la producción y los servicios, donde está la raíz de la crisis sostenida. La lección es clara: con una sociedad monopolizada por un Partido, que a la vez es Estado y Gobierno, y un pueblo reducido a la condición de súbdito, es imposible la paz, el bienestar y el progreso social, y por tanto la salida de la crisis. En la protesta masiva del 11J, a diferencia de sucesos anteriores, como fue el "Maleconazo" de agosto de 1994, donde la motivación principal era abandonar el país, ahora los participantes reclamaban cambios y libertades.

La solución de cualquier problema tiene por premisa la determinación de sus causas. Si la crisis cubana persiste, es precisamente porque se han soslayado sus verdaderas causas; por tanto, cualquier salida tiene que transitar por el restablecimiento de los puentes destruidos: las libertades ciudadanas.

El diálogo —arte de conciliar intereses— implica el reconocimiento mutuo de las partes en condiciones de igualdad, donde los participantes se alternan en el papel de emisor y receptor. Su aceptación, como esencia de las relaciones humanas, exige renunciar al mantenimiento de la supremacía excluyente y la disposición a ceder en algo. Hasta hoy, el Gobierno cubano se niega a dar ese paso. Pero eso no significa que tal conducta sea sostenible. Considerarse en posición ventajosa y desde ella designar a los participantes, la agenda, el lugar y las condiciones, es cualquier cosa menos lo que Cuba necesita.

Dialogar no es renunciar ni rendirse, sino una oportunidad de comunicación directa para aclarar posturas y realizar propuestas de cambios. Y como los cambios son permanentes, el diálogo constituye una necesidad del presente y del futuro, lo que obliga a potenciarlo como punto de partida, como concepto esencial, como principio rector y como estrategia permanente.

La fuerza se emplea para vencer, la negociación para solucionar; por tanto, no existen métodos para la solución de conflictos, sino un método: el diálogo y la negociación, que comprende la creación de climas de confianza, el respeto a la otra parte, flexibilidad, ponderación y objetividad en las demandas, como único camino viable, seguro y positivo para la solución de conflictos.

En el caso cubano, con el antecedente de seis décadas de totalitarismo, el diálogo requiere de un esfuerzo inmenso, dentro y fuera del territorio nacional. Es difícil, pero no hay otras opciones. Partir de la convicción de que la solución de la crisis pasa por el diálogo, constituye un paso importante.

El diálogo en Cuba tiene un objetivo: cambiar. Y ese cambio comienza por la restauración de los derechos y libertades, para que los cubanos, reconvertidos en ciudadanos, puedan participar como protagonistas.

Para el fin propuesto se requieren acciones conjuntas y simultáneas. El Partido-Estado-Gobierno tiene, definitivamente, que profundizar las medidas implementadas hasta admitir la existencia de la empresa privada, sin subordinación alguna a la fallida empresa estatal; con derechos como la libertad para producir o brindar servicios, comprar y vender, al interior y al exterior, sin la intermediación del Estado. Ese paso tiene que acompañarse del derecho a la libertad de expresión, de la división de los poderes públicos para que el judicial sea independiente y, por último, del derecho de los cubanos a elegir libremente a sus dirigentes.


Etiquetas: , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

miércoles, septiembre 22, 2021

Miguel Sales Figueroa: El ogro filantrópico, segunda parte

 El ogro filantrópico, segunda parte

Por Miguel Sales Figueroa

19 de septiembre, 2021

Para que la ideología de la ‘justicia social’ lograra tantos adeptos como tiene hoy, a pesar de sus postulados absurdos y evidentes contradicciones, fue necesario un caldo de cultivo dominado por el miedo y el desconcierto. Ese contexto cuajó en los tres decenios transcurridos entre el naufragio del socialismo real, completado en el bienio de 1989-1991, y la debacle sanitaria causada por la pandemia del COVID-19. En el punto medio del periodo se desató la crisis económica de 2008, catalizadora de los temores en torno al porvenir de las nuevas generaciones, que parecían condenadas a vivir en un mundo mucho peor que del que habían conocido sus padres y abuelos. 

Los ideólogos marxistas llegaron entonces a la conclusión siguiente: Era necesario convencer a la mayoría de la población de que el sistema capitalista estaba agotado y que era preciso destruir la sociedad occidental, tal como había existido hasta entonces, para dar paso a la construcción de un mundo nuevo. Pero, a diferencia de los revolucionarios del siglo XX, los actuales sostienen que la toma del poder debe realizarse por medio de elecciones democráticas. De ahí la necesidad de predicar la buena nueva a las masas para ganar en las urnas, no con las armas.  

Al igual que ocurre con el futuro poscapitalista que aparece esbozado en las obras de Marx, las directrices para esa tarea de reconstrucción son más bien borrosas. En todo caso, se sabe que el resultado será un mundo de ’cancelación’, justicia, igualdad, armonía y menos consumo, con muchos veganos felices, naturaleza inmaculada, democracia plebiscitaria y libre circulación de migrantes, sin requisitos burocráticos.  Una utopía comunista reciclada, con el mismo matiz religioso que las de Owen, Marx y Bakunin, pero que esta vez se alcanzará mediante la hegemonía cultural (Gramsci) y el uso adecuado de la tecnología que proporciona los medios de comunicación y las redes sociales (Marcuse). 

Los elementos que conforman esta ideología progre-retrógrada ya existían por separado antes de la caída del Muro de Berlín en 1989 y las crisis subsiguientes. Durante años, en las facultades de ciencias sociales de las universidades estadounidenses se había elaborado un sinfín de teorías y formulaciones más o menos imaginativas, que trataban de explicar los modos de ‘opresión’ que el capitalismo occidental ejerce sobre las minorías -mujeres, homosexuales, personas no blancas y otros colectivos-. Esos trabajos monográficos –estudios queer, estudios feministas, estudios negros-- pocas veces se declaraban explícitamente marxistas, aunque se apoyaban en muchos de los prejuicios de la secta.

Autores como Michel Foucault, Jacques Derrida, Gilles Deleuze o Louis Althusser, y profesores como el argentino Ernesto Laclau y la estadounidense Judith Butler proporcionaron el andamiaje intelectual para reformular y ampliar el ideario social-comunista y adaptarlo a la sensibilidad igualitaria, ecologista y ‘buenista’ de las nuevas generaciones, debidamente adoctrinadas en las aulas universitarias. Se trataba de elaborar y predicar una nueva metafísica pseudorreligiosa que llenase el vacío dejado por el naufragio de las grandes explicaciones de la Historia vigentes hasta finales del siglo pasado, que habían pasado a mejor vida.

Por otra parte, la ecología -no siempre anticapitalista- ganaba terreno desde los años de 1960, ante la constatación de los daños medioambientales generados por el rápido aumento de la industrialización y la necesidad de mantener limpio el planeta y preservar la naturaleza. En el marco de esa corriente, surgieron grupos que se oponían al uso de la energía nuclear, a la agricultura en gran escala, al consumo de carne y al turismo de masas, entre otros.   

Pero en algún momento de ese período el sector más radical del movimiento ‘verde’ abandonó la postura de la crítica moderada y la búsqueda de soluciones racionales para asumir posiciones revolucionarias, basadas en la idea de que era indispensable destruir el capitalismo e imponer severos controles económicos para salvar el planeta del inminente apocalipsis climático. 

El tercer elemento fundamental del progresismo contemporáneo es la barra libre a la inmigración ilícita. De las políticas humanitarias de asilo y refugio impulsadas por el desastre de la Segunda Guerra Mundial se ha pasado a imponer el criterio de que no solo los emigrantes tienen derecho a salir de su país, sino que los demás Estados, sobre todo los más prósperos, tienen la obligación moral de acogerlos, incluso cuando los migrantes viajan por motivos económicos, lo hacen sin documentos e ingresan de forma irregular en el país de destino.  

Este enfoque permite ahora que algunos gobiernos lleguen incluso a usar a los migrantes como un arma para socavar la estabilidad de los países vecinos, como ocurrió recientemente en Ceuta, cuando las autoridades marroquíes auspiciaron la entrada ilegal en territorio español de unos 12.000 migrantes, entre ellos alrededor de 3.000 menores de edad no acompañados.

No era la primera vez que el torpedo migratorio se empleaba contra una democracia occidental. Desde el éxodo del Mariel, autorizado por Fidel Castro en 1980 para trasladar la presión social de Cuba a las calles de Miami, hasta las caravanas de emigrantes centroamericanos que las ONG progres coordinan y dirigen actualmente hacia la frontera sur de Estados Unidos, el derecho que toda persona tiene “a circular libremente […] a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país” (artículo 13 de la DUDH), se ha manipulado hasta convertirlo en un arma antioccidental. 

Lastrados por el buenismo y debilitados por la aceptación parcial de los valores de la progresía retrógrada, los Estados de Europa y América del Norte no se atreven siquiera a aplicar sus propias leyes para defenderse de la invasión. En Europa del Oeste, por ejemplo, se calcula que el 90% de las órdenes de expulsión del territorio dictadas contra inmigrantes ilegales no se aplican nunca. La “inmigración segura, ordenada y regular” que propugna el Pacto Mundial de 2018 no está ni estará a la vista, mientras las democracias occidentales no se enfrenten sin complejos al entramado de ONG, traficantes de seres humanos y tontos útiles que actúan diariamente bajo el manto del humanismo y la justicia.   

Estas tres corrientes de pensamiento y activismo comparten un objetivo común que facilita su sinergia: la deconstrucción (destrucción) de las sociedades libres de Occidente y su reordenamiento, mediante el aumento del tamaño y el poder del Estado, controlado por los nuevos comisarios del pueblo, guardianes de la verdad absoluta. Este propósito compartido no es un designio secreto ni una elucubración de liberales asustados, sino una meta explícitamente anunciada en los programas electorales de las nuevas formaciones políticas que cuajaron a partir del año 2000.  Presentados como adalides de un empeño justiciero y libertador, los ’ingenieros de almas’ del siglo XXI preparan la llegada del totalitarismo-punto-dos en versión Silicon Valley.     

En el artículo siguiente examinaré cómo se produjo la confluencia entre estas corrientes y la izquierda marxista tradicional.


Etiquetas: , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

martes, septiembre 21, 2021

Roberto Álvarez Quiñones: ¿Por qué suprimir el comercio privado de fármacos en Cuba será otro crimen castrista?. La “Droguería Sarrá” no solo llegó a ser la droguería más grande de Cuba y de Latinoamérica, sino incluso la segunda del mundo tras la norteamericana “Johnson”.

 Tomado de https://diariodecuba.com/

¿Por qué suprimir el comercio privado de fármacos en Cuba será otro crimen castrista?

**********

Los 'acaparadores', 'revendedores', 'coleros' y un enorme mercado subterráneo son hijos legítimos de toda tiranía marxista-leninista. Son el efecto, no la causa de la escasez.

**********

Por Roberto Álvarez Quiñones

Los Ángeles

20 Sep 2021

¿Cuántos cubanos morirían habiendo podido salvarse? ¿Cuántos se agravarían de sus enfermedades y padecimientos crónicos? ¿Cuántos sufrirían si no fuera por los comerciantes privados que los abastecen de medicamentos?

Porque eso es lo que son —comerciantes privados furtivos— los llamados "revendedores" y "acaparadores" de medicamentos que, en Cuba, están siendo encarcelados. Son hostigados y vilipendiados pese a que constituyen, de hecho, una red farmacéutica privada que cubre el vacío causado por el estatismo comunista.

Y es que: ¿acaso había en Cuba "acaparadores" y "revendedores" de medicamentos antes de 1959? ¿Los hay hoy en Chile, Costa Rica, Japón, Francia, Nigeria, Marruecos o Australia?

¿Es el Estado de algún país normal el propietario de todas las farmacias, clínicas y hospitales, sin que además tenga dinero para producir ni importar medicamentos?

Esas preguntas deben responderlas los jerarcas y la prensa oficial castristas que culpan a los revendedores por la escasez de fármacos en el país, agudizada por la expansión ya devastadora del Covid-19.

En Cienfuegos, el periódico oficial 5 de Septiembre arremetió hace unos días contra los 31 "acaparadores" y "revendedores" condenados a prisión por los tribunales, acusados de "actividad económica ilícita" y "tenencia de drogas" (las medicinas), a quienes les ocuparon 20 tiras con cápsulas de Azitromicina y 29 bulbos de Rocephin (antibióticos antibacterianos) y otros 45 medicamentos e insumos.

Dirigentes y sus familiares, medicinas y hospitales exclusivos

La nota periodística explicó que la mayor cantidad de medicinas incautadas había sido importada legalmente, libre de impuestos aduaneros, por cubanos que regresaron del extranjero, a los que se acusó de "ambición y oportunismo". La parte restante, precisó la nota, provenía de hospitales debido a las "fisuras en nuestras instituciones de Salud que permiten el escape de medicamentos".

Traducido del lenguaje castrista, se advierten dos cosas: 1) la mayoría de las medicinas que hay ahora en el mercado negro y que la gente por suerte puede conseguir son las que llevan cubanos que regresan; y 2) las restantes son las que se roban los trabajadores del sistema de Salud Pública.

Los primeros, los viajeros, tras satisfacer las necesidades de medicamentos de sus familiares, venden el resto clandestinamente a los precios que impone ley de la oferta y demanda, pues así funciona el comercio en el mundo desde los tiempos de Babilonia, hace miles de años.

Por su lado, quienes los sustraen de farmacias y hospitales lo hacen sin ningún remordimiento. Ven cómo los dirigentes políticos y sus familias roban antes que ellos y por eso no les falta ninguna medicina, por costosa que sea. Ven cómo esos oligarcas, parientes y amigotes reciben un tratamiento médico exquisito, en hospitales exclusivos para ellos, como el CIMEQ de La Habana, equipado con todo, con fuerte custodia militar y al cual la prensa tiene prohibido el acceso. Todo pagado con el dinero que se le roba al pueblo.

El robo al Estado es indispensable en un régimen comunista

Para decirlo claro, robarle a un Estado comunista no es delito, sino indispensable para evitar hambre y enfermedades. Los "acaparadores", "revendedores", "coleros" y un enorme mercado subterráneo, son hijos legítimos de toda tiranía marxista-leninista. Son el efecto, no la causa de la escasez.

Recordemos que, en Cuba, quienes adiestraron a la gente en el "trapicheo" comercial clandestino fueron los técnicos soviéticos que vivían en la Isla, pues ellos lo hacían en la URSS. Los cubanos, con mucha más escasez, necesitan de un mercado negro que los alimente, vista, calce, los transporte y los abastezca de medicinas.

Es como una ley física. Intentar mantener agua en las manos juntando ambas palmas es tan tonto como pretender que una economía pueda funcionar sin propiedad privada. El modelo estatista no funciona, "ni a nosotros", como confesó Fidel Castro a un periodista de EEUU en 2010.

Lo mismo le dijo 2.360 años antes Aristóteles al iluso Platón. La propiedad privada —le dijo el discípulo a su maestro— es superior porque "la diversidad humana es más productiva", y porque "los bienes, cuando son comunes, reciben menor cuidado que cuando son propios".

Dicho en criollo, "el ojo del amo engorda el caballo". El cataclismo económico-social sufrido en Cuba se debe a que fue suprimido “el ojo del amo”, la propiedad privada.

La dictadura quiere acabar con comercio privado de medicinas

El colmo es que con el azote del virus chino en la Isla, la dictadura no solo no ha permitido siquiera excepcionalmente el comercio privado de medicamentos, sino que ha decidido arrasarlo usando nuevas tecnologías de hackeo de chats y la intervención ilegal y descarada en grupos de WhatsApp y de Telegram. Mediante esos grupos, la población obtiene medicamentos de redes organizadas por cubanos en EEUU y España, que agrupan fármacos y los envían con particulares a Cuba.

El Noticiero de la TV castrista mostró recientemente varios chats y mensajes de audio privados evidentemente "hackeados" ilegalmente por el MININT. Los televidentes escucharon asombrados a personas enfermas o sus familiares, pidiendo antibióticos como Rosephin, Azitromicina, Amoxicilina, Ciprofoxacina, Cefalexina, y analgésicos y reducidores de fiebre, como Dipirona y Paracetamol. Esos medicamentos no los hay en las farmacias, o cuando "llegan" son tan poquitos que se acaban enseguida. Tampoco los hay en los hospitales.

Un oficial del Ministerio del Interior (MININT) dijo en ese noticiero televisivo que los revendedores de medicamentos "ocultan su número de teléfono y dan un nombre falso para que no se localice la procedencia del medicamento".

Por supuesto, los precios de esas medicinas se fijan según la ley de la oferta y la demanda, obviamente altos. ¿Cómo bajar esos precios? Únicamente con mucha oferta, o sea, con farmacias privadas, en las que haya todo tipo de medicamentos.

¿Habría más fármacos si el MININT acaba con comercio privado?

La pregunta clave aquí es: si el régimen lograse acabar con el comercio privado de medicamentos, ¿habría más cantidad en farmacias y hospitales? Por supuesto que no.

La presidenta del monopolio estatal BioCubaFarma, Tania Urquiza, reveló hace unos días: "en 2021 se nos han ido acabando los suministros y materias primas y el promedio de faltas mensuales ha sido de 120 medicamentos". Si Urquiza admite que son 120, la cifra real debe ser el doble o el triple. Mientras tanto, Rita García, burócrata de ese monopolio, informó tranquilamente que de Azitromicina, antibiótico fundamental en el tratamiento del Covid-19, "lo que se está produciendo actualmente no alcanza para llevar a la red de farmacias".

En fin, en las farmacias cubanas no hay prácticamente nada. Los hipertensos, cardíacos o diabéticos están meses sin sus medicinas. Tampoco hay psicofármacos en un país donde la depresión y el estrés son alarmantes. El 85% de los medicamentos tiene que ser importado y no hay divisas para ello.

Como la mayoría de los contagiados con el virus chino permanecen en sus casas, o son enviados a terribles centros de aislamiento, muchísimos cubanos más morirían de Covid-19 sin los medicamentos indispensables que hoy consiguen "por la izquierda".

Con solo reducir el comercio privado de medicamentos, morirán muchos cubanos

Ahora, si bien es verdad que mediante el hackeo de chats de abastecedores de medicamentos la dictadura no podrá acabar totalmente con las sui generis microfarmacias privadas —nunca lo lograría—, sí puede que reduzca su tamaño.

Solo esa reducción será otro crimen de lesa humanidad que irá al expediente de Raúl Castro y su asistente Miguel Díaz-Canel, como causantes de más muertes, dolor y sufrimientos del pueblo cubano.

Lo que tienen que hacer esos dos vividores misántropos es restaurar, ya, la propiedad privada. Si en Cuba las farmacias no fuesen estatales y hubiese laboratorios y plantas privadas de balones de oxígeno, insumos y equipos médicos, no habría escasez de medicinas, ni cubanos asfixiados por el Covid-19 hasta finalmente dejar de respirar, como trágicamente ocurre hoy en todo el país.

*************

************



DROGUERIA SARRÁ

Publicado por Derubín Jácome4 de marzo de 2016

Los catalanes José Sarrá y su tío Valentín Catalá, boticarios, llegaron a Cuba a mediados del siglo XIX para hacer carrera y probar fortuna en los negocios. Pero lograron mucho más, porque los Sarrá conquistaron La Habana y aunque en 1885 existían más de 65 farmacias que vendían tanto patentes nacionales como extranjeras, poco después, la fundada por ellos será la más importante.

Estos catalanes crean la “Sociedad Catalá, Sarrá y Co.”, y fundan en 1853, en una pequeña casa de la calle de Teniente Rey, la farmacia “La Reunión”, con la estrategia de proveer no solo productos farmacéuticos de alta calidad, sino hacerlo a precios razonables. Para ello invierten 50.000 pesos en la fundación de esta farmacia y droguería, en La Habana Vieja, junto a un pozo de agua pura, que resultaba idónea para la elaboración de sus medicamentos.

El establecimiento, orientado a la venta al por mayor, se llamó “La Reunión” ya que unificaba las farmacias tradicional y homeopática. La primera quedaría a cargo de José y la segunda por su tío, quien también asumiría la contabilidad. Montaron un laboratorio que poco tiempo después ya surtía de ungüentos, sales, jarabes, extractos y otros productos a farmacéuticos y hospitales de toda Cuba.

En 1858 se incorpora a la empresa otro familiar, el también científico y negociante José Sarrá y Valldejulí, sobrino del cofundador. Siete años después, Valentín les venderá su parte para establecerse por su cuenta en Barcelona. La antigua Sociedad es disuelta y se constituye la “Sarrá y Co.”

Sarrá Valldejulí, el nuevo socio, realizaría grandes cambios en la empresa, comprando algunas propiedades en la manzana donde se encontraba la farmacia y mejorando la botica, a la que le agregó oficinas, almacén y un laboratorio aún mayor, adquiriendo nuevos equipos, como una máquina de vapor para hacer pulverizaciones o presas para extraer aceite de ricino. Sacaría al mercado nuevos productos propios de gran éxito, como la “Magnesia Sarrá”. También destaca la formación de más de cien farmacéuticos en estos laboratorios.

Fue tal la importancia de esta droguería, que en el año 1881 su Majestad Alfonso XII de España le concedió al Dr. José Sarrá el título honorífico de “Farmacéutico y Droguero de la Real Casa” y otorgándole el uso del Escudo de Armas Reales en las muestras, facturas y etiquetas de sus productos. Para 1883 se instalará la Droguería y Farmacia “La Reunión” en su edificio de Teniente Rey y Compostela.

(José Sarrá, fundador de la que fue muy relevante drogueria o farmaceútica Sarrá, Junto a su esposa Celia Hernández Buchó y su hijos, María Teresa, Celia y Ernesto José)

En el nuevo edificio, la importancia del negocio crecerá en proporción a su amplitud, manteniendo el primer lugar entre las de su clase. En 1898 muere su dueño fundador y la dirección de la casa pasa a ser propiedad de la firma “Viuda de José Sarrá e Hijo”, conformada por la señora Doña Celia Hernández y Buchó, viuda de Sarrá y su hijo Ernesto, que aunque solo contaba con 19 años, ya se distinguía en sus estudios de la carrera de Farmacia. En manos de ambos la casa mantuvo siempre su lugar prominente, hasta quedar finalmente como único propietario su hijo.

Es precisamente esta tercera generación de propietarios, con Ernesto Sarrá Hernández a la cabeza, la que en las primeras décadas del siglo XX transforma el prestigioso negocio en uno de los emporios más importantes de Cuba.

En 1912 será Ernesto quien adquiere varias casas en la esquina de Teniente Rey, Habana y Compostela, que unido a los anteriores edificios forma un conjunto de 18 nuevos inmuebles con una superficie de 13,000 m2. El prestigioso negocio se transforma en uno de los emporios más importantes de Cuba, con 46 edificios, 600 empleados y más de 500 productos, llegando a ocupar más de 45 edificios con 40,000 metros cuadrados de área.

Para tener una idea del crecimiento del negocio, se adquieren las casas de la calle Compostela nº 87, 89, 91, 93, 95, 97, 99, 101, 103 y 105; en Teniente Rey la nº 35, 39, 52, 54, 56, 58 y 60 y en la calle Habana las nº 126, 128, 130, 132, 134 y 136. Ocupando casi completamente los tres frentes de una manzana, lo que le permitía tener 33 vidrieras de exposición hacia la calle. En la calle Buenos Aires nº 21 se encontraban los garajes para guardar los camiones que hacían el servicio de la casa.

La Droguería llegó a ser más que una farmacia y un laboratorio de especialidades farmacéutica, biológicas y opoterápicas, sino también una Tienda por departamentos, una fábrica de jabón, de perfumes, insecticidas y desinfectantes, locería, cristalería, juguetería y un almacén de suministros para lecherías de materias primas para dulcerías y panaderías.

También introdujo técnicas de marketing moderno, como regalar perfumes e invitar a merendar a los mejores compradores en la tienda de la droguería, sección “Atracciones Sarrá”. La “Droguería Sarrá” no solo llegó a ser la droguería más grande de Cuba y de Latinoamérica, sino incluso la segunda del mundo tras la norteamericana “Johnson”.

Por su excelencia y méritos alcanzados, en 1934 el “Congreso de la República de Cuba” le concede a la “Droguería Sarrá” el uso del Escudo de la República para que apareciera también en las muestras, facturas y etiquetas. En la Universidad de la Habana y la Universidad de Villanueva se establece el “Premio Sarrá”, que se otorgaba anualmente a los mejores estudiantes de farmacia.

El imperio Sarrá tuvo un largo siglo de vida en Cuba y además del prestigio alcanzado en sus negocios, como evidencia del esplendor alcanzado por esta familia, puedo citarles las residencias de dos miembros de esta familia:

La de su fundador, ocupada actualmente por el Ministerio de Cultura, es la espectacular mansión enclavada en la calle 2 esquina a 13 en el Vedado y la de una de sus hermanas es el llamado “Palacete Velasco Sarrá”, erigido en 1912 en el destacado emplazamiento de La Habana Vieja, que actualmente ocupa la sede de la “Embajada de España” en Cuba, que recibe el edificio en 1984, después de muchos años de abandono tras su expropiación a la familia a comienzos de la década del 60.

En 1999, un grupo de nietos y de bisnietos del Dr. Ernesto José Sarrá establecieron en el Estado de la Florida la corporación “Sarra Natural Products”, para ofrecerle al público la misma calidad, confianza y excelencia que prestigia el nombre Sarrá. Los Productos Naturales Sarrá se venden en farmacias y droguerías en la Florida, New York y New Jersey.

El edificio principal de la “Droguería Sarrá” está considerado como Patrimonio Mundial de la Humanidad. Actualmente es Museo de Farmacia.
*************
Tomado de https://www.elnuevoherald.com/

Cuba antes de 1959: prosperidad y frustraciones de una república

Por Jaime Suchlicki
19 de diciembre de 2008
(fragmento)

Para 1959, los indicadores económicos apuntaban a una economía moderna en pleno desarrollo. El per cápita de los cubanos era de $431 similar al de España e Italia. Cuba tenía una de las tasas de mortalidad infantil más baja del mundo (37 por cada 1,000); un alfabetismo del 80 por ciento, tercero en América Latina, después de Argentina y Costa Rica; y el tercer número más alto mundialmente per capita de médicos y dentistas. Cuba tenia más de 40 laboratorios farmacéuticos que producían el 50 por ciento de las medicinas que se consumían en la isla. En 1959 Cuba era el tercer país en América Latina en número de radios y televisores.
***********
Tomado de http://scielo.sld.cu/pdf/far/v50n1/far16116.pdf

(publicado en Revista Cubana de Farmacia. 2016;50(1) )

Preparaciones farmacéuticas de los siglos XIX y XX en la región oriental de Cuba

Por Clara Aurora Zúñiga Moro
Universidad de Oriente Santiago de Cuba.
 Cuba.

(Fragmento, página 8)
Ya en la segunda mitad del siglo XX, con el incremento en el país de laboratorios de firmas nacionales y extranjeras y la avalancha de productos farmacéuticos en el mercado, se impusieron medidas restrictivas en este sentido. En la XLI Asamblea Médica Nacional celebrada en La Habana, los días 12 y 13 de enero de 1957, se acordó recomendar a la clase médica que en toda oportunidad en que se realizara propaganda de algunas especialidades farmacéuticas se debía solicitar la identificación para corroborar que el producto estuviera elaborado por una industria aprobada por el Consejo de Medicamentos, Alimentos y Cosméticos del Colegio Médico Nacional. En 1959 se produce la primera edición de la Guía Farmacoterapéutica cubana, con amplia información en relación con las especialidades medicamentosas que se elaboraban, distribuían o envasaban en las industrias nacionales y extranjeras que habían recibido el Certificado de Industria Aprobada del Consejo de Medicamentos. Los laboratorios que recibían este certificado eran sometidos a la inspección y vigilancia de ese consejo y sus productos eran analizados periódicamente en el Laboratorio de Investigaciones Científicas de esa institución. Aparecían con esta categoría unos 70 laboratorios, la gran mayoría de ellos representantes de firmas internacionales como los laboratorios Selles S.A., Linner, Hoffman La Roche y otras firmas de sociedades nacionales como Labrapia de Cuba S.A., Instituto biológico cubano y Laboratorios Planas de la Cuba industrial farmacéutica S.A. (31)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Emilio Morales: El conglomerado o grupo militar de empresas GAESA de la dictadura Castrista no maneja un negocio de remesas a Cuba, sino uno de lavado de capital

 
Tomado de https://diariodecuba.com/

GAESA no maneja un negocio de remesas a Cuba, sino uno de lavado de capital

********

Con el dinero de los emigrados, el conglomerado dirigido por Luis Alberto López-Callejas construye hoteles y crea activos inmobiliarios. Pero hay mucho más.

********

Por Emilio Morales

Miami

20 Sep 2021

Dos semanas después de haber sido entregadas las recomendaciones a la administración Biden por parte de la Comisión creada por el Gobierno norteamericano para estudiar e implementar el envío de remesas a Cuba sin que pasen por las manos de los militares, nada ha trascendido hasta el momento.

Mientras tanto, GAE S.A (GAESA) sigue teniendo trancado el envío de remesas desde EEUU. A pesar de que a finales de 2021 el Banco Central de Cuba autorizó a la entidad financiera no bancaria RED S.A a tramitar los envíos, ninguna compañía de EEUU ha sido contactada por esta empresa.

Como es sabido, las remesas a Cuba siempre han sido controladas por los militares cubanos. Desde su autorización en 1993, fueron controladas por la CORPORACION CIMEX S.A, compañía creada por la inteligencia cubana en Panamá en 1978, registrada oficialmente en 1979. Como parte de CIMEX fueron creadas también años más tarde, también en Panamá, las compañías FINANCIERA CIMEX S.A (1984) y American International Services S.A (1988).

A partir de 1993, estas tres empresas comenzaron a manejar el negocio de los envíos de remesas a la Isla. Por entonces, como solución a la crisis generada por la caída del campo socialista y la URSS, el dictador Fidel Castro dolarizaba la economía, un paso concebido principalmente a expensas del exilio cubano.

Todas estas compañías nacidas en Panamá, y otras creadas en diferentes paraísos fiscales, se hicieron con el objetivo de burlar el embargo de EEUU. Una de las empresas más connotadas fue HAVANATUR S.A, la cual se encargaría de manejar los viajes a Cuba de los exiliados procedentes de EEUU. Esta compañía también era parte de CIMEX S.A. Con esta red se completaba el paquete financiero más jugoso que logró engendrar el régimen cubano en 62 años de revolución: remesas + viajes de los emigrados de EEUU a Cuba. Al calor de esta mágica fórmula surgió también el jugoso mercado de las mulas.

Este negocio incluso ha dejado mayores dividendos que los obtenidos por Castro y su tropa después que se robaran todas las industrias del país en los primeros años de la revolución, a partir de las nacionalizaciones y confiscaciones sin compensación alguna de todas las empresas extranjeras y grandes compañías que operaban en la isla en aquel entonces.

Hasta hace 18 meses, antes de la pandemia, este fabuloso paquete (remesas + viajes de los emigrados de EEUU a Cuba + mercado minorista dolarizado) creado a partir de la migración y la división de la familia, generaba un estimado de ocho billones de dólares anuales.

Fidel Castro convirtió al exilio cubano una fuente inagotable de capital

Desde 1993, la emigración cubana jugaría un rol clave como una de las principales fuentes de financiamiento del régimen cubano. Para lograrlo, se creó un mercado dolarizado en la Isla, manejado por CIMEX S.A principalmente a través de sus cadenas de tiendas nacidas al calor de esta estrategia de dolarización, cuya fuente de financiamiento principal era y sigue siendo el exilio.

Hasta la actualidad, 49.127 millones de dólares en efectivo, en concepto de remesas, han sido captados por esta red de empresas, hoy en manos del general Luis Alberto López-Callejas. Ningún otro rubro de la economía cubana ha tenido tan altos dividendos en 62 años de economía comunista. Este multimillonario capital ha sido enrutado por esa maquinaria casi perfecta de captar dólares a costa de los emigrados cubanos. Si a esto le sumamos lo que ha generado el negocio de los viajes y las mulas, la cifra rondaría unos 120.000 millones dólares, un capital superior al que recibió el régimen de la URSS hasta su desaparición. Aun con este capital, demás del recibido de la URSS y más adelante de Venezuela, la economía cubana sigue siendo una de las más atrasadas del planeta. Sin duda, es un modelo parásito e irreformable.

El negocio de las remesas se perfeccionó y creció en la medida que aumentaba la emigración y también el mercado dolarizado en la Isla. Era una relación de crecimiento directa: mientras más emigraban los cubanos, más crecían las cadenas de tiendas en divisas, tanto las de CIMEX como las de GAESA (TRD Caribe era la cadena principal), al igual que los viajes, lo cuales seguían la misma tendencia de crecimiento que experimentaban las remesas y la emigración hacia EEUU.

Hasta 2006, las remesas fueron controladas por el grupo de Fidel Castro (CIMEX S.A). A partir de la enfermedad del dictador, GAESA toma control de CIMEX y Luis Alberto López-Callejas pasa a administrar el cofre favorito: el de las remesas.

Para ello, López-Callejas puso al frente de CIMEX S.A al coronel Héctor Oroza Basutil, su mano derecha en GAESA. Dicho coronel tomaría control directo no solo de CIMEX, sino de toda la red de empresas de Panamá, tal y como consta en los registros públicos de dicho país, empresas de las cuales él es el directivo principal. Esto significó para GAESA disponer de una acaudalada e inagotable fuente de financiamiento para lavar capital.

La mágica fórmula de López-Callejas para lavar el capital de las remesas

Una de las formas más efectivas ha sido usar gran parte del capital obtenido para lavar dinero construyendo hoteles y creando activos inmobiliarios a nombre de otra de las empresas del pulpo GAESA: Gaviota S.A. Con la adquisición del negocio de las remesas, GAESA ya no necesitaría la inversión extranjera para la construcción de hoteles: la generosidad el exilio sería la nueva fuente de financiamiento.

Gracias a esto, Gaviota S.A cuenta hoy con 110 hoteles, siendo la empresa líder en América Latina con más de 40.000 habitaciones. Ningún grupo financiero en el mundo maneja la economía de un país como lo hace esta organización que hoy controla Cuba, dirigida por el general Luis Alberto López-Callejas, quien no solo domina el ejército, el aparato represivo y el Partido Comunista, sino también la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), casi todo el mercado minorista dolarizado, el turismo, las remesas, negocios de minería y hasta del 27% de las acciones de ETECSA.

Para poner un ejemplo gráfico de cómo se lava el capital de las remesas y se convierte en activos inmobiliarios, solo basta ver las estadísticas de construcción de hoteles correspondientes al período 2017-2019, en el cual fueron construidos 57 nuevos alojamientos, de ellos 25 cinco estrellas y 32 cuatro estrellas. Ver Figura 2. 

Esto significó un incremento de 15.984 nuevas habitaciones. Ver Figura 3.

En el período de 2015 a 2020, se invirtieron 17.614,2 millones de dólares. Curiosamente, en un período en el que la ocupación hotelera fue de tan solo 46.3% (2015), con una tendencia decreciente en los años siguientes, que alcanzó un bajo 14.7% en 2020, en plena pandemia, siendo el año de mayor inversión, con 4.139 millones de dólares. Lo que muestran los números es algo totalmente irracional en un contexto donde primaba una crisis económica extremadamente difícil y el asedio del Covid-19, que hizo colapsar el sistema de salud, sin recursos, alimentos ni medios para enfrentar la pandemia.


Como parte de los mecanismos para captar más dólares, este grupo en el poder implementó una nueva forma de dolarizar la economía a partir de la apertura de tiendas en divisas, en la cuales solo se puede comprar usando tarjetas magnéticas. La nueva estrategia comenzó con la venta de electrodomésticos, con el objetivo de contrarrestar la fuerte e imparable competencia que representaban las mulas, las cuales traían esos equipos desde el exterior. Más adelante, esta dolarización fue extendida por todo el país y abarcó desde alimentos hasta productos de higiene y del hogar.

La novedosa dolarización incluiría más tarde la prohibición del depósito físico en dólares en estas tarjetas magnéticas, llamadas MLC, obligando a los usuarios a utilizar otras divisas en efectivo para recargarlas. GAESA daba así otra mordida por el canje de moneda, pues a los efectos de los depósitos, esta tarjeta MLC son en dólares. De esta forma, solo era permitido cargar las tarjetas en dólares desde el exterior a través de transferencias bancarias.

Así, los cubanos solo pueden usar estas tarjetas magnéticas en Cuba para comprar en las tiendas de GAESA, donde los productos cuestan un mínimo 240% más del precio al que son comprados en el exterior. [VÍDEO: Análisis sobre Remesas a Cuba - YouTube]. Si alguien quiere extraer dinero en un cajero automático, solo recibirá pesos a una tasa de 1 USD x 25 CUP. Estas tarjetas no sirven en ninguna otra parte del mundo.

De esta forma, los dólares que los emigrados envían a sus parientes en Cuba quedan en una cuenta bancaria en un tercer país, recibiendo quienes residen en la Isla una moneda devaluada o un dólar electrónico que solo puede ser usado en las tiendas que pertenecen a GAESA.

Bajo este esquema, GAESA ha perfeccionado la forma de incrementar su principal fuente de financiamiento y, dicho sea de paso, sofisticado aun más su negocio de lavado de capital para construir hoteles y desarrollar otros negocios. Esto ocurre en medio de un escenario de crisis donde la industria turística está literalmente muerta y el país necesitado de recursos financieros para adquirir alimentos, medicamentos y otros insumos para combatir la pandemia.

Conclusiones

Las remesas a Cuba constituyen la principal fuente financiera de un multimillonario negocio de lavado de capital que se esconde tras decretos y leyes implementadas a conveniencia, manejadas por una red de empresas constituidas en paraísos fiscales que no son auditadas por la Contraloría General de la República y por ninguna otra institución civil del Estado cubano.

Ningún país del mundo tiene una estructura empresarial de este tipo, manejada por una organización que lucra con el dinero que no le pertenece. En América Latina las remesas son manejadas por bancos estatales, bancos privados, empresas remedadoras privadas y hasta cooperativas con total transparencia y supervisión. El modelo cubano para el control y manejo de las remesas no se parece en nada a los modelos que existen en la región; es una caja negra en manos de una organización criminal.

El 90% de los casi 50.000 millones de dólares en efectivo que desde 1993 se han enrutado de una manera u otra por esta red de empresas, ha salido de EEUU de manos de los emigrados cubanos.

Hoy, el general Luis Alberto López-Callejas, director ejecutivo de GAESA, sancionado por los departamentos de Estado y del Tesoro, continúa ejecutando y sofisticando impunemente este multimillonario negocio de lavado de capital sin ningún tipo de consecuencias. Esta impunidad ocurre en medio de una crisis que ha hecho colapsar el país, en un escenario donde ha ocurrido un levantamiento popular como consecuencia de la propia crisis generada por la incompetencia del Gobierno en el manejo de la economía.

A lo anterior hay que sumar que este robo descarado ocurre en medio de una pandemia donde todos los días cientos de cubanos mueren por falta de medicamentos, oxígeno y vacunas efectivas. Las imágenes de los hospitales colapsados, los muertos apilados y los entierros en fosas comunes son dantescas. La desesperación que muestran las personas infestadas por encontrar asistencia nos muestra una población desamparada y desprotegida por un Gobierno controlado por la mafia dedicada a lavar el capital en vez de asistir a su pueblo.

Si la justicia de EEUU tiene hoy una orden de extradición contra Alex Saab por lavado de capital, por todos los oscuros negocios que ha hecho en complicidad con el régimen de Nicolas Maduro, ¿qué diferencia hay entre este sujeto y Luis Alberto López-Callejas?

Ante tanta ignominia, impunidad y evidencias, es hora de que la Administración Biden se ponga a trabajar y haga cumplir la ley a quien la quiebra a solo 90 millas de sus costas.


Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Julio M. Shiling: La unción socialista de Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

Tomado de https://elamerican.com/

La unción socialista de AMLO

*******

Los festejos del 211º Día de la Independencia de México y la VI Cumbre de la CELAC, sirvieron para elevar a AMLO dentro de las filas socialistas

*******

Por Julio M. Shiling

09.19.21

El pasado jueves 16 de septiembre se cumplió el 211 aniversario de la declaración de independencia de México. Se preparó un desfile cívico-militar multitudinario para la ocasión. El evento, sin embargo, estuvo dedicado al socialismo a solicitud de Andrés Manuel López Obrador (AMLO). No se honró a México sino al comunismo cubano. Se trató de una fiesta religiosa pagana y política, donde el centro de mando del imperialismo socialista continental, La Habana, ungió oficialmente a AMLO. Fue una afrenta a México y al mundo libre.

El dictador cubano, Miguel Díaz-Canel, fue el invitado de honor. AMLO siguió meticulosamente el guion que el gobierno marxista-leninista le dio. Denigrándose totalmente a sí mismo, el jefe de Estado mexicano hizo declaraciones vergonzosas y bizarras durante todo el día. Cuba comunista fue catalogada, por él, como una “nueva Numancia” (un asentamiento celtíbero en la actual España que combatió a la antigua Roma). AMLO añadió: “Creo que debería ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la misma razón”. El principal objetivo de supervivencia del régimen castrista, que Estados Unidos ponga fin al embargo, era una tarea previsible que el presidente de México asumiría por la dictadura castrocomunista.   

Funcionando como un lacayo habitual, AMLO dirigió el mensaje del régimen castrista tanto al gobierno americano como a la comunidad cubana en el exilio. La comunicación para la administración Biden-Harris era predecible: “levanten el bloqueo (un término equivocado: en realidad es un embargo)”. A los cubanos que viven libres en Estados Unidos, el presidente mexicano les pidió que, en efecto, terminaran la lucha por la libertad, que renunciaran a los derechos naturales de sus hermanos en la Isla a vivir libremente y que aceptaran la dictadura comunista como un hecho inmutable. 

El castrocomunismo, desde que tomó el poder en 1959, comenzó inmediatamente su guerra para imponer el socialismo en las Américas. Durante treinta años, la Unión Soviética pagó la factura y Cuba fue el agente material de la subversión. Desde el colapso de la URSS, el dictador Fidel Castro ideó el Foro de Sao Paulo (FSP) en 1990 para continuar el asedio marxista-leninista, pero con una metodología reformulada, ya que las subvenciones soviéticas se habían agotado. Venezuela fue el primer país en adoptar este nuevo prototipo dictatorial. Con La Habana dando las órdenes y el régimen títere de Chávez drenando la riqueza de Venezuela para financiar esta guerra, el socialismo avanzó más en los treinta años siguientes a la estrategia de reconfiguración comunista del PSF, que en el mismo lapso de tiempo anterior.

Cuba comunista está ansiosa por darle a AMLO un mayor papel en esta campaña hegemónica socialista. El presidente mexicano es natural para este trabajo por muchas razones. Como verdadero creyente en el socialismo, este ideólogo, que ha pasado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al Partido de la Revolución Democrática (PRD) y finalmente, en 2018, al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) siempre ha contado con el apoyo de La Habana y es un radical de confianza. Algunos en los círculos de inteligencia, han sugerido que la fundación de Morena por parte de AMLO fue elaborada con el asesoramiento del régimen cubano. Hay muchas razones por las que el presidente mexicano es muy venerado por el castrismo.

La aquiescencia tácita que tiene AMLO con los cárteles de la droga de su país, dada la importancia de los fondos del narcotráfico para promover y sostener el socialismo continental, es una clara ventaja. México tiene la segunda economía más grande de América Latina (después de Brasil), donde Estados Unidos es su mayor socio comercial. La enorme frontera que comparte con USA y su función de guardia fronteriza de facto para Washington, le da a México una gran ventaja. El castrocomunismo conoce muy bien todo esto y siente que ha llegado el momento de hacer un mayor uso de AMLO.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) es otro invento del FSP castrista, que Hugo Chávez dio a conocer en 2010. Su propósito es demeritar la Organización de Estados Americanos y desafiar la influencia de Estados Unidos en la región. La reunión reciente de la CELAC, su sexta cumbre, fue alojada por AMLO en México el sábado 18 de septiembre y a ella asistieron más de una docena de presidentes y primeros ministros. “Debemos construir en el continente americano”, dijo el presidente mexicano, “algo parecido a lo que fue la comunidad económica que fue el inicio de la actual Unión Europea”. AMLO hablando por el izquierdismo, no tiene intención de abrir espacios democráticos. Al contrario.

El proyecto continental socialista no pretende limitar el activismo político a los actores latinoamericanos. Esta VI Cumbre de la CELAC dio pruebas de con quién quiere asociarse la izquierda. A petición de AMLO, el dictador chino, Xi Jinping, por vía de un video se dirigió a la misma. El tirano de China dijo que “las relaciones entre China y América Latina han entrado en una nueva era con igualdad, beneficio mutuo, innovación, apertura y beneficios tangibles para los pueblos”.

A pesar de los pronunciamientos valientes contra los regímenes comunistas de Cuba, Venezuela y Nicaragua de los presidentes de Uruguay y Paraguay, Luis Lacalle Pou y Mario Abdo Benítez, respectivamente, la CELAC es estructural y moralmente irreformable. Todos los líderes democráticos deberían seguir el ejemplo del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que retiró a su país de la organización alegando, muy acertadamente, su sesgo hacia las dictaduras de izquierda. Durante la cumbre, Nicolás Maduro pidió que se erigiera una sede permanente de la CELAC en México. El dictador venezolano sabe de la intención de La Habana de hacer de AMLO una figura más destacada en esta embestida hemisférica socialista.    

Los festejos del 211º Día de la Independencia de México y la VI Cumbre de la CELAC, sirvieron para elevar a AMLO dentro de las filas socialistas. Por ello, Cuba comunista, el gran maestro de la subversión marxista-leninista en el hemisferio occidental, fue el invitado de honor privilegiado. Irónicamente, ese mismo jueves 16 de septiembre, el Parlamento Europeo votó abrumadoramente para condenar al régimen castrista por su conducta crasa tras el levantamiento cubano del 11 de julio. Además, el organismo político de la UE sancionó a individuos e instituciones responsables de los atroces actos, bajo la “Ley Magnitsky”. Esta fue una derrota brutal para el comunismo cubano y sus apologistas como AMLO. Ahora es obvio que México está claramente en el plan de la ofensiva socialista del régimen castrista. No se puede contar con Biden-Harris para nada que tenga que ver con el combate al socialismo. La Habana, Pekín y Teherán también lo saben.    

***********

 El American tuvo la oportunidad de entrevistar a la diputada América Rangel Lorenzana, del Partido Acción Nacional (PAN), el partido conservador de México fundado en 1938. La diputada, representante de la Ciudad de México, ha lanzado una campaña formidable para dar a conocer las brutalidades del régimen comunista de La Habana y ha señalado al presidente mexicano por su deshonrosa conducta. Esto, según Rangel, es impropio de un jefe de Estado en una república.

El American

Sep 18, 2021 

México, Díaz Canel y postura de AMLO: una entrevista con América Rangel

 


*********** 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

domingo, septiembre 19, 2021

EL MARIONETA PRESIDENTE DE CUBA MIGUEL DÍAZ CANEL EN RIDÍCULO AL CRITICAR GUSTO MUSICAL DE PRESIDENTE DE URUGUAY POR CITAR "PATRIA Y VIDA"

 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Fotos de dos ejemplos de la subversión Castrista en América Latina; invasiones, injeremcias y subversiones como estás llevadas a cabo desde abril del año 1959 fueron la que provocaron que la dictadura Castrista de Cuba fuera expulsada de la OEA, aunque el asiento de Cuba siempre ha estado en ella.





*****************

Daniel Benitez News

Septiembre 18, 2021

#CUBA #FREE #FREEDOM

DÍAZ CANEL EN RIDÍCULO AL CRITICAR GUSTO MUSICAL DE PRESIDENTE DE URUGUAY POR CITAR "PATRIA Y VIDA"



#PongoElHombro #RPPNoticias
Presidentes de Cuba y de Uruguay protagonizan tenso cruce en cumbre de la CELAC


#PATRIAYVIDA
Patria y Vida - Yotuel , @Gente De Zona , @Descemer Bueno , Maykel Osorbo , El Funky


#QueSeVayanYa #WillyChirino #ElMicha

Que Se Vayan Ya (Video Oficial) ft. Lenier, Micha, Chacal, Osmani Garcia, Srta Dayana

*********

CUBA: IMÁGENES DEL LEVANTAMIENTO POPULAR DEL 11 Y 12 DE JULIO DEL 2021 EXIGIENDO  LIBERTAD Y ABAJO LA DICTADURA





Paparazzi Cubano en directo: EL PUEBLO SE TIRÓ PARA LA CALLE


**********

#patriayvida #manifestacionencubahoy #huelgaencubahoy

MANIFESTACIÓN EN CUBA HOY !!!!!!!!! San Antonio de los Baños


*******

El pueblo se enfrenta a la policía #patriayvida #soscuba #11jcuba #patriyvida

********

URGENTE: Miles salen a protestar en Cuba al grito de 'no tenemos miedo'


********

CUBA SE LEVANTÓ !!! 🔥😱 PROTESTAS EN TODA CUBA 2021

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...