sábado, diciembre 16, 2017

Cuba. "Es mejor limpiar que mancillar". Dagoberto Valdés publicó una carta dirigida a lKarina Gálvez, sancionada a tres años de privación de libertad, subsidiada por igual período de limitación de libertad, y obligada a trabajar para el Estado en labores de limpieza

Tomado de  https://www.martinoticias.com/

"Es mejor limpiar que mancillar": Dagoberto Valdés a Karina Gálvez

RM
Diciembre 12 de 2017

El opositor cubano Dagoberto Valdés publicó una emotiva carta dirigida a la economista Karina Gálvez, sancionada a tres años de privación de libertad, subsidiada por igual período de limitación de libertad, y obligada a trabajar para el Estado como "auxiliar general" en labores de limpieza.

El fallo del Tribunal Municipal de Pinar del Río contra Gálvez fue por el supuesto "delito de evasión fiscal".

(Equipo de trabajo de Convivencia: DagobertoValdés Karina Gálvez y Yoandy Izquierdo (Archivo)
Compartir)

Valdés divulgó el texto cargado de exhortaciones a Gálvez, a quien le ofreció su apoyo y expresó su admiración. La opositora es miembro fundadora del Centro de Estudios Convivencia que lidera Valdés.

En la carta, Valdés le dice a Gálvez que alguna vez él mismo se vió obligado a trabajar como yagüero.

"Desde esa bendita experiencia que otros consideraron 'castigo' te digo: no hay trabajo que humille al trabajador y todos definen a quien lo impone . Es mejor limpiar que mancillar", escribió Valdés.

A continuación el texto íntegro de la carta:

Querida Karina:

Hoy, 11 de diciembre de 2017, primer día de tu nuevo trabajo, está vez como sancionada, quiero compartir contigo algunos sentimientos y convicciones que muchas veces te he dicho personalmente pero que esta vez resuenan dentro de mí con especial profundidad.

Primero, quiero reiterarte que te admiro por lo que eres y por la consistencia de tu ser. Me uno al orgullo de tu padre Eloy que desde otra dimensión te contempla, con signos elocuentes, como uno de sus dos mejores frutos y coronas. Sabes que tu familia, tu equipo, que es también parte de ella, y todos tus amigo, valoran en su justa medida tu sencillez, tu inteligencia, tu honradez, tu inocencia consciente, tu entrega y tu sensibilidad. Todo lo que has hecho ha sido para el bien, pero aún así, tu ser supera a tu quehacer.

Segundo, ahora que eres “auxiliar general”, y tu contenido de trabajo consiste en limpiar el piso por las mañanas y ayudar de recepcionista por las tardes, me recuerdas el tiempo glorioso de mis diez años de yagüero, que ahora valoro como los mejores y más consistentes de toda mi vida. Desde esa bendita experiencia que otros consideraron “castigo” te digo: no hay trabajo que humille al trabajador y todos definen a quien lo impone. Es mejor limpiar que mancillar. Ya sé que será duro al principio, hasta que la valoración de los mismos que te rodean, y aún de los que te quieren y admiran estando lejos físicamente, te vaya convenciendo de que tus mañanas de “limpieza” pulen tu alma y acrisolan tu voluntad… y que tus tardes de “recepción” abrirán a muchos las puertas de tu corazón acogedor y generoso, reconociendo, poco a poco, tu nuevo oficio de Verónica, enjugando las lágrimas de otros en lugar de ensimismarte en el padecimiento de las propias.

Te parecerá entonces escuchar en el hondón de tu alma aquellas dulces palabras de Jesús de Nazaret: “Bienaventurados ustedes cuando por causa mía los maldigan, los persigan y les levanten todo tipo de calumnias, alégrense, y muéstrense contentos, porque su recompensa será grande en el reino de los cielos.” (Mateo 5, 11-12) o quizá las oigas traducidas como una encarnación de esta valoración de Cristo en tu vida: Bienaventurados ustedes que limpian y acogen porque les aseguro que serán acogidos relucientes en el Reino de los cielos.

Además te comparto muy especialmente, no busques ni explicación, ni razón, ni consuelos tontos, ni en ti, ni entre los que aún no valoran o no conocen a la única razón y consuelo de nuestras vidas que es Dios. Únete conscientemente a la sinrazón redentora de la cruz de su Hijo. Siente con Él, el escarnio de esas gentes y el sudor luminoso de la noche de Gethsemaní, extiende tus brazos para limpiar como la Verónica todo rostro sangrante y abre tu corazón como aquel que atravesó la lanza del soldado, para que salga lo mejor de ti y así compartas la misión corredentora de María, acompañando, comprendiendo yanimando a cuantos se admiran detu sacrificio.

Pero sobre todo: no pierdas esta oportunidad gloriosa y martirial de parecerte a tu único Maestro y Señor. No desperdicies, te lo ruego, quedándote absorta en la superficie, lo que después te darás cuenta que será lo mejor de toda tu vida, aunque ahora te parezca lo más absurdo. No lo vivas a rastras, sino yérguete sobre esa cruz y desde ella dale sentido a tu proyecto de vida, recuerda el libro que tanto leímos, meditamos y repartimos: “El hombre en busca de sentido” de Viktor Frankl, quien lo experimentó desde aquel campo de concentración,

Y ofrece, ofrece, que es la suprema forma de oración. Ofrece cada mañana, cuando emprendas el camino de tu calvario, ofrece tu sacrificio por Cuba, por su Iglesia, por la felicidad y la prosperidad que todos esperamos. Ofrece ser “auxiliar” para que tu “limpieza” y auxilio, contribuya a limpiar los corazones de todos los cubanos, especialmente de los que han intentado mancharte con una desmesurada “sanción”. Ofrece ese pequeño martirio civil, silencioso y cotidiano, en primer lugar, por los que te han interrogado, reprimido y condenado, y repite con Jesús, aún sin palabras: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen” (Lucas 23,34).

Pero, recuerda siempre que después, cuando pase el tiempo del dolor humano que saca fuera el “Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado”(Mateo 27, 46); cuando pase el acto supremo del ofertorio: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu” para que pueda ser yo misma hasta el final (cf. Lucas 23,46); cuando pase estos tiempos de tinieblas, vendrá inexorablemente, casi imperceptible pero absolutamente seguro, el amanecer de la resurrección de Cristo y de Cuba, y resonarán aquellas gloriosas palabras del ángel a unas pocas mujeres, valientes como tú: “¿Por qué buscan entre los muertos al que vive, Él ha resucitado.” (Lucas 24,5). Cuba también resucitará.

Lo sabemos, lo creemos y lo proclamamos, sobre todo con nuestras vidas, todos los que hemos puesto el sentido de nuestra existencia y toda nuestra esperanza en Dios, único Señor del tiempo y de la Historia.

En este camino silencioso y glorioso que hoy emprendes, te ruego que no olvides a tus padres, a tu hermana, a tu cuñado y a tus sobrinos que serán los que mejor comprenderán esta historia porque saben que, aunque parezca lo contrario, “nadie te quita la vida”, sino que eres tú quien “la entregas voluntariamente” (cf. Juan 10,18). Ruega también por tus hermanos y hermanas del Centro de Estudios Convivencia a los que, como a partir de hoy lo harás de otra forma, has servido y trabajado como “auxiliar general”, ofreciendo tres veces tu casa, limpiando, acogiendo, enseñando, pensando, proponiendo. Y lo seguirás haciendo, aún cuando lo que te dejen hacer sea “ser y estar”. Y ruega por Cuba, tu querida patria, a la que has entregado lo mejor de tu vida. Ella te contempla orgullosa, aunque ahora te parezca que calla. Para ella y para todos sus hijos de la Isla y de la Diáspora, amanecerá el día de su total liberación.

Mientras tanto y siempre, cuenta con la compañía, el apoyo, el cariño y la admiración de tu hermano y amigo “el yagüero”.

Te quiere tal como eres y serás,

Dago

Hasta el próximo lunes, si Dios quiere.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Alberto Benegas Lynch: La influencia de Antonio Gramsci: Educacion y Socialismo. La instauración del Comunismo a través no de la lucha de clases si no a través de la Cultura. Su temprana aplicación en la Cuba tiranizada por los Castro

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Es importante puntualizar que en Cuba antes del triunfo de la revolución de 1959 había educación gratuita  desde la escuela primaria hasta la universitaria.   En los años 50 del pasado siglo más del 20% de la matrícula de la Universidad de La Habana eran matrícula gratis pese a que la carrera más  costosa era la de Medicina  con un costo de 70 pesos cubanos anuales   (incluyendo 5 pesos por el uso del estadiun universitario)  y el pago se podía hacer en tres cuotas. También existía educación privada. El Estado cubano en esa época era uno de los Estados de América Latina que  dedicaba, de su presupuesto anual, el mayor porciento a la Educación de sus habitantes.

FIDEL CASTRO RUZ EN EL DISCURSO PRONUNCIADO EN CONMEMORACION DEL XX ANIVERSARIO DEL ATAQUE AL CUARTEL MONCADA  EL 26 DE JULIO DE 1973 EXPRESÓ: En la educación está el instrumento fundamental de la sociedad para desarrollar los individuos integrales capaces de vivir en el comunismo. 
 ********************
La influencia de Antonio Gramsci: Educacion y Socialismo

Por Alberto Benegas Lynch (h)

Estimo que nada ha influido más sobre el corazón del mundo moderno que los escritos y la consiguiente estrategia gramsciana. Desafortunadamente muchos son los que se quejan de los sucesos del momento pero muy pocos los que contribuyen a revertir la situación estudiando y difundiendo los principios y valores sobre los que descansa una sociedad abierta.

En la colección de sus escritos bajo el título de La ciudad futura Gramsci apunta que “Algunos lloriquean compasivamente, otros maldicen obscenamente, pero nadie o muy pocos se preguntan: si yo hubiera cumplido con mi deber, si hubiera tratado de hacer valer mi voluntad, mis ideas ¿hubiera ocurrido lo que pasó? […] Odio a los indiferentes porque me molesta su lloriqueo de eternos inocentes. Pido cuentas de cada uno de ellos por como ha desempeñado el papel que la vida le ha dado y le da todos los días, por lo que ha hecho y, sobre todo, por lo que no ha hecho”.

(Antonio Gramsci)

Desde la perspectiva liberal (y desde muchas otras) todo ser humano está interesado en que se lo respete, ergo, todos (cada uno) tenemos la responsabilidad ineludible e indelegable de contribuir a explicarnos y a explicar los fundamentos de una sociedad en la que prevalezca el respeto recíproco. Es irrelevante a que nos dediquemos en la vida, esta faena no es tarea solo de filósofos sino también de quienes se dedican a la danza, la pintura, el derecho, la economía, la mecánica o la literatura. Todos necesitamos para sobrevivir el cuidado y la garantía a nuestras autonomías individuales.

Antonio Gramsci era marxista, por ende, no consideraba el resguardo de la propiedad de cada cual como parte del respeto recíproco (Marx y Engels consignaron que “pueden sin duda los comunistas resumir toda su teoría en esta expresión: abolición de la propiedad privada”), pero el pensamiento citado más arriba ilustra los esfuerzos realizados en pos de un ideal, el ideal del colectivismo que ha desembocado en los atropellos más brutales a los derechos de las personas. Debido a las enseñanzas gramscianas, estas ideas son las que de un tiempo a esta parte han tenido mayor éxito en el llamado mundo libre. El eje central de Gramsci puede resumirse en su frase: “Tomen la educación y la cultura y el resto se dará por añadidura”. Es a esto a lo que se refiere el premio Nobel en economía Friedrich Hayek cuando escribe en Intellectuals and Socialism que los liberales deben tomar como ejemplo las permanentes y persistentes tareas educativas de los socialistas. Ese fue el sentido de la insistente proclama de los Padres Fundadores en Estados Unidos en cuanto a que “el precio de la libertad estriba en su eterna vigilancia”.

Los apurados de siempre pretenden buscar atajos y coartadas que no existen y, para no proceder en consecuencia, se escudan en el lugar común de sostener que “la educación es a largo plazo” sin percatarse que se han dejado vencer infinidad de plazos y que como ha dicho Mao Tsé-Tung “la marcha más larga comienza con el primer paso”. El asunto no es endosar la responsabilidad a otros, se trate de la llamada oposición o de políticos en el Ejecutivo, sino de preguntarse que hace uno todos los días para contribuir con un granito de arena a despejar telarañas mentales.

Gramsci sugiere el establecimiento de una contra-hegemonía cultural que nazca del proletariado (cosa en la que Lenin descreía y que los hechos le dieron una y otra vez la razón) al efecto de arremeter contra la educación burguesa (una intelligentsia “orgánica” para oponerse a la tradicional). En otros términos influir sobre la cultura (“guerra de posición”) para tomar el poder (“guerra de momento”), lo cual no significaba adherir a todo lo dicho por Marx, por ejemplo, en “La Revolución contra Das Kapital”, Gramsci sostenía que la sublevación de octubre demostró que no es necesario esperar la maduración del capitalismo para establecer el socialismo.

En la selección de trabajos de Gramsci publicados bajo el título de Los intelectuales y la organización de la cultura el autor se detiene a considerar en detalle las estrategias de penetración en revistas, periódicos, centros de estudio, bibliotecas populares, escuelas, universidades y academias en el contexto de referencias históricas y del análisis de diferentes tipos de audiencias y lectores para concluir que lo que existe refleja “cementerios de la cultura” y que “el objetivo es obtener una centralización de la cultura y un impulso de la cultura nacional”. Y en los ensayos recopilados en  Antología, Gramsci -la mayor parte escritos desde la cárcel fascista y muchas veces entre vómitos de sangre debido a su precaria salud- alienta a los revolucionarios de todos las épocas al manifestar que “Es en verdad admirable la lucha que lleva la humanidad desde tiempos inmemoriales, lucha incesante con la que se esfuerza por arrancar y desgarrar todas las ataduras”.

La mayor parte de mis amigos que han abandonado el socialismo para abrazar el liberalismo confiesan que uno de sus autores favoritos era precisamente Antonio Gramsci puesto que sin bombas ni metralletas aconsejaba el recorrido cultural y educativo como el arma más potente para implementar el socialismo. Paradójicamente, las recetas de quien sufriera las persecuciones y encierros de Mussolini se han convertido de facto en políticas fascistas por doquier. Esto es, en lugar de seguir el camino más directo de expropiar la propiedad de modo completo se opta por permitir el registro a nombre de particulares pero el aparato estatal usa y dispone del flujo de fondos.

La misma paradoja se presenta en el ahora célebre panfleto de Stéphane Hessel que sirve de base a los “indignados” del mundo: el autor fue apresado por los criminales de la Gestapo y escapó milagrosamente de Buchenwald y, sin embargo, aconseja el programa económico de sus captores nacional-socialistas, léase el férreo control y administración de las empresas más relevantes por parte de los gobiernos. Es a raíz de influencias de este tipo que los “indignados” piden más de lo mismo a pesar de que un Leviatán elefantiásico les succiona el fruto de sus trabajos, el cual  se endeuda de modo astronómico, establece presiones tributarias crecientes, impone regulaciones asfixiantes, revela déficit alarmantes, alienta sistemas bancarios insolventes, promueve legislación que expulsa del mercado a los que más necesitan trabajar y, como si esto fuera poco, financia a manos llenas con recursos de otros a empresarios irresponsables, ineptos o las dos cosas al mismo tiempo.

Ya escribí antes en estas mismas columnas un extenso artículo donde mostraba el íntimo parentesco entre “derechas” e “izquierdas” y su común odio al liberalismo (y no digo “neoliberalismo” puesto que se trata de una etiqueta que ningún intelectual serio de esta época asume). Tal vez el meollo de la cuestión resida en la incomprensión respecto a las causas de las condiciones de vida de la gente. Se trata de contar con marcos institucionales civilizados, es decir respetuosos del derecho de todos, lo cual significa descartar los discursos de pretendidos brujos que compiten desde los más variados flancos para manejar a su antojo las vidas y las haciendas de los demás. Por esto es que Juan Bautista Alberdi al referirse a nuestra Constitución fundadora subrayaba que “no bastaba reconocer la propiedad como derecho inviolable. Ella puede ser respetada en su principio y desconocida y atacada en lo que tiene de más precioso: en el uso y disponibilidad de sus ventajas […] El ladrón privado es el más débil de los enemigos que la propiedad reconozca. Ella puede ser atacada por el Estado en nombre de la utilidad pública”.

Esos marcos institucionales permiten atraer inversiones que hacen de apoyo logístico al trabajador para elevar su productividad. No es lo mismo arar con las uñas que hacerlo con un tractor y no es lo mismo pescar a cascotazos que hacerlo con una red para tal fin. Los salarios no son más altos en Canadá que en Angola debido a la generosidad de los empleadores canadienses sino que están obligados a pagar sumas mayores como consecuencia de las mayores tasas de capitalización.

Por último, y sin pretender que con esta nota periodística se agoten los innumerables temas respecto al debate socialismo-liberalismo, es de interés destacar que, en un mercado abierto, la tendencia al igualitarismo crematístico atenta contra el nivel de vida de los más necesitados puesto que los factores de producción se asignan allí donde se atiende mejor la demanda. En esta línea argumental, el que da en la tecla obtiene ganancias y el que yerra incurre en quebrantos. Este cuadro de situación queda por completo distorsionado cuando los amigos del poder hacen negocios en los despachos oficiales, en cuyo caso los patrimonios resultantes son fruto de una gravísima explotación a los consumidores.

DISCURSO PRONUNCIADO POR EL COMANDANTE FIDEL CASTRO RUZ, EN LA CONCENTRACIÓN PARA CELEBRAR EL   IV ANIVERSARIO DE LA INTEGRACIÓN DEL MOVIMIENTO JUVENIL CUBANO, EN LA CIUDAD ESCOLAR “ABEL SANTAMARÍA”, SANTA CLARA, EL 21 DE OCTUBRE DE 1964.

Pero no es solo un problema de educación política, no es solo un problema de educación económica, es también un problema de educación moral.  Todos los hombres no se comportan siempre igual.  En un grupo de diez hombres, en cualquier grupo de diez hombres, siempre se encontrarán un hombre que es el primero y siempre se encontrarán un hombre que es el último; en todo grupo de diez hombres siempre se encontrarán uno que es el más generoso de todos, uno que es el mejor compañero de todos, uno que es el más sacrificado de todos, y siempre se encontrarán otro que es el menos generoso de todos, que es el menos sacrificado de todos, que es el más egoísta de todos.  Y eso es lógico, la naturaleza humana no produce a todos los hombres exactamente iguales.  Hay solo una cosa que puede hacer a todos los hombres más o menos iguales, hay solo un medio de hacer que todos los hombres se semejen, y ese medio es la educación.

La educación es el único medio capaz de ir creando en el hombre, desde que empieza a tener uso de razón, una conducta social, una conducta moral; la educación es lo único capaz de hacer que los hombres sean mejores, es lo único capaz de hacer que los hombres puedan variar una inclinación del mal hacia el bien
.
********
En Cuba la educación no es gratuita
********
No es gratuita la educación en Cuba. Por la sencilla razón de que nada que se entregue a condición es gratuito, afirma el autor de este artículo
********
Por Félix Luis Viera
Miami
31/08/2017
La ensayista cubana Graziella Pogolotti (GP), residente en la Isla, ha dado a conocer en el diario Granma —como toda la prensa autorizada en Cuba, en la nómina salarial del Gobierno— del pasado 27 de agosto un artículo titulado “Colores de otoño”, cuyo tema fundamental es destacar la gratuidad de la instrucción escolar en Cuba (que “educación” podría ser otro asunto).
De un total de 998 palabras, GP dedica las primeras 135 a expresar la diferencia existente entre “los habitantes del trópico” y aquellos de los “países templados”; en lo que se refiere a la carencia del otoño para los primeros y cómo “el otoño alienta una atmósfera de melancolía” en los segundos.
“Y, sin embargo, para los cubanos, septiembre tiene colorido especial”, afirma GP, pues en este mes “los uniformes escolares vuelven a invadir las calles”.
Hasta aquí el texto es bonito, idealista quizás, romántico en parte, égloga o madrigal tal vez.
Más adelante, la autora se lanza a lo que iba: “El acceso universal y gratuito a la educación es uno de los logros de la Revolución Cubana reconocidos universalmente”.
No es así como ella afirma. No es gratuita la educación en Cuba. Por la sencilla razón de que nada que se entregue a condición, es gratuito.
En Cuba el acceso a la instrucción escolar está condicionado por una ideología. De manera que podríamos afirmar que, más que gratuita, es obligatoria.
Obligatoria por cuanto el estudiante, desde niño, no tiene más alternativa que asistir a las escuelas de Estado. De un Estado totalitario que impone a los alumnos la política que le es afín.
De tal modo que, desde niño, desde el preescolar, el estudiante debe portar una pañoleta que lo destaca como alguien definido a favor de la Revolución, el castrismo, el comunismo —que todo esto viene siendo lo mismo.
Desde esa edad, además, el estudiante, cada mañana antes del inicio de las clases debe jurar con la mano en alto: “¡Seremos como el Che!”. Es decir, jurar en favor del comunismo. O lo que es lo mismo, que será guerrillero, antiimperialista, invasor de otras geografías, etcétera.
Lo antes dicho es un cobro, y bastante caro, de la educación que reciben aquellos niños. Puesto que aún tienen que mentir en caso de que sientan ser como sus padres, o como Víctor Hugo o como Rocky Marciano.
Y más caro aún. El niño, que ya forma parte de la Organización de Pioneros de Cuba, de donde se supone que algún día tomará el camino de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba, de donde se supone que algún día tomará el camino del glorioso Partido Comunista de Cuba… el niño, decía, está en el deber de asistir a las “actividades políticas” que se realizan en su escuelita. De lo contrario, su expediente podría quedar manchado desde tan temprana edad. Y con un expediente “flojo” en lo que se refiere al “aporte a la patria” (la patria es el Gobierno), el niño, ya grandecito, y ya joven, puede verse en problemas. Podría encontrarse en situación desventajosa a la hora de clasificar para determinada carrera estudiantil o para otra consecución a la que aspire.
Por lo antes dicho, es habitual que las maestras y maestros de primaria anuncien al niño que, si no viene a la “actividad” del sábado, le pondrán la falta en el expediente. El niño se lo comunica a los padres y estos le dicen al niño que asista, resista y no replique de ninguna manera.
Lo anterior no obsta para que el niño, cuando ya sea un joven, arme una balsa y emprenda la travesía por el Estrecho de la Florida. Tantos… cientos y cientos de miles lo han llevado a cabo…
De modo que la instrucción escolar no es gratuita… tiene el estudiante que asimilar por lo menos una buena porción del cartapacio político que le vayan inoculando durante el viaje (o al menos fingir que la asimila).
Pero hoy en día la educación es un poco más barata que hace unos años, cuando aún existían la Escuela al Campo y la Escuela en el Campo.
En el primer caso los alumnos de secundaria básica tenían que asistir desde 15 días a un mes, en cada curso escolar (son 3), a labores en el campo. Internados.
En el segundo, los estudiantes —y las estudiantes— de preuniversitario, de modo obligatorio, debían realizar sus estudios internados en escuelas ubicadas en zonas rurales, donde en la mañana recibían clases y en la tarde trabajaban la tierra. Les concedían pase de salida cada 15 días.
Para narrar las consecuencias negativas que ambas modalidades trajeron para la sociedad en el orden moral, ético o cívico se necesitarían cientos y cientos de cuartillas.
En el caso de los estudiantes universitarios, debían destinar 15 días de sus vacaciones (en el verano antillano) al trabajo en zonas agrícolas.
Los programas de estudios, sobre todo en las asignaturas de Historia y Humanidades en general, se hallan acomodados de tal forma que aúpen la ideología comunista y el devenir de la Revolución. Así tenemos que en estas materias se encuentran censurados autores notables mientras se sobrevaloran los que se avienen con el orden establecido. De igual manera, los hechos de la historia nacional están manipulados para exaltar las “virtudes” del comunismo en Cuba, lo cual, lógicamente, requiere la mutilación de sucesos trascendentes que no sean del gusto del Gobierno.
Aún en la actualidad ocurren expulsiones de las universidades: las de aquellos alumnos que se manifiesten, si bien de manera pacífica, en desacuerdo con los “preceptos de la Revolución”. Y digo “aún hoy” porque desde varias décadas atrás, esgrimiendo la consigna “La universidad es para los revolucionarios”, nadie podría calcular cuántos miles de estudiantes fueron “purgados” e igualmente cuántos miles no pudieron realizar estudios universitarios y cuántos debieron aceptar una carrera que no se relacionaba con su vocación.
De cualquier manera, los cubanos, en los últimos 58 años, tanto en los grados primarios como en la educación media y superior, como decíamos antes han tenido que aceptar la “educación gratuita” aplicada por un Estado totalitario que impone sus reglas, su política, su ideología.
O sea, no han tenido más opción.
De nuevo, la pregunta: ¿realmente es gratuito algo que se entrega a cambio de lo que fuere? ¿Prodigamos algo en verdad desinteresadamente si exigimos que se cumplan nuestras normas?
Eso de que “El acceso universal y gratuito a la educación es uno de los logros de la Revolución Cubana” es algo fuera de tiempo. Pasado de moda. Muy viejo. En el último medio siglo el tema de la instrucción escolar, de la educación ha sido prioridad de innumerables países. El desarrollo en este aspecto ha resultado considerable y, de ningún modo, se ha obligado a los estudiantes a profesar determinada ideología o no se la ofrecido más opción que las escuelas o universidades estatales.
En los inicios de la década de 1960 se afirmó que Cuba, en unos pocos años, alcanzaría el mismo nivel de vida que Suecia o Estados Unidos. Hoy, quisiéramos los cubanos contar en nuestro país con las condiciones materiales y de otro tipo existentes en las escuelas y universidades públicas del país del Norte; si bien, claro, en montos proporcionales.
En “Colores del otoño”, GP, en otro orden de cosas, expresa: “Opera [el poder económico del capitalismo, el neoliberalismo] también mediante la universalización del dogma (…) de formulación de expectativas de vida, de siembra de valores y de construcción de mentalidades”.
“Dogma”, “construcción de mentalidades”, “formulación de expectativas de vida”… ¿De qué lugar estamos hablando? ¿Acaso no es de Cuba?
Bueno y ya con esta me despido… Así van las cosas…
Referencia:
    http://www.granma.cu/opinion/2017-08-27/colores-de-otono-27-08-2017-20-08-06 .
.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Roberto Jesús Quiñones Haces desde Cuba: Pena ajena por los deportistas “leales” y sus autos

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

No todos los deportistas cubanos que han permanecido en Cuba  son leales a la tiranía Castrista; de la misma manera  que algunos deportistas que se fueron de Cuba son, por su actitud,  más leales que desleales a la tiranía Castrista.
 ***********
Tomado de https://www.martinoticias.com/


Pena ajena por los deportistas “leales” y sus autos

Por Roberto Jesús Quiñones Haces
Diciembre 15, 2017

GUANTÁNAMO, Cuba.- En Cuba hay tanta desigualdad y práctica del método “divide y vencerás”, que una noticia como la de la entrega gratuita de autos a personas destacadas dentro del sector del deporte provoca los más disímiles comentarios.

Fue reflejada por diversos medios de prensa, entre ellos Cubadebate, donde se informó que atletas en activo, glorias del deporte y entrenadores, hasta un total de 23, fueron estimulados con la entrega de vehículos, como expresión de la prioridad que el país continúa otorgando al sector del deporte.

Los autos entregados fueron de la marca china “Geely” que ―como es práctica usual del castrismo― seguramente ya fueron usados por las agencias de alquiler de autos del Ministerio del Turismo (MINTUR)

Tomás Herrera, presidente de la Comisión Nacional de Atención a Atletas, explicó en el acto de entrega que se analizaron 505 casos, entre los que estaban entrenadores, medallistas olímpicos, paralímpicos y mundiales. Al término de su intervención dijo: “Manténganse aportando al deporte revolucionario cubano y defendiendo el legado histórico del comandante en jefe”. En la frase está implícito el mensaje enviado a los 482 propuestos que se quedaron sin Geely: “Si quieren tener un auto deben decir que sí a todo lo que les ordenemos”, porque el castrismo no otorga ni vende autos a los díscolos, mucho menos a los disidentes.

En nombre de los estimulados, Danel Castro dijo: “Los que recibimos hoy este reconocimiento expresamos agradecimiento eterno al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, al General de Ejército Raúl Castro Ruz, y a la Revolución que ellos hicieron realidad. Solo las transformaciones impulsadas tras el triunfo de enero de 1959 pudieron permitir que gente humilde como nosotros encontrara las facilidades para desarrollarse y tributar alegrías al pueblo que todo lo merece”.

También recibieron un auto los peloteros Pedro Luis Lazo, Alexander Mayeta y Dany Miranda; el ajedrecista Isam Ortíz, los atletas Olisdeilys Menéndez e Ioamnet Quintero, el baloncestista Oscar de Jesús Varona y el entrenador Raúl Calderón. Otros beneficiados fueron los boxeadores Johanys Argilagos, Waldemart Fonst, Armando Martínez y Juan Torres Odelín, la esgrimista Zuleidis Ortíz, el karateca Pablo Torres del Toro, el entrenador de lucha libre Filiberto Delgado, el nadador paralímpico Lorenzo Pérez, Nélido Manso por deportes náuticos y el voleybolista Victoriano Sarmiento.

Entrando a la Caja de Pandora

Ya escribí una vez que los foristas son cada día más indóciles y Cubadebate, a pesar de estar dominado por un grupo de talibanes del castrismo, no puede impedir que la verdad y la opinión del pueblo se establezcan, aunque apliquen cotidianamente la censura.

(El destacado lanzador Pedro Luis Lazo en su auto Geely)

Una información como esta ―que sólo es noticia en Cuba― tiene que provocar disímiles comentarios no sólo por el estado calamitoso del transporte público y por la política restrictiva que el gobierno aplica en la comercialización de los autos, sino por otras razones subyacentes. Aunque según el discurso oficialista nuestra sociedad está asentada en el mérito propio, la vida sencilla y en la máxima marxista de “a cada cuál según su capacidad, de cada cual según su trabajo”, 60 años de absolutismo ―dicen ellos que socialista― no han impedido que el ciudadano común asuma como ideas de éxito las mismas establecidas en los países capitalistas: tener una buena casa, una vida solvente, reconocimientos y, por supuesto, un buen auto”.

Por eso en Cuba, recibir un auto, aunque sea usado, alcanza notoriedad, mucho más porque la mayoría de los vehículos particulares que circulan son almendrones y el transporte público nunca ha rebasado la precariedad.

Hasta este lunes 11 de diciembre Cubadebate había publicado 135 comentarios en los que destaca el asombro de algunos debido a que los autos han sido entregados gratuitamente, a contrapelo de la política de eliminación de las gratuidades indebidas establecida por el general presidente. No falta la inevitable petulancia de algunos médicos que se creen el non plus ultra de la sociedad cubana y que lo merecen todo, un tema que exige una atención más detenida. Estos médicos critican lo que según ellos es olvido, cuando en realidad pertenecen al sector profesional más favorecido por el castrismo. También el más expoliado, aunque a muchos les gusta ser esclavos del castrismo.

Es triste que ciudadanos con méritos y conocimientos suficientes no puedan realizar un proyecto de vida con prosperidad material, sin tener que esperarlo todo del omnipotente Estado, que, como bien escribió un forista, continúa dando traspiés sin hallar la solución a múltiples problemas sociales y económicos. Conste que soy consciente de que la prosperidad material no define una vida plena, pues esta debe ir acompañada de una sólida espiritualidad, pero ya sabemos en qué nivel y cuán acosada esta se halla entre nosotros.

Un opinante alegó con razón que los deportistas entretienen y son los profesionales y trabajadores del país quienes representan las fuerzas que pueden levantarlo, pero olvida que el entretenimiento ―o lo que es lo mismo, el circo, según la práctica de los poderosos de la antigua Roma― constituye una de las vías esenciales para controlar al pueblo. Una dosis adecuada de privilegios, entretenimiento y mucha bebida mezclada con reguetón, resulta muy eficaz para dividirlo y mantenerlo sojuzgado. Eso lo saben muy bien los ideólogos del castrismo.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Con pluma y fusil, dos sicarios del castrismo. Pedro Corzo: Las dictaduras recurren a diferentes tipos de sicarios para imponer su voluntad


Con pluma y fusil, dos sicarios del castrismo

Por Pedro Corzo
Diciembre 13, 2017

Las dictaduras recurren a diferentes tipos de sicarios para imponer su voluntad. Los hay de pistola al cinto, siempre listo para masacrar a los sospechosos de traición, como es Ramiro Valdés, el modelo ideal en el caso cubano, pero hay otros menos conocidos, los sicarios de las letras y la burocracia, representados en Cuba por Alfredo Guevara y Armando Hart, sujetos siempre prestos para condenar a los herejes que incumplieran en el más mínimo detalle los postulado del castrolicismo.

Hart, con la asistencia de otros intelectuales, fue uno de los custodios principales del dogma castrista de la conservación de la poder, a la vez que sirvió como uno de los operativos principales en el establecimiento de los fundamentos sobre los cuales se crearía en Cuba una sociedad sin derechos individuales y en la que los ciudadanos se trasformarían en una masa coloidal lista para asumir la conducta que dispusiera la nomenclatura y en la que la doble moral eliminaría la dignidad humana.

(Ramiro Valdés)

Por su condición de ministro de Educación, Cultura y miembro del Buró Político del Partido, prestó invaluables servicios al sistema, sin embargo, al igual que el resto de sus pares recibió poca atención porque las víctimas de las dictaduras y quienes las observan para incriminarlas, tienden a enfocar particularmente las denuncias en los hechos de violencia, como si los esbirros de ese ramo fueran los únicos culpables de las atrocidades en las que incurrenese tipo de régimen.

Las entidades y personas que propician procesos legales contra las dictaduras y sus victimarios pocas veces reparan en que el entramado sobre el que éstas se sostienen y actúan, está compuesto por diferentes segmentos que funcionan acopladamente para concretar el interés de los involucradosde mantener el control, sin aceptar que sus desempeños repercuten en la violación de los derechos de otros ciudadanos.

Hart ejemplifica a los intelectuales que sirven a las dictaduras. No fue un intelectual seducido por el castrismo, un individuo que por desconocer el conjunto de los acontecimientos, se rindió al régimen ciegamente. Él conoció a fondo todo el entramado del sistema. Participó directamente en la toma de decisiones, fue un funcionario a tiempo completo que dirigió el equipo que instrumentó las bases doctrinales y practicas sobre las cuales se educaría a la niñez y la juventud cubana, a la vez que colaboraba en la elaboración de los fundamentos teóricos sobre los cuales justificarían sus acciones los cuerpos represivos que policialmente dirigía Ramiro Valdés.

Hart no solo acató fielmente las disposiciones de Fidel y Raúl Castro, sino que puso a disposición de ambos toda su capacidad intelectual al impulsar cambios sustanciales en el sistema educativo y al promover la instrumentación denormas que determinaron un nuevo curso en la cultura nacional, al facilitar la gestación de un individuo de doble pensar que no dice lo que piensa sino lo que le beneficia, sin disciplina social y con una fuerte inclinación a la delación.

(Fidel Castro y Armando Hart)

Los sujetos como Hart, con independencia del talento de cada quien, estaban supeditados al oportunismo de Fidel Castro. No había espacios para que teorizaran y desarrollaran propuestas porque el castrismo consiste en un ejercicio continuado del poder, una práctica de que hacer en cada coyuntura sin que se respeten doctrinas o ideologías, incluida el marxismo sobre el cual dice inspirarse.

Su oscuro perfil en los medios de información nacional e internacional no elimina su responsabilidad ni la de otros funcionarios de la burocraciaen los crímenes morales y físicos que ha cometido la dictadura, porque como afirma el escritor José Antonio Albertini, “la tinta también mata”, aunque lamentablemente solo se hable y escribade los sicarios que recurren a la violencia física.

El legado de Armando Hart y de los otros sicarios de las letras y las palabras que se sometieron voluntariamente al castrismo tal vez no incluya la sangre de sus víctimas, quizás estos individuos y sus pares nunca hayan asesinado a ninguna persona, pero su contribución intelectual al régimen ha contribuido a la destrucción de los valores sobre los cuales se fundó la República, rescatarlos es un deber primario.






Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Antonio Rodiles sobre lo apropiado y conveniente de sanciones con nombres y apellidos para desenmascarar a élite Castrista que tiraniza a Cuba

Tomado de https://www.martinoticias.com

Sanciones con nombres y apellidos para desenmascarar a élite castrista

Por Antonio Rodiles
Diciembre 15, 2017

La transferencia de poder de Raúl Castro a su hijo, Alejandro Castro Espín, como cabecilla del clan heredero, hacen de este momento uno crucial.

Las recientes sanciones de la administración Trump generan un escenario muy distinto al de la previa, donde se había bendecido esta transferencia y se empujaba a los cubanos a aceptar la continuidad de la dictadura más larga de este hemisferio.

Sin embargo, consideramos que hay medidas que pueden lanzar mensajes muy directos no solo a la nomenclatura establecida sino a esa nueva red de lealtades en construcción y sobre todo al pueblo cubano.

Las sanciones con nombres y apellidos remarcan que pertenecer a la elite castrista y ser parte de su aparato de violación y corrupción convierte al individuo en un ser apestado y no uno bendecido como venía ocurriendo anteriormente.

(Alejandro Castro, hijo de Raúl Castro abraza a Antonio Castro, hijo de Fidel Castro.)

El peso no solo legal sino también moral tiene un fuerte impacto en una sociedad que está a la búsqueda de una brújula que le permita enrumbar su futuro y terminar con esta pesadilla.

Familiares directos de altos jerarcas llegan a los Estados Unidos y de forma inmediata montan sus negocios con capitales que no tienen una explicación. Otros se pasean en visitas privadas o invitados por instituciones mostrando que la permisividad de esa nación les permite gozar de la impunidad a pesar de ser los beneficiados directos de tantos abusos y crímenes.

El caso Cuba no es exactamente el de Venezuela, pero las similitudes son muchas partiendo incluso de que, Raúl Castro y su grupo ya cargan con la responsabilidad del desastre de ambas naciones.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Zoé Valdés: Vida de las ideas. La izquierda ejerce, no sólo sobre la derecha sino sobre todo aquel que no piense igual que ella, un dominio anormal y excesivo rayano en la tiranía.

Tomado de http://www.libertaddigital.com/

Vida de las ideas

*******
La izquierda ejerce, no sólo sobre la derecha sino sobre todo aquel que no piense igual que ella, un dominio anormal y excesivo rayano en la tiranía.
*******
Por Zoé Valdés
2017-12-13

Que la izquierda mire de manera rara y hasta despectiva a los que se consideran de derecha e inclusive a los que ellos definen como de derechas –sin que lo sean– por sus opiniones no debiera importarnos demasiado.

Pero se complica el asunto cuando, teniendo casi siempre las riendas de la cultura y de la sociedad en general en sus manos, la izquierda ejerce, no sólo sobre la derecha sino sobre todo aquel que no piense igual que ella, un dominio anormal y excesivo rayano en la tiranía.

La dictadura de la izquierda debe cesar de inmediato. No sólo la economía mundial se ha empobrecido debido a sus erráticas acciones, además han sembrado el terror, han paralizado y penalizado el pensamiento llevándolo a una sola dirección, la de sus propios intereses (que la mayoría de las veces tiene que ver con la corrupción y la manipulación indecentes, disfrazadas de moralismo ideológico). La libertad de prensa, que tanto ellos pretenden defender, la han aniquilado imponiendo estrictos parámetros de análisis, si es que a eso se le podría llamar análisis. El achantamiento de iniciativa y de investigación de los medios de comunicación, a los que yo llamo miedos de comunicación, da grima, por no decir pavor.

Esa izquierda mató las ideas para implantar una ideología afín a ella, en múltiples casos mantenida, sostenida e impulsada por la alta tecnología.

No hay peligro mayor en la actualidad, aparte la amenaza real e inminente de los atentados terroristas islamistas que suceden casi a diario –cual ruleta rusa–, y que yo considero una guerra cotidiana, que una ideología extremista adueñada y poseedora absoluta de la tecnología. Es exactamente lo que buscaron Adolf Hitler y Josef Stalin, siendo el segundo el más criminal de los dos –si alguna comparación cabe a los que tanto agrada comparar–.

Es esa sin duda la razón por la que la tiranía de los Castro ha invertido aproximadamente desde el 2007 toda su energía y una enorme cantidad de recursos en perfeccionar la alta tecnología de manera muy eficaz, para hacerla sumamente efectiva en el control masivo de los ciudadanos y de todo aquel que visite la isla. Esto es ciertamente un pálido reflejo de lo que ha venido siendo un hecho certero desde hace casi treinta años en el resto del mundo.

Desde que Margaret Thatcher y Ronald Reagan (entre otros pocos) desaparecieron del poder, el mundo entregó su cerebro a los idiotas que consiguieron inventar que unas máquinas por fin pensaran en su lugar. ¿A quién se le podía haber ocurrido semejante verracada? Pues a los imbéciles de corto pensamiento, odiosos y envidiosos de aquellos que han sabido mover el mundo a través de ideas humanistas y no de ideologías ni de modas tecnológicas.

Ellos reconocen incluso que su ideología tecnológica"compite y gana, matando por fin las grandes ideas. Aunque, como los ignorantes que son, desconocen que las grandes ideas no sólo son las que han movido invariablemente la grandeza del alma humana, además han constituido la mayor riqueza de la humanidad, su pensamiento ha confirmado nuestra existencia como una especie sin igual, sólo superada por la indiscutible majestuosidad de los delfines y el misterio de los felinos, lo que ya sabían ampliamente los griegos y los egipcios; repasen, por favor, sus símbolos, el de los delfines en los griegos (Delfos), y el de los gatos en los egipcios (que también adoraban a los delfines), que no les voy a durar toda la vida.

"No se ha creado jamás algo más divino que el delfín. Y es que, hace mucho tiempo, los delfines eran hombres y vivían en las ciudades al lado de los mortales. Han cambiado la tierra por el mar y adoptado la forma de los peces. Pero, todavía hoy, sus virtuosos espíritus de hombres preservan en ellos los pensamientos y las acciones humanas". Opiano de Anazarbo, Haliéutica, finales del siglo II.

Por otra parte, el gato estaba considerado un animal sagrado en el Antiguo Egipto. Íntimamente asociados al concepto de divinidad, "los egipcios creían que en su cuerpo anidaba el alma de Bastet", diosa representada con cuerpo de mujer y cabeza de gato.

Volviendo a lo nuestro, lógico fue entonces que intentaran adormilar valiosos cerebros y los pusieran en función –a medias, sólo a medias– de concretar y despertar otras neuronas, las artificiales. El objetivo era y es, todavía no lo han conseguido, el de acabar con esa grandeza precisa que tanto envidian, exterminar la generosidad de la sabiduría, y derrotar el valor y el coraje individual del conocimiento. Y a hacer puñetas con la excepcionalidad y la sensibilidad particulares y privadas.

Y ojito al dato, que alguien piense como yo y lo manifieste verbalmente o por escrito, según la izquierda nos sitúa ya enfrente y en contra, definiéndonos de inmediato de derechas, o sea, de lo peor de lo peor, como si no fuera la propia izquierda lo más ínfimo y mediocre que le ha podido suceder a la humanidad, con sus continuos y obsesivos métodos sectarios y hasta genocidas.

Si pensar bien, y pensar por todo lo alto, situados perennemente en la duda de todo, nos ubica a algunos en la derecha –símbolo de apestados en esta sociedad totalitaria en la que han convertido al mundo–, pues entonces con mucho orgullo aceptemos y asumamos que somos de derechas, pese a que en mi modo personal tampoco voy regalándole mis ideas a esa nueva derecha rikikí, fuñida y acomplejada.

Lo he sostenido y reafirmado mil veces, soy una mujer libre, un ser humano libre, pero puesto que comentan que soy de derechas, y los que lo dicen pertenecen, con o sin carnet de militantes o militontos, a esa izquierda zarrapastrosa que nos prohíbe la entrada y participación en una feria del libro o en un programa televisivo por mero temor a nuestras ideas (por sólo citar dos casos), pues entonces seamos de derechas con toda la fanfarria y la estridencia que más pueda dañar la hipócrita conducta –que no es sensibilidad para nada– de esa antigualla pretenciosa, inútil y carcamal que se llama izquierda.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Cómo el castrismo destruyó la industria ganadera en Cuba. Jesuhadín Pérez Valdés: LA GANADERÍA DE LA CUBA REPUBLICANA


 Cómo el castrismo destruyó la industria ganadera

DDC
15 de Diciembre de 2017





En 1958 la producción de carne vacuna y de leche era la segunda actividad económica del país.  Hoy Cuba importa carne, leche y sus derivados para consumo interno
***********
Tomado de la revista Vitral No. 73
( http://www.vitral.org )

LA GANADERÍA DE LA CUBA REPUBLICANA

Por Jesuhadín Pérez Valdés

La riqueza de vuestra tierra, el crecimiento de vuestra hierba y
la habilidad demostrada de transformar hierba en carne,
está convirtiendo la clase de ganado que uds. están produciendo,
en un producto comestible insuperable para las mesas de Cuba ,
y espero que en un no muy lejano futuro,
para las mesas de muchos ciudadanos del mundo”.

Frank Scofield.
Autoridad internacional en ganado de razas de carne

   
    En la exposición nacional de ganadería, celebrada en 1956 en el parque nacional de exposiciones, el profesor H. H.Kildee, juez del evento, expresó al Patronato de dicha exposición lo siguiente:
    “Quiero encomiar y felicitar a los funcionarios y expositores que han hecho de ésta exposición un gran éxito en cualquiera de sus aspectos.
    “(…) Los grandes campeones y muchos de los ganadores de cinta azul, debearían ganar, o por lo menos estar entre los primeros, en las mejores exposiciones de los Estados Unidos y Canadá. La calidad: de las mejores de su clase (…) Estuve encantado con el ganado (…) criado y mejorado en Cuba”.
    En 1953, tres años antes del referido evento, ya Cuba contaba con más de cinco millones de cabezas de ganado, esto significaba un animal por cada 1,10 personas. Posición envidiable si la comparamos con las existencias estimadas por la F. A. O en el propio año en 36 países. Pero, ¿cómo llegamos a obtener tal riqueza y qué lugar ocupó en nuestra economía nacional?.
    Revisemos la historia...

    La ganadería en la etapa anterior a 1902

    Excavando en las raíces de la ganadería –anterior a la etapa republicana- descubrimos como ésta, nace y se desarrolla entrecruzada y paralelamente a otra gran riqueza: la azucarera, como si emergieran ambas de la historia en dependencia simbiótica …¿por qué? Veamos.
    Nuestras tierras fértiles generaron un rápido aumento de la fortuna azucarera y a ésta le resultaba indispensable la fuerza brutal del animal, tanto para el cultivo como para el transporte de la caña (o productos terminados). Estas mismas tierras producían los pastos idóneos para la manutención y florecimiento del ganado. Fue éste el motivo que ambas riquezas crecieran hermanadas. Miguel Penabad Fraga, autor de La Ganadería en Cuba nos cuenta:
    “Pronto llegó a fomentarse gran número de haciendas ganaderas contando la isla con unos mil hatos que contenían más de un millón de cabezas de vacunos.” (D.M /1957 pág 105.)
    Además, otra cuestión determinante para el crecimiento de la ganadería en aquella época fue la posición geográfica que convirtió a Cuba en principal abastecedora de carnes saladas, cueros, pieles y ganados a las flotas diversas que se dirigían a México, Perú y otras zonas sureñas. Esto, sumado a las necesidades internas de consumo y transporte de mercancías como café, tabaco y azúcar, hicieron del ganadero una persona de mucho poder e influencia, hasta ser coprotágonista del primer gran conflicto entre ganaderos y vegueros, que culminó con la abolición de los grandes latifundios pastoriles.
    A pesar de los conflictos y las contradicciones existentes en la época, agravadas por las subidas de los impuestos, en 1843 se organiza en Puerto Príncipe la Primera Exposición Agrícola y Ganadera. Que fuera –según Penabad- el espaldarazo definitivo a la ganadería.
    Dos décadas y media después vendría el azote de la guerra. Pasados diez años de conflicto la situación era deprimente; sin embargo, para el grito de Baire los potreros contaban ya con 2 485 766 animales. (¡!) Pero con Baire empezó la guerra…
    Después de tomar posesión los Estados Unidos de Cuba se hizo un nuevo censo en el año 1899, en el que solo aparecieron 376 650 reses… La contienda liberadora se había llevado 2 100 000 cabezas de ganado…

    1902. La República

    La riqueza ganadera estaba prácticamente aniquilada y gran parte de los hacendados arruinados; sin embargo, las necesidades internas, tanto para las labores agrarias, el tiro de carga y pasaje, como para el consumo de carne, leche y sus derivados, seguían incrementándose, por lo que se dieron facilidades arancelarias para la revitalización de la ganadería, importándose ganado de Venezuela, Puerto Rico, Texas, Tampico y la Florida tratando –los ganaderos- de atizar –por cuarta vez- ésta riqueza, y prendió…
    …Ya para 1910 en los potreros cubanos había –según stock de la época- unas 3 200 000 reses vacunas. ¡La semilla ganadera había prendido nuevamente! Pero otra dura prueba se avecinaba…

    La Primera Guerra Mundial

    La situación de guerra propició una demanda enorme de tabaco y azúcar, al tiempo que se redujo al mínimo la importación de alimentos. Esto generó sobre la ganadería una presión enorme, ya que tuvo que cubrir la necesidad de fuerza animal para el laboreo y transporte en zafras sobre-estimuladas por las peticiones internacionales y, al mismo tiempo, cubrir las urgencias nacionales de alimentación, de carne, leche y sus derivados. Es bueno señalar que esta delicada situación hizo del ganadero un recio soporte de la alimentación pública en general.
    A pesar de la exigente situación que puso al rojo vivo las existencias ganaderas los criadores, cebadores y mejoradores cubanos las soportaron, e incluso crecieron, pues para el censo de 1918 en los potreros nacionales habían 3 955 000 cabezas vacunas.
    Teniendo en cuenta los éxitos alcanzados y el incremento de las necesidades –no olvidando la expansión y existencia de nuevos colosos azucareros- en 1927 se efectuó una nueva reforma arancelaria que fomentó la creación de poderosas industrias de derivados. ¿Los beneficios? Miguel Penabad los describe:
    “…impidieron la salida de torrentes de divisas hacia el extranjero en pago de alimentos que se pudieran elaborar en Cuba y ofrecer trabajo permanente(…) a millares de ciudadanos que vuelcan sus salarios en el comercio, la industria, el transporte y los espectáculos, sosteniéndoles desde luego, a los sectores empleadores citados, la capacidad de producción y ventas, consumidores que a su vez, compran carne, leche y sus derivados manufacturados en Cuba”.
    El desarrollo ganadero propició que el consumo de leche condensada y evaporada-con materia prima nacional- para 1932 fuera de 10,8 cajas (518,4 latas) por cada 100 habitantes, éste consumo se elevó a 30 cajas (1824 latas) en un año para las estaciones de 1951 y se calculaba que, para 1960, se consumirían aproximadamente 2 millones y medio de cajas de leche (120 000 000 de latas) que necesitarían unos 100 125 000 kilogramos de leche fresca y 22 500 toneladas de azúcar refino nacional, (ver:Coop. Comp. Nac. de Alim. para incrementar la producción con igual número de vacas. Tab. Esp. D.M/ 1957.)
    Esta positiva evolución fue –paulatinamente- cubriendo una diversa variedad de productos de consumo. Al revisar las estadísticas vemos como del año 1926 al año 1939, se redujeron las importaciones (carne y derivados) en un promedioo anual de $ 29 081 673, siendo las principales:

 
    También se eliminaron importaciones por concepto de carnes en conserva y otras carnes $ 1 510 631, y se exportaron además, -sin dañar en lo más mínimo el abasto al país de esos productos- en una década 14 954 359 pesos… Según el doctor Lamar Roura, presidente en 1943 de la Asociación Nacional de Ganaderos de Cuba, de 1931 a 1940 se había producido –entre importaciones ahorradas y exportaciones- un beneficio global de 80 051 001 pesos… (ver ponencia del Dr. L. Roura al Primer Congreso de Alimentación, año 1943).

    En 1945 se efectuó –según palabras del periodista Miguel Penabad- : “el mejor censo de todas las épocas en Cuba, que registró las existencias de ganado en julio de 1946”.(La ganadería en Cuba /M. Penabad. D.M. 1957.) Se hizo teniendo en cuenta la división política administrativa republicana.(Ver la carne y la población de Cuba … W. Denie Valdés. /Vitral Núm: 65. pág 24. Año 2005.) Este censo inspeccionó 159 958 fincas, de éstas tenían ganado vacuno: 119 780, arrojando los siguientes detalles.

 
       
    Wilfredo Denie Valdés, quien fuera historiador de la ciudad de Pinar del Río durante muchos años, asegura que el cómputo final de éste censo se ubicó en los ¡Cuatro millones ciento quince mil, setecientos treinta y tres animales!. Por otra parte M. Penabad nos dice: “es evidente que la riqueza ganadera es (era) la más difundida, pues cuenta (contaba) con 147 772 poseedores por lo menos”. (Paréntesis del autor.).

    Siete años después, en otro censo, se nota una reacción en las existencias, dando un total de 5 391 100 cabezas, que finalmente fue fijado por la Asociación Nacional de Ganaderos de Cuba en 5 060 000 debido a las características del mismo.
    Las existencias de ganado vacuno en los diez países con mejor índice promedio de cabeza animal por habitante, muestran la posición cubana en 1953:

  

    La ganadería como mecanismo generador de empleo

    Otro importante factor en el proceso de desarrollo ganadero es la generación de empleos por su positivo impacto social. En este sentido se destacan no solo los sectores estrictamente vinculados a la ganadería, sino otros que dependen indirectamente de ésta, como son fábricas de helados, fábricas de calzado, fábricas de piensos, producciones mieleras, ferreterías, fábricas de embutidos, de queso, saladeros de cuero, jabonerías, laboratorios y muchos más.
    Por estos años, según el Dr. Lamar, en Cuba existían 165 004 empleadores que utilizaban permanentemente 193 859 empleados, que ganaban salarios por valor de 105 977 843 pesos…

    Sacrificio vacuno

    “Antes de 1959 en nuestro país se sacrificaba el ganado (…) sin ataduras por parte del Estado…”. Esta afirmación fue hecha por W. Denie Valdés, historiador ya mencionado; pero entonces…¿qué cantidad de animales serían sacrificados para poder cubrir las demandas nacionales de consumo en más de treinta sectores dependientes en alguna manera del ganado cubano, aún si despreciáramos las exportaciones?
    La respuesta a ésta pregunta fue dada por el Dr. José Manuel Cortina, presidente de la Asociación de Ganaderos de Cuba y publicada en varios periódicos y revistas de la época durante el bienio de su mandato. Él aseguraba, tabuladamente que, desde el año 1942 al año 1951, los criadores cubanos entregaron para el consumo nacional 9 300 000 reses vacunas, con un peso promedio de 32 arrobas (800 lbrs/363.6 Kgms) en pie, por las cuales recibieron 687 600 000 pesos. Entonces podemos –por éste dato-deducir, que en nuestro país, en la razón antes mencionada, y según los informes del Dr. Cortina, se sacrificaban aproximadamente: ¡Un millón de animales al año! (Ver: La ganadería en Cuba. M. Penabad. D. M. pág. 110; 2da col. 3er par. T.E. /1957). Y, otro dato curioso, en igual período y por igual cantidad de ganado, con similar peso, los ganadores norteamericanos percibieron $ 1 782 600 000, o sea una diferencia en perjuicio cubano de $ 1 095 000 000… (el autor no encontró la respuesta a tal diferencia, es probable que se debiera a los precios internos del mercado nacional).

    Inversiones

    Los valores comprometidos operando en el sistema ganadero nacional fueron amplios. Basta decir para probarlo que, para 1956, las inversiones en tierras ascendían a 477 500 000 pesos. En casas, cercas, pastizales, pozos, aguadas, equipos y vehículos: $291 475 000, y en animales vacunos: 657 750 000, para un gran total de…: 1 426 725 000 pesos. Esto teniendo en cuenta los valores promedio estimados y aprobados en el año sancionado (1956) donde, por ejemplo, una caballería estaba valorada en $1 491 y una cabeza de ganado: $ 109.62 (según: La ganadería, importante riqueza cubana. M. Penabad./ D.M. pág 106. Cuadro Nº 3.)
    Otras inversiones de consideración, directa e indirectamente vinculadas a la ganadería, fueron:

  
    Fuentes: Ministerio de la Agricultura. Tribunal de Cuentas. Asociación Nacional de Ganaderos de Cuba. (datos de 1954 e Instituciones de la época).

    Otras existencias

    Además del ganado vacuno, en Cuba existían –para el año 1956- según datos de la A. N. G. C. una riqueza en ganado menor que alcanzaba los 133 600 000 pesos, que podríamos desglosar así:

    Todas éstas producciones convertían nuestra ganadería en una fuente económica de potencial extraordinario. Pero con los logros alcanzados, los criadores cubanos no creyeron dada por hecha su labor, sino que en los años 1956 y 1957, según el Ministerio de la Agricultura de la época se importaron 11 845 animales de pura raza, para el mejoramiento y superación de lo que fuera ya –ateniéndonos a las palabras de Miguel Penabad Fraga- “Nuestra segunda riqueza nacional”… y se exportaron formidables ejemplares, ejemplo de ello: “Monitor Cero”, vendido en $ 16 000 y “Celso 81” criado por la Compañía Ganadera El Palmar. S.A y vendido en $ 10 000, ambos a la República Dominicana.

    A modo de conclusión

    La hacienda ganadera prendió, se expandió y cubrió en gran medida las necesidades de consumo nacional. Según un estudio realizado por el Ing, José Tamargo, Jefe del Departamento de Estadísticas del ministerio correspondiente, para el año 1956 existían en Cuba: 5 325 472 reses. Ahora bien, éstas unidades de ganado vendidas a 14 centavos la libra de pie, precio autorizado oficialmente y que rigió durante el tiempo en cuestión, arroja un valor de 581 528 320 pesos. Si además le sumamos el valor mínimo de las 300 000 caballerías que se destinaban a la ganadería y las inversiones hechas en casas, cercas, aguadas, potreros, equipos y otros, sumaría un gran total de mil trescientos cincuenta millones, quinientos tres mil, trescientos veinte pesos. ($ 1 350 503 320) ¡solo en el sector bovino! convirtiendo la ganadería –con más de 145 000 poseedores- en una poderosa fuente de riquezas.
    ¿La calidad del ganado? “-De los mejores de su clase-” Según consideraciones del juez y profesor H. H. Kildee, o las de Frank Scofield, asesor e inspector de ganado y autoridad internacional, quien aseguró;
    “….he encontrado en Cuba una calidad de ganado (..) como no me había imaginado encontrar cuando vine aquí”
    Y el ganadero cubano, ¿qué opinión y perspectiva tenía, estando plenamente consciente de los considerables valores que manejaba…? Lorenzo W Lamadrid, presidente a la sazón de la Asociación Nacional de Ganaderos de Cuba nos tiene la respuesta.
    “El ganadero no cree que ha llegado al final de su tarea técnica en lo pecuario ni en lo económico; sabe que mucho falta por lograr para colocar esta riqueza en el plano que ella merece y confía en que el gobierno y las instituciones crediticias oficiales conozcan de cerca las aspiraciones y necesidades de éste sector, tratando con sus dirigentes, previamente, toda medida o plan de fomento, expansión e intensificación, para que ésta colaboración llene a plenitud los anhelos de una clase que por su laboriosidad y entusiasmo demostrado siempre, representa un sólido puntal de la economía nacional”.
    Con este potencial existente y una actitud consciente y comprometida con el desarrollo económico y el fortalecimiento de nuestra riqueza ganadera, terminamos nuestra primera mitad del siglo XX y algunos años más. Después otra etapa de la historia de Cuba vendría… por ahora, al releer las ideas de Lorenzo W. Lamadrid, publicadas por aquellos años en la prensa… sobran las palabras.

*******
Tomado de http://baracuteycubano.blogspot.com/
(publicado en agosto 12, 2007 )

ALGUNOS ÍNDICES DE LA GANADERÍA EN CUBA EN 1957 Y EN 2006

Por Pedro Pablo Arencibia
En el artículo La Ganadería en Cuba de Miguel Penabad Fraga , publicado en 1957 en el número especial del Diario de la Marina por su 125 aniversario, aparecieron cifras e índices de la ganadería en Cuba, que muestro en este blog para demostrar el desastre que ha sido la gestión gubernamental en lo concerniente a la ganadería. Estas cifras de 1957 se obtuvieron sin hacer restricción alguna sobre la matanza de ganado; todo lo contrario, se estimulaba la matanza de terneras para mantener un precio aceptable y estable para los productores en la venta de la carne de res.

Oscar Pino Santos, quien murió hace pocos años y recibió el Premio Nacional de Ciencias Sociales poco antes de morir, y fue en 1959 uno de los autores de la Ley de Reforma Agraria, escribió en 1957 El Imperialismo Norteamericano en la Economía Cubana y ahí se lee:

“ Los bajos rendimientos, los limitados niveles de producción y la escasa diversificación, explican la paradoja de que Cuba, país agrícola sea un gran importador de productos de origen propiamente agrícola. Véase el Cuadro No. 20.”

El mencionado Cuadro No. 20 muestra el consumo doméstico, producción nacional e importaciones de los principales productos alimenticios en el período 1954-1956 donde se observa que la cantidad y el valor ( en porcientos) del consumo doméstico de producción nacional fueron el 81% y el 71% respectivamente, mientras que la cantidad y el valor del consumo doméstico de importación fueron 19% y 29% respectivamente. En ese cuadro, cuya relación de alimentos bien serviría como ejemplo objetivo de cual era la canasta básica del cubano promedio de aquellos tiempos, muestra datos interesantísimos como el hecho de que el 98% de la cantidad y el 92% del valor de los productos lácteos consumidos por la población cubana era de producción nacional.

Hoy con la estructura de propiedad y control estatal sobre la agricultura y la ganadería cubana , los valores de importación de productos agrícolas para el consumo domético en Cuba son mayores del 60% , superando ampliamente el 29 % que planteó y criticó Pino Santos en 1957.

( Oscar Pino Santos cuando recibió el Premio Nacional de Ciencia Sociales )

Pino Santos analizaba en 1957 las causas de que un país agrícola como Cuba tuviera que importar productos agrícolas y llegaba a esta conclusión:

“ El atraso técnico y por consecuencia los bajos rendimientos caracterizan también la agricultura cubana. Esto tiene mucho que ver con la estructura inadecuada de la propiedad agraria del país, a la cual me he referido antes...”

Precisamente la inadecuada propiedad estatal agraria y ganadera es la que ha provocado que en Cuba la agricultura y la ganadería hayan sido un desastre durante este casi medio siglo de totalitarismo. Los desgobernantes castristas conocen esa causa, Oscar Pino Santos trabajó hasta su muerte en el Consejo de Estado, pero han preferido mantener el control político a que los cubanos puedan desarrollar una economía que los independice del opresor estado .

Veremos en el análisis de las cifras, que la población cubana se ha duplicado y que los índices de ganado por habitante han bajado drásticamente salvo en los ovinos-caprinos por habitante que ha aumentado. Debemos tener en cuenta que no es lo mismo la cantidad de carne que significa un índice correspondiente a ganado mayor o porcino a ese mismo índice en una chiva o un carnero. Debemos también tener en cuenta que por las cantidades asignadas de carne de res por la Libreta de ( des)Abastecimiento a la población cubana y las muy fuertes restriciones y condenas en años de cárcel a los que sacrifican las reses, aunque sean de su propiedad, era para que Cuba tuviera varias reses por habitante. Otro elemento a tener en cuenta es que las reses estatales muchas veces parecen más esqueletos caminantes que ganado de ceba o de recria; lo anterior y el el alto índice de mortalidad de terneros en el sector estatal reafirma lo que ya sabemos desde hace siglos: ¨lo que es de todos, no es de nadie ¨ y de que ¨el ojo del amo engorda al caballo ¨

Aquí van los índices y cifras:

Existencia de ganado vacuno en 36 países y promedio por habitante en los años 50s

País y Reses por habitante

Austria 0.33
Bélgica 0.27
Dinamarca 0.71
Finlandia 0.45
Francia 0.39
Alemania 0.23
Grecia 0.11
Italia 0.19
Holanda 0.28
Noruega 0.35
España 0.11
Suecia 0.36
Suiza 0.32
Reino Unido 0.21
Yugoslavia 0.29
URSS 0.26
EEUU 0.58
Brasil 1.01
Argentina 2.39
Canadá 0.61
Uruguay 3.01

Cuba ( año 1953 ) 0.9034

Habitantes de Cuba : 5 610 000
Cabezas de ganado: 5 068 000


México 0.42
Puerto Rico 0.18
Honduras 0.56
Guatemala 0.40
El Salvador 0.38
República Dominicana 0.36
Chile 0.38
Ecuador 0.34
India 0.41
Perú 0.34
Pakistán 0.32
Japón 0.03
Turquía 0.47
Filipinas 0.04

Ganado menor existente en 1956 en Cuba

Ganado Équido:
Caballos 285 889

yeguas 179 560
Burros 2 060

Burras 1429 Mulos 31 062
Total 500 000

Équidos por habitante: 0.09
********************

Ganado Porcino
Verracos 600 000

Puercas de cría 400 000
Crías 2 400 000
Total 3 400 000

Porcinos por habitante:0.61

***************
Ganado Ovino
Carneros 48 082
Chivos 92 226

Crías 58 665
Total 180 000
GanadoOvinoCaprinos por habitante: 0.032
Fuente: Asociación Nacional de Ganaderos de Cuba

**********
En el Anuario Estadístico de Cuba del año 2006

http://www.one.cu/aec2006/anuariopdf2006/capitulo10/X.16.pdf
Habitantes de Cuba: 11 239 043
Reses 3 737 200

Reses por habitante: 0.3325

*****************
http://www.one.cu/aec2006/anuariopdf2006/capitulo10/X.25.pdf

Ganado Équido: Caballos 227 100
Yeguas 255 700
Burros 4 400
Mulos 21 000

Burras 4 700
Total 512 900
Équidos por habitante: 0.046

*******************
http://www.one.cu/aec2006/anuariopdf2006/capitulo10/X.20.pdf

Ganado Porcino:
Total 1 760 800
Porcinos por habitante: 0.1567
*******************
http://www.one.cu/aec2006/anuariopdf2006/capitulo10/X.26.pdf

Ganado Ovino y Caprino:
Ovino 2 761 300

Caprino 1 170 900
Total 3 932 200
OvinoCaprinos por habitante: 0.35

RESUMEN DE LOS ÍNDICES

1957 ***** 2006
Reses por habitante: 0.90 34 ***** 0.3325
Équidos por habitante: 0.09 ***** 0.046
Porcinos por habitante: 0.61 ***** 0.1567
Ganado OvinoCaprinos por habitante: 0.032 ***** 0.35


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

José Gabriel Barrenechea desde Cuba: Unidad cultural y pluralidad política de la nación cubana. Desde las alturas del poder político, una pandilla de individuos se ha abrogado la potestad de decidir lo cubano y lo anticubano


Tomado de https://www.cubaencuentro.com/

Unidad cultural y pluralidad política de la nación cubana

**********
Desde las alturas del poder político, una pandilla de individuos se ha abrogado la potestad de decidir lo cubano y lo anticubano
**********
Por José Gabriel Barrenechea
Santa Clara
12/12/2017

Hay unos cuantos “cosmopolitas” cubanos que no acaban de comprender que lo que ellos entienden por cosmopolitismo no es más que la visión que una, o un grupo de específicas naciones, han impuesto de ello. Así viven desbarrando del nacionalismo, en especial del cubano, sin entender, por ejemplo, que nadie es más nacionalista en el mundo de hoy que los propios norteamericanos, y no me refiero aquí solo al bando del emperador Donald Payaso Trump, el bando supremacista blanco, sino también al otro, al de Obama y de la señora Clinton, que promueve, queramos verlo o no, la americanizada corporativización del mundo. Y no lo digo yo, un cubanito de mierda, sino muchos de los pensadores y políticos de una de las culturas más próximas a la norteamericana, la de su Madre Patria, la británica.

Partamos de admitir que, en el actual proceso de globalización, en que se constituye una cultura mundial única, no todas las culturas-nación actuales tienen el mismo grado de participación. Algunas pondrán más en esa futura cultura global, y es que incluso cuando las culturas-nación líderes toman de otras lo hacen según su reinterpretación de lo tomado (las comidas china o italiana que se venden en EEUU tienen poco que ver con las verdaderas comidas chinas o italianas). En consecuencia, no todos los bagajes culturales estarán igualmente representados en esa futura cultura global: Thoreau posiblemente será mucho más visible en ella que José Martí, y ello no tanto por factores achacables a las obras de ambos escritores en sí, sino a qué cultura o culturas hayan logrado vencer en la gran carrera que hoy vive el mundo, por imponer a su herencia como de las centrales.

No se gana nada con lamentarse: este proceso es natural, inevitable y en consecuencia incorregible. Pero a la vez también es incorregible la voluntad individual de los miembros de una cultura-nación determinada, por sobre todo las “mujeres y hombres de cultura”, de aspirar a que la suya sea de las que más aporten a esa futura cultura global, o en todo caso hasta de que se convierta en uno de los centros aglutinadores de ella. A fin de cuentas, la por semejantes individuos tan ansiada, dígase lo que se diga y siempre en tono de falsa modestia, trascendencia a su tiempo, nuestra “fama y glorias” futuras, dependen de que nuestra cultura-nación consiga un lugar central en el mundo por venir.

Los cubanos, en esta lucha empeñada por ser si no la Roma del futuro, por lo menos la Magna Grecia, o mejor aún, la Palestina, contamos con ventajas que nadie más posee en el mundo actual; al menos en el grado que nosotros. En primer lugar, mencionemos ese hecho nunca resaltado en la medida suficiente: Somos una cultura homogénea, la más homogénea de Iberoamérica, en que por ejemplo todos hablamos una única y misma lengua. Si el nombre a un idioma se le otorgara en relación a aquel país en que ella es hablada por la mayor proporción de naturales suyos, a la lengua de Cervantes no se le llamaría castellano, ni español, ni mejicano… sino cubano. Podrá tener ligeras entonaciones diferentes de un extremo a otro de la Isla, pero en esencia es el mismo idioma, con los mismos giros y casi las mismas palabras. Para un baracoano es más nítido lo expresado por un pinareño que lo que en su presencia dijera un dominicano, con todo y estar más cerca geográficamente, pero no espiritualmente (y no nos engañemos, la cercanía espiritual entre nuestros dos pueblos, dominicano y cubano, es de por sí asombrosa).

Somos por otra parte una culturatransculturada de cabo a rabo: la cultura cubana es un ajiaco, al decir de Don Fernando Ortiz, y esto es realidad no solo a nivel global, sino particular. Aun si pudiéramos dividir nuestra cultura en partículas atómicas (las teóricas moléculas de lo cubano), tamaño imposible, veríamos que no queda nada en Cuba en el estado puro en que llegó de alguna otra parte, o en que se encontraba a la llegada del Almirante de la Mar Océana. Los bohíos los heredamos de los taínos, pero en esencia ellos no los construían rectangulares sino circulares; no pocos de los ritmos de nuestra música vienen de África, pero se los interpreta en instrumentos de Europa; el panteón puede que sea de África, pero la liturgia con que se practica esa religiosidad “africana pura” es mediterráneo: todo el sistema mágico africano está permeado de ancestrales creencias nacidas en las costas de ese primer mar mundial, salpimentado al mismo tiempo con retazos de brujerías nórdicas, hasta el punto de serle casi inextricable al africano actual, hijo de esas regiones de dónde procedían los genes africanos que hoy conforman el gran ajiaco de mulatez que en definitiva somos. Porque como nos demostrara Don Fernando en su Historia de una pelea cubana contra los demonios, la brujería y la superstición también nos llegaron enredadas en las sotanas y hábitos de esa religión profundamente brujera que fue, y todavía es, el catolicismo. No olvidemos tampoco que la sandunga y la chusmería puede que nos las hayan traído unos negros (“uf, esos negros apestosos”, según los señoritingos “cosmopolitas”), pero no venidos de África, sino de los bajos fondos sevillanos: Esa maravilla nuestra, los altivos negros curros, señores de la navaja.

En cada producto cultural cubano, de manera asombrosa, asoma algo de todas partes, de más allá, de China o África, de Estocolmo o Jalisco. Esto es lo que hace que el recién llegado se sienta siempre en casa en esta Isla. Los “yumas” una y otra vez referían con admiración ese hecho, constatado por ellos desde más o menos los 1850, de que en Cuba se encontraban más en sus propios valores que en cualquier otro lugar del mundo, incluido el Canadá, pero a la vez en un medio cultural que les era exótico.

Esto le da a la cultura cubana una fuerza absorbente pocas veces vista en la historia humana: ¿alguien se ha preguntado por qué hay gitanos en Argentina, Brasil, Méjico, Ecuador, Colombia, Chile… y no en Cuba? Quizás alguien escriba un artículo académico para explicarlo, con abundantes citas de actas, leyes de indias y hasta estadísticas de emigración, pero en realidad la respuesta es muy simple: porque en Cuba todos somos algo gitanos. Como aquí un gitano se sentía tan a sus anchas, al final terminaba por dejarse llevar por semejante cultura, por dejar transculturarse alegremente. Puedo decirlo con pleno conocimiento de causa porque entre mis ancestros los hubo, y aquí terminaron por ser absorbidos. Otro buen ejemplo es el de los “turcos”, los sefardíes que por siglos resistieron la erosión de su cultura en tierras extrañas, y que aquí, en tiempos de la república, duraban “turcos” solo hasta la siguiente generación. Pero quizás aún sea más evidente el caso de los hebreos asquenazi, que aquí aparecieron a raíz del nacional-socialismo alemán…

No nos dejemos engañar, si ahora resurgen identidades religiosas o étnicas ya absorbidas en la gran Matriz Nacional Cubana, se debe a la abismal pobreza y consiguiente empobrecimiento espiritual que a Cuba ha traído ese otro lamentable nacional-socialismo, el castrismo, al obligar a ese pícaro de siempre que es el cubano a probar lo que sea para subsistir y salir adelante.

Es de resaltar, por último, el hecho de que nunca han estado más de acuerdo los españoles… que en la Isla de Cuba. El problema no estaba primariamente en que se unificaran en el “integrismo” radical contra los cubanos (¡en Cuba los catalanes eran integristas, y quizás hasta los que más lo eran!), esto era secundario, la cuestión estaba en que aquí en Cuba vivían en medio de una cultura que se les infiltraba por los poros en cuanto dejaban a un lado, para acostarse junto a su criolla del corazón, el uniforme de voluntario, o en cuanto se olvidaban de él acodados en la barra de una bodega o en una valla de gallos. Momentos de solaz en que esa cultura-nación combatida en otros instantes les daba la impresión de ser la suya, y paradójicamente también la del otro ibérico, enemigo jurado allá en la Madre Patria.

Somos una cultura asombrosamente homogénea, y sobre todo absolutamente transculturada. Pero no ya una cultura en que sus partículas constitutivas proceden de alguna otra parte, porque hace mucho, quizás desde sus mismos inicios, hemos aportado nuestro singular punto: Somos un ajiaco, no olla podrida ni caldo de la Costa del Oro o del Marfil. No en balde usted reconoce al compatriota en cualquier parte de este anchuroso Mundo, en medio de las multitudes tokiotas o simplemente en “ese tipo dormitando en aquel banco” moscovita, a la cubana, en ese escrito que de repente encontramos en cualquier parte, y que no pudo más que haber redactado un coterráneo, en ese preciso contoneo de una cuarentona con que nos cruzamos en una acera cualquiera de una ciudad desangelada…

Somos una cultura única y bien diferenciada, claramente distinguible de cualquier otra. En todo caso imposible de definir racionalmente por estar muy viva, por ser una corriente impetuosa en que no se puede sumergirse uno más de una vez.

Estas características nos dan un poderío de resistencia incomparable, a la vez que una agresividad ofensiva en lo cultural pocas veces vista, en medio de esta carrera mundial por dejar la mayor cantidad de herencia en la futura cultura global que ahora se conforma. Nuestra situación geográfica, de archipiélago ubicado en medio de los caminos mundiales, coopera finalmente a ese fin. Somos un pueblo con una cultura tan firme que es capaz de absorber a otras más tecnificadas o sutiles, colocado precisamente en el punto central del torbellino de Mundo. Pero es que también hemos dado muestras sobradas, en nuestra historia, de tener lo necesario para convertirnos nosotros mismos en una cultura tecnificada y sutil, aunque sin perder ese toque por el que bien nos sabemos ser la cosa más grande que Dios haya pari’o sobre la Tierra: en sí no por algún exclusivismo ridículo, sino por sabernos resumen de todos los pueblos y razas, Nación abierta a todos los vientos de mundo.

No obstante, algunos factores conspiran contra ese objetivo máximo: el principal el unanimismo político impuesto por ese régimen fascista que es el castrismo como un dique a nuestro ser nacional.

Lo paradójico del asunto es que, en teoría, según el discurso de Fidel Castro, el implantó el unanimismo político para salvar a la Nación Cubana de la posible absorción cultural por los imperialismos culturales actuales. Algo absolutamente imposible, según alguien tan poco sospechoso de oposicionismo como Silvio Rodríguez, no obstante un buen cubano que ha demostrado padecer del mismo “defecto” del Comandante Guevara, la consecuencia, el carecer de pelos en la lengua y decir lo que se cree, sin importar las consecuencias (a altas horas de la noche del sábado 21 de octubre, la TV cubana transmitió por un canal de baja audiencia la entrevista en cuestión; de más está decir que no se ha vuelto a transmitir, y que la Mesa Redonda, en que tantos materiales de pésima calidad son presentados, no se lo ha propuesto ni tan siquiera).

En la práctica, sin embargo, el unanimismo político más bien ha puesto en riesgo a nuestra cultura, y la pone cada vez más en peligro, en proporción algorítmica, en la medida en que el castrismo perdura un día más.

El unanimismo político se ha asentado sobre una radical y antojadiza voluntad de delimitación cultural. Desde las alturas del poder político una pandilla de individuos herederos de lo más cerrado y antiprogresivo de lo cubano, se ha abrogado la potestad de decidir qué es lo cubano y que lo anticubano. Basándose, claro está, en el interés del régimen castrista por su estabilidad ad aeternas, y en el de sus personeros por seguir desempeñando el psicológicamente muy reconfortante papel de grandes machos alfa de la gran manada nacional.

O sea, en esencia el castrismo elaboró un discurso legitimador de su absoluta necesidad en que todo aquello que sirviera para ese fin era cubano, y lo que de una u otra manera pusiera en entredicho ese discurso, anticubano. Lo cual queda registrado en la famosa frase de Castro el Mayor, “Con la Revolución todo, contra la Revolución nada”, una definición que a medida que pasaba el tiempo se descubría más y más claramente como: “Conmigo, el Amo Supremo, todo, contra mí nada”.

Es evidente que una delimitación tan tajante, en una cultura heterodoxa de por sí como la cubana, solo podía traer su empobrecimiento radical, que es a lo que hemos asistido en los últimos casi 60 años. La cultura cubana se ha visto obligada a desprenderse de muchísimas de sus zonas más fructíferas, que contribuían en no poca medida a darle ese carácter tan absorbente, y que servían como áreas desde la que se le abría al recién llegado su rápida integración dentro de nuestra cultura. La cultura cubana ha quedado reducida así a unos bastos imaginarios de campamento en armas, que en verdad muy poco tienen para atraer a nadie de más allá de nuestras costas, y que lo único que consiguen es la admiración, y el apoyo abierto o disimulado, de aquellas otras culturas menores fuertemente militarizadas o enfrentadas por alguna razón al imperialismo norteamericano.

En este sentido la cultura cubana ha sacrificado su capacidad de resistencia y de dar batalla en la gran carrera cultural, dada en lo esencial por su extraordinaria capacidad de absorción, para convertirse en un símbolo de resistencia cultural para muchas culturas menores. Un sacrificio que en todo caso nos llevará a perecer, y no dejar ninguna o muy poca herencia detrás, en todo caso como la historia que se empeñó en caminar en una dirección equivocada.

Epílogo

Para algunos en un mundo desigual, con grandes diferencias de desarrollo y el poder cultural concentrado en un grupo de naciones centrales, como es este en que vivimos, para subsistir las culturas más débiles deben echar mano de formas políticas unanimistas. Aunque no compartimos de una manera tan simplista esa visión, ya que en primer lugar el objetivo no es subsistir, sino participar en la mayor medida posible en la futura cultura global, sin embargo, es evidente que ese no es el caso de Cuba.

En verdad si queremos que en 100 años Martí sea más influyente que Thoreau, lo primero es salvar a la nación cubana de su extinción. Para ello es necesario recuperar el pluralismo político que nos permite la firmeza de nuestra cultura, todavía hoy, a 59 años de castrismo. Aunque, por cierto, sin volver a hacer borrón y cuenta nueva. Volvamos a empezar, pero desde dónde estamos, no desde un pasado idílico que nunca existió, o que al menos ya no existe.

© cubaencuentro.com

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...