domingo, julio 05, 2015

Carlos Alberto Montaner: Las embajadas y el dinosaurio al pie de la cama


Tomado de Tomado de http://www.elblogdemontaner.com/l

Las embajadas y el dinosaurio al pie de la cama

Por Carlos Alberto Montaner
2 de julio de 2015

(El Mundo ) El primer paso fue sacar a Cuba de la lista de naciones que auspician el terrorismo. Era sólo el comienzo. El 20 de julio próximo está previsto que las oficinas de representación recíproca que hay en Washington y en La Habana eleven la jerarquía de sus relaciones diplomáticas.

No obstante, no será tan sencillo como parece. Mauricio Claver-Carone, editor de un blog muy consultado por los legisladores norteamericanos llamado ‘CapitolHillCubans.com’, alega que la ley "Libertad Act" (Helms-Burton) que regula las relaciones entre ambos países, establece dos condiciones muy claras para reanudar los vínculos con Cuba: primero, el presidente norteamericano debe determinar que en la Isla existe un gobierno electo democráticamente, y, segundo, que hayan sido satisfechas las reclamaciones pendientes por las confiscaciones de propiedades de norteamericanos llevadas a cabo por el gobierno cubano en los años sesenta del siglo pasado. Ninguna de las dos premisas se confirman en el caso de la dictadura cubana.

Sin embargo, lo más probable es que la Casa Blanca se salte a la torera ambos aspectos de la ley vigente, lo que seguramente terminará en los tribunales. El presidente Obama está decidido a que parte de su legado histórico en materia de política internacional sea la restauración de las relaciones con Cuba interrumpidas en enero de 1960 durante la administración de ‘Ike’ Eisenhower, y no vacilará en hacer las concesiones que sean necesarias para lograr su propósito. Si Nixon logró ‘a posteriori’ la aprobación de la sociedad norteamericana a su acercamiento con China, ¿por qué no pasar la página de la diminuta dictadura cubana sin exigirle nada a cambio? Al fin y al cabo, ni Nixon ni su consejero Kissinger le exigieron a Mao que cediera un ápice en su sangriento estalinismo.

Es muy posible que Obama esté bajo la influencia del politólogo Charles Kupchan, funcionario importante del Consejo Nacional de Seguridad y profesor de Georgetown University. Hace pocos años, Kupchan publicó un libro sobre la política exterior que es casi una parodia de la famosa obra de Dale Carnegie. El de Kupchan se titula ‘How Enemies Become Friends: The Sources of Stable Peace’ (Cómo los enemigos se convierten en amigos: la fuente de una paz estable).

La tesis, disputada por numerosos estrategas, es alarmantemente sencilla: entréguesele al enemigo todo lo que solicita sin requerirle nada a cambio. Estados Unidos, con sus 320 millones de habitantes, un enorme territorio asomado al Atlántico y al Pacífico, un PIB de 17 billones y un presupuesto militar de 600.000 millones de dólares anuales, no tiene por qué temerle a una empobrecida isla del Caribe, legendariamente torpe en el manejo de su economía y extremadamente cruel en la forma en que maltrata a los demócratas de la oposición.

La apertura de las embajadas, obviamente, es sólo un paso. El próximo será devolver la base de Guantánamo al Gobierno cubano. Por lo pronto, la Casa Blanca ya ha ordenado el cierre de la cárcel y le ha pedido a un gran bufete de abogados una opinión sobre la autoridad que tiene el presidente para entregarle al régimen cubano la base militar adquirida en el 1903. Simultáneamente, ha solicitado la opinión de la Marina sobre la utilidad y la relación costo-efecto que tienen esas instalaciones más de 100 años después de haber sido alquiladas a Cuba. Presumiblemente, la Marina sostendrá que a estas alturas de la historia es perfectamente inútil. Si se cerró Roosevelts Roads en la vecina Puerto Rico, la mayor base naval del mundo, no hay duda de que Guantánamo apenas sirve como centro de detención.

Pero el presidente Obama no se detendrá en ese punto. Dijo en Panamá, durante la Cumbre de las Américas, que su país renunciaba al "cambio de régimen" en la Isla. Eso quiere decir que eventualmente desmontará Radio y TV Martí, y le negará cualquier tipo de ayuda financiera federal a los programas de fortalecimiento de la democracia que todavía se mantienen vigentes. Su decisión, contraria a más de 60 años de contención del comunismo, es convivir pacíficamente con la dictadura cubana.

¿Cómo culmina todo esto? Este cambio de política por parte de Obama tendrá un primer final -habrá otros-con una visita del presidente norteamericano a Cuba en el 1916, poco antes de abandonar la Casa Blanca, tal vez tras las elecciones de noviembre de ese año, cuando no pueda perjudicar al candidato demócrata. Se dará un baño de multitudes. Y, cuando se despierte de su sueño, como el dinosaurio del cuento de Monterroso, la dictadura cubana seguirá ahí junto a su cama, imperturbable y feroz.



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

La Capitulación. Antonio Sánchez García: lo que ha capitulado ha sido la democracia de la región, acéfala, extraviada, ultrajada y humillada bajo el consentimiento del Departamento de Estado y del Vaticano


La Capitulación

*********
Estamos solos. Siempre lo estuvimos. Aquellos a quienes auxiliamos en nuestro inmediato pasado con desbordante generosidad cuando estuvieron solos, hoy nos vuelven la espalda. Antes que latinoamericanos, hispanoamericanos, bolivarianos, latinos o como quiera llamárseles, son marxistas, seguidores de un señor nacido en Treveris, Alemania, y de un cubano tiránico y brutal llamado Fidel, hijo del gallego Ángel Castro. Como diría Hamlet: the rest is silence.
*********

Por Antonio Sánchez García*
@sangarccs
4 de julio 2015
A Carlos Alberto Montaner

Confieso haber creído, inicialmente,  en la tesis de la capitulación. El antiimperialista, cuyos últimos vestigios aún se ocultan en mis venas, se negó a aceptar un giro tan descomunal en la política internacional de Cuba, la irredenta. ¿Un Castro, hermano del más implacable, tozudo y feroz enemigo jurado de los Estados Unidos, como Fidel, que jamás le perdonó a Kruschev haberle impedido presionar el botón que dispararía un misil con una bomba nuclear a territorio estadounidense para iniciar la más devastadora guerra atómica de la historia, prestándose a reiniciar las relaciones suspendidas desde hace más de medio siglo con los Estados Unidos? ¿Sin pedir nada a cambio? ¿Fidel capitulando, a los 90 años y 56 de tiranía absoluta?

Poco a poco fui acercándome a la visión crítica e irreductible de mi admirado y respetable amigo Carlos Alberto Montaner. Detrás de la jugada del acercamiento se ocultaba una maniobra de alto ajedrez estratégico, muy propio de Fidel, el maquiavélico, de verse súbitamente reducido en sus iracundias homéricas a un tortuoso, infatigable y realista conductor político, aparentemente mediocre y desangelado: Raúl Castro. El servicial, beodo y ambiguo portamaletas del hermano genial. He terminado por convencerme de que, como el personaje de Stevenson, los dos Castro son una y la misma persona: Mister Jeckill y Mister Hyde, Fidel y Raúl, las dos caras de una misma moneda. Las máscaras de la tiranía.

Los hechos, como en la novela de Edgar Allan Poe, están sobre la mesa. Las amenazas de que la DEA procediera contra el gobierno forajido y narcoterrorista de Nicolás Maduro, repitiera el Noriegazo, encarcelara a Nicolás Maduro, a Diosdado Cabello y a Tarek El Aissami, congelando las relaciones y encarcelando sucesivamente a todo el personal comprometido con el colosal saqueo al erario venezolano – miles de millones de dólares en un asalto inédito a los bienes de un Estado en la historia universal – , para así cortar el cordón umbilical de la satrapía y arrebatarle su última base de resistencia estratégica debe haber encendido todas las alarmas de la nomenclatura cubana. ¿Perder PDVSA y ese territorio geoestratégico vital para enfrentar, desde su cara norte, a la potencia imperialista, volviendo a la más pesadillesca de las situaciones? ¿Vivir, a estas alturas, otro período especial?

Recientemente, la hija de un intelectual norteamericano que odia a Norteamérica – caso sólo posible en una democracia ejemplar, pues además de odiar a su patria ésta lo provee de todos los medios de comunicación que odia mortalmente y le abre sus universidades para propagandear ese odio y sumar aliados al odio y proveer de argumentos a los enemigos, sin que nadie se irrite o lo importune  – y que siguiendo su senda se ha especializado en el caso cubano, resaltaba la proeza del gobierno cubano, pues la última vez que visitara Cuba se había encontrado con que en los platos de los oprimidos cubanos había muchísimo más comida que hace veinte años.

La Srta. Chomsky, pues de ella se trata, le dio diez vueltas al gato para explicárselo, pasando por alto un dato que le viene de perillas a la estrategia de Castro, el menor y a la obnubilación de Obama, el nuevo mejor amigo de Raúl: esa comida que ahora sobra en los platos cubanos es precisamente la misma que hora falta en los platos venezolanos. Y esos dólares que ahora sobran en Cuba son los mismos que ahora faltan en Venezuela, convertida en satrapía de la tiranía cubana y cordón umbilical por el que maman de los últimos barriles que le quedan a la exangüe vaca petrolera venezolana, y cuya sobrevivencia depende que así sea: cinco mil millones de dólares anuales y cien mil barriles de petróleo diarios. O los que más sean, pues la crisis estrecha los márgenes de “generosidad del internacionalismo proletario” venezolano.

Imagino las carreras en el despacho presidencial cubano ante la sola posibilidad de que el Departamento de Estado, el Pentágono y la DEA respetaran su propia trayectoria, se respetaran a sí  mismos, velaran por sus propios intereses vitales y procedieran con el Pollo Carvajal, detenido en Aruba por órdenes de Interpol a solicitud de un juzgado de Florida que lo encausa por tráfico de drogas de alto calado en función de ser considerado el Kingspin del Cartel de los Soles, del mismo modo como procedieran con el panameño Noriega, un niño de pecho comparado con los narcogenerales venezolanos. Fue un pulso de horas: desde la intervención directa de Cristina Kirchner llamando a la reina de Holanda, la argentina Máxima Zorreguieta – por cierto, amiga del cardenal Bergoglio, mejor conocido como Papa Francisco, otro argentino y otra pieza clave del ajedrez castrista – con suficiente poder matrimonial como para bajarle los humos al gobernador de la colonia holandesa en el Caribe. Hasta mover todas las piezas de UNASUR, los gobiernos del Foro y la amenaza de un enfrentamiento contra toda la región, antinorteamericana por convicción, ideología, estulticia y doctrina. ¿Obama, el Departamento de Estado, la secretaria de Justicia y la DEA metidos en ese lío?

No ha sido Cuba la que ha capitulado. No han sido la OEA de Insulza y el Foro de Lula y de Dilma, los que han capitulado. No han sido los gobiernos de Argentina, en manos de los mafiosos montoneros descendientes de Perón, el caudillo, ni el de Chile en manos de la UP setentosa, los que han capitulado. Ha sido la democracia de la región, acéfala, extraviada, ultrajada y humillada bajo el consentimiento del Departamento de Estado y del Vaticano, amigos de la dictadura oprobiosa que humilla a los venezolanos.

Estamos solos. Siempre lo estuvimos. Aquellos a quienes auxiliamos con desbordante generosidad cuando estuvieron solos, nos han vuelto la espalda. Antes que latinoamericanos, bolivarianos o como quiera llamárseles, son marxistas, seguidores de un señor nacido en Treveris, Alemania, y de un cubano tiránico y brutal llamado Fidel, hijo del gallego llamado Ángel Castro. Como diría Hamlet: the rest is silence.
 *******
* Profesor de Filosofía Contemporánea en la Maestría de Filosofía de la Escuela de Filosofía de la Universidad Central de Venezuela.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Nicolás Águila: Juan Marinello , ¿mirlo blanco?

 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

El escritor Roberto Luque Escalona en su esclarecedor libro  Rolando Masferrer en el país de los mitos  escribió sobre como Rolando Masferrer, Sumum Cum Lauden y Premio Dolz de la Universidad de La Habana de la promoción de 1945 y ex combatiente herido  en la Guerra Civil Española,  anuló los ataques de sus ex camaradas del Partido Socialista Popular (nombre del entonces Partido Comunista en Cuba)  y en particular a Juan Marinello; leamos:

" Desde sus páginas arremetió Masferrer contra quienes lo atacaban. Los conocía a todos, los conocía bien  y aunque ninguno había sido herido  en España, sabía de qué pata cojeaban.  Los zarandeó  de mala manera  por la costumbre, generalizada entre ellos,  pero sabiamente oculta, de manetener amantes. ¨La querida del político¨ quizás no llegara a ser una institución nacional, pero cerca estaba, y a la cercanía  contribuían generosamente los supuestamente impolutos comunistas. En cambio, el joven periodista mostraba inclinación a la monogamia, lo que fortalecía su posición en el conflicto.

Blas Roca, que había seducido a la esposa de un miembro sin importancia del Partido, y Joaquín Ordoqui, que hizo lo mismo, pero convirtiendo en cornudo al también dirigente Carlos Rafael Rodríguez, quedaron muy mal parados, aunque el que salió peor fue, quizás, Juan Marinello.  Vástago de una rica familia villareña convertido al  al comunismo, su aspecto y maneras de patricio, así como su cultura lo llevaron a ser el mascarón de proa ideal de un partido encabezado en buena medida por negros y mulatos, ¨la gente de color¨,  que había desaparecido  de la actividad política después de su  desastroso enfrentamiento con el poder blanco en 1912, regresaba de mano de Marx. Lenin y Stalin; ni siquiera bajo el castrocomunismo ha habido en Cuba un partido político  con tan señalada característica racial. El blanco, aristocrático e intelectual Marinello  estaba que ni mandado a hacer  para encubrir aquel fenómeno.

Marinello, retratado por pintores de fama, calificado de ¨eminente¨ por Pablo Neruda, no era rival para el joven holguinero que lo demolió sacando a relucir  la aventura entre una alumna de la Escuela Normal y el profesor a quien todos  tenían por esposo ejemplar.

Por cierto, la muchacha, que ganó una notoriedad indeseable, era de mi clan familiar. Adolfo Luque, retirado hac'ia tiempo como jugador, estaba entonces en la cima  de su gloria como manager. No hacía mucho que su hija Olga había ganado competencias internacionales  de natación. La alumna Luque de la Escuela Normal  fue la tercera persona de ese apellido en alcanzar renombre aunque limitado y efímero, víctima indirecta del empeño de los comunistas de destruir a Rolando Masferrer. En todas las guerras hay víctimas civiles."  (pp 62-63)

********

 Juan Marinello aplaudiendo  con espejuelos o gafas oscuras al centro de la foto. Se distingue a Nicolás Guillén al otro lado de la persona homenajeada


Tomado de http://eldiariodelamarina.com/

Marinello, ¿mirlo blanco?

Por Nicolás Águila
Filólogo y periodista cubano,
 Madrid.
4 julio, 2015

Juan Marinello tenía fama de ser un señor amable y cordial. Un hombre caballeroso impregnado de la ética martiana. Un intelectual que pasaba de puntillas por el fango y no se manchaba con las intrigas del mundillo sórdido del leninismo cubano. Un militante distinto y diferente. Un tipo tolerante. Algo así como el mirlo blanco del Partido..

Bien es cierto que el escritor nacido de familia rica en Jicotea, L. V., en 1898, distaba años luz de la arrogancia y grosería de Aníbal Escalante o Joaquín Ordoqui, por citar nada más que a dos de los dirigentes de rompe y rasga del viejo PSP (sigla con que se camuflaban los ñángaras cubanos antes de Castro). Solo que la tolerancia y la bonhomía no se miden exclusivamente por los modales refinados y el talante avuncular, ni mucho menos por pedir un vaso de leche fría en el bar cuando el poeta y ensayista se reunía con sus amigos en las tertulias literarias. O por atender él mismo el teléfono, en vez de su criada, cosa que a Renée Méndez Capote le parecía el súmmum de la sencillez y humildad en Juan Marinello.

    No, señor mío. La tolerancia no es solamente cuestión de forma y apariencia. Es sobre todo de fondo y contenido. Los hay quienes jamás levantan la voz ni dan puñetazos en la mesa y son sin embargo esencialmente autoritarios e intolerantes. Tal es el caso del camarada Marinello, que era capaz de reprender con dureza a un subalterno por una supuesta falta de firmeza política, como en su momento Manuel Navarro Luna pudo constatar en carne propia..

El poeta manzanillero publicó, a la muerte de su madre, una elegía en la que se dolía de su pérdida irreparable. Y enseguida saltó Marinello. No le hacía ni puñetera gracia la manifestación de duelo público de Navarro Luna. Más aún, el tono elegíaco del poema le parecía una debilidad impropia de un militante comunista, de modo que así se lo hizo saber en una carta inusitadamente dura e insensible…

Conviene precisar que Marinello no le escribía solo a título de amigo y colega, sino también en calidad de alto dirigente del PSP (presidente pro forma), abusando por tanto de la relación asimétrica jefe-subordinado. Lo más triste, sin embargo, es que Navarro Luna obedeció disciplinadamente al censor estalinista en vez de mandarlo al infierno y un poco más allá si cabía. El infeliz poeta le respondió a Marinello jurando y perjurando que nunca más incurriría en semejante fallo y que en lo sucesivo se mostraría fuerte y firme como todo un comunista..

    Con esos antecedentes, a mí no me tomó de sorpresa muchos años después, en 1976, ver a un compungido Marinello asistir a la sesión inaugural de la llamada Asamblea Nacional del Poder Popular mientras su esposa de toda la vida, Pepilla “la de la frente alta”, se hallaba tendida en capilla ardiente en la funeraria Rivero de La Habana. Qué escena tan inhumana, bendito Dios, cuando las cámaras de la televisión lo captaban para que todo el país viera lo que era el temple de un comunista con una piedra por corazón..

Por más vueltas que le dé, no logro entender esa actitud y comportamiento. Sí comprendo, por ejemplo, que Anastas Mikoyán no pudiera asistir al funeral de su esposa en Moscú, pues se hallaba en Cuba con motivo de la Crisis de los Misiles, en octubre de 1962, tratando un asunto de importancia vital —literalmente vital— para la humanidad. El vicepresidente soviético intentaba convencer al cabezón en jefe sobre la necesidad imperiosa de desmantelar y sacar los cohetes estratégicos de la Isla..

Pero ¿qué diantres pintaba aquel anciano débil y achacoso, con la mujer muerta y aún por enterrar, en un evento adonde iba solo a aplaudir y levantar la mano mecánicamente para votar a favor? ¿Se hacía el militante puro y duro? Pues a otro perro con ese hueso. La pureza de Marinello no pasaba de ser pura pose. Y su bonhomía era apenas un bluf. En otra ocasión, con más tiempo y espacio, abundaré sobre el tema y me detendré en su conducta indecorosa hacia algunas damas, incluyendo un penoso caso de acoso sexual. Ahora solo añado, para concluir, que la leyenda del mirlo blanco era más rollo que película. Postureo martiano y sarampión partidista.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

sábado, julio 04, 2015

HISTORIA DE DOS AMÉRICAS. Elaboración y aprobación de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos


HISTORIA DE DOS AMÉRICAS

Por Alfredo M. Cepero

Director de www.lanuevanacion.com
Sígame en: http://twitter.com/@AlfredoCepero

El 4 de julio de 1776 un grupo de hijos de inmigrantes, en su mayoría procedentes de Inglaterra, se reunieron en lo que era entonces poco más que un poblado conocido como Filadelfia para proclamar la independencia de los Estados Unidos. Treinta y cinco años mas tarde, el 5 de julio de 1811, otro grupo de hijos de inmigrantes, en este caso en su mayoría procedentes de España, proclamaron la independencia de Venezuela. En el Congreso de Filadelfia el liderazgo andaba diluido entre numerosos delegados entre los que se destacaban Adams, Franklin, Hancock, Jefferson y Madison. Solamente cuando llegaron a la conclusión de que no había otra alternativa que enfrentar a Inglaterra por la vía de las armas decidieron depositar el poder avasallador de hacer la guerra en un militar de limitada experiencia pero absoluta integridad de carácter que se llamó George Washington. En la epopeya por la independencia sudamericana el liderazgo no fue el resultado de decisiones colectivas sino de la iniciativa individual de un hombre valiente, audaz y erudito a pesar de su juventud que echó sobre sus hombros la cruzada de libertad que culminó en la creación de cinco repúblicas americanas.

Si distintos fueron los comienzos de sus caminos hacia la inmortalidad, diferentes fueron sus habilidades y temperamentos. El primero, Washington, era un hombre pausado y de pocas palabras a quien se le escuchó en contadas ocasiones en Filadelfia. El segundo, Bolívar, era un hombre vehemente y locuaz que era capaz de cautivar a su auditorio al punto de la idolatría y moverlo a las acciones mas intrépidas y temerarias. Reputación que llevó a uno de sus biógrafos, Emil Ludwig, a llamarlo: “Caballero de la gloria y de la libertad”. Sin embargo, ambos compartían atributos que demuestran sus éxitos como motivadores y líderes de seres humanos. Ya fuera Washington confrontando las inclemencias y privaciones del brutal invierno de Valley Forge o Bolívar desafiando nieves y pantanos para sorprender a los españoles y derrotarlos en Boyacá ambos corrieron siempre la misma suerte de sus soldados y se negaron a aceptar privilegios en viviendas o alimentos.

Dentro de la misma tónica, ambos fueron generales de vanguardia en vez de estrategas de retaguardia. Ya fuera cruzando el Río Delaware en pleno invierno o a la cabeza de sus tropas en Yorktown para consolidar la independencia norteamericana Washington se jugó la vida en aras de la felicidad de su pueblo. Y que decir de un Bolívar que a sus treinta años libró seis batallas, derrotó cinco ejércitos y recorrió mil doscientos kilómetros en el breve plazo de noventa días para entrar victorioso en Caracas el seis de agosto de 1813 y ser investido con el título de Libertador. Cabe, por lo tanto, concluir que estos hombres, a pesar de las diferencias en sus estilos y personalidades, fueron paladines de procesos encaminados a llevar la libertad y la justicia a sus respectivos pueblos. Surge entonces la pregunta que no puede ser soslayada: ¿Por qué tuvieron estos dos próceres finales tan diferentes y por qué sus esfuerzos condujeron a resultados tan distintos que bien pudiéramos calificar de dos Américas, la del norte y la del sur?

El primero, Washington, murió a los 67 años—una edad considerada longeva en aquella época—en su plantación de Mount Vernon rodeado de la admiración y el respecto de sus conciudadanos. El segundo, Bolívar, murió a los 47 años en Santa Marta acompañado de un puñado de fieles camaradas de armas después de haber escapado a varios intentos de asesinato y haber sido traicionado por varios de sus colaboradores mas cercanos. Washington fue electo presidente de los Estados Unidos, sirvió dos periodos consecutivos y se negó a ser reelecto a un tercer periodo. Su ejemplo creó la tradición de dos periodos para presidentes norteamericanos, alterada únicamente con Franklin Delano Roosevelt durante la Segunda Guerra Mundial. Bolívar fue hostigado y acusado de dictador por sus asociados de antaño durante sus breves períodos presidenciales y se vio obligado a alejarse del poder político para aplacar las pasiones y evitar guerras civiles. En su lecho de muerte, aferrado todavía al ideal de una gran patria sudamericana, el Libertador exclamó: “Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la unión yo bajaré tranquilo al sepulcro”.

Asimismo, los procesos a los cuales estos dos hombres dedicaron sus vidas tuvieron como sabemos resultados diferentes. El experimento de democracia iniciado por Washington y sus colegas en el Congreso Continental de 1776 en Filadelfia no sólo ha perdurado durante 232 años sin un golpe de estado sino transformó a los Estados Unidos de una nación de segunda o tercera categoría en la primera potencia mundial. En naciones que respetan leyes la muerte de un líder no cambia los destinos nacionales. Con Washington no murió la democracia norteamericana. Con Bolívar fue todo lo contrario. Su sueño de una gran Federación Sudamericana que trató de convertir en realidad en 1826 en Panamá fue hecho trizas por la sed de poder de caudillos sin otra meta que la gloria personal y la inercia de multitudes ignorantes de sus derechos y deberes como ciudadanos. En naciones que siguen líderes las leyes son incapaces de salvarlas de la tiranía. Con Bolívar murió la esperanza de una gran patria sudamericana y se crearon las condiciones para verdugos y charlatanes como los Chávez, los Castro y los muchos tiranos que les han antecedido y que esperemos no les sucedan.

Sabemos que la respuesta a la pregunta formulada con anterioridad en este trabajo no nos va a granjear muchos amigos. Pero como dijo aquel gran pensador y maestro de generaciones de cubanos que se llamó Don José de la Luz y Caballero: “La verdad y sólo la verdad nos pondrá la toga viril”. Por lo tanto, ahí va mi respuesta. Quienes vivimos al sur del Río Grande—ya seamos hijos de Bolívar, de Martí, de Juárez o San Martín—adolecemos de un rechazo innato a la autoridad, seguimos a hombres más que respetamos instituciones, no reconocemos la majestad de la ley, somos incapaces de la disciplina y esperamos que el gobierno resuelva nuestros problemas. Con ello, al abdicar de nuestras responsabilidades, renunciamos a nuestros derechos y ponemos nuestros destinos en manos de los sinvergüenzas. No veo, por lo tanto, otra salvación que educar a las generaciones futuras para el ejercicio de la libertad y la preservación de la democracia. Si queremos salvar a nuestros pueblos de la anarquía, la miseria y la esclavitud no tenemos tiempo que perder. 
***********************
Tomado de http://es.wikipedia.org
 
(El cuadro de John Trumbull La Declaración de Independencia recoge el momento de la presentación del trabajo del Comité de los Cinco al Congreso.)
En CONGRESO, 4 de julio de 1776.

Elaboración y aprobación de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos

El 11 de junio de 1776, el Congreso nombró un "Comité de los Cinco", formado por John Adams de Massachusetts, Benjamin Franklin de Pennsylvania, Thomas Jefferson de Virginia, Robert R. Livingston de Nueva York y Roger Sherman de Connecticut, para redactar una declaración. La comisión, después de debatir las líneas generales que el documento debería seguir, decidió que Jefferson escribiría el primer borrador.

Teniendo en cuenta la apretada agenda del Congreso, Jefferson contó con tan solo 17 días para su redacción.7 Una vez elaborado el borrador por Jefferson y consultados los demás miembros, se hicieron algunos cambios y se presentó otra copia incorporando estas alteraciones. El comité presentó esta copia al Congreso el 28 de junio de 1776. El título del documento era "A Declaration by the Representatives of the United States of America, in General Congress assembled. ("Una declaración de los representantes de los Estados Unidos de América reunido en Congreso General").Mientras se producía el trabajo del comité del proyecto el Congreso reanudaba el debate sobre la resolución de Lee sobre la independencia. John Dickinson hizo un último esfuerzo para retrasar la decisión, pero tras un discurso de John Adams, el Congreso aprobó la misma el 2 de julio. Doce de las trece delegaciones votaron a favor; la delegación de Nueva York se abstuvo, ya que no habían sido autorizados a votar por la independencia, aunque serían autorizados por el Congreso Provincial de Nueva York una semana después.9 Con la aprobación de la resolución de la independencia, las colonias habían roto oficialmente los vínculos políticos con Gran Bretaña.

Después de votar a favor de la resolución de independencia, el Congreso centró su atención en la comisión del proyecto de la declaración. Durante varios días de debate, el Congreso hizo algunas modificaciones en la redacción y suprimió casi una cuarta parte del texto remitido, en concreto se eliminó todo un pasaje crítico al comercio de esclavos. El 4 de julio de 1776 se aprobó la redacción de la Declaración de Independencia y se envió a la imprenta para su publicación.

En la firma, Benjamín Franklin es citado como habiendo respondido a un comentario de John Hancock que deben permanecer todos unidos: «Sí, tenemos que, de hecho, todos permanecer juntos, o casi con total certeza, todos vamos a colgar por separado», un juego de palabras que indica el hecho que de no permanecer unidos y tener éxito, serían juzgados y ejecutados, de manera individual, por traición.

Fundamento filosófico

El Preámbulo de la Declaración está influido por el espíritu de republicanismo, que fue usado como el marco de libertad.11 Además refleja la filosofía de la Ilustración, incluyendo el concepto de la ley natural, y el derecho de libre determinación. Las ideas y frases están extraídas de las obras de John Locke. 

Firmantes

    Nueva Hampshire: Josiah Bartlett, William Whipple, Matthew Thornton
    Massachusetts: Samuel Adams, John Adams, John Hancock, Robert Treat Paine, Elbridge Gerry
    Rhode Island: Stephen Hopkins, William Ellery
    Connecticut: Roger Sherman, Samuel Huntington, William Williams, Oliver Wolcott
    Nueva York: William Floyd, Philip Livingston, Francis Lewis, Lewis Morris
    Nueva Jersey: Richard Stockton, John Witherspoon, Francis Hopkinson, John Hart, Abraham Clark
    Pensilvania: Robert Morris, Benjamin Rush, Benjamin Franklin, John Morton, George Clymer, James Smith, George Taylor, James Wilson, George Ross
    Delaware: George Read, Caesar Rodney, Thomas McKean
    Maryland: Samuel Chase, William Paca, Thomas Stone, Charles Carroll of Carrollton
    Virginia: George Wythe, Richard Henry Lee, Thomas Jefferson, Benjamin Harrison, Thomas Nelson, Jr., Francis Lightfoot Lee, Carter Braxton
    Carolina del Norte: William Hooper, Joseph Hewes, John Penn
    Carolina del Sur: Edward Rutledge, Thomas Heyward, Jr., Thomas Lynch, Jr., Arthur Middleton
    Georgia: Button Gwinnett, Lyman Hall, George Walton

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Rolando H. Castañeda: Un conjunto de cubanos de la Isla opinan a la empresa Bendixen & Amandi International


Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Las opiniones políticas de los cubanos de la Isla sobre deben ser analizadas muy cuidadosamente y nunca aceptarse automáticamente,   pues viven en una sociedad oprimida y reprimida por una dictadura totalitaria que ha sembrado y cultivado un miedo bien fundado en la gran mayoría de la población cubana.

Deseo señalar que he sido profesor de asignaturas de  Estadísticas en el nivel universitario y que en  la mayoría de mis investigaciones científicas (algunas cuantas de ellas  presentadas en eventos científicos internacionales en Cuba y México:) he usado  usando múltiples técnicas y herramientas de dicha disciplina. En otras palabras: conozco con cierta profundidad el fundamento y uso de las Estadísticas.

 Se dice que existen  cuatro tipos de mentiras: las mentiras blancas o piadosas, las mentiras, las grandes mentiras y... las  Estadísticas. Las mentiras avaladas por las Estadísticas aparecen cuando se usan incorrectamente y  por diferentes causas (incluyendo la manipulación de ellas para beneficio personal, partidista, negocio, etc.)  sus técnicas y herramientas. La  incompatibilidad del resultado de encuestas  con la realidad  es frecuente cuando se manipulan al encuestado y/o  las preguntas de las encuestas.

 Habiendo señalado lo anterior mi opinión es la siguiente:

No les tengo confianza  a todos  los resultados de la encuesta de Bendixen & Amandi International en Cuba.  Suponiendo que hayan usado correctamente las técnicas y herramientas (tipo de muestreo, tamaño de la muestra según  la magnitud del error dispuesto a correr, selección de los integrantes de la muestra representativa de la población,  etc.)  es  extremadamente difícil hacer encuestas con preguntas de contenido político (ya sean formuladas de manera directa o indirecta) en un pueblo sometido por una dictadura totalitaria donde el miedo ha calado en la mayoría del pueblo cubano  de tal manera que en el más atrevido o temerario de los casos ¨se meten con la cadena pero no con el mono¨.  Un pueblo que teme que  un supuesto extranjero que hace preguntas políticas puede  ser una persona enviada por la Seguridad del Estado o una persona que cuando la policía política lo interrogue puede  informar lo que dijo las personas encuestadas y después irse del país dejando ¨en candela¨ a los encuestados es un temor presente en todo encuestado, incluyendo a los simpatizantes de la dictadura que para que no haya duda de su fidelidad al régimen repiten  conocidas consignas y expresiones del régimen, sin atreverse a adicionarle nada fruto de su criterio personal. Un pueblo que tiene la habilidad de darse cuenta .¨ por donde sopla el viento ¨ y dar la respuesta que no le  afecte negativamente en caso de que los ojos y oidos de la tiranía se enteran de ella.  El margen de error en esos casos  es muy superior al que se calcula teóricamente usando la Teoría del Muestreo Estadístico aunque la muestra coincida con la población o universo :-) . La mayoría de las personas de un  pueblo sometido a ese tipo de  dictadura solamente opinan con respuestas que saben que  no los comprometerán  gravemente. Ejemplificaré con algunas respuestas   a algunas preguntas de la mencionada encuesta de  Bendixen & Amandi International :
  •  En Cuba los voceros de la tiranía opinan que las emigraciones hacia países desarrollados es algo normal y que esos países desarrollados deben su desarrollo a la explotación que han hecho a otros países;  si a eso le sumamos que a la tiranía lo que le interesa es que le lleguen dólares de los emigrados, no es nada comprometedor decir en Cuba que desean irse a otro país, siempre que no digan que es por  culpa del actuar del  Estado Castrista  tanto económicamente como políticamente por este  conculcar las libertades de la población.
  • En esos días  de la encuesta, en un periódico o diario oficialista en Cuba salió un artículo cuestionando al unipartidismo. El pueblo cubano ve en ese artículo un PERMISO  de la tiranía para cuestionar el unipartidismo, luego  la persona encuestada sabe que eso no le causará problema. Ya la tiranía  desde hace tiempo  está conformando a las figuras que crearán los partidos de una ¨oposición leal¨ que participarán en el Castrismo light  de un supuesto ¨Parlamento plural¨ siguiendo aquellas palabras del fundador de la Cheká bolchevique Félix Edmundovich Dzerzhinsky ¨Vamos a crear nuestra oposición antes de que surja la verdadera¨.
  • El pueblo cubano  se ha dado cuenta que durante años la figura del Presidente Barack Obama no ha sido cuestionada y mucho menos atacada por la tiranía Castrista como lo fueron los presidentes Kennedy, Nixon, Reagan, Bush padre, Bush hijo; esa es una luz  que  le permite al cubano opinar favorablemente de Barack Obama
Por cierto: me ha resultado  muy raro que trabajando con una muestra de más de  1 000 encuestados con preguntas políticas  la Seguridad del Estado no se  haya hecho presente de manera pública tomsndo medidas represivas contra los encuestados o los encuestadores o sesgando la muestra no haciéndola representativa de lapoblación..

A continuación  mostraré un ejemplo de la notable incompatibilidad de uno de  los resultados de la mencionada encuesta  con lo que otras informaciones  proporcionan otras informaciones procedentes de Cuba; entre ellos,  una canción que se volvió viral  dentro de Cuba en los meses en que se estaba llevando la encuesta de Bendixen & Amandi International por reflejar el sentimiento popular. Los resultados de esa pregunta pueden verse en la página 5,  pregunta 25  de:

 Veamos dos hechos que cuestionan grandemente esos resultados:

1) Published on Apr 20, 2015
Que lleguen los doctores - canción popular sobre médicos cubanos

 Canción que critica el sistema de salud cubano se vuelve viral


2)  Los problemas del sistema de salud en Cuba  que plantea  Orlando Márquez en su artículo de junio de 2015 titulado Problemas de Salud y que fue publicado en la revista Palabra Nueva de la Arquidiócesis de La Habana.

Hago la observación que no es frecuente, y en ocasiones es imposible,  conciliar la  Ciencia con los  negocios y la afinidad política. Hay que decidirse en ocasiones  por una de ellas o  quizás por  dos de ellas: Ciencia y negocios o Política y negocios ...

Finalmente: las mentiras más fáciles de admitir y las  más difíciles de descubrir son aquellas que  se presentan  junto a algunas verdades...
**********

Los cubanos de la Isla opinan

********
La actitud de los cubanos de mantener una actitud optimista sobre el futuro, por el deshielo de las relaciones entre Cuba y EEUU, presenta importantes desafíos al gobierno de la Isla
********

Por Rolando H. Castañeda
Washington DC
03/07/2015

La empresa Bendixen & Amandi International (con el apoyo del Centro de investigaciones Sociológicas de México) realizó una encuesta en 14 provincias de Cuba entre el 17 y 27 de marzo de 2015 sobre las opiniones de los ciudadanos mayores de 18 años sobre importantes temas de actualidad, particularmente sobre su visión general, el deshielo de las relaciones entre Cuba y EEUU, las remesas de familiares y empleo de tecnologías modernas.[1] El énfasis de los comentarios realizados hasta ahora sobre la encuesta ha sido sobre la opinión más favorable que el papa Francisco y el presidente estadounidense Barack Obama tienen sobre los hermanos Castro, pero no sobre otros temas que ameritan especial atención del gobierno cubano y de la ciudadanía en general.

Opinión general

(A continuación se destacan las respuestas con los mayores porcentajes y las diferencias porcentuales sobre algunos temas porque los encuestados no siempre respondieron a todas las preguntas).

El cubano adulto tiene objetivos de viajar al extranjero (64 %) y abrir su propio negocio (37 %) en los próximos 5 años, que 55 % estima las logrará y 22 % que no las logrará, o sea una diferencia porcentual del 33 %. Tiene expectativas generalmente favorables y es optimista (73 %, con una diferencia porcentual del 53 %), en particular en el cohorte entre 18 y 49 años (75 %, con una diferencia porcentual favorable del 55 %) y en la población blanca (77 %, una diferencia favorable del 61 %). Considera que lo principal que puede hacer el gobierno para mejorar su situación personal y su calidad de vida es mejorar las oportunidades económicas (55 %) y reformar el sistema político (29 %). Un 33 % tiene familiares en el exterior, principalmente en EEUU (56 %), España (9 %) e Italia (6 %), con los que se comunica al menos una vez por mes (77 %). Al 55 % le gustaría irse a vivir en otro país (diferencia porcentual del 18 %), principalmente a EEUU (52 %) y España (7 %) y abrir su propio negocio (70 %), en particular en el cohorte entre 18 y 49 años (76 % y con una diferencia porcentual del 57 %) porque alguien de su familia inmediata ya lo tiene (52 %).

Está mayormente (muy o un tanto) satisfecho con los sistemas de educación (72 %, diferencia porcentual favorable de 44 %) y salud (68 %, diferencia porcentual favorable de 36 %); no así con el sistema económico (79 %, diferencia porcentual negativa del 60 %) ni con el político (53 %, diferencia porcentual negativa del 14 %) por la falta de libertades (49 %) y de desarrollo económico (26 %), le gustaría una economía mejor y un sistema político más abierto. Estima prudente no expresar libremente sus ideas (75 %, diferencia porcentual del 55 %).

Tiene una opinión dividida sobre Raúl Castro (47 % positiva, 48 % negativa), pero no sobre el partido comunista, que es mayormente negativa (58 %, diferencia porcentual negativa del 26 %), considera que debe haber más partidos políticos (52 %, diferencia porcentual del 24 %). Su opinión sobre la oposición es mayormente positiva (46 % , diferencia porcentual positiva del 13 %). Ve el aumento del turismo muy favorablemente (96 %).

Deshielo entre Cuba y EEUU

Considera buena la normalización de las relaciones entre Cuba y EEUU (97 %) y que favorece más a Cuba que a EEUU (58 %), que cambiará en algo el sistema económico (64 %), pero no el sistema político (54 %). Que no habrá más partidos políticos (62 %), que los exilados no reclamarán las propiedades que dejaron al salir (42 % vs 24 %, diferencia porcentual del 18 %), que el embargo no debe continuar (96 %). Desearía servicios de supermercados (43 %), viviendas (41 %) y farmacias (40 %) de EEUU. Considera que Raúl Castro debe visitar a EEUU (83 %) y que Obama debe visitar a Cuba (89 %).

Remesas familiares

El 34 % depende en promedio de $1.020 anuales de remesas familiares, provenientes principalmente de EEUU (62 %), España (12 %) e Italia (6 %), que las recibe trimestralmente (74 %), las comparte con otras personas (90 %), las utiliza mayormente para gastos asociados a la vivienda (94) % y adquirir algún lujo (44 %). El 60 % comenzó a recibir remesas en los últimos 5 años.

Uso de tecnologías modernas

El 61 % tiene teléfono móvil o celular, pero sólo el 57 % tiene teléfono en la casa. Sólo el 16 % tiene acceso a Internet, de los cuales sólo el 21 % lo tiene en la casa. Los ciudadanos utilizan las redes sociales mayormente para comunicarse con personas en el exterior (77 %).

Breve análisis de las opiniones

Cuba está bastante atrasada tecnológicamente como lo muestra el bajo porcentaje de ciudadanos con celular en un país con una baja proporción de teléfonos en la casa y, en particular, por el ínfimo acceso a Internet. Ello obedece a la decisión del Gobierno de establecer elevadas tarifas para operar un celular y acceder a la Internet. Según la Unión Internacional de Comunicaciones, Cuba ocupaba la posición inferior (32) en las tecnologías de la información y la comunicación entre los 32 países de las Américas (no se incluyó a Haití en el estudio) en 2013.

La Isla depende mucho del envío de las remesas familiares (y de amigos). Una forma de comprobarlo es que el ingreso anual total del 34 % de la ciudadanos adultos que recibe remesas ($1.020 anuales) es mayor que el sueldo total pagado al resto de las dos terceras partes de los ciudadanos que no reciben remesas (en promedio el equivalente a menos de unos $300 anuales).

Los cubanos desean reformas económicas y políticas, desean establecer su propio negocio y están dispuestos a emigrar. Sin embargo, el gobierno cubano a pesar de las declaraciones públicas de Raúl Castro (26/07/2007) de impulsar reformas estructurales y conceptuales porque el salario es insuficiente para cubrir las necesidades básicas, no las concreta para que los ciudadanos dispongan de una economía próspera y sustentable que mejore su situación. De hecho la población total de la Isla está más o menos estancada desde 2006 debido a la elevada emigración (cerca de 3 por mil habitantes) y la baja tasa de natalidad.

Desde principios de los años 1980 Cuba comenzó a realizar reformas para desarrollar el trabajo por cuenta propia, liberalizar la agricultura y promover la inversión extranjera que ha continuado haciendo incrementalmente desde mediados de los años 1990 y desde 2007. Raúl Castro ha hecho algunos cambios adicionales como permitir la compraventa de casas y autos, tener un celular y acceso limitado a la Internet, pero los que son todavía insuficientes para que la economía cubana crezca con dinamismo y sea sustentable.

Así las reformas iniciadas en los años 1980s para corregir los desastres de la extrema colectivización y la supresión de los mecanismos de mercado de la ofensiva revolucionaria de 1968, fueron revertidas por el proceso de rectificación de errores y tendencias negativas en 1986. Igualmente, las reformas reiniciadas a mediados de los años 1990s fueron paralizadas a partir de finales de los 1990s por las campañas fidelistas de la batalla de ideas y el socialismo es irrevocable. Desde 2007 las reformas raulistas avanzan con lentitud, sin prisa y con muchas pausas, por eso muchos cubanos han decidido emigrar, lo que desde 2013 es más viable por la nueva ley migratoria, porque ahora se pueden vender las propiedades antes de partir y se facilita por los familiares radicados en los países a los que hay preferencias de emigrar. Recientemente Yoani Sánchez comentó en un artículo sobre la emigración en la tercera edad.

La actitud de la ciudadanía de mantener una actitud optimista sobre el futuro, en particular por el deshielo de las relaciones entre Cuba y EEUU, mientras aspira a cambios económicos y políticos y a la vez está dispuesta a emigrar, presenta importantes desafíos al gobierno cubano que sigue postergando las reformas imprescindibles prometidas. En 2016 se realizará el VI Congreso del Partido Comunista que analizará lo actuado desde el V Congreso de 2011, y en 2018 Raúl Castro transferirá el poder político a la nueva generación de Díaz-Canel que tendrá que evaluar los reformas realizadas que han estado más orientadas a mantener, que a transformar, el sistema del socialismo real que ha fracasado no sólo en Cuba sino a nivel mundial. ¡Menuda responsabilidad!


© cubaencuentro.com


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Eugenio Yáñezz: Antonio Castro, Elián González y el hombre nuevo castrista. Absoluto fracaso, el hombre nuevo del castrismo nunca nació


Antonio Castro, Elián González y el hombre nuevo castrista

******
Absoluto fracaso, el hombre nuevo del castrismo nunca nació
******

Por Eugenio Yáñezz
Miami
02/07/2015

Antonio Castro Soto del Valle, “Tony” para sus amigos, hijo de Fidel Castro, saborea Grecia y Turquía con el dinero de los cubanos, y el “balserito” Elián González, “ahijado político” de ese mismo Fidel Castro, habla sandeces en La Habana: ¿cuál de los dos representaría al supuesto hombre nuevo creado por el castrismo? ¿Los dos, una combinación de ambos, o ninguno de los dos?

Antes que salte la brigadita de respuesta rápida a defender al “playboy” en Turquía o al tolete retro-balsero que ni sabe lo que habla en Cuba, partamos de que la práctica es el criterio de la verdad, como dijo alguien ahora en baja, y leamos a los iluminados profetas del hombre nuevo que crearía la revolución castrista.

Fidel Castro, inaugurando el primero de septiembre de 1997 el curso escolar en Cuba decía:

Algunos preguntaban qué era el hombre nuevo, y se puede decir que hombre nuevo y modelo de hombre nuevo era el Che, no hay que estarlo buscando; modelo de hombre nuevo son los cientos de miles de jóvenes y de ciudadanos que cumplieron misiones internacionalistas, como maestros, o como médicos, o como combatientes, en un grado más alto de lo que habría ocurrido en cualquier lugar del mundo. Hombre nuevo hay muchos, hombres y mujeres nuevos, y los vemos todos los días en todas partes. (…) Digo la verdad, como revolucionario que llevo un buen número de años en esta tarea, no me desalientan los ejemplos negativos; por el contrario, me hacen feliz los cientos de miles y los millones de ejemplos positivos que vemos en todas partes”.

Ernesto Guevara, alias Che, trasnochado inventor del concepto, escribía en El Socialismo y el Hombre en Cuba, clásico modelo de utopía y despiste escrito durante un viaje en avión de Europa a Cuba:

En este período de construcción del socialismo podemos ver el hombre nuevo que va naciendo. (…) Lo importante es que los hombres van adquiriendo cada día más conciencia de la necesidad de su incorporación a la sociedad y, al mismo tiempo, de su importancia como motores de la misma. (…) Ya no marchan completamente solos, por veredas extraviadas, hacia lejanos anhelos. Siguen a su vanguardia, constituida por el partido, por los obreros de avanzada, por los hombres de avanzada que caminan ligados a las masas y en estrecha comunión con ellas. Las vanguardias tienen su vista puesta en el futuro y en su recompensa, pero esta no se vislumbra como algo individual; el premio es la nueva sociedad donde los hombres tendrán características distintas: la sociedad del hombre comunista”.

Edulcoradas palabras de hechiceros. Que no tienen nada que ver con la realidad.

“Tony” Castro Soto del Valle, hijo del Comandante, médico ortopédico, se dice que viaja vacacionando en un yate de 50 metros de eslora (si fuera de 50 pies no cambia la infamia) de las islas griegas a un balneario turco de moda, donde reserva cinco suites en un hotel de cinco estrellas (más de mil dólares por noche cada una), y se va a cenar a un restaurant de lujo con 12 compinches-guardaespaldas-tracatranes, gastando alegremente dinero ¿qué se ha ganado dónde y cómo?

Y cuando los paparazzi griegos lo filman vacilando la vida, sus guardaespaldas cubanos y turcos se ponen farrucos, amenazan a los reporteros con lenguaje de guapetón de solar habanero, gritan indecencias y reparten pescozones y amenazas como si estuvieran en plena Habana golpeando Damas de Blanco y opositores.

Aparentemente, partiendo de las palabras de Fidel Castro y Ernesto Guevara, “Tony” Castro, hijo del Comandante, ¿sería un hombre nuevo del castrismo?

Veamos otro ejemplo: “ahijado político” del Comandante, el “balserito” Elián González, quien después de una trágica aventura de salida oculta de Cuba con su mamá, naufragio, rescate novelesco en el mar, y dramática y controvertida estancia en Miami, regresó a Cuba con su padre, como debió ser, porque los hijos menores deben estar con sus padres. Aunque el padre sea un oportunista político.

Elián González, ahora con 21 años de edad, acaba de declarar, con motivo de no se qué, que si Cuba no fuera socialista estaría peor que Haití. El pobrecito Elián solamente sabe la historia de su país lo que el régimen le ha inculcado en un proceso de adoctrinamiento-embrutecimiento absoluto, y cree que de taínos y siboneyes saltamos a los mambises y de ahí a Fidel Castro y el totalitarismo, y que nada más valió la pena en Cuba.

Si supiera lo que dice, sabría que Cuba en 1958, antes de la “liberación” castrista, a pesar de los evidentes problemas e imperfecciones que tenía por delante la joven república, estaba entre los primeros países de América Latina en cuanto a nivel de vida, que su PIB per cápita era muy cercano al de España o Italia, que había casi una cabeza de ganado vacuno por habitante, y que el peso cubano se cambiaba a la par con el dólar de Estados Unidos en todo el país, uno por uno.

Naturalmente, Elián responderá que todo eso se había logrado en el país gracias al Partido Socialista Popular durante la “pseudo-república”, y que posteriormente se perdió por causa del “bloqueo imperialista”, que criminalmente cerró a Cuba el acceso a tecnologías de vanguardia, piezas de repuesto, créditos internacionales, calabazas, boniatos, anones, guanábanas, perejil, cordones de zapatos, Reyes Magos, Navidades, papalotes, chiringas, mangos, mamoncillos, muñecas, trompos y yoyos. Pero que, gracias a “la actualización” y los “lineamientos” del Partido, ahora se avanzará hasta lograr un socialismo “próspero y sustentable” que posibilitará dejar atrás a Haití en un plazo no mayor de otros cincuenta y seis años de “revolución”.

Entonces, si “Tony” Castro, el hijo del Comandante, es un desfachatado vive-bien sin vergüenza ni decencia, que dilapida el dinero de generaciones de cubanos que entregaron su juventud, ilusiones y vidas creyendo a un farsante como su padre, que sometió a los cubanos a privaciones, esfuerzos, sufrimientos, sacrificios y limitaciones extremas que él como inventor nunca experimentó, a cambio de un futuro luminoso que nunca llegó ni llegará; y Elián González, “ahijado político” de ese mismo Comandante, evolucionó doctrinariamente en las escuelas cubanas hasta convertirse en ese idiota político que no conoce ni la verdadera historia de su país y habla disparates públicamente, hay derecho de sobra a preguntarse si esos dos personajes, ambos a la sombra del Comandante, son los modelos de hombres nuevos que ha creado la llamada revolución cubana.

Con “playboys” y mentecatos políticos como esos, ¿cuál es el futuro de Cuba?

Evidentemente, no el que pronosticaron, anunciaron y vendieron falsamente los agoreros del socialismo en Cuba y del hombre nuevo.

Porque esos estafadores políticos no fueron nunca otra cosa que mentirosos vendedores de humo.


© cubaencuentro.com


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

viernes, julio 03, 2015

Luis Cino desde Cuba: De porristas y chivatos


Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Hace años publiqué en Baracutey Cubano un artículo de Luis Cino similar o igual a este.

El elegante negro de la foto no tiene que ser lo que expresó Guillermo Cabrera Infante; puede ser otras muchas cosas. Puede ser un motivo para ¨fabular¨ pero sólo eso. A mí se  me parece más un chulo (proxeneta)  o a un ¨guapo de barrio¨ de cierta categoría, que otra cosa, pero no tengo ue ¨fabular¨  sobre él en base a mi subjetivismo. No olvidemos tampoco que habían, y hay, personas que prefieren vestir bien y el ¨figuarao¨que comer bien y que habían personas que se vestían como chulos (camisetas con botón de oro, diente de oro,   perfumes caros, ¿zapatos de dos tonos?, etc.) y no ¨ligaban¨ ni a ¨Juana batallón¨.
 ***************************
Tomado de http://www.circulocinico.com/?p=737

De porristas y chivatos

Por Luis Cino
La Habana
1 julio, 2015

En 1932, durante las tres semanas que pasó en Cuba, el  norteamericano Walker Evans  logró una impresionante colección de fotos de La Habana.

En varias de esas fotos hay una presencia constante, fantasmagórica e inquietante: un negro de mediana edad, vestido de traje blanco, corbata negra y blanca y sombrero de pajilla. Parado en una céntrica esquina de la ciudad, viendo pasar a medio mundo, sus ojos parecen seguirnos desde la fotografía.

Más de 20 años después, Guillermo Cabrera Infante consideraba que el tipo de las fotos, al que Evans bautizó como “el ciudadano de La Habana”, se veía “peligroso, tal vez por estar tan bien vestido”.

El autor de “Tres tristes tigres”, que a pesar de no haber nacido en La Habana, sino en Gibara, conocía a la legua  a   los habaneros, siempre mal pensado y sagaz, opinaba que el negro vestido de blanco –que indudablemente no era un iyabó- pudo ser un porrista de Machado.  

Lo más probable es que Cabrera Infante  estuviera en lo cierto, y el tipo fuera un esbirro de la Liga Patriótica.

Se me ocurre que el 12 de agosto de 1933, cuando cayó la dictadura de Machado,  pudo ser arrastrado y despedazado o ahorcado por las turbas enardecidas  que cobraron las cuentas a los esbirros. O tal vez sobrevivió y sirvió luego de apapipio al régimen de Batista. Y si es cierto eso de que hay  tradiciones familiares que perduran, va y alguno de sus hijos es chivato del régimen castrista.

En Cuba no habrá alimañas venenosas, pero además de muchos mosquitos, jejenes y cucarachas, hay chivatos y porristas a tutiplén. Peones del odio, prestos a ser azuzados por sus amos. Son nuestra maldición  nacional.

Siempre  hubo esta clase de gentuza. Desde los tiempos de los rancheadores que perseguían a los cimarrones y de los guerrilleros que combatían a los mambises con más saña que los españoles.  Pero  el castrismo ha sido la apoteosis de los chivatos y porristas.

(fotografiado en La Habana en 1933 por Walker Evans)

Es algo patológico. Mientras más los maltratan y más hambre pasan,  más chivatos hay y más incondicionales son.

También están los que no pueden decir que no, porque tienen mucho que perder. Los que precisan de la sumisión para que los dejen hacer y deshacer. O sencillamente los que no pueden vencer el miedo y se dejan utilizar.  

Hombres y mujeres, de todas las razas, tallas, edades y atuendos. Muchos con camiseta roja con la  consigna  “Comandante en Jefe, ordene”.

Acechando y haciéndole un infierno la vida al prójimo,  que fue convertido por los jefes de la jauría en contrarrevolucionarios, antisociales, mercenarios, gusanos. Da lo mismo como los llamen. Son sólo eso: enemigos. Con ellos no puede haber compasión, les dijeron: hay que aplastarlos.

En los años 60 gritaban “paredón”, y apedreaban a los que iban a las iglesias. A dos generaciones de cubanos les inculcaron que había que vigilar y delatar a todo el que de cualquier manera obstaculizara el sistema, en la casa, la escuela, el barrio o el centro de trabajo.

 Los vi en el verano de 1980, arrear a golpes a una familia por La Víbora, empujar y golpear a una mujer en plena Rampa. No hubo escrúpulos ni contemplaciones con la escoria que expulsaron a patadas del paraíso revolucionario.

Tampoco la hay tres décadas después, cuando  acosan, insultan y golpean a las Damas de Blanco y a los opositores que las apoyan.

Gritan consignas que ofenden la dignidad y la decencia, con los rostros desfigurados por el odio, con dos o tres morales a cuesta, que es igual a no tener moral alguna -¡qué coño van a tenerla!-, con coreografía policial y merienda garantizada por el Partido Comunista y la Seguridad del Estado.

Un día estos porristas  quedarán solo en fotos detenidas en el tiempo, como las del fantasmal negro vestido de blanco que retrató Walker Evans en una céntrica esquina habanera. Solo que ellos, a diferencia del negro de Evans -que nunca se pudo saber realmente en qué carajo estaba en esa esquina-  no contarán con el beneficio de la duda. Si acaso, tendrán el de la lástima. Porque eso, en definitiva, más que asco, es lo que inspiran estos infelices. 
 luicino2012@gmail.com

Publicado en Primavera Digital

OJO: Circulo Cinico se muda a www.circulocinico.wordpress.com

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Silvia Ayuso del diario español El País. El personal de EE UU en Cuba deberá seguir “notificando” sus movimientos en la isla según las ¨nuevas¨relaciones entre el gobierno de EE.UU. y la tiranía de los Castro. Los Pichy Boys , Embajadas en Cuba y ESTADOS UNIDOS


El personal de EE UU en Cuba deberá “notificar” sus movimientos en la isla

******
Lo que cambia y lo que no cambia tras la reapertura de embajadas en Cuba y EE UU
******

Por Silvia Ayuso
 Washington
 2 JUL 2015

La Sección de Intereses de EE UU en La Habana, próxima embajada / Desmond Boylan (AP)

No se ha decidido aún si la bandera de EE UU empezará a ondear en el Malecón el 20 de julio o si la imagen que algunos llevan esperando más de medio siglo se retrasará hasta que llegue a La Habana John Kerry, como primer secretario de Estado que pisa Cuba desde 1945. Pero parece que Washington se inclina por esta opción. Lo que sí cambiará ese día, en que la embajada estadounidense empezará a funcionar como tal y no ya más como Sección de Intereses, es el cartel que lo anuncia. “Vamos a reemplazar el cartel cuando cambie el estatus para que diga embajada de EE UU” por primera vez desde 1961, adelantaron funcionarios de EE UU tras confirmarse el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

Llegar a este punto ha costado más de seis meses de negociaciones y cuatro rondas de conversaciones. Pero ha merecido la pena, asegura EE UU. “Estamos satisfechos con las condiciones negociadas”, sostuvieron las fuentes. No se ha entrado en detalles pero, según lo indicado, Washington ha conseguido algunas de sus demandas clave. Sobre todo una mayor libertad de movimientos para su personal diplomático, hecho que considera fundamental para poder mantener mayores contactos con la población cubana.

Desde que George W. Bush limitó el desplazamiento libre de los diplomáticos cubanos al perímetro de Washington, los funcionarios estadounidenses tenían también restringida su libertad de movimientos a La Habana. Para salir de la capital, debían pedir permiso. A partir de ahora, bastará con “notificar” el viaje. La situación será parecida, señalan, a los acuerdos diplomáticos de EE UU en otros países con “restricciones”. Las condiciones son “en todo caso considerablemente mejores que las que teníamos ahora”, insisten.

En lo que Washington no prevé un cambio inmediato es en el personal destinado a la isla. Con medio centenar de diplomáticos sobre una delegación total de 300 personas, la sección estadounidense es ya una de las legaciones diplomáticas más grandes, si no la mayor, en Cuba.

Una situación bien distinta de la cubana, cuyo personal en Washington es mínimo, apenas una decena de diplomáticos, más el personal consular. Algo que previsiblemente cambiará, en vista del creciente interés estadounidense en visitar Cuba, que podría estallar si se llega a permitir de nuevo el turismo a la isla.

Lo que Cuba puede tener ya a partir del día 20 es un embajador en Washington. EE UU sin embargo deberá esperar. Los legisladores contrarios a la normalización de relaciones —como el senador y aspirante presidencial republicano Marco Rubio— ya han amenazado con bloquear la nominación de un embajador. Pero el Gobierno de Obama dice que no tiene prisa. Al fin y al cabo, cuenta ya con un “excelente diplomático”, el actual jefe de la Sección de Intereses, Jeffrey DeLaurentis, que “dirigirá la misión como encargado de negocios hasta que tengamos un embajador”.
******
 ******

Los Pichy Boys , Embajadas en Cuba y ESTADOS UNIDOS

Etiquetas: ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Julio M. Shiling: invitación al mega-evento "Encuentro con el Libro Cubano Exiliado", que se celebrará el fin de semana del 11 y 12 de julio de 2015 (sábado y domingo) en la Universidad Internacional de la Florida (FIU)

Al pie le incluimos, con mucho gusto, la invitación al mega-evento "Encuentro con el Libro Cubano Exiliado", que se celebrará el fin de semana del 11 y 12 de julio (sábado y domingo) en la Universidad Internacional de la Florida (FIU). Esta es la primera vez que se realiza algo, de esta magnitud, sobre el entorno literario cubano en el exilio. Para ver la programación detallada completa de los dos días de este acontecimiento, por favor pulse la imagen con el afiche del evento. Le ofrecemos una versión abreviada del mismo abajo para su conveniencia. La entrada es gratis y abierta al público.

Atentamente,
Julio M. Shiling

Apertura oficial y homenaje a Enrique Ros (sábado 11:00am)
Silvio Mancha
Ileana Ros-Lehtinen

Conferencistas y las ponencias
Carlos Alberto Montaner “El intelectual y la política” (sábado 4:00pm)
Rev. Martín Añorga “Ética y espiritualidad en la literatura exiliada” (sábado 2:30pm)
Julio M. Shiling “La desnaturalización del lenguaje” (domingo 12:00pm)
Ángel Cuadra “La transcendencia de la literatura cubana en el exilio” (domingo 3:00pm) 

Coloquios  y sus ponentes y moderadores
“La narrativa producida por el exilio” (sábado 1:00pm)

Moderador: Luís de la Paz
Autores: Manuel C. Díaz, José Raúl Vidal, May Betancourt, Daniel I. Pedreira y Rolando D. H. Morelli
“La poesía y el exilio” (domingo 1:30pm)

Moderador: Orlando Rossardi
Poetas: Rafael Bordao, Amelia del Castillo, Joaquín Gálvez, Luís Felipe Rojas y Juan Cueto-Roig

Interpretaciones y segmentos musicales
Hugo Sánchez (sábado)
Ángel Enrique Pardo-Núñez (domingo)



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

jueves, julio 02, 2015

Luis Cino Álvarez desde Cuba: Fidel Castro, embúllate y explica qué es estar “en contra”


 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

La expresión de Benito Mussolini fueron:“Todo en el Estado, nada contra el Estado, nada fuera del Estado”,  A  Mussolini  le faltó decir la supuesta frase de  Luis XIV que el Estado era él; a Fidel Castro le faltó decir que la Revolución (al igual que el Pueblo) era él. Quizás la  afición  de Fidel al plagio (Heberto Padilla en La Mala Memoria habla de la desfachatez de Fidel al plagiar)  hará que con fingida modestia  diga antes de morir (si el Alzheimer se lo permite): ¨me marcho, pero la Revolución permanecerá¨, parafraseando a Luis XIV.

En el discurso se dicen AMBAS EXPRESIONES CUANDO LA PALABRA FUERA SE ENTIENDE COMO EN CONTRA; EN NO POCOS CASOS SE EQUIPARARON AMBAS PALABRAS ¿un ejemplo?:  la censura del  documental "P.M." de Sabá Cabrera Infante y Orlando Jiménez-Leal que, si no me equivoco, fue una de las causas de esas reuniones.  En ese documental  no hay nada contra la Revolución; pero es un documental donde la jerga y el ambiente ¨revolucionario¨no está reflejado. El  6 de noviembre de 1961 se clausuraría Lunes de Revolución,  suplemento literario del periódico Revolución, órgano del Movimiento 26 de Julio y en el que escribían Carlos Franqui, Guillermo Cabrera Infante, Heberto Padilla, Virgilio Piñera, etc.. Las cartas estaban echadas...

"P.M."

 Aquí van dos fragmentos de esas palabras a los intelectuales donde se ve el carácter dictatorial, intimidatorio y prepotente disfrazado de palabrería:

Tomado de http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1961/esp/f300661e.html

¨Permítanme decirles en primer lugar que la Revolución defiende la libertad, que la Revolución ha traído al país una suma muy grande de libertades, que la Revolución no puede ser por esencia enemiga de las libertades; que si la preocupación de alguno es que la Revolución vaya a asfixiar su espíritu creador, que esa preocupación es innecesaria, que esa preocupación no tiene razón de ser.¨
.....
.....
......

¨Y la Revolución tiene que tener una política para esa parte del pueblo, la Revolución tiene que tener una actitud para esa parte de los intelectuales y de los escritores.  La Revolución tiene que comprender esa realidad, y por lo tanto debe actuar de manera que todo ese sector de los artistas y de los intelectuales que no sean genuinamente revolucionarios, encuentren que dentro de la Revolución tienen un campo para trabajar y para crear; y que su espíritu creador, aun cuando no sean escritores o artistas revolucionarios, tiene oportunidad y tiene libertad para expresarse.  Es decir, dentro de la Revolución.

Esto significa que dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada.  Contra la Revolución nada, porque la Revolución tiene también sus derechos; y el primer derecho de la Revolución es el derecho a existir.  Y frente al derecho de la Revolución de ser y de existir, nadie     —por cuanto la Revolución comprende los intereses del pueblo, por cuanto la Revolución significa los intereses de la nación entera—, nadie puede alegar con razón un derecho contra ella.  Creo que esto es bien claro.

¿Cuáles son los derechos de los escritores y de los artistas, revolucionarios o no revolucionarios?  Dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, ningún derecho (APLAUSOS).

Y esto no sería ninguna ley de excepción para los artistas y para los escritores.  Esto es un principio general para todos los ciudadanos, es un principio fundamental de la Revolución.   Los contrarrevolucionarios, es decir, los enemigos de la Revolución, no tienen ningún derecho contra la Revolución, porque la Revolución tiene un derecho:  el derecho de existir, el derecho a desarrollarse y el derecho a vencer.  ¿Quién pudiera poner en duda ese derecho de un pueblo que ha dicho "iPatria o Muerte!", es decir, la Revolución o la muerte, la existencia de la Revolución o nada, de una Revolución que ha dicho "¡Venceremos!"?  Es decir, que se ha planteado muy seriamente un propósito, y por respetables que sean los razonamientos personales de un enemigo de la Revolución, mucho más respetables son los derechos y las razones de una revolución tanto más, cuanto que una revolución es un proceso histórico, cuanto que una revolución no es ni puede ser obra del capricho o de la voluntad de ningún hombre, cuanto que una revolución solo puede ser obra de la necesidad y de la voluntad de un pueblo.  Y frente a los derechos de todo un pueblo, los derechos de los enemigos de ese pueblo no cuentan.
¨
 *****************
Fidel, embúllate y explica qué es estar “en contra”

*********
La diferencia entre el bien y el mal, el dentro y el contra, la decidían y aún la deciden los Jefes y sus jefecillos
*********

Por Luis Cino Álvarez 
La habana
 junio 30, 2015

LA HABANA, Cuba. – Hoy se cumplen 54 años de la última de las tres reuniones en la Biblioteca Nacional (las otras, siempre celebradas los días viernes, sucederieron en los días 16 y 23 del mismo mes) a las que Fidel Castro convocó a los escritores y artistas cubanos en 1961 y que luego fueron trascritas y publicadas bajo el titulo Palabras a Los Intelectuales.

Aquella noche de viernes, para no demorarse más en lo que ya había ocupado demasiado de su preciado tiempo, el Comandante en Jefe, con la pistola sobre la mesa, dejó claras las reglas del juego a los intelectuales: “Dentro de la revolución, todo; fuera de la revolución, nada.”

Los convocados, fascinados, desprevenidos o amedrentados, solo atinaron a aplaudir sin advertir el olor de la chamusquina de inquisidores que se les venía encima.

Palabras a los Intelectuales fue un modo bastante pomposo de nombrar aquella ordenanza, para que recordara más a Mao –por aquello de la Gran Marcha, el Gran Salto, las Cien Flores, etc.- que a Mussolini, que fue su verdadero inspirador.

El Comandante fue lo suficientemente ambiguo para no precisar el límite exacto entre lo que está adentro y lo que está fuera de la Revolución. Eso daría a los comisarios el margen suficiente, siempre amplio a favor de la paranoia del Jefe y sus jefecillos, para delimitarlo en cada caso, con lupa, tijeras y el grueso creyón rojo de los censores.

Así, más de medio siglo después de aberradas ‘políticas culturales’, donde no han faltado, sino que más bien han sido convenientes para el régimen ciertas poses contestatarias que no van más allá de alguna tormenta en un vaso de agua, los escribas de la intelectualidad orgánica del castrismo no acaban de ponerse de acuerdo sobre la exactitud y significación de las tan llevadas y traídas Palabras a los Intelectuales.

Últimamente algunos comisarios han mostrado un especial interés en aclarar que en la frase más recordada del discurso del Comandante en la Biblioteca Nacional la noche del 30 de junio de 1961 no decía “fuera de la revolución, nada”, como  la citan casi todos, sino “contra la revolución, ningún derecho”. Eso implicaría que la ordenanza  no era tan estricta, sino que permitía cierto espacio a la creatividad artística. Pero siempre en un ‘dentro’ impreciso, y por ende, riesgoso.

Según el ensayista Roberto Fernández Retamar: “La crítica hecha dentro de la revolución es válida…Cuando un revolucionario critica aspectos de la revolución que considera negativos, no está contra la revolución.”

Pero estar “en contra”, ¡oh, horror!, era aborrecible, inimaginable. La revolución asediada tenía el derecho a defenderse por todos los medios a su alcance y eso justificaría la abolición de todos los demás derechos que no fueran los de los infalibles dirigentes a permanecer en el poder indefinidamente.

¡Ay del intelectual que creyéndose no con el derecho, sino con el deber de criticar aspectos negativos, incurriera en el abominable pecado de debilitar a la revolución en vez de fortalecerla!

La diferencia entre el bien y el mal, el dentro y el contra, la decidían y aún la deciden los Jefes y sus jefecillos. Y es sabido que sus designios, como los de Jehová de los Ejércitos, son inescrutables.

Si algo hay que reconocer es que las Palabras a los Intelectuales mantienen su plena vigencia: hoy, la cultura cubana, pese a algún simulacro de disenso, sigue tan maniatada y encerrada en la camisa de fuerza con costuras de refuerzo extra que significa el “dentro de la revolución” como en junio de 1961. Y eso hace que también la cultura, como cada aspecto de la sociedad cubana, vaya de mal en peor.

Ahora resulta que también en el caso de la ordenanza a los intelectuales, no fuimos capaces de interpretar a cabalidad lo que quiso decir el Comandante. Las reglas del juego no eran tan rígidas como creímos. La censura no fue tal, sino autocensura, brutos y masoquistas que siempre hemos sido a la hora de cumplir las órdenes del Líder.

Hace cuatro años, en un muy imaginativo artículo del periódico Granma (“Una vida mejor en el orden cultural”) el periodista Pedro de la Hoz definió las Palabras a los Intelectuales como: “Una declaración de principios abierta, inclusiva y antidogmática, que conjuró el temor a que desde la institucionalidad revolucionaria se dictaran normas, se impusieran criterios estéticos, se establecieran capillas y se anatematizaran nombres y obras”.

¡Y nosotros que pensábamos que era lo contrario! ¡Haberlo dicho más claro! Para que se acabe el chisme y la confusión, ¿qué tal si se embullara el Compañero Fidel, dejara por un rato la moringa y esclareciera, en Granma y Cubadebate, qué rayos significa en cuestiones de arte, “dentro” o “contra la revolución”?

luicino2012@gmail.com



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Zoé Valdés: Las sabrosas vacaciones del 'hijísimo' de Fidel Castro Ruz el Dr. Antonio ¨Tony¨Castro Soto del Valle


Las sabrosas vacaciones del 'hijísimo'
 
Por Zoé Valdés
Paris
2015-07-01

Le ronca la malanga que el pueblo cubano deba tolerar que Antonio Castro Soto del Valle, el hijísimo de Fidel Castro, se pueda dar el lujo de disfrutar de vacaciones en la isla Mykonos en Grecia en un yate que es el doble del de Bill Gates. Claro, Bill Gates se lo ganó, pero quién le dio el derecho y con el dinero de quién se ha comprado este niño un yate de tamañas dimensiones.

La noticia saltó a raíz de que estallara en You Tube un accidente entre sus guardaespaldas y un reportero turco en el carísimo complejo turístico de Bodrum, en Turquía, donde se encontraba de regreso de la isla de Mykonos. En este lugar cenó y se emborrachó junto a unas quince personas, según se ha divulgado.

A la misma altura que los hijos de los dictadores Rafael Trujillo y Muamar al Gadafi se comporta el hijo de Castro I, quien no ha cesado de exigir sacrificio y austeridad al pueblo cubano por más de cincuenta y seis años de mandato. Muy sabrosas esas vacaciones, muy vergonzosas también.

Cuando sabemos que los niños cubanos tienen que aguantarse el verano entero en sus casas, sin ninguna posibilidad de vacacionar en centros turísticos de la isla, dedicados específicamente al turismo, da ira tener que aceptar que los hijos de los dictadores se den la gran vida con el dinero y el sudor de los cubanos.

Antonio Castro Soto del Valle, para más dato, no pasa de ser un simple médico deportivo, y aquí debiéramos escuchar a los médicos de la isla, cuánto ganan, y si con sus salarios pueden, no ya adquirir un yate, sino además viajar a Grecia, a Turquía, y vivir como Carmelina, como ha demostrado que vive este hijito de papá.

La prensa internacional no se ha hecho eco de estas imágenes, mucho menos ha dedicado espacio a comentar lo que sabemos es un descaro y un abuso. Tantas familias decentes que son acosadas en las calles de Madrid y de España por un chisme barato, y a esta familia de delincuentes y asesinos los salvan siempre de los insultos que se merecen más que nadie.

Sólo la prensa turca ha tenido la valentía de publicar artículos y videos, entre otras cosas porque uno de los guardaespaldas del susodicho agredió verbalmente y golpeó –como ya se ha probado- al reportero que estaba tomando la filmación de la presencia de Castro Soto del Valle en uno de los mejores restaurantes del lugar.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Oxígeno, dólares y Jano. César Reynel Aguilera sobre la claudicación incondicional del presidente de EE.UU. Barack Obama ante la dinastía de los Castro

Tomado de https://reynelaguilera.wordpress.com/

Oxígeno, dólares y Jano

Por César Reynel Aguilera
Montreal
 1 julio, 2015

Enrique Patterson propone hoy  un enfoque sistémico para explicar los cambios recientes en las relaciones entre la Casa Blanca y el castrismo.

Su artículo, de una lógica aplastante, propone que los intereses estadounidenses justifican, con creces, la claudicación incondicional del presidente Obama ante la dinastía de los Castro y la posposición, por un tiempo indefinido, del paso de Cuba hacia una democracia.

Según Patterson esos intereses estarían encaminados a evitar, al precio que sea necesario, un vacío de poder y la subsecuente deriva de la isla hacia la inestabilidad social, el narcotráfico, la guerra civil y la emigración masiva.

Ese enfoque sistémico parte de asumir que la inyección económica — léase los millardos de dólares— que la Casa Blanca planea inyectar en Cuba son, tienen que ser, el mejor antídoto contra una situación que para los EE UU sería, quién lo duda, un verdadero dolor de cabeza.

Por desgracia para Cuba el enfoque de Patterson, a pesar de su rigor y de su alta probabilidad, no es el único de los escenarios posibles y bien, o mal, podría generar un desenlace diametralmente opuesto al deseado.

Me explico, y para hacerlo tengo que hacer uso de otro enfoque sistémico que parte de reconocer que las sociedades y los organismos vivos son Sistemas Complejos con Capacidad de Adaptación y comparten, por tanto, características esenciales. Esas características permiten, salvando las distancias y sin abusar demasiado, establecer comparaciones que de otra forma parecerían tomadas por los pelos.

Cualquiera sabe que los seres humanos vivimos gracias al Oxígeno, que obtenemos nuestra energía a partir de la unión de ese elemento con el Hidrógeno y la utilizamos, una vez almacenada, para construir eso que llamamos vida.

El Oxígeno, sin embargo, también puede ser un elemento muy tóxico. A veces, cuando las cosas no funcionan bien, el Oxígeno puede convertirse en radicales libres, unas moléculas altamente reactivas que son capaces de dañar o destruir casi todas las estructuras y funciones de los organismos vivos. Para evitar eso las células tienen una gran cantidad de mecanismos encargados de evitar la formación de los radicales libres del Oxígeno o de facilitar, una vez que se han formado, su eliminación. El más importante de esos mecanismos es la propia infraestructura celular, todos los caminos y vías metabólicas que se encargan de transportar el Oxígeno y de minimizar, tanto como sea posible, la probabilidad de este se convierta en un elemento tóxico.

El daño de esa infraestructura celular explica, entre otras razones, una paradoja médica: cuando un tejido carece de Oxígeno durante un largo período de tiempo la administración de esa molécula, lejos de provocar el efecto positivo esperado, produce una reacción tóxica muy dañina que se conoce como “daño por re-perfusión”.

Una de las razones de ese daño es que la isquemia inicial afecta a una buena parte de la infraestructura celular encargada de minimizar la formación de los radicales libres del Oxígeno. Eso trae como consecuencia que después, cuando la oxigenación se restablece, la célula sufre un incremento drástico en la formación de radicales libres que inician, paradójicamente, una espiral descendente de toxicidad y destrucción.

Es por eso que en medicina se dice que el Oxígeno, como el dios Jano de la mitología griega, tiene dos caras, una positiva y otra negativa. Una frase que, creo, debe ser tomada como referencia a la hora de los enfoques sistémicos sobre la actual situación cubana.

Cada vez que pienso en la re-perfusión de dólares que Barack Obama quiere enviarle a los Castro no puedo dejar de pensar que el dinero, como el Oxígeno, también tiene dos caras. Si usamos esa analogía como referencia podemos decir que Cuba ha estado en isquemia por más de 50 años y ahora, como caído de un cielo azul cianótico, llega un médico con la brillante idea de administrar oxígeno masivamente.

Durante más de medio siglo de malos manejos, ineficiencias económicas, corrupción y despotismo psicopático, Cuba perdió casi todas las infraestructuras requeridas para hacer negocios de una manera adecuada y también —y más importante aún— para evitar los efectos tóxicos que el dinero siempre lleva consigo.

Los empresarios estadounidenses pueden preocuparse porque en Cuba no hay carreteras, líneas eléctricas, comunicaciones, agua corriente, alcantarillado o edificios adecuados para enfrentar un aumento drástico en los negocios y las inversiones. La Casa Blanca, por su lado, debería preocuparse por el hecho de que en Cuba no hay leyes, no hay clase media, intelectualidad, sociedad civil, democracia y —en fin— civilización, para impedir o al menos minimizar el efecto tóxico de la enorme cantidad de dinero que quiere hacerle llegar al castrismo.

Lo que Cuba sí tiene es una colección de grupos de poder —corruptos hasta el tuétano y diseminados a todo lo largo y ancho de la isla— que ahora, por primera vez en más de 50 años, se dan cuenta que lo que está en juego no son los meros miles de dólares que antes el castrismo les dejaba robar. No, ahora son millardos que, para mayores tentaciones, podrán gozar de un acceso irrestricto al sistema bancario internacional.


Si combinamos eso con “una sociedad cubana cínica y descreída”, con un aumento rampante de la delincuencia, con la represión despiadada y brutal de los opositores, y con una Historia (la de Cuba) tan violenta desde sus inicios que dio lugar a una provincia llamada Matanzas, podríamos terminar teniendo el escenario perfecto para esa guerra civil que, según el enfoque sistémico de Enrique Patterson, la Casa Blanca pretende evitar.

*****
Obama: ¿Cuál será su legado para la historia de EEUU?



*****

USA planea cerrar la base naval de Guantánamo


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...