martes, septiembre 30, 2014

Pedro Corzo sobre una de las primeras causas contra los combatientes que se enfrentaron a la tiranía Castrista en Cuba



 Causa, 829, 1960.

******
Fue un enjuiciamiento masivo que el gobierno difundió ampliamente como parte de una extensa e intensa campaña de terror que se inició desde los primeros días que los Castro accedieron al poder.

******
Por Pedro Corzo
septiembre 26, 2014

La lucha contra el castrismo tiene una cosecha de mártires aterradora. Muchos cayeron en combates, otros miles fueron ejecutados ante el paredón sin haber sido sometidos a un proceso judicial que garantizara sus derechos, murieron en las prisiones o simplemente se cuentan como desaparecidos.

Sin embargo hubo un juicio, que aunque en cierta medida era similar a procesos anteriores, marcó la pauta de cómo el régimen procesaría en el futuro a sus enemigos. Fue un enjuiciamiento masivo por la gran cantidad de encausados, también porque el gobierno difundió ampliamente el juicio, como parte de una extensa e intensa  campaña de terror que se inició desde los primeros días que los Castro accedieron al poder.

La causa 829 de 1960, involucró a mas de cien personas, en su mayoría campesinos. Algunas de los indiciados habían sido figuras notables en el proceso insurreccional. Las autoridades le dieron al juicio una proyección nacional, fue trasmitido por radio, y el público que presenció el proceso,  era en su mayoría miembro del ejército rebelde y antiguos compañeros de lucha de algunos de los procesados.

La sede del espectáculo fue el teatro del regimiento Leoncio Vidal de Santa Clara.

Héctor Caraballo, recuerda que la mayoría de los familiares de los presos se aglomeraron en las proximidades del inmueble y que cercanos a ellos,  estaban los partidarios del régimen que gritaban desaforadamente paredón.

Señala Caraballo que las madres y esposas de los procesados, en su mayoría campesinos de apariencia muy humildes, le pedían a los oficiales que custodiaban la entrada del teatro que les permitieran pasar para ver a sus deudos, derecho que le fue otorgado a muy pocas personas. 

En varios lugares de la isla hubo protestas,  pero las más fuertes fueron en Santa Clara, el estudiante Luis Salvador Albertini cuenta que cientos de sus compañeros se concentraron en la iglesia del Buen Viaje con el fin de marchar por las calles de la ciudad para reclamar que la vida de los enjuiciados fuera respetada,  pero que como la convocatoria había sido pública, el gobierno organizó a sus partidarios que armados de cabillas de hierro y bates de pelota, golpearon brutalmente a los que se manifestaban.

Los acusados no contaron con una defensa  apropiada. La mayoría de los familiares de los incriminados no fueron informados de la fecha del juicio, como tampoco de las sentencias, porque aquella noche no se dictó veredicto alguno, aunque cinco hombres fueron fusilados.

El sacerdote Olegario Cifuentes los acompañó en el autobús en el que fueron trasladados hasta el paredón de la finca La Campana, fertilizado, antes y después, con la sangre de muchos cubanos. El padre Olegario habló con ellos, les pidió que se confesaran y se ofreció para llevar un mensaje a sus familiares.

Una carta, minutos antes de caer ante la descarga,  le fue entregada por el comandante del ejército rebelde Plinio Prieto, quien antes de morir dijo, "Tengo fe en Dios y en los Hombres".

Porfirio Ramírez, Presidente de la Federación de Estudiantes Universitario de la Universidad Central de Las Villas, FEU, también capitán del ejército rebelde, fue uno de los fusilados.

Su asesinato pasó desapercibido para las organizaciones estudiantiles extranjeras y para la  propia FEU cubana, ya que  en ese momento estaba integrada a la maquinaria opresora del castrismo. Los ejecutores ya contaban con cómplices, en Cuba, y fuera de la isla.

Otros ejecutados fueron el capitán Sinesio Wahs Ríos, campesino que se había alzado en armas contra el régimen anterior y que había confiado en la Revolución, junto a él cayeron José A. Palomino Colon y Ángel Rodríguez del Sol, hombres de la zona que solo conocían del trabajo, pero que sabían defender sus derechos.

El crimen encerraba un mensaje. Un dirigente estudiantil que había estado alzado en esa zona durante el régimen anterior, un líder sindical que había sido comandante del ejército rebelde y que era muy querido en la región,  y tres hombres naturales de la comarca que disfrutaban del respeto y la simpatía de los habitantes del territorio.

Tanto el juicio como la ejecución  tenían implícito una amenaza para los campesinos  que habían demostrado con su respaldo a los alzados que no estaban de acuerdo con lo que estaba ocurriendo en el país.

Un mensaje que no cumplió su objetivo, porque El Escambray se convirtió en un reducto firme y heroico de la resistencia contra el comunismo. Cientos de hombres en esas montañas y en otros lugares de la isla  lucharon por años sin armas, ni recursos, enfrentando a miles de efectivos militares de la dictadura que contaban con todos los medios, incluyendo helicópteros, que desde el aire masacraban a campesinos que simplemente querían ser dueños de sus tierras y de sus vidas.

********
Tomado de http://www.nuevoaccion.com
de Aldo Rosado-Tuero

PORFIRIO “EL NEGRO” RAMIREZ

Por Roberto Jiménez
La historia de Porfirio Ramírez es la historia de su pueblo Nace en 1933, cuando una generación de jóvenes c
ubanos hacía que la República se vistiera de largo y estrenara pasos propios. Allá en la finca “San José” del pueblo Antón Díaz, provincia de Las Villas- en cuya casita vivió toda su vida-
se empinó desde el surco el gigante que habría de continuar la obra de “la generación del treinta” , c
ontribuyendo a mantener la integridad de la patria y el histórico afán de libertad y justicia del pueblo
cubano. Creció en el campo, en él juega por primera vez y en él suda bajo el rigor de los trabajos agrícolas
Comienza sus estudios en la escuela rural de Antón Díaz. Los continúa en la vecina ciudad de Santa Clara, hasta graduarse de la
Escuela Profesional de Comercio, donde es nombrado profesor siendo muy joven.

Siempre trabajando para costearse sus estudios de alumno brillante, ingresa en la recién creada Universidad Central
de Las Villas. Estaba involucrado de lleno en la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista. Su condición de líder natural y su temeridad lo señalan demasiado entre las fuerzas represivas urbanas. Se alza en armas en las montañas villareñas con la Organización Auténtica.

En 1959 la revolución triunfante es el marco de las grandes esperanzas del pueblo. Porfirio, ahora con grados de capitán y rodeado de una aureola de leyenda, saca personalmente de la cárcel a cuantos sabe que han sido detenidos injustamente. Regresa a la vida civil y a la universidad, donde despliega una intensísima actividad por hacer del joven centro docente uno de máxima calificación a
cadémica, a la vez que comprometido estrechamente con su comunidad. Trabaja como Contador del Gobierno Provincial. Es elegido abrumadoramente a los más altos cargos de la Asociación de Alumnos de la Facultad de Ciencias Comerciales, donde está a punto de graduarse, y de la Federación Estudiantil Universitaria, de la que fue presidente hasta sus últimos momentos.

Dirigente honesto y parco en palabras, enemigo de la demagogia, es un convencido de las ideas civilistas y
democráticas. Lo caracterizan su sencillez, y su sonrisa franca para todos.

Su popularidad trasciende el recinto universitario provincial y se proyecta nacionalmente. Está entregado de lleno a la restauración de la democracia en una Cuba que quiere sea cada vez más justa. Pronto va creciendo su inconformidad ante la traición que se vislumbra y el creciente avance del totalitarismo.

El 23 de agosto de 1960, de la mano de su hermano, “El Niño” Ramírez, regresa a las montañas del Escambray, que durante anos serían escenario de una de las mas heroicas gestas liberadoras de nuestro pueblo, increíble epopeya librada por los más humildes hijos de la patria, que hicieron derroche de valor y sacrificio frente a la más brutal y masiva represión que recuerda nuestra historia, financia
da y dirigida por la Unión Soviética.

Porfirio es hecho prisionero. El 12 de Octubre, mientras en las calles de Santa Clara se reprimen manifestaciones juveniles, en el campamento militar “Leoncio Vidal” de la ciudad es sometido a una atropellada farsa de juicio que terminó sin dictarse sentencia; cruel engaño, porque habían decidido fusilarlo, como lo hicieron esa noche, pero temían a la reacción popular.

Porfirio Ramírez entregó su vida y su sonrisa y entró en la historia de Cuba engendrando el futuro. Para sus verdugos fue una trampa, porque su soberbia y su fanatismo los cegaron, y al ametrallarlo, tan cobar
de y apresuradamente -le temían en su inconfesable admiración por él- se hicieron reos de su propia torpeza.

Aquella noche del crimen sin nombre, en el campamento militar de La Campana, cerca de Santa Clara, se inmortalizó la figura del joven presidente de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas.

Aquel 12 de Octubre marcó un hito en la lucha del pueblo cubano frente a la barbarie comunista, entonces incipiente.
Junto a Porfirio cayeron también Plinio Prieto, Sinesio Walsh, Angel Rodríguez del Sol y José Palomino Colón, todos también patriotas íntegros de legendario valor.

Han pasado los años... Los responsables del crimen deben saber que no pudieron matar a sus víctimas. Se suicidaron los verdugos y sus cómplices y su causa ha muerto.

Aquellos cinco héroes viven en la incansable lucha de nuestro pueblo.


12 DE OCTUBRE DE 1960: LA MASACRE

Todavía por aquel tiempo era política del gobierno permitir la asistencia de sacerdotes a los que iban a ser ejecutados. Era una forma de proyectar una imagen engañosa para encubrir ante la opinión mundial y nacional la verdadera naturaleza de un proceso en el que, poco después, se desató una campaña nacional rabiosamente anticlerical y antirreligiosa en general. También así se ganaba tiempo para preparar las condiciones que permitieran manipular las reacciones adversas que se derivaran de los futuros pasos ya programados en el secreto esquema totalitario.


El grupo que en este caso se proponían ejecutar tenía la característica, sin precedente hasta aquel momento, de que no se trataba de personas vinculadas real o falsamente a crímenes cometidos por el régimen derrotado. En cuanto a Porfirio - el más conocido y popular - se trataba de un dirigente
estudiantil de origen campesino, que se había alzado en armas contra Batista, por lo que al triunfo revolucionario ostentó grados de capitán, y habiendo retornado a la vida civil, se c
onvirtió en figura nacional como dirigente de la FEU de la Universidad de Las Villas. Plinio Prieto(foto de la izquierda) y Sinesio Walsh fueron también oficiales del Ejercito Rebelde, José Palomino fue un intachable integrante del Ejército Constitucional.

Fue por todo ello que los verdugos accedieron a la petición de Plinio, recién nombrado jefe de El Escambray, de formación católica, para que se le permitiera ver a un sacerdote.

El juicio, montado como un vulgar circo en el campamento militar “Leoncio Vidal”, de Santa Clara, tuvo lugar durante el día 12 de Octubre. En las
calles de la ciudad se reprimían manifestaciones por la vida de “El Negro” Ramírez, muy querido por la población local. Al caer la noche se anunció un receso en el juicio hasta el día siguiente para dictar sentencia. Así fue anunciado también por los medios de comunicación nacional, lo cual dio lugar posteriormente a que se generalizara la idea errónea de que la ejecución había tenido lugar el 13 de octubre.
Aquella noche, sin embargo, unos militares tocaron apresuradamente a la puerta trasera de la iglesia “La Pastora”, de Santa Clara, atendida por sacerdotes Capuchinos, para que “un cura” los acompañara al momento y sin excusas. El tal cura resultó ser el fraile español Olegario de Cifuentes, aldeano re
cio, ya maduro, quien había sufrido en su patria los horrores de la guerra civil.

A la mañana siguiente el padre Olegario expuso con detalles, a un compañero universitario de Porfirio, todo lo sucedido aquella noche. Poco tiempo después, ya expulsado de Cuba, reiteró el mismo relato en varias comparecencias públicas desde Caracas. Éste, en síntesis, fue su testimonio:

El sacerdote fue conducido discreta y apresuradamente al campo de tiro militar “La Campana”, ubicado en una zona rural no lejos de la ciudad de Santa Clara, donde se encontraban los prisioneros fuertemente custodiados. El ambiente era de preparativos acelerados en medio de una evidente improvisación. A campo abierto el padre Olegario dedicó unos minutos a cada uno de los cinco hombres que iban a morir. Confesaría a l
a mañana siguiente, todavía conmocionado, que a pes
ar de ser un hombre curtido por su experiencia personal en España, nunca podría olvidar la serenidad y la convicción conque aquellos hombres le hablaron de las razones por las que iban a morir. Repitió -como quien cumple una misión, de la que hacía partícipe a su interlocutores, quien esto escribe -
detalles como las palabras conque Plinio le transmitiera su mensaje final: “Muero confiando en Dios y en los hombres”, y como los cinco bromeaban entre sí y desafiaban con su valor natural a los militares presentes. Por ejemplo, expresó que Porfirio tenía en su boca un tabaco sin encender y uno de los militares se acercó y le
ofreció la llama de un fósforo, a lo cual “El Negro” le contestó con una carcajada que no era hora de preocuparse por ese detalle si en unos
minutos se lo iban a llenar de huecos.

Poco después de las 9 P.M. se improvisó apresuradamente el escenario. Las luces de los jeeps y camiones militares se concentraron en los prisioneros, todos de pie y atados. Ninguno aceptó que le vendaran
los ojos. Frente a ellos se organizaron los integrantes del pelotón, distribuidos en dos filas: unos delante, rodilla en tierra, y los otros parados detrás. Todos con armas automáticas, cuyas ráfagas se repitieron sin cesar mientras los cuerpos caían.

Al cabo del crimen se impuso un pesado silencio que duró largos minutos. Los verdugos y sus cómplices presentes quedaron paralizados, nadie se atrevía a acercarse a los cuerpos sin vida.
Contó el padre Olegario que se vio precisado a asistir al médico forense, pudiendo constatar que algunos, como Porfirio, tenían impactos de frente en la parte superior del cráneo y en la espalda, por haber caído hacia delante, y otros los presentaban debajo de la mandíbula con desgarramientos a sedal en el pecho, por haberse proyectado su cuerpo hacia atrás con las primeras ráfagas.
Una verdadera masacre.

Con ese crimen pretendían ahogar en sangre y terror al incipiente brote guerrillero de El Escambray. Sin embargo, no sólo en El Escambray, sino en toda Cuba - inclusive donde no existían montañas - se multiplicaron durante años los grupos de alzados, con derroche de heroísmo sin límites.
Este testimonio lo escribí por el compromiso que el padre Olegario me transmitió aquella mañana en la Iglesia "La Pastora" de Santa Clara.

***********
Nota del Bloguista de BC

En las estadísticas incluí las cifras durante el régimen de Fulgencio Batista para que conozcan la verdad aquellos que todavía se creen la gran mentira Castrista de los supuestos  20 000 mártires que murieron en la lucha contra Batista. Para ver un estudio comparativo entre los regímens de Batista y Fidel Castro desde el punto represivo pueden leer mi artículo BREVE ESTUDIO COMPARATIVO DE LAS MUERTES, PRISIONES Y PRESOS DURANTE LAS DICTADURAS DE FULGENCIO BATISTA Y DE FIDEL Y RAÚLCASTRO, publicado en el número 42 de la Revista Hispano Cubana, publicación de la Fundación Hispano Cubana.
En el informe de actualización (cada caso tiene nombre apellidos, lugar donde murió, la fecha,  la causa de  muerte, etc.) del 25 de enero de 2012 de Cuba Archive o Archivo Cuba leemos:

ACTUALIZACIÓN DE CASOS DOCUMENTADOS
25 de enero 2012
-Trabajo en curso-

Total de casos documentados hasta la fecha: 10.317
RÉGIMEN DE BATISTA
10 MARZO 1952 A 31 DICIEMBRE 1958

Incluye el combate
- Muertes y desapariciones atribuidas al régimen de Batista: 1245
- Muertes y desapariciones atribuidas a las acciones contra el régimen de Batista: 387
- Muertes y desapariciones atribuidas a accidentes (fuerzas anti-Batista): 5
- Muertes y desapariciones de atribución incierta: 47
Subtotal-1684
***

RÉGIMEN DE CASTRO
1 DE ENERO DE 1959 - PRESENTE

Muertes y desapariciones atribuidas al Estado cubano

- Ejecuciones por el pelotón de fusilamiento: 3615
- Ejecuciones extrajudiciales: 1253
- Desapariciones (la mayoría en intentos de salida): 138
- Presos políticos en huelga de hambre: 13
- Por negligencia médica / negación de asistencia médica / en la cárcel: 254
- Suicidios de carácter político, en su mayoría en la cárcel: 136
- Accidentes y no intencionales (en su mayoría en la cárcel, como resultado de la negligencia): 99
- En un ataque terrorista o ataque contra civiles en el extranjero: 8
- Otras muertes de carácter político: 54
- Las muertes o desapariciones por causas no determinadas: 198
- Muertes en intentos de salida: por ahogo, deshidratación, etc.: 132
- Desaparecidos: 968
- Pérdidas en combate o desaparecidos en combate: 1007
Subtotal: 7875

Muertes y desapariciones en acciones contra el estado cubano

- Fuera de combate: 289
- Pérdidas en combate o desaparecidos en combate: 227
- Muertes y desapariciones por parte de las Fuerzas Armadas de otros países: 28
Subtotal: 544

Muertes y desapariciones atribuidas a otros: 83
Muertes y desapariciones de atribución indeterminada: 131
Subtotal: 214


Total: 10.317

Fuente: Base de datos de casos documentados, www.CubaArchive.org/datebase/
Archivo Cuba-Free Society Project
Casilla de Correo 529  Summit
 NJ 07902 EE.UU. 

info@CubaArchive.org
Tel. (973) 701-0520 
 Fax (973)701-0521 
www.CubaArchive.org

Todos los derechos reservados, Proyecto Sociedad Libre, 2009.
Este material se puede copiar y divulgar siempre que se le atribuya la autoría a
su fuente.



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

La historia de Cuba y su rechazo en la sociedad cubana de la isla. Sus causas. Un video de la periodista María Elvira en el que se exhibe un documental filmado en Cuba sobre el rechazo en gran parte de la población cubana a la historia de Cuba

Un video de la periodista  María Elvira   en el que se exhibe un documental filmado en Cuba sobre el rechazo en gran parte de la población cubana a la historia de Cuba y en la que sus invitados acertadamente explican sus causas. Excelente y acertada partición del periodista Alejandro Armengol y de sus otros invitados.

La historia de Cuba y su rechazo en la sociedad cubana de la isla. Sus causas.

Parte I


Parte II


Parte III


Parte IV

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

lunes, septiembre 29, 2014

LAS 7 PEORES ACTUACIONES DEL RENUNCIANTE FISCAL GENERAL DE LOS EE.UU. ERIC HOLDER


LAS 7 PEORES ACTUACIONES DE ERIC HOLDER


Por, Hans von Spakovsky

Heritage-Libertad

Eric Holder, el primer procurador general de la historia en ser declarado en desacato por la Cámara de Representantes, sorprendió al mundo político cuando anunció que renuncia a su cargo, entrando en vigor cuando se confirme a su successor.

Holder dejará un legado problemático y muchas preguntas sin respuesta como John Fund y yo descubrimos cuando estábamos investigando para escribir nuestro nuevo libro Obama’s Enforcer: Eric Holder’s Justice Department. Los veteranos del Departamento de Justicia con los que hablamos nos dijeron que Holder ha politizado el Departamento hasta un nivel sin precedentes y eso es algo que debería preocuparle a todos los que creen en el Estado de Derecho.

¿Cuáles son las siete peores actuaciones de Eric Holder?


1. Operación Rápido y Furioso, probablemente la operación policial más imprudente jamás llevada a cabo por el Departamento de Justicia. Este escándalo de contrabando de armas desembocó directamente en la muerte de un agente fronterizo americano y de muchos ciudadanos mexicanos. Holder fue declarado en desacato por negarse a entregar información y documentación sobre esta operación que salió mal y de la que básicamente afirmó que no sabía nada.

2. Holder le ha hecho la guerra a la integridad electoral y “racializó y radicalizó la División [de Derechos Civiles] hasta el punto de corrupción”, según un empleado del Departamento de Justicia, incorporando “extremistas políticamente de izquierdas entre las filas profesionales con una agenda que no tiene nada que hacer con la protección igualitaria o el Estado de Derecho; que creen que el fin justifica los medios; y que se comportan sin profesionalismo ni ética”.

3. Nunca llevó a cabo una verdadera investigación penal del IRS y su persecución de organizaciones conservadoras ni hizo cumplir la citación por desacato emitida por la Cámara de Representantes contra Lois Lerner.

4. Restituyó el modelo de la era de Clinton para el tratamiento de los terroristas y ello pone en peligro la seguridad nacional y la seguridad del pueblo americano y persiguió a periodistas por fugas de información mientras que hizo caso omiso de las fugas que salían de altos funcionarios del gobierno en la Casa Blanca.

5. Fracasó a la hora de asesorar al presidente Obama sobre actuaciones que violan la ley federal y la Constitución; se negó a cumplir o defender las leyes federales y trató de persuadir a procuradores estatales a que lo emularan y se negaran a defender las leyes aprobadas por sus legislaturas estatales.

6. Participó en demandas colusorias de “llevar a juicio y llegar a un arreglo” junto a organizaciones de presión y aliados políticos del presidente con el fin de implementar normas y nuevos requisitos sin aviso público ni participación pública con el fin de utilizar el dinero de los contribuyentes para financiar presupuestos de grupos progresistas.

7. Trató al Congreso con desprecio e hizo todo lo que pudo para evadir sus responsabilidades de supervisión al inducir al error, al dar mala información y al hacer caso omiso de los miembros del Congreso y su comité.
No se sabe cuánto tiempo tardará reparar el daño que Holder ha hecho al Departamento de Justicia. La historia no va a ser generosa con su legado. Como un exempleado del Departamento de Justicia nos dijo, en su opinión, “Holder es la persona menos indicada para ocupar el cargo de fiscal general desde el desacreditado John Mitchell, que fue a la cárcel como resultado del escándalo de Watergate”.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Ileana Fuentes sobre Cuba: Entre la Isla y la nación global


Tomado de http://www.diariodecuba.com/cuba/1411724089_10566.html

Entre la Isla y la nación global

Por Ileana Fuentes
Miami
26 Sep 2014

********
'¿Por qué ayudamos a los cubanos en la Isla a que se acomoden, que se plieguen, que se conformen, que se adapten, que resuelvan, que se prostituyan, que se resignen?  ¿Por qué les garantizamos sustento en forma de limosna?'
********

Ayer conversaba con varios amigos sobre la interminable tragedia de Cuba. Llegamos a la conclusión —abrazamos la propuesta de uno de ellos— de que el pueblo cubano es un pueblo degradado, que acepta su degradación sin siquiera reconocerla como tal. Y esa degradación de la cual es cómplice, lo ha hecho vil. Hoy he escrito esta frase, que (me) da pie para el verso: "El cotidiano vivir en la humillación, perfeccionando la degradación diaria".

No digo "degradado y vil" con desprecio.  No es desprecio: es compasión mezclada con impotencia. Sí, insisto: el pueblo cubano es un pueblo degradado porque el régimen lo ha hecho cómplice de su humillación diaria. Es un pueblo que tiene que pedigüeñarlo todo. Aclaremos: un pueblo meramente explotado y vilipendiado, despreciado por sus amos y dueños, no es necesariamente un pueblo degradado. Pero cuando un pueblo es desprovisto de su dignidad y de su soberanía personal, y tiene que seguir caminando —como dijo Heberto Padilla— aplaudiendo a los que le forjan un destino miserable, ese pueblo vive en la degradación diaria.

Los que buscan explicaciones para que la gente allá adentro no se sienta tan mal no ayudan al pueblo cubano a recuperar su dignidad y su soberanía personal. Lo digo desde mi propia experiencia y activismo de años apuntalando un presente pasable y pasajero. Por querer ser tan optimistas, hemos errado: lo único que redime de la degradación es decir: "Levántate y anda"... "Levántate y di que no"... Me apunto a convocar el fin de la ignominia y del atropello. Algo parecido a lo que hay que hacer ante la violencia doméstica y de género: nada de "arreglos":  denunciar, llevar a juicio, a la cárcel si la ley así lo dispone... pero nada de arreglarse.  Ese es el mensaje de la liberación: no el de la enajenante recociliación... ¡Qué palabra tan equivocada y vacía! Reconciliación.  ¿Reconciliarse con un pueblo degradado? No es necesario: compadecerlo es ya reconciliarse con él. ¿Reconciliarse con los opresores? ¿De qué me hablan?

"Las herramientas del amo no podrán jamás derrumbar la casa del amo", dijo una vez la feminista y filósofo afroamericana Audre Lorde. Eso de la reconciliación y las reformas, del resolver y la doble moral constituyen "herramientas del amo". ¿Se le pide a un esclavo que se reconcilie con su dueño? ¿Se le pide a una mujer golpeada y abusada que se reconcilie con su abusador? ¿Se le pide a una persona violada —sea hombre, mujer, niño o niña— que se reconcilie, que se adapte y se pliegue a su violador? Entonces, ¿por qué ayudamos a los cubanos en la Isla a que se acomoden, que se plieguen, que se conformen, que se adapten, que resuelvan, que se prostituyan, que se resignen?  Y además, ¿por qué les garantizamos sustento en forma de limosna? Lo que debíamos estar aportando a ese pueblo es pasión por la dignidad personal, por su propia soberanía, el convencimiento de que puede haber vida con decoro, y la tenacidad necesaria para la asumir la resistencia.

No obstante, a pesar de todo lo que nos mueve y conmueve de esa isla de engaños, atropellos y violaciones, creo que es hora de que los de afuera interioricemos una nueva "Patria"... o mejor: una Matria.  Porque ya Cuba no es la patria, y mucho menos la matria, como incluso escribí una vez hace muchos años, con esperanza y optimismo. Ahora la patria-matria está extramuros. Está dispersa por todas partes.  Se me antoja que la llamemos Exilia.

"¿De dónde eres?". Ya no más "cubano" para que te laceren con el familiar "¿cubano de Miami o cubano de la Isla?", sinónimo de "¿revolucionario o gusano?". ¿De dónde soy? Pues, soy de Exilia... ¿Y dónde queda ese país? Ah, nuestra nación —no más país— queda en varios lugares:  Exilia es el primer territorio de la globalización. Está en 150 sitios tradicionales y en el espacio virtual. Su capital es Mayamidei, y sus urbes principales son Nueva York, California, New Jersey, Chicago, España, Puerto Rico  y Europa. Fue fundada en 1959, ha ido creciendo y creciendo, ya cumplió 55 años, y su capital es hogar de cientos de miles de latinoamericanos. Es una nación enteramente multilingüe y multicultural. No tiene presidente ni Gobierno, aunque sí politicos, pero es cuna de miles de pequeños negocios, ONG y entidades culturales, publicaciones, medios de prensa, editoriales y centros de estudios.

Exilia tiene iglesias, sinagogas y templos, y hasta su propia catedral, a la que se le llama "La Ermita".  Cuenta con muchos cementerios, así en la tierra como en las aguas. Sus artistas y creadores han triunfado en todas sus urbes y han sido premiados mundialmente en todas las disciplinas del arte y la creación.  Exilia es una matria de intelectuales, académicos y exitosos empresarios, desde donde se cultivan las relaciones humanitarias con los ancestros-ciudadanos de una isla muy pobre —degradada y vil— llamada Cuba. A los residentes de Exilia se nos llama exiliados.

En Exilia vamos quedando pocos aferrados a ser sus ciudadanos, o sea, exiliados... Los exiliados creemos en la concordia y practicamos la caridad, y quizá por eso no hemos sabido protegernos de los enemigos que nos pisotean e invaden a diario desde la isla degradada y vil.  Hay demasiados intereses conspirando por sobrecumplir otras metas.  Yo sigo aferrada a Exilia. En ella está mi historia, ya no más en la isla muy pobre —degradada y vil— llamada Cuba, donde un día de septiembre hace 66 años nací y de donde me desterraron hace 53. Desde entonces —y aunque no me haya dado cuenta hasta el día de hoy— mi matria es Exilia, la nación global.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

sábado, septiembre 27, 2014

Videos: Saqueo al Arte Cubano . Roban obras de arte bajo custodia policial en La Habana, Cuba

Palacio de Bellas Artes. Premio de Arquitectura. Construido durante el gobierno de Fulgencio Batista

El proyecto del edificio de estilo racionalista estuvo a cargo del ingeniero Alfonso Rodríguez Pichardo. El diseño contaba con amplios espacios libres, que serían susceptibles a modificaciones para acoger diferentes exposiciones. Siguiendo los códigos internacionales de la arquitectura moderna, mezclada con elementos de la tradición colonial cubana, lo que se ve reflejado en la existencia de un patio central y en el uso de piedras Jaimanitas en la fachada.9 Varios artistas fueron invitados a realizar trabajos específicos para la construcción, como Ernesto Navarro, Rita Longa y Mateo Torriente. La construcción comenzó en 1952 y finalizó casi dos años después. El Palacio de Bellas Artes fue inaugurado en 18 de junio de 1954, como sede de la II Bienal Hispanoamericana de Arte.10

El Patronato sería responsable, de elaborar las directrices generales para la reapertura del museo.5 11 Un decreto-ley publicado emitido en febrero de 1954 concedía al Patronato (luego rebautizado como Patronato de Bellas Artes y Museos Nacionales) autoridad legal para ordenar y organizar instituciones museológicas cubanas, gestionar las colecciones históricas y artísticas, establecer los criterios para la aceptación de donaciones y la organización de las exposiciones y otros eventos culturales. Un consejo asesor ayudaría a la Administración en la gestión de la institución.5

La reinauguración del museo motivó nuevas y valiosas donaciones y depósitos durante toda la década de 1950. Donaron obras para la institución la Arquidiócesis de La Habana, la Casa de Beneficencia y diversos coleccionistas particulares como María Ruiz de Olivares (marquesa de Pinar del Río), Julio Lobo, Oscar Cintas, José Gómez Mena y Tomás Felipe Camacho, entre otros. Una de las más importantes donaciones hechas al museo fue la de antigüedades egipcias, etruscas y greco-latinas realizada por Joaquín Gumá (conde de Lagunillas), que constituye hasta hoy uno de sus núcleos más valiosos.5 12

Las exposiciones permanentes de arte nacional e internacional fueron montadas con la colaboración de Allan MacNab director del Fours Arts Gallery de Palm Beach, Florida siguiendo criterios cronológicos y geográficos. El nuevo espacio posibilitó mostrar al público un número mayor de piezas que hasta entonces permanecían almacenadas, entre estas destacan colecciones de artes decorativas y de la etnología africana de Cuba. La organización del espacio dedicado a piezas históricas estuvo a cargo de José Manuel Pérez Cabrera y Francisco Pérez de la Riva. El campo de la antropología se confió a Fernando Ortiz y Lydia Cabrera.5

Esta nueva sede albergaría además, en un primer momento al Instituto Nacional de Cultura, órgano del Ministerio de Educación, que se convertiría en responsable de conferir el dinamismo adecuado, organizando conferencias, recitales y exposiciones. El instituto también crearía la Sala Permanente de Arqueología Antillana, donde estaban expuestos objetos de las culturas aborígenes y algunos relacionados con el cacique Guamá.


Nota del Bloguista de Baracutey Cubano:

TODO ESTO ANTES DE LA REVOLUCI'ON CASTRISTA
*******
Saqueo al Arte Cubano

parte I



Parte II



************


Roban obras de arte bajo custodia policial en La Habana

Las obras permanecían en el almacén del antiguo edificio policial conocido como el DTI (Departamento Técnico de Investigaciones).

Martinoticias.com

febrero 27, 2014
Una considerable cantidad de cuadros fueron robados del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) en La Habana, Cuba, algo que pudiera considerarse como el mayor atraco de esta índole en los últimos años, según reporta el sitio Café Fuerte.

El portal radicado en Miami dijo tener acceso a fuentes vinculadas al hecho, que aseguraron que la mayor parte de las piezas estaban incluidas en el período que se conoce como La vanguardia. Las obras permanecían en el almacén del antiguo edificio policial conocido como el DTI, siglas que describen al Departamento Técnico de Investigaciones y que ahora pertenece al MNBA, pero permanecían bajo custodia policial.

La detección del robo salió a la luz cuando algunas obras fueron ofrecidas a vendedores en Miami. "Hubo alguien que se percató de que las obras que le mostraron pertenecían a los fondos cubanos y alertó a personal de Bellas Artes de lo que estaba pasando", asegura Café Fuerte.

Las autoridades de la Isla interrumpieron en 1995 el contrabando de obras de arte que encabezaba el entonces administrador del MNBA, Arquímedes Matienzo, junto a otros casos entre los que se encontraba un ciudadano de origen italiano.

El museo fue fundado en 1913 y se encontraba ubicado cerca de las calles Concordia y Lucerna. Se conocía como Museo Nacional de la República y fue trasladado luego a su sitio actual.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

jueves, septiembre 25, 2014

Joan Antoni Guerrero Vall: Un intercambio cultural injusto


 Un intercambio cultural injusto

*******
El problema no es el intercambio cultural sino más bien los límites que parece tener establecidos el intercambio cultural sui generis en vigencia entre la Isla y el país vecino.
*******


"Buena Fe" en un concierto homenaje al cumpleaños de Fidel Castro.


 Por Joan Antoni Guerrero Vall
septiembre 25, 2014

A lo largo de las últimas semanas el llamado intercambio cultural Cuba-Estados Unidos se ha vuelto a convertir en polémica. Un concierto del duo Buena Fe en Miami fue el que incendió la actualidad dado que hay personas que consideran como una ofensa su presencia en la ciudad, más cuando hace pocas semanas los dos músicos cantaron el feliz cumpleaños a Fidel Castro. Aquí se entiende que el problema no es el intercambio cultural sino más bien los límites que parece tener establecidos el intercambio cultural sui generis en vigencia entre la Isla y el país vecino, lo que lo convierte en un intercambio falso, irreal o más bien injusto.

Es imposible que nadie se pueda oponer a la cultura, que nadie se pueda poner en contra de algo que es tan provechoso para aquellos que lo practican: en un intercambio cultural siempre hay dos partes que se transfieren arte, conocimiento e ideas. Y de esta manera tanto los unos como los otros se ayudan a crecer. El intercambio funciona cuando ambas partes sacan su propio provecho, en un sentido positivo.

En las condiciones actuales resulta claro que, por parte cubana, el intercambio tiene límites que no son aceptables, pues se establece un filtro ideológico que impide que se haga con total libertad. De Cuba salen y a Cuba van los autorizados, aquellos que o bien tienen un discurso adaptado para no molestar, o bien los que simplemente obvian las cuestiones políticas, por lo general aquellos que se consideran apolíticos cuando precisamente su “apoliticismo” es también una actitud política. En situaciones como la de Cuba, el silencio se convierte en complicidad política o indolencia denunciable.

En el momento actual de Cuba parece claro que todas las manos son pocas para ejercer la presión constante que necesita un régimen petrificado y, encima, aceptado internacionalmente en instancias como la ONU y en otros organismos supranacionales. Así pues no se entiende que los artistas no pretendan contribuir a propagar la necesidad de cambios en un país en el que muchas libertades siguen hoy negadas. Acomodarse a las necesidades del gobierno de 1959 no parece la actitud más sensata, a no ser que a la historia se quiera pasar como un artista cortesano y complaciente con el poder.

Durante estos días, el actor cubano Roberto San Martín, residente en Miami, ha lanzado una propouesta para que se organice un concierto de artistas exiliados en Cuba. No creo que su petición sea una reposición del concierto por la paz de Juanes, que no contribuyó a nada. Aquí no se trata de hacer conciertos de reconciliación, porque lo que se espera es que cualquiera, sean cuales sean sus ideas políticas y sobre el gobierno de la isla, pueda presentarse libremente en Cuba. Como todos los cantantes antisistema (capitalista) que actúan cada fin de semana en escenarios de las principales democracias del mundo, el castrismo también debería permitir que grupos o artistas contrarios a su orden constitucional se presentaran en La Habana, sin temor a altercados.

No veo a Gloria Estefan llamando a levantar barricadas, sinceramente. En todo caso, y si la democracia cubana es tan firme (si es que son ciertos los resultados electorales que el régimen muestra cada vez que hay “elecciones” en la isla), probablemente esos conciertos de artistas exiliados y anticastristas serían un fracaso de taquilla y el pueblo los rechazaría quedándose en casa. Así, pues, más razones para que los Castro permitan, definitivamente, que los cubanos intercambien, que intercambien de verdad.



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Esteban Fernández: LA ALEGRÍA PUJADA Y SERIEDAD SIMPÁTICA

LA ALEGRÍA PUJADA Y SERIEDAD SIMPÁTICA
Por Esteban Fernández

Bueno, les hablé de la falta de sentido del humor en nuestra Patria, les escribí sobre la braveza fingida y hoy me ocuparé de la alegría, el embullo y las gracias excesivas, aparatosas y sin ton ni son y también vamos comentar sobre los pujos y la seriedad graciosa.

Lo primero que les sugiero a mis lectores -para entender a plenitud este escrito- es  sintonizar a las siete de la mañana en Univisión el programa “Despierta América”.  No, no es necesario que llegue al extremo de llamarle al espectáculo “Levántate Indio” como le dicen algunos exagerados.  Simplemente véalo por unos minutos para darse cuenta exacta de lo que es el entusiasmo premeditado al que se ven obligados a realizar los protagonistas de este show.

Digo “que es a la fuerza” porque a eso los conduce el terror que llevan por dentro de perder los trabajos como les ha pasado a muchos otros con anterioridad. Gente decente y correcta como Ana María Canseco, Raúl González, y Neida Sandoval  fueron eliminadas sin muchas explicaciones. No cuento a la preciosa Chiquinquirá Delgado porque ella prefirió salir de ahí  para no tener que participar más en las pujonerías desmesuradas de Despierta América. Ella estaba ahí fuera de serie. Que yo sepa su único fallo es gustarle Jorge Ramos.

Uno de los mejores atributos -para mí- que tiene un ser humano es hacernos reír sin intentarlo. Mis mejores amigos tienen esa cualidad -Fandiño, Denis, Hurtado, Rosado, Barco, Byrne, Caso, Bin, Amiche- de hablarme seriamente y  hacerme carcajear con lo que me están diciendo.

Y ayer mi nieto de 9 años sin buscarlo - al contrario estaba muy serio- me hizo reír. Mi hija llegó del trabajo muy molesta quejándose de su trabajo y repetía: "¡Ser maestra es la profesión más dificil del mundo!" y mi nieto se viró hacia mí y me dijo: "Abuelo, hay un trabajo mucho peor que ser maestra: ¡ser hijo de la maestra!".

Ya desde que comienza el mes de noviembre  la mayoría de las personas a nuestro alrededor comienza a obligarnos a sentirnos felices y embullados con el “Thanksgiving” y rematan en diciembre con la "euforia contagiosa" de las Navidades.

A mí el Día de Acción de Gracia me encanta pero considero que no es una ocasión para la pachanga sino una tarde muy bonita, emocionante, sobria y de agradecimiento a Dios. Y durante las Navidades cuesta tremendo trabajo que nadie me alegre la vida porque desde que salí de Cuba esa es la época más deprimente del año. Y ahí siempre -para complacer primero a mis hijas y ahora a mis nietos- me veo en la necesidad de aparentar júbilo.

¿Hay alguien que vea “Sábado Gigante” y piense que Don Francisco es en la vida real un tipo extremadamente gracioso y que es muy ocurrente o puede darse cuenta que simplemente puja las gracias durante el show? Mientras, el gordo Raúl de Molina se pasa todo su programa tratando de ser cómico pero hasta el bobo de la yuca nota que es un farsante.

Créanme que el elogio más grande que me pueden dar a mí no es diciéndome que soy un tremendo escritor sino cuando tres cubanos ilustres llamados Agustín Tamargo, Pedro Pablo Arencibia y Antonio Purriños han coincidido en el pasado en decirme: “Oye, al conocerte me doy cuenta que eres igualito en persona a lo que reflejas en tus columnas”… 
**********
 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano (Pedro Pablo Arencibia)
Creo que Estebita exageró al llamarme ilustre, pero ya a mi edad un poco de lisonjas no cae mal :-).
 Además, se que lo hace de buena fe (! no el grupo proCastrista!)  y no como otros que a los que llegamos a la edad del Medicaid y Medicare  nos llaman de ¨la edad dorada¨, aunque quizás esas personas tengan razón, pues a los dueños de los HMO y otras instituciones privadas de salud los de la ¨edad dorada¨somos  equivalentes a $$$$$, es decir: ORO ya que el gobierno federal y el estatal cubren los gastos. Antes de llegar a esa edad nos podía ¨partir  un rayo¨ que no se ocupaban de nosotros.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

LAS IGLESIAS DE CUBA Y DE VENEZUELA.. Alfredo M. Cepero sobre las diferencias entre la jerarquía católica cubana y la venezolana




LAS IGLESIAS DE CUBA Y DE VENEZUELA.

Por Alfredo M. Cepero

Director de www.lanuevanacion.com
Sígame en: http://twitter.com/@AlfredoCepero

Hace escasamente dos semanas la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba dio a la publicidad su Plan Pastoral para el período 2014-2020. En referencia al embargo norteamericano contra la tiranía castrista, los obispos afirman que la población “sufre el aislamiento del que es objeto Cuba por parte de los Estados Unidos". Añaden que "dicha política contribuye a acrecentar las dificultades de los más débiles”. Como corresponde a una entidad cuya misión milenaria ha sido la protección y el bienestar de los desvalidos, la observación es oportuna y atinada pero, lamentablemente, incompleta. Quienes hemos seguido por años la conducta obsequiosa de la Iglesia Cubana con la tiranía, desde los tiempos de Cesar Zachi hasta los de Tarsicio Bertone, no podemos dejar de cuestionar los motivos para esta ostensible y tendenciosa condena del embargo. Nos preguntamos: ¿Si la denuncia del embargo estuvo basada en principios morales y no con el objetivo de congraciarse con el régimen, por qué hablaron de uno solo y no de los dos embargos, el de Washington y el de los tiranos?

La razón es obvia pero, para beneficio de quienes no han seguido de cerca la relación entre la Iglesia Cubana y los Castro, vale la pena hacer un breve recorrido. Cuando en el 2010 el tirano heredero necesitó de un interlocutor para quitarse de encima la pesadilla de una prensa internacional que denunciaba sus prisioneros políticos, el Cardenal Jaime Ortega se cuadró y dijo presente. Se ofreció como intermediario para poner en marcha un plan de destierro a España, disfrazado de liberación de presos políticos, de los opositores al régimen que aceptaran esas condiciones para su libertad.

Asimismo, mi colega en estas páginas Felix Luís Viera destaca en un reciente artículo sobre las UMAP la admiración y la estrecha relación del Cardenal Ortega Alamino con los tiranos. En su artículo, Félix apunta que el pasado 15 de agosto, la emisora Radio 26, de Matanzas, entrevistó a Ortega sobre su estancia de 8 meses, en las Unidades Militares de Ayuda a la Producción, reales campos de trabajo forzado que existieron en Cuba de 1965 a 1968. Según Ortega, “las UMAP fueron una experiencia única en la vida de un sacerdote”, y agrega: “Si Dios quiso que esto [las Umap) fuera así, entonces ¿qué quisiera él de esto? Ah, que yo sacara una lección tremenda de lo que es el ser humano, de la misericordia que hay que tener, de lo que sufre la gente y eso es importante”. Ortega nos presenta a los Castro como colaboradores de Dios en el plan divino de purificación y redención. ¡Qué horror que un hombre inteligente como éste incurra en tamaña herejía por motivos totalmente oportunistas y materialistas!

Pero diez días después de las declaraciones de Ortega el Nuncio Apostólico de El Vaticano en La Habana, Monseñor Bruno Musaró se salió del libreto y pagó el precio por su "indiscreción". Durante unas breves vacaciones en Italia, Monseñor Musaró dijo a la prensa que "en Cuba todo está controlado por el Estado, hasta la leche y la carne". Agregó que "comer ternero es un lujo y quien mata uno para comerlo es arrestado y llevado a la cárcel". Para el prelado "esa es la razón por la cual tanta gente se escapa de la Isla". Ni tardos ni perezosos, los obispos cubanos se quejaron ante El Vaticano y el nuncio recibió el correspondiente "cepo de campaña".

Regresando al ya mencionado Plan Pastoral, confieso que me leí el mamotreto en su totalidad buscando con ansiedad un párrafo, una oración o aunque fuera una palabra de condena directa a la bestial opresión castrista. Ni siquiera una palabra que pudiera ofender a los tiranos. Por el contrario, los redactores se mostraron como verdaderos artífices en el arte de utilizar las palabras para esconder la verdad y disfrazar su tolerancia de los verdugos que martirizan al pueblo que deberían de defender. Cayeron en generalidades y medias verdades tales como:

"Nos motiva el querer a este pueblo, el dolor por sus angustias y fracasos, compartir sus anhelos y esperanzas, y el saber que tenemos a quien pueda consolar , sanar, alegrar y resucitar, a Jesus de Nazaret". Basta de palabras lastimeras, hipócritas y altisonantes. Lo que ese pueblo necesita y quiere es solidaridad en la lucha por su libertad con palabras claras y conductas firmes.

"Al no haber correspondencia entre el proyecto social del país y el proyecto personal se genera la frustración; éste es uno de los factores que potencian el deseo de emigrar, sobre todo en los jóvenes". ¿Por qué no dicen que la gente se fuga de aquel infierno porque los diablos que lo gobiernan los explotan como esclavos y no les permiten alcanzar su "proyecto personal"?

"Muchos aspiran a un modelo de estado menos burocrático y más participativo, menos paternalista y más promotor, menos autoritario y más democrático" ¿Por qué no dicen que esos "muchos" son un pueblo entero que quiere elecciones libres para elegir un gobierno de gente capacitada y compasiva que atienda a sus necesidades más perentorias?

"Un buen número de profesionales de la educación, de la medicina y del deporte colaboran en misiones a América Latina …aportando divisas para su familias y para el país". Un apoyo cínico y descarado a la política esclavista y explotadora de los tiranos para lograr las divisas con las cuales prolongar su régimen de oprobio.

Admito, por otra parte, que esta vez he detectado una variante en la terminología utilizada por los obispos que bien pudiera obedecer a la percepción de que se avecinan vientos de cambio. El embargo ahora es un "aislamiento" no un "bloqueo". Exactamente la palabra utilizada el 25 de febrero de 2008 por Tarsicio Bertone durante una conferencia de prensa conjunta con el entonces Ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Perez-Bruto. Otro indicio de los preparativos de la Iglesia Cubana para una Cuba sin los Castro podría ser el destinatario seleccionado por el Papa Francisco en su misiva en ocasión de la Natividad de María, Fiesta de la Virgen de la Caridad del Cobre. Salta el protocolo y no la dirige al Cardenal Ortega sino al Arzobispo Dionisio Garcia, un hombre considerado como menos comprometido con los abusos y crímenes de la tiranía.

En contraste con la conducta sumisa de la Iglesia de Cuba ante la tiranía castrista, es estimulante destacar la actitud desafiante de la Iglesia de Venezuela ante la tiranía madurista. En aquella tierra que fue cuna de la libertad en América la curia no anda con paños tibios ni habla en términos ambivalentes. Aquellos son unos curas que, según el vernáculo venezolano, son "arrechos" y hablan directo. Y prueba al canto.

Cuando los gorilas del PSUV cayeron en el ridículo y la herejía de cambiar el texto milenario y sagrado del Padre Nuestro para rendir tributo de adoración al orate de Chávez los obispos se pararon firmes. Monseñor Baltazar Enrique Porras, Arzobispo Metropolitano de Mérida, los fulminó declarando: "Se investiga el Caracazo pero no se mueve ni un dedo para aclarar y condenar los muchos abusos y muertes que tienen por autores a los que detentan el poder". Y en cuanto a la oración hereje: " Este abuso del Padre Nuestro es moralmente inaceptable".

Cuando los esbirros entrenados y dirigidos por la tiranía cubana se ensañaron con la heroica juventud venezolana, sus obispos dijeron presente. "El derecho a la protesta pacífica, así como el derecho a la libertad de expresión e información, son valores sociales imprescindibles para el ejercicio de una auténtica democracia…. Exigimos una exhaustiva investigación y el castigo a los culpables en el marco de la Constitución y las leyes, observando el debido proceso judicial". Cuando el régimen venezolano trató de organizar una congregación religiosa solidaria con el chavismo, el vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), monseñor Roberto Luckert, declaró en una entrevista con la emisora caraqueña 'Unionradio' que los prelados de la Iglesia Católica Reformada eran unos "malandros" (delincuentes) que habían sido excomulgados por su "mala conducta".

En el caso de Cuba, lo más doloroso es que esta nueva claudicación de la curia ante la tiranía se produce en un momento en que los Castro y su obsoleta satrapía están débiles, viejos y desprestigiados. En que los tiranos ya no pueden darse el lujo de clausurar templos, deportar religiosos, encarcelar líderes de la iglesia y, muchos menos, fusilar mártires como lo hicieron en sus inicios. Este es el momento para que un cura con pantalones y vergüenza, como lo hicieron en un tiempo los mexicanos Hidalgo y Morelos, exija el final de la tiranía y mande a retiro definitivo al esperpento de Jaime Ortega Alamino.
***************
EL CARDENAL JAIME ORTEGA, LAS UMAP Y EL MANDATO DE DIOS
Por Félix Luís Viera
¿Sería posible que Dios creara la barbarie y luego enviase a uno de sus ministros para que consolara a los que Él había condenado injustamente?
Hasta ahora, no había ocurrido que algún medio de la Isla (recordemos: todos en la nómina de la dictadura) entrevistara a un exconfinado Umap para hablar de este tema.
Pero al fin esto ha sucedido recientemente. El pasado 15 de agosto, la emisora Radio 26, de Matanzas, como otras del mismo territorio, entrevistaron al cardenal cubano Jaime Ortega, interesándose los entrevistadores, entre otras cuestiones, sobre la estancia del prelado, durante 8 meses, en las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (Umap), reales campos de trabajo forzado que existieron en Cuba de 1965 a 1968, a los que fueron enviados religiosos, homosexuales, amantes de la llamada “dulce vida” y otras personas, jóvenes y no, que no cumplían, según el castrismo, con los requisitos que establecía el dogma comunista.
En la entrevista aludida, Ortega expresa que “Las UMAP fueron una experiencia única en la vida de un sacerdote”, y agrega: “Si Dios quiso que esto [las Umap) fuera así, entonces ¿qué quisiera él de esto? Ah, que yo sacara una lección tremenda de lo que es el ser humano, de la misericordia que hay que tener, de lo que sufre la gente y eso es importante”.
Es decir, no fueron Fidel Castro y su equipo quienes quisieron “que esto fuera así”. Fue Dios.
Dios quien encerró a más de 22 mil hombres inocentes entre cercas con 25 pelos de alambre de púas, más cinco de antifugas. Dios quien determinó que estos hombres, mal comidos, trabajaran de sol a sol rodeados por sus verdugos armados.
No fue Fidel Castro, sino Dios quien quiso ponerlos a prueba enviándoles en trenes de carga, sin siquiera agua e inodoros, en autobuses con las mismas carencias, hacia un destino que los implicados desconocían.
Dios quien llevó a tantos confinados Umap a automutilarse severamente con tal de evadir la inclemente jornada en el surco y el duro encierro.
Pero para el cardenal Jaime Ortega: “No creo que [las Umap] me marcara negativamente, en el sentido de tener después recelos y rencores. En medio de todo eso fue una experiencia tremenda de conocer la vida, como no la puede conocer uno en los estudios de Teología”.
“Como no la puede conocer uno en los estudios de Teología”, dice el cardenal. Se me ocurre, a partir de lo dicho por el purpurado, que el catolicismo debería implantar, en el mundo todo, algún salvajismo parecido para que los sacerdotes se graduaran con verdaderos honores en la Teología.
En la entrevista citada, el Cardenal hace saber que salió de Cuba en 1960 “en una situación dificilísima”. “El país estaba en una agitación enorme, estaba comenzando un éxodo tremendo. (…) Después vino el cierre de los colegios por la nacionalización de las escuelas, la salida de muchos sacerdotes y de religiosas”.
“La salida”, dice el cardenal Ortega, no “la expulsión”. No vio el Cardenal a las monjas y alumnas vejadas, maltratadas, insultadas por las turbas que se decían “revolucionarias”; no las vio llorar junto a las escuelas que eran cerradas de modo inclemente delante de sus ojos.
No estuvo el Cardenal cerca de una iglesia católica, cercada por las hordas “revolucionarias” que durante horas bramaban hacia el interior de la instalación: “¡Los curas, cabrones, /que se quiten la sotana/ y se pongan pantalones!”
No lo vio. No supo de eso.
Durante sus 8 meses de confinamiento en las Umap (Unidades Militares de “Ayuda” a la Producción, no de “Apoyo”, como dice en el texto a que nos referimos), el cardenal Jaime Ortega afirma que “Sería increíble el anecdotario de lo que era la presencia de un sacerdote en medio de aquellos hombres desesperados. Yo era muchacho”.
“Yo era muchacho”, dice. Sobre esta frase tengo mis dudas: ¿se es un muchacho a los 30 años de edad? Según la Unicef, uno es niño hasta los 18 años.
Un muchacho sí, un niño entonces, era aquel que vi, agobiado por la premura que exigían los soldados con bayoneta calada que rodeaban el tren, aquella madrugada del 20 de junio de 1966, para que los reclutados, luego de día y medio encerrados, se lanzaran del vagón a toda prisa, caer de espaldas y, sin duda, fracturarse la columna vertebral, según los gestos inútiles que hacía para ponerse en pie; aquel que, con los ojos desorbitados, estiró el brazo hacia quien le quedaba más cerca, yo, con la ilusión de que lo ayudara a incorporarse; en el instante mismo en que la punta de una bayoneta me indicó seguir el recorrido hacia los camiones que esperaban.
Un niño, un muchacho, mi amigo Luis Becerra Prego, 17 años, que una noche, desesperado, sin duda fuera de sí, me pidió que lo matara, que él no podía resistir más y no tenía valor para hacerlo con mano propia.
En otras de sus anécdotas en la entrevista citada, Ortega cuenta que “Un hombre que no sabía leer ni escribir me pedía que yo le leyera las cartas de su mujer, más nadie que usted me las lee. Después él me decía lo que quería ponerle a la mujer en las cartas”.
¿No habrá en lo anterior algún anacronismo? Lo digo porque es de conocimiento mundial que, en el año 1961, en Cuba se erradicó para siempre el analfabetismo.
Cuenta asimismo el Cardenal que, poco después de haber llegado al campamento al que lo habían destinado, “Viene un grupo y me rodea a mí. Uno de ellos me dijo: ‘usted ha venido aquí para darnos consuelo’ y yo dije ‘… ah ya, aquí habló la voz de Dios, para eso estoy aquí’. Para eso estaba yo allí”.
Me surge una duda: ¿sería posible que Dios creara la barbarie y luego enviase a uno de sus ministros para que consolara a los que Él había condenado injustamente?
“Al salir de la jefatura de policía [de Palma Soriano] nos sacaron atravesando el parque central a la vista de todo el pueblo custodiados por guardias con bayonetas. Recuerdo la mirada de mi hijo, que tendría entonces unos nueve o diez años, que veía a su padre, preso. Me quedé allí contemplando aquella cara. Aquello fue algo que me partía el alma. Mi esposa estaba a su lado. El viaje desde Palma Soriano hasta Esmeralda [hacia las Umap] duró como 20 horas. Durante el viaje sólo tomamos agua en Contramaestre y eso servida en cubos que tenían jabón en el fondo”. Testimonio del reverendo Orlando Colás, de 38 años de edad, aparecido en el invaluable libro La Umap: El gulag castrista, del emblemático y ya desaparecido historiador cubano Enrique Ros (Ediciones Universal, 2004). En el viaje, Colás se fracturó una costilla, pero aun así “Nunca pude ver a un médico para mi hueso roto más bien me obligaban a trabajar y si me quejaba o explicaba mi problema se burlaban de mi profesión pastoral”.
Del mismo libro de Ros, transcribo varios de la infinidad de impactantes testimonios recogidos en él.
El confinado Renato Gómez relata que, capturados tres “soldados” Umap que habían intentado fugarse: “Un capitán oriental, mulato, con el pelo peinado a lo Angela Davis, nombrado Iván Magaña, constantemente los increpaba, escupía hacia donde ellos estaban, y les echaba al hueco la tierra que ellos sacaban empujándola con las botas. Era una situación tan insoportable que salieron rápidamente del hueco que abrían, que estaba justo al lado del barracón donde dormían y donde pretendían enterrarlos hasta el cuello. Confrontaron al oficial intercambiando golpes con él y con un escolta”.
Relata asimismo Renato Gómez: “Una tarde aparecieron dos Testigos de Jehová y los pusieron de plantón. Es decir, castigados toda la noche pegados a una cerca”.
“Uno de los que más jerarquía tenía entre los Adventistas se apellidaba Martínez. A ese hombre le dieron tandas de golpes, y lo sometieron a las mayores torturas. Un día, porque lo querían forzar a trabajar el sábado, lo sientan en una silla, amarrado, le ponen un cubo de agua arriba para que le cayera sobre la cabeza una gota y otra gota. Al rato los gritos de este hombre llegaban a la Laguna de la Leche” (un sitio que se halla en Morón, municipio de la provincia de Camagüey).
Luis Albertini, otro confinado, da fe de que a los Testigos de Jehová “…en los primeros meses del primer llamado —diciembre [de 1965], enero de tanto frío— los bañaban con fango, los dejaban desnudos, amarrados a la cerca toda la noche. Les pegaban con bagazo de caña que no dejaba huella en la piel”.
También sobre los Testigos de Jehová, testimonia el ex-Umap Eduardo Ruiz: “Llegaron 32 guajiritos Testigos de Jehová que se negaron a marchar y a ponerse insignias militares”. El castigo fue inmediato: Los “metieron en una cisterna que era por donde llegaba el agua. Allí los mantuvieron de pie sin que pudieran beber agua ni comer alimento alguno. Nosotros nos acercábamos y le tirábamos lo poco que teníamos. A los pocos días los sacaron de allí porque se les iban a morir y los amenazaron con fusilarlos. La respuesta de ellos aún la recuerdo: ‘Fusílennos. Fusílennos. El ejército nuestro no es el ejército de ustedes. El nuestro es el de Dios’”.
El también exUmap Orestes Aceituno, manifiesta en el libro de Enrique Ros: “El jefe del batallón 18 era Ramón Zaldívar que se caracterizaba por su crueldad y maltrato a los confinados. Vi allí cómo torturaban a los Testigos de Jehová, y como a un joven negro lo enterraron vivo, dejándole la cabeza fuera por tres días.” En este mismo batallón estaba recluido Orestes Acevedo: “Vi como al confinado 90 (todos teníamos un número) lo metieron tres días en una fosa donde se encontraban los desperdicios de la basura y las excrecencias. En ese campamento se desató un virus de hepatitis que causó grandes estragos entre los confinados, muriendo varios de ellos por no prestarles atención médica”.
El ya antes citado reverendo Orlando Colás, narra que en su campamento, Mijail I, como a 11 kilómetros del central Esmeralda, vio los primeros abusos con los Testigos de Jehová (…) los maltrataban; los pinchaban con las bayonetas, los cargaban y los ponían, de todos modos, a marchar poniéndoles un palo debajo entre las piernas, y los alzaban. Si se tiraban al suelo los levantaban a empujones; si gritaban, les echaban tierra en la boca para callarlos Y vimos el castigo a los Adventistas del Séptimo Día que, por respeto, no trabajan los sábados. Como en los campamentos se trabajaba los siete días de la semana, los forzaban a trabajar los sábados.
“A un adventista, reverendo Isaac Suárez, lo amarraron a un naranjo lleno de espinas y le decían: —Ahora tú eres Jesucristo, y te vamos a crucificar. Lo dejaron así, al sol, todo el día. A otro lo llevaron fuera y le hicieron lo mismo. A algunos los metieron en la tierra tapándolos completamente, dejándole fuera solo la cabeza, dos días al sol”.
Pedro Cedeño, un joven de Cabaiguán reclutado para las Umap, recuerda que el primer día del “pago” mensual (7 pesos), los 15 o 20 Testigos de Jehová que había en su campamento, se negaron a recibir el sobre con el pago. “Les dieron una paliza enorme. Se los llevaron al patio y los pusieron contra la cerca amenazando con fusilarlos. Trajeron soldados con armas largas pero tiraron al aire. Los Testigos se quedaron imperturbables, como si nada pasara”.
Juan Rodríguez, de San José de las Lajas y de 16 años de edad, afirma en La Umap: el gulag castrista, que en su campamento vio muchos casos de mutilaciones: “yo mismo fui ‘mutilador’ cuando algunos compañeros me lo pedían. Lo hacía no con el machete sino con una mocha afilada”. Agrega Rodríguez que allí en su campamento hubo casos de rebeldía, como el de “dos homosexuales [que] trataron de fugarse”, pero fueron capturados y regresados al campamento. Entonces “el capitán Zapata comenzó a interrogarlos y maltratarlos” y “uno de ellos lo escupió. Fue violentamente castigado” y en el campamento “se creó una muy tensa confrontación”.
El Pastor Manuel Molina, confinado en el campamento de Mola (de cuyo nombre no quiero acordarme), en el cual estaban confinados religiosos de distintas filiaciones, narra en el libro de Enrique Ros:
“Nos tomaron a 17 religiosos; adventistas, Testigos de Jehová y del Bando Evangélico Gedeón, y nos amenazaron con fusilarnos”
“Nos fueron llamado uno a uno detrás de un monte espeso y los que quedábamos oíamos las descargas de los fusiles. Al terminar conocimos que era sólo unos falsos fusilamientos. Pero vencimos porque nos permitieron continuar respetando el sábado como el Día del Señor”.
En La Umap: El gulag castrista, el exconfinado Renato Gómez cuenta que conoció al hoy cardenal Jaime Ortega cuando este era “un sacerdote lleno de amor, buena persona. Antes de ser cardenal yo hablé con él infinidad de veces. Las UMAP era un tema que él no quería tocar. Cuando regresamos a La Habana yo le manejé algunas veces y en una oportunidad, en un viaje de regreso me dijo: ‘Te tienes que ir del país. No puedes seguir aquí. Es hora que te vayas’
“Me ayudó en mi salida. Pero no quería Ortega hablar de la UMAP, me insistía: ‘Sácate eso de la cabeza. No guardes ningún odio en el corazón para que seas un hombre de bien. Hay cosas que te hacen daño. Tienes que sacarlas. Si no, no vas a ser feliz’. Esa conversación la tuvimos en el Arzobispado de La Habana, el día de mi salida del país cuando fui a visitarlo en compañía de mi familia para despedirnos de él, de su mamá y su tía que estaba con él.
“En sus visitas a Miami lo vi en varias ocasiones en casa de sus familiares; no tuvimos mayor comunicación y las posiciones no eran coincidentes. Nunca me visitó en España. Sí compartí cuando estaba en España con otros obispos y sacerdotes que ejercen su labor aún en Cuba, con los que me unen buenos afectos. Luego de su ordenación ya no tuvimos mayor comunicación. Discutíamos”.
Dios mío, si has sido Tú el responsable de que mi madre y miles más lloraran veinte días con sus noches sin saber hacia dónde se habían llevado a sus hijos; si fuiste Tú quien decidió que mi amigo Armando Suárez del Villar, aun con sus pies planos y escoliosis, tuviera que bregar en un surco de sol a sol, o que mi compañero Jesús Soriano, con un solo pulmón, tuviera que realizar labor semejante y semejante trabajo, hasta el desmayo, aquel Luis Estrada Bello, el hombre físicamente más débil que he visto en mi vida…; si fuiste Tú quien decidió que aquellos hombres, víctimas, sin embargo arrastraran de por vida el expediente de victimarios, que aún hoy pesa sobre los sobrevivientes… Yo no podría perdonarte.
Pero yo sé que no fuiste Tú.
Hoy, como siempre, queda en tus manos perdonar o no a tus ministros descarriados.
Ya ven. Así van las cosas.
http://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/el-cardenal-jaime-ortega-las-umap-y-el-mandato-de-dios-319838
 
*******
El Ex Coronel Roberto Ortega, ex jefe de los Servicios Médicos del MINFAR y ex agente ¨Idilio¨ de la ¨Recontra¨ Inteligencia Militar,  hace grandes revelaciones sobre el Cardenal  Ortega y otros asuntos.

Parte 1



Parte 2



Parte 3


 


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Guillermo Martínez: La política de EE UU hacia América Latina. En nuestro hemisferio hay un buen número de países que odian a Estados Unidos, o por lo menos no quieren a este país como aliado.

Tomado de http://www.martinoticias.com/content

 La política de EE UU hacia América Latina
 

**********
En nuestro hemisferio hay un buen número de países que odian a Estados Unidos, o por lo menos no quieren a este país como aliado.
**********

Por Guillermo I. Martínez
septiembre 24, 2014

A pesar de la recién comenzada guerra en contra de ISIS, los Estados Unidos no debe descuidar su política con sus vecinos del continente. No debe ignorar a la América Latina, un continente con demasiados enemigos.

No olvidemos que en nuestro hemisferio hay un buen número de países que odian a Estados Unidos, o por lo menos no quieren a este país  como aliado.

Cuba está a la cabeza de la lista de países enemigos. El gobierno cubano no disimula su simpatía por los terroristas internaciones que le han declarado la guerra a Estados Unidos. Cuba tiene espías en el país. Y no olvidemos que el gobierno cubano ha utilizado a su población como arma en contra de los Estados Unidos.

Venezuela tiene un cercano segundo lugar. El país tiene petróleo y sus aliados son principalmente los enemigos de estados Unidos. El Presidente Nicolás Maduro habla con un pajarito que dice es Chávez y Venezuela, como Cuba está en la bancarrota. Sus ciudadanos carecen de muchos productos básicos.

Hay otros países que son casi tan peligrosos. Rafael Correa, el presidente de Ecuador, presiona cada día más el control sobre los medios de comunicación, tratando inclusive de controlar lo que dicen en el extranjero. También trata de perpetuarse en el poder.

No olvidemos a Nicaragua, donde Daniel Ortega gobierna sin mucho aspaviento. El es socialista o comunista pero ha sido más hábil que sus colegas en Cuba y Venezuela. El ha permitido que la empresa privada invierta y crezca.

Tampoco debemos olvidar que hace pocas semanas más de 60,000 niños cruzaron la frontera entre México y Estados Unidos. Estos niños han sido enviados a casa de sus parientes hasta que un juez de inmigración pueda determinar si han venido a Estados Unidos buscando refugio de las violencia pandillera en El Salvador y Honduras. Esto le va a costar a los contribuyentes en Estados Unidos cientos de millones de dólares al año.

Mientras Estados Unidos reduce su ayuda exterior mientras millones de indocumentados que viven en las sombras en este país mandan miles de millones de dólares a sus parientes y amigos en sus países de origen.

Tomemos el caso de El Salvador. Los Estados Unidos están a punto de darle $277 millones en ayuda económica al flamante Presidente Salvador Sánchez Cerén para crear mejores oportunidades de empleos para los salvadoreños. Con esto esperan que muchos decidan quedarse en su país natal.

Pero comparen esa ayuda de Estados Unidos con los más de cuatro mil millones de dólares anuales que los salvadoreños que viven en este país mandan a sus familiares y amigos en el Salvador.

Una vez más: comparemos lo que da Estados Unidos con lo que mandan los salvadoreños a su país. Al hacerlo entendemos las razones por las cuales las cosas no van a cambiar hasta que Estados Unidos apruebe una nueva ley de inmigración.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Eugenio Yáñez: Desdibujando a Fidel Castro… una vez más

Publicado en Cuba Encuentro.com

Desdibujando a Fidel Castro… una vez más

*************
La gastronomía pasará definitivamente a “formas no estatales”
*************
 
Por Eugenio Yáñez

Miami

Cuarenta y seis años después de la “ofensiva revolucionaria” de Fidel Castro, el gobierno cubano proyecta que once mil unidades estatales de servicios gastronómicos terminen siendo administradas por privados y cooperativas.

Desde el primer día, cuando se confiscaron casi cincuenta mil pequeñas propiedades en todo el país en 1968, quedó claro que, administradas por “el pueblo”, esas pequeñas empresas no serían capaces de mantener, y mucho menos superar, el nivel de calidad, servicio, precios competitivos, disciplina e higiene que mantenían los pequeños propietarios en sus unidades gastronómicas, a pesar de escaseces, dificultades y absurdos mecanismos burocráticos que “la revolución” les imponía con el objetivo de aplastarlos.

Al no haberlo podido lograr a través de presiones y dificultades, Fidel Castro recurrió a su verdadera especialidad: la violencia “revolucionaria”, confiscar aquellos miles de pequeñas propiedades que daban servicio a la población y oportunidades de trabajo a miles y miles de cubanos.

Cuenta Dariel Alarcón, el “Benigno” de la guerrilla de Che Guevara en Bolivia, que por circunstancias específicas fue testigo presencial de la reunión del buró político del partido la noche antes del funesto anuncio, que ninguno de los otros siete miembros de esa camarilla compartía el criterio del tirano de despojar a la fuerza a los legítimos dueños de esas pequeñas empresas. En 1968 el buró político lo formaban 8 personas, de ellas 6 comandantes. Según el relato de “Benigno”, cuando preguntaron al Castro mayor por qué se empeñaba en dar ese paso, si todos sabían que no traería beneficios, su respuesta fue muy clara y descriptiva de su manera de actuar: “porque me sale de los coj…”. Los otros siete miembros se quedaron callados, y al hacerlo se convirtieron en cómplices.

Ahora, tras casi medio siglo de fracasos, pérdidas continuas, ridícula oferta, mal servicio, falta de higiene, robos y sustracción de recursos en las unidades estatales, que constituyen el 68% de los establecimientos gastronómicos, el régimen decide, moralmente aplastado por la efectiva actividad de los cuentapropistas, “extender la gestión gastronómica por todo el país atendida por formas no estatales” (sic).

Como el régimen cubano es campeón mundial del eufemismo que enmascara realidades, anuncia que entre los propósitos de esa decisión está ¡el rescate de los servicios que representan tradiciones en instalaciones emblemáticas, así como también la cultura culinaria típica de cada región! Sin dudas, campeones de la tergiversación. Porque en realidad lo que esa decisión dice es que la gerontocracia y su ineficiente burocracia no son capaces de cumplir obligaciones mínimas que le corresponden y por las cuales reciben sus salarios, que no les alcanzan para nada, aunque sus cargos les aseguran la posibilidad de acceder a privilegios, beneficios excepcionales y oportunidades para malversar.

Todos sabemos que las estadísticas y la contabilidad en Cuba son “no confiables”, a pesar de que el régimen declara, y sus papagayos repiten, un exactísimo conteo al hablar de cifras de los daños del “bloqueo” por más de medio siglo, por lo que todas las cifras oficiales hay que manejarlas con pinzas. Se dice que el país cuenta en la actualidad con 8,984 unidades gastronómicas administradas por empresas estatales de comercio y 2,769 adscritas al sistema de turismo. Además, hay otras 1,261 arrendadas por trabajadores autónomos, y 215 cooperativas. Sería interesante comparar el nivel de rentabilidad de las unidades administradas por cuentapropistas y cooperativas con el de las administradas por el muy eficiente estado socialista.

Hay cosas que no quedan claras en la información oficial, como de costumbre. Una de ellas es si la cifra de unidades pertenecientes al sistema de turismo incluye las controladas por las fuerzas armadas, y si pasarían también a manos de cuentapropistas y cooperativas, o serían solamente las administradas por las ineficientes empresas estatales de comercio (¿cuántas son rentables?), que son las de peor gestión y resultados. Ni tampoco si en la “ofensiva contrarrevolucionaria” que comienza pasarían a privados o cooperativas unidades emblemáticas en la gastronomía cubana, como La Bodeguita del Medio, El Floridita, 1830, y otras instalaciones de renombre.

Como siempre, el régimen no hace nada completo ni bien. Aunque se desentiende de los servicios gastronómicos que no es capaz de administrar con eficiencia o ni siquiera con racionalidad y sentido común, no se desprende de su propiedad, por aquello de, como el alacrán, seguir haciendo daño. Vendería o arrendaría equipos, útiles y herramientas (no se dice nada sobre mobiliario o vajillas) pero mantendría la propiedad de los inmuebles, aunque no se hará cargo de su reparación y mantenimiento. Y no se ha dicho si los nuevos administradores de unidades podrían disponer de mercados mayoristas donde obtener suministros e insumos.

Como de eufemismos se trata, toda esta tramoya reorganizadora y “perfeccionadora” será enmarcada en ese abstracto concepto de actualización del modelo, que no actualiza nada porque no hay modelo para actualizar ni objetivos concretos a alcanzar, más allá de ese abstracto socialismo próspero y sustentable, que nadie sabe lo que es ni puede explicarlo, y mucho menos demostrarlo.

Así que se seguirá hablando de Fidel Castro como “líder histórico de la revolución”, aunque ahora una vez más se desdibujará su papel como ideólogo de una revolución que nació tarada y dejó de existir hace ya mucho tiempo.
************
 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano


La Ofensiva Revolucionaria comenzada el 13 de marzo de 1968 ha servido para demostrar que las grandes confiscaciones, intervenciones, nacionalizaciones, etc. de los tres  primeros años después del 1 de enerro de 1959,  en la que se robaron más de 1500 000 000 de dólares ( de aquellos tiempos)  en propiedades, solamente eran la primera parte de la estrategia Castrista para  asegurar el control político de la población cubana mediante el control económico  a cargo de Papá Estado, el cual en un momento determinado llegó a controlar, como Patrón,  el 97 %  de la fuerza laboral cubana.

Muchos ¨analistas¨y periodistas parecen haber olvidado de que a partir de 1993 se llevaron a cabo con el visto bueno de Fidel Castro y la aprobación de Raúl Castro similares  reformas económicas  a la mayoría de las actuales que se le atribuyen al ¨bueno¨ y ¨pragmático ¨ de Raúl Castro y  pese a la supuesta ¨retranca¨ de Fidel Castro , aunque es cierto que las llevadas a cabo en estos tiempos  poseen un mayor alcance que frecuentemente es exagerado; años después, utilizando a inspectores estatales y otros métodos coercitivos, se limitaron grandemente la apertura de esas reformas.  Esos ¨analistas: olvidan que bajo la tiranía directa de Fidel Castro se abrieron , cerraron y volvieron a abrir los Mercados Libres Campesinos, se crearon nuevos tipos de cooperativas, las BMAP, y hasta en los años 90s del pasado siglo se repartieron a particulares lotes de tierras sin cultivar para ser utilizadas como usufructo.  En estos 54 años de tiranía el Castrismo se ha vestido de diferentes maneras según los tiempos, aunque su esencia totalitaria y represiva apenas haya cambiado.

 El tirano en retiro Fidel Castro  ha dicho que producto de la juventud y la inexperiencia él cometió algunos errores. En las décadas de los 70s, 80s, 90s y principios de la primera década de los 2000 siguió cometiendo errores y horrores y ya no era ni joven ni falto de experiencia, al igual que su cómplice hermano.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...