viernes, febrero 23, 2024

Ocho verdugos de Orlando Zapata Tamayo, a la lista de represores cubanos. La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba rinde homenaje a dos héroes del presidio político en el aniversario 14 de la muerte de Zapata Tamayo.

 
Tomado de https://diariodecuba.com/

Ocho verdugos de Orlando Zapata Tamayo, a la lista de represores cubanos

********

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba rinde homenaje a dos héroes del presidio político en el aniversario 14 de la muerte de Zapata Tamayo.

********

DDC

Madrid

23 febrero 2024 

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FDHC) presenta este viernes los expedientes de ocho de los verdugos del preso político Orlando Zapata Tamayo, fallecido tras una huelga de hambre en prisión, que se incluyen por primera en su listado de represores.

La revelación de los nombres, a partir de los testimonios de otro preso político, Juan Carlos Herrera Acosta, forman parte de un homenaje que rinde hoy la organización a quienes considera "dos héroes del presidio político en Cuba, buenos amigos y compañeros de prisión y de lucha".

Zapata, un joven albañil encarcelado durante la Primavera Negra del 2003, fue víctima de una ejecución extrajudicial cuando la policía política en componenda con carceleros de la prisión de Kilo 8 le privaron de agua por 18 días durante una huelga de hambre, recordó la FDHC. Así se lo contó Zapata a su madre Reina Loyda Tamayo, en el Hospital Amalia Simoni de Camagüey. El opositor falleció el 23 de febrero de 2010, al cabo de 83 días de ayuno, y obligó con su muerte al régimen a negociar con España el exilio de sus compañeros de la causa de los 75.

Herrera Acosta, un activista prodemocracia y periodista independiente, estuvo encarcelado a fines de los años 90 y volvió a ser enviado al Gulag cubano como uno de los 75 escogidos en 2003 por Fidel Castro para vengarse, en proporción estilo fascista de cinco por cada uno, de la condena en Estados Unidos de sus espías de la Red Avispa, añade la nota de la fundación.

Zapata Tamayo y Herrera Acosta coincidieron en la Prisión Provincial de Holguín. Herrera Acosta se cosió la boca en ocho oportunidades en protesta por los tratos crueles e inhumanos recibidos en las prisiones, y las muchas golpizas que recibió por su conducta contestataria.

(Juan Carlos Herrera Acosta)

Herrera Acosta murió prematuramente en el exilio en Syracuse, Nueva York, solo días antes de este aniversario 14 de la muerte de Zapata. La víspera de su fallecimiento por un infarto masivo todavía estaba combatiendo al régimen. Quería hacerle un homenaje a su hermano de lucha al cumplirse 14 años de su muerte y hasta ese día estuvo entregando al proyecto represorescubanos.com información sobre los verdugos de Zapata.

La FHRC revela esos nombres este viernes en recordación de estos "dos héroes que empezaron a construir la libertad de Cuba bajo el techo del totalitarismo castrista".

Los ocho verdugos en la lista de represores cubanos:

Julio Cesar Mora Pupo

Este capitán, jefe de Orden Interior de la Prisión Provincial de Holguín, dirigió y participó en frecuentes golpizas contra el preso político Orlando Zapata Tamayo entre 2007 y 2009.

Efrén Pérez Rodríguez

Funcionario de Orden Interior de la Prisión Provincial de Holguín, Pérez Rodríguez le pateó la cabeza el 28 de marzo de 2008 a Orlando Zapata Tamayo, quien llevaba seis días en huelga de hambre.

Eleuterio Ramón Reyes Peña

Segundo Jefe de Unidad, el capitán Eleuterio Ramón Reyes Peña fue uno de los peores torturadores de Orlando Zapata. Ordenó la golpiza en la que Efrén Pérez le pateó la cabeza, motivo de una posterior cirugía.

Fernando Calvis Miranda

El mayor Fernando Calvis Miranda atendía por la Seguridad del Estado a los presos políticos en Holguín. Bajo su supervisión, Zapata Tamayo fue castigado con golpizas y confinamiento prolongado.  

Orleydis S. Miraldea Ávila

Jefe de la Prisión Provincial de Holguín durante la estadía allí de Zapata Tamayo, el teniente coronel Miraldea Ávila es responsable de las torturas, golpizas, largos confinamientos y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes de que fue víctima allí el preso de conciencia.

Alexander Berrillo Santiesteban

El teniente coronel Berrillo Santiesteban era segundo jefe de la Prisión Provincial de Holguín y es corresponsable y participante de las torturas, golpizas, largos confinamientos y otros castigos infligidos allí a Orlando Zapata Tamayo.

Bartolomé Pita Almeida

Jefe del MININT en Holguín cuando estaban en la Prisión Provincial Orlando Zapata Tamayo y Juan Carlos Herrera, el coronel Pita Almeida es responsable de los abusos contra los presos políticos.

Ernesto Pardo Ellis

Jefe en la provincia de Camagüey de la Sección 21, Enfrentamiento a la Actividad Subversiva Enemiga, el teniente coronel Ernesto Pardo Ellis, alias Boris, fue quien decidió en diciembre de 2009 privar de agua durante 18 días a Zapata Tamayo mientras se encontraba en huelga de hambre en una celda de castigo.

El propio Zapata, ya grave, le confesó en el hospital de Camagüey a su madre, Reina Loyda Tamayo, que le habían aplicado esta medida salvaje, la cual le provocó un fallo renal, causa última de su muerte el 23 de febrero de 2010 en La Habana.

Filiberto Hernández Luis

Jefe de la prisión camagüeyana Kilo 8 en diciembre de 2009, el teniente coronel Filiberto Hernández Luis ejecutó la orden del oficial de la Seguridad del Estado Ernesto Pardo Ellis de privar de agua a Orlando Zapata Tamayo para forzarlo a abandonar la huelga de hambre que este realizó entre el 3 de diciembre de 2009 y el 23 de febrero de 2010, cuando falleció en el Hospital Hermanos Ameijeiras de La Habana, como consecuencia del fallo renal que le provocó la aplicación de esta inhumana medida por 18 días.  

Los medios oficiales callaron la noticia de la muerte de Zapata Tamayo. Al día siguiente del deceso, durante una visita a Cuba del presidente de Brasil, Luis Inacio Lula Da Silva, Raúl Castro respondió preguntado al respecto por la prensa internacional: "No existen torturados, no hay torturados, no hay ejecuciones. Eso pasa en la base de Guantánamo".

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Francisco Almagro Domínguez: La Gran Culpa. La palabra culpa encierra una trampa filosófica y psicológica. Culpables fuimos todos: Supuesta carta del dueño de la revista Bohemia antes de suicidarse

 
Tomado de https://www.cubaencuentro.com

La Gran Culpa

*********

La palabra culpa encierra una trampa filosófica y psicológica

*********

Por Francisco Almagro Domínguez

Miami

22/02/2024

Todos los días hay noticias de un nuevo obituario de los “históricos”. Es la implacable biología. La única certeza cierta: vamos a morir. A una generación que muy joven tomó el poder absoluto, y se ha negado casi hasta el final de sus días a renunciar a las melazas de la Hacienda-Isla, la parca debe parecerle una cosa muy fea y peluda. La reacción de quienes no los quieren tanto es de fracaso: se van de este mundo sin pagar por el desastre económico, cultural, social y político de más de medio siglo en Cuba. Y ese público cada día mayor y diverso se pregunta si quedara alguien a quien culpar por todo; al menos un segundón que pague la deuda moral para que la historia no vuelva repetirse; para que un hombre o un grupo no pueda decidir la vida y la muerte de millones de seres humanos.

La palabra culpa encierra una trampa filosófica y psicológica. Filosófica porque remite, inexorable, a un castigo cuasi divino como única consecuencia. El culpable no tiene defensa posible. Solo si admite el error y se arrepiente puede que un dios u otros hombres lo perdonen. Desde la psicología, la culpa lleva a la tristeza, la desesperación, y finalmente a la parálisis. Es lo que sucede con la violencia en general y de género en particular. El abusado(a)r hace sentir al otro que merece el castigo, verbal y físico. Si el destinatario así lo cree, se genera un ciclo perverso de culpas y resentimientos cuya única salida es más violencia.

Una posible solución al entuerto tramposo es cambiar la palabra culpa por responsabilidad. Este cambio cognitivo redirige las consecuencias del acto en sí. Ya no se trata de una situación donde solo se aceptan los efectos de la falta y la promesa de no reincidir en el mismo error, sino que la palabra responsabilidad implica el grado de participación, consciente no, en el hecho. Los tribunales anglosajones se basan en el principio de la culpabilidad. De ese modo dejan escapar la participación pequeña pero esencial en la situación punible. Debería ser “Tanta culpa tiene el que mata la vaca…”. Se es o no culpable, lo cual no quiere decir que alguien sea totalmente inocente. En el terreno de la psicología la palabra responsabilidad permite la concientización del hecho y el grado de comprometimiento: los detalles importan. Mientras la culpa generaliza, la responsabilidad individualiza. Hace que la persona responda por sí misma. En tanto la culpa paraliza, la responsabilidad moviliza.

Por estos días en que “los héroes se despiden”, vamos sintiendo que la “caza” de culpables ante el inminente final de la Involución se amplía. Los obituarios están sirviendo, de este lado del Estrecho, para recordar cuanto sufrimiento cada personaje fue capaz de provocar a sus compatriotas. A menos que suceda un milagro —los comunistas no creen en eso a pesar de haber tenido ellos mismos tantas evidencias— este puede ser un año de definiciones biológicas y sociales. A la finitud existencial de quienes iniciaron el proceso, y aun sostienen simbólicamente el sistema, se añade el agotamiento de una forma de gobernar y hacer país que quedó en el siglo XX. El plan puede ser que la llamada Continuidad —y es para lo único que serviría— garantice el transito pacífico y sin ruidos a otra dimensión de la existencia de los que se resisten a los mandatos del tiempo. Después, veremos, como dice la canción.

Muchos compatriotas estarán esperando por un Nuremberg tropical. Imaginan el entarimado en 23 y 12, donde se proclamó el carácter socialista de la Involución hace 62 años; allí los jueces, hombres y mujeres impolutos, sin manchas, y en el banquillo de los acusados, los únicos y depositarios de toda la “culpa involucionaria”, quienes no pudieron escapar a Oriente ni envenenarse con una poción de moringa. Una prisión para los únicos responsables en el mismo penal donde otros juraron ser libres o mártires, pero juntos con presos y mosquitos comunes. El problema para el futuro será quienes tendrán la justicia en sus manos, y como se juzgará tanto daño por tanto tiempo. Es el mismo dilema que han enfrentado todas las dictaduras: cómo poner punto final a un régimen totalitario de responsabilidades compartidas de modo que no se repita nunca más.

Sin duda, necesitaremos un profundo análisis de conciencia sobre responsabilidades por acción, obra y omisión a lo largo de medio siglo. Casi nadie está exento de responsabilidad en diferentes grados de participación, así como también somos libres para rectificar cuando es necesario. De otra manera un régimen improductivo y totalitario como el cubano no hubiera durado más allá de sus primeros errores capitales.

Pudiéramos, por ejemplo, “culpar” a los ausentes, comenzando por aquellos que un día dieron armas y dinero para el terrorismo urbano, un factor en la derrota de la dictadura batistiana. O culpar a los compañeros y las compañeras que abandonaron las iglesias para ir los “domingos rojos” de forma masiva y voluntaria al sembrar café Caturra. Inculpar ad infinitun a los cederistas, los “ojos y oídos de la Revolución”, que por millones vigilaron, denunciaron, y agredieron al vecino por sus ideas políticas. A los veteranos de las guerras en Angola y Etiopia, ponerles demandas a pesar de que muchos aun padecen estrés postraumático —una entidad de la que no se habla en la Isla— por enseñar medallas herrumbrosas con inocultable frustración.

Un repaso de nuestras fortalezas y debilidades como país será imprescindible para reconstruir lo demolido hasta en sus valores morales. Donde la verdad, la belleza y el bien se soslayan en busca de un mendrugo acido para pasar el día. Donde, como en cualquier ambiente carcelario, lo que se piensa no se dice, y lo que se hace no se comparte con el compañero de celda. En tal ambiente enrarecido es habitual que la responsabilidad individual se diluya, carezca de sentido. Por esa razón, un primer paso es cambiar la culpa generalizadora y paralizante por la responsabilidad que hace al ser humano tomar una actitud positiva y creadora.

Viktor Frankl, a quien nunca dejaremos de citar, fue un psiquiatra judío internado en un campo de concentración nazi. Frankl fue uno de los pocos sobrevivientes de su familia. Su testimonio como médico y a la vez prisionero tiene un valor incalculable. De aquí que ideara una de las más fascinantes corrientes psicoterapéuticas del siglo pasado, la Logoterapia. Bastan estas notas de Frankl para comprender que la responsabilidad individual para procesar las desgracias y las culpas es lo que nos salva de morir en cuerpo y alma. Escribe así el psiquiatra: “Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento”.

© cubaencuentro.com

**********

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Agustín Tamargo militó en la izquierda y no supo  distinguir  entre ¨el mal menor¨  y ¨el mal mayor¨ al  preferir  en la lucha contra Batista  a Fidel Castro antes que el régimen de Batista que ya estaba ¨de salida¨ pues Batista  había prometido irse de Cuba después de  la entrega del poder al electo  Rivero Aguero, el cual para algunos políticos, era un buen político para encabezar  la transición a la plena democracia. Tengo entendido que Agustín Tamargo escribió en la revista Bohemia, revista que contribuyó grandemente al arribo al poder de la  peor y más larga   dictadura que ha padecido Cuba:  la tiranía Castrista. Agustín Tamargo, quizás por haber escrito en  esa Bohemia de Miguel Ángel Quevedo negaba la autenticidad de la supuesta carta de Miguel Ángel Quevedo antes de suicidarse pero nunca lo oí negar que el contenido de esa carta fuera verdad. Agustín Tamargo también tuvo parte de responsabilidad del arribo del Castrismo al Poder y en la consecuente tragedia cubana..

Un poco de agricultura y de conga chambelonera.

A los cubanos no nos encanta inculparnos de lo sucedido en nuestra nación; realmente la inmensa mayoría de los cubanos que hemos pasado en estos últimos 65 años por nuestra juventud, madurez, vejez, o hasta por la muerte, somos culpables de que el Castrismo haya nacido, echado raíces y crecido en nuestra Patria. Unos permitimos que se sembrara esa semilla o que hubiera tierra fértil para que germinara; otros no arrancamos o aplastamos a tiempo ese aparente insignificante arbusto en crecimiento, esperando que otros se ocuparan de hacerlo, ya que considerábamos que eso era tarea de otros y que quizás hasta nuestros vecinos más cercanos no permitirían que creciera de tal manera que con sus raíces y sombra los afectara; otros, le echamos abonos, agua y le limpiamos los alrededores de supuestas ¨malas yerbas¨ para que creciera frondosamente y diera los abundantes y dulcísimos frutos anunciados, cuando realmente esas yerbas estaban haciendo una tarea tal, que de haberlas dejado crecer hubieran ¨ahogado¨ a ese arbusto que se ha convertido en un viejo y espinoso árbol que nunca dió los frutos prometidos pese a la abundancia de abonos e injertos recibidos durante décadas; esas yerbas nunca más han aparecido. 

No oíamos a aquellos que nos aconsejaban, por anteriormente haber dormido bajo sus ramas, que no dejáramos crecer a ese árbol, pues en otras lejanas tierras ya había aparecido ese tipo de árbol y había acabado con los demás árboles, sembradios y con la fertilidad de la tierra; les respondíamos ingenua, ignorante o testaduramente que este árbol no era como aquellos a los que se parecía, hasta que un día, cada quien a su tiempo, nos dimos cuenta por su tronco, raíces, espinas y míseros y agrios frutos que era de la misma especie que aquellos, pero ya en ese momento el árbol había alcanzado un tamaño y una fortaleza tal, que otros decidimos (cómo y cuándo pudimos) mudarnos por un tiempo, tiempo que aún hoy no ha concluido, para fincas más cercanas mientras tratábamos de encontrar sustancias defoliadoras para secarlo, pero la cantidad que conseguiamos de esas sustancias era muy poca, de mala calidad y hasta tan mal aplicadas que hasta el árbol se fortalecía con ellas.

 Finalmente llegó el momento en que nos negaron la posibilidad de adquirir y utilizar esas sustancias. Como sucede con las circunstancias y eventos muy largos en  el tiempo, muchos nos cansamos de seguir tratando de acabar con el árbol y nos dedicamos a otros menesteres tratando de olvidarnos de ese maldito árbol y hasta de la finca en que nació. Solamente unos pocos porfiados seguimos insistiendo denunciar la maldad de ese árbol y la necesidad de arrancar de raíz al carcomido árbol que aún así, sigue arruinando la tierra en que un día lo dejamos crecer y esparciendo su mala semilla por otras tierras.

Como en la conga ¨La Chambelona¨: ¨unos tienen la culpita y otros tienen la culpona¨, pero ahora es el momento de arrancar e incinerar al árbol ¿ tarde? ¡ es cierto!, pero en las tareas de erradicar lo dañino, es mejor tarde que nunca, pero teniendo en cuenta lo que dijo nuestro José Martí: ¨En pueblos, sólo edifican los que perdonan y aman. Se ha de amar al adversario mismo a quien se está derribando en tierra. Los odiadores debieran ser declarados traidores a la república. El odio no construye¨ (Tomo 14, p. 496) . Pero perdonar y amar no exime de reparar las faltas y de hacer Justicia; hasta en el sacramento cristiano de la Reconciliación eso se cumple. De no ser así, entonces los Castro habrán ganado aunque ya hace rato se hayan ¨ido del parque¨(1).

(1) Para los no cubanos o los que no son entendidos en la jerga cubana actual: ¨irse del parque ¨ significa morirse.

*****************

LOS TRÁNSFUGAS

Por Agustín Tamargo


Los tránsfugas que hasta ayer medraron con el sacrificio ajeno son una mala ralea. No huyen de la tiranía sino del hambre. Mientras hubo comida y gasolina, mientras hubo becas y viajecitos, mientras hubo puestos de privilegio en que medrar, no se fueron. Se van ahora como buenos camaleones que son, dejando atrás el viejo pellejo fidelista. ¡Caras de cemento! Los tránsfugas son una superchería, un asco.

Ver a los esbirros intelectuales y políticos del fidelismo arrodillarse, ante el exilio, ver como repiten dientes afueras los mismos ataques a la dictadura, que hasta ayer ellos calificaban de “infamias“, no puede provocar más que eso, puro asco. Si tuvieran pudor por lo menos se callarían. Afirman que puesto que todo el pueblo se equivocó y hay que perdonarlo, el mal que ellos hicieron debe ser también perdonado, por que ellos forman parte de ese pueblo. Culpa de todos, culpa de nadie. Pero esa patraña no pasará. Ellos siguieron allí, al lado del felón. Ellos le aplaudieron las fechorías. Ellos disfrutaron de los periódicos robados y de los puestos diplomáticos, ellos obtuvieron medallas por disparar contra el pueblo en Bahía de Cochinos y en el Escambray, ellos mataron africanos por órdenes de Castro y bajo la bandera rusa.

¿Se les puede respetar ahora, cuando se arrastran y llegan hasta a elogiar la dictadura de Batista? ¿Se les puede considerar en el mismo nivel de aquellos que prefirieron la cárcel, la muerte o el destierro antes que la ignominia de la complicidad? Yo creo sinceramente que no.

“Somos un solo pueblo”, dicen en Miami. ¿Un solo pueblo ahora, cuando hasta ayer nos llamaban “la gusanera”? Hay que perdonar y olvidar, repiten ahora. ¿Perdonar y olvidar a los que causaron tanto daño y nunca se han arrepentido de él? Docenas de libros hay, millares de hojas de periódicos hay, donde muchos de estos que están hoy aquí, nos cubrieron de oprobio ayer por negarnos a hacer lo que ellos hacían, que era doblar el espinazo. Muchos de los que ahora se entreveran con nosotros fueron los que esgrimieron el hacha, o azuzaron al que la esgrimía. Recuerdo particularmente al periódico “Revolución”, biblia de la mediocridad, agujero del resintimiento.

En 1959 ese periódico se consagró de manera sistemática a destruir cuanta reputación limpia había en Cuba. Fueron los hombres de “Revolución” quienes se dedicaron a la degollina de todo el que nos los había tomado en cuenta, de todo el que les hacía sombra. Se quieren abrigar con el olvido. Pero hay muchos que viven, que todavías no han olvidado. Son los testigos, las víctimas de aquella época de cacería, cuya pieza mayor era una cabeza independiente.

Hace más de 30 años escribí en la Bohemia Libre de Nueva York, un artículo titulado “Los Descarados” en que describía a esta fauna que conocí y que padecí. Muchas grandes figuras intelectuales de Cuba morirán antes de que volvamos. Lo que no morirá  nunca es la náusea que produce ver cara a cara a estos cambiacasacas. La misma que nos produce una rata muerta en la habitación.

(Artículo de Agustín Tamargo, publicado en “El Nuevo Herald” el 7 de marzo de 1993 y en Nuevo Acción en la edición del jueves 18 de junio del 2009)

**********

Tomado de https://www.cubanet.org/

Carta póstuma de Miguel Angel Quevedo

Sr. Ernesto Montaner
Miami, Florida
12 de agosto de 1969.

Querido Ernesto:

Cuando recibas esta carta ya te habrás enterado por la radio de la noticia de mi muerte. Ya me habré suicidado ¡al fin! sin que nadie pudiera impedírmelo, como me lo impidieron tú y Agustín Alles el 21 de enero de 1965.

Sé que después de muerto llevarán sobre mi tumba montañas de inculpaciones. Que querrán presentarme como "el único culpable" de la desgracia de Cuba. Y no niego mis errores ni mi culpabilidad; lo que sí niego es que fuera "el único culpable".

Culpables fuimos todos, en mayor o menor grado de responsabilidad.

Culpables fuimos todos. Los periodistas que llenaban mi mesa de artículos demoledores, arremetiendo contra todos los gobernantes. Buscadores de aplausos que, por satisfacer el morbo infecundo y brutal de la multitud, por sentirse halagados por la aprobación de la plebe. Vestían el odioso uniforme que no se quitaban nunca.

No importa quien fuera el presidente. Ni las cosas buenas que estuviese realizando a favor de Cuba. Había que atacarlos, y había que destruirlos. El mismo pueblo que los elegía, pedía a gritos sus cabezas en la plaza pública.

(Miguel Ángel Quevedo y Fidel Castro Ruz en los primeros días de enero de 1959)

El pueblo también fue culpable. El pueblo que quería a Guiteras. El pueblo que quería a Chibás. El pueblo que aplaudía a Pardo Llada. El pueblo que compraba Bohemia, porque Bohemia era vocero de ese pueblo. El pueblo que acompañó a Fidel desde Oriente hasta el campamento de Columbia.

Fidel no es más que el resultado del estallido de la demagogia y de la insensatez. Todos contribuimos a crearlo. Y todos, por resentidos, por demagogos, por estúpidos o por malvados, somos culpables de que llegara al poder. Los periodistas que conociendo la hoja de Fidel, su participación en el Bogotazo Comunista, el asesinato de Manolo Castro y su conducta gansteril en la Universidad de la Habana, pedíamos una amnistía para él y sus cómplices en el asalto al Cuartel Moncada, cuando se encontraba en prisión.

Fue culpable el Congreso que aprobó la Ley de Amnistía. Los comentaristas de radio y televisión que la colmaron de elogios. Y la chusma que la aplaudió delirantemente en las graderías del Congreso de la República.

Bohemia no era más que un eco de la calle. Aquella calle contaminada por el odio que aplaudió a Bohemia cuando inventó "los veinte mil muertos". Invención diabólica del dipsómano Enriquito de la Osa, que sabía que Bohemia era un eco de la calle, pero que también la calle se hacía eco de lo que publicaba Bohemia.

Fueron culpables los millonarios que llenaron de dinero a Fidel para que derribara al régimen. Los miles de traidores que se vendieron al barbudo criminal. Y los que se ocuparon más del contrabando y del robo que de las acciones de la Sierra Maestra. Fueron culpables los curas de sotanas rojas que mandaban a los jóvenes para la Sierra a servir a Castro y sus guerrilleros. Y el clero, oficialmente, que respaldaba a la revolución comunista con aquellas pastorales encendidas, conminando al Gobierno a entregar el poder.

Fue culpable Estados Unidos de América, que incautó las armas destinadas a las fuerzas armadas de Cuba en su lucha contra los guerrilleros.

Y fue culpable el State Department, que respaldó la conjura internacional dirigida por los comunistas para adueñarse de Cuba.

Fueron culpables el Gobierno y su oposición, cuando el diálogo cívico, por no ceder y llegar a un acuerdo decoroso, pacífico y patriótico. Los infiltrados por Fidel en aquella gestión para sabotearla y hacerla fracasar como lo hicieron.

Fueron culpables los políticos abstencionistas, que cerraron las puertas a todos los cambios electoralistas. Y los periódicos que como Bohemia, le hicieron el juego a los abstencionistas, negándose a publicar nada relacionado con aquellas elecciones.

Todos fuimos culpables. Todos. Por acción u omisión. Viejos y jóvenes.Ricos y pobres. Blancos y negros. Honrados y ladrones. Virtuosos y pecadores. Claro, que nos faltaba por aprender la lección increíble y amarga: que los más "virtuosos" y los más "honrados" eran los pobres.

Muero asqueado. Solo. Proscrito. Desterrado. Y traicionado y abandonado por amigos a quienes brindé generosamente mi apoyo moral y económico en días muy difíciles. Como Rómulo Betancourt, Figueres, Muñoz Marín. Los titanes de esa "Izquierda Democrática" que tan poco tiene de "democrática" y tanto de "izquierda".

Todos deshumanizados y fríos me abandonaron en la caída. Cuando se convencieron de que yo era anticomunista, me demostraron que ellos eran antiquevedistas. Son los presuntos fundadores del Tercer Mundo. El mundo de Mao Tse Tung.

Ojalá mi muerte sea fecunda. Y obligue a la meditación. Para que los que pueden aprendan la lección. Y los periódicos y los periodistas no vuelvan a decir jamás lo que las turbas incultas y desenfrenadas quieran que ellos digan. Para que la prensa no sea más un eco de la calle, sino un faro de orientación para esa propia calle. Para que los millonarios no den más sus dineros a quienes después los despojan de todo. Para que los anunciantes no llenen de poderío con sus anuncios a publicaciones tendenciosas, sembradoras de odio y de infamia, capaces de destruir hasta la integridad física y moral de una nación, o de un destierro. Y para que el pueblo recapacite y repudie esos voceros de odio, cuyas frutas hemos visto que no podían ser más amargas.

Fuimos un pueblo cegado por el odio. Y todos éramos víctimas de esa ceguera.

Nuestros pecados pesaron más que nuestras virtudes. Nos olvidamos de Nuñez de Arce cuando dijo: Cuando un pueblo olvida sus virtudes, lleva en sus propios vicios su tirano.

Adiós. Éste es mi último adiós. Y dile a todos mis compatriotas que yo perdono con los brazos en cruz sobre mi pecho, para que me perdonen todo el mal que he hecho.

Miguel Ángel Quevedo 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Más de de 30 parlamentarios europeos dirigieron una carta al jefe de la diplomacia del bloque, y exigen al régimen la liberación de los presos políticos y una transición democrática en Cuba

 
Tomado de https://diariodecuba.com

Eurodiputados exigen al régimen cubano la liberación inmediata de los presos políticos y una transición democrática

********

Luego de reunirse con representantes de la sociedad civil cubana, más de 30 parlamentarios europeos dirigieron una carta a Josep Borrell, jefe de la diplomacia del bloque.

*********

DDC

Bruselas

22 febrero 2024 -

Más de 30 eurodiputados de diversos países y signos políticos exigieron este miércoles al régimen cubano la liberación inmediata de los más de 1.000 presos políticos, así como una transición democrática en Cuba, según un comunicado de prensa del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH).

En una carta dirigida a Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea, los eurodiputados firmantes (de los grupos Partido Popular Europeo, Renew Europe, y Conservadores y Reformistas Europeos) alertan sobre "el aumento de la violencia social y de la emigración por vías irregulares como escape ante la crítica situación socioeconómica cubana, marcada por un 88% de familias en la extrema pobreza, por la inflación, la falta de medicinas y el deterioro de los servicios públicos esenciales".

"Son consecuencia de la crisis estructural y de la falta de voluntad política del régimen cubano para realizar los cambios que el país necesita, en lugar de las medidas como el reciente paquetazo, que implican sacrificios solamente para la población", precisaron los europarlamentarios.

"Ateniéndonos a los compromisos adquiridos, y siempre incumplidos, por el régimen cubano en el Acuerdo de Diálogo y Cooperación con la Unión Europea, reiteramos la urgente necesidad de pasos concretos para una transición hacia un Estado de pleno derecho en la Isla, y la celebración de elecciones plurales, libres y democráticas, así como el respeto a los derechos humanos y las libertades individuales", concluyeron.

El OCDH agradeció a los eurodiputados su solidaridad con el pueblo cubano, en especial hacia los presos políticos y sus familiares.

"El mundo está consternado por la muerte en prisión del líder opositor ruso Alexei Navalni y hace escasas semanas denunciamos la muerte del prisionero político cubano Luis Barrios. Hay que insistir todos los días en la liberación de todos los encarcelados por ejercer sus derechos. También destacamos que la carta exige al régimen una urgente transición hacia un Estado de pleno derecho en la isla, y la celebración de elecciones plurales, libres y democráticas. Estos son elementos esenciales para salir de la grave crisis en la que vive el país", afirmó el OCDH.

Además, la organización denunció en, su cuenta de X, la precariedad de la vida en Cuba: "Muchas personas, sobre todo mayores de edad, han tenido que recurrir a buscar en los vertederos ya sea plástico, latas, o cualquier otra cosa para vender como materia prima, incluso hasta comida, para poder sobrevivir".

La semana pasada, una delegación de activistas cubanos se reunió en Bruselas con eurodiputados de diferentes tendencias políticas, y con funcionarios del Servicio de Acción Exterior de la Unión Europea y la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo. Entre ellos, Yaxys Cires, director de Estrategias del OCDH, Elena Larrinaga, presidenta del Partido Demócrata Cristiano de Cuba; Yanelys Núñez, integrante del Movimiento San Isidro; Eloy Viera, coordinador de El Toque Jurídico; y Ernesto Ortiz, miembro del OCDH.

En un informe reciente, la ONG Prisioners Defenders expuso que Cuba empezó 2024 con 1.063 presos políticos en sus cárceles. A lo largo de 2023 se reportaron 1.251 personas detenidas o encarceladas por cuestiones políticas. El informe de la ONG hace énfasis en que los prisioneros cumplen "condenas judiciales o disposiciones de limitación de libertad por parte de las fiscalías sin supervisión judicial alguna, debido proceso o defensa efectiva, en flagrante violación de la ley internacional".


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

jueves, febrero 22, 2024

Cuba: Detenidos dos hombres y una mujer por el asesinato del ex embajador Félix Andrés León Carballo en su vivienda del reparto Santos Suárez, La Habana



Anciano A$3$1n4do en Santos Suárez era ex embajador cubano


Nuevos detalles y tres personas detenidas en el 4$3$1n4t0 de un


Asaltan y 4$3$1n4n a plena luz del día anciano en Santos Suárez en el día de ayer


 AmericaTeVe Miami

20 de febrero,2024

Análisis: ¿Quién está detrás de la muerte de embajador que fue asesinado en su casa en La Habana?


***********

Tomado de https://diariodecuba.com/

Muere un diplomático cubano en La Habana en un presunto asesinato

*******

Félix Andrés León Carballo habría sido víctima de la violencia imperante en Cuba, según han lamentado compañeros y amigos en redes sociales.

********



DDC

La Habana

19 febrero 2024

El diplomático cubano Félix Andrés León Carballo, quien formó parte del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) desde 1975, murió este sábado en La Habana presuntamente víctima de un asesinato.

El sitio del MINREX dio a conocer la noticia del fallecimiento de León Carballo este domingo sin ofrecer detalles del deceso. León Carballo se desempeñó como embajador del régimen cubano en Belarús, Ucrania y República Checa.

La breve información del MINREX, con algunos datos del trabajo diplomático de Carballo, fue publicada después de que el embajador de Cuba en Djibutí, Marcelo Caballero Torres, lamentara en su página de Facebook el presunto asesinato de su colega.

"Se me murió Félix León… mejor dicho 'me lo murieron'. 'Pacolo', como también lo conocemos. Me niego a hablar de ti en pasado. ¡Tantos años juntos! Y algunos cabrones se interpusieron en nuestros planes. Esta es nuestra última foto", dijo Caballero Torres en una publicación en su perfil de Facebook posteriormente eliminada, pero que fue replicada por varios medios en internet.

Comentarios de amigos de León Carballo que lamentaron su muerte apuntan a un presunto hecho violento.

La esposa del embajador Caballero, Maura Quintero Dipotet, escribió: "Lo siento muchísimo. Se llevaron al hermano Paco. Ni la justicia calmará nuestro inmenso dolor. No puede haber impunidad para ese crimen".

En otro comentario, Caballero Torres añadió: "Así es la vida… a veces se pierde de la manera más jodida… e inmerecida".

Moraima Hernández Palmer escribió: "Marce, muy triste perder a Paco de manera repentina y de forma tan cruel (…) Paco, una persona sencilla, modesta, de trato familiar, excelente compañero y diplomático; muy querido esposo, padre y abuelo. Un abrazo de corazón, también para Olenka e Iván".

En su nota oficial, el MINREX señaló que Félix Andrés León Carballo durante muchos años estuvo vinculado al trabajo de la Dirección de Europa y también laboró en el Centro de Servicios Informativos y Multimedia. El diplomático estaba jubilado.

 "Recordemos siempre su contribución a la política exterior y su eterna permanencia en la familia MINREX", añadió el texto, que envió condolencias a familiares y compañeros.

 El órgano del Partido Comunista de Cuba dijo en un editorial reciente que el régimen realiza "ingentes esfuerzos" para frenar el delito, la corrupción, las ilegalidades e indisciplinas sociales y admitió que la situación "se mantiene compleja, signada por el adverso escenario socioeconómico".

"Se advierte la presencia de un sector de la población, incluidos jóvenes, que aprecian en el delito y la ilegalidad una vía fácil y rápida de obtener ganancias", añadió el diario oficial Granma, en un texto que despojó a la Policía de toda la responsabilidad.

"No es un problema solo del Ministerio del Interior, ni solo de la Policía. Este es un problema de todos, del Gobierno y los sistemas empresariales", señaló.

La inseguridad ciudadana en la Isla, que para el periódico Granma se limita a la simple delincuencia, ha alcanzado tintes de terror en los últimos años en la Isla con reportes de asesinatos tanto en el interior de las viviendas como en las calles, generalmente para robar los bienes de las víctimas.

Una encuesta anónima y confidencial del proyecto independiente Cubadata sobre seguridad ciudadana en Cuba —realizada entre el 15 y el 30 de junio de 2022— arrojó que el 61% de los encuestados dijo haber sido víctima de algún tipo de violencia o acto de delincuencia. De ese grupo, solo el 14,6% denunció el hecho ante la PNR, de acuerdo con el estudio que tuvo por objetivo indagar cuán seguros y conformes se sienten los cubanos con las leyes supuestamente destinadas a proteger a la ciudadanía. 

La inseguridad que viven los cubanos debido al incremento de los delitos y de la violencia se reflejó también en el Índice de Paz Global de 2023. En ese indicador sobre los niveles de paz y la ausencia de violencia en un país, publicado a inicios de noviembre, Cuba ocupa el puesto 99 entre 163 países. 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

La célebre cantante y comediante Juana Bacallao, de 98 años, ingresada el pasado lunes de urgencia en La Habana con pronóstico "reservado"

 Tomado de https://www.cubanet.org/

Juana Bacallao, ingresada de urgencia en La Habana

*********

Conocida como "La 'show-woman' de Cuba", la cantante, de 98 años, fue ingresada el pasado lunes con pronóstico "reservado"

*********



Rosita Fornés y Juana Bacallao

Por Lucñia  Alfonso

21 de febrero, 2024

LA HABANA, Cuba. – La célebre cantante y comediante Juana Bacallao, figura insoslayable de la cultura popular cubana, fue ingresada de urgencia en el Hospital Militar “Carlos Juan Finlay”, de La Habana, por “un grave deterioro de salud” debido a “una infección generalizada”.

Conocida como “La show-woman de Cuba”, la cantante, de 98 años, fue ingresada el pasado lunes con pronóstico “reservado”, según declaraciones ofrecidas a CubaNet por una fuente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) que pidió el anonimato.

Otra persona cercana a la artista lamentó que la cantante no haya recibido en su casa visitas frecuentes de funcionarios culturales para indagar sobre su estado de salud o sus necesidades básicas “Ha estado en una situación de abandono”, dijo.

(Juana Bacallao en su juventud)

Nacida el 26 de mayo de 1925 en el barrio de Cayo Hueso, La Habana, como Neris Amelia Martínez Salazar, La Bacallao se desempañaba como trabajadora de limpieza cuando fue descubierta por el compositor, pianista, musicólogo y director de orquestas Obdulio Morales. 

A partir de ahí comenzó a triunfar en el Teatro Martí, de la capital cubana,  con los rasgos de picardía y cubanía que identificaron sus shows y las canciones y guarachas de su repertorio.

Durante su trayectoria se presentó en diferentes escenarios del mundo  junto a figuras del relieve de Nat King Cole, Bola de Nieve, Chano Pozo,  Elena Burke, Cantinflas, Rita Montaner, Rosita Fornés, Omara Portuondo, Rafaela Carrá y Benny Moré, entre muchas otras. 

La cantante actuó en países como Estados Unidos, Francia, España y México, entre otros, y durante décadas se presentó en clubes habaneros como el legendario Gato Tuerto.


(Celia Cruz y Juana Bacallao)

Antes de retirarse cantaba habitualmente en la Sociedad Rosalía de Castro, en La Habana Vieja, con el proyecto Tradicionales de los 50, una iniciativa que agrupa a estrellas del Buena Vista Social Club y de la historia de la música cubana. 

En una entrevista ofrecida al investigador Roberto Pérez León y publicada en Cubaescena en 2021, la cantante señaló: “El arte viene con la persona. Eso vino conmigo. Una gracia naturaleza. Yo no he estudiado nunca música, chico, ya te lo dije y no persigas más. Las prendas están aseguradas. Yo he hecho todas mis cosas sin maestros. Eso nace. Tírate pa la otra senda y no me estropees la autopista. Mi lucha viene de atrás. Yo hago lo que la naturaleza me dio. Yo no me guío por libreto ni nada de eso. El arte nace. El arte no se estudia. Eso vino conmigo. Mi personalidad vino conmigo pa que me defendiera porque la cosa venía al duro y sin careta. La naturaleza conmigo no fue madre, fue tía lejana”.

“Conozco la vida, la pobreza y la riqueza. Nada me asusta”, dijo en otra ocasión a la agencia estadounidense AP.

Juana Bacallao es una de las grandes leyendas de la música cubana; sin embargo poco o nada se ha sabido de los pormenores de su vida en los últimos años.



**************

Juana Bacallao y el fotógrafo Alberto Korda

Juana Bacallao con Paquito D´Rivera y otros artistas



Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Luis Cino Álvarez desde Cuba sobre la venganza castrista contra el escritor, Premio Cervantes, Guillermo Cabrera Infante

 Tomado de https://www.cubanet.org/d

La venganza castrista contra Cabrera Infante

******

Ni después de muerto los castristas le han perdonado a Cabrera Infante, uno de los más importantes escritores cubanos del siglo XX, que haya sido un acérrimo adversario

******

Por Luis Cino Álvarez

La Habana

21 de febrero, 2024

LA HABANA, Cuba.-  Este 21 de febrero se cumplen 19 años del fallecimiento en 2005, en Londres —donde vivía exiliado desde 1967—, a los 76 años, de Guillermo Cabrera Infante, uno de los más importantes escritores cubanos del siglo XX.

Si solo hubiese escrito Tres tristes tigres, con eso bastaría. Con esa novela de 1967, en la que utilizó según sus propias palabras, “los diferentes dialectos del español que se hablan en Cuba”, eternizó la magia de las noches de una Habana que ya solo existe en sus novelas.


En La Habana para un infante difunto continuó esa nostálgica y afanosa búsqueda de una ciudad en la que en los poco más de 20 años que vivió —desde que llegó provinciano y pobre, en 1941, hasta que partió al exilio en 1965— amó, fue feliz y sufrió.

La escritura de Cabrera Infante, caracterizada por los retruécanos, los juegos de palabras, el uso del hipérbaton, las traslaciones idiomáticas y un muy peculiar sentido del humor, es única, irrepetible.

Por la abundante intertextualidad, la presencia de lo paródico en sus escritos y su aprovechamiento de referentes de la música y el cine, sus dos grandes pasiones, se puede afirmar que Cabrera Infante, ganador del Premio Cervantes en 1997, fue un precursor del postmodernismo en la literatura cubana y latinoamericana y el escritor que más ha influido en los autores cubanos de las últimas décadas.

Por su crítica intransigente al régimen castrista, los decisores de la cultura oficial han tratado, pese a su importancia y sus métodos literarios, de minimizar la obra de Cabrera Infante. El principal comisario cultural del castrismo, el exministro de Cultura y actual director de la Casa de las Américas, Abel Prieto, en modo de supremo árbitro de la literatura, ha llegado a afirmar que de los libros de Cabrera Infante, solo valen la pena Tres tristes tigres y La Habana para un infante difunto.

De cualquier modo, ni aunque los castristas se decidieran a publicar algo de lo más políticamente inocuo de Cabrera Infante, podrían hacerlo, porque el escritor, que se enorgullecía de estar prohibido, dejó dispuesto antes de morir que sus libros no se publicaran en Cuba mientras imperara la dictadura, y su viuda, Miriam Gómez, se ha encargado celosamente de que se cumpla su voluntad. Debido a eso, luego de que el libro de relatos Así en la paz como en la guerra que fuera publicado en 1960, por Ediciones R., y Un oficio del siglo XX en 1963, lo único que se ha vuelto a publicar en Cuba de la autoría de Cabrera Infante fue en el año 2009, el cuento “En el gran ebbó”, incluido en la antología La ínsula fabulante.

Luego de obviar a Cabrera Infante durante décadas (su nombre no apareció en el Diccionario de la Literatura Cubana, publicado a fines de los años 70), los comisarios culturales del régimen, en los últimos tiempos, se han vengado de él del modo más avieso que pudieron escoger teniendo en cuenta el apasionado anticastrismo del escritor: sacando a relucir su pasado castrista.

Así, se afanan en presentar a Cabrera Infante como extremista e intolerante durante los dos años en los que dirigió Lunes de Revolución, el suplemento cultural del periódico Revolución, que era el órgano del Movimiento 26 de Julio. Para ello, insisten en recordar que Cabrera Infante apoyó los juicios sumarísimos contra los militares del régimen de Batista y la emprendió contra el diario La Marina y los autores del Grupo Orígenes, en particular, Lezama Lima.

De origen humilde, hijo de comunistas, habiéndose opuesto a la dictadura de Batista, Cabrera Infante fue fascinado inicialmente por la revolución de Fidel Castro. Pero esa fascinación se desvaneció pronto. 

Su ruptura con el castrismo fue un proceso traumático que se inició en 1961, a partir de que lograran el cierre de Lunes de Revolución los comisarios estalinistas con Alfredo Guevara al frente, que lo acusaban de “querer cogerse la cultura revolucionaria para él solo”, como narraría posteriormente en el cuento “Delito por bailar el chachachá”.

Para apartar al escritor, lo asignaron como agregado cultural a la embajada cubana en Bélgica. Cuando volvió a Cuba en 1965 para el entierro de su madre, las autoridades lo retuvieron e investigaron durante varios meses. Finalmente, vigilado y hostigado, no tuvo otra opción que el exilio, donde siempre se mostró frontalmente opuesto al régimen.

*************

Guillermo Cabrera Infante, entrevista al escritor Premio Cervantes 1997


Entrevista A Guillermo Cabrera Infante (Censura En Cuba) 1


Entrevista A Guillermo Cabrera Infante (Censura En Cuba) 2


********

GCI, antes de 1959, cuando escribía para la revista Carteles con el seudónimo Caín. En la foto el actor Marlon Brando


GCI en Lunes de Revolución




Etiquetas: , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

lunes, febrero 19, 2024

Alfredo M. Cepero: Los tiranos no negocian, reprimen. Agencia CNN en español: ¿quién era Alexey Navalny, el líder opositor a Putin que murió en una cárcel de Rusia?

 
Tomado de http://www.lanuevanacion.com/

LOS TIRANOS NO NEGOCIAN, REPRIMEN

*******

“La persona que no está interiormente preparada para la violencia es siempre más débil que el opresor.”

*******

Por Alfredo M. Cepero

Director de La Nueva Nación

www.lanuevanacion.com/index.php

20 de febrero,2024

La extraña muerte del opositor ruso Aléxei Navalni me sugirió el título y el tema para este artículo. En tiranías como la rusa y las muchas que nos gastamos en nuestro continente la muerte de cualquier preso de conciencia es presumida como un asesinato por parte del tirano de turno. Porque estos tiranos—carentes de argumentos para justificar sus crímenes—no negocian sino reprimen. Por eso el periodista búlgaro Hristo Grozev declaró: “No tengo ninguna duda de que la muerte de Aléxei Navalni no es natural". Y yo digo que el tirano le pasó la cuenta por la declaración de Navalni de que Putin era: “Vladímir el envenenador.”

La colonia penal donde estaba recluido el opositor Alexei Navalny, conocida como "Lobo Polar", es la más estricta que existe en Rusia. La misma está situada en la región de Yamalo-Nenets, muy por encima del Círculo Polar Ártico. Los reclusos han descrito cómo se les castiga por las faltas de otros presos, obligándoles a permanecer a la intemperie en invierno sin abrigo. A los que no se quedan quietos, los rocían con agua fría.

Pero este tipo de castigo no es nada nuevo para el mastín ruso. Se le atribuyen las muertes de sus enemigos: Boris Nemtsov, 2015… Boris Berezovsky, 2013… Stanislav Markelov… Anastasia Baburova… Sergei Magnitsky… Natalia Estemirova… Anna Politkovskaya… Alexander Litvinenko… Sergei Yushenkov…y  Yuri Shchekochikhin. La pluma certera de Aleksandr Solzhenisyn describió la situación de los presos rusos con  la frase lapidaria: “La persona que no está interiormente preparada para la violencia es siempre más débil que el opresor.”

Regresando a nuestro continente veamos el caso del tirano Hugo Chávez Frías y su destitución por el golpe de estado encabezado por Pedro Carmona, quien se desempeñaba como presidente de la Federación de las Cámaras de Comercio y de Industria Fedecámaras, el principal gremio empresarial del país. El general Raúl Isaías Baduel, Jefe de la guarnición de Maracay, se opuso al gobierno de Pedro Carmona, y empezó a buscar activamente el modo de restaurar a Chávez en el poder.  El 14 de abril de 2002 Chávez fue liberado de la prisión militar en la Isla La Orchila y fue repuesto como presidente de Venezuela.

Sin embargo, Chávez le pagó a Baduel con la ingratitud y la soberbia de los tiranos. Baduel fue a parar a la cárcel de Ramo Verde. Allí fue operado de urgencia en un estacionamiento, cerca de un basurero, sin guardar reposo postoperatorio y que desde esa operación nunca más volvió a sentirse bien. Poco tiempo después falleció por causas desconocidas. Así pagan los tiranos a quienes los sirven.

Después de la muerte misteriosa de Hugo Chávez su heredero fue el chofer de autobuses Nicolás Maduro. Éste se ha enfrentado con adversarios por la vía de las urnas, los más notorios Leopoldo López—Coordinador Nacional de Voluntad Popular—y María Corina Machado. Como era de esperar ambos han fracasado porque han confiado en el dialogo y en la vía electoral. Leopoldo anda exiliado por España y María Corina ha sido inhabilitada y no podrá enfrentarse a Maduro por una treta jurídica del chavismo.

Otro gemelo de Maduro en la maldad y la corrupción es el nicaragüense Daniel Ortega. El gobierno de Nicaragua liberó recientemente de prisión al obispo Rolando Álvarez y a 18 miembros del clero y los entregó a las autoridades del Vaticano, como parte de las negociaciones con la Iglesia Católica, para que fueran inmediatamente expulsados del país vía aérea hacia la ciudad de Roma.

Pero ahí no terminaron las cosas. La joven Sheynnis Palacios, ganadora del certamen de belleza Miss Universo 2023, es la primera nicaragüense en hacerse con el galardón en la historia de su país. En lo que ha parecido el guion de un drama televisivo, el régimen autoritario afirmó que la directora del concurso Miss Nicaragua, que había elegido a Palacios para representar al país en el certamen mundial, formaba parte de una “conspiración subversiva” para derrocar al presidente Daniel Ortega y a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Pero de todas las tiranías latinoamericanas la más longeva y represiva ha sido la de los Castro. Se ha mantenido en  el poder durante el reinado de seis papas, desde el piadoso Juan XXIII hasta el zurdo Papa Francisco. Durante 65 años en el poder esta tiranía tiene un record trágico de muertos, presos y exiliados.

A fecha de hoy, Archivo Cuba tiene documentadas 7.179 muertes: 3.110 fusilamientos, 1.170 ejecuciones extrajudiciales (incluso por intento de «salida ilegal» de la isla), 847 muertos y desaparecidos en combate (Bahía de Cochinos, Sierra del Escambray) o 18 presos políticos muertos en huelga de hambre. A esto tenemos que agregar los muertos en la guerra civil de Angola que ascendieron a más de 10,000.

Otros cubanos han decidido abandonar el país en la cantidad astronómica de 1.757.300 emigrantes según las Naciones Unidas. Esto supone un 15,55% de la población de Cuba. Otros—como en el caso de varios presos de la llamada Primavera Negra—se han negado a hacerlo. Tras la huelga de hambre de presos políticos cubanos de 2010 un acuerdo entre la tiranía de Raúl Castro y la Iglesia católica en julio de 2010, fueron liberados con la condición de ir al exilio.

La mayoría obedeció la orden de exiliarse pero una minoría se rebeló.  Nueve se mantuvieron viviendo en Cuba: Eduardo Díaz Fleitas, Ángel Juan Moya Acosta, Oscar Elías Biscet González, Librado Ricardo Linares García, José Daniel Ferrer García, Iván Hernández Carrillo, Héctor Fernando Maseda Gutiérrez y Félix Navarro Rodríguez. A la hora de redactar estas líneas todos permanecen en Cuba.

José Miguel Vivanco, director para la Américas de Human Rights Watch, ha precisado el arma que ha permitido a estos tiranos mantenerse en el poder que no es el diálogo sino la fuerza. Vivanco ha dicho: “El régimen represivo creado por Fidel Castro pudo mantenerse en pie durante décadas gracias a un control draconiano que incluía duros castigos impuestos por el gobierno a quienes se atrevían a disentir mínimamente”.

En conclusión, estas tiranía solo pueden ser derrocadas con balas, no con palabras. Por desgracias a nosotros nos ha sobrado el coraje pero nos han faltado las balas y a ellos les han sobrado las balas y el odio para dispararlas.

02-20-24

************

CNN en Español

16 febrero, 2024

Resumen: ¿quién era Alexey Navalny, el líder opositor a Putin que murió en una cárcel de Rusia?



NMás

Febrero 16, 2024

El líder opositor ruso Alexei Navalny fue encontrado muerto en la prisión ártica donde se encontraba desde diciembre pasado. Su muerte desató una ola de críticas dentro y fuera de Rusia, así como especulaciones sobre los motivos de su fallecimiento, que aún se encuentra bajo esclarecimiento luego de que el Servicio Penitenciario Federal dijo que perdió el conocimiento tras mostrarse indispuesto tras un paseo. Navalny organizó protestas multitudinarias contra el Kremlin y se apersonó como el opositor número 1 de Putin. Purgaba una condena por malversación de fondos, tildada de política por sus simpatizantes y defensores. En 2002, durante un documental en el que participó la cadena CNN, Navalny dejó un mensaje por si acaso era asesinado: “No está permitido rendirse”, dijo. #nmas

El mensaje que dejó Alexei Navalny en caso de ser asesinado - N+ #Shorts



*******

ANTECEDENTE:

CNN en Español

Diciembre 15,2020

Investigación de Bellingcat y CNN deja al descubierto cómo Rusia convirtió en un blanco a Navalny



Una investigación exclusiva de CNN y Bellingcat ha revelado evidencia de que el servicio secreto de Rusia —el Servicio Federal de Seguridad (FSB por sus siglas en ruso), el sucesor de la KGB de la Unión Soviética— formó un equipo élite especializado en gases neurotóxicos que se enfocó en el líder opositor Alexey Navalny por años. Éste último fue seguido en viajes de campaña por toda Rusia y en vacaciones. La corresponsal internacional en jefe de CNN, Clarissa Ward, habló en exclusiva con Alexey Navalny en una ubicación secreta en el sur de Alemania y confronta a uno de los agentes que está en el centro de esta operación. CNN no ha establecido que los hombres que eran parte del equipo de Servicio Federal de Seguridad en realidad envenenaron a Navalny; y, de manera sorprendente, los funcionarios rusos han rechazado abrir una investigación penal al caso de envenenamiento. Hemos contactado al FSB y al Kremlin, así como también a los miembros del equipo, para saber su opinión y han rechazado la solicitud de darla.

Investigación de Bellingcat y CNN deja al descubierto cómo Rusia convirtió en un blanco a Navalny

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Esteban Fernandez: ¡VOY A JAMAR “CUBAN FOOD”!. Orquesta de Tommy Olivencia interpreta: Y dice el del Tabacón que Cuba no falta nada

 Tomado de https://www.facebook.com/

¡VOY A JAMAR “CUBAN FOOD”!

Por Esteban Fernandez

18 de febrero,2024

Sí, voy a salir a comer. ¿Qué comeré? Desde luego que mi comida cubana: La más deliciosa del mundo.

Les advierto que yo, en 1962, no vine por la falta de comida, sino por la falta de libertad. Al contrario, me preocupaba que en USA no comería mis platillos favoritos. Y tuve ¡Tremenda “surprise”!

Vaya, qué equivocado estaba, la comida cubana se exilió aquí primero que yo.

La verdad es que nosotros los cubanos libres comemos un "millón de cosas" diferentes que el resto de la humanidad...

Ya por la mañana, mi día se inició con un buen café La Llave con leche, con pan cubano con mantequilla.

Y ahora me apetece un ajiaco. A menudo (si hace mucho tiempo que no como ese delicioso manjar) me encanta decir delante de la gente: "¡Oh, qué ganas tengo de comerme un buen ajiaco!" Eso no se le ocurre a más nadie. Absolutamente nadie que no sea cubano sabe lo que estamos hablando.

Mis antojos cubanos son diferentes a todos los demás ciudadanos del planeta. Yo a cada rato digo: "Ñooo, qué ganas tengo de comerme unos casquitos de guayaba con queso crema"...

Y soy un fanático de un trozo de dulce guayaba con queso amarillo. Sólo mis compatriotas pueden comprenderme.

Ahora mismo me estoy volviendo loco pensando en un buen tamal en cazuela o tamal en hojas y un quimbombó que resbala.

Disfruto de la paella (que hace rato dejó de ser española para ser nuestra), del arroz frito (que hace rato dejó de ser chino para ser nuestro) y hasta la Pizza la hacemos estilo cubana... Ya el “3 leches” nicaragüense me parece poco y busco un 4 leches cubano.

¿Quienes en todo el planeta tierra dicen: "Hoy voy a comer arroz con huevos fritos, picadillo a la criolla, plátanos maduros, aguacate"?

Qué va, creo que me decido por unas malanguitas aplastadas. Y encima de eso ¿Qué se me antoja? ¿butifarras, longanizas, tostones, fufú de plátano, bacalao a la vizcaina, bollitos de carita, frituras de malanga y de bacalao, discos voladores, un Elena Ruth, congrí, moros y cristianos, pulpeta o salpicón?

O mejor como el rabo encendido, boliche mechado, bisté empanizado, chilindrón de chivo o de carnero, papas rellenas, croquetas, quimbombó, un sandwiche cubano, una media noche , o ropa vieja, vaca frita, arroz con pollo a la chorrera, arroz imperial, yuca con mojo...

No, esta noche quiero ir a un restaurante que sepa convertir cosas españolas como la fabada y el caldo gallego en cubanas, y me siento un poco decepcionado porque el Versailles ya no tienen el boniato relleno de tasajo.

Y antes de salir una vez más pienso: “ Ñoooooo, la verdad es que ese HP Fidel Castro está muerto, bien muerto, pero lo cierto es que por sus crímenes, por haber destruído a Cuba me gustaría poder rematarlo 100 veces consecutivas y una vez más por haber privado a los cubanos de la jama.

***********

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Para oir la  versión de la canción  con el   estribillo: y dice ese maric*n que en Cuba no falta nada,  hacer click AQUÍ.

Tommy Olivencia - El del Tabacón (Programa Son del Caribe P.R.)



Etiquetas: , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

domingo, febrero 18, 2024

Luis Cino Álvarez desde Cuba sobre la versión castrista de los alzados que tuvieron que enfrentar en la década de los años 60s del pasado siglo. Pedro Pablo Arencibia: Sobre la Guerra Civil en Cuba para combatir a la dictadura Castrista en los años 60s del siglo XX

 
Tomado de https://www.cubanet.org/

La versión castrista de los alzados que tuvieron que enfrentar en la década de 1960

*******

Esa versión no habla de las ejecuciones extrajudiciales y torturas a los alzados por parte de las fuerzas del régimen, de las que abundan los testimonios

*******

Por Luis Cino Álvarez

La Habana

16 de febrero, 2024

LA HABANA, Cuba.- El castrismo siempre se ha empeñado en mostrar como bandidos y criminales a los alzados que combatieron al régimen en la primera mitad de la década de 1960, principalmente en la serranía del Escambray.

Su accionar ha sido minimizado, pero lo magnifican a su conveniencia cuando en libros, películas o seriales televisivos quieren enaltecer el papel de las fuerzas gubernamentales que los enfrentaron. 

Al respecto, recordemos la película El hombre de Maisinicú, dedicada a la glorificación de Alberto Delgado, el agente infiltrado del G2 que en 1964 hizo posible, mediante trampas, la captura de los jefes guerrilleros Julio Emilio Carretero, Maro Borges y Zoila Águila (la Niña de Placetas).    

El régimen, que se vio obligado a hacer grandes movilizaciones y varias aparatosas ofensivas (limpias, como fueron oficialmente llamadas), demoró más de seis años en aplastar a las guerrillas anticastristas y fue gracias a la abrumadora superioridad en armamento y número de hombres de las fuerzas gubernamentales.   

Solo en la Primera Limpia del Escambray, entre finales de 1960 y los primeros meses de 1961, participaron 70.000 efectivos, entre soldados y milicianos, al mando del comandante Dermidio Escalona.

En dicha limpia, no consiguieron liquidar a las guerrillas, a pesar de que mataron a cientos de alzados y fueron capturados o muertos algunos de sus jefes, como Sinesio Walsh, Plinio Prieto, Porfirio Remberto Ramírez, Ismael Heredia, Nando Lima, Sacarías García, Juan Cajigas, Ismael Rojas y Carlos Duque.

No habiendo conseguido derrotar a los alzados, el 3 de julio de 1962 fue creada la Sección de Lucha contra Bandidos, dirigida por el comandante Juan Almeida.  

Para mediados de 1964, los grupos armados que combatían al régimen estaban en una situación desesperada. Cheíto León —el sustituto de Julio Emilio Carretero, quien a su vez había sustituido a Tomás San Gil como jefe de las guerrillas del Escambray— fue muerto en combate el 6 de junio.  Varios centenares de alzados habían sido muertos o hechos prisioneros y las líneas de suministros de armas y alimentos estaban cortadas. Aun así, hubo grupos que resistieron el asedio del régimen hasta el primero de octubre de 1966, cuando fue apresado el último alzado, el anciano campesino José Rebozo.

Los primeros alzados datan de 1959, a pocos meses de la instauración del régimen de Fidel Castro. Muchos de ellos habían combatido al régimen de Batista en las filas del Directorio Estudiantil Revolucionario o el Movimiento 26 de Julio. No se sabe con certeza si el primer alzado fue Ramón Trujillo, en la zona del Escambray conocida como La Macagua, o Luis Santana Gallardo (alias Luis Vargas).

Si se tiene en cuenta que ya en 1959 había alzados y que el último de ellos no fue neutralizado hasta 1966, tenemos que la insurgencia anticastrista duró siete años, lo que la convierte en el más prolongado conflicto bélico ocurrido en Cuba luego de la Guerra de los Diez Años (1868-1878).

Y no fue poca la envergadura de lo que fue una verdadera guerra civil. De acuerdo a datos oficiales de los que se hizo eco el periódico Granma el 12 de abril de 2006, entre 1959 y 1965 hubo en las entonces seis provincias, particularmente en las actuales provincias Villa Clara, Sancti Spíritus, Matanzas y Pinar del Río, “un total de 299 bandas de alzados, las que totalizaban 3.995 combatientes”. “Solo en la provincia de Las Villas, y en especial en el Escambray, se detectaron 168 bandas, con un total de 2.000 alzados”, según Granma.

Ecured, también basándose en datos oficiales, sitúa la cantidad de muertos del conflicto entre 549 y 700. Pero esa cantidad no incluye a los varios centenares de alzados muertos en combate, fusilados o ejecutados extrajudicialmente.

La versión oficial acusa a los alzados de haber cometido crímenes y atrocidades contra los simpatizantes del régimen. Pero las fuerzas gubernamentales no se quedaron atrás en cuanto a abusos y atrocidades.

En 1961, cuando en los alrededores de Trinidad, los alzados asesinaron a los alfabetizadores Conrado Benítez y Manuel Ascunce y a varios campesinos colaboradores del ejército, el jefe guerrillero Osvaldo Ramírez advirtió que hechos así no se podían repetir porque desacreditaban y resultaban contraproducentes, ya que el castrismo —como sucedió— los utilizaría como mártires y para enajenarles el favor del campesinado.

Para evitar que ayudaran a los alzados, cientos de familias campesinas fueron sacadas a la fuerza del Escambray y reinstaladas en los llamados pueblos cautivos, Sandino y Briones Montoto, al oeste de Pinar del Río.

Abundan los testimonios referidos a ejecuciones extrajudiciales y torturas por parte de las fuerzas del régimen. Y se conoce de varios casos en que los cadáveres de alzados fueron exhibidos públicamente en los poblados para atemorizar a la población.

La Ley 988 autorizaba la confiscación de las propiedades de los que apoyaran a los alzados y los fusilamientos de los que cometieran “crímenes contra el poder del estado”.

Hubo alzados a los que luego de ser capturados, los mataron en el monte, alegando que habían intentado escapar, o hicieron luego el papeleo para demostrar que habían sido juzgados y condenados a muerte.

**************

Nota del Blogguista de Baracutey Cubano 

Fue una Guerra Cívil, y tal es así que hasta el régimen Castrista así lo ha entendido y dicho en ocasiones. En el tomo I del libro Las Reglas del Juego, escrito por miembros de la Dirección Política del MININT y publicado en 1992 por la Editoral San Luis, editoral del MININT se lee ( sólo teniendo en cuenta a los insurgentes alzados en zonas rurales y no a la oposición urbana de la cual hubo más de 300 organizaciones según ha expresado Fidel Castro) lo siguiente:

¨El General de Ejército Raúl Castro calificó este largo batallar como una guerra civil; en 1967 expresó que en aquellos encuentros contra el bandidismo perdieron la vida cerca de 500 combatientes revolucionarios, y las operaciones costaron al Estado cubano entre 500 y 800 millones de pesos. Ese fue el balance de la destrucción de 179 bandas y casi 3 600 alzados que asolaron el teritorio nacional a mediados de 1960 y 1965 fundamentalmente. Cien mil hombres rastrearon las antiguas seis provincias del país para aniquilar a unos 200 grupos de alzados. ¨ (pp. 125-126)

Una observación interesante: el Doctor en Ciencias Arnaldo Jiménez de la Cal, oficialista historiador de la ciudad de Matanzas, en su libro Principio y fin del bandidísimo en Matanzas. (1998), que fue Premio 26 de Julio del año 1997, expone en sus datos que de los aproximadamente 600 alzados ( o sea, individuos que participaron en la lucha con el arma en la mano; luego no se tiene en cuenta los suministros, guías, personal de apoyo, etc.) que hubo en la provincia de Matanzas, y que fue aproximadamente el 25% del total que hubo en todo el país, sólo tres habían pertenecido a los cuerpos armados de la anterior República, mientras que más de 90 habían pertenecido a los cuerpos del régimen Castrista: Milicias Nacionales Revolucionarias, Ejército Rebelde, Policía Nacional Revolucionaria, etc..

En ese libro del Dr. Jiménez de la Cal, se citan fragmentos de discursos locales de Fidel Castro donde se dice que fueron errores de la Revolución los que conllevaron a que tantos campesinos se alzaran. 

Un mito existente en Cuba es que  los cubanos seguidores de Castro derrotaron sin ayuda personal foránea  alguna a los alzados en las zonas rurales de Cuba, a los conspiradores y combatientes anticastristas en las ciudades, a los brigadistas en la batalla de Bahía de Cochinos cuando el desembarco de la Brigada de Asalto 2506 en abril de 1961, etc.;  lo cual no es cierto. En este post  sólo daremos tres ejemplos.

******************

Sobre la Guerra Civil en Cuba  para combatir a la dictadura Castrista  en los años 60 del siglo XX  que niega tanto  la aceptación pasiva del Castrismo como  cobardía por parte del  pueblo cubano

Por Pedro Pablo Arencibia Cardoso

13 de abril de 2021

(FRAGMENTO)

En el artículo Datos de una guerra civil del historiador cubano Rafael Rojas (radicado en México   y hermano del actual  Viceministro de Cultura del Castrismo)  se lee: ¨El concepto de guerra civil resulta más apropiado que el de ''contrarrevolución'' a la hora de historiar aquel conflicto. El discurso oficial atribuye a los ''contrarrevolucionarios'' la falsa homogeneidad ideológica, política y social de la propia ''revolución'' y, a la vez, niega la identidad nacionalista de los opositores al comunismo. Cuando el campo intelectual y académico de la isla acepte que aquellas decenas de miles de adversarios al gobierno de Fidel Castro fueron cubanos que deseaban lo mejor para su país y no apátridas y traidores que trabajaron por la destrucción de la isla y su anexión a Estados Unidos, comenzará la verdadera reescritura de la historia contemporánea de Cuba

En efecto: en Cuba en la década de los años 60 del pasado siglo hubo una  Guerra Cívil en contra de la tiranía impuesta por el Castrismo;  tal es así que hasta el régimen Castrista así lo ha entendido y dicho en ocasiones. En el tomo I del libro Las Reglas del Juego, elaborado por miembros de la Dirección Política del MININT y publicado en 1992 por la Editoral San Luis, editoral del MININT se lee ( sólo teniendo en cuenta a los insurgentes alzados en zonas rurales y no a la oposición urbana de la cual hubo más de 300 organizaciones según ha expresado Fidel Castro) lo siguiente:

¨El General de Ejército Raúl Castro calificó este largo batallar como una guerra civil; en 1967 expresó que en aquellos encuentros contra el bandidismo perdieron la vida cerca de 500 combatientes revolucionarios, y las operaciones costaron al Estado cubano entre 500 y 800 millones de pesos. Ese fue el balance de la destrucción de 179 bandas y casi 3 600 alzados que asolaron el teritorio nacional a mediados de 1960 y 1965 fundamentalmente. Cien mil hombres rastrearon las antiguas seis provincias del país para aniquilar a unos 200 grupos de alzados. ¨ ( pag 125-126)

(Luchadores anticastristas del Escambray. En varios post de este blog Baracutey Cubano se han identificado erróneamente algunos de los fotografiados. Julo M. Lara (dueño de la foto y uno de los fotografiados)  muy gentilmente atendió a mi solicitud  y me envió el siguiente email: Muy estimado Pedro, ante todo gracia por su elocuente  elogio y comentario. Esa foto fue tomada en una reunión de líderes que Evelio (Duque) -tratando de unir todas las fuerzas bajo un liderazgo– realizo, y no fue en Manacal como algunos dicen -fue cerca de Topes de Collantes, en una zona conocida como “Dos Ríos”. Por consiguiente hay algunos que por haber pertenecido a otras columnas no me acuerdo de sus nombres, y otros que si me acuerdo, por el largo tiempo que hace –no me acuerdo de sus nombres aun reconociéndolos. Pero me acuerdo de unos cuantos, empecemos: de pie en la parte posterior, de izquierda a derecha los dos primeros pertenecían a la tropa de Osvaldo Ramírez; seguidos por el matrimonio Tunon (Tuñón)  (campesinos de la zona); a continuación Evelio Duque con gorra y Osvaldo Ramírez con sombrero; a la derecha de Osvaldo creo – no estoy seguro era Monguito Pérez, a continuación era uno de nosotros que no recuerdo su nombre, al final el heroico Tomasito San Gil. Arrodillados al frente de izquierda a derecha el primero era Víctor (Chiche) Gámez, el segundo fui yo, el tercero era Ignacio  (bigote) Zúñiga,  los dos que siguen eran de nuestra tropa pero no recuerdo sus nombres, el sexto era mi amigo, hermano y compañero de toda la guerra Antonio (Tata) Aragón, el ultimo no me acuerdo su nombre. Tomas San Gil, Tata Aragón y yo nos conocíamos de antes de la guerra.

      Yo he escrito seis libros en una serie “Exponiendo al Comunismo”, además escribí mi autobiografía “God Satan and Me”,  o en castellano “Dios Satanás y Yo”.  Si deseas leerlo, con mucho gusto te obsequio y hago llegar una copia.)

Nunca en contra del gobierno de Fulgencio Batista  hubo una oposición violenta tan numerosa a lo largo y ancho de toda la República de Cuba. Hago  la observación que quizás  las cifras anteriores de  alzados en las áreas rurales  han sido disminuidas por razones políticas pues otras fuentes oficialistas hablan de aproximadamente 5 000 alzados; un elemento que sirve para medir el alcance de esa guerra civil  fue la creación de los llamados ¨pueblos cautivos¨ como fueron, en Pinar del Río: ¨Sandino¨, ¨Briones Montoto¨, ¨López Peña¨ y muchos más en el país  en que se encarcelaron bajo un régimen carcelario menor severo a cientos de  familias desalojadas de sus casas y de sus tierras en las áreas montañosas del mal llamdo  Escambray,  pues realmente  se le debe llamar macizo montañoso de Guamuhaya, pues el Escambray es un pequeño territorio cercano a la ciudad de Santa Clara en el que no hay ni agua. En esas cifras no se tienen en cuenta tampoco a  los cubanos  que luchaban en las organizaciones urbanas anticastristas y anticomunistas dentro de Cuba; la punta del iceberg  de ellas son aquellas que planearon atentados contra el tirano Fidel Castro. Tampoco se tienen en cuenta  a los  numerosos cubanos que operaban en infiltraciones  y ataques a la dictadura desde el exterior ya estuvieran vincukados a la CIA o a organizaciones independientes, incluyendo a la Brigada de Asalto  2506 con aproximadamente 1500  brigadistas cubanos que era casi la totalidad de los invasores en Bahía de Cochinos. No olvidemos que la dictadura Castrista, em medio de la mal llamada Guerra Fría,   estaba financiada, entrenada, armada  y  asesorada  por el campo socialista encabezada por la hoy extinta URSS; dos ejemplos de ello es que el asesor  hispano-soviético ¨Angelito¨ (Francisco Ciutat de Miguel) estaba en Cuba  desde el 4 de marzo de 1960  y el grupo especial ¨El Molino¨ tenía asesores del campo socialista para combatir  a los alzados del Escambray. Otro asesor soviético para la lucha contra los alzados en El Escambray fue  ¨Adams¨,  cuyo nombre real era Dimitri Pavlovich Abramov.

(Algunas localizaciones de los grupos  de las guerrillas antiCastristas y anticomunistas en la zona central de Cuba )

*****************

Tomado de los archivos de este blog:

EL DUEÑO DEL ESCAMBRAY


Por Guillermo Fariñas

Periodista independiente.
cocofari62@yahoo.es

La Chirusa, Villa Clara, octubre 15 del 2009, (PD) El 23 de febrero de 1982, un grupo cadetes militares de los países socialistas que estudiaban en la ciudad de Tambov, Unión Soviética, fueron invitados a un acto conmemorativo por el Día del Ejercito Rojo. La actividad era en una de las academias moscovitas para oficiales ya graduados. Los organizadores de la conmemoración no escatimaron en servir bebidas etílicas a los rusos o extranjeros, allí presentes, porque según rezaba una máxima tradicional aquel país euro- asiático:” Una fiesta donde no se termine borracho, no puede llamarse fiesta y menos llamarse buena”.

De pronto allí, se rompió la armonía que existía en una de las mesas, pues un retirado Coronel General soviético comenzó a discutir acaloradamente con el coronel del Ministerio del Interior cubano, Antonio Menéndez Tomassevich, el Agregado Militar de esa entidad en la embajada cubana en la extinta nación. Una acalorada polémica surgió entre aquellos dos perdidos borrachos. Versaba sobre quien fue el verdadero artífice de la destrucción, en la primera mitad de la década de los años 60, de las guerrillas anti- castristas en el Escambray, el macizo montañoso del centro de la mayor isla del Mar Caribe.

Según la historiografía oficial, el hoy fallecido General de División Raúl Menéndez Tomassevich fue el máximo responsable, en cuanto a la estrategia y tácticas para la eliminación de los popularmente conocidos “Alzados”. Por lo menos esto es lo que se le asegura al ciudadano cubano de a pie.

( Gral. Tomás Raúl Menéndez Tomassevich )

El coronel Antonio, hermano del general Menéndez Tomassevich, defendió el supuesto papel histórico de su cercano familiar. El polemista era Dimitri Pavlovich Abramov, fundador, junto al famoso Mariscal Blucher, de las Unidades Anti- Bandidos en el incipiente Primer Estado Socialista del Mundo.

El general ruso se ufanó ante los congregados que fue él quien capturó a los últimos guerrilleros blancos de Rusia y logró afianzar el poder de los Soviet. Estos fueron los renombrados “Lobos de Tambov”, una región relativamente cercana a la urbe moscovita, donde en los bosques del territorio homónimo, se combatió hasta 1938.

Después de participar en la Guerra Civil Española, durante toda la Gran Guerra Patria, Abramov asesoró la creación de frentes partisanos en Ucrania y Bielorrusia. A partir de 1945, orientó a los gobiernos de Bulgaria, Checoslovaquia y Hungría, para hacer lo que sabía bien: neutralizar a la perfección guerrillas anticomunistas.

Posterior al triunfo de la Revolución Cubana y tras la muerte en combate del supremo jefe anti- guerrillero, comandante Manuel “Piti” Fajardo, a Abramov se le envió de urgencia de responsable superior soviético tras bambalinas para enseñar a los todavía bisoños comandantes contrainsurgentes isleños.

Abramov estableció un Estado Mayor de avezados asesores soviéticos a los pies de las montañas del Escambray, en el poco notorio poblado de Condado. Allí no podían acceder sin el permiso suyo o de sus más cercanos ayudantes, ni los oficiales de mayor rango cubanos, una cuestión que creó disgustos entre los aliados de armas.

El dominio de Abramov del idioma español desde los sucesos de la península ibérica le sirvieron para hacerse pasar por un hispano- soviético ante las tropas de Lucha Contra Bandidos (LCB) al servicio del castrismo, con el nombre de “Adams”, que los viejos combatientes de aquella contienda entre compatriotas todavía recuerdan con horror.

Adams implantó los métodos usados en la extinta URSS, como fueron matar los animales de corral, bovinos, equinos, porcinos y vacunos, para que la guerrilla no pudiera abastecerse en proteína animal. Fumigó y quemó cultivos, también envenenó los ríos para rendir a los campesinos alzados..

En la discusión en Tambov, Abramov argumentó a su contrincante que personalmente escogió la localización del primer Pueblo Cautivo, creado en el municipio de Cifuentes y que las autoridades isleñas nombraron “Wilfredo Pagés”. En ese sitio reconcentró obligatoriamente a los familiares de los guerrilleros.

Estudió la geografía del archipiélago, dándose cuenta que lo más parecido a la Siberia Rusa era el extremo oeste de la isla en Pinar del Río y ordenó levantar allí tres grandes “pueblos cautivos”, que son “Antonio Briones Montoto”, “Ramón López Peña” y “Sandino”, lo que consideró su jugada maestra, pues dejó a sus perseguidos sin base social futura.

Con reproche, le espetó a la cara al coronel castrista: “Tu hermano, que está ahora de Jefe Militar en Angola, pidió mi retirada de la Asesoría Militar Soviética, porque le he criticado su poca imaginación para capturar a Jonás Zabimvi, pues ese es un guerrillero natural y solo lo pueden apresar sus propios seguidores”.

Concluyó con el menor de los Tomassevich: “Dile a Tomas que sigue comportándose como un buen táctico, pero es el peor estratega al que haya tenido que asesorar en mi vida, porque nunca piensa en el mañana, que ante la historia de Cuba, él limpió al Escambray, pero la historia oculta conoce que yo fui el real dueño del Escambray”.

*****************

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Los  primeros especialistas extranjeros en Inteligencia y Contrainteligencia  que asesoraron a los incipientes órganos de la Seguridad del Estado  después del triunfo de la Revolución fueron los checoslovacos, hispanosoviéticos y ex combatientes  de la Guerra Civil española. El General hispano-soviético Enrique Líster (el verdadero fundador de los CDR (Comités de Defensa de la Revolución) en Cuba  fue uno de ellos.



Otro  de ellos fue Angel Martínez Riosola,   ¨Angelito¨, cuyo verdadero  nombre  era  Francisco  Ciutat de Miguel ((Madrid, 28 de octubre de 1909-La Habana, 30 de noviembre de 1986) quien llegó a Cuba el 4 de  marzo de 1960;  su avión procedía de Venezuela pero antes había recorrido varios países europeos como Checoslovaquia y Bélgica. Era graduado de la prestigiosa Academia  Voroshilov, de la Unión Soviética,  donde también ejerció como profesor. En el 40 aniversario de la invasión de Bahía de Cochinos, recuerdo, aunque ha pasado mucho tiempo,  a Fidel Castro decir en la televisión que  si la invasión hubiera sido por Trinidad,  no tenía ninguna probabilidad de éxito, pues ¨Angelito¨ había hecho fortalecer dicha zona con fuerte artillería y tropas. Se  afirma que participó en combatir a los alzados antiCastristas de la Sierra del Escambray y hasta que fue herido; quizás este ¨asesor¨haya formado parte del grupo operativo especial  ¨Molino¨. Posteriormente ofreció  asesoramiento militar en Vietnam y en Argelia . En Vietnam fue un importante apoyo del General Võ Nguyên Giáp.

Las tempranas  relaciones políticas, militares,  de Inteligencia y Contrainteligencia con la Unión Soviética y otros países en el marco de la mal llamada Guerra Fría, las invasiones Castristas que partieron tempranamente de Cuba (desde marzo-abril de 1959, a Panamá, Nicaragua, Santo Domingo, Haití, etc.) y otras acciones subversivas.  no escapaban a los órganos de Inteligencia de los EE.UU., los cuales tenían informado al Presidente Dwight D. Eisenhower, el cual el 17 de marzo de 1960 aprobó  el documento titulado “Un programa de acción encubierta contra el régimen de Castro”,con el objetivo de derrocar a la amenaza que se establecía a 90 millas de las costas de EE.UU. pese a que su gobierno de manera extraordinariamente rápida había reconocido  la llegada al poder del nuevo régimen en Cuba.
 
Tomado del sitio español  http://pares.mcu.es/ :

Francisco Ciutat de Miguel

Militar, exiliado español. Su padre fue también militar aunque, al fallecer, en 1925 Francisco entró en la Academia de Infantería de Toledo. En 1928 ejercía de alférez cuando ingresó en el regimiento de Infantería de Garellano, número 43, de guarnición de Bilbao y comenzó su trayectoria militar ocupando el puesto de jefe de una sección de morteros. En 1935 logró por concurso-oposición pasar a formar parte de la Escuela de Estado Mayor de Madrid y en el momento en el que se inicia la guerra civil ya había aprobado el primer curso. A lo largo del conflicto bélico ejerció primero como teniente de infantería, posición desde la cual fue ascendiendo progresivamente gracias a su habilidad como estratega. En agosto de 1936 José Giral, por aquel entonces presidente de la República, le nombró jefe de operaciones del Estado Mayor del Ejército del Norte y desde noviembre de dicho año trabajó bajo el mandato de Francisco Llano Encomienda como jefe de Estado Mayor del Ejército del Norte. A raíz de un enfrentamiento con el presidente vasco José Antonio Aguirre, es apartado de su puesto en el Ejército del Norte y a partir de octubre de 1937 trabajó en el Estado Mayor del Ejército de Maniobra como jefe de la sección de operaciones y subjefe del Estado Mayor junto con Vicente Rojo. A continuación diseñó la estrategia militar republicana que se llevaría a cabo en el frente de Levante, fue ascendido a teniente coronel en abril de 1939 y ejerció como jefe del Estado Mayor del Ejército de Levante. 

En 1939 escribió El combate defensivo en terreno montañoso, publicado por el Comisariado de Levante. Con el fin de la contienda bélica partió rumbo a la URSS y pasó a integrarse en la Academia Frunze de Moscú. Tras su graduación comenzó a trabajar como docente para esta Academia. Alcanzó el grado de teniente coronel del ejército soviético y luchó en la segunda guerra mundial ya con el nombre ruso de Pável Pablóvich Stépanov. 

En 1954 ejerció como el principal asesor de Vo Nguyen Giap en Duen Bien Phu (Vietnam) y en marzo de 1960 de Raúl Castro en el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Tuvo como alumno al Che Guevara en su tiempo libre. Con el nuevo nombre de Ángel Martínez Rosada, generado por Fidel Castro, durante varios años fue comandante en jefe para el ejército cubano. Cofundó junto al comandante Juan Almeida Bosque, el Ejército Central. Colaboró en la transformación de las milicias populares cubanas en un ejército profesional y formó parte de la lucha en Escambray como comandante a lo largo de la invasión de la Bahía de los Cochinos. También batalló en Argelia, durante la guerra contra Marruecos y contrajo matrimonio con la rusa Sofía Kokuina. Pasó a integrar el Comité Central del PCE tras el VIII Congreso que tuvo lugar en los alrededores de París. En 1977 volvió a España una vez legalizado el PCE, donde vivió hasta que enfermó en abril de 1985. Falleció en Cuba como él mismo quiso y fue enterrado en el panteón de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

*********************

 El comunista español que copió al NKVD en el Escambray

*******
Ángel declara que eran bandidos y que así había que llamarles. La idea agradó a Castro, y desde entonces no existe en Cuba otra manera de nombrar a los que lucharon contra el régimen en esa contienda.
*******

 ¨Angelito ¨ recibiendo un reconocimiento o una condecoración de manos de Fidel Castro  y Raúl Castro. Comentario añadido por el bloguista de BC.

Por Álvaro Alba
julio 28, 2015
El peligro de un Nuevo Idioma o Neolengua, dentro del socialismo fue adelantado por George Orwell en 1984. En Cuba existe un término que se le aplicó a los que con las armas se enfrentaron al sistema impuesto desde 1959 – Bandidos. Ese fue el calificativo para todos los que estaban combatiendo en las montañas y llanos de Cuba contra Castro.

Nada de insurgentes, rebeldes, alzados, guerrilleros, simplemente bandidos. La guerra se llamó Lucha contra Bandidos. Dentro del Ejército se crea la Sección de Lucha contra Bandidos y las unidades de combate se llamaron Batallones de Lucha contra Bandidos. Existe desde 1984, en el centro de la Isla, en Trinidad, un Museo Nacional de la Lucha contra Bandidos, ubicado en el edificio del Convento e Iglesia de San Francisco de Asís, el más emblemático de los edificios de esa villa. Bandidismo fue el término escogido y no fue al azar la elección.

Ese calificativo lo acuñó un español, asesor hispano-soviético, como se le llamaba a los primeros consejeros que llegaron de la URSS a Cuba. Ese asesor fue Ángel Martínez Riosola o Francisco Ciutat, al igual que los demás hispano-soviéticos venía con el fogueo del combate en la Guerra Civil Española, la Segunda Guerra Mundial y la persecución a los nacionalistas ucranianos, lituanos y estonios que lucharon contra las autoridades soviéticas.

Ciutat fue coronel del ejército republicano, jefe de estado mayor de un frente que al ser derrotado el bando republicano escapa a la URSS. En la Academia Militar Voroshilov, en Moscú, fue profesor junto a otros españoles durante la Segunda Guerra Mundial. En la URSS tuvo igual graduación militar y era conocido como Pablo Pablovich Stepanov. A Cuba llegó en marzo de 1960, en vuelo desde Venezuela, a través de Praga y Bruselas, algunos dicen que para evitar cualquier relación con la URSS, otros que fue para reunirse con los dirigentes españoles exiliados y coordinar una mayor ayuda a La Habana.

A la isla arribó con un pasaporte a nombre de Ángel Martínez Riosola, o simplemente el Comandante Angelito. Estuvo presente en los combates de Bahía de Cochinos y en la creación de las estructuras militares del país. Fue asesor en la jefatura de las operaciones en el Escambray durante los combates, incluso es herido en la pierna durante un enfrentamiento.

(Francisco Ciutat de Miguel (1909-1986) que tuvo además estos nombres en diferentes lugares y épocas: Pavel Pablovich Stepanov, Ángel Martínez Riosola o ¨Angelito¨, pues Fidel Castro Ruz le vio un parecido con su padre Ángel Castro . Foto y comentario añadidos por el bloguista de BC)

A principio de 1962, en una reunión donde estaban presentes Fidel Castro, Juan Almeida, jefe del Ejército Central, el jefe de operaciones, Raúl Menéndez Tomassevich y el asesor hispano-soviético, mientras explicaba Tomassevich la ubicación de las formaciones enemigas y las iba nombrando de diversas maneras: alzados, rebeldes, etc., Ángel declara que eran bandidos y que así había que llamarles. La idea agradó a Castro, y desde entonces no existe en Cuba otra manera de nombrar a los que lucharon contra el régimen en esa contienda.

El término ya había sido acuñado en la URSS en la lucha contra los nacionalistas ucranianos, lituanos, estonios, letones y de otras nacionalidades, que tomaban las armas contra Moscú. La Constitución de la URSS de 1924 tenía un artículo (61) en su noveno capítulo, para definir las funciones del Departamento de Seguridad del Estado o Dirección Política Principal Unificada (OGPU), donde se explicaba que la función principal era la lucha contra la contrarrevolución económica y política, el espionaje y el bandidismo. Dentro de la OGUP estaba el Departamento de Operaciones, encargado de esa lucha contra los denominados “bandidos” y en 1944 se reorganiza y surge la Dirección General de Lucha contra el bandistismo dentro del NKVD, cuyo segundo departamento se especializaba en la zonas del occidente de la URSS. Y es que el 60 por ciento de los incidentes armados ocurrían en Ucrania, Lituania, Estonia y Letonia; y se hacía la distinción entre la lucha contra el “bandidismo político”, del criminal.

Los rebeldes de Lituania fueron los miembros de la Unión de Luchadores por la Libertad de Lituania, conocidos como Hermanos de la Foresta. En Estonia existe una organización de veteranos combatientes que estuvieron al lado de Alemania, y que se denomina Asociación de Luchadores de la Libertad, agrupando incluso a los que de 1918 a 1920 combatieron al Ejército Rojo, y a los que en la guerra mundial formaron las unidades al servicio del Tercer Reich. En Ucrania tomaron las armas el Ejército Insurreccional Ucraniano (UPA) y la Organización de los Nacionalistas Ucranianos (OUN). Por décadas se calificó a los que las integraban como traidores, colaboradores de los nazis y un anatema cayó sobre sus líderes.

En México se les llamó Insurgentes a aquellos que levantaron las armas contra España, y aunque entre ellos lucharon y cambiaron de bando, al final fueron calificados de Insurgentes. En España hay carlistas, republicanos, franquistas, pero nunca aparece el calificativo de bandidos. Los ingleses prefieren llamar a una contienda bélica civil con un poético nombre - “guerra de las rosas”. Una guerra civil marcó la historia de Estados Unidos y los vencedores norteños no llamaron bandidos a los vencidos sureños.

















A la extrema izquierda el Comandante ¨Angelito¨, a su lado el Doctor en Medicina y Comandante Sergio del Valle, quién llegó a ser Ministro del Interior,  a su lado Raúl Castro Ruz, el de la extrema derecha  es el Comandante Raúl Menéndez Tomassevich, quien estaba preso por falsificar un cheque con el  nombre del Alcalde de la ciudad de Santiago de Cuba  cuando fue liberado por combatientes del Ejército Rebelde junto a otros presos cuando era trasladado; posteriormente  se incorporó al Ejército Rebelde en la lucha contra el gobierno de Fulgencio Batista. Tomasevich, junto a otros cubanos, invadió a Venezuela años después del triunfo de la mal llamada Revolución; también fracasó cuando lo enviaron a Angola a capturar o matar a Jonas Sabimbi. Comentario añadido por el bloguista de Baracutey Cubano.


(La ilustración es  del libro ¨30 Años de la Seguridad Cubana. Las reglas del Juego¨de la Comisión de Historia de los Órganos de la Seguridad del Estado. Dirección Política Central. Ministerio del Interior)
*************

Tomado de http://www.latinamericanstudies.org/


Escambray: La Guerra Olvidada

(Un Libro Historico De Los Combatientes Anticastristas En Cuba (1960-1966))


Por Enrique G. Encinosa

EL LOCO LÓPEZ

Le decían El Loco. El apodo le vino por su audacia, por su sangre fría, por la manera temeraria de actuar ante el enemigo. Manolo López López era de Chambas, en el norte de Camagüey. Fue encarcelado cuando era aún menor de edad, acusado de participar en actividades guerrilleras contra el régimen castrista. Lo enviaron a Torrens, una cárcel para menores en La Habana, para cumplir sentencia y recibir adoctrinamiento político.

Pero El Loco nunca cumplió la condena. Con una navaja se abrió una herida en el estómago, al lado del ombligo. Lo llevaron a un hospital, donde le cosieron la herida. Y antes de regresar a Torrens, El Loco amarró una tira de sábanas y se lanzó por una ventana, perdiéndose en la oscuridad de la noche.

Casi desnudo, herido, y sin recursos, Manolito López se las arregló para regresar a Camagüey, donde se alzó de nuevo. Cumplió los 18 años en la manigua. Aprendió sus tácticas guerrilleras de Rolando Martín Amodia y Arnoldo Martínez Andrade, dos ex oficiales del Ejército Rebelde que fueron los pioneros de los alzamientos contra el castrismo en Camagüey. El Loco participó en muchas acciones, incluyendo el asalto a las Minas de Perea, la toma de los poblados de Río y Centeno, y numerosas emboscadas en los llanos de la Provincia. Para febrero de 1962, a pesar de su juventud, era comandante guerrillero, jefe de los alzados en Camagüey.

En los próximos seis meses, Manolito El Loco se convirtió en uno de los jefes guerrilleros más audaces de toda Cuba. Los propios castristas publicaron relatos que demuestran la audacia de Manolito. En Boquerón, la milicia tendió una emboscada a los alzados. 'En el primer combate murió un guerrillero, Justo López Fuentes. Al poco rato, cuando la milicia peinaba el terreno en búsqueda de la guerrilla, se escucharon dos disparos. Dos milicianos se desplomaron. Cuando las tropas castristas llegaron al farallón desde donde los alzados habían disparado, no encontraron guerrilleros, pero sí encontraron colgado de un árbol un pequeño letrero que decía.

«Por cada patriota muerto, la vida de dos milicianos.

»(firmado) Manolito López

»Comandante en Jefe Frente Norte de Camagüey,»

A Manolito El Loco lo buscaron con ganas. Y él, con su locura y su audacia, continuó rompiendo cercos. Mucho triple cerco se cerró sobre campo vacío mientras El Loco y sus hombres cruzaban sembradíos y potreros, evadiendo a los cazadores de las tropas especiales castristas.

Con temeridad, los hombres de El Loco López llevaron a cabo constantes contra-ataques, a pesar de ser continuamente perseguidos y acosados por el ejército castrista. El 29 de junio de 1962, con la milicia pisándole los talones, Manolito y sus hombres detuvieron a un ómnibus en El Chorro. Después de matar a dos milicianos que viajaban en el vehículo, El Loco le prendió candela al autobús.

El 10 de agosto lo cercaron en Los Barriles. En el primer combate, Manolito López fue herido. Una bala le produjo una herida en el cuello y otra le traspasó una mano. Los cazadores tiraron un triple anillo. Por una semana, centenares de soldados rastrearon las piedras y los farallones, pero no encontraron el rastro de los once guerrilleros escondidos.

Oscar Figueredo, uno de los jefes de las tropas especiales se adentró en Un pedregal. Allí estaba El Loco. Recostado a unas piedras, el joven jefe guerrillero apuntó serenamente con su carabina M 1. Apretó el gatillo cuatro veces. Tres plomos dieron en el blanco. Una bala se incrustó en la barriga de Figueredo. Dos plomos más, uno sobre cada tetilla, destrozaron el pecho del oficial castrista. Oscar Figueredo murió instantáneamente.

El nudo de tropas comenzó a estrangular al grupo de alzados. Floro Camacho, el lugarteniente de Manolito, lo ayudó a tratar de escapar. El Loco estaba débil. Con hojas de savia se había tapado la herida en el cuello, y la herida de la mano estaba infestada. El Loco sabía que su hora había llegado. Con aplomo, el jefe guerrillero de 19 años de edad le cedió el mando de la guerrilla a Floro Camacho, parapetándose después en unas piedras, para cubrirle la retirada a sus hombres.

Atrajo fuego enemigo sobre sí para salvar a sus hombres. Desde las piedras, disparó con su carabina M I y su pistola calibre .45, para confundir, para que los castristas pensaran que había más de un alzado atrincherado, peleando. Lo rodearon. Le dispararon en cruce de fuego y las balas partieron gajos, reventaron piedras.

Desde el pedregal, El Loco gritó que se rendía, que se le habían acabado las balas. Varios cazadores de las tropas especiales se pararon para ir a capturarlo, pero fueron dispersados por una lluvia de balas. Era un truco. El Loco no iba a rendirse.

La balacera continuó. Desde su escondite, entre piedras comidas por las balas, Manolito El Loco lanzó granadas hacia el nudo de hombres uniformados que cada momento se acercaban más. Mientras el joven alzado se desangraba en el pedregal, Floro Camacho y los otros alzados cruzaban el anillo de tropas que se extendía por varios kilómetros.

Dos cazadores lograron acercarse al guerrillero. Dos ametralladoras vaciaron sus peines sobre las espaldas del muchacho de Chambas. El Loco se retorció entre las piedras y quedó inmóvil.

*************

Tomado de https://www.youtube.com/

Streamed live on Aug 12, 2023

IMHCT y Plantados invitan a la conferencia "El Año del Cuero Duro".

Esta conferencia conmemora el 60 aniversario de un año difícil para la resistencia cubana que la historia recoge como el "Año del Cuero Duro". 1963 fue el año más espinoso para nuestros heroicos patriotas cubanos que operaron en las montañas y llanos de Cuba durante años en contra del totalitarismo que se adueño de la isla.

Conferencia sobre "El Año del Cuero Duro"


**********

Al filo del Machete


*********

Desplazados y Pueblos Cautivos

***********
VARIAS VERSIONES SOBRE LA MUERTE DE   ALBERTO DELGADO DELGADO QUE SON DIFERENTES A LA QUE APARECE EN EL FILM  EL HOMBRE DE MAISINICÚ.
Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

En una entrevista que hace muchos años el diario Juventud Rebelde le hizo al entonces Teniente Coronel Longino Pérez Díaz, oficial del G-2 que atendió a Alberto Delgado durante cierto tiempo, Longino hizo anécdotas sobre el carácter explosivo, temerario y la poca profesionalidad de Alberto Delgado como agente. Longino habló de como Alberto era burlón e indisciplinado y como tuvo que frenar su indisciplina acudiendo a su pasado militar; habló de como Alberto Delgado quería que le dieran un carnet del G-2 estando en misiones como agente y cómo cuando una vez fue a Trinidad ( pueblo en ese entonces mayoritariamente en contra de la Revolución ) y tuvo una discusión en plena calle con una persona que manejaba un vehículo ( creo que Alberto Delgado iba a caballo) a gritos alardeó, ante muchas personas que estaban viendo y oyendo la discusión, de que él era del G-2. Longino explicó en esa entrevista el arduo y extenso trabajo de ¨profilaxis¨ que tuvo que hacer para que Alberto no quedara descubierto como agente del DSE. La otra persona con la que discutió Alberto Delgado era también oficial de Seguridad del Estado. A los oficiales que atendían a Alberto no les sorprendió su muerte y ya, según ellos testimonian, le habían sugerido a Alberto que no continuara con esa misión, pero él se había negado.

(Mario Ortiz, un alzado que conoció a Alberto Delgado Delgado y que cumplió 15 años de prisión)

 Estando en Cuba, me enteré en los años 90s por un amigo mio que había atendido a la madre de Maro Borges (Alfredo Amarantes Borges Rodríguez (Maro) en el Hospital Ortopédico Fructuoso Rodríguez, que la madre de ¨Maro¨ le había dicho que Alberto Delgado Delgado y su hijo ¨Maro¨eran como hermanos pues se conocían desde niños.

En el libro Las Reglas del Juego, libro editado y con textos de la Comisión de Historia de los Órganos de la Seguridad del Estado, Dirección Política Central, Ministerio del Interior, por los 30 años de la Seguridad del Estado aparece un documento oficial y secreto con fecha 27 de abril de 1967 donde se dice que Alberto era natural de Caracusey, Bo. Casilda, Trinidad. Aquí les publico una fotocopia de él, aunque la calidad no es buena.

En Miami, en la presentación del libro Escambray: La historia que el totalitarismo trató de sepultar. de la profesora Idolidia Darias en el Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo, IMHCT, pregunté sobre si era verdad que Alberto Delgado y Maro Borges eran amigos de la infancia y Pedro Corzo me dijo, ¨le voy a dar la palabra a alguien que te podrá contestar esa pregunta mejor que cualquiera de los que estamos en la mesa¨; seguidamente le dio la palabra a Mario Ortiz, si mal no recuerdo, un señor ya mayor de complexión recia y de mediana estatura y de hablar bajo y sencillo que había cumplido 15 años de prisión por estar alzado en el Escambray. me explicó que Alberto Delgado no sólo traicionó a Maro Borges sino a muchos que eran amigos de él cuando eran muy jóvenes y iban a cortar caña y que él era uno de esos amigos que traicionó Alberto Delgado; terminó diciendo que no sólo Alberto Delgado traicionó a Cuba y a la Causa, sino también a sus amigos de muchos años.



Comentario del Bloguista de Baracutey Cubano:  Maro Borges en la foto es el que está al centro, subido encima de algo, y sin camisa. En la foto aparece también Mario Ortiz,  que fue  el que me contestó la pregunta si era verdad que Alberto Delgado y Maro Borges (Alfredo Amarantes Borges Rodríguez) eran amigos de la infancia.

************

Tomado de https://www.facebook.com/zoe.valdes

Verdades incómodas de un mito.

Por Ramón Muñoz Yanes.

En 1973 se rueda un filme dirigido por Manuel Pérez, que se estrenaría un año más tarde y que marcaría espacio propio en la cinematografía cubana posterior a 1959. Entre los protagónicos, Sergio Corrieri, Reinaldo Miravalles, Adolfo Llauradó y Raúl Pomares, me refiero al Hombre de Maisinicú.

El filme narra las peripecias y éxitos hasta la muerte, de un agente de la Seguridad del Estado, Alberto Delgado y Delgado. El agente infiltrado entre los alzados del Escambray, fue la pieza esencial para la captura y posterior fusilamiento de dos grandes grupos de alzados, capitaneados por Maro Borges y Julio Emilio Carretero.

En el filme se ocultan detalles interesantes y que han visto la luz, muchos años más tarde. Tras el paso de los años hay preguntas que hacerse de indudable lógica.
1. ¿De dónde era Alberto Delgado y Delgado?
2. ¿Cómo pudo infiltrarse un agente del G-2 entre las filas más altas de los alzados?
3. ¿Cómo sorteó la entrevista con la madre de Tomás San Gil, Benilde Díaz, una mujer con experiencia de años colaborando con la insurrección armada y con el recelo lógico de la clandestinidad, más aún en pleno luto por la reciente muerte de su hijo en combate?

Durante años, se ocultó la procedencia real de Alberto Delgado y Delgado, señalándose que a pesar de haber nacido en las proximidades de Trinidad, se había trasladado desde muy joven a Camagüey. La realidad es otra, pero mostrarla en el filme, haría cambiar la opinión del espectador.

(Alberto Delgado Delgado)

Alberto Delgado y Maro Borges, fueron íntimos amigos de la infancia y la adolescencia. Años más tarde, la propia madre de Maro Borges, dejó constancia verbal a testigos de que su hijo y Alberto Delgado eran como hermanos. Nacido en Caracusey, a unos kilómetros de Trinidad, el posterior agente del G-2 no sólo traiciona al amigo de su infancia, sino a muchos conocidos de su juventud alzados en El Escambray. Este es un punto de inflexión en la historia que explica el motivo principal de la gran confianza depositada en él, por los más altos mando de la guerrilla del Escambray.

El deseo de Alberto de complicar a todos los que conducía a la detención era persistente. Narra Amador Acosta, uno de los sobrevivientes de la guerra campesina, bien documentado en el libro de Enrique G. Encinosa, Escambray La Guerra Olvidada, que camino de la costa la tropa detuvo a un joven y que Alberto insistía que había que ejecutarlo para no dejar testigos, a lo que la tropa se negó de plano, tal era la catadura moral de este individuo.

Tampoco su final fue heroico. A pesar de que Cheíto León había establecido una contraseña secreta, con uno de los miembros de la tropa de Carretero anteriormente capturada, cierto es que la contraseña oficial fue dada por Radio Swan por la propia Seguridad del Estado. Cheíto León podía sospechar, pero no estaba seguro como para ejecutarlo, lo que coincide con testigos de los hechos, que afirman que Alberto Delgado si confesó y que imploró, señalando que se había prestado para la delación tras una detención anterior por conspiración y que no quería morir. Esto apoya la tesis de que la confesión fue decisiva, para su ejecución por la tropa de Cheíto León a la orilla del río Guayrabo próximo a la finca Masinicú, que es el nombre real y no el de Maisinicú usado en el filme.

El balance de la delación de Alberto Delgado y Delgado fue de 18 cubanos condenados a treinta años de prisión y 12 fusilados, entre los que se encontraban varios conocidos suyos.

La historia y la verdad no perdonan, el falso barniz de algunos no soporta el peso de la realidad.
R.Muñoz.
***************

Fragmento del Capítulo XI EL HOMBRE DE MAISINICU Y LA ETAPA FINAL DEL ESCAMBRAY del libro de Enrique G. Encinosa titulado  Escambray: La Guerra Olvidada

....
........
.......
Amador Acosta, uno de los sobrevivientes de la guerra campesina, era capitán en la guerrilla de Maro en aquel momento. Su versión de lo sucedido es muy diferente a la de la trama en la película castrista.

Acosta nos dijo: «Cerca de Jatibonico nos encontramos con un muchacho, y lo tomamos prisionero. Delgado quería matarlo, para así implicarnos a todos en un asesinato. Nosotros estábamos opuestos pues el muchacho aparentaba estar de nuestra parte. Delgado le empezó a dar cranque a Raúl Morel, el segundo de Maro, para que matara al muchacho. Raúl y su familia habían sufrido mucho, y no había que darle mucha cuerda. Delgado se dió cuenta de este detalle y le insistió a Raúl para que hiciéramos algo con el muchacho. Yo, dirigiéndome a Delgado, le dije: -'Mire, si aquí tenemos que matar a uno o a cien hombres, lo hacemos y se acabó. Pero esto, no es un asunto de usted. No se meta'. Pero Delgado me ignoró, y siguió jodiendo con el asunto. Yo rastrillé el Garand y le apuntándole al pecho, le dije: -'Si lo que tú quieres es ver a un muerto, entonces ponte espejuelos, que el muerto vas a ser tú.- Entonces se calmó y al muchacho lo dejamos que se fuera.»

Al llegar a las cercanías de Morón, Alberto Delgado fue al pueblo a coordinar contactos. Aunque en la película mencionan al Teniente Candelario Rubiel como el alzado que lo acompañó al pueblo, el guerrillero fue realmente Amador Acosta, vestido de civil y armado de una pistola. En la ciudad de Morón, ambos hombres se entrevistaron con Sánchez, el misterioso contacto clandestino de Delgado, quien era en realidad un agente de Seguridad del Estado. Sánchez les prometió un camión para trasladar a los alzados de Morón a Punta Alegre, desde donde serian transportados en el bote de un pescador, a un islote .

El cuatro de febrero de 1964, la guerrilla de Maro Borges fue recogida en un cayo por un barco pintado de blanco, con tripulantes rubios_ que hablaban inglés. Confiados en que estaban a salvo, los guerrilleros comieron emparedados y tomaron las cervezas que estos aparentes tripulantes norteamericanos les ofrecían. Inocentemente, entregaron las armas y se les dijo que bajaran al pañol del barco para recibir un exámen médico. Uno a uno, estos hombres fueron atacados por los agentes de Seguridad del Estado, que se encontraban allí escondidos. El viaje que esperaban concluyera en Miami, sólo los llevó a una celda en Villa Marista donde se encuentran las oficinas de Seguridad del Estado en la Habana.

(Julio Emilio Carretero Escajadillo después de ser capturado sin miedo y totalmente tranquilo pese a saber la pena de muerte que se le aplicaría. En  https://www.facebook.com/ArchivoCuba/
se lee: 22 de junio de 1964. Julio E. Carretero Escajadillo, fusilado en la prisión de La Cabaña en La Habana con al menos 10 otros líderes de la insurgencia contra el régimen de los Castro dirigida por pequeños agricultores: Alfredo Borges Almarante; Mario Bravo Cervantes; Francisco Cedeño Montelier; Tomás García Valle; Valentín Hernández; Macho Jiménez; Manuel Munso Laguardia, Raúl Morell Viciedo; Blas Nicolás Ortega Ortega and Benito Rodríguez Pedraja. Carretero era comandante en jefe de todas las guerrillas del Escambray y fue capturado cuando su ubicación fue delatada por un informante de la policía. Los líderes guerrilleros fueron ejecutados mientras cantaban el himno nacional cubano. Fotos y comentarios añadidos por el Bloguista de Baracutey Cubano)

Mientras esto sucedía, Delgado, de regreso al Escambray, comenzó a preparar otra trampa, esta vez para el Comandante Julio Emilio Carretero. En los preparativos para su fuga, y como ignoraba la suerte corrida por Maro Borges y su grupo, Carretero acordó que llegando a Miami, le enviaría un mensaje a su Lugarteniente José Cheito León. Carretero se proponía utilizar la onda de Radio Swam, en el programa del periodista Luis Conte Agüero. La clave sería transmitida por tres días consecutivos, garantizándole a Cheito León que la ruta vía-Delgado era segura. Al oir esto, Delgado no se inmutó. El infiltrado sabía que la Seguridad del Estado podía interferir las transmisiónes de Conte Agüero y sobreponer otras transmisiónes con la clave adecuada. Lo que Delgado no sabía, era que uno de los guerrilleros de Carretero había establecido una segunda clave privada entre él y un familiar en Trinidad. La segunda clave, una llamada de teléfono desde Miami, indicaría que la ruta era segura. Ese mensaje teléfonico que nunca llegó seria el principio del fin para Alberto Delgado.

El 9 de marzo de 1964, Carretero cayó en la trampa castrista con catorce de sus hombres y Zoila Aguila, La Niña de Placetas, la única mujer que dirigió una guerrilla en combate.

El balance siniestro de la misión del infiltrado castrista Alberto Delgado y Delgado, conocido como El Hambre de Maisinicú fue el siguiente: más de treinta guerrilleros fueron llevados a juicio en La Habana, dieciocho hombres -entre ellos Amador Acosta, y una mujer, Zoila Aguila Almeida (La Niña de Placetas)-, fueron sentenciados a largas condenas carcelarias, doce hombres incluyendo a los Comandantes Maro Borges y Julio Emilio Carretero, fueron condenados a morir fusilados. En el breve juicio, Maro declaró sus sentimientos hacia el sistema en una forma burda, pero muy clara: «¡Yo me cago en la Revolución y me limpio el culo con Fidel Castro!» dijo el jefe guerrillero.

(Zoila Aguila Almeida (La Niña de Placetas y posteriormente La Niña del Escambray)

El 22 de junio de 1964, en los fosos de la Fortaleza de La Cabaña, doce hombres se encararon al paredón de fusilamiento: Maro Borges, Irenio Borges, Raúl Morel, Macho Jiménez, Andrés Oramas, Toniás García Valle, Julio Emilio Carretero, Cuco Cedeño, Blas Ortega, Valentín Hernández, Manolo Munsó La Guardia y Benito Rodríguez Pedraja. Parados juntos, en la oscuridad de la noche, iluminados por la luz blanca de reflectores, los doce hombres cantaron el Himno Nacional mientras los rifles FAL disparaban, y los plomos destrozaban sus cuerpos.

Mientras tanto, en el Escambray, Cheíto León esperaba el mensaje radial. La primera clave fue dada, pero la segunda clave, la llamada telefónica, la que El Hombre de Maisinicú desconocía, nunca llegó. Che [lo, desconfiado como todo buen alzado, comenzó a tener dudas de Alberto Delgado.

El Comandante José Cheíto León Jiménez, que había asumido el mando de los pocos grupos que aún quedaban en el Escambray, se había ganado sus galones --al igual que todos los otros jefes guerrilleros- por sus méritos. Era un hombre joven, de 26 años, fuerte y afable, Cheíto había sido educado en Trinidad. Estaba trabajando como camionero, cuando decidió alzarse para combatir al comunismo. Él y su hermano Berardo habían reclutado diecinueve hombres de la zona, que se irían con ellos dos. Conscientes de que carecían de armamento y de experiencia militar, los veinte y un hombres se enlistaron en un batallón de milicia. Después de varias semanas de entrenamiento básico, los nuevos reclutas desertaron en abril de 1961 y se alzaron, llevándose con ellos los rifles checos M52. Con tres años de experiencia en el combate, Cheíto León era, a pesar de su juventud, un veterano curtido en docenas de encuentros contra fuerzas siempre superiores.

(José ¨Cheíto¨ León Jiménez)

Con la sospecha escondida en lo más profundo de su pensamiento, Cheíto León se reunió con Alberto Delgado a la orilla de un río próximo a la finca Maisinicu. Delgado, cínicamente había mandado a matar a una res de la finca para festejar el viaje de la gruerrilla a Miami. Cheíto fingiéndole amistad, celebró junto a él, hasta que no pudo contenerse más, confrontó al traidor. En la panfletaria película castrista, Delgado murió valientemente y desafiante. Pero en la realidad -contado por los sobrevivientes- no fue así. Al ser emplazado por Cheito León, Delgado le negó repetidamente ser agente castrista. Después, llorando, declaró que había sido obligado a ayudar a la Seguridad del Estado cuando él había sido descubierto conspirando. En sus últimos momentos le pidió clemencia, aludiendo que él era un padre de familia. Cheíto León ignoró los gritos del traidor, también Carretero era un padre de familia y Delgado los había entregado miserablemente. Alberto Delgado fue ajusticiado. Al día siguiente su cuerpo colgado de una guásima, fue descubierto por campesinos de la zona.

Una vez desenmascarada la infiltración de Delgado, la Seguridad del Estado lanzó una redada, arrestando a toda persona que había tenido contacto con El Hombre de Maisinicú. Dos empleados de la finca -- Varela y Pepe Yoyo----, fueron fusilados, Siripio Hernández, otro empleado fue condenado al presidio político. Dos cuñados de Alberto Delgado, José y Alberto Nodal, recibieron condenas carcelarias por haber estado involucrados en la línea de suministros a los alzados. 
........
........
........


****************
El autor del último libro proCastrista  publicado en Cuba sobre la vida de Alberto Delgado Delgado, «El hombre de Maisinicú», narra una historia  de  la muerte de Alberto Delgado diferente a la de  la película oficialista El Hombre de Maisinicú y también diferente a la versión  que se encuentra en el libro de Enrique Encinosa.


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...