viernes, enero 17, 2020

La afrenta de marineros norteamericanos a la estatua de José Martí en el Parque Central de La Habana y la inescrupulosa habilidad manipuladora del joven Fidel Castro Ruz y del Partido Socialista Popular (nombre del partido comunista en la Cuba de esa época)

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano
En el sitio oficialista Cuba la gran nación se da una versión de los hechos ocurridos en Cuba en marzo de 1949, cuando dos marineros de la Marina de Guerra de los EE.UU. llevaron a cabo una afrenta a José Martí, Apóstol de la independencia cubana. En este post publicaré otra versión bien diferente y que involucra a conocidos individuos de la política cubana como Alfredo Guevara y Fidel Castro.

Un amigo mio que era cuando la lucha contra el dictador Fulgencio Batista miembro de la jefatura provincial del Directorio Revolucionario me narró el impacto que tuvo en él unas palabras que les dijo en una reunión Fructuoso Rodríguez, el cual visitaba esa provincia como miembro de la jefatura nacional del Directorio Revolucionario; esas palabras lo hicieron desilucionarse de la lucha pese a que no la abandonó totalmente de manera drástica ya que podía serle mortalmente fatal.


 Policías resguardándose y respondiendo a los disparos que  salían de edificios de la Universidad de La Habana durante una protesta en contra del gobierno de Fulgencio Batista.

Fructuoso Rodríguez les dijo que para dinamizar la lucha en la provincia era necesario que en las manifestaciones estudiantiles hicieran lo que ellos hacían en La Habana: cuando ellos convocaban a una manifestación frente a la Universidad de La Habana, situaban a un tirador en uno de los edificios de la Universidad cercanos a la manifestación y de tal manera que quedara frente a los policias que se situaban frente a la manifestación. En un momento determinado y cuando ambas partes estaban con los ánimos soliviantados por los gritos ofensivos de la parte adversaria, el tirador, o los tiradores ocultos, disparaba en contra de uno de los policías. Los policías al ver caer herido a uno de sus compañeros reprimian con mayor dureza a la manifestación, llegando hasta a disparar contra la misma. Eso hacía la lucha más ¨dinámica´y violenta; en los noticieros que cubrían la manifestación sólo se veía a los policías disparando hacia donde estaba la manifestación. Hago la observación de que por la Reforma Universitaria que le daba autonomía a las universidades, los cuerpos armados de la República tenían prohibida la entrada en las universidades cubanas; eso duró hasta que el Castrato tomara el Poder.

En Cuba ese tipo de iniciativa no era nueva: cuando la lucha contra el dictador Gerardo Machado, el Directorio Estudiantil de aquella época se reunió y planteó que había que ¨poner un muerto¨ para que la lucha se hiciera más fuerte contra Machado; dicen que Carlos Prio dijo que no contaran con él, finalmente el muerto¨ lo puso¨ en esa manifestación Rafael Trejo al fajarse con uno de los policías que reprimian esa manifestación. También se dice que Fidel Castro fue el que disparó desde el edificio López Serrano  contra un policia cuando Eddy Chibás estaba ya al convencer a la policía que la manifestación a la que había convocado era realmente pacífica y que no se producirían disturbios por parte de los manifestantes. A Fidel Castro tal parece que le agradó esa manera de proceder y cuando tomó el poder situó en zonas de beligerancia armada a maestros y brigadistas portadores en sus cuadernos de alfabetización de mensajes políticos a favor del Castrismo para que al calor de la lucha y de las miserias humanas (que las había y hay en todas las partes contendientes aunque sean de manera ampliamente minoritaria) aparecieran los muertos y mártires que lo ayudarían a que una mayor parte del pueblo se pusiera a su lado.
************
Tomado de http://cubamason.foroactivo.net/

(publicado originalmente de http://www.nuevoaccion.com)


LA MANIPULACION DE NUESTRAS IDEAS
(Fragmento)

El Sr. Quevedo que lanzo la gran mentira de los 20 mil muertos a traves de Bohemia hizo con ello una leyenda que hoy aun perdura en la mente del pueblo cubano y cuando cualquier persona con hechos y con cifras trata de desmetir esa gran falacia, simplemente se encuentra con la respuesta de que: "Este es un batistiano". Pero senores no hay que ser batistiano para simplemente decir la verdad. O entonces en que quedamos? No se puede ser tan cerrado a las verdades historicas.

Tenemos otro ejemplo muy cacareado como lo fue la noticia con la que desperto la nacion cubana cuando se publico una foto de unos marineros norteamericanos encaramados en la estatua de nuestro Apostol Jose Marti en el Parque Central. Y senores he aqui la realidad de lo ocurrido:

El Sr. Quevedo que lanzo la gran mentira de los 20 mil muertos a traves de Bohemia hizo con ello una leyenda que hoy aun perdura en la mente del pueblo cubano y cuando cualquier persona con hechos y con cifras trata de desmetir esa gran falacia, simplemente se encuentra con la respuesta de que: "Este es un batistiano". Pero senores no hay que ser batistiano para simplemente decir la verdad. O entonces en que quedamos? No se puede ser tan cerrado a las verdades historicas.

Tenemos otro ejemplo muy cacareado como lo fue la noticia con la que desperto la nacion cubana cuando se publico una foto de unos marineros norteamericanos encaramados en la estatua de nuestro Apostol Jose Marti en el Parque Central. Y senores he aqui la realidad de lo ocurrido:

El siguiente relato es la mejor prueba de como venían trabajando desde hace años los comunistas para instigar odio en el pueblo cubano hacia los Estados Unidos de Norteamérica, usando todos las triquiñuelas en las que la historia y los hechos han demostrado que son expertos: "maestros del engaño", como los calificara el Ex Director del FBI Edgar Hoover.

Corría el año 1949 y el comunismo cubano estaba de capa caída, después que el actual presidente de la República, Carlos Prío Socarrás, siendo Ministro de Trabajo del Gobierno de Grau San Martín, los había desalojado de la CTC y privado de las sinecuras de que los había dotado Fulgencio Batista. El PSP (Partido Socialista Popular) nombre usado por los comunistas cubanos estaba en franca decadencia y desprestigiado, pero sus compañeros de viaje y militantes secretos enquistados en otros partidos hacían lo imposible para revitalizar la idea y seguir con la siembra de odio hacia el capitalismo y al estado capitalista por excelencia de la época: Los USA.

La ocasión propicia se les presentó: A principio de marzo de 1949, habian arribado al puerto de La Habana los barreminas Rodman, Hobson y Jeffers; el portaaviones Palau y el remolcador Papago, pertenecientes a la Marina de los Estados Unidos, y sus tripulantes marineros, del Navy (no infantes de Marina como se ha afirmado) comenzaron a frecuentar los bares cercanos al puerto.

(Fidel Castro observa los golpes recibidos por Baudilio Castellanos en una manifestación de protesta frente a la Embajada norteamericana por esa afrenta )

La idea parece habérsele ocurrido a Alfredo Guevara, que se la transmitió a Baudilio "Bilito" Castellanos, aunque puede haber sido ideada por alguien de la agiprop ( agitación y progaganda. añadido por editor BC) del PSP, quien inmediatamente fue a ver a Fidel Castro, que formaba junto con los otros dos un trio inseparable en la Universidad de La Habana.

La idea consistía en conseguir a varios marineros norteamericanos, emborracharlos y llevarlos para que se subieran en la estatua de José Martí y desecraran el monumento al Apóstol para crear un ambiente contrario a USA. Fidel inmediatamente consiguió a un fotógrafo callejero de apellido Chaviano y lo tuvo a la espera desde el día 10, logrando su objetivo en la noche del 11 de marzo.

Esa noche varios trabajadores de los muelles pertenecientes a la comisión Obrera del PSP, pagados por Bilito Castellanos, intimaron con los marineros norteamericanos y los llevaron a un tour por distintos bares de la capital, emborrachándolos y conduciéndolos ya completamente ebrios al Paseo del Prado. Tres tripulantes del "Rodman", ya completamente ebrios: el sargento Herbert Dave White y los marineros George Jacob Wagner y Richard Choingsby, fueron retados a subirse sobre la estatua. Era tal el grado de embriaguez de los marineros, que solo uno, Choingsby logró encaramarse sobre los hombros de la estatua. Sus dos compañeros, al verlo en la cima, instigados por los militantes comunistas, lo ovacionaron como a un héroe.

Y en esos momentos Fidel y Alfredo Guevara ordenaron al fotógrafo Chaviano que tomara la foto, que indignó a Cuba entera la próxima mañana cuando apareció en el periódico Alerta, adonde la llevó el propio Fidel Castro.

Sabemos con toda seguridad, que ocurrió una discusión entre Alfredo Guevara y Fidel Castro, cuando el primero quería que la foto o las fotos, fueran dadas como primicia al periódico "HOY", órgano de los comunistas cubanos, pero Fidel, con muy buen tacto argumentó que mejor era que lo publicara un órgano ajeno a los comunistas para no levantar sospechas. Bilito le dió la razón a Fidel, y por esa razón las fotos se les dieron como una primicia a Alerta.
A la mañana siguiente fue este mismo trio (Alfredo Guevara, Bilito Castellanos y Fidel Castro) el que desde la Facultad de Derecho lograran que la FEU iniciara la protesta que causara los disturbios en protesta por "la afrenta y la ofensa hecha a la estatua del apostol Martí por los marines yanquis".

Esa es la verdadera historia de la afrenta de los marineros norteamericanos a la estatua de nuestro Apóstol, en la noche del 11 de marzo de 1949.

(Marineros norteamericanos presos por estar implicados en la afrenta o en los disturbios que se desataron. Fotos y comentarios añadidos por el Bloguista de Baracutey Cubano)

Etiquetas: , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Desde Cuba: Dos oficiales del Departamento de Seguridad del Estado (DSE) le 'alertan' al artista Javier Caso que puede 'caer en un delito' por sus vínculos con la actriz Lynn Cruz y el cineasta Miguel Coyula.



'Estás en Cuba, hermano': el artista Javier Caso graba las amenazas de la Seguridad del Estado

*********
Dos oficiales le 'alertan' que puede 'caer en un delito' por sus vínculos con la actriz Lynn Cruz y el cineasta Miguel Coyula. 
*********

DDC
La Habana
16 Ene 2020


"Si sigues con Lynn Cruz, si te reúnes con Lynn Cruz, si vas a las actividades de Lynn Cruz, vas a ser entonces objeto de control de nosotros", advirtieron dos oficiales de la Seguridad del Estado al artista visual cubano Javier Caso, quien reside actualmente en EEUU y se encontraba de visita en la Isla a principios de 2020.

Caso fue "alertado" por su relación con la actriz Lynn Cruz y el cineasta Miguel Coyula, dos artistas independientes que "no tienen una actitud de cara a la Revolución", advirtieron los oficiales.

"Usted se está relacionando con esas personas y puede caer en un delito", amenazó uno de los dos agentes a Caso. "¿Cuál es el delito? ¿Usted me puede decir?", preguntó a su turno el fotógrafo.

"Difundir alguna obra de ellos [porque] ellos reciben financiamiento", respondió la Policía política. "Si tú viajas constantemente y tú visitas a Lynn tú puedes ser una persona que le traiga ese financiamiento y eso a nosotros nos preocupa".

"Nosotros no permitimos ningún dinero, ni un centavo que venga de la CIA", añadieron antes de advertir que la promoción en redes sociales de la obra de personas que no son consideradas artistas por el régimen de la Isla "es un delito" en Cuba. 

De acuerdo con la Seguridad del Estado, Cruz y Coyula "tienen un documental [Nadie, sobre la vida del poeta cubano Rafael Alcides] que habla muy mal de Fidel Castro. Y aquí no se permite eso. Eso es un mensaje para usted, eso es un mensaje para ella, un mensaje para su esposo, aquí no se va a permitir eso".

Los agentes también advirtieron a Caso que si no seguía sus "consejos" podía sufrir alguna "diligencia" en el aeropuerto, perder su vuelo de regreso a su país de residencia o ser trasladado en una patrulla desde la casa de sus padres hasta la Unidad de Policía.

En el interrogatorio, uno de los oficiales también aludió a la hermana de Caso, la actriz Ana de Armas, primera cubana nominada a los premios Globos de Oro. "Nosotros estamos muy agradecidos con ella", dijo uno de los oficiales, presuntamente por la actuación de la artista en el polémico filme Wasp Network (La red avispa), sobre la historia de los cinco espías cubanos infiltrados en EEUU.

Tras la publicación del audio del interrogatorio al que fue sometido el artista cubano, Lynn Cruz denunció en su muro de Facebook que la Policía se valía de "todas las armas para difamar, intimidar y separar a las personas queridas". 

"Hemos recibido un nuevo ataque, de sujetos que me dejan más preguntas que respuestas. ¿Cómo es posible que la PNR esté encargada de decidir, quién es o no un artista? (…) ¿Cómo pueden tener luz verde para coaccionar a personas que solo han cometido un delito: no bajar la cabeza?", se preguntó.

"El valor de estos agentes radica solamente en su funcionalidad para defender los intereses, de aquellos a quienes representan (…). Solo tenían como fuerza, acusarnos de recibir financiamiento de la CIA, y repetirse una y otra vez que lo que hacemos es ilícito". 



Etiquetas: , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Esteban Fernánde: LA PALOMA Y YO -AL UNÍSONO- NOS DEFECAMOS EN FIDEL CASTRO RUZ


LA PALOMA Y YO -AL UNÍSONO- NOS DEFECAMOS EN ÉL.


Por Esteban Fernández
15 de enero de 2020


No sé a quién se le ocurrió la peregrina idea de que los opositores iniciales no éramos “contrarrevolucionarios” y acorde con esa idea las organizaciones anticastristas ellas mismas se autodenominaban “Movimiento de Recuperación Revolucionaria y Movimiento Revolucionario del Pueblo”.

Partían de la base de que Fidel Castro había traicionado a la revolución y que gente como Manolo Ray, Humberto Sorí Marín, Manuel Artime, David Salvador, eran los verdaderamente “revolucionarios traicionados”.

Rápidamente mi padre me sacó de ese error diciéndome: “Este H.P. Fidel Castro nunca nos traicionó porque jamás estuvimos con él, y esto sí es una revolución a raja tablas y nosotros somos CONTRARREVOLUCIONARIOS”.

Ya unas pocas horas después de comenzado su primer discurso en el Campamento Militar de Columbia yo -JUNTO A LA PALOMA- me estaba defecando en él.

Después de llegar a la conclusión de que “¡Esto es una basura!” vino la pregunta “Y … ¿hora que hago?” Vaya, una pregunta muy peligrosa en la mente de un imberbe.

Si bien había tenido toda la ayuda de mi padre para entender lo que estaba pasando en Cuba y lo que iba a suceder, al querer pasar de la palabra a la acción no tuve la cooperación del viejo. Al contrario, quería a toda costa parar mis ímpetus “combativos”. E insistía en decirme; “¡Déjame eso a mí, ya yo estoy conspirando bajo las órdenes de Lauro Blanco!” Con el paso del tiempo resultó ser el tío de una buena amiga mía llamada Frida Masdeu.

Pero, tuve la inmensa suerte de que el Instituto fue una cantera inmediata de contrarrevolucionarios. Y eso hizo muy fácil el integrarme a las actividades anticastristas.

Como no teníamos ningún material para hacer nada, y alguien me dijo que en el Central Providencia vivía un muchacho que era “Teniente del M.R.R.”, para allá me fui en la guagua a buscarlo. Se llamaba Gilberto Salgado y le decían “Corvea”.

Me ignoró porque no me conocía, pero una semana más tarde se apareció en mi casa en el Residencial Mayabeque y me entregó unos bonos de MRR. Por otro lado, había conseguido unos cohetes que poníamos en el Instituto para interrumpir las clases.

Varias veces fui detenido y me expulsaron “deshonrosamente” del centro de enseñanza ahora llamado “Preuniversitario Juan Borrell” que ya estaba plagado de esbirros bajo las órdenes de Godofredo de Armas Borrell e Ibrahim Rivero.

De muchacho tranquillo, obediente y estudioso pasé a ser militante de una inesperada causa. Esteban Fernández Roig el hombre que más me había inculcado el anticastrismo, ahora puso todas sus energías en sacarme de allí y salvarme de largos años de prisión.

Como ya les he dicho varias veces, cuando el jefe del G2 Elio Guevara lo amenazó con que me fusilaría fue la tapa el pomo, y gracias a Milton Sorí puede abandonar aquel infierno en que habían convertido a Cuba y que yo ingenuamente trataba de combatir.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Waldo Acebo Meireles: Historia del Proyecto Cuba (I)



Historia del Proyecto Cuba (I)

*********
Este trabajo aparecerá en varias partes
*********

Por Waldo Acebo Meireles
Miami
6/01/2020 

Los historiadores tendrán
la última palabra.
Maida L. Donate (2011)[1]

Panorama político-económico y cultural

En febrero de 1968 Oscar Lewis llegó a Cuba, era la tercera vez que lo hacía, la primera fue en 1946 invitado a impartir un curso de antropología en la Universidad de La Habana, la segunda fue en agosto de 1961, pero esta tercera vez llegó a una Cuba muy diferente no solo a la de 1946, sino también a la de 1961, en esos momentos la derrota de la Brigada 2506 en Girón en gran medida gracias al armamento suministrado por la URSS y la declaración del carácter socialista, parecían reflejar una estrecha alianza con ese país y el resto de los países socialistas, en 1968 la situación era muy distinta, era en la cotidiana manera en Cuba de nombrar los años: “Año del Guerrillero Heroico”, e internacionalmente era el año de la “Primavera de Praga”; “La Revolución de Mayo” en Francia y la “Masacre de Tlatelolco” en México.

La situación económica de Cuba en 1968 estaba marcada por el agotamiento de las reservas de capital generada durante los poco más de 50 años de una república, convulsa y en ocasiones agobiada por dictaduras pero que había puesto al país entre los primeros lugares del continente; el crecimiento de una deuda externas contraídas con países capitalistas como Francia y España; el endeudamiento aunque con préstamos “blandos” con la URSS y otros países de la esfera de influencia soviética; y el continuado fracaso de los planes económicos ideados por Fidel Castro, en gran medida basados en un voluntarismo no refrendado por las realidades del país. Otro elemento que influía en la situación económica era el embargo decretado por Kennedy que hacía más complejas las relaciones comerciales y financieras con los países capitalistas.

Por otra parte, La Habana ya comenzaba a sentir los efectos de una política que a partir de que la capital con poco más de un millón de habitantes era la cabeza hidrocefálica y parasitaria de un país de unos seis millones, por tanto, ninguna inversión en la capital, supuestamente todos los recursos deberían ser empleados en el resto del país, era una especie de relación amor-odio que contribuyó al acelerado deterioro de la ciudad.

En lo político Cuba había abrazado el pensamiento de la confrontación irreductible con EEUU y en concordancia con ello promovía y brindaba ayuda a los movimientos guerrilleros en Latinoamérica, lo cual era visto con sospecha por el bloque socialista europeo y con franca hostilidad por varios de los partidos comunistas en la región. “En julio de 1966, el Primer Ministro cubano señalaba que lamentablemente había ocasiones en que los países del campo socialista se equivocaban, algunas de ellas por asesoramiento erróneo por parte de seudorrevolucionarios”[2] que respondían a las orientaciones emanadas de Moscú; el 10 agosto de 1967 en un discurso Castro había hecho públicas esas discrepancias.

Las relaciones de Castro con Moscú eran tensas desde la Crisis de Octubre en la que quedó muy mal parado el principio de soberanía de Cuba totalmente desestimado con los acuerdos entre Khrushchev y Kennedy. Las afectaciones al ego de Castro no fueron paliadas ni tan siquiera por la entrega en mayo de 1963 de las más altas condecoraciones de la URSS por el mismo Khrushchev.

No menos tensas habían sido las relaciones con China; Castro había denunciado en enero de 1966 un diferendo comercial relacionado con los intercambios de azúcar por arroz, pero en realidad detrás de esto estaban las presiones chinas para que Cuba se pusiese de su lado en el conflicto político-ideológico con la URSS, así como la labor de proselitismo que efectuaba la Embajada de China entre determinados sectores de la población.

Los que seguíamos de cerca los vaivenes de la política en ocasiones veíamos como predominaban diferentes corrientes: guevaristas, que quedó claramente expresada en la Organización Latinoamericana de Solidaridad (OLAS) creada en agosto de 1967 donde en el discurso de clausura manifestó las discrepancias con los partidos comunistas latinoamericanos señaladas más arriba.

El maoísmo de cierta forma se manifestaba en múltiples medidas de gratitud tomadas, en la llamada “Ofensiva Revolucionaria” que intervino todos los pequeños negocios que aún existían y que Castro proclamó en marzo de 1968, además se manifestaba en cierta certidumbre de que “Cuba sería la primera sociedad en experimentar formas comunistas de organización y convivencia social”[3], un preámbulo para ello fueron la creación en tres pequeños pueblos rurales —San Andrés de Caiguanabo, Banao y Gran Tierra— donde se empezarían a experimentar formas comunistas de vida y organización social[4], lo cual no dejaba de recordar el “Gran Salto Adelante” y las “comunas populares”.

Las ideas trotskistas de la “revolución permanente” no eran ajenas y aunque se evitaba mencionar a Trotsky lo cual podía ser tomado por la URSS como el anatema final algunos dirigentes gubernamentales y políticos en sus pronunciamientos dejaban escapar conceptos que lo acercaban a este pensamiento, y en algún momento se habló a sotto voce de la existencia si no de un partido de un grupo de esa tendencia. Sin embargo, Castro arremetió contra algunas posiciones trotskistas en un discurso de 1966 en la clausura de la primera conferencia de la Tricontinental.

A esta situación en el plano político tenemos que añadir otros elementos como fueron la denuncia del llamado “sectarismo” en 1962 y el proceso de depuración de elementos prosoviéticos conocido como la “microfacción” en enero de 1968[5], y finalmente los discursos de Castro en contra de los manuales que fueron más de uno pero el más agresivo fue el del 13 de marzo de 1968[6], en este se definió el tono que va a predominar a partir de ese momento, es el discurso de la “Ofensiva Revolucionaria”, que ya mencionamos, es el discurso que arremete contra los manuales[7], es el discurso en que deja bien claro que no se podía estar creyendo en que los misiles intercontinentales de la URSS estaban a disposición de Cuba y su defensa, es el discurso en que propone planes como el del “Cordón de la Habana”, es el discurso en que reafirma la proyección tercermundista de la revolución.

En julio de 1968 se publicó, y distribuyó gratuitamente, el Diario del Che en Bolivia, fue leído con avidez por la población y muchos leyendo entrelineas y no tan entrelineas concluyeron: “lo embarcaron”.

El 21 de agosto de 1968 la Unión Soviética y otros miembros del Pacto de Varsovia invadieron Checoslovaquia; la intervención de Castro en la televisión el 23 de agosto apoyando con cierta reticencia la invasión del Pacto de Varsovia, fue como un jarro de agua fría para los cubanos que de alguna forma esperaban una condena y una defensa del principio de soberanía. Fue una frustración de todo ese idealismo de una especie de una utopía libertaria. Castro empero ratificó la perspectiva de un socialismo tercermundista y cuestionó si el Pacto de Varsovia estaría dispuesto a asistir a Vietnam si ellos solicitaban su apoyo o a Cuba si era atacada por EEUU.

Un elemento importante en el plano social en este período fue el ucase que prohibió la venta de bebidas alcohólicas y que se extendió hasta 1971, qué lo determinó, es difícil actualmente dar una respuesta, quizás el ya evidente desarrollo del alcoholismo en la población y sus efectos negativos en cuanto a disciplina social, ausentismo, etc.; pero la medida trajo consigo el desarrollo de la producción casera del alcoholes mal craqueados que, junto con el consumo de alcoholes metílicos, produjeron centenas de muertes y graves enfermedades de carácter crónico.

En un contexto menos estudiado en 1967 se desata la llamada “lucha contra el burocratismo” que lo que en realidad buscaba era la eliminación de los controles económicos y con ello eliminar los estados financieros contables sustituidos por informes estadísticos en los cuales los costos de producción no son tomados en cuenta; junto con ello, también en 1967, se había eliminado la carrera de contador ya que “al desaparecer las relaciones monetarias mercantiles entre las empresas estatales en la economía, lo cual condujo al establecimiento de un sistema de registro orientado fundamentalmente al empleo de indicadores físicos.”[8]

Este fenómeno de la desaparición de las relaciones mercantiles entre las empresas estatales llevó aparejado la eliminación de los controles de entrada y salida del personal y junto con ello la eliminación de los pagos por sobrecumplimiento de las normas de trabajo que funcionaron hasta 1967, incluso corrieron persistentes rumores de que el dinero iba a desaparecer, detrás de todo esto ajustes estaba la concepción guevariana de hacer “riquezas con la conciencia y no conciencia con las riquezas”. El incremento del ausentismo y de las licencias por enfermedad, por la cuales el trabajador recibía el 100 % del salario[9], se volvieron problemas endémicos, la respuesta jurídica a todo esto fue la llamada Ley contra la vagancia de 1971[10]

Otra situación concomitante propiciada por un exceso de circulante para el que no existía una adecuada oferta mercantil llevó a una real devaluación del peso lo que en la práctica produjo o un aumento de los precios en el mercado negro o el surgimiento de una economía subterránea sobre la base del trueque o el intercambio, en particular los campesinos ofrecían, ilegalmente, sus productos a cambio de, por ejemplo, ropa y zapatos de trabajo, que no podían obtener de otra forma.

Las consecuencias de todo esto no es aquí nuestro objetivo, lo que queremos es exponer cual era el clima existente en Cuba, en el que además Castro buscó establecer un nexo entre las luchas independentista iniciadas en el siglo XIX y su actuación en 1968, retomando una lucha que había sido menospreciada en un llamado Manual de Capacitación Cívica que salió a la luz en 1960 con casi 400 páginas y en el cual Carlos Manuel de Céspedes perdió de hecho su título de “Padre de la Patria” y que en la impresión de las nuevos billetes en 1961 prácticamente desapareció de la numismática nacional pasando del billete de 10 pesos al de 100 que no tenía de hecho ninguna circulación.

Para tener una completa visión de a que Cuba llegaba Oscar Lewis en 1968 debemos añadir otros aspectos no menos interesantes y sin lugar a dudas importantes. Para esa fecha había desaparecido la enseñanza de la sociología y carreras afines como la antropología y la etnología en las universidades cubanas. La Reforma Universitaria de 1962 dio prioridad a las ciencias naturales y la tecnología y no reconoció la carrera de sociología[11] “En la práctica esto provocó en el ámbito de nuestras investigaciones sociales una prevalencia excesiva de una teoría foránea aplicada mecánicamente, e inadecuada para el análisis y solución de los problemas nacionales concretos. Un ejemplo de esta tendencia fue la casi desaparición de la sociología como disciplina en el curriculum universitario durante algunos años.”[12] La cita anterior trata elegantemente lo que fue la aplicación de la interpretación estalinista del marxismo imperante en esos momentos en Cuba, que consideraba que esas eran estudios de carácter burgués o instrumentos de la burguesía.

Lo único que quedó de esos estudios fue la creación en 1961 del Instituto de Etnología y Folklore asesorado por Fernando Ortiz y después dirigidos por el musicólogo y folclorista Argeliers León que además impartió seminarios como director del Departamento de Música de la Biblioteca Nacional José Martí, sobre la música y características de las religiones sincréticas cubanas. “En ese mismo período se creó en la Universidad de La Habana la licenciatura en Sociología, fuera de la influencia del marxismo soviético, a diferencia de otras disciplinas universitarias.”[13] Es decir que para 1968 desde el punto de vista de la sociología y la antropología Cuba era un desierto casi total.

Sin embargo, en otras áreas de la cultura la situación no era tan terrible. El 30 de julio de 1967 se inaugura en el Pabellón Cuba en La Habana el “Salón de Mayo”, era la primera vez que la afamada exposición parisina de arte contemporáneo se exponía en América. Gracias a la gestión de Wifredo Lam y Carlos Franqui[14] se había logrado la organización de la exposición. El público habanero se enfrentó a las corrientes de avanzadas por primera vez: al op-art, el cinetismo, el objetivismo, el surrealismo, etc.; casi 200 artistas y personalidades de la cultura acudieron de todo el mundo, en la exposición quedaba implícito un rechazo al llamado realismo socialista, rechazo que la artista plástica Jean Schuster[15] explicitó en una de las páginas del programa de la exposición, aunque dejó abierta una posible duda sobre el desarrollo del arte en Cuba.

Entre el 4 y el 12 de enero de 1968 se efectuó el Congreso Cultural de La Habana, con una amplia y diversa participación de intelectuales y artistas de unos 70 países, la diversidad de los participantes se reflejó lógicamente en la diversidad de posiciones ideológicas y políticas que en el Congreso se manifestaron sobre los múltiples asuntos y problemas de alcance mundial que fueron abordados, al parecer Castro se sintió complacido por los resultados alcanzado, por lo menos así lo manifestó en el discurso de clausura cuando señaló: “…este Congreso se ha caracterizado por el hecho de su amplitud en la representación, de las procedencias tan diferentes, de las actividades tan diferentes que desempeñan cada uno de sus participantes, y que, sin embargo, una serie de cuestiones, una serie de principios fundamentales fueron recogidos con extraña unanimidad… Y se puede afirmar que los problemas fundamentales que hoy afronta la humanidad, los peligros más serios, fueron abordados, y fueron abordados de una manera, a nuestro juicio, muy correcta.”[16]

Junto con el Salón de Mayo este congreso marcó el momento cumbre de la “luna de miel” entre el sistema político que se había implantado en Cuba y la intelectualidad mundial. Duró poco, la justificación de la invasión a Checoslovaquia lo concluyó abrupta y definitivamente. El rechazo también fue prácticamente tan unánime como habían sido los acuerdos del Congreso.

En el plano editorial el inicio y hasta mediados de los 60’ estuvo sobrecargado por la literatura soviética como Los hombres de Panfilov, La carretera de Volokolamsk o Somos hombres soviéticos y el resto de la literatura del “realismo socialista” que inundaba las librerías; una corriente de aire fresco fue la llegada de cientos de títulos de Seix Barral y del Fondo de Cultura Económica, fue un alivio. El cual fue completado con el surgimiento de las Ediciones Dragón impulsada por Oscar Hurtado[17], que puso en manos del lector los clásicos de la literatura de ciencia-ficción, fantástica y policiacas, incluyendo autores cubanos.

“Este tipo de contacto con el arte de vanguardia de Occidente no era, sin embargo, un evento aislado. Los mismos cubanos de a pie acudían a ver películas procedentes de una mayor variedad de países que nunca antes —y que ahora—, obras de los más sobresalientes cineastas, no exhibidas en cines de arte, sino en los circuitos comerciales normales.”[18] El cine era el entretenimiento favorito de los cubanos, en La Habana existían 134 salas cinematográficas[19], y a mediados de los 60 los cubanos tuvieron la posibilidad de ver los filmes de los más renombrados directores mundiales como: Akira Kurosawa, Agnes Varda, Zoltan Fabri, Michelangelo Antonioni, Tony Richardson, Orson Welles, Kaneto Shindo, Mikhail Kalatozov, Francesco Rosi, Andrzej Wajda, Roman Polanski, Jerzy Kawalerowicz, Josef Mach, Ingmar Bergman, Milos Forman, Federico Fellini, Pier Paolo Passolini, Miklos Jancso, Gillo Pontecorvo, etc.

Por otra parte, la producción nacional produjo títulos como La muerte de un burócrata (1966), de Tomás Gutiérrez Alea; Las aventuras de Juan Quin Quin (1967), de Julio García-Espinosa; Lucía (1968), de Humberto Solás y Memorias del subdesarrollo (1968), de Gutiérrez Alea. Fueron los años de oro de la producción cinematográfica cubana.

Un aspecto importante para caracterizar la época fue la apertura del Departamento de Filosofía de la Universidad de la Habana, y la salida en febrero de 1967 del primer número de la revista Pensamiento Crítico[20] en la misma “además de numerosos clásicos de la filosofía y el pensamiento premarxista, fueron publicados relevantes pensadores contemporáneos como Marx Weber, Georg Lukács, Charles Wright Mills, Louis Althusser, Auguste Cornu, Isaac Deutscher, Galvano Della Volpe, Herbert Marcuse y otros.”[21]

Era una época en que las lecturas, rápidamente hechas y más o menos mal digeridas, iban desde Regis Debray hasta John Maynard Keynes pasando por Franz Fannon, Vilfredo Pareto, Maurice Godelier, Antonio Gramsci, Claude Lévi-Strauss, entre tantos otros que más tarde serían proscritos.

Oscar Lewis, como tantos otros, fue conocido por los cubanos por medio de Pensamiento Crítico que publicó un artículo con su firma en la revista[22], la temática de los barrios marginales[23] y de acuerdo a la terminología marxistas del lumpen proletariado habían entrado en el escenario editorial cubano con La favela de Carolina María de Jesús[24] y poco después con Manuela la mexicana de Aida García Alonso[25] y además la revista Casa de las Américas publicó en 1969 su trabajo “La muerte de Dolores”[26].

Y finalmente, lo que fue el motivo original de su visita a Cuba en 1968, el Instituto Cubano del Libro, había preparado la edición de su libro de antropología cultural Tepoztlán, un pueblo de México, este era el segundo estudio que hacía Lewis sobre esa comunidad que había sido estudiada previamente, desde un diferente ángulo, por Robert Redfield cuya obra fue considerada un hito de la etnografía latinoamericana.

Todo lo anterior pretende dar una imagen, muy sintética, de cuál era el panorama político-económico, cultural y del pensamiento en Cuba a la llegada, en su tercera visita, de Oscar Lewis.

[1]https://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/oscar-lewis-proyecto-cuba-2-264920
[2] Blanca Torres Ramírez.- Las relaciones cubano-soviéticas, Colegio de México. 1971, pág. 111.
[3] Rafael Hernández. “El año rojo. Política, sociedad y cultura en 1968”. En: Revista de Estudios Sociales, agosto 2009, pág. 44.
[4] Mientras se proponía crear comunidades experimentales comunistas Castro criticaba a la URSS por proponerse crear el comunismo ya que en su entender esto no era posible “en medio de un mundo subdesarrollado” Ver: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1966/esp/f010566e.html
[5] Casualmente en ese mes se produjeron inesperados retrasos en la llegada de los tanqueros soviéticos con petróleo y también casualmente el risueño Alexander Alexeiev fue sustituido por el más severo Alexander Soldatov, que no consiguió entrevistarse con Castro por varios meses.
[6]http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1968/esp/f130368e.html
[7] La crítica a los manuales estaba dirigida a las traducciones de los manuales soviéticos, pero ya en 1966 se había eliminado de la Escuelas de Orientación Revolucionaria [EBIR] el uso del libro de Blas Roca Los fundamentos del socialismo en Cuba, este fue sustituido por los folletos Obra Revolucionaria con los discursos de Castro.
[8] Francisco F. Borras Atiénzar y Concepción E. Rodríguez Machado. “La educación contable en Cuba: conocimientos, habilidades y valores”. Revista Visión Contable N° 12. Enero-diciembre de 2014. Págs. 221-245.
[9] Una interpretación extrema de la Ley 1100, del 27 de marzo de 1963 les concedió a los obreros que hubiesen alcanzado determinados honores, nada difíciles de obtener, el 100 % en sus retiros, esta interpretación fue abolida a inicios de los años 70’ y la Ley 1100 fue sustituida por la Ley 24 de junio de 1979.
[10] Ley 1231 del 16/3/1971.
[11] En 1969 los psicólogos promovieron la creación de un Departamento de Sociología. El primer grupo de graduados recibieron su título en 1973, hasta que se graduó la última generación en 1980, después de lo cual la sociología desapareció para volver en la Universidad de La Habana en su forma actual, como carrera, a partir de 1990 (después de la reapertura del Departamento de Sociología en 1984 y la reintroducción de la sociología como asignatura en 1987).
[12] Orieta Álvarez Sandoval y Alfredo A. Álvarez Hernández. “Las Ciencias Sociales en la Academia de Ciencias de Cuba (1962-1981)”. En: Tiempos de América, no. 9 (2002), pág. 68.
[13] Aurelio Alonso Tejada. Marxismo y espacio de debate en la revolución cubana, Ruth Casa Editorial, 2009. Pág. 225.
[14] Franqui había adoptado una actitud contestaría con relación a los cambios políticos en Cuba, pero la ruptura final ocurrió cuando firmó una carta condenando la invasión a Checoslovaquia en 1968.
[15] “Todo se hace falso si la creación artística es sometida a la necesidad de educar a las masas… Esta es la solución del desprecio, contra la cual se había levantado Lenin. Fue esta, sin embargo, la solución adoptada por Stalin y Zhdanov… la doctrina contrarrevolucionaria conocida por el nombre de realismo socialista…Es una suerte para Cuba el haber evitado (espero que definitivamente) esta monstruosidad.” Jean Schuster. “Notas sobre el Arte en la Revolución”. En: Programa Salón de Mayo, Pabellón Cuba, La Habana, 30 de julio de 1967, pág. 5, http://www.annaillustration.com/archivodeconnie/wp-content/uploads/2008/10/Salon-de-mayo-67-p5.pdf
[16]http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1968/esp/f120168e.html
[17] Oscar Hurtado es reconocido, con toda razón, como el padre de la ciencia-ficción cubana, pero todos olvidan que a él junto a Edmundo Desnoes le debemos el libro Pintores cubanos publicado en 1962 por Ediciones R.
[18] Rafael Hernández. “El año rojo. Política, sociedad y cultura en 1968”. En: Revista de Estudios Sociales, agosto 2009, pág. 47.
[19] Actualmente quedan alrededor de unas 40 salas y no en el mejor estado.
[20] Se publicó por un grupo de miembros del Departamento de Filosofía de la Universidad de La Habana desde febrero de 1967 hasta junio de 1971.
[21] Aurelio Alonso Tejada.- Ibidem.
[22] Oscar Lewis. “La cultura de la pobreza”. En Pensamiento Crítico No. 7, agosto de 1967, pp. 55-65.
[23] En Cuba eran llamados “barrios de indigentes” o “llega y pon”.
[24] Carolina María de Jesús. La favela, Colección Literatura Latinoamericana, Ediciones Casa de las Américas, Cuba, 1965.
[25] Aida García Alonso. Manuela la mexicana, mención Ensayo, Colección Premio, Casa de las Américas, 1968.
[26] Oscar Lewis. “La muerte de Dolores”. En Revista Casa de las Américas, noviembre-diciembre 1969 Año X No. 57, pp. 60-74.

© cubaencuentro.com
*********************
COMENTARIO DE ROBERTO A. TORRICELLA

(aechivo: dejado en Cubanet)
Por  Roberto A. Torricella

Tan culpables como los antedichos, algunos auspiciadores del triunfo comunista en Cuba entrevieron el peligro inminente pero las bajas pasiones (envidia, odio, hipocresía, resentimiento, cobardía moral y esa malsana inclinación de “pescar en río revuelto”) anularon la sensatez y al amor por Cuba. Miles de veces repetían la frase “cualquiera, con tal que se vaya Batista". Era intolerable para esa legión de necios que un hombre sin pergamino universitario, un simple sargento, dirigiera los asuntos del país. Y era tan profundo el odio clasista de tales “señoras y señores” que su animadversión era menor respecto a Castro. Cada vez que algún castrista arrepentido alude a la “traición” de Fidel, cita la promesa de éste de celebrar elecciones y de gobernar con la Constitución de 1940, como si esas circunstancias no hubieran ocurrido o estado vigente anteriormente.

DICTADURA O TIRANÍA

¿Qué es dictadura? ¿Qué es tiranía? ¿Qué es despotismo? ¿Hubo en Cuba durante la década de los 50s una situación que teórica o factualmente merezca cualquiera de esos nombres? Obviamente no. Veamos:

Dictadura es la concentración, en bien o en mal, de todos los poderes. ¿Tal era el caso en Cuba? Honestamente, no.

El Congreso ejercía sus funciones con independencia del Poder Ejecutivo y de la judicatura, con una representación oposicionista pequeña debido al retraimiento grausista en las elecciones, pero cumplió sus deberes con inteligencia y valor. En oportunidades diversas, leyes-decretos, aprobados por el Consejo de Ministros durante etapas de suspensión de garantías constitucionales y en receso el Poder Legislativo, fueron derogadas por éste al reanudar sus actividades.

El Poder Judicial (cuya independencia es suficiente para asegurar el carácter democrático de cualquier régimen), hubo de desenvolverse sin interferencia alguna, no obstante que su lenidad para con los terroristas constituía un estímulo a la sedición. ¿No se dictaron autos de procesamiento contra algunos miembros de la policía y del ejército por supuestos delitos cometidos al calor de la guerra civil? En ningún momento la estructura gubernamental, la “dictadura”, infringió la independencia del Poder Judicial.

No sólo los tres poderes del Estado eran interdependientes, sino que se desglosaron funciones del Poder Ejecutivo y se los adscribió a numerosos organismos autónomos y paraestatales cuya dirección y funcionamiento estaban a cargo de personas no vinculadas al gobierno.

Tiranía y despotismo poseen como elemento tipificador –adicional al de la dictadura- el ejercicio injusto, abusivo, anonadante de esos poderes. Contestemos con algunas interrogantes: ¿Por qué sobrevivieron Fidel y Raúl del asalto al Cuartel Moncada? ¿Por qué fueron excarcelados mucho antes de cumplir la sanción que le impusieron tribunales ordinarios? ¿Por qué la revista “Bohemia”, órgano del fidelismo, y otros, disfrutaron de las ventajas ofrecidas por bancos paraestatales creados por la “tiranía”? ¿Por qué la generalidad de los dirigentes terroristas y conspiradores claves que estuvieron en poder de la policía sobrevivieron a la “brutalidad” de ésta? ¿Por qué algunas entidades y empresas no fueron objeto de ataques o desaparecieron en aquella época a pesar de la ayuda notoria que prestaban al castrismo? ¿Por qué líderes oposicionistas recibían en el exilio las caudalosas rentas de sus propiedades? ¿Por qué periódicos, revistas, estaciones de radio y de televisión que alentaban la guerra civil no fueron allanados y destruidos sus maquinarias y mobiliario? Cualquiera que sea la respuesta, tendrá que aparecer en ella un elemento: la falta absoluta de crueldad, de prepotencia y de abuso por el gobierno existente.

¿Dónde está, pues, el dictador o el tirano?

BRUTALIDAD DE LA POLICÍA

La acusación de crueldad atribuida a la fuerza pública es la que más daño hizo ante la opinión pública internacional. Es, sin embargo, la más infame e infundada. La represión de los cuerpos policíacos fue una respuesta y rara vez se practicó descaminadamente. Aun así, como un exponente de que ni el ardor de la lucha ni la conciencia de que estaba en juego la vida, deshumanizaron la actuación del gobierno, ya que muchos pudieran confeccionar una extensa lista con los individuos a quienes protegió, escondiéndolos y atendiéndolos en sus casas, consiguiendo su excarcelación, facilitando su salida del territorio nacional, mientras que se mantenían a sus familiares en las posiciones públicas.

No puede aceptarse que la policía castigara con la muerte a quien produce la muerte indiscriminada con un aparato explosivo, pero no puede aceptarse tampoco que mientras se condene la acción policiaca, se cohoneste y aplauda la del terrorista. No puede aceptarse moralmente que el mayor número de víctimas producidas por un “revolucionario” merezca un alto grado en la jerarquía rebelde y que igual acción realizada por un miembro la fuerza pública merezca el pelotón de fusilamiento.

EL PELIIGRO DE CUBA
El peligro de Cuba no fue Fidel Castro ni su movimiento 26 de Julio. Lo fue la mayoría de la ciudadanía elite, clase media, y de profesionales, con cultura y patrimonio, que ciegamente y por odio apoyaron a un gánster de reconocida procedencia asesina. Será mucho más fácil rectificar el daño y la destrucción causada por la tiranía castrista que alimentar el sentido común y el juicio racional a una ciudadanía no pensante, fanatizada por tener a este tipo de criminal como su indiscutible líder cuando, en realidad, en Cuba no se requería ni había la necesidad de una sangrienta revolución terrorista. El problema es mucho más profundo y mucho más serio que Castro ya que él es una simple herramienta y síntoma del comunismo internacional que nos conquistó y destruyó a Cuba. Colocar la culpa solamente en el castro-comunismo no debe servir para cegarnos de la vasta cofradía de ignorantes que lo hicieron su príncipe. La república sobrevivirá a Fidel Castro y sus secuaces pero es menos probable que sobreviva a la multitud de necios irresponsables como los que lo convirtieron en su Robin Hood.
****************
Supuesto discurso contra la amnistía de Castro en 1955  pronunciado por Rafael Díaz Balart, Representante a la Cámara de Cuba, en el Capitolio Nacional en mayo de 1955.

Tiene la palabra el doctor, Rafael Díaz-Balart, líder de la mayoría parlamentaria del Congreso de la República de Cuba:

Señor presidente y señores representantes:

He pedido la palabra para explicar mi voto, porque deseo hacer constar ante mis compañeros legisladores, ante el pueblo de Cuba y ante la historia, mi opinión y mi actitud en relación con la amnistía que esta Cámara acaba de aprobar y contra la cual me he manifestado tan reiterada y enérgicamente.

No me han convencido en lo más mínimo los argumentos de la casi totalidad de esta Cámara a favor de esa amnistía. Que quede bien claro que soy partidario decidido de toda medida a favor de la paz y la fraternidad entre todos los cubanos, de cualquier partido político o de ningún partido, partidarios o adversarios del gobierno. Y en ese espíritu sería igualmente partidario decidido de esta amnistía cualquier o de cualquier otra amnistía.

Pero una amnistía debe ser un instrumento de pacificación y de fraternidad, debe formar parte de un proceso de desarme moral de las pasiones y de los odios, debe ser una pieza en el engranaje de unas reglas de juego bien definidas, aceptadas directa o indirectamente por los distintos protagonistas del que se esté viviendo en una nación.

Y esta amnistía que acabamos de votar desgraciadamente es todo lo contrario. Fidel Castro y su grupo han declarado reiterada y airadamente desde la cómoda cárcel en que se encuentran, que solamente saldrán de esa para continuar preparando nuevos hechos violentos, para continuar utilizando todos los medios en la búsqueda del poder total a que aspiran. Se han negado a participar en todo proceso de pacificación y amenazan por igual a los miembros del gobierno que a los de la oposición que deseen caminos de paz, que trabajen en favor de soluciones electorales y democráticas, que pongan en manos del pueblo cubano la solución del actual drama que vive nuestra patria.

Ellos no quieren paz. No quieren solución nacional de tipo alguno, no quieren democracia ni elecciones ni confraternidad.

Fidel Castro y su grupo solamente quieren una cosa: el poder, pero el poder total, que les permita destruir definitivamente todo vestigio de Constitución y de ley en Cuba, para instaurar la más cruel, la mas bárbara tiranía, una tiranía que enseñará al pueblo el verdadero significado de lo que es la tiranía, un régimen totalitario, inescrupuloso, ladrón y asesino que sería muy difícil de derrocar por lo menos en veinte años.

Porque Fidel Castro no es más que un psicópata fascista, que solamente podría pactar desde el poder con las fuerzas del comunismo internacional, porque ya el fascismo fue derrotado en la Segunda Guerra Mundial, y solamente el comunismo le daría a Fidel el ropaje seudo ideológico para asesinar, robar, violar impunemente todos los derechos y para destruir en forma definitiva todo el acervo espiritual, histórico, moral y jurídico de nuestra República. Desgraciadamente hay quienes, desde nuestro propio gobierno, tampoco desean soluciones democráticas, y electorales, porque saben que no pueden ser electos ni concejales en el más pequeño de nuestros municipios.

Pero no quiero cansar más a mis compañeros representantes. La opinión pública del país ha sido movilizada en favor de esta amnistía. Y los principales jerarcas de nuestro gobierno no han tenido la claridad y la firmeza necesarias para ver y decidir lo más conveniente al Presidente, al gobierno y, sobre todo, a Cuba. Creo que están haciéndole un flaco servicio al presidente Batista, sus ministros y consejeros que no han sabido mantenerse firmes frente a las presiones de la prensa, la radio y la televisión. Creo que esta amnistía, tan imprudentemente aprobada, traerá días, muchos días de luto, de dolor, de sangre y de miseria al pueblo cubano, aunque ese propio pueblo no lo vea así en estos momentos.

Pido a Dios que la mayoría de ese pueblo y la mayoría de mis compañeros representantes aquí presentes, sean los que tengan la razón
*****

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

jueves, enero 16, 2020

Venezuela. Video Preguntas sin RESPUESTAS. Este miércoles 15 de enero se cumplen dos años de la muerte de Óscar Pérez, quien fue asesinado en El Junquito por el régimen de Nicolás Maduro junto a sus compañeros de equipo


Tomaado de https://www.youtube.com
Factores De Poder
Enero 15, 2020

Este miércoles 15 de enero se cumplen dos años de la muerte del expiloto del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), Óscar Pérez, quien fue asesinado en El Junquito por el régimen de Nicolás Maduro junto a sus compañeros de equipo. Analizamos cuáles son las preguntas sobre el caso que dos años después, siguen sin respuestas.

Preguntas sin RESPUESTAS sobre OSCAR PÉREZ | Fuera de Orden | Daniel Lara Farías | 1 de 2

**************
OSCAR PÉREZ, NI COBARDE, NI TERRORISTA, SINO HÉROE Y MÁRTIR.


Por el Dr. Alberto Roteta Dorado
18 de enero de 2018

Santa Cruz de Tenerife. España.- Han asesinado a un hombre. Estamos consternados porque toda pérdida humana tiene un significado que va más allá de los sentimientos y emociones humanas para adquirir una connotación de carácter universal, algo que solo aquellos que han alcanzado una comprensión holística del verdadero sentido de la vida lo pueden percibir; pero no solo por esto, sino porque nos resulta difícil poder admitir que ciertos hechos estén ocurriendo en esta, “nuestra América”, en pleno siglo XXI, y que todo siga igual, toda vez que las pocas dictaduras de izquierda que van quedando en la región permanecen intocables bajo el disfraz de una aceptación popular que en realidad no tienen, cual estados de perpetua inmunidad ante leyes que son violentadas día a día. 

La dictadura venezolana esta vez ha ido demasiado lejos. Hace solo unos meses, durante las múltiples acciones de protesta que tuvieron lugar en Caracas y otras de las principales localidades del país, fueron asesinados más de un centenar de personas, la mayoría jóvenes, como el que nos acaba de dejar hace solo unas horas. 

Y digo que Nicolás Maduro y su terrorista y corrupto desgobierno han ido muy lejos, por cuanto, Oscar Pérez, el piloto e inspector especializado en acciones especiales en el Cuerpo de Investigaciones Penales, Científicas y Criminalísticas de la Policía, que se hizo célebre por su acto de valentía sin igual en los últimos tiempos – recordemos que atacó desde el aire el Tribunal Supremo de Justicia, acción en la que no hubo muertos, ni heridos, en son de protesta contra el régimen madurista–, no es un hombre común; sino un símbolo de la rebeldía venezolana y latinoamericana.

(Óscar Pérez  con hijos)

Altos funcionarios del régimen se han referido a un “grupo terrorista fuertemente armado” para calificar a lo que algunos han llamado una célula guerrillera.  Ahora acusan de terrorista al joven expolicía que resistió heroicamente el ataque de las fuerzas represivas del régimen madurista. En estos tiempos se les suele llamar actos terroristas – como si las acciones emprendidas en la llamada clandestinidad por los agentes del Movimiento 26 de Julio, y los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en el caso de Cuba, o la serie secuencial de asesinatos de jóvenes que participaron en las recientes protestas, en el caso de Venezuela, no lo fueran– a las acciones armadas de la oposición contra los regímenes totalitaristas.

El régimen venezolano y sus más recalcitrantes seguidores ante el temor de desaparecer se las agencian para emprender una cruel persecución contra aquellos que, como Oscar Pérez, se levantan para enfrentarlos, desacreditarlos ante el mundo, y destruirlos, como única posible vía para restaurar la democracia en la patria de Bolívar.   

Una parte del mundo – aquella que de manera sensible se identifica y respalda al pueblo venezolano– está dando muestras de apoyo a la oposición venezolana, y a su vez siente tristeza e indignación por el violento acto cometido por las fuerzas represivas del Nicolás Maduro, hecho que no solo terminó con la existencia del joven militar, sino con algunos de los que le acompañaban en la osada acción. 

De cobardía también se le ha atacado. La ministra para el Servicio Penitenciario, Iris Varela, una vez que confirmó el operativo en un mensaje de Twitter se refirió de manera despectiva a un "show de la llorantina" (el término es una “venezolada”, ya sabéis como se expresan los altos mandatarios de la izquierda latinoamericana); pero a la cruel mujer no le bastó y lo llamó rata, y se cuestionó:  "¿Dónde quedó su valentía para ir a atracar unidades militares, asesinando e hiriendo a funcionarios y robando armamento?", con lo que pretendió desvirtuar el verdadero rostro de quien debemos considerar en lo adelante como héroe y mártir. 

(Asesinados por los esbirros y secuaces de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello)

La desgarradora frase previo a su adiós definitivo – “No quieren que nos entreguemos, literalmente nos quieren asesinar. Nos lo acaban de decir”–, nos da la medida de las intenciones premeditadas de la dictadura venezolana. Las múltiples imágenes publicadas en diversos medios de prensa y en las redes sociales son impactantes, pero a su vez, constituyen las pruebas fidedignas de uno de los peores actos de estos tiempos.   

(Andreina Ramírez Mantilla  quien en estado de gestación fue asesinada junto a su novio Jairo Lugo Ramos)

El régimen chavista-madurista mantuvo el silencio durante las primeras horas que siguieron a su asesinato. Cuando ya por el mundo circulaban diferentes versiones, en las que no podía considerarse definitiva la idea de la muerte de Pérez, aunque si la desactivación de la célula guerrillera por el dirigida, no quedó otra alternativa que afirmar ante el mundo la muerte del joven agente policial. 

Poco después de la masacre, Nicolás Maduro hizo una referencia brevísima al operativo, mientras rendía cuentas ante la Asamblea Constituyente; aunque no hizo mención directamente a la muerte de Oscar Pérez, para en su lugar felicitar a aquellas instituciones encargadas de poner fin a su existencia: Policía Nacional Bolivariana, Guardia Nacional, Contrainteligencia Militar y Servicio Bolivariano de Inteligencia; aunque amenazó con que aquellos que “entren por el camino del terrorismo y haga armas contra la República” correrían la misma suerte. 

Muchos se preguntarán qué ocurrirá tras este acto de masacre llevado a efecto por parte del régimen de Nicolás Maduro. Sería especular demasiado temprano, y es algo que no suelo hacer, por cuanto, los que nos respetamos en esta labor, experimentamos siempre el temor de poder errar en nuestras opiniones, toda vez que parten de hipótesis, de posibilidades a priori, y no justamente de elementos concretos. No obstante, y esto no significa necesariamente un estado de pesimismo de mi parte, debo admitir que me inclino por la idea de que no pasará absolutamente nada. 

¿Qué ocurrió luego de la matanza de más de un centenar de jóvenes que, a diferencia de Oscar Pérez, que estaba armado y ya había protagonizado ciertas acciones que no fueron precisamente pacifistas, marcharon reclamando la reinstauración del sentido de la democracia venezolana? Ya todos sabéis que Maduro se salió con las suyas, que estableció y le dio carácter legal a su constituyente, que violentó de manera fraudulenta unos comicios simulados, entre otros desatinados actos, y sin embargo, permanece inmutable ante la opinión internacional, por cuanto, unos cuantos escritos de opinión, múltiples vídeos, y centenares de mensajes en su contra en las redes sociales, no son suficientes para destituirlo y expulsarlo definitivamente del poder. 


 Detenidos  en la operación Gedeón de las antipatrióticas  Policía Nacional Bolivariana y el SEBIN

Luis Almagro, el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, hace años está tratando teóricamente de poner orden en medio del caos venezolano, pero sin éxito alguno. Las reuniones de un respetable grupo de presidentes y líderes de la región para interferir en el gran conflicto de Venezuela ya va quedando en la historia, por cuanto, en el orden práctico tampoco ha resultado ser efectivo. Los pocos engendros del llamado Socialismo del siglo XXI le apoyan hasta el cansancio, con lo cual, se hacen copartícipes del mal y confirman su complicidad, y hasta la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, abandonó su postura respecto a una posible intervención suya en el país suramericano a raíz de las acciones de protestas del pasado año – hecho muy poco difundido; pero consta en mis archivos, y puedo mostrar sus fuentes, todas confiables–.  

La Iglesia Católica, como instancia que se supone muestre preocupación por el orden mundial, la paz y el futuro de la humanidad, mientras esté regida por un Sumo Pontífice que al parecer está aliado a los gobiernos comunistas de la región, permanecerá ajena al gran conflicto venezolano, y en última instancia, pedirá por el alma del joven que se nos acaba de morir, como si con la oración el curso de la historia de la patria de Bolívar pudiera cambiar para su bien.

Así las cosas, con el asesinato de Oscar Pérez y otros jóvenes opositores venezolanos, la dictadura chavista ha demostrado hasta donde es capaz de llegar, y como ha dicho la doctora Luisa Ortega Díaz, la verdadera; aunque destituida Fiscal General de Venezuela, este acto es la evidencia de que el gobierno de Nicolás Maduro “es genocida y violador de derechos humanos”. 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

ONG DENUNCIA QUE CUBA ES EL PAÍS CON MÁS PRESOS EN PROPORCIÓN CON SU POBLACIÓN



ONG DENUNCIA QUE CUBA ES EL PAÍS CON MÁS PRESOS EN PROPORCIÓN CON SU POBLACIÓN

 

Anualmente, se iniciarían más de 32.000 causas penales en Cuba, con entre 35.000 y 40.000 acusados, de los cuales más del 90 por ciento son declarados culpables, es decir, entre 32.000 y 37.000. Y, entre los culpables, el 69 por ciento es condenado a privación de libertad, ya sea prisión o "trabajo correccional", esto es, entre 22.000 y 25.000.

Más de 90.000 personas están encarceladas en Cuba, según los datos oficiales proporcionados a Civil Rights Defendersy Prisoners Defenders por "dos fuentes del más alto nivel del Estado" cubano, una cifra que sitúa a la isla caribeña como el país con más personas encarceladas del mundo, en proporción con su población, de acuerdo con el ranking del Institute for Crime and Justice Policy Research.

La Dirección General de Prisiones de Cuba reconoce más de 90.000 presos, a los que hay que sumar las 37.458 personas en "otras situaciones de control judicial y policial", lo que arroja un total de 127.458 "entre convictos y condenados".

"Por tanto, Cuba sería en realidad el primer país por personas privadas de libertad del mundo, si el ranking del Institute for Crime and Justice Policy Research, en vez de contemplar un dato falso suministrado por Granma de forma informal en 2012, tuviera en cuenta el dato real", han señalado ambas ONG. Quedaría por delante de Estados Unidos o El Salvador, entre otros.

Anualmente, se iniciarían más de 32.000 causas penales en Cuba, con entre 35.000 y 40.000 acusados, de los cuales más del 90 por ciento son declarados culpables, es decir, entre 32.000 y 37.000. Y, entre los culpables, el 69 por ciento es condenado a privación de libertad, ya sea prisión o "trabajo correccional", esto es, entre 22.000 y 25.000.

Las ONG han llamado la atención sobre los llamados "antisociales", "presos que no han cometido delito pero que se les declara en estado de peligrosidad --con posibilidad de cometerlo-- según se les observa un 'comportamiento contrario a la moral socialista'". "Son los vagos y maleantes de la ley franquista", ha aclarado Javier Larrondo, de Prisoners Defenders, en la presentación de los datos penitenciarios, que se ha hecho este lunes en un acto celebrado en Casa Árabe.

De acuerdo con dichas fuentes, hay 8.400 presos "antisociales" en estos momentos. Cada año se tratan 3.833 casos de este tipo con un nivel de condenas superior al 99,5 por ciento, de los cuales casi el 77 por ciento son internados: 2.929 con privación de libertad y 885 con medidas alternativas como trabajos comunitarios.

Los antisociales

"Los presos por conducta antisocial sufren menores excarcelaciones anticipadas que el resto", han denunciando, explicando que "el propio Código Penal impide que los familiares o el propio asegurado soliciten la anticipación de su libertad, al contrario que en el resto de los casos".

Asimismo, han apuntado a los casos que se ventilan mediante "atestados directos", "procedimiento acusatorio que se usa con frecuencia por su celeridad y eficacia contra disidentes, emprendedores y cualquier tipo de persona que consideren un peligro urgente para el régimen, lo que conlleva no solo la prisión preventiva, sino procesos sumarísimos".

Además, han destacado que, "al mismo tiempo que esta tendencia represiva, existe una voluntad política explícita de excarcelar crecientemente a reclusos, debido a la superpoblación carcelaria y los costes que esto conlleva, ya desde antes de 2017".

Así, unos "21.600 reclusos comunes obtienen al año beneficios de excarcelación anticipada en Cuba", de los cuales entre 2.000 y 3.000 salen de prisión vía indulto presidencial". A este respecto, Larrondo ha recalcado que "nunca son presos políticos".

"De esta manera Cuba mantiene una política de rigor penal al tiempo que drena las cárceles de reclusos. Este doble juego sirve al propósito del Ministerio de Interior de mantener el orden (...) al tiempo que no se aumentan en exceso los gastos que esto conlleva", han enfatizado.

Diálogo o estallido social

En este contexto, Edel González, jurista cubano que llegó a presidir el Poder Judicial en una provincia y a formar parte de la reserva especial para dirección del Tribunal Supremo pero que desde 2018 se encuentra en Perú, ha propuesto iniciar un diálogo sobre Derechos Humanos para corregir "errores".

"Yo soy un jurista cubano, no vengo a hablar por parte del Gobierno o de la oposición, vengo a reflejar un eco de voces que están presentes en Cuba y que muchas veces, por el temor a la expresión, no se escuchan", ha dicho.

González ha considerado que "hay un conflicto entre el Estado y el ciudadano" en Cuba debido, por un lado, a motivos ideológicos y, por otro, a la situación económica, de la que ha culpado tanto al "bloqueo interno" como al de Estados Unidos.

En el ámbito ideológico, ha argumentado que el mero hecho de que la Constitución declare "irrevocable" el modelo socialista implica que "el que tenga una ideología distinta no tiene cabida". Cuando se expresa "cualquier tipo de opinión en materia de Derechos Humanos, sin que se esté vinculado a ningún país extranjero, se nos declara enemigos y somos perseguidos", ha reconocido.

En este sentido, ha reclamado al Tribunal Supremo un "acto honorable" hacia los 126 presos políticos que han documentado Civil Rights Defenders y Prisoners Defenders, de modo que se revisen sus casos para comprobar si han sido condenados por delitos comunes y en procesos justos.

González ha mencionado también una coyuntura económica que obliga a los cubanos a "sobrevivir". Como ejemplo, se ha referido a los "cuentapropistas", que sufren "muchas limitaciones" que a veces les obligan a acudir al "mercado negro" e incurrir en delitos comunes.

Ello ha provocado una "aceptación social" del delito. "En cualquier país que te condenen es reprochable. En Cuba incluso se solidarizan con esas personas y sus familias porque no ven que sea una falta moral, sino una necesidad", ha ilustrado.

González ha denunciado que al mismo tiempo que la situación económica empeora para el ciudadano de "a pie", hay "un grupo de personas que tienen poder" y ello les da un acceso privilegiado a los servicios públicos, como la sanidad.

Todo esto ha propiciado un éxodo de más de tres millones de cubanos, entre los que se cuenta él, que muchas veces se ven abocados a la "explotación" porque "trabajan en cualquier país y en cualquier condición con tal de poder mandar 25 o 30 dólares a su familia" en la isla.

González ha advertido de que la pérdida de este "capital humano" tiene consecuencias graves sobre el país, cuya población sufre un "proceso de envejecimiento" por el cual "ahora mismo todo el trabajo recae sobre personas de entre 45 y 60 años".

"Estamos a tiempo"

Esta "contradicción entre la ley y la realidad" ha hecho, según González, que crezca la conflictividad y que cada vez más cubanos pierdan el "miedo" a expresarse, lo que --ha augurado-- "puede llevar a un estallido social

González ha recordado que este escenario ya se ha producido en países de la región, mencionando específicamente a Venezuela. "Yo no quiero eso para Cuba (...) No quiero sangre en las calles, no quiero gente en las cárceles", ha declarado.

Para evitarlo, ha propuesto "un proceso de conversaciones sobre Derechos Humanos entre personas del sistema institucional y otras personas, no solo opositores", para "integrar la diversidad" evitando que tome otros cauces.

Aunque ha reconocido que la cúpula cubana es reacia a cualquier cambio porque "temen que eso acabe con el sistema actual", ha aseverado que hay muchos dirigentes que creen que este diálogo es necesario. "Todavía estamos a tiempo", ha arengado.




Etiquetas: , , , ,


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

miércoles, enero 15, 2020

Venezuela, Video. Emboscada armada de paramilitares de la tiranía del usurpador Nicolás Maduro a la Asamblea Nacional en los alrededores del Palacio Federal Legislativo

NTN24 Venezuela
Enero 15, 2020

La mañana de este miércoles, los alrededores del Palacio Federal Legislativo fueron asediados por colectivos armados y fuerzas de seguridad del régimen de Nicolás Maduro, previo al inicio de sesión estipulado por el presidente del Parlamento, Juan Guaidó. 

Los grupos armados arremetieron contra los vehículos que trasladaban a los diputados Juan Pablo Guanipa, Carlos Berrizbeitia, Delsa Solórzano, Ángelo Palmieri y Carlos Prosperi a la sede del poder legislativo. 

Los periodistas no escaparon del acecho de los grupos paramilitares. En las cercanías de la Asamblea Nacional, fueron agredidos por hombres afectos al régimen

#NTN24ve


Emboscada armada del régimen contra la Asamblea de Guaidó


*************
Tomado de https://www.infobae.com/america/venezuela/2020/01/15/diosdado-cabello-felicito-a-los-colectivos-chavistas-por-el-violento-ataque-a-diputados-opositores-me-siento-orgulloso-de-ustedes/

Diosdado Cabello felicitó a los colectivos chavistas por el violento ataque a diputados opositores: “Me siento orgulloso de ustedes”

*********
El presidente de la Asamblea Constituyente celebró el accionar de los grupos paramilitares que atentaron contra los parlamentarios para impedir su ingreso al Palacio Legislativo. “Si nos toca defender esta Asamblea, lo vamos a hacer”, advirtió
*********

15 de enero de 2020

“Me siento orgulloso de los colectivos defensores de estos espacios de la revolución bolivariana”. Así reaccionó Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) chavista, tras el violento bloqueo de esos grupos paramilitares al ingreso de los diputados de la oposición al Parlamento para la sesión convocada para este miércoles con motivo del Día del Maestro.

“Ayer yo dije que íbamos a sesionar en esta Asamblea Nacional las veces que fuera necesario para protegerla de la violencia”, señaló el número dos del chavismo.

“Me siento orgulloso de los colectivos defensores de estos espacios de la revolución bolivariana. Esa gente [por la oposición] es loca, está fundida. Si nos toca defender esta Asamblea, lo vamos a hacer. Así somos los revolucionarios, no necesitamos una invitación con bordes de oro, lo único que necesitamos es que el clarín de la patria suene y aquí estaremos con lo que podamos, defendiendo la patria. Yo me siento orgulloso de ustedes, hermanos. Que nos presentemos así, como un sólido grupo”, agregó el dirigente chavista ante el plenario constituyente.

“Ese pueblo que está en la calle, los motorizados que se vinieron para acá autoconvocados. Nosotros no vamos a meternos con nadie, pero el centro de Caracas es territorio libre de violencia, liberado para la paz de este país”, advirtió Cabello, quien el martes llamó a sesionar este miércoles, el mismo día que estaba prevista una sesión de la Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora, para conmemorar a los docentes del país.

Como era de esperarse, el régimen de Nicolás Maduro utilizó a sus grupos de choque para impedir el ingreso de la oposición al hemiciclo. A través de militares y paramilitares, bloqueó la entrada a la Asamblea Nacional venezolana y disparó contra vehículos que trasladaban a diputados opositores para impedir la sesión que iba a ser presidida por Juan Guaidó.

Los diputados Carlos Berrizbeitia, Carlos Prósperi, Angelo Palmeri y Delsa Solórzano iban en la camioneta atacada.

El presidente interino de Venezuela y jefe del Parlamento había postergado para hoy el debate -previsto en un principio para el martes- con el objetivo de no coincidir con la marcha chavista que se realizó ayer y así evitar posibles enfrentamientos.

Debido al violento bloqueo del chavismo, la oposición debió sesionar desde El Hatillo. En rueda de prensa, Guaidó condenó el ataque de los colectivos: “La Fuerza Armada fue cómplice del atentado contra cada uno de los diputados, nosotros seguiremos cumpliendo nuestras funciones para buscar una salida de esta dictadura”.

Cabe recordar que en julio pasado, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, luego de una visita a Venezuela, publicó un duro informe sobre las “graves violaciones a los DDHH” perpetradas por la dictadura. La chilena instó al régimen de Maduro a adoptar medidas específicas para detener y remediar las graves vulneraciones de derechos económicos, sociales, civiles, políticos y culturales que se han documentado en el país.

Entre las principales exigencias, la ex mandataria chilena apuntó contra los grupos armados civiles del chavismo conocidos como “colectivos”, al afirmar que “han contribuido al deterioro de la situación, al imponer el control social y ayudar a reprimir las manifestaciones”.

Los 15 puntos del informe de Bachelet

Pese a este llamado de la ONU, cuyo informe ya contó con tres actualizaciones, el chavismo no ha atendido ninguna de las solicitudes para solucionar la crítica situación que atraviesa el país.
*************
De los archivos:

Tras el Golpe de Estado en febrero de 1992, comandado por Hugo Chávez, el ex comisario de la Disip, Johann Peña, recuerda cómo fue la actuación del hoy diputado y dirigente del PSUV, Diosdado Cabello, quien en su momento lo llamaron, el meón. Conoce la historia.

LA HISTORIA DE DIOSDADO CABELLO, "EL MEÓN"



*************
CNN en Español
May 18, 2019

Venezuela vive un nuevo episodio en su larga crisis tras la tentativa frustrada del opositor Juan Guaidó de forzar un cambio de Gobierno y de los temores frente a una eventual intervención militar en el país caribeño. La voz de los denominados colectivos chavistas emerge con fuerza. Algunos los consideran guardianes de la revolución bolivariana y otros, delincuentes protegidos por el Gobierno de Nicolás Maduro. Los colectivos prometen empuñar las armas en la defensa del chavismo. Nuestro enviado especial Francho Barón ha tenido acceso exclusivo a algunos de sus líderes más destacados y polémicos.

Así son los colectivos chavistas: CNN tuvo acceso exclusivo a sus líderes en Caracas




Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...