viernes, julio 28, 2017

Conversatorio con Zoé Valdés sobre Cuba y Venezuela. Jueves 29 de Julio, 2017.




Patria de Martí
Plantados hasta la Libertad y la Democracia
Alpha 66
Altamira Libros

Se complacen en invitarlos al

Conversatorio con Zoé Valdés sobre Cuba y Venezuela

Una apreciación y un intercambio a fondo de la actualidad en Cuba y Venezuela
SABADO 29 de Julio, 2017.
Recepción: 6:30 pm Presentación: 7:00 pm
Altamira Libros
219 Miracle Mile, Coral Gables 33134
Programación de Evento

Moderador
Julio M. Shiling, Director de Patria de Martí

Invitada
Zoé Valdés, Escritora y Artista

Panelistas
  • Ángel de Fana, Escritor y Director de Plantados hasta la Libertad y la Democracia
  • Ernesto Díaz Rodríguez, Poeta y Secretario General de Alpha 66,
Habrá una sesión de preguntas y respuestas.

La entrada es gratis y abierta al público.

Hay dos estacionamientos municipales grandes cerca. Presione sobre los enlaces de los estacionamientos para más detalles:


45 Andalusia Ave, Coral Gables, FL 33134

******
Tomado de https://www.facebook.com/

SIEMPRE LIBRE.

Por Zoé Valdés
Miami, Florida
24 de julio de 2017

Me han llegado varias alarmas por el privado de que algunas "patriotas" y "patriotos" del exilio me están preparando un mitin de repudio en la Librería Altamira (que hasta donde yo sé es una librería llevada por venezolanos y no por cubanos como alguien ha sugerido, dando a entender que yo no tengo ningún derecho a ser presentada en una librería cubana en Miami debido a mis ideas y pensamientos, que corresponden a los de una persona libre de todas las ataduras habidas y por haber). Bueno, así es, lo que trajo el barco.

Les recuerdo, por cierto, que en la Feria de Libro de Miami se han presentado libros, con sus respectivos autores, de guardaespaldas de Fidel Castro, de terroristas criminales, y hasta de escritores pro castristas tapiñados que han dicho públicamente que Raúl Castro ha puesto a Cuba nuevamente en el plano universal e inclusive mantienen columnas de opinión en El Nuevo Herald, y nadie ha ido a tirarles un hollejo, más bien todo lo contrario, los han aplaudido unánimemente. Les recuerdo que en el Miami Dade también se han presentado y se presentan esos mismos y otros personajillos de igual calaña sin que nadie les tire ni una trompetilla. Y que en Radio y Televisión Martí trabajan ex militares e hijitos de papá, sin que absolutamente nadie les cuestione absolutamente nada. Además de que el primero en burlarse de Donald Trump y de sus pequeñas manitas, que ya saben lo que eso significa en cubano, y que para esos "patriotas" y "patriotos" no fue seguramente nada vulgar, no qué va, fue el ex candidato a la presidencia de Estados Unidos, el senador republicano y del Tea Party (nadie puede calificarlo de socialista-globalista, como es natural) Marco Rubio, y allí estaba en el Teatro Manuel Artime junto a Trump y al resto. Y por ahí p'allá...

Como tengo mi consciencia muy tranquila, allí estaré, cumpliendo mi trabajo de escritora, como hice, he hecho y haré siempre, con toda la libertad que me confiere vivir en un mundo libre y democrático. Iré acompañada de mis pensamientos y de mis ideas, como he ido siempre allí donde me han agredido los castristas no sólo con palabras, sino también físicamente. Voy preparada, por supuesto, con mi verdad, que es mi mejor arma, con la que siempre me he enfrentado a las ratas, tanto en Cuba como en el exilio.

Gracias a todos los que aceptaron esta proposición de conferencia, que no significa para nada un homenaje a mi persona, porque yo no me he muerto, yo estoy muy viva, y los homenajes me la sudan. Significará solamente mi opinión sobre Cuba y Venezuela. Gracias a Julio M. Shiling, a Ángel de Fana, a Ernesto Díaz, a Alpha 66, a la Librería Altamira, a mis amigos cubanos y venezolanos, y a todos los que conocen mi vida y mi trayectoria literaria y política (aunque yo no me debo a ningún partido político ni a ningún político en especial). Yo fui, soy, y seré siempre libre. "Que venga la fiera, que la estoy esperando".

Zoé Valdés.

La cita es en la Librería Altamira, día 29 de julio, a las 18 y 30 horas, en Miracle Mile.
*************
ALGUNOS COMENTARIOS DEJADOS

Lo que no se puede permitir es que los represores de los pueblos se paseen por occidente después de haber reprimido a miles de sus conciudadanos y eso lo permitan los regímenes democráticos.
Anónimo
**********
Carballido Carlos agregó 2 fotos nuevas.

26 de julio a las 12:07 ·

Ahora la tendencia cederista de Miami es el repudio hacia una escritora que en cada tribuna ha patentado su feroz anticastrismo. Mil veces he estado en desacuerdo con ella pero he respetado su opinión. Han sacado fotos de ella con personajes intelectuales, hoy lúgubres agoreros castriatas, como si eso fuera prueba conclusoria de la acusación redundante de que todos fuimos de la Seguridad del Estado. Bueno. Todos tenemos un pasado. Muchas veces del que nos lamentamos o avergonzamos. Solo quien fue un Hijo de Puta merece el patíbulo cederista. Y en Miami se pasean sin siquiera una denuncia publica. Si una foto fuera prueba concluyente entonces miles de intelectuales, musicos, periodistas, líderes del exilio y verdaderos anticastristas no existirían. Aqui pongo dos ejemplos y a nadie he visto con tanta histeria.
 
*******
Zoé Valdés La foto que han publicado además la publiqué yo misma en mi blog en el 2012: https://zoevaldes.net/.../30/historia-de-una-foto-completa/

Tomado de https://zoevaldes.net


Por Zoé Valdés
Julio 30, 2012


Desde hace años hay una gran cantidad de zánganos que quieren o intentan hacer el pan con mi vida privada, y no cesan de difamarme, calumniarme e insultarme a mí y a mi familia. Se la pasan publicando mentiras, y algunas verdades a medias; ya les he advertido que no pierdan su tiempo, que llegado su día todo se sabrá, porque todo lo escribiré y porque no tengo nada que esconder.

Han publicado una foto donde aparezco junto a Alfredo Guevara y Silvio Rodríguez en uno de esos blogs conducidos por estos pobres arruinados. La foto ha sido editada, o sea, no la publicaron completa, contando supongo con que yo no la tendría en mi poder. Pero la tengo, y aquí se las dejo… completa. Y con su verdadera historia.

Sobre esa época, a mediados de los ochenta, he escrito la mar de veces en este blog. Fue la época en que caímos engañados, o no engañados, seducidos por las promesas que nos hacía Alfredo Guevara a los jóvenes escritores y artistas, unos más otros menos, como cayeron varias generaciones de artistas y escritores en Cuba antes que nosotros, y al parecer siguen cayendo. ¡Qué pereza, vuelve de nuevo con la historia!

Nunca he negado que aprecié a Alfredo Guevara como todos los que allí estábamos, y otros que no aparecen en la foto, porque nos vendió un mundo posible dentro de Cuba, si seguíamos siendo contestatarios, con cordura, y construyendo siempre la magna obra, densa, profunda, filosófica. Obra que  él mismo nunca construyó. Jamás he negado que estuve muy cerca de su persona por razones de trabajo, y sobre todo porque mi primer esposo lo estuvo más que yo. De ese modo fue que lo conocí.

Esta foto se tomó en la casa de José López Horta en La Habana, el ex dueño de Café Nostalgia posteriormente en Miami, que aparece en la foto sentado en la cama con camisa azul. Estábamos un grupo en su cuarto, donde único había aire acondicionado. Pero en realidad aquella noche se celebraba una fiesta en honor al primer viaje que realizaría una serie de pintores jóvenes a Brasil, esos pintores eran Moisés Finalé (viven entre Francia y Cuba), no recuerdo si Humberto Castro (exiliado en Miami), Pepe Franco (residente en Argentina), y no recuerdo los otros, en uno de esos intercambios ideados por Guevara y Horta… El hecho es que las palabras del catálogo las escribimos Osvaldo Sánchez y yo; y se decidió, o sea, lo decidió Alfredo Guevara, que la misma exposición que viajaría a Brasil se mostraría en la Galería Habana. Así se hizo ulteriormente, yo leí las palabras hacia el público de la calle, los pintores pintaron toda la calle Línea, y graffitearon hasta las guaguas, y aquello degeneró tanto que hasta Silvio Rodríguez se encabronó y se fue; llamaron a la policía y por nada cargan con todos nosotros.

Pero esta foto es de antes del evento, en ella aparecen Silvio Rodríguez bastante huidizo (ese no era su ambiente y la pasaba mal entre nosotros, por aquella época se decía que tenía una relación con Beatriz Valdés, y también con Sonia Pérez, la esposa de Reinaldo Escobar, entre otras muchas, lo que no viene al caso). En honor a la verdad Silvio Rodríguez buscaba ayudar a las nuevas generaciones bastante rebeldes, él lo había sido en una época, y se interesaba creo que bastante curiosamente en nosotros. Alfredo Guevara a su lado, asistía a esas fiestas como gran amigo de Pepe Horta que era y creo que sigue siendo, hambriento de conocer a toda esa juventud que ya se desbordaba de los límites, de aproximarse a la sangre fresca y a los nuevos artistas y pensadores (como mismo se acercó a Paideia, otro grupo entre los que se contaban muchos que habían estudiado en la URSS, en un momento determinado), ya no se interesaba más en Manuel Pereira (había sido mi esposo y a través de él conocí a AG, vive exiliado en México), ni en Miguel Barnet, ni en los de generaciones anteriores, a los que ahora despreciaba profundamente. Luis Orlando Deulofeu, el que está de pie con la mano y el brazo apoyados en el respaldar de la cama, camisa gris, (exiliado en España), de él se decía de todo en aquella época, que si era seguroso, que si era amante de Pepe Horta, que si lo era de AG, esto último lo dudo… La verdad es que nos tratamos poco, pero siempre vi muchísimo talento en él, en sus películas y en sus libros; no tenemos una visión concordante de aquella época, lo presiento en sus libros, pero tampoco tuvimos la misma experiencia. Lo llamo La Dulo, y lo estimo y admiro. En primer plano con barba a lo Rasputín, Iván Giroud, fue el Director del Festival de Cine de La Habana, pero antes se tuvo que jamar mucho cable en los Camilitos, como ingeniero que apenas pudo ejercer, y como mano derecha de Pepe Horta; es el padrino de mi hija, nos dejamos de tratar por razones políticas, al parecer vive y trabaja en Madrid, Aaron Vega (primo de Ricardo Vega), el hijo de Daysi Granados y de Pastor Vega, con la prima de Pepe Horta (en una época posterior se dijo que estuvo vinculada a un grupo de DDHH), si mal no recuerdo en aquel momento noviaban. Aaron Vega vive en Puerto Rico, entra y sale de Cuba -según me han dicho-, no tengo trato con él, pero nunca nos peleamos, sólo nos distanciamos. De pie, con una camisa a cuadros azules, Tabito, el hijo de Marisela Sosa, del ICAIC, estudiaba Medicina, sobrino del cineasta Mario Crespo, un chico muy simpático, amable, educado, y zorrito. Yo simpatizaba mucho con él y con su familia. Recostados al respaldar de la cama el músico Ulises Hernández y yo, es él quien me tiene el brazo pasado por encima. Siempre quise mucho a Ulises y a Iván, a quienes le dediqué mi libro Traficantes de belleza. Nos enemistamos también por razones políticas en el momento en el que el Papa Juan Pablo II visitó Cuba. Es un pianista de mucho talento. Delante de Alfredo Guevara,  se halla su hijo adoptivo, que antes había sido su chofer, Tony Guevara. Un joven simple y de buen trato, que cayó de fly y seguramente piensa que salió ganando la gran lotería.

Ninguno de nosotros fuimos a buscar a Alfredo Guevara, él se interesó en el fenómeno artístico de los años 80. Ninguno de nosotros renunció a su arte, ni a sus ideas, sin embargo, la mayoría tuvimos que exiliarnos, de no haberlo hecho no habríamos podido seguir con nuestras ideas y nuestras obras en Cuba. Por ellas muchos de nosotros tuvimos problemas.

Solamente dos personas poseían copia de esa foto. La otra persona supongo que en algún momento mostrará  el resto de las fotografías que él mismo tiene y de las que se sentía muy orgulloso, y también supongo que enseñará su rostro y dirá su nombre. Lo que no me corresponde a mí.

Grupos como éstos había varios en La Habana de los 80, muchos se mataban por que AG repara en ellos, lo lograron después que todos nosotros nos largamos. Nada que ver con los hijos de papá, hijos de pinchos, de militares, ni de la élite que andaba en automóviles de lujo y vistiendo a la última. Al salir de esa fiesta cada uno tenía que mandarse una perra guagua o regresábamos caminando a nuestras casas.


Zoé Valdés.

Fuera de esa foto, en la sala, bailando o conversando y bebiendo, estaban Gustavo Acosta y Anita, Thelma Quintana, Pepe Franco, Carlos Alberto García (no estoy segura, pero es posible), Moisés Finalé, Consuelo Castañeda, Daysi Granados, Pastor Vega, Lourdes de los Santos, Mario Crespo, Marisela Sosa (era una asidua, pero no puedo recordar si esa noche estaba), Osvaldo Sánchez, Leonor Arocha, y un español que representaba o quería representar a algunos pintores cubanos. Tampoco puedo recordar si el pintor Arturo Cuenca (exiliado en Miami), llegó a asistir esa noche, pero él estuvo en numerosas ocasiones en esos fetecunes, él fue quien los bautizó así, porque lo mismo se daban en casa de Pepe Horta que en la casa del embajador de Holanda que se llamaba Khunt, y Cuenca bautizó sus fiestas como fetekhunes. Tarde en la noche llegó Beatriz Valdés, la actriz de La Bella de la Alhambra.

1 Comments:

At 8:31 p. m., Anonymous Anónimo said...

Lo que no se puede permitir es que los represores de los pueblos se paseen por occidente después de haber reprimido a miles de sus conciudadanos y eso lo permitan los regímenes democráticos.

 

Publicar un comentario

<< Home