martes, agosto 29, 2017

Esteban Fernández: ¡SE LO DIJIMOS A LOS VENEZOLANOS!

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Para millones de venezolanos y cubanos Hugo Chávez era un militar desconocido hasta que llevó a cabo un intento de Golpe de Estado, realmente un golpe ¨manu militari¨, contra el Presidente electo constitucionalmente Carlos Andrés Pérez, un hombre de izquierdas vinculado a la izquierda cubana desde los años 30 del pasado siglo XX.

Para el que Hugo Chávez no era un desconocido era para la Dirección General de Inteligencia de los Castro en Cuba pues su hermano Adán Chávez había pertenecido al Departamento América (antigu0 departamento Liberación), un departamento de Inteligencia  perteneciente al Comité Central del Partido Comunista de Cuba y dirigido por Manuel Piñeiro Losada conocido como ¨Barbaroja¨ y que había sido Viceministro para la Inteligencia del MINFAR.  Desde principios de los años 60 del siglo XX,  el Castrismo estuvo vinculado  a captar y apoyar a militares de otros países para derrocar gobiernos de sus respectivos países.
****************
¡SE LO DIJIMOS A LOS VENEZOLANOS!

Por Esteban Fernández
29 de agosto de 2017

No, no solamente fui yo, ni solamente fue usted, fuimos miles de cubanos los que les hicimos advertencias y les aconsejamos: “¡Mucho cuidado,  porque van a perder el país igual que nos pasó a nosotros!”.

Y todas las respuestas fueron engreídas, y nos decían hasta con cierto orgullo “¿Igual que ustedes?  No, nosotros no somos como los cubanos, lo que les sucedió a ustedes no nos pasará jamás a nosotros”.

Es decir que nuestras admoniciones de buena fe eran respondidas con altanerías y con lanzarnos a la cara que “Ellos eran mejores y más inteligentes que nosotros”.

¡Qué pena!, bajábamos las cabezas, y nos parecía que hablábamos con niños que les indicábamos   que no se tiraran al río crecido y no nos hacían caso y se ahogaban.

Ya les hablé de mis intercambios de opiniones con Ernesto Cortez -el de Bienvenidos- y con el cantante Oscar de León, en la foto junto a mí cuando yo no sabía que cambiado por caca se pierde el cartucho.  Ambos, desde luego, tiraron a mondongo mis opiniones.

Yo no conozco ningún cubano -y mira que yo conozco compatriotas- que no se haya tomado la molestia de aconsejarles e indicarles los peligros que estaban corriendo votando mayoritariamente por Hugo Chávez. Ninguno me puede decir que las respuestas fueron: “Oye, muchas gracias, vamos a tomar en cuenta tus opiniones y vamos a ser precavidos”. De eso nada, nuestros consejos fueron reciprocados con desprecios y burlas de gigantescas proporciones.

(Oscar D´León y Esteban Fernández)

El final es trágico ¡para ellos! Se fastidiaron, les cayó carcoma, les cayó la peste bubónica castrista, y tienen al frente del país a un retardado mental, a un imbécil, a un analfabeto.

Y… ¿dije que el mequetrefe  Maduro está “al  frente del país”? No, mis hermanos, los que están dirigiendo a esa nación son los cubanos malos, allí los que mandan, los que sostienen a la tiranía son  Raúl Castro, Ramiro Valdés, Leopoldo Cintras Frías y una enorme manada de desmadrados castristas.

Y nosotros no los abandonamos, quizás porque somos masoquistas, o porque somos anticomunistas y anticastristas hasta la médula.

Y encima de todo tenemos que sufrir que nos digan que “el pueblo venezolano lucha más por su libertad que nosotros por la nuestra”. No arruguen que no hay quien planche.

Eso es mentira, es una injusticia, y una falta de respeto de marca mayor porque  NINGÚN PUEBLO EN EL MUNDO HA LUCHADO MÁS -Y MÁS TIEMPO- POR SU LIBERTAD QUE EL NUESTRO. Tenemos una lista de muertos y mártires que no la brinca un chivo.

Como también es una insolencia comparar a la dictadura chavista y madurista con la castrista. Cuando comiencen a fusilar a tutiplén,  en masa, a los venezolanos, cuando todos los paredones estén ensangrentados en esa nación, y cuando lleven 60 años acabando con Venezuela, entonces y solo entonces podemos hacer una mejor comparación.

Ya sé, ya sé que a nadie le gusta que le digan esto, pero es lo menos que podemos decirles: “¡Se los dije, coño, se los dije!”.

Y de paso, paren de quemar banderas cubanas, quemen las banderas castristas “roja y negras”, porque los que adoramos la bandera cubana lo único que hicimos fue tratar de salvarlos y nos tiraron a porquería.
********
ALGUNOS COMENTARIOS DEJADOS

Los venezolanos no necesitaban advertencias. Bastaba con el mismo Chávez, que era muchísimo más fácil de captar que Fidel Castro antes de 1959. Chávez no engañó a nadie, a no ser que fueran retrasados mentales o gente igual o peor que él. No había ni que fijarse en sus afinidades políticas—el tipo era un tosco y vulgar animal con ropa y todo un atorrante. Los que se entusiasmaron con tal sujeto y lo eligieron presidente nunca hubieran escuchado advertencias de nadie, pues era como hablarles en un idioma desconocido
Realpolitik

1 Comments:

At 4:00 p. m., Anonymous Realpolitik said...

Los venezolanos no necesitaban advertencias. Bastaba con el mismo Chávez, que era muchísimo más fácil de captar que Fidel Castro antes de 1959. Chávez no engañó a nadie, a no ser que fueran retrasados mentales o gente igual o peor que él. No había ni que fijarse en sus afinidades políticas—el tipo era un tosco y vulgar animal con ropa y todo un atorrante. Los que se entusiasmaron con tal sujeto y lo eligieron presidente nunca hubieran escuchado advertencias de nadie, pues era como hablarles en un idioma desconocido.

 

Publicar un comentario

<< Home