martes, junio 30, 2015

SERGIO GÓMEZ MASERI: Ex Presidente José Mujica: ¨Cuba era como una “vieja novia” de la adolescencia, a la que veía desmejorada con los años.¨.Mujica empujó el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, en reuniones con Fidel Castro y el presidente Barack Obama.


Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

¨El papel por la paz de Colombia –dice el libro– le abrió otros espacios como mediador internacional, y mencionan cómo empujó el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, en reuniones con Fidel Castro y el presidente Barack Obama.¨


Espero que  las palabras de José Mujica ayuden a que un periodista de Miami que tiene un espacio televisivo  piense un poco más antes de decir cosas cómo:  que Raul Castro con el acercamiento a Estados Unidos  está enterrando la obra de Fidel; que Barack Obama sorprendió a Raúl Castro  con el descongelamiento de las relaciones  de tal manera  que Raúl Castro no sabe que hacer y que los Castro (Fidel y Raúl ) nunca han querido que le quiten el Embargo.

En días pasados rechacé argumentalmente afirmaciones como esas  al escribir que el diseño  de mucho de lo que está ocurriendo  fue  hecho hace ya  unos cuantos años y que Fidel Castro participó en ese diseño. No tengo fuentes cercanas a la cúpula de la dictadura totalitaria Castrista ni tengo  dotes de  adivino. Lo que sí tengo es la sensatez para que mis simpatias partidistas e ideológicas no me cieguen,  así como la desgracia de haber sufrido demasiadas décadas bajo la opresión de esa dictadura y el no tener ambiciones personales salvo la de ver a mi Patria libre, democrática y próspera y algún día ayudar a  su reconstrucción  haciendo lo mejor que se hacer: enseñar matemáticas universitarias e Historia de Cuba (desde cuando existían los indocubanos y preparaban el casabe hasta el día de hoy) e impartir  Estudios Bíblicos para los feligreses de mi Iglesia Católica.

En esos días escribí:
El Castrtismo  en estos 56 años ha sido cambiante en cuanto a la forma de ejercer  el control  y la represión  sobre el pueblo cubano así como su imagen para el Exterior. Fidel Castro no ha sido dejado al margen: lo que  hemos visto  desde que Raúl Castro está ejerciendo como Tirano en ejercicio ha sido diseñado, en líneas generales,  de manera conjunta por la cúpula gobernante desde hace años  y en la que no estuvo ajeno el hoy Tirano  a tiempo parcial. Desde hace  más de dos décadas la cúpula gobernante  Castrista tiene el síndrome de la aparición de un émulo cubano de Gorbachov  después de la desaparición del Socialismo en Europa del Este, el cual se agravó  cuando Robertico Robaina se creyó  de verdad Ministro de Relaciones Exteriores y emitió sus inocuas opiniones particulares  con Matutes, su  homólogo en España, pero que podían ser un indicio  de no compartir totalmente la ortodoxia Castrista.  Es probable que Raúl Castro haya tomado decisiones no relevantes (después de consultar con personas de su mayor  confianza política y de capacidad de discernimiento)  para situaciones que no estaban contempladas, pero siempre  estas decisiones han tenido que ser compatibles con el diseño general.


 La cúpula Castrista  (no me refiero tanto a los cargos oficiales sino a aquellos que  gozan de la confianza de los Castro por décadas de  lealtad consagradas por la sangre y la polvora) NO CONFIA EN LA CAPACIDAD PARA RETENER EL PODER de  sus familiares y partidarios jóvenes y menos viejos,  ya que  la cúpula sabe que las  mentiras del Castrismo  están desde hace muchos años agotadas  pues  no han resistido los avances de la tecnologías de la información y, por otra parte,  las promesas evidentemente incumplidas   impiden creer en otras nuevas promesas Castristas; los históricos del Castrismo tuvieron las ventajas de la primera vez y un mundo tecnologicamente más controlable.  La respuesta de esa cúpula para la continuación del Castrismo es dejar, cuando ellos mueran,  un país donde el Castrismo light esté sostenido por un Capitalismo de Estado en cooperación con inversores y banqueros capitalistas que les importa bien poco las faltas de libertades y de derechos del pueblo cubano y de cualquier otro pueblo  del mundo. El Castrismo desde hace años se ha preparado, y hasta ha provocado, los cambios que  para algunos ¨analistas¨ de los temas cubanos  son novedosos  y hasta  contrarios al Castrismo. Si no todo, casi todo ha estado ¨pensado¨ por la Cúpula Castrista; para esos planes y su éxito han contado con las ambiciones y  codicia  de  capitalistas de todas partes del mundo, incluyendo cubanos y cubanos-americanos, y las simpatías ideológicas de políticos y  de importantes medios masivos de comunicación del mundo.
 ******************
Putin habría ofrecido apoyo a Venezuela en caso de guerra con Colombia

****
Así lo señala un libro que narra anécdotas y secretos del expresidente uruguayo José Mujica.
****

Por SERGIO GÓMEZ MASERI |
28 de junio de 2015

En uno de los momentos más tensos de las relaciones entre Colombia y Venezuela, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, le ofreció al país bolivariano todo su apoyo en caso de que se desatara un conflicto bélico entre ambas naciones.

Eso fue al menos lo que le contó Hugo Chávez al expresidente de Uruguay José ‘Pepe’ Mujica, según cuenta un nuevo libro escrito por dos periodistas uruguayos, en el que narran anécdotas y secretos de la carrera política del expresidente charrúa.

Chávez, uno de los líderes regionales más cercanos a Mujica, le contó que cuando Venezuela tuvo un conflicto importante con los colombianos por un motivo limítrofe, Putin se ofreció a ayudarlo. Rusia era uno de los principales abastecedores de armas de Venezuela, y Putin le detalló a Chávez todo el arsenal con el que contaban los colombianos, especialmente los más de doscientos helicópteros de guerra, y cuál era la mejor forma de contrarrestarlo.

“Cuente con mi asesoramiento para lo que necesite”, le dijo, y acto seguido le recomendó “las adquisiciones que debería hacer el Gobierno venezolano para un eventual conflicto armado, que al final no ocurrió”, dice en uno de sus pasajes.

Titulado 'Una oveja negra al poder', el libro fue escrito por Andrés Danza y Ernesto Tulbovitz, dos periodistas que llevan casi 20 años reportando sobre el líder de izquierda y fueron muy cercanos a él durante sus años en la presidencia.

En el libro, los periodistas presentan detalles, a veces muy íntimos, de la relación entre Mujica y otros líderes regionales. Entre ellos, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos; el mandatario de Venezuela, Hugo Chávez; el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, la mandataria de Argentina, Cristina Fernández, y los hermanos Castro, en Cuba.

Según los autores, Mujica le apostó duro al proceso de paz con las Farc, viajando primero al Vaticano para pedir al papa Francisco que intercediera y luego a Cuba, donde se reunió en varias ocasiones con líderes de las Farc para decirles que la paz era el único camino viable.

En la narración, los periodistas explican que el expresidente uruguayo –que en su juventud militó con el grupo guerrillero Los Tupamaros– actuaba con autorización de Santos y que se reunió con él en dos ocasiones para informarle sobre sus reuniones.

El papel por la paz de Colombia –dice el libro– le abrió otros espacios como mediador internacional, y mencionan cómo empujó el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, en reuniones con Fidel Castro y el presidente Barack Obama.

El texto dedica un buen segmento a la relación entre Mujica y Chávez. Si bien sostiene que eran cercanos y se consideraban amigos, Mujica siempre le dijo a Chávez que no compartía su modelo de socialismo, pues a su juicio conducía a un fracaso seguro.

“De Chávez valora que sacó a muchos venezolanos de la pobreza. Pero, para Mujica, eso no es el socialismo. Ni parecido. Es la forma más larga de terminar en el capitalismo”, le decía a su amigo Hugo, que respondía riendo. “Esto es creer o reventar”, le contestaba Chávez. “Mujica no creyó, Chávez murió a los pocos años y Venezuela sigue su dudoso experimento”, sostiene el libro.

En otro pasaje citan a Mujica diciendo: “Le advertí desde el principio, cuando asumió la presidencia de Venezuela, que no iba a construir el socialismo. Y no construyó un carajo”.

Del actual presidente Nicolás Maduro, el exmandatario uruguayo dice que, no obstante estar bien formado, se equivocó al tratar de emular a Chávez en lugar de desarrollar su propia personalidad política.

El libro también habla del desencanto de Mujica con el comunismo y con la Cuba que muchos, entre ellos él, idealizaron durante las décadas de los 60 y 70.

“Mujica –dicen en el relato– llegó a la presidencia lejos del discurso de los socialistas del siglo XXI y de los comunistas del siglo XX. Sentía aprecio por ellos, pero no comulgaba en la práctica. Cuba era como una “vieja novia” de la adolescencia, a la que veía desmejorada con los años.

Aunque siempre destacó la dignidad de la isla caribeña, no tiene miedo de hablar de su fracaso. En una de sus visitas (a Cuba), sentado en La Bodeguita del Medio, en pleno centro de La Habana, les dijo a jerarcas del Gobierno que el problema es que en Cuba “todos tienen empleo” y que por eso nadie arriesga nada.

“Por más mierda que sea el capitalismo, es el que ayuda a crecer”, argumentó entre mojitos. Intentó convencerlos de que fueran hacia algo distinto porque nunca creyó en el modelo cubano”, puntualiza.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
WASHINGTON
********
ALGUNOS COMENTARIOS DEJADOS

LatiNO dijo...

    Este viejo y “pintoresco” camaján quiere sacarle lasca a ambos lados de la cerca, y bastante bien que le ha salido la jugada. Por supuesto que los hay peores entre nuestros “hermanos,” pero la verdad que con tal familia (empezando por nuestra “madre” patria), escasamente hacen falta enemigos. Yo no sé otros cubanos, pero a mí el que me considera “latino” me insulta—yo no tengo nada, pero nada que ver con dicha gente..
****
 Saludos Latino
A mí me parece que es bastante honesto;  usemos sus memorias  para  mostrar  lo que nos interesa para la causa cubana y latinoamericana. Hace unos pocos días José Mujica afirmó: “La corrupción mata a la izquierda, lo de Brasil es inexplicable


1 Comments:

At 1:55 a. m., Anonymous LatiNO said...

Este viejo y “pintoresco” camaján quiere sacarle lasca a ambos lados de la cerca, y bastante bien que le ha salido la jugada. Por supuesto que los hay peores entre nuestros “hermanos,” pero la verdad que con tal familia (empezando por nuestra “madre” patria), escasamente hacen falta enemigos. Yo no sé otros cubanos, pero a mí el que me considera “latino” me insulta—yo no tengo nada, pero nada que ver con dicha gente.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home