martes, agosto 25, 2015

Esteban Fernández sobre Cuba: EL ADOCTRINAMIENTO FRACASADO

EL ADOCTRINAMIENTO FRACASADO

 

Por Esteban Fernández
August 24, 2015


El tan cacareado y brutal adoctrinamiento impartido por el comunismo en Cuba iba y va a favor de una sola cosa: del castrismo. Y al unísono se han pasado muchas décadas incrustándoles el odio con un cincel en las cabezas de los cubanos en contra tres factores: el exilio, los norteamericanos y la religión principalmente contra el catolicismo.

A mi me parece que si Guillermo Álvarez Guedes viviera diría: “Al final de la jornada ¡QUE CLASE DE     BASURA HA RESULTADO SER EL ADOCTRINAMIENTO COMUNISTA!

Porque increíblemente ese lavado de cerebro masivo y violento, donde desde que el pionerito entra por la puerta del Kindergarten la primera clase es para decirles que nosotros somos “la mafia de Miami”, los norteamericanos son unos racistas que se revuelcan en el “Norte Revuelto y brutal” y “los curas falangistas nos quieren hacer fascistas”. Y después repitiéndoles hasta el cansancio por más de 50 años esas falacias.

Yo pregunto ¿no sería lo correcto que esa población adoctrinada hasta los tuétanos rechazara a los desterrados, a los yanquis y a los curas falangistas? ¿Dónde están las masas ateas producto de la eterna campaña anti religiosa?

El adoctrinamiento -con la excepción de una minoría de fanáticos que desentona tanto como nosotros los del exilio histórico- sólo ha servido para convertir al otrora rebelde pueblo cubano en carneros, en una masa amorfa, en chusmas, en materialistas  y extremadamente groseros que anda con banderitas norteamericanas a retortero y ahora quieren hacer la primera comunión, confesarse y comulgar.

Sinceramente a mí me parece que el tirano Fidel Castro en algunos de los pocos momentos de lucidez se preguntará azorado: “¿Y… esto qué diablos es?”

Aquella tontería de decirle a los niños: “Pídanle el regalo a los Reyes, a Santa Claus y a Dios” y no les daban nada y acto seguido: “Pídanselo a la revolución” Y entonces les daban los juguetes, ya eso no sirve para nada. Ahora los muchachos -y los jóvenes en general- dicen: “Papá, pídele a tu primo Cheíto que nos traiga pitusas, computadoras y Adidas”

¿Usted no creen que el atorrante Ernesto Guevara se revolvería en su tumba si pudiera vislumbrar al “hombre nuevo que él soñaba” ahora con T-shirts de “I Love New York”, unas bermudas y unas gorras de los Yanquis de New York,  aglomerados al frente de una tienda con WiFi para ver si captan la señal en sus celulares.

El instructor político del Partido que despidió en los aeropuertos a las tropas de carne de cañón se rascará la cabeza preguntándose: “¿Qué pasó con el recuerdo de nuestros mártires y con nuestros internacionalistas en Angola, Etiopia, Bolivia que cayeron en nuestra lucha contra el Imperio y ahora yo tengo que ver en los balcones de los edificios destartalados las banderas de las barras y las estrellas?”

¿De qué sirvió el adoctrinamiento si millones de compatriotas andan desesperados por venir a la casa del enemigo o esperar las migajas del exterior? Aquella matraquilla de presumir de ser El Primer Territorio Libre de América ha pasado a ser la nación de los pedigüeños y de las jineteras donde les besan el trasero a cuanto extranjero pise la tierra cubana. Y van a darle la bienvenida a Obama -de igual manera que recibieron a Castro en 1959- como si fuera un “Santo mulato”.

Es tan grande el fracaso del adoctrinamiento en Cuba que sinceramente todos los alfabetizadores, comisarios políticos del Partido, se debían suicidar si no fuera porque ya el 90 por ciento están viviendo tapiñados en Miami, Tampa y Hialeah.

1 Comments:

At 5:57 p. m., Blogger Fidel pro democracy said...

Esteban eres el mejor, la realidad es que el adoctrinamiento es mentira, la verdad es que la gente repite las cosas como papagayos, pero no se creen ni lo contrario de lo que dicen, mi mama, en paz descanse, decía que eso es "la revolución del cayo" mientras no te pisen el cayo, no te duele.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home