viernes, abril 08, 2016

Dr. Santiago Cárdenas: LA DESOBAMIZACIÓN DE CUBA Y EL CARDENAL JAIME LUCAS ORTEGA Y ALAMINOS

 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

No fue  insólita la actitud del Cardenal Ortega; era la esperada.

Buena parte de la Conferencia  de Obispos Católicos de Cuba ha sido conformada, en cierta medida según lo que ha podido,  por el Cardenal Jaime Ortega  teniendo en cuenta los objetivos  de la tiranía Castrista.  Nada nuevo en las iglesias nacionales  donde  el Socialismo (Comunismo) ha alcanzado el poder político.  Un ejemplo en la Iglesia Católica polaca  se encuentra AQUÍ.

Un ejemplo de la infiltración del Departamento de Seguridad del Estado  en la Iglesia Católica cubana pueden  verlo haciendo click en el  título siguiente: Sacerdote, Amante y Espia

Sobre el Cardenal Ortega, en particular, pueden ver los dos  siguiente videos:

Ex Coronel Roberto Ortega quien fuera Jefe de los Servicios Médicos del Ministerio de las Fuerzas Armadas, MINFAR,  de la tiranía Castrista hace grandes revelaciones como el agente ¨Idilio¨  de la ¨Recontrainteligencia¨

Parte 1



Parte  2



 **********************
Tomado de http://nuevoaccion.com

LA DESOBAMIZACIÓN DE CUBA Y EL CARDENAL JAIME

Por Dr. Santiago Cárdenas
Especial para Nuevo Acción
7 de abril de 2016

La desobamización  de Cuba comenzó justamente al apagarse  las luces  del teatro “Alicia”, en el país de las maravillas. Nada nuevo; nada original. Siguió  el mismo patrón   agresivo de la  despapización   luego de  las visitas vaticanas   especialmente la de Juan Pablo II; aunque ahora en el 2016, en pleno deshielo,  ha sido  más agresivo y contundente. Cero carteles; cero banderitas. Ni banderolas. Silencio en la prensa  y un barraje  todopoderoso en la televisión en contra del discurso del visitante.

El primero fué Yunier (o un nombre  por el estilo ), el mismo que ví en Panamá cuando la cumbre, un  casi enano de voz atiplada  con  coeficiente intelectual a determinar, que en la televisión estatal arremetió contra  todo lo dicho por el presidente,   asegurando que había hecho un discurso insultante. Luego, desde el mismo vestíbulo del teatro,  Leticia (dirigente de la Federación de Mujeres  anti Cubanas), espetó otra sarta de disparates que  hicieron  saltar los chistes de las redes  sociales en todo el orbe tratando de  colectar en busca de un cerebro para el trasplante.

Pero, la tapa al pomo la puso el mismo  Fidelastro cuando escribió en  el  monoperiódico que :” los cubanos  estuvieron al punto de un infarto al oír las palabras del presidente  del imperio.” En realidad , uno no sabe si reir o llorar

APARECE SU EMINENCIA MONS.  JAIME ORTEGA.

Lo insólito es que el Cardenal  cubano  se haya unido al coro  de  los amaestrados. (Y esto es evidente; no una calumnia de la calle 8).  Mientras los Rollings Stones desacralizaban  el viernes santo,  el  “apolítico ” Monsegnor – como un comisario más-  criticó las palabras de Obama. Les hago un resumen  de lo dicho en pocas líneas…… “no se trata de  borrón y cuenta nueva,  como pidió Obama,   dijo Jaime, sino de algo totalmente diferente: el perdón. El perdón cristiano, algo   totalmente   diferente” ……..etc.

Claro está, con la óptica jaimiana, el perdón es  unidireccional. Y el que tiene que pedirlo  es el presidente de los EEUU; no la involución cubana.

(El tirano Raúl Castro y el Cardenal y Arzobispo de la Arquidiócesis de La Habana Jaime Ortega y Alaminos)

Insólito, porque  Jaime es el autor intelectual del deshielo donde ahora resbala la iglesia. Si, él personalmente fue  el garante de las cartas  del Papa  a los dos presidentes y el mismo que  fue recibido en la Casa Blanca por la puerta secreta . En fin, el mastermind  de los  “arreglos”,  que no  del diálogo que  era lo que solicitaba la misma iglesia  cubana. Si; Mosieur Jaime,   la misma persona que recibió a la familia presidencial  a toda sonrisa en su catedral de San Cristóbal de la Habana antes de la diatriba del Granma.

Insólito porque el alto prelado  debería  solicitar   transparencia y tolerancia a ambas partes desde la neutralidad del evangelio. Insólito porque siendo el obispo de la Habana ha impuesto sus  consideraciones personales y sus puntos de vistas obsequiosos a todos los   obispos cubanos.

Se daba por  seguro que  su Eminencia estaría en su sede hasta el domingo de Pascua. Su renuncia  hecha  noticia  cinco años  atrás,  a los 75 años, según el derecho canónico, aún  espera en las gavetas del Vaticano.  Suma y sigue.

Al aparecer combativo  y locuaz como un militante  y  ante la inacción de la  Santa Sede   me temo que hay Jaime para rato. Aunque  “técnicamente” solo  tiene jurisdicción en su Diócesis,  su  influencia seguirá extendiéndose por osmosis a las otras Diócesis en la labor político -pastoral de los diez sordomudos  que conforman el venerabilísimo episcopado cubano.

Sólo que  los catolicos  cubanos necesitamos pastores ; no comisarios.

Asistimos  perplejos  a la desobamización  en el deshielo con agua bendita  bajo la tutela  del Cardenal.
*******************
No obstante han existido sacerdotes que por no plegarse a la tiranía comunista han dado su vida; aquí va un ejemplo:

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano 

Este artículo se publicó a los tres días de la muerte en Cuba de Oswaldo Payá Sardiñas y Harold Cepero  en circunstancias que apuntan a un posible asesinato de Estado
 ******************

Tomado de http://www.martinoticias.com/content/article/13140.html

Un Mártir de la Fe asesinado

Por Álvaro Alba
julio 25, 2012
El Obispo Teodoro George Romzha fue atropellado por un  camión que embestía contra la carreta donde viajaba el religioso. No murió del impacto, pero falleció en el hospital de una inyección.
La Segunda Guerra Mundial dio a los soviéticos, por los Acuerdos de Yalta, miles de kilómetros de las naciones vecinas. Checoslovaquia perdía parte de la Transcarpatia, que era ocupada por tropas soviéticas, pasando la zona a ser anexada a Ucrania.
El proceso de sovietización comenzó sin demora. La orden era unificar las iglesias bajo el patriarcado ortodoxo moscovita. Varios obispos de las Iglesia Ucraniana Rutena y Uniata (Iglesia católica de rito oriental) se negaron a aceptar la obediencia al Patriarca de Moscú por lo que el clero fue arrestado y enviado a la Siberia por el NKVD (la abuela del KGB).
El obispo de Mukachevo, Teodoro George Romzha, quien estudió en Roma en el Colegio Pontificio Rossicum, y quien fuera ordenado sacerdote desde 1936, sabía los dilemas de vivir en una zona codiciada, pues su terruño había pertenecido primero al imperio austro-húngaro, luego a Checoslovaquia y finalmente a la URSS.
Los arrestos de los religiosos católicos de rito oriental se sucedían a diario. La suma de  detenidos entre los sacerdotes fue de mil cuatrocientos y más de 800 monjas. El seminario de Uzhgorod, donde se preparaban los futuros cleros, fue cerrado y el obispo de Mukachevoera estuvo constantemente acosado por los comisarios políticos locales. Las autoridades comunistas de Kiev, con Nikita S. Jruschev al frente, le acusaban de ser “un agente del Vaticano” con nexos con los nacionalistas ucranianos. El obispo era considerado una amenaza para la estabilidad política de la región, que recién pasaba a ser parte de la Unión Soviética.

El 27 de octubre de 1947 sufrió un accidente de tránsito que le costó la vida. Un camión militar, lleno de soldados se abalanzó sobre la carreta donde viajaba el obispo de 36 años, más dos monjes y dos seminaristas. Todos quedaron con vida, aunque los organizadores del atentado pensaron que habían muerto y les abandonaron en el camino. El obispo regresaba a su parroquia después de consagrar en una aldea vecina.


Campesinos locales les hallaron y condujeron al hospital local de Mukachevo. Las órdenes de la Lubianka era terminar con el obispo que se negaba a sovietizar a sus fieles.
Una enfermera le suministró la inyección letal el 1 de noviembre, tres días después del accidente, bajo la mirada atenta de un médico del NKVD, el coronel Georgi M. Mairanovski, quien viajó a Ucrania desde Moscú para organizar el “procedimiento”.

Todo el crimen fue detallado por el ex agente de los servicios de espionaje soviético, general Pavel A. Sudoplatov en sus memorias “Operaciones Especiales”, que se publicaron ya desintegrada la URSS. Romzha fue sacerdote por 10 años y nueve meses, y obispo durante tres años y un mes.
El Papa Juan Pablo II cuando visitó la ciudad ucraniana de Lviv en junio del 2001, beatificó al padre Romzha y lo proclamó mártir de la Fe de la Iglesia moderna bizantina y patrón de las nuevas misiones.
**************
ALGUNOS COMENTARIOS DEJADOS


    Por mucho que disguste Ortega, no es un agente independiente. Todo lo que dice y hace es por lo menos aprobado por el Vaticano, si no es ordenado por el mismo. Hace mucho rato, y antes que Ortega surgiera, que el Vaticano no está muy católico con respecto a Cuba. O sea, esto no es un problema de un hombre en particular, sino algo mucho más extenso y serio.

 Realpolitik

******
Saludos Realpolitik

Hay unas viejas palabras que explican las difrentes y hasta opuestas actitudes  del Vaticano respecto  a las posiciones de las diferentes iglesias católicas que peregrinan en cada país. Esas viejas palabras son:

¨De Roma viene lo que a Roma va¨

Por eso el Vaticano no tiene una actitud contraria a las posiciones de las  iglesias en Venezuela, Honduras, Nicaragua, etc. que hablan pública y  claramente de sus posiciones respecto a  dictados, planteamientos  o leyes de los  gobiernos de esos países.

En la Iglesia Católica  TODOS los Obispos tienen la misma potestad y autoridad dentro de sus diócesis o arquidiócesis; el Papa lo más que puede hacer es dar su opinión  a sus hermanos en el Episcopado y cómo generalmente hace la Iglesia, lavar sus ¨trapos sucios ¨ de manera  interna.

El caso del Papa Francisco es muy particular por su inclinación que muchos conocemos ...
Pedro Pablo, el  de Baracutey Cubano.
******
Anónimo Realpolitik dijo...
Pedro Pablo, no me interesa defender a Ortega ni disculparlo, y no me sorprendería nada que estuviera actuando bajo chantaje de la dictadura castrista. No creo que simplemente pueda hacer lo que le venga en ganas en contra de la voluntad de Roma, y Roma lo pudo haber sacado del juego sin problema alguno desde que cumplió los 75 años y no lo ha hecho. Por supuesto que el nuevo papa ha empeorado la situación, pero hay problema hace rato, mucho antes de este papa y antes de Ortega.

Yo comprendo que el caso es complicado y difícil, pero por lo menos siempre se debió haber evitado, y escrupulosamente, escandalizar a los cubanos dignos que sufren bajo la dictadura y añoran una Cuba libre, sobre todo a los que son creyentes católicos. La Iglesia ha provocado o permitido un escándalo tras otro, y repito, eso no es nada nuevo ni reciente. A mi ver, eso no es solamente un pecado sino una enorme falta de respeto y de consideración hacia el pueblo cubano.

No acepto hacer de Ortega un chivo expíatorio, por mucha culpa que tenga, pues el problema claramente va más allá de él. La Iglesia tiene que rectificar y tomar cartas en el asunto, aunque mucho ha tardado en hacerlo. Si no lo hace, no tiene derecho a esperar que los cubanos la sigan, y existen otras opciones.
*********


Blogger PPAC dijo...
Saludos Real Politik

Los problemas de la Iglesia Católica Cubana y del Vaticano respecto a Cuba son muy viejos y como dices acertadamente no se reducen al Cardenal Jaime Ortega; también es justicia decir que siempre han habido laicos, sacerdotes y hasta Obispos que han llevado en sus personas¨el decoro de muchos hombres¨, pues dentro  la Iglesia también son válidas esas  palabras de José Martí.

Algo poco conocido que ejemplifica de cierta manera la posición de muchos integrantes de la Iglesia Católica y de la mayoría del pueblo cubano es la siguiente:
Al triunfar la Revolución el Obispo de Santiago de Cuba Monseñor Enrique Pérez Serantes da la bienvenida al triunfo revolucionario, posteriormente se enfrenta con fuertes escritos al actuar de la Revolución (léase algunos de sus jefes más relevantes) en su  inclinación y acogida al comunismo, Ya a mediados de la década de los años 60 la actitud  de Pérez Serantes había cambiado y era ¨otro¨ Pérez Serantes.

En el Vaticano, al igual que dentro de las tres ramas del Gobierno de EE.UU. y de otros países, han existido siempre personas que: han simpatizado con la tiranía Castrista, otros la han visto como algo más positivo que negativo, otros han sido indiferentes a la situación cubana y algunos que no han simpatizado, pero tenían otros supuestos asuntos más importantes que atender, etc.

Pedro Pablo

4 Comments:

At 5:04 p. m., Anonymous Realpolitik said...

Por mucho que disguste Ortega, no es un agente independiente. Todo lo que dice y hace es por lo menos aprobado por el Vaticano, si no es ordenado por el mismo. Hace mucho rato, y antes que Ortega surgiera, que el Vaticano no está muy católico con respecto a Cuba. O sea, esto no es un problema de un hombre en particular, sino algo mucho más extenso y serio.

 
At 1:51 a. m., Blogger PPAC said...

Saludos Realpolitik

Hay unas viejas palabras que explican las difrentes y hasta opuestas actitudes del Vaticano respecto a las posiciones de las diferentes iglesias católicas que peregrinan en cada país. Esas viejas palabras son:
¨De Roma viene lo que a Roma va¨
Por eso el Vaticano no tiene una actitud contraria a las posiciones de las iglesias en Venezuela, Honduras, Nicaragua, etc. que hablan claramente de sus posiciones respecto a los gobiernos de esos países.

En la Iglesia Católica TODOS los Obispos tienen la misma potestad y autoridad dentro de sus diócesis o arquidiócesis; el Papa lo más que puede hacer es dar su opinión a sus hermanos en el Episcopado y cómo generalmente hace la Iglesia, lavar sus ¨trapos sucios ¨ de manera interna.

El caso del Papa Francisco es muy particular por su inclinación que muchos conocemos ...
Pedro Pablo, el de Baracutey Cubano

 
At 7:26 p. m., Anonymous Realpolitik said...

Pedro Pablo, no me interesa defender a Ortega ni disculparlo, y no me sorprendería nada que estuviera actuando bajo chantaje de la dictadura castrista. No creo que simplemente pueda hacer lo que le venga en ganas en contra de la voluntad de Roma, y Roma lo pudo haber sacado del juego sin problema alguno desde que cumplió los 75 años y no lo ha hecho. Por supuesto que el nuevo papa ha empeorado la situación, pero hay problema hace rato, mucho antes de este papa y antes de Ortega.

Yo comprendo que el caso es complicado y difícil, pero por lo menos siempre se debió haber evitado, y escrupulosamente, escandalizar a los cubanos dignos que sufren bajo la dictadura y añoran una Cuba libre, sobre todo a los que son creyentes católicos. La Iglesia ha provocado o permitido un escándalo tras otro, y repito, eso no es nada nuevo ni reciente. A mi ver, eso no es solamente un pecado sino una enorme falta de respeto y de consideración hacia el pueblo cubano.

No acepto hacer de Ortega un chivo expíatorio, por mucha culpa que tenga, pues el problema claramente va más allá de él. La Iglesia tiene que rectificar y tomar cartas en el asunto, aunque mucho ha tardado en hacerlo. Si no lo hace, no tiene derecho a esperar que los cubanos la sigan, y existen otras opciones.

 
At 1:58 a. m., Blogger PPAC said...

Saludos Real Politik

Los problemas de la Iglesia Católica Cubana y del Vaticano respecto a Cuba son muy viejos y como dices acertadamente no se reducen al Cardenal Jaime Ortega; también es justicia decir que siempre han habido laicos, sacrdotes y hasta Obispos que han llevado en sus personas¨el decoro de muchos hombres¨, pues en la Iglesia también son válidas als palabras de José Martí.

Algo poco conocido que ejemplifica de cierta manera la posición de muchos integrantes de la Iglesia Católica y de la mayoría del pueblo cubano es la siguiente:
Al triunfar la Revolución el Obispo de Santiago de Cuba Monseñor Enrique Pérez Serantes da la bienvenida al triunfo revolucionario, posteriormente se enfrenta con fuertes escritos al actuar de la Revolución y su inclinación y acogida al comunismo, Ya a mediados de la década de los años 60 su actitud había cambiado y era ¨otro¨Pérez Serantes.

En el Vaticano, al igual que dentro de las tres ramas del Gobierno de EE.UU. y de otros países, han existido siempre personas que: han simpatizado con la tiranía Castrista, otros la han visto como algo más positivo que negativo, otros indiferentes a la situación cubana y algunos que no han simpatizado pero tenían otros supuestos asuntos más importantes que atender, etc.

Pedro Pablo

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home