jueves, septiembre 29, 2016

A choice for human rights o Una opción por los Derechos Humanos. Un artículo de Donald Trump sobre Cuba escrito en junio de 1999 después de investigar (mediante el pago a una compañía que investiga sobre donde hacer inversiones en el mundo) en 1998 sobre el estado de cosas en la Cuba de los tiranos Castro

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Donald Trump después de investigar en 1998   sobre la situación cubana escribió este artículo en 1999. En noviembre visitó Miami y entre los lugares que visitó fue la casa de la Brigada de Asalto 2506 que fue a liberar a Cuba en abril de 1961.

 El artículo desenmascara  los ¨argumentos¨que posteriormente utilizarían cubanos y cubanos-americanos  e inversionistas norteamericanos  para cambiar conjuntamente con el Presidente  Barack H.  Obama las relaciones entre EE. y la  dictadira totalitaria de los Castro y cómplices.

 ********************
Tomado de http://www.christusrex.org/www2/fcf/trump.html

(Traducción automática del artículo mediante Google Translate y sin la revisión del Editor de Baracutey Cubano)

 Una opción para los derechos humanos

*************
Donald J. Trump es un inversor de bienes raíces y la cabeza de la Organización Trump en Nueva York.
*************
Por Donald J. Trump
25 de junio 1999

Varios grandes grupos de inversión europeos me han pedido que tome la `` Trump mágica '' a Cuba. Han rogado `` '' me para formar asociaciones para construir hoteles-casino en La Habana. Con la afluencia de turistas extranjeros, que haría una fortuna, que prometen, y son sin duda derecha. También tienen razón al decir que este tipo de arreglo me permitiría la falda del embargo impuesto por S. U..

Pero corriendo para unirse a los que hacer negocios en Cuba haría más que eso. Me colocaría directamente en desacuerdo con la política de larga data U. S. de aislar a Fidel Castro. Tenía que tomar una decisión: enormes beneficios o derechos humanos. Para mí, era una obviedad.

Entiendo completamente los argumentos conocidos para el levantamiento del embargo. La Guerra Fría ha terminado. Castro está contra las cuerdas. Inyectar dinero en su economía se beneficiaría a las masas sufridas. Esta es la forma de `` abrir '' Cuba, exportar la democracia, y promover el espíritu empresarial y la independencia del estado. Tenemos que poner el pasado detrás de nosotros.

Cada uno de esos argumentos es falso.

La Guerra Fría es de hecho más, pero sería instructivo recordar el papel que juega Castro en la lucha entre - sí - el bien y el mal. Volvió la isla a sus patrones soviéticos. Él estaba dispuesto a tener misiles nucleares, lanzados desde tierra cubana, destruir ciudades de Estados Unidos. Se exporta la revolución de América Central y del Sur. Él instigó el terrorismo libio. Él dio asilo a los asesinos. Se registró tropas en África.

Más importante aún, se volvió a su nación a una prisión de máxima seguridad. Su régimen controla todos los aspectos de la vida humana - el acceso a los alimentos, asistencia médica, escuelas y el empleo. Castro no se ha suavizado con la edad. El terror sigue reinando. La policía secreta son sin restricciones. La desaparición y golpes de los ciudadanos siguen siendo herramientas de control civil, como es la supresión de la libertad de expresión. implacable dominación de Castro del pueblo cubano no ha disminuido aún cuando su régimen se desmorona.

La verdadera causa de la miseria del pueblo cubano es el sistema de Castro marxista-leninista económica - no el embargo de EE.UU.. Cuba de Castro es un estado policial brutal; Castro gobierna a través del terror, la intimidación y la brutalidad.

Castro quiere con urgencia los Estados Unidos para levantar el embargo porque él está desesperado por una moneda fuerte para mantener su tambaleante economía comunista a flote. Ahora, sin las generosas subvenciones de la Unión Soviética - entre $ 5-7 mil millones de dólares al año - La economía de Cuba se tambalea.

Por supuesto, le encantaría Donald Trump para venir a La Habana y construir hoteles casino. ¿Por qué? No elevar el nivel de vida para el pueblo de Cuba. Mas bien lo contrario. Casi cada dólar iría para apuntalar su estado policial. ¿Por qué? Debido a que los inversores extranjeros no pueden legalmente hacer negocios con ciudadanos cubanos privados. Pueden entrar en el negocio sólo con el gobierno de Castro. Es altamente ilegal en Cuba para nadie excepto para el régimen de emplear un ciudadano cubano.

Los inversores extranjeros no están autorizados a contratar o pagar a los trabajadores cubanos. Ellos deben pagar directamente al gobierno de los trabajadores. Castro luego paga a los trabajadores en dinero cubano sin valor y mantiene el resto. En estas circunstancias, mi inversión no puede evitar el cubano promedio - sólo se puede reemplazar el subsidio soviético Castro ya no recibe.

Si abría un casino / hotel en La Habana, que se verá obligado a pagar Castro cerca de $ 10.000 por año para cada trabajador cubano. Pero los trabajadores no se beneficiarían. Castro les pagaría el equivalente a $ 10 al mes. El resto se utiliza para pagar por el sistema brutal y violenta que lo mantiene en el poder - y priva al pueblo cubano de los derechos humanos básicos. En otras palabras, mi inversión en Cuba subsidiaría directamente la opresión del pueblo cubano.

Sí, el embargo es costoso. Si he formado una empresa conjunta con socios europeos, me gustaría hacer millones de dólares. Pero prefiero perder esos millones que perder el respeto de sí mismo. Yo preferiría tener un éxito financiero de convertirse en un proveedor de fondos de uno de los dictadores más brutales del mundo, un hombre que fue una vez dispuestos a ayudar en la destrucción de mi país. Para mí la pregunta embargo hay duda en absoluto. Por supuesto, debemos mantener el embargo en su lugar. Debemos guardarlo hasta Castro se ha ido.

Copyright 1999 Miami Herald

**********
ARTÍCULO ORIGINAL


 Published Friday June 25, 1999 in the Miami Herald.

A choice for human rights

*************
Donald J. Trump is a real-estate investor and head of The Trump Organization in New York City.
*************
By Donald  J. Trump
June 25, 1999

Several large European investment groups have asked me to take the ``Trump Magic'' to Cuba. They have ``begged'' me to form partnerships to build casino-hotels in Havana. With the influx of foreign tourists, we would make a fortune, they promise, and they are no doubt right. They are also right to say that this type of arrangement would allow me to skirt the U. S.-imposed embargo.

But rushing to join those who would do business in Cuba would do more than that. It would place me directly at odds with the longstanding U. S. policy of isolating Fidel Castro. I had a choice to make: huge profits or human rights. For me, it was a no-brainer.

I fully understand the familiar arguments for lifting the embargo. The Cold War is over. Castro is on the ropes. Pumping money into his economy would benefit the long-suffering masses. This is the way to ``open up'' Cuba, export democracy, and promote entrepreneurship and independence from the state. We need to put the past behind us.

Each of those arguments is bogus.

The Cold War is indeed over, but it would be instructive to remember the role that Castro played in the struggle between -- yes -- good and evil. He turned his island over to his Soviet patrons. He was quite willing to have nuclear missiles, launched from Cuban soil, destroy American cities. He exported revolution to Central and South America. He abetted Libyan terrorism. He gave asylum to murderers. He posted troops in Africa.

More important, he turned his nation into a maximum-security prison. His regime controls every aspect of human life -- access to food, medical assistance, schools and employment. Castro has not mellowed with age. Terror continues to reign. The secret police are unrestrained. The disappearance and beatings of citizens are still tools of civilian control, as is the suppression of free speech. Castro's ruthless domination of the Cuban people has not lessened even as his regime crumbles.

The real cause of misery of the Cuban people is Castro's Marxist-Leninist economic system -- not the U.S. embargo. Castro's Cuba is a brutal police state; Castro rules through terror, intimidation and brutality.

Castro urgently wants the United States to lift the embargo because he is desperate for hard currency to keep his faltering communist economy afloat. Now, without the generous subsidies from the Soviet Union -- between $5-7 billion dollars a year -- Cuba's economy is reeling.

Of course, he would love Donald Trump to come to Havana and build casino hotels. Why? Not to raise the standard of living for the people of Cuba. Quite the contrary. Almost every dollar would go to prop up his police-state. Why? Because foreign investors cannot legally do business with private Cuban citizens. They can go into business only with the Castro government. It is highly illegal in Cuba for anyone except for the regime to employ a Cuban citizen.

Foreign investors are not allowed to hire or pay Cuban workers. They must pay the government directly for the workers. Castro then pays the workers in worthless Cuban money and keeps the rest. Under these circumstances, my investment cannot help average Cubans -- it can only replace the Soviet subsidy Castro no longer receives.

If I opened a casino/hotel in Havana, I would be required to pay Castro about $10,000 per year for each Cuban worker. But the workers would not benefit. Castro would pay them the equivalent of $10 a month. The rest he uses to pay for the brutal and violent system that keeps him in power -- and deprives the Cuban people of basic human rights. In other words, my investment in Cuba would directly subsidize the oppression of the Cuban people.

Yes, the embargo is costly. If I formed a joint venture with European partners, I would make millions of dollars. But I'd rather lose those millions than lose my self-respect. I would rather take a financial hit than become a financial backer of one of the world's most-brutal dictators, a man who was once willing to aid in the destruction of my country. To me the embargo question is no question at all. Of course, we should keep the embargo in place. We should keep it until Castro is gone.

Copyright 1999 Miami Herald
*******
Tomado de http://libertadusa.com/

Trump Y Su Política Hacia Cuba

*******
Han sido muy positivos los comentarios de Donald Trump con respecto a Cuba que expresó en Texas. Es muy triste que Obama y Hillary Clinton quieren continuar ayudando económicamente al régimen comunista de Cuba que ha aumentado la represión en la isla, ha violado el embargo de armas contra Corea del Norte con impunidad, ha mantenido un ejército de ocupación en Venezuela y sus esbirros han asesinado y torturado a jóvenes que protestaban pacíficamente por las ciudades de Venezuela.
*******
Por Frank de Varona
Agosto 16 de 2016

Donald J. Trump anunció en Texas su política hacia Cuba.

El 6 de agosto de 2016 el sitio web Lo De Hoy RD.com publicó un artículo basado en un discurso que dio Donald J. Trump en Texas donde declaró que de ser electo impondrá severas sanciones económicas al régimen sanguinario de los hermanos Castro en Cuba.

El exitoso empresario y candidato a la presidencia por el Partido Republicano, Donald Trump dijo en campaña política realizada en el estado de Texas que su  gobierno obligará a los Castro a realizar elecciones democráticas  y si estos no acceden impondrá nuevas y más severas sanciones a la isla de Cuba. Además expresó que los políticos corruptos son un cáncer para la sociedad. Trump señaló que Latinoamérica está lleno de ellos, diciendo, “yo los acabare a todos.”

Donald Trump comentó que lo haría creando comisiones en contra de la corrupción e impunidad en cada país de Latinoamérica. Dichas comisiones serán 100% financiadas por el gobierno de Estados Unidos para evitar que los políticos locales “manipulen” la comisión, el fin sería extraditar ladrones de cuello blanco, políticos, diputados, ministros y presidentes corruptos y opresores.

Trump dijo lo siguiente: “Todos ellos irían a parar a cárceles de máxima seguridad en Estados Unidos donde sus sobornos no valen un centavo. Comenzaré en México y Centroamérica, luego Sudamérica y por último en el Caribe”. Cuando se le preguntó a Trump porque haría esto, dijo que la gente emigra ilegalmente a Estados Unidos porque sus países son un asco y es por culpa de los políticos corruptos y opresores como el de Fidel Castro. Si los países se manejaran bien, la gente se quedaría ahí

Donald Trump pronunció un discurso crítico contra Fidel Castro y en apoyo al embargo en la Biblioteca Museo de la Brigada de Asalto 2506 cuando pensó postularse a la presidencia en una visita que hizo en 1999.

En una visita a la Biblioteca y Museo de la Brigada de Asalto 2506 en Miami en 1999 cuando Donald Trump pensaba postularse a la presidencia declaró que Fidel Castro era un “asesino” y un “criminal” que no debía ser “premiado”. Trump publicó un editorial en el Miami Herald criticando la idea de hacer negocios con Cuba expresando lo siguiente: “Sí, el embargo es costoso. Si yo hiciera un negocio conjunto con socios europeos, podría ganar millones de dólares. Pero prefiero perder esos millones que perder el respeto a mí mismo. Fidel Castro ha sido un asesino, él es un criminal y no creo que se deba premiar a la gente que ha hecho las cosas que él ha hecho”. Los brigadistas aplaudieron y apoyaron sus comentarios.

Todos los senadores y representantes federales de origen cubano de ambos partidos están opuestos a la vergonzosa política de apaciguamiento del presidente Obama con la tiranía sanguinaria de los hermanos Castro. Todos ellos han denunciado las concesiones unilaterales de Obama al dictador opresor Raúl Castro. Obama lo ha dado todo sin recibir nada de Cuba comunista.

Obama se retrató en La Habana al fondo del retrato de su ídolo el sanguinario asesino Che Guevara que fusiló a más de 2,000 niños y hombres el La Cabaña en los primeros meses de 1959.

Obama quitó a Cuba de la lista de naciones que apoyan el terrorismo

En mayo de 2015 Obama borró a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo. Ese día el asesino en serie Raúl Castro debió de estarse riendo de haber engañado una vez más a los Estados Unidos, nación que odia profundamente, y sentirse muy satisfecho y orgulloso de la victoria que logró al salir de la lista del Departamento de Estado estadounidense de naciones que patrocinan al terrorismo sin hacer ninguna concesión a esta nación.

Todo lo contrario, el régimen opresor de Raúl Castro ha aumentado la represión contra opositores pacíficos desde que Obama anunció su intención de normalizar relaciones con la tiranía cubana el 17 de diciembre de 2014. El régimen comunista de Cuba continúa matando y encarcelando a patriotas cubanos y violando todos y cada uno de los derechos humanos de la Carta de las Naciones Unidas en la Isla. ¡Sacar a Cuba de esta lista fue una infamia y una bofetada a los cubanos dentro y fuera de Cuba que aman la libertad y reclaman democracia en la patria de Martí!

Victoria en La Habana

El presidente Barack Obama, en un acto vergonzoso de apaciguamiento al régimen dictatorial y opresor del sanguinario Raúl Castro, decidió restablecer la embajada estadounidense en La Habana, sin recibir ninguna concesión del dictador cubano. Anteriormente Obama cedió a la presión del tirano Raúl Castro y borró al régimen de Cuba de la lista de naciones que apoyan al terrorismo. El presidente cometió un grave error al decir que el régimen cubano no ha apoyado el terrorismo internacional por los últimos seis meses y que debe prometer a los Estados Unidos que nunca apoyará actos terroristas en el futuro. El presidente mintió una vez más a la nación.

El régimen comunista de Cuba lleva más de 57 años apoyando el terrorismo internacional y hoy en día continúa haciendo lo mismo. Hamas ha establecido una oficina en La Habana sin que Obama haya protestado. Cuba está actualmente brindándoles santuario a terroristas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), al Ejército de Liberación Nacional de Colombia (ELN), y al grupo español vasco separatista ETA. El presidente Obama y el Departamento de Estado están ignorando el hecho de que la FARC, ELN, y la ETA son considerados a través del mundo como organizaciones terroristas.

Cuba, Irán, y Venezuela son aliados estratégicos que apoyan el terrorismo en el Medio Oriente. El régimen dictatorial cubano, a través de su aliado estratégico de Venezuela, continúa proveyendo inteligencia y dinero a Hezbollah, la milicia de Irán en el Líbano. El régimen opresor de Venezuela, con el apoyo de Cuba, trabaja de cerca con los carteles de drogas de Colombia para introducir toneladas de drogas a los Estados Unidos y a través del mundo, algo que se ha hecho durante muchos años. Oficiales de alto rango de las Fuerzas Armadas de Cuba trabajan de cerca con los narcos militares venezolanos y con las guerrillas de la FARC que introducen drogas en los Estados Unidos y en muchos países.

El general cubano Leonardo Ramón Andollo, jefe de operaciones militares de las Fuerzas Armadas de Cuba, ha visitado Venezuela en numerosas ocasiones y trabaja con los generales venezolanos que participan en el narcotráfico.

Tres militares cubanos fueron encausados por una corte estadounidense Federal por asesinato desde el 2003. El entonces jefe de la Fuerza Aérea Revolucionaria de Cuba, General Rubén Martínez Puente, y dos pilotos de aviones Migs, Lorenzo Alberto Pérez-Pérez y Francisco Pérez-Pérez participaron en el derribo de dos aviones pequeños civiles en aguas internacionales de la organización Hermanos al Rescate el 24 de febrero de 1996. Cuatro pilotos norteamericanos de origen cubano fueron cruelmente asesinados y esos crímenes han quedado impunes. Uno de los tres espías cubanos, Gerardo Hernández, fue condenado a dos cadenas perpetuas por su participación en este asesinato de cuatro pilotos estadounidenses. Hernández y los otros dos espías fueron liberados por el presidente Barack Obama en un canje vergonzoso por Alan Gross, un estadounidense que no había cometido ningún crimen.

Aún peor, Obama autorizó que se enviara la esperma congelada de Hernández, que se encontraba en una cárcel en California, a su esposa en Panamá para que concibiera un hijo. ¡La diplomacia del esperma de Obama pasará a la historia de los anales diplomáticos como uno de los actos más espantosos cometido por un presidente en toda la historia de esta nación! ¡Cómo va ser respetada nuestra nación en el mundo con una acción tan vergonzosa e infame!

Actualmente Cuba provee apoyo logístico a elementos criminales y subversivos en el Hemisferio Occidental. Cuba fue puesta en la lista de naciones que patrocinan el terrorismo en 1982 por entrenar, dar apoyo logístico y por armar a elementos subversivos en África, Asia, Europa, Medio Oriente y las Américas.

El régimen comunista de Cuba ha mentido dos veces recientemente a la comunidad internacional sobre su tráfico de armamentos. En un reporte del 2014, funcionarios de las Naciones Unidas confirmaron que Cuba trató secretamente de enviar 240 toneladas de armamento pesado, que incluían aviones Migs, al régimen comunista de Corea del Norte en un barco de esa nación.

Los cubanos habían escondido estos armamentos bajo toneladas de azúcar en el barco de Corea del Norte. Funcionarios panameños descubrieron este cargamento ilegal en un barco coreano del norte que trataba de cruzar el canal de Panamá. El presidente Ricardo Martinelli de Panamá confiscó el barco y encarceló durante varios meses al capitán y a los marineros del barco de Corea del Norte. Esta acción descarada de Cuba violó el embargo de armas a Corea del Norte declarado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. El presidente Barack Obama mantuvo un vergonzoso silencio ya que estaba negociando secretamente en ese momento el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con la tiranía de Cuba.

La segunda vez que Cuba mintió recientemente fue cuando un barco chino, Da Dan Xia, fue interceptado en Cartagena, Colombia llevando un cargamento ilegal de armamento destinado para las Fuerzas Armadas de Cuba. El gobierno colombiano y el estadounidense, en complicidad con la dictadura castrista, no quisieron discutir el armamento de este barco chino. ¿Cómo se puede creer al régimen sanguinario del dictador Raúl Castro que no va a continuar ayudando a países y organizaciones terroristas cuando lo ha hecho recientemente?

El presidente Obama y Hillary Clinton como siempre ignoran estas verdades inconvenientes. Cuba ya firmó un tratado militar y naval con Rusia donde le autorizó a esta nación establecer bases navales y militares en Cuba. Raúl Castro ha demandado al presidente Obama que le devuelva la base de Guantánamo.

El presidente lleva liberando a terroristas islámicos recientemente que se encontraban en la prisión de la base naval estadounidense en Guantánamo. Obama irresponsablemente los libera a pesar que un gran número de ellos regresan a pelear contra nuestra nación o nuestros aliados. Un abogado estadounidense procastrista ha declarado que el presidente, sin contar con el Senado, puede devolver la base naval de Guantánamo a Cuba. Por supuesto, que esto es mentira y de hacerlo unilateralmente, el presidente violaría la Constitución una vez más.

El Senado, bajo la Constitución, tiene que aprobar o abrogar cualquier tratado internacional. Sin embargo, el presidente Obama ha violado la Constitución desde que asumió poder en enero de 2009. De hacerlo el presidente, Cuba le dará esta base a Rusia que es un enemigo de los Estados Unidos y que está cometiendo agresiones contra Ucrania y amenazando otros países de Europa. Tener a Rusia en Cuba con bases navales y militares pondría la seguridad nacional de Estados Unidos en grave peligro y sería peor de lo que ocurrió durante la Crisis de los Misiles en Cuba de 1962.

Este escritor no le extrañaría en absoluto que Obama devolviera la base naval de Guantánamo a Cuba comunista ya que el presidente le ha concedido todas y cada una de las demandas hechas por el dictador sanguinario Raúl Castro. El hecho que su gobierno haya negado que no vaya a devolver Guantánamo, no significa nada ya que el gobierno de Obama siempre dijo en varias ocasiones que jamás devolverían los espías cubanos a la isla y lo hizo. Obama no tiene ninguna credibilidad ante el Congreso, el pueblo estadounidense y el mundo. Nadie pensante puede confiar en su palabra.

Cuba actualmente brinda protección y refugio a terroristas

Assata Shakur, también conocida como JoAnne Chesimard, que era miembro de las Panteras Negras y está en la lista de los 10 Peores Terroristas de la FBI por asesinar un policía en el estado de New Jersey, vive en Cuba desde hace muchos años.

El régimen de La Habana provee refugio aproximadamente a 70 criminales de los Estados Unidos y de otros países que han participado en asesinatos, secuestros de aviones y personas y robos durante varias décadas. Uno de estos criminales, Assata Shakur, también conocida como JoAnne Chesimard, que era miembro de las Panteras Negras está en la lista de los 10 Peores Terroristas de la FBI. Esta mujer asesinó a un policía del estado de New Jersey y fue encontrada culpable por una corte por asesinato en primer grado y sentenciada a cadena perpetua en 1979. El 2 de noviembre de 1979, la asesina JoAnne Chesimard se fugó de la prisión y se fue a vivir en Cuba.

Los terroristas Assata Shakur y William Morales viven felizmente en Cuba.

William Morales, un terrorista portorriqueño que fue responsable por poner 140 bombas por los Estados Unidos durante las décadas de 1970 y 1980 donde seis personas murieron, también encontró refugio en Cuba. Otro terrorista que vive felizmente en Cuba, Ishmael LaBeet, es uno de los cinco hombres encontrados culpable de un asalto armado en las Islas Vírgenes dónde ocho personas fueron asesinados en 1972.

Dos terroristas vascos, José Ángel Urtiaga y Etxarte Ubieta, reclamado por la justicia de España también han encontrado refugio en Cuba comunista. ¿Cómo es posible que el presidente Barack Obama borre a Cuba de los países que patrocinan el terrorismo cuando ofrece la tiranía refugio a tantos criminales y terroristas de todas partes del mundo? ¿Cuándo Obama ve exigir que el dictador Raúl Castro devuelva a estos asesinos a los Estados Unidos para que sean juzgados por sus crímenes?

Nada de lo que ha hecho el presidente Obama y de lo que promete hacer la corrupta Hillary Clinton, de ser electa presidenta, están relacionados con la defensa de los derechos humanos y libertades fundamentales del pueblo de Cuba. Tampoco respaldan a la resistencia interna de opositores del régimen comunista, quienes nunca fueron consultados. No hay nada en esta nueva política de Obama hacia Cuba, con el apoyo de Hillary Clinton, que apoya a los prisioneros políticos cubanos y a sus familiares.

Ni Obama ni Hillary Clinton exigen que Cuba respete todos y cada uno de los derechos reconocidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos, de la cual Cuba es signataria. No demandan el desmantelamiento del aparato represivo de los esbirros de Seguridad del Estado, que es la policía secreta, utilizada para someter y reprimir al pueblo de Cuba. Tampoco se aboga por la pronta celebración de unas elecciones pluripartidistas generales libres y por el establecimiento de un estado de derecho que garantice la estabilidad jurídica y la democracia en la patria de Martí.

Obama, con el apoyo de Hillary Clinton, declaró que reconocer a Cuba diplomáticamente y levantar el embargo traería un cambio del régimen opresor y sanguinario de la Isla. Sólo tienen que mirar a China donde las multinacionales estadounidenses construyeron fábricas y centros de investigación y el gobierno comunista de China ahora tiene más recursos para continuar oprimiendo a su pueblo. Lo mismo aplica a Vietnam. El comerciar y normalizar relaciones con regímenes totalitarios, no los lleva a convertirse en una democracia ni a dejar de oprimir a sus pueblos.

Conclusión

Han sido muy positivos los comentarios de Donald Trump con respecto a Cuba que expresó en Texas. Es muy triste que Obama y Hillary Clinton quieren continuar ayudando económicamente al régimen comunista de Cuba que ha aumentado la represión en la isla, ha violado el embargo de armas contra Corea del Norte con impunidad, ha mantenido un ejército de ocupación en Venezuela y sus esbirros han asesinado y torturado a jóvenes que protestaban pacíficamente por las ciudades de Venezuela.

Es vergonzoso el silencio de Obama y de Hillary Clinton ante las repetidas y continuas violaciones de los derechos humanos y civiles por el régimen comunista de Cuba. Aún peor, es el silencio de Obama y de Hillary Clinton al acuerdo de Cuba y Venezuela con Rusia de establecer bases navales y militares tan cerca de nuestra nación lo cual pondrá nuestra seguridad nacional en grave peligro.

Lejos de suavizar o quitar el embargo y normalizar relaciones con Cuba, como ha prometido Donald J. Trump, nuestro gobierno debe imponer duras sanciones contra Cuba (como se ha escrito en la Plataforma del Partido Republicano de 2016 demandando que se cumpla todos los requisitos de la Ley Helms Burton). De ser electo Donald Trump, su gobierno debe de romper relaciones diplomáticas con la tiranía de la isla esclavizada que en 57 años ha fusilado a más de 17,000 hombres, niños, y mujeres, encarcelado y torturado a más de 300,000 personas y que es responsable por más de 100,000 de cubanos ahogados y devorados por tiburones que murieron huyendo de Cuba por el mar.

1 Comments:

At 9:50 a. m., Blogger JULIO CESAR TARRAGO HERNANDEZ(I.B.N.S. 10660) said...

Lo vergonzoso en verdad no es lo q haga un resentido social, por ser africano, musulmán , comunista y cobarde, habiéndose encontrado con un pueblo que le entregó el mandato de la nación más poderosa de la historia, noooo... es la actitud de la mayoría de cubanos de Miami, eso si da asco. La dignidad, el amor a la patria, fueron cosas q nos sacaron del ADN o q caraj... paso?

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home