viernes, noviembre 25, 2016

Andrés Reynaldo: El triunfo de la ‘gusanera’ antiCastrista llegó con el de los candidatos opuestos al deshielo de Barack Hussein Obama hacia la dictadura totalitaria de los Castro en Cuba


El triunfo de la ‘gusanera’ llegó con el de los candidatos opuestos al deshielo

Por Andrés Reynaldo
Noviembre 23, 2016

Es una perversa narrativa.

 La narrativa de los intercambios académicos que iban a provocar un renacer libertario en la inteligencia oficialista. La de los conciertos y las grabaciones de los músicos de aquí y de allá que le arrebatarían a la dictadura su garra sobre la expresión popular.

La de los novelistas y artistas pretendidamente heterodoxos que se niegan a responder en Miami las preguntas que tienen que hacerse en Miami, pero que en Madrid, París o un poco más al norte de la Florida, juran que en Cuba (¡bajo una censura totalitaria de 58 años!) siempre han sido libres para crear.

La narrativa del Cuba Study Group, de Carlos Saladrigas. La de CubaNow, de Ricardo Herrero. La de CAFE (Cuban Americans for Engagement) y sus variantes de la blogosfera. La de CubaOne, de Giancarlo Sopo. La de OnCuba, de Hugo Cancio. La de la Iglesia Católica de Cuba. La del Papa Francisco que ve a La Habana como la capital de la unidad. Así como se oye: la capital de la unidad.

¡Oh, cuántas voces para una narrativa! ¿Por qué tantas voces si todas dicen lo mismo? ¿Si todas claman por permitirle a los Castro transitar de la dictadura sin mercado a la dictadura con mercado? ¿Algunas de estas voces ha protestado por el aumento de la represión? ¿Alguna protestó ante la retranca involucionista del último congreso del Partido? No. Las voces solamente piden, al unísono, dinero para los Castro. Dinero de los viajes. Dinero de las remesas. Dinero de las inversiones con la nomenklatura. Dinero de Washington. Dinero de la Unión Europea. Dinero. Dinero. Mucho dinero para los Castro.

¿De qué manera, pues, tantas voces mantienen la coherencia, la persistente uniformidad de la narrativa? ¿Cuál será el espíritu que, como en las películas de exorcismos, cobra su sórdida multiplicidad y su inquebrantable propósito en estas voces? La narrativa de los empresarios cubanoamericanos que cenan a media tarde en La Guarida con los funcionarios del Minrex. La narrativa de los académicos y activistas que en Miami se dedican a combatir “la línea dura”, de los reguetoneros de la isla que traen el procaz mensaje de la gozadera en servidumbre, de los periodistas y presentadores y analistas de Miami que colapsan en cámara con el fingido orgasmo de la reconciliación nacional.

La narrativa que compró el presidente Barack Obama. Bien porque lo engañaron. Bien porque formaba parte del engaño. Una narrativa impermeable a los hechos. Como una doctrina. Con las encuestas del doctor Grenier de la Universidad Internacional de la Florida. Con los simposios sobre “los cambios que no se ven”. Con sus jineteras, sus pícaros, sus congresistas, sus galeristas, sus bongoseros y hasta sus mártires.

La narrativa de que el exilio ha perdido su dolor, su moral, su razón. Una narrativa para arrebatarnos la legitimidad del odio. Como si odiar a los tiranos fuera algo perturbable, pasado de moda, de mal gusto. Vaya, que no es fino eso de odiar a los Castro. Como si nadie hubiera sido fusilado ni encarcelado en Cuba. Como si los carceleros hubieran pedido perdón. Como si todavía no estuvieran en el poder.

Pues bien, esa narrativa acaba de sufrir una estrepitosa derrota en las urnas el pasado 8 de noviembre, cuando fueron borrados del mapa todos los candidatos que apoyaron la política de Obama a favor de los Castro. Desde Joe García a Patrick Murphy. Cuando volvieron a ser reelegidos los candidatos de la gusanera. Sorry, Saladrigas. Sorry, doctor Grenier.

A ver a quién le cuentan ahora que el exilio ya no es el exilio.

******

ALGUNOS COMENTARIOS DEJADOS

Anónimo dijo...

Nadie ha negado la existencia del exilio, en su decrepitud y ocaso. Recuerda que el presidente electo en 1992, quiso construir su hotel en la Habana. Lo son, existen, son el cero a la izquierda de la aritmética. Es tremendo el triunfo, excelente, la clinton le saco solo 2 millones de votos populares, pero que va, apostemos a la shitocracia del exilio. Good bye, con tantos palos que les ha dado la vida y no aprenden.
******
 Anonimo, hijito , o hijita, quien sabe! Mira, verás que pronto se te quita el llanten... remedio facil, menos viaje de mula y mas horas en factorias, veras q cura del todo tu mal, jajaaaa

JULIO CESAR TARRAGO HERNANDEZ(I.B.N.S. 10660)
******
Respuesta del Editor de Baracutey Cubano

Sr Anónimo admirador del que fuera proCastrista Fayad Jamis

En esos años 90 del pasado siglo XX los socios europeos de Donald Trump  le sugerían  reiteradamente que invirtieran en Cuba. A tanta insistencia contrató mediante 60 000 dólares (una ¨sirigaña¨ de dinero cuando se habla de comprar o construir hoteles)  a una compañía para que investigara  las condiciones existentes en Cuba para  hacer  inversiones. Al conocer en detalles esas condiciones no sólo no quiso invertir en Cuba sino que escribió en junio de 1999 el artículo
A choice for human rights o Una opción por los Derechos Humanos.

Si el exilio para usted está decrépito y en el ocaso ¿ Qué usted me dice de la Revolución? . Tengo la opinión  que la Revolución no sólo está muerta sinó ha pasado del estado cadavérico al hecho polvo. Sólo queda una dictadura totalitaria con un mando militar detrás del parabán de un partido que, para colmo, es único.

Hubo varios milenios en que la inmensa mayoría de la humanidad  tenía la opinión que la tierra era plana. Le recuerdo su probablemente  admirado Fidel Castro expresó cuando la causa 1/89 (Causa Ochoa-La Guardia) y con otras palabras (búsquelas si desea !) que no se debe hacer lo que la mayoría desea. Le señalo que todavía no están las cifras finales y oficiales y que la paliza de los 306 votos del colegio electoral  se obtuvieron pese a la todavía intensa campaña desinformativa en contra de Donald Trump y ocultando los errores y horrores de la candidata Hillary Clinton; un ejemplo de lo anterior es que los antes muy valorados WikiLeaks que mostraron fehacientemente quien era Hillary Clinton, Barack Obama, la cúpula del Comité Nacional del Partido Demócrata, etc fueron casi ignorados por la gran prensa norteamericana. También esos 306 votos electorales (se dice que puede llegar a 309 y superar en votos populares a Hillary) también se obtuvieon  en contra de la vergonzosa campaña de líderes del Partido Republicano pese a que Trump fue el ampliamente nominado en la Convención Republicana y algunas  expresiones de Donald Trump que no eran las ¨políticamente correctas¨ pues Trump tenía su estrategia que le dio tan buenos frutos. Trump tuvo que  ir en contra de innumerables encuestas durante casi toda la campaña que tenían por finalidad desmotivar la votación a favor de Trump. Encuestas que facilitaria un fraude a favor de Hillary Clinton, algo que está ampliamente documentado por el Veritas Project. 

La aplicación de encuestas sin sequir TODOS LOS REQUISITOS para que ellas sean válidas para inferir  resultados poblaciones conjuntamente con la no cobertura de la gran asistencia de público a los actos de Donald Trump  Y TODO LO EXPRESADO CON ANTERIORIDAD no fueron casualidad: perseguían el objetivo de que saliera elegida Hillary Clinton. Gracias a Dios, los Padres Fundadores (fundamentalmente Hamilton y Madison) conformaron una República, y no una Democracia, con un sistema electoral que hiciera  que surgiera LA DICTADURA DE LA MAYORÍA, QUE ES LA PEOR DE TODAS LAS DICTADURAS.

A continuación le muestro  en un mapa como votaron los condados de los EE.UU.;  en los de color rojo  alcanzó la victoria Trump y en los de color azul alcanzó la victoria Hillary Clinton.







5 Comments:

At 9:47 p. m., Anonymous Anónimo said...

Nadie ha negado la existencia del exilio, en su decrepitud y ocaso. Recuerda que el presidente electo en 1992, quiso construir su hotel en la Habana. Lo son, existen, son el cero a la izquierda de la aritmética. Es tremendo el triunfo, excelente, la clinton le saco solo 2 millones de votos populares, pero que va, apostemos a la shitocracia del exilio. Good bye, con tantos palos que les ha dado la vida y no aprenden.

 
At 12:15 a. m., Blogger PPAC said...

Sr Anónimo admirador del que fuera proCastrista Fayad Jamis

Si el exilio para usted está decrépito y en el ocaso ¿ Qué usted me dice de la Revolución? . Tengo la opinión que la Revolución no sólo está muerta sinó ha pasado del estado cadavérico al hecho polvo. Sólo queda una dictadura totalitaria con un mando militar detrás del paraban de un partido que, para colmo, es único.

Hubo varios milenios en que la inmensa mayoría de la humanidad cre´´ia que la tierra era plana. Su seguramente admirado Fidel Castro expresó cuando la causa 1/89 y con otras palabras (búsquelas si desea !) que no se debe hacer lo que la mayoría desea. Le señalo que todavía no están las cifras finales y oficiales y que la paliza de los 306 votos del colegio electoral se obtuvieron pese a la todavía intensa campaña desinformativa en contra de Donald Trump y ocultando los errores y horrores de la candidata Hillary Clinton; un ejemplo de lo anterior es que los antes muy valorados WikiLeaksque mostraron fehacientemente quien era Hillary Clinton, Barack Obama, la cúpula del Comité Nacional del Partido Demócrata, etc. También esos 306 votos electorales (se dice que puede llegar a 309 y superar en votos populares a Hillary) también se obtuviera en contra de la vergonzosa campaña de líderes del Partido Republicano pese a que Trump fue el ampliamente nominado en la Convención Republicana y algunas expresiones de Donald Trump que no eran las ¨políticamente correctas¨ pues Trump tenía su estrategia que le dio tan buenos frutos. Trump tuvo que ir en contra de innumerables encuestas durante casi toda la campaña que tenían por finalidad desmotivar la votación a favor de Trump. Encuestas que facilitaria un fraude a favor de Hillary Clinton, algo que está ampliamente documentado por el Veritas Project. La aplicación de encuestas sin sequir TODOS LOS REQUISITOS para que ellas sean válidas para inferir resultados poblaciones conjuntamente con la no cobertura de la gran asistencia de público a los actos de Donald Trump no fueron casualidad perseguían el objetivo de que saliera elegida Hillary Clinton.

 
At 1:16 a. m., Blogger PPAC said...

En esos años 90 del pasado siglo XX los socios europeos de Donald Trump le sugerían reiteradamente que invirtieran en Cuba. A tanta insistencia contrató mediante 60 000 dólares (una ¨sirigaña¨ de dinero cuando se habla de comprar o construir hoteles) a una compañía para que investigara las condiciones existentes en Cuba para hacer inversiones. Al conocer en detalles esas condiciones no sólo no quiso invertir en Cuba sino que escribió en junio de 1999 el artículo

A choice for human rights o Una opción por los Derechos Humanos.

I fully understand the familiar arguments for lifting the embargo. The Cold War is over. Castro is on the ropes. Pumping money into his economy would benefit the long-suffering masses. This is the way to ``open up'' Cuba, export democracy, and promote entrepreneurship and independence from the state. We need to put the past behind us.

Each of those arguments is bogus.

The Cold War is indeed over, but it would be instructive to remember the role that Castro played in the struggle between -- yes -- good and evil. He turned his island over to his Soviet patrons. He was quite willing to have nuclear missiles, launched from Cuban soil, destroy American cities. He exported revolution to Central and South America. He abetted Libyan terrorism. He gave asylum to murderers. He posted troops in Africa.

More important, he turned his nation into a maximum-security prison. His regime controls every aspect of human life -- access to food, medical assistance, schools and employment. Castro has not mellowed with age. Terror continues to reign. The secret police are unrestrained. The disappearance and beatings of citizens are still tools of civilian control, as is the suppression of free speech. Castro's ruthless domination of the Cuban people has not lessened even as his regime crumbles.

The real cause of misery of the Cuban people is Castro's Marxist-Leninist economic system -- not the U.S. embargo. Castro's Cuba is a brutal police state; Castro rules through terror, intimidation and brutality.

Castro urgently wants the United States to lift the embargo because he is desperate for hard currency to keep his faltering communist economy afloat. Now, without the generous subsidies from the Soviet Union -- between $5-7 billion dollars a year -- Cuba's economy is reeling.

 
At 1:19 a. m., Blogger PPAC said...

Anónimo admirador de Fayad Jamis

Dado que me imagino quién es usted, le dejé un fragmento de ese gran artículo de Donald Trump y le sugiero que se lo lea completamente

 
At 4:53 a. m., Blogger JULIO CESAR TARRAGO HERNANDEZ(I.B.N.S. 10660) said...

Anonimo, hijito , o hijita, quien sabe! Mira, verás que pronto se te quita el llanten... remedio facil, menos viaje de mula y mas horas en factorias, veras q cura del todo tu mal, jajaaaa.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home