sábado, mayo 09, 2015

Tania Quintero: La familia y ascendencia cubana de Sammy Davis Jr.



La familia cubana de Sammy Davis Jr.

Por Tania Quintero
 8 de mayo de 2015

 En su edición del 17 de diciembre de 2007, la revista Time en un listado de 15 famosos de Estados Unidos de ascendencia cubana, incluía al multifacético Sammy Davis Jr. Sorprendida, por el descubrimiento decidí rastrear por internet.

Así supe que su madre, que en casi todos los sitios en Estados Unidos escriben Elvera, pero que debe ser Elvira Sánchez, nació en 1905 en Nueva York, de padres de origen cubano. Ella murió en el 2000, a los 95 años. Vivió más que Sammy Davis Jr., quien falleció de cáncer en la garganta en 1990, a los 65.

Davis Jr. Pudo haber vivido más, pero tuvo una vida de excesos y desequilibrios emocionales. Sufrió el racismo en carne propia y en 1954, cuando estuvo a punto de morir por un accidente que le hiciera perder un ojo, se convirtió al judaísmo, decisión que no fue bien vista por la comunidad negra estadounidense.

Elvira comenzó a bailar a los 16 años en el Harlem Lafayette Theater, de ahí el apodo con el cual sería conocida: 'Baby' Sanchez. Fue bailarina, pero no de música cubana, si no de claqué o tap. Según Wkipedia, el tap se origina a partir de la fusión de las danzas de zapateo en Irlanda, el norte de Inglaterra y Escocia, combinado con los bailes practicados en Estados Unidos por los afroamericanos, como la juba, entre el siglo XVII y el XVIII.

En 1739 a los esclavos negros se les prohibió que utilizaran instrumentos de percusión, lo que motivó que realizaran la percusión con los pies y las manos. Después de la Guerra de Secesión, los bailarines, inmigrantes de diversos grupos, se reunían para competir y demostrar sus cualidades y movimientos. De esta manera, mientras las danzas se mezclaban, un nuevo estilo de baile nacía: el tap americano. Los bailarines relajaron las posturas rígidas irlandesas, usaron brazos y hombros para marcar y añadieron nuevos pasos.

Tras su auge en las décadas 1930-1940, cuando consiguió gran popularidad por su presencia en diversos filmes musicales de Hollywood, con artistas como Fred Astaire, el tap se alejó de los escenarios hasta resurgir en los años 70 y 80, gracias a películas como The Cotton Club. El 25 de mayo se festeja el día internacional del tap, una celebración que fue promovida por Elvira Sánchez, a través de un comité especialmente creado en Nueva York.

(Sammy Davis Jr. y su madre Elvira Sánchez)

En 1923, mientras actuaba en el show Holiday in Dixie, Elvira conoció a Sammy George Davis (1900-1988), también bailarín de tap. Se casaron en 1923 y dos años después, en 1925, nació el único hijo de la pareja. Cuando el pequeño Sammy tenía tres años se divorciaron y el niño quedó a cargo del padre, que se lo llevaba en sus giras por todo el país. A los 10 años, el pequeño ya era un prodigio bailando tap. Entonces le llamaban "el hijo de Baby Sanchez". Pronto debutaría con su padre y un tío, con el Will Mastin Trio.

Durante seis años Elvira bailó tap en el Apollo Theater de Nueva York. Después continúa bailando por su cuenta y en 1938 participa en Swing, filme musical dirigido por Oscar Micheaux. Ya retirada del baile, se convierte en una celebridad trabajando como camarera en el Grace's Little Belmont, popular bar de la Kentucky Avenue en Atlantic City.

Además de bailarín, su hijo Sammy Davis Jr. fue cantante, músico (tocaba vibráfono, trompeta y batería), actor y comediante. En vida no le dieron ningún premio, pero once años después de su muerte, en 2001, le otorgaron un Grammy Lifetime Achievement Award. Su escaso atractivo físico no le impidió tener éxito entre las mujeres. Se casó tres veces: con Loray White (1958-59), la actriz sueca May Britt (1960-68) y la bailarina inglesa Altovise Davis (1970-90). Tuvo cuatro hijos varones: Mark (1960), Tracey (1961), Jeff (1964) y Manny (1988).

En la biografía In Black and White, publicada en 2003 por Will Haygood, el autor escribe que Sammy Davis Jr. decía que su madre era puertorriqueña, por temor a que la reacción de los anticastristas afectaran las ventas de sus discos. De ahí que en Boricuas de lujo, y en otros sitios de Puerto Rico, afirmen que "Sammy Davis Sánchez Jr. es hijo de una puertorriqueña que emigró a principios de los años 1920 a los Estados Unidos donde se casó con un norteamericano".

En Wikipedia dicen que "se cree que su madre era una bailarina de Puerto Rico con ascendentes cubanos". Los datos más fiables sobre Elvira Sánchez se localizan en Geni.

La abuela materna de Sammy Davis Jr., Luisa Valentina Aguiar, vino al mundo en Manhattan el 14 de febrero de 1884 y por ser día de San Valentín, sus padres, Enrique Aguiar, nacido en Cuba, e Ida Henderson, natural de Connecticut, decidieron ponerle también Valentina. Aguiar siempre tuvo la ilusión de viajar a su tierra natal con su familia. Pero Ida murió en el parto. El 21 de abril de 1898 Estados Unidos le declara la guerra a Cuba y el presidente William Mc Kinley hace un llamado a la nación, para enviar voluntarios a la Isla.

Enrique Aguiar, el bisabuelo de Sammy Davis Jr., se ve ante el dilema de escoger entre quedarse con su hija de 14 años o irse a combatir a su patria. Y decide formar parte de los 125 mil voluntarios enviados por Estados Unidos a Cuba. Jamás volvió de la Guerra Hispano-Americana. Hasta 1996, cuando falleció a la edad de 112 años, Luisa Valentina no perdió la esperanza de saber el destino de su padre.

Sin nadie en Nueva York, Luisa Valentina, una bella mulata de piel clara, encontraría apoyo y afecto en Marco Sánchez, vendedor de tabacos también de origen cubano. No fue feliz: a Sánchez le gustaba beber. Tuvo cuatro hijos, pero solo sobrevivieron dos: Julia, nacida en 1899, y Elvira, en 1905. La cirrosis hepática se llevó a su marido, y pasó a ser una joven viuda con dos hijas pequeñas.

Los alquileres en Harlem eran más baratos que en Manhattan, y aunque no le gustaba el roce con los negros, en 1915 se muda con las niñas para Harlem. Consigue trabajo como criada y vestidora de Laurette Taylor, actriz de Broadway. Por su buen desempeño, la Taylor la lleva en sus viajes y la invita a cenar con ella en restaurantes, lo cual le traería problemas, pues en algunos se negaban a servirle a 'negros y puertorriqueños'. En una ocasión, Luisa Valentina no se dio por aludida, dijo que no hablabla inglés y respondió que era cubana.

Hará cinco años, en la red leí que en la década de 1950, Sammy Davis Jr. y Frank Sinatra viajaron a Cuba. Por falta de tiempo no lo he podido verificar, pero no lo dudo, porque en la capital cubana actuaban grandes figuras, como Ella Fitzgerald, Cab Calloway, Eartha Kitt, Sara Vaughn, Nat King Cole y Johny Mathis, entre otros. Es que entonces La Habana era una ciudad cosmopolita.
*****S
Sammy Davis, Jr. grew up on the boards of vaudeville and his honed his talents from an early age, is seen here performing with his father and uncle in the Will Maston Trio. He absorbed everything around him and learned to play instruments from watching others and getting taught backstage, learned to sing by doing impressions (early on he was just a dancer but took up singing later), and picked by acting because of a desire to be on soap operas. Sammy was called by his good friend Frank Sinatra "the greatest entertainer in the world," and for good reason. He could do everything and do it well.            
As the 1950s began it became obvious Sammy's talents were growing his role in the trio. He couldn't be held back even as he blossomed and he became one of the best in the business.

For more about Arthur Silber's book, Sammy Davis, Jr.: Me and My Shadow, go to www.SammyBook.com

ammy Davis, Jr. Dancing Boogie in 1938 with Will Maston Trio, Classic.




******
Sammy Davis Jr Documentary

1 Comments:

At 4:58 a. m., Blogger El Hada misteriosa said...

La mamá de Sammy Davis Junior no era cubana sino que era puertorriqueña de Padre cubano y madre puertorriqueña, Quién era cubano era el papá de la mamá Quién llegó a Puerto Rico y se casó con la abuela de Sammy Davis Junior y tuvieron a la madre de Sammy Davis Junior ella era bailarina y se casó con un afroamericano en New York Esa era la razón por la cual Sammy Davis Junior visitaba mucho Puerto Rico y tenía acá grandes amistades tales como Lucecita Benítez Chucho avellanet entre otros

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home