viernes, enero 22, 2016

Esteban Fernández: MI DESPEDIDA A BARACK HUSSEIN OBAMA ¡LLÉVATELO VIENTO DE AGUA!


MI DESPEDIDA A BARACK OBAMA ¡LLÉVATELO VIENTO DE AGUA!

Por Esteban Fernández
Enero 21 de 2016

Jamás yo hago resoluciones de año nuevo, antiguamente las hacía pero después las rompía todas antes del primero de febrero y decidí dar por terminada esa ridícula tradición.

Pero ahora si estoy seguro que la cumpliré  y de que comenzará este 8 de noviembre del 2016 que será uno de los días más felices de mi vida: el momento en que  Barack Obama comience a hacer sus matules para salir de la Casa Blanca.

La promesa o resolución será que no veré ni escucharé a Barack Obama MÁS ALLÁ DE UN SEGUNDO -en la televisión o por radio- por el resto de mi vida. Con Barack Obama me pasa igual que con Fidel Castro: que no me gustó a primera vista y poco a poco, y por sus acciones, mi desdén ha ido en aumento. Desde luego, con los Castro es odio acérrimo, con Obama es desagrado total. Dependiendo de lo que haga este año que le queda en el poder -que yo creo será el peor-  perfectamente bien puedo pasar a detestarlo profundamente.

Y no solamente por todo lo que Obama ha hecho (o ha dejado de hacer) sino por su actitud engreída, petulante  y arrogante, su forma de caminar y de gesticular,  su imposibilidad de producir un buen discurso sin la ayuda de su telepromter y de sus escritores. Y… cuando utiliza el sarcasmo y las burlas baratas entonces sí que le lanzo 20 gritos al televisor.

¡Qué mal me cae este zoquete que (siendo supuestamente presidente de todos) puede ser brutalmente agresivo con los republicanos, con los policías y con los dueños de armas de fuego, mientras es dulce, generoso y cuidadoso de no tocar ni con el pétalo de una flor a los enemigos jurados del país que gobierna a su antojo!

Puede ser virulento en el ataque contra George W. Bush, contra  Rubio,  Trump, Cruz, Fox News,  e incapaz de llamarle terroristas a los  terroristas islámicos. Hasta su tono de voz es diferente -agresivo y enérgico- cuando se refiere a sus adversarios políticos (que en su mayoría son magníficos norteamericanos) y muy delicado cuando se trata de ISIS, de los talibanes, de los Ayatolas, de Al Qaeda.

Y que no se la dé de muy santurrón porque no es más que un hipócrita que ha deportado más extranjeros que nadie y les ha tirado más drones por las cabezas y matado más gente que nadie. Invita a cuanto artista y músico izquierdista existe a visitar la Casa Blanca pero ¿por qué nunca ha invitado al hombre que mató a Bin Laden a pesar de que presume de ese gran logro?

Una de las cosas más risibles (por no decir encabronantes) es cuando en sus discursos critica y condena situaciones desastrosas como si él fuera un reciente estrenado candidato oposicionista -un inocente espectador- cuando en realidad es el causante del desmadre imperante.

Hasta la forma en que baja corriendo por las escalerillas del avión me cae como una patada en el hígado. ¿No lo vieron derramando lágrimas de cocodrilos el otro día? Pero ¿por qué no lloró cuando han asesinado a 39 policías el año pasado en muchas ciudades estadounidenses  o soldados en los campos de batalla, o cuando el inmigrante ilegal Francisco Sánchez asesina a mansalva a la bella joven Kathryn Steinle en San Francisco?

Por todos los medios evita estrechar las manos de congresistas o senadores conservadores, pero no le causó ni el más ligero resquemor saludar efusivamente al genocida Raúl Castro quien comenzó a asesinar a inocentes guajiros desde la Sierra Cristal y que fue el primero en estrenar los fusilamientos en Santiago de Cuba los primeros días del año 59, y cuando habla con el hijo de Putin ruso parece ser su perrito faldero. Este año se sentará en la sala de Punto Cero pero ni por todo el oro del mundo asistirá a un acto del Tea Party.

Increíble lo bofe y lijoso que es este tipo a quien después de siete años en el poder  rodeado por guatacas que les ríen todas su pesadeces y que por el respeto al cargo que ostenta nadie le puede decir lo pedante que es y lo envalentonado  que está.

¿Se acuerdan ustedes todas las críticas contra Sarah Palin por unos cuantos bellos trapos que el Partido Republicano le prestó?  Y lo que a mí me encantaría es que alguien tuviera los pantalones de preguntarle al orondo presidente es: ¿Cuántos miles y miles de dólares se ha gastado tu mujer y tus niñas en ropa? ¿Cuántos millones de dólares se han gastado en vacaciones en Hawai y en Martha’s Vineyard y en el extranjero? Solamente el viaje de Michelle y su hija Sasha en el 2010 a España costó más de medio millón de dólares.

Y no crean ustedes que durante estos siete años me he tomado el disgusto de verlo mucho por la televisión porque para mí las preparaciones del día antes de una colonoscopía es mejor que ver a Obama, pero les juro por lo más sagrado, y repito, que el año que viene no lo veré ni en pintura. Para mí Obama será un triste y desagradable recuerdo mucho peor que los pólipos no cancerosos encontrados. Ustedes no me lo creerán pero hasta Jimmy Carter me luce mejor.
********
ALGUNOS COMENTARIOS DEJADOS


Armando said...

    COMENTARIOS INTERCALADOS EN MAYUSCULAS


    Pero ahora si estoy seguro que la cumpliré y de que comenzará este 8 de noviembre del 2016 que será uno de los días más felices de mi vida: el momento en que el pretencioso Barack Obama comience a hacer sus matules para salir de la Casa Blanca. ESTAMOS ACOSTUMBRADOS A COMO HAN OBRADO TODOS LOS ANTERIORES PRESIDENTES. ¿ESTAMOS SEGUROS DE QUE ESTE SERÁ IGUAL?

    La promesa o resolución será que no veré ni escucharé a Barack Obama MÁS ALLÁ DE UN SEGUNDO -en la televisión o por radio- por el resto de mi vida. Con Barack Obama me pasa igual que con Fidel Castro: que no me gustó a primera vista y poco a poco, y por sus acciones, mi desdén ha ido en aumento. EXACTAMENTE IGUAL QUE YO. Desde luego, con los Castro es odio acérrimo, con Obama es desagrado total. CON ESTE DEBERÍA SER IGUAL, PUES HA VENIDO A JO—ROBAR EL CASI ÚNICO PAÍS DONDE PODEMOS ESTAR BIEN LOS CUBANOS EXILADOS. Dependiendo de lo que haga este año que le queda en el poder -que yo creo será el peor- perfectamente bien puedo pasar a detestarlo profundamente. EN ESTO ESTOY UN PASO DELANTE DE UD.

    ¡Qué mal me cae este zoquete que (siendo supuestamente presidente de todos (YO LO LLAMO USURPADOR ENTRE OTROS EPÍTETOS PEYORATIVOS) puede ser brutalmente agresivo con los republicanos, con los policías y con los dueños de armas de fuego, mientras es dulce, generoso y cuidadoso de no tocar ni con el pétalo de una flor a los enemigos jurados del país que gobierna a su antojo! PORQUE ÉL ES UNO DE ELLOS.

    Puede ser virulento en el ataque contra George W. Bush, contra Rubio, Trump, Cruz, Fox News, e incapaz de llamarle terroristas a los terroristas islámicos. Hasta su tono de voz es diferente -agresivo y enérgico- cuando se refiere a sus adversarios políticos (que en su mayoría son magníficos norteamericanos) y muy delicado y susurrante cuando se trata de ISIS, de los talibanes, de los Ayatolas, de Al Qaeda. PORQUE ÉL ES UNO DE ELLOS.

    Increíble lo bofe y lijoso que es este tipo a quien después de siete años en el poder rodeado por guatacas que les ríen todas su pesadeces y que por el respeto al cargo que ostenta nadie le puede decir lo pedante que es y lo envalentonado que está. CUANDO UN CARGO COMO ESE ESTÁ USURPADO Y PISOTEADO COMO ÉL LO HA HECHO DESDE ENERO DEL 2009, NO SE PUEDE TENER RESPETO POR EL MISMO Y HAY QUE TRATARLO COMO ENEMIGO DEL ESTADO Y DEL PAÍS, COMO SE HARÍA CON UN ESPÍA DE UN GOBIERNO EXTRANJERO CON EL AGRAVANTE DE QUE POR EL PODER EJERCIDO POR ÉL, HA HECHO MUCHO MÁS DAÑO.

    Ustedes no me lo creerán pero hasta Jimmy Carter me luce mejor.
    YO PENSABA QUE CARTER HABÍA SIDO UN DESASTRE, HASTA QUE VINO CLINTON, PERO ESTE LOS DEJÓ ATRÁS POR UN GRAN TRECHO.

1 Comments:

At 1:49 a. m., Anonymous Armando said...

COMENTARIOS INTERCALADOS EN MAYUSCULAS


Pero ahora si estoy seguro que la cumpliré y de que comenzará este 8 de noviembre del 2016 que será uno de los días más felices de mi vida: el momento en que el pretencioso Barack Obama comience a hacer sus matules para salir de la Casa Blanca. ESTAMOS ACOSTUMBRADOS A COMO HAN OBRADO TODOS LOS ANTERIORES PRESIDENTES. ¿ESTAMOS SEGUROS DE QUE ESTE SERÁ IGUAL?

La promesa o resolución será que no veré ni escucharé a Barack Obama MÁS ALLÁ DE UN SEGUNDO -en la televisión o por radio- por el resto de mi vida. Con Barack Obama me pasa igual que con Fidel Castro: que no me gustó a primera vista y poco a poco, y por sus acciones, mi desdén ha ido en aumento. EXACTAMENTE IGUAL QUE YO. Desde luego, con los Castro es odio acérrimo, con Obama es desagrado total. CON ESTE DEBERÍA SER IGUAL, PUES HA VENIDO A JO—ROBAR EL CASI ÚNICO PAÍS DONDE PODEMOS ESTAR BIEN LOS CUBANOS EXILADOS. Dependiendo de lo que haga este año que le queda en el poder -que yo creo será el peor- perfectamente bien puedo pasar a detestarlo profundamente. EN ESTO ESTOY UN PASO DELANTE DE UD.

¡Qué mal me cae este zoquete que (siendo supuestamente presidente de todos (YO LO LLAMO USURPADOR ENTRE OTROS EPÍTETOS PEYORATIVOS) puede ser brutalmente agresivo con los republicanos, con los policías y con los dueños de armas de fuego, mientras es dulce, generoso y cuidadoso de no tocar ni con el pétalo de una flor a los enemigos jurados del país que gobierna a su antojo! PORQUE ÉL ES UNO DE ELLOS.

Puede ser virulento en el ataque contra George W. Bush, contra Rubio, Trump, Cruz, Fox News, e incapaz de llamarle terroristas a los terroristas islámicos. Hasta su tono de voz es diferente -agresivo y enérgico- cuando se refiere a sus adversarios políticos (que en su mayoría son magníficos norteamericanos) y muy delicado y susurrante cuando se trata de ISIS, de los talibanes, de los Ayatolas, de Al Qaeda. PORQUE ÉL ES UNO DE ELLOS.

Increíble lo bofe y lijoso que es este tipo a quien después de siete años en el poder rodeado por guatacas que les ríen todas su pesadeces y que por el respeto al cargo que ostenta nadie le puede decir lo pedante que es y lo envalentonado que está. CUANDO UN CARGO COMO ESE ESTÁ USURPADO Y PISOTEADO COMO ÉL LO HA HECHO DESDE ENERO DEL 2009, NO SE PUEDE TENER RESPETO POR EL MISMO Y HAY QUE TRATARLO COMO ENEMIGO DEL ESTADO Y DEL PAÍS, COMO SE HARÍA CON UN ESPÍA DE UN GOBIERNO EXTRANJERO CON EL AGRAVANTE DE QUE POR EL PODER EJERCIDO POR ÉL, HA HECHO MUCHO MÁS DAÑO.

Ustedes no me lo creerán pero hasta Jimmy Carter me luce mejor.
YO PENSABA QUE CARTER HABÍA SIDO UN DESASTRE, HASTA QUE VINO CLINTON, PERO ESTE LOS DEJÓ ATRÁS POR UN GRAN TRECHO.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home