lunes, marzo 28, 2016

Del odio y el rencor, y de los Rolling Stones. Zoé Valdés: En el concierto en La Habana no estuvimos ni los exiliados, ni los rockeros contestarios y los opositores al régimen

Tomado de http://www.abc.es

Del odio y el rencor, y de los Rolling Stones

**********
En el concierto en La Habana no estuvimos ni los exiliados, ni los rockeros contestarios y los opositores al régimen
**********
Por Zoé Valdés
27/03/2016

A aquellos que, fingiendo inocencia, reclaman a los cubanos del exilio que enterremos el odio y el rencor, les respondo que los únicos que han alimentado el odio y el rencor durante 57 años han sido los dictadores y una gran parte de ese pueblo animado y dispuesto a odiar con inquina. ¿Han pedido perdón los castristas? Ni lo han hecho ni lo harán.

¿Qué fue lo que produjo que en Cuba se prohibieran a los músicos occidentales y los músicos cubanos llamados «decadentes»? El odio y el rencor.

Más de cinco décadas después, prohibidos durante todo ese tiempo, los Rolling Stones viajan a la isla y dan un concierto. Allí estuvo el pueblo, que lo mismo aplaude que apalea. Allí no estuvimos ni los exiliados amantes del grupo inglés -no quisimos-, ni tampoco los rockeros contestarios y los opositores al régimen -la policía política se lo impidió-.

Los que piensan que con la visita de Barack Obama y con la actuación de los Rolling Stones cambiará algo en la isla es porque no conocen o se hacen los que no conocen a los Castro. Nada cambiará mientras estén en el poder. ¿Por qué? Pues porque su odio y su rencor es más fuerte que cualquier gesto político o artístico de libertad y democracia. ¿Pasó algo tras la caída del Muro de Berlín y la visita de los Papas? Nada.

(Ronnie Wood, Mick Jagger y Keith Richards, durante el concierto de los Stones en La Habana - REUTERS)

Obama no hubiera nunca visitado al Chile de Pinochet ni la Argentina de Videla. Una vez que llegó a Argentina después de pasar por Cuba, se dedicó a homenajear a víctimas de la junta militar y a condenar dictaduras. ¿Cómo, no venía de visitar a una de las dictaduras más crueles del mundo? Lo mismo con los músicos ingleses: se negaron a actuar en la Sudáfrica del Apartheid y por el contrario aceptan hacerlo bajo el Apartheid totalitario que es Cuba.

El pueblo cubano, para colmo, tiene poca memoria. Ya de Obama se acuerdan poco, la música estridente de los rockeros emborró sus palabras. Ahora están exigiéndole a occidente más conciertos de otros músicos. Todo gratis. En cuanto la dictadura vuelva a orientarles más odio y rencor, allí irán prestos a odiar revolucionariamente.

***********
Los Rolling Stones concierto en La Habana



1 Comments:

At 3:38 p. m., Anonymous Nausea said...

Debe ir Elton John a dar concierto, pues las locas de Mariela se merecen lo suyo.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home