miércoles, marzo 30, 2016

Santiago Cárdenas: SATÁN EN LA HABANA. LOS ROLLING STONES DESCRISTIANIZANDO A CUBA.

Tomado de http://nuevoaccion.com/

SATÁN EN LA HABANA. LOS ROLLING STONES DESCRISTIANIZANDO A CUBA.

Por Santiago Cárdenas
Especial para Nuevo Acción
29 de marzo de 2016

La  banda satánica — como se auto titulan- ayudó  en el  proceso de descristianizar a Cuba.  No fue un hecho aislado sino  en conexión con la visita obamesca. El día escogido por Satanás  para el concierto fue el Viernes Santo  a las 8 pm cuando la cristiandad– miles de millones en todo el mundo —oraba en silencio por la conmemoración del Cristo muerto en Jerusalén.

No había otro día  mejor en el almanaque  raulino para la aparición de  Satán  en la Ciudad Deportiva, la sede de tantos juicios sumarios que desembocaron en sangre entre 1959 y 1962

Bien merecido lo tiene  los jaimes ortegas y los papas  franciscos. El castrismo le mostró con hechos  tangibles que se defecan en  lo sacro, y que de paso se limpian con el telegrama del papa Benedicto XVI, cuando en  recuerdo  de  su visita  pidió el feriado   del viernes  sacro. En Cuba  algo así como una fiesta secular  con amnesia religiosa.

Bien merecido lo tienen los Saladriga doers, ellos tan católicos, vacacionando  semana santa en la Habana en la resaca del Obama – Trip. En hoteles  de lujo con mojitos en la mano y con la Seguridad G2  en su entorno en un día tan señalado. Claro, que para  los turistas de Miami,  de asistir  al concierto en persona: nada. Mucho calor, mosquitos y peligro de zika.  Para cubanamericans sólo por tv y con aire  acondicionado   a pesar de esta  “aperture”  involucionaría.

Se sabe  que una  organización de Curazao,  Antillas Holandesas, llamada curiosamente  FBI, por sus siglas, pagó los  siete millone$ que costó  el espectáculo. Sus Boeings, sus containers  y los vicios nada ocultos de Jagger y su séquito de 300 personas. El  subsidio  incluyó la recepción posterior a toda teta con Kcho y  su pandilla de  artistas integrados en busca de un autógrafo del Diablo y una croquetica tomada al azar

Todo esto, cuando a media cuadra, en el Clínico Quirúrgico Joaquín Albarrán  frente a la fuente  luminosa llamada popularmente el “bidel de Paulina” no hay un paño disponible para   limpiar un enfermo, ni un   abanico pa ‘espantar  las moscas. ¡Le ronca! Así viven  los cubanos  pobres  y los pobres  cubanos.

Y ahora,  de vuelta a la triste realidad. El  cuartico está igualito. Con los Rolling: poco pan,  y poco circo.
*************
ALGUNOS COMENTARIOS DEJADOS

El papa quiso impedir que los Rolling Stones dieran su concierto el Viernes Santo, pero no tuvo reparo en dar su principal misa en Cuba bajo la enorme efigie del maldito Che Guevara. Esa misa, por supuesto, pudo haberse dado en otro lado, por ejemplo en el mismo local donde tocaron los Rolling Stones. Resulta imposible respetar tal falta de consecuencia
Realpolitik

1 Comments:

At 11:09 p. m., Anonymous Realpolitik said...

El papa quiso impedir que los Rolling Stones dieran su concierto el Viernes Santo, pero no tuvo reparo en dar su principal misa en Cuba bajo la enorme efigie del maldito Che Guevara. Esa misa, por supuesto, pudo haberse dado en otro lado, por ejemplo en el mismo local donde tocaron los Rolling Stones. Resulta imposible respetar tal falta de consecuencia.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home