viernes, junio 09, 2017

Esteban Fernández: Esteban Fernández


Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Para este bloguista la mariconeria y el ser un hijodeputa son actitudes ante la vida que no tienen que ver  respectivamente con la preferencia o inclinación sexual o con la profesión  de la madre de individuo al que se le aplica esas u ootras palabras derivadas de estas.
Se puede ser un heteresexual y ser tremendo maricón.
Se puede ser tremendo hijodeputa  y tener por madre a la madre más pura ajena a esa profesión.
 *******************
¿POR QUÉ ISMAEL CALA LLORÓ?

Por Esteban Fernández
Junio 8 de 2017


Ser “fidelista’ -hasta después de muerto el tirano- yo lo defino de una forma muy sencilla: si se trata de una mujer ES UNA PUTERÍA y si es un hombre entonces es UNA MARICONERÍA.

Lo defino de esta forma -quizás grosera- porque el fidelismo no es más que el enamoramiento y endiosamiento con un macho que terminó siendo un esperpento y después un montón de cenizas.

Porque Fidel Castro nunca emanó una doctrina a seguir, ni expresó ideas claras ni constantes. Entonces ¿Qué es lo que seguían -y algunos lo siguen- de este canalla? No tengo ni la menor idea, ni sus seguidores tampoco la tienen o se atreven a decirlo claramente.

Fidel Castro era una veleta. Lo mismo decía una cosa hoy que otra mañana. En él no existió nunca una ideología firme y segura a la cual unirse. Entonces para seguirlo había que estar locamente encantado con él como hombre para poder auto conceptuarse como “fidelista”.

Es algo así como que yo le digas a ustedes que yo soy un firme seguidor de Jennifer López. Soy un “Jenniferlopizta”. Y si alguien me pregunta el motivo no puedo decir que es por “su cerebro privilegiado”, ni sus grandes dotes artísticas. Y tendría que reconocer que es porque me gustan sus nalgas y punto.

Pero, no es crimen que me gusten determinadas artistas, pero si es una hijodeputada, una putada y una mariconada, que hayan todavía hombres y mujeres que se les caen las babas por el más siniestro de los hijo de puta que dio la humanidad. Hasta después de muerto.

¿Han visto ustedes algún legado, unos documentos históricos, una declaración de principios, que definan claramente lo que ser “un fidelista” conlleva? De eso nada. El legado solamente es de destrucción, lágrimas y mucha sangre vertida.

No, de principio a fin, todo fue atracción física. Hasta eso de llamarlo “El caballo” me dio a entender que gran cantidad de nuestro pueblo aceptó de buena gana ser unas yeguas en celo.

Por eso mis estimados amigos, cuando el presentador cubano de televisión Ismael Cala declaró y dio montones de excusas por las cuales lloró ante el seboruco donde tienen depositadas las cenizas del monstruo, yo me quedé con las dudas de si en realidad lloró como una fletera o como un feminoide.

2 Comments:

At 3:52 p. m., Anonymous Realpolitik said...

Ser "fidelista" (de verdad, no por oportunismo) indica antes que nada gran falta de juicio, o sea, de inteligencia, y un gusto atroz. Se trata de alguien claramente defectuoso mentalmente, por no hablar de espiritualmente. Pero, hay mucha gente defectuosa, muchísima, lo cual explica muchas cosas.

 
At 4:56 p. m., Anonymous Anónimo said...

Decian en mi pueblo natal cuando habia algun parguela muy dechavado que era un Reverendo maricon, este Cala es Obispo Maricon; Y es doblemente maricon porque lleva en su alma la Bayamesa; Tiene trastornos psicologicos tambien porque la mayoria de la gente celebro y se alegro de la muerte de ese HP, lo que es muy normal; Ir de visita a Cuba despues de tantos años y tomarse el trabajo de ir al Seboruco y despues llorar ante donde dicen que estan las cenizas del hp en jefe es cosa no solo de maricones sino de gentes con una discordancia muy grande de la realidad; Ya pondremos ese video en una Cuba libre para ver que ella dice, quizas se eche a llorar otra vez desconsoladamente para pedir perdon; Nada, cosas de "Otros" Meruelos.

 

Publicar un comentario

<< Home