viernes, julio 07, 2017

Esteban Fernández: MARIELA, SUS GAYS Y SUS CARTERAS GUCCI

MARIELA, SUS GAYS Y SUS CARTERAS GUCCI

Por Esteban Fernández
Julio 6 de 2017

Creo que el documental es viejo, pero yo acabo de verlo. Me produce una mezcla de burla y encabronamiento. Si no fuera porque la protagonista de este show propagandístico es Mariela Castro Espín diera risa, pero al observarlo todo con detenimiento el espectáculo además de ridículo y grotesco da asco.

Se trata de la hija de Raúl Castro rodeada de homosexuales y lesbianas recorriendo diferentes partes del país buscando apoyo para su causa. ¿Contra quién protestan? Porque la realidad es que la familia de Mariela es la que mantiene a los homosexuales y al resto de los cubanos esclavizados. Vamos a ver si un gay anticastrista cae preso si Mariela intercede por él.

¿Dije homosexuales y lesbianas? Me equivoco porque yo conozco “gays” y “lesbians” que son personas serias, decentes, educadas y hasta patriotas anticomunistas. Pero los que rodean a Mariela son tralla, chusmas, alebrestados y escandalosos. Y de pronto ella sale bailando una rumba con todo el elemento guaricandilla que tiene a su lado.

¿Cuales son las verdaderas intenciones de Mariela? Que sé yo. Muy difícil de interpretar sus verdaderos sentimientos. Puede que ella sea internamente una lesbiana o bisexual -tapiñada como su padre- pero durante el video trata de demostrar lo contrario dando muestras fehacientes de enamoramiento con Paolo Titolo su marido italiano, rechoncho y feo.

Otro motivo puede ser porque perfectamente ella sabe que su padre es pederasta activo y pasivo, y quiere sacar la cara por sus colegas.

Pero yo me tiro más por creer que -como les dije hace poco- Raúl Castro trata de menospreciar toda la mierda realizada por su medio hermano. Y claro está que número uno en la agenda es su actuación brutal y criminal contra los “gays” donde lo menos que hizo fue internarlos en campos de concentración. Algo que Raúl nunca protestó.

Todo en el documental es una sarta de imbecilidades, errores y mala producción. Un desastre total. Las manifestaciones públicas son imitaciones absurdas de las que se realizan en San Francisco, California. Derroche de aspavientos, algarabías absurdas y lentejuelas baratas.

Van a la Sierra Maestra, en pleno campo cubano, donde hablan con guajiros ñongos montados en famélicos caballos y Mariela les pregunta rompiendo el ridículometro: “¿Por aquí hay lugares donde se reúnen los gays?”

Los campesinos -obviamente analfabetos y desdentados- no tienen ni la menor idea de lo que quiere decir la palabra “gay”. Mariela entra a un destartalado bohío y arriba de una mesita deposita su cartera Gucci de mil dólares. Cuando tratan de explicárselos los guajiros la tiran a mondongo.

Y esta mierda la están pasando en la televisión de esta nación cuando lo que debían ver todos los americanos es “Nadie Escuchaba” de Néstor Almendros y Jorge Ullas donde cuentan la realidad y los sufrimientos de los homosexuales cubanos.

Pero, por eso estamos como estamos y todavía nadie escucha el clamor de un pueblo desamparado y le hacen caso a esta tipeja hija y sobrina de los dos mayores genocidas que ha dado este continente.


1 Comments:

At 6:27 p. m., Anonymous Realpolitik said...

Muy sencillo: Todo este montaje es para consumo externo, pues ya no es "correcta" la feroz homofobia practicada por el castrismo por tanto tiempo, y hay que estar en onda (con la izquierda, claro) y ponerse a la orden del día para lucir bien, o al menos mejor. Esto es mercadeo y publicidad para darle buena cara al "reformismo" raulista con los extranjeros que lo quieren comprar. Puro teatro, y malo, pero yo no culpo a Mariela, que no puede ser otra cosa. Mi despreci es mucho mayor por los que le hacen el juego sin ninguna necesidad, sobre todo si son homosexuales. Si Reinaldo Arenas viera esto, simplemente diría que Mariela es una yegua cínica y oportunista, y que los que la creen son, en el mejor de los casos, una partida de comemierdas.

 

Publicar un comentario

<< Home