miércoles, febrero 14, 2018

Pablo Pascual Méndez Piña desde Cuba sobre un singular y valiente homenaje a Dulce María Loynaz en las ruinas de su antigua casa de Línea y 14 en El Vedado La Habana

Tomado de http://www.diariodecuba.com



 Un singular homenaje a Dulce María Loynaz

Dulce María Loynaz en el paredón. (P.P. MENDEZ PIÑA)


Mientras el pasado 9 de febrero homenajeaban al doctor Eusebio Leal, con el lanzamiento de un libro que glorifica su gestión al frente de la Oficina del Historiador como parte de las actividades de la Feria Internacional del Libro de La Habana, en el olvidado predio de la familia Loynaz de las calles Línea y 14 del Vedado, los alumnos y profesores de la primera maestría en Dirección Escénica del Instituto Superior de Arte (ISA) develaban una tarja con el rótulo: "En esta casa floreció un Jardín y una escritora que lo inmortalizó. Homenaje a Dulce María Loynaz".

El agasajo, donde brillaron por su ausencia las videocámaras de la prensa oficial, contó con la asistencia de personalidades del cine y del teatro cubano e incluyó la puesta en escena de Somos la Casa, una serie de performances que utilizaron como plató las ruinas de la Casa de los Cristales, el conjunto habitacional más antiguo de la residencia de los Muñoz Sañuda, ubicada en el sector norte de la estancia, adonde se alojó el poeta y dramaturgo Federico García Lorca y Vicente Escobar pintó el cuadro "La siesta".

Si valiente fue la Premio Cervantes, "quién nunca desertó de la plaza sitiada", también lo fueron los actores y asistentes a este homenaje, donde se expusieron los sufrimientos, nostalgias y cubanía implícita en la obra de la poeta a través del verbo y el lenguaje corporal.

Un silencio reflexivo se apoderó de los presentes cuando uno de los actores, esgrimiendo una foto de Dulce María para tapar su rostro, se paró ante un paredón para ser fusilado a huevazos. Entre otras interpretaciones, una actriz declamaba la obra de la poeta mientras lavaba y planchaba la enseña nacional, manchada aparentemente por la corrupción y los abusos de poder.

Otro actor emergió de una sepultura empuñando un sable para incorporar con acciones físicas y parlamentos la personalidad del general Loynaz, y, luego hizo mutis con una máscara satánica.

(Dulce María Loynaz de brazo de su padre el General del Ejército Mambí  Enrique Loynaz y del Castillo, autor del Himno Invasor, en su boda con el periodista Pablo Álvarez de Caña))

Sobre una mesa, una supuesta trabajadora de la salud, se dispuso a analizar una muestra de "sangre cubana", que al observarse a través de un microscopio mostraba la palabra "miedo".

El clímax de Somos la Casa estalló al tomarse como escenario una insegura habitación de la Casa de los Cristales en donde supuestamente pernoctó Dulce María, al tiempo que un monólogo sacó a luz pasajes ignotos de la escritora cuando fue detenida por la policía política del régimen, obligándole a compartir calabozo con prostitutas y ladrones, además de su aislamiento y encierro en una habitación para torturarle. Reveló que el día más triste de su vida fue cuando murió su padre y el castrismo le negó las honras fúnebres, a pesar de su condición de veterano y general de la Guerra de Independencia.

Estas escenas, entre otras, forman parte del inventario escénico premiado con un aplauso sobre la peligrosa azotea del recinto actualmente habitado por okupas, donde se disfruta de una envidiable panorámica del Malecón.

Puede considerarse que este haya sido el más brillante homenaje que se le ha hecho a Dulce María Loynaz en su propia patria. Asimismo, la develación de la tarja ha destapado una formidable idea, quizás digna de ser secundada por otras instituciones culturales, tanto nacionales como internacionales.

Es de considerar, que poblando de tarjas las fachadas del predio de los Loynaz, inclinaría al lisonjeado Historiador de La Habana a darle un espaldarazo a la restauración de un sitio declarado Monumento Nacional.
****************
Carta de Dulce María Loynaz a San Martín

(Fragmentos)

Esta carta está íntegra en http://www.vitral.org

La Habana Mayo 9 de 1962
Sr. San Martín de Loynaz y Amunabarro
...........
...........
... No obstante, me parece que con la tierra nuestra nos sucede lo que con esos órganos vitales y entrañables: no nos apercibimos de su existencia hasta que duelen.
La mía duele ahora ¡Y como duele! Yo creo que el clamor haya llegado allá donde tu moras rodeado de ángeles próximo a la inefable Presencia. Y entonces no te cuento nada nuevo si te digo que aquella isla niña que una vez traje riendo de la mano, aquella novia de Colón, aquella benjamina bien amada, ya no es niña, ni es novia: es la más desolada de las madres porque tiene que serlo la que ve a sus hijos despedazándose entre sí, cegados por la sangre, por la fiebre del odio, por la ira; es huérfana en los hijos de estos hijos, es viuda en las mujeres que dejaron atrás y manca en el hermano que se amputó a su hermano. La isla niña ha envejecido siglos en apenas dos lustros: sobre la curva de la espalda lleva una carga de pecados propios y ajenos que casi pesan más que las desgracias. De nada vale discernir quiénes los cometieron: de todos modo será ella la que lleve la carga. La isla tiene sed: también el cielo le ha negado el agua. Pero no es la falta de agua, ni la falta de pan si el pan faltase; te aseguro que el animo no flaquearía por eso. Es la falta de amor, de caridad, es la ambición de unos y la torpeza de otros y la soberbia, la soberbia de todos.
.........
.........
Tú pensarás que es mucho lo que pido, y yo también lo pienso. El diálogo es posible con salvajes inocentes y crueles; al menos muchas veces es posible. Pero nunca lo es con estos hombres civilizados, llenos de ciencia y de orgullo, llenos hasta de filosofía. No lo es, no lo es con estos hombres, aunque por conseguirlo estuvieses dispuesto, como entonces, a pagar con el precio de tu vida. Nunca te escucharían porque ellos son siempre los que hablan. Y ciertamente no habrán sino más ponzoñosas las flechas de los indios o las lanzas de los idólatras. Ni más ponzoñosas ni más certeras. Los pecados de las gentes que fuiste a convertir, eran pecados de ignorancia: los que por esta banda nos dejaste, son ya pecados de sabiduría. Triste es desconocer el Divino Mensaje, pero más triste es todavía haberlo conocido y olvidarlo.
Ahora no es allá donde tenéis que ir vosotros; es aquí donde tenéis que quedaros. Es aquí, en el mundo que llaman civilizado, donde está vuestro puesto, vuestra misión, y sí lo quiere Dios, vuestro martirio.
No tengo tras de mi una gran causa que defender, una luz que difundir, no soy valiente como tú, como tus compañeros, como tantos que hubo y hay todavía; el miedo muchas veces se me ha enroscado a la garganta y si no me avergüenzo de decirlo es porque en cierto modo tengo derecho al miedo ya que yo nada sirvo, nada valgo. Pero aún siendo así, aquí me tienes escribiendo una carta

.........
.........

Esto tenía que decirte: ahora eres tú quien tiene la palabra.
Queda a tus pies

Dulce María Loynaz
**************** 

Dulce Maria Loynaz

**********
 El 5 de noviembre de 1992 Dulce María Loynaz recibió el premio Miguel de Cervantes Saavedra. Este casete se inicia con su poema "Al Almendares" donde se hace patente su amor por la naturaleza de su ciudad natal: La Habana. También cuenta facetas de su vida y habla sobre la escritura de sus obras. Incluye el emocionado discurso que pronunciara la poetisa en ocasión de recibir el Premio Nacional de Literatura que otorga el Ministerio de Cultura.

Elegí siempre el amor



********

Eternidad. Poema de Dulce María Loynaz


*******

REFLEXIONES DE DULCE MARÍA LOYNAZ



****************
ALGUNOS COMENTARIOS DEJADOS

Lo que hicieron los castristas con la Loynaz los retrata de cuerpo entero: gente rastrera y vulgar, sin la más mínima clase, que solamente sabía lidiar con los que la tenían tratando de destruírlos. Sobra decir que no hay comparación entre la Loynaz y alguien como Alicia Alonso, pues aunque ambas eran de primera en lo suyo, una era una gran dama y gran cubana, y la otra solamente pretendía serlo
Realpolitik

***********
Dulce Maria Loynaz.......Gloria y orgullo de la Cuba de Marti, Maceo y Gomez.......Dulce siempre fue y Maria por su celestial santidad.......sangre y extirpe de mambises......poetisa de bellas estrofas y verbo de amor y patriotismo.......digna hija de mambi de pura cepa.. el general Loynaz y del Castillo.....quien con puro sentir de poeta nos lego el Himno Invasor.............Dulce Maria canto al rio que siempre amo, el Almendares.. Yo no dire que mano me lo arranca ni de que piedra de mi pecho nace Yo no dire que sea el mas hermoso Pero es mi rio, mi pais, mi sangre !! Honor y Gloria a la excelsa poetisa de hermosa y delicada prosa....Dulde Maria Loynaz. *********DUCIT AMOR PATRIAE
 Angel Riguero
***********

2 Comments:

At 9:48 p. m., Anonymous Realpolitik said...

Lo que hicieron los castristas con la Loynaz los retrata de cuerpo entero: gente rastrera y vulgar, sin la más mínima clase, que solamente sabía lidiar con los que la tenían tratando de destruírlos. Sobra decir que no hay comparación entre la Loynaz y alguien como Alicia Alonso, pues aunque ambas eran de primera en lo suyo, una era una gran dama y gran cubana, y la otra solamente pretendía serlo.

 
At 2:21 p. m., Blogger Angel Riguero said...

Dulce Maria Loynaz.......Gloria y orgullo de la Cuba de Marti, Maceo y Gomez.......Dulce siempre fue y Maria por su celestial santidad.......sangre y extirpe de mambises......poetisa
de bellas estrofas y verbo de amor y patriotismo.......digna hija de mambi de pura cepa..
el general Loynaz y del Castillo.....quien con puro sentir de poeta nos lego el Himno
Invasor.............Dulce Maria canto al rio que siempre amo, el Almendares..
Yo no dire que mano me lo arranca
ni de que piedra de mi pecho nace
Yo no dire que sea el mas hermoso
Pero es mi rio, mi pais, mi sangre !!
Honor y Gloria a la excelsa poetisa de hermosa y delicada prosa....Dulde Maria Loynaz.
*********DUCIT AMOR PATRIAE***********



 

Publicar un comentario

<< Home