martes, julio 27, 2010

Catherine Ashton, tenemos un problema

Ashton, tenemos un problema



Por Luife Galeano


A pocas horas de terminar la reunión de cancilleres en Bruselas celebrada en el día de hoy y en la que, además de otros temas mucho más importantes, el ministro Moratinos iba a informar sobre su viaje a Cuba a sus colegas europeos, vemos cómo la verborrea esquizofrénica de nuestro héroe insiste en —le cito entre comillas— los “esfuerzos españoles” para liberar a los presos de conciencia y de los resultados “positivos” alcanzados.

Un exultante Moratinos ha asegurado haber “cumplido la parte del mandato informal que se me dio” y que ha podido constatar que las autoridades cubanas han mostrado una “nueva actitud”. Por tanto, explica el ministro, “ha llegado el momento de establecer una nueva relación con Cuba”. Es decir, la misma bazofia de trincheras a la que nos tiene acostumbrados en el Congreso de los Diputados.

Veamos, Moratinos. A ningún canciller en el mundo se le da un “mandato informal” para analizar una situación tan delicada como la que se vive en Cuba. Usted lo llama así porque no quiere adherirse al mandato formal establecido en la Posición Común de abrir cauces tanto con el gobierno cubano como con el resto de las partes actoras de la sociedad civil de la isla. Ya va siendo hora de que lo haga. Basta ya de tanto viajecito a Punto Cero y comience a hablar con los Cero Punto; que son los que sufren del mutismo y las mordazas de la dictadura castrista. ¿O es que tiene miedo?

Debe ser que usted teme las confrontaciones porque también declinó hacer comentarios sobre si había mantenido algún contacto con los cancilleres checo y sueco que, en concreto, son los que le miran a usted a los ojos y le ponen la caña a tres trozos.

( Catherine Ashton, Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y el Ministro de Relaciones Exteriores español Miguel Ángel Moratinos; foto de archivo )

Además se jacta usted de que nadie confiaba en su persona y ahora se desprende diciendo y preguntándose en plural mayestático: “Si hace mes y medio les hubiéramos dicho que se liberaría a todos los presos políticos ¿no hubiesen dicho que es una gran noticia? Pues sí, hay una buena noticia, hay que tomar nota”. Desde luego que sí, el problema es que no han liberado a ningún preso sino que han sido deportados con la licencia extrapenal. Repito, no han sido liberados sino trasladados a otro precinto más amplio. Y me explico.

Se nota con preocupante alarma que usted está adquiriendo los ticks y gestos de la dictadura castrista en sus manifestaciones. ¿A qué se refiere cuando dice que “acepten el estatuto que les estamos dando porque si ACNUR les da el estatuto de refugiado en España no podrán criticar al gobierno que los acoge”? ¿Qué nos está diciendo, Moratinos? ¿Los presos políticos deportados no van a poder hablar con libertad en la democracia española? ¿Les va a aplicar la Ley Mordaza? ¿Y quién va a aplicar semejante represión? ¿Usted o el ministro Rubalcaba? Me parece que esas palabras no hacen más que preconizar el establecimiento de un nuevo presidio para estos presos políticos deportados a ocho mil millas náuticas de su tierra natal.

No obstante, más le vale ponerse en talla y rapidito, señor Ministro. Mientras usted ha estado hablando basura en la reunión de cancilleres, los patéticos octogenarios en Cuba, en concreto el vicepresidente Ventura Machado, reiteró en Santa Clara con claridad meridiana —cito sus palabras en Juventud Rebelde—:"No nos conduciremos por campañas de la prensa extranjera. Proseguiremos con sentido de responsabilidad, paso a paso, al ritmo que determinemos nosotros. Sin improvisaciones ni precipitaciones. Cambiaremos en este momento histórico todo lo que deba ser cambiado, sin aceptar presiones externas, ni menoscabos de nuestra soberanía y sin renunciar a uno solo de nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo".

Es decir, que irán haciendo las reformas a su manera, con o sin Posición Común, y en base a la financiación que reciban. Si para ello tiene que liberar presos, lo harán, con o sin Moratinos, la Iglesia o el Sursum Chorda. Y, si en un momento dado, necesitan presionarle a usted o al complaciente de turno, sólo tendrán que dar aviso a la Seguridad del Estado para que encarcele a otros setenta y cinco, cien o los que hagan falta para ponerlos a balar por el parlamento europeo prometiendo que Cuba ha hecho gestos y cambios existentes no más que en su calenturienta imaginación.

Ya les enviaron el primer aviso a navegantes. El compañero Fidel “está presente y combatiendo” en Artemisa. No siga haciendo el ridículo con frasecitas tales como la que usted soltó nada más aterrizar en Bruselas: “el actual presidente cubano se llama Raúl Castro”. Por lo pronto el Máximo se mandó un paseo y se puso la camisita verde olivo.

Sra. Ashton, desde luego que tenemos un problema. Cuba no se merece estar representada en la UE por un canciller tan pendejo. Me equivocaría muy poco si le digo que todo el exilio cubano espera de Europa una respuesta contundente y favorable al sostenimiento de la Posición Común de la UE hacia Cuba. Usted lo sabe y la mayoría de cancilleres europeos coinciden en que dicha política ha sido, en definitiva y junto con otras, la que ha hecho que el régimen castrista hinque rodilla en tierra.

3 Comments:

At 4:08 p. m., Anonymous Nausea said...

España carece por completo de autoridad moral en el caso de Cuba. No tiene derecho ninguno al puesto que se quiere dar. Es un enorme insulto y tremenda falta de respeto hacia todo cubano digno que España pretenda sentar pautas en el asunto. Basta ya de tanta hijeputez oportunista.

 
At 5:10 p. m., Anonymous Anónimo said...

Seria muy importante que tuvieramos un foro o correo que fuera accesible a algunos representantes de le UE, para poder vertirle nuestros criterios en forma de comentarios.

 
At 6:04 p. m., Blogger Güicho said...

Talk to him, Ms. Ashton, but check his ass for a cuban microphone before.

 

Publicar un comentario

<< Home