sábado, julio 19, 2008

AL RESCATE DE NELSON

Al rescate de Nelson


Tania Díaz Castro

LA HABANA, Cuba, julio (www.cubanet.org) - Gracias a uno de esos amigos que andan por la vida haciendo el bien, hace un año llegó a mis manos el libro de Nelson Rodríguez Leiva, uno de los muchos fusilados bajo el régimen de Fidel Castro, cuando en 1971, desesperado por escapar del comunismo, Nelson y un joven amigo suyo trataron de secuestrar un avión.

En el avión viajaba el ministro Diocles Torralba, algo que posiblemente ocasionó que el gobierno no tuviera clemencia alguna con un joven de 27 años, quien había alfabetizado en la Sierra Maestra en 1960 y era autor de un libro de cuentos donde despunta con su talento e imaginación creativa. Años después, Torralba fue condenado a 20 años de prisión por corrupción y abuso de poder, durante el juicio al General Arnaldo Ocho, en 1989.

El libro El Regalo, de Nelson Rodríguez Leiva, fue publicado en Ediciones R en 1964, cuando apenas era un adolescente, gracias al ojo avizor del escritor Virgilio Piñera.

Hace sólo unas horas conversé, lamentablemente, con lo que queda de la familia de Nelson: el hijo adoptivo de su hermano Manuel. Me dicen que Manuel, su único hermano, joven también cuando Nelson se paró ante el pelotón de fusilamiento para que le quitaran la vida, es, desde hace años, un asesor de alto nivel del gobierno castrista, tan alto, seguramente, que por eso trabaja en esos misteriosos despachos de Caracas donde se ofrecen consejos y recados.

Y dije que había hablado lamentablemente con lo que quedaba de su familia, porque recuerdo la conversación con un dolor poco común en mi alma. Les hice saber que dentro de unos días Nelson cumplido 65 años.

Entonces me pregunto: ¿de qué materia se vuelve un ser humano cuando se convierte en comunista? La culpa es del régimen que lo lleva de la mano, sórdido y vil. No olvidemos a aquél otro que fue capaz de asesinar a una familia completa, la Romanov, bajo el liderazgo de Vladimir Ilich Lenin.

Nada más tendremos de Nelson, por ahora, que no sea un solo ejemplar de su libro, ya en el exilio, donde él quería llegar, rescatado del olvido gracias a ese amigo que anda siempre por la vida haciendo el bien, porque el resto de los ejemplares de su libro fue convertido en pulpa, cuando Nelson recibió el último disparo.

Nada tendremos que no sea su recuerdo. Todo lo demás: sus libros inéditos, sus fotos, sus cartas personales, nos caerán del cielo cuando en Cuba la Señora Libertad recupere todo lo que perdió un 1ro. de enero de 1959.

3 Comments:

At 6:19 p. m., Anonymous Anónimo said...

¿ que datos hay de esta editorial
EDICIONES R es una editorial de
California ?

 
At 9:25 a. m., Blogger 1971 Encuba said...

Hola, mi nombre es Vanessa. Me gustaria hablar con la autora de está página. Creo que hay bastantes fechas confusas aquí; he encontrado los documentos del vuelo, de otras personas al borde, y he consultado los manuscritos de Arenas. vnelsen@emory.edu o vanessanelsen@hotmail.com

 
At 9:26 a. m., Blogger 1971 Encuba said...

Hola, mi nombre es Vanessa. Me gustaria hablar con la autora de está página. Creo que hay bastantes fechas confusas aquí; he encontrado los documentos del vuelo, de otras personas al borde, y he consultado los manuscritos de Arenas. vnelsen@emory.edu o vanessanelsen@hotmail.com

 

Publicar un comentario

<< Home