sábado, noviembre 07, 2015

El director de programa para América Latina de Civil Rights Defenders, Erik Jennische, aseguró este viernes que la Unión Europea (UE) "renuncia a su influencia política de promover un cambio positivo" en Cuba.


 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

La Unión Europea reacciona de esa manera  debido, en gran parte, a la política de Barack Hussein Obama respecto a Cuba. La UE  observa que la política de Obama es obsequiosa hacia la tiranía Castrista sin pedirle al totalitarismo Castrista  nada significativo a cambio. 

Debo recordar que la no  firma del Título III de la Ley Helms.Burton (título de la ley que contiene  medidas extraterritoriales de EE.UU. hacia personas y empresas de otros países)  se negoció con  otros países a cambio de que influyeran con su actuar a promover  un cambio político positivo para el pueblo cubano.

  Quizás los cubanos comprendamos ahora mejor las razones por las que antiguos aliados de EE.UU.(y en general la comunidad internacional)  reaccionan de manera indolente ante determinadas situaciones en medio Oriente, en África y en  Europa: la falta de liderazgo de EE.UU. bajo la presidencia de Obama  en la arena internacional  engendra apatía y falta de  solidaridad hacia lo que ocurre en otros  países aunque mueran centenares de miles de personas y se cometan las atrocidades mayores del mundo. Quizás en  la presidencia de Obama  ocurra  en otro(s) país(es) una matanza similar a la que ocurrió bajo la presidencia de Bill Clinton en Ruanda, donde murieron más de un millón de personas en un genocidio originado por conflictos tribales. En Siria ya los muertos de la población civil por las fuerzas del dictador Assad se encuentran alrededor de un cuarto de millón de víctimas mortales;  El número de víctimas mortales en el territorio  de Iraq y  Siria ocupado por el Estado Islámico o ISIS  se desconoce.
 ****************************
Tomado de http://www.diariodecuba.com/cuba/1446839100_17964.html

Civil Rights Defenders dice que la UE 'renuncia' a ejercer su influencia para lograr 'un cambio positivo' en Cuba

***********
La organización sueca lamenta la falta de concreción sobre derechos humanos en el diálogo del bloque europeo con el régimen.
***********
DDC
Madrid
6 Nov 2015

El director de programa para América Latina de Civil Rights Defenders, Erik Jennische, aseguró este viernes que la Unión Europea (UE) "renuncia a su influencia política de promover un cambio positivo" en Cuba.

De esta manera la organización sueca responde a lo expresado recientemente por el director para las Américas del Servicio Europeo de Acción Exterior de la UE, Christian Leffler, en el sentido de que en el diálogo con el régimen no se buscan concesiones políticas.

Para Jennische esta posición no solo es una renuncia en el caso cubano sino que "también en negociaciones con otros países". Asimismo, agrega, con esta actitud "la UE abre ahora la posibilidad para muchos otros gobiernos violadores de derechos humanos de lograr un acuerdo que legitima su poder".

(Erik Jennische)

Asimimso, Jennische lamentó que las ruedas de prensa en La Habana como espacio para acercar a la prensa y a la sociedad civil al proceso de negociación con el régimen estén vetadas a la prensa independiente. También criticó que los encuentros con la sociedad civil en La Habana y Bruselas "no son abiertos para todos" y tampoco son anunciados públicamente.

"De esta manera, el equipo de negociación excluye a los actores de la sociedad civil de un diálogo abierto y transparente sobre las negociaciones", señaló Jennische. El miembro de Civil Rights Defenders considera que "es aparentemente una demanda del Gobierno de Cuba, y el hecho de que la UE acepte estas condiciones es un signo de debilidad".

Jennische estima "positivo" que Leffer asegure que el acuerdo incluirá el respeto a los derechos humanos y la promoción de la democracia, con un papel para la sociedad civil.

De todos modos, precisó, "no se ha publicado nada sobre cómo se incluirá esto en el acuerdo" y es por ello que se pregunta: "¿Qué espacios e instituciones se crearán y qué papel tendrá la sociedad civil en estos? ¿Es el Gobierno cubano el que decide quiénes pueden participar o quién?"

Jennische considera que de esta manera "el equipo negociador imposibilita una inclusión constructiva de la sociedad civil en el proceso de negociación". Y se pregunta que "si la UE no quiere incluir a la sociedad civil ahora, ¿qué garantías hay de que la sociedad civil tendrá un papel en la implementación (del acuerdo)?"

**********
ALGUNOS COMENTARIOS DEJADOS

A veces me pregunto si vale la pena seguir señalando lo obvio: al mundo sencillamente no le importa la tragedia de Cuba y nunca le ha importado--y eso es sin hablar de los que la ven con buenos ojos y la apuntalan, que no son pocos. Ya en tiempos bien tempranos, antes de que naciera Martí y antes de nuestra primera Guerra de Independencia, el Padre Varela dijo que no se debía esperar nada de nadie ajeno, y que Cuba tendría que liberarse por su propia cuenta. Yo digo lo mismo ahora, no porque sea sabio ni clarividente, sino porque se cae de la mata.

Realpolik
******
Otra nota de Baracutey Cubano

Gracias  Realpolitik

Aquí va algo que escribí en Cuba hace años sobre el Padre Félix Varela, José Antonio Saco y Gaspar Betancourt Cisneros y si lo de Cuba era una empresa continental o individual. Tengo la opinión que el esfuerzo  y la responsabilidad para darle solución a la tragedia cubana es mayormente de los cubanos, pero  la solidaridad internacional (la de los gobiernos y la de sus pueblos)  también debe estar presente, pues el Castrismo no sólo fue impuesto a los cubanos por la ayuda recibida de otros gobiernos (incluyendo el de los EEUU, con el embargo de armas al régimen de Fulgencio Batista y el recorte de la cuota azucarera cubana estando en plena lucha bélica contra la insurrección antibatistiana) sino por lo dañino que ha sido el Castrismo para muchos pueblos del mundo  adonde ha llevado dolor, sangre y muerte.

CUBA SIGLO XIX. EL PADRE FÉLIX VARELA ANTE UNA INVASIÓN MEXICANA COLOMBIANA. ¿ HASTA DÓNDE JOSÉ ANTONIO SACO ESTABA EN CONTRA DE LA ANEXIÓN DE CUBA A EE.UU.?


(Muy breve fragmento de mi ensayo Ecos de Una Extraña Petición, Mención del Concurso Vitral 2000, concurso de la revista del mismo nombre de la Diócesis de Pinar del Río; el premio quedó desierto ...por las bases del concurso de haber recibido el premio se tenía que publicar )

Por Pedro Pablo Arencibia


FÉLIX VARELA


En las primeras décadas del siglo XIX el Padre Félix Varela, futuro primer ideólogo del independentismo cubano, tomó una posición reformista al asistir a las Cortes Constituyentes españolas; esto se debió en buena medida por el voto sacerdotal cristiano de obediencia a su Obispo.

Sobre la evolución política de Varela, Sergio Aguirre en su artículo De Nacionalidad a Nación en Cuba escribe:

El presbítero Varela ha recorrido un camino ascendente antes de abrazar el independentismo en 1824. De profesor de filosofía en el Seminario de San Carlos, discípulo de José Agustín Caballero y apolítico aparentemente, ha pasado allí mismo a ser profesor de constitución, o sea, exponente ante sus alumnos de la constitución española de 1812. Es su primer paso hacia la contienda política: definirse en la política española como enemigo de los absolutistas, como partidario de los constitucionalistas. Con vertiginosa rapidez surge su segundo paso: definirse como reformista o´reillino en la política cubana contra los recalcitrantes piñerinos. Por eso está en la península de 1822 a 1823, ocupando un escaño de diputado a cortes por la isla, y tiene oportunidad de perder en la madre patria todas sus ilusiones reformistas...47

Pero Philip S. Foner, al hablar sobre la evolución política de Varela, la describe de una manera un tanto diferente a la descrita arriba por Aguirre:

Aunque Varela había mostrado poco interés por la política cuando entró a desempeñar la cátedra de filosofía en 1811, comenzó a tomar esa dirección al encargarse nueve años después de la cátedra de Constitución. Entonces, en firme defensa de la Constitución de 1812, fomentó en sus discípulos la admiración por el liberalismo en el gobierno y el odio al absolutismo reaccionario de Fernando VII. Si bien Varela no abandonó hasta varios años después sus ideas reformistas, lo impresionó profundamente un folleto publicado en España por el sacerdote José Mariano Méndez, donde se abogaba por la independencia de Cuba y Puerto Rico. Varela trató abiertamente de ese manifiesto en sus clases, haciendo ver a sus alumnos las ilusiones del reformismo ...48

Varela, según apunta Aguirre en su artículo, veía la libertad de Cuba como una empresa continental, y su independentismo se alimentó con una concepción errónea: Cuba iba a ser liberada de España de todos modos, sin contar con su voluntad o contando con ella. Varela estaba convencido que Colombia o México, o ambos, enviarían expediciones a Cuba para independizarla de España. Sobre esto último Varela, en el número 2 de “ El Habanero“, publica Tranquilidad de la isla de Cuba, en donde se lee:

.... Si por desgracia se diere lugar a la invasión de tropas colombianas o mexicanas, es menester unirse a ellas; no tomar la defensa de un gobierno que solo pide sacrificios inútiles; cambiar el orden de cosas, y despedir prontamente los huéspedes con las indemnizaciones que fueren justas y con las pruebas de la mas sincera amistad y gratitud. Cualquier otro partido que se tome, es inútil,es absurdo, y es destructor del país. 49

Y para no dejar lugar a duda que no deseaba la unión a ningún otro gobierno, escribió en el número 3 de El Habanero:

No hay que alucinarse. Yo soy el primero que estoy contra la unión de la isla a ningún gobierno, y desearía verla tan isla en política como lo es en la naturaleza ....

Foner al hablar de los últimos momentos de la actividad política de Varela escribió:

... Vives llegó hasta enviar a Filadelfia un asesino para que matara a Varela. El intento fracasó, pero al poco tiempo Varela, temiendo que sus incitaciones a la independencia pudieran lanzar a temerarias e inútiles rebeliones a la juventud cubana, que lo veneraba, y convencido, ya, además, de que los magnates agrícolas cubanos, resueltos a conservar sus esclavos, no se unirían a un movimiento revolucionario, dejó de publicar El Habanero en 1826, y se apartó de toda actividad política.51
¿ GASPAR BETANCOURT CISNEROS Vs JOSE ANTONIO SACO ?

Con el anexionismo, y también con el reformismo, se esperaba que se le diera solución a toda una serie de problemas sociales, políticos y económicos existentes en el país sin tener que jugar la carta de una impredecible revolución.

(Gaspar Betancourt Cisneros)

Gaspar Betancourt Cisneros (1803-1866), patricio anexionista conocido por El Lugareño, en su polémica con José Antonio Saco (1797-1879), reformista, planteaba:

Cuba anexada adquiriría riquezas sólidas, sin escrúpulos, zozobras ni peligros. Los 500 000 advenedizos como te place llamarlos, no serían por cierto 500 000 salvajes africanos, malayos, e indios, que es la gente que los Cubanos pueden esperar que les permita traer el gobierno de España para cruzar y perfeccionar su noble raza; sino que será 500 000 yankees, Alemanes, Franceses, Suizos, Belgas, Diablos y Demonios, pero Diablos y Demonios blancos, inteligentes, industriosos y además con máquinas, instrumentos, industrias, métodos, capitales y cuanto más poseen y emplean los hombres libres en la producción de la riqueza.52

Para Saco la anexión era sinónima de asimilación; o sea, pérdida de la nacionalidad cubana. Sin embargo, y paradójicamente, para Saco la no independencia de un país no negaba la existencia de un pueblo que posee su nacionalidad:

¿ se afirmará que solo existen cuando tienen una condición independiente ? Ahí está la historia de los pueblos para desmentir error tan capital.53

Debo aclarar que para Saco, la nacionalidad cubana era solamente aquella que poseía el menos de medio millón de blancos que habitaba la isla en ese momento histórico.

No obstante para conocer la real posición de Saco frente al anexionismo, es necesario leer el siguiente fragmento extraído del tomo III de Papeles sobre Cuba , citado por Aguirre:

... Si Cuba contase hoy cuatro o cinco millones de blancos, ¡con cuanto gusto no la vería yo pasar a los brazos de nuestros vecinos ! Entonces, por grande que fuese su inmigración, nosotros nos los absorberíamos a ellos, y creciendo y prosperando con asombro de la tierra, Cuba seria siempre cubana.54

(José Antonio Saco)

pues anteriormente había escrito:

Contemplando lo que Cuba es bajo el gobierno español, y lo que sería incorporada en Estados Unidos, parece que todo cubano debiera desear ardientemente la anexión...55

Saco ponía como única objeción el que esta anexión se tuviera que producir por la vía bélica con España y la ya comentada pérdida de la nacionalidad cubana por la numerosa migración norteamericana que se establecería en el país.

Es necesario profundizar en la figura de Saco y del reformismo para comprenderlos y calibrar mejor. Saco definía así su estrategia política cómo reformista:

No me avengo en política con la máxima todo o nada; guíome por la contraria, si no todo, algo; y cogiendo lo que me dan, sigo pidiendo para coger más.56

Samuel Huntington, destacado ensayista de nuestros tiempos, al comparar al reformista con el revolucionario plantea:

Los problemas del reformista son más complicados que los del revolucionario, en tres aspectos. En primer lugar, entabla por fuerza una guerra en dos frentes: contra los conservadores y contra los revolucionarios. Para triunfar es posible que tenga que luchar en muchos frentes con muchos participantes, y que sus enemigos en uno de tales frentes sean sus aliados en otro. El revolucionario tiene por objetivo polarizar la política, por lo cual intenta simplificar, dramatizar y amalgamar los problemas políticos en una sola dicotomía definida entre las fuerzas del ‘ progreso ‘ y las de la ‘ reacción ‘ . Trata de acumular divisiones, en tanto que el reformador tiene que diversificarlas y disociarlas. El revolucionario estimula la rigidez en política; el reformador, la fluidez y adaptabilidad. Aquél tiene que poder dicotomizar las fuerzas sociales, éste debe estar en condiciones de manipularlas. Necesita, pues, un tipo mucho más elevado de habilidad política que el revolucionario ... No sólo debe ser más diestro que el revolucionario en la manipulación de las fuerzas sociales, sino, además, poseer más refinamiento en lo referente al dominio del cambio social. Apunta hacia algún cambio, pero no un cambio total, sino gradual y no convulsivo ... Por consiguiente el reformador tiene que equilibrar los cambios de la estructura socioeconómica con los que realice en el sistema político, y hacerlos coincidir de tal manera, que ninguno de ellos resulte perjudicado.57

1 Comments:

At 5:49 p. m., Anonymous Realpolitik said...

A veces me pregunto si vale la pena seguir señalando lo obvio: al mundo sencillamente no le importa la tragedia de Cuba y nunca le ha importado--y eso es sin hablar de los que la ven con buenos ojos y la apuntalan, que no son pocos. Ya en tiempos bien tempranos, antes de que naciera Martí y antes de nuestra primera Guerra de Independencia, el Padre Varela dijo que no se debía esperar nada de nadie ajeno, y que Cuba tendría que liberarse por su propia cuenta. Yo digo lo mismo ahora, no porque sea sabio ni clarividente, sino porque se cae de la mata.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home