viernes, noviembre 18, 2016

PUES COJO MI PELOTA Y MI BATE… !Y NO JUEGO MAS!. Robert A. Solera sobre las elecciones del 2016 y las razones por las que en EE.UU. existe un Colegio Electoral que elige al Presidente y a otros



PUES COJO MI PELOTA Y MI BATE… !Y NO JUEGO MAS!



Por Robert A. Solera
Editor Cubaenelmundo.com
 Noviembre 18 de 2016
El pasado nos trae recuerdos que al parecer no tienen relación alguna con hechos políticos recientes. Tal es el caso del conocido cuento del jugador que era dueño de la pelota, el bate, el “peto” y los demás adminículos que a diario eran necesarios para armar “un pitén” de pelota entre los chiquillos del barrio donde yo vivia y medraba. El jugador del cuento –malo al bate, al “fildear” émulo de Silverio el conocido torero de la clase del gran Manolete había aceptado jugar en el right-field y batear de último en el” line-up”, furioso con una decisión del “ampaya” de home que él consideraba desacertada constantemente amenazaba con coger sus pertenencias y abandonar el terreno de juego.

Todo a propósito del último proceso de elecciones en estos Estados Unidos de América, donde los Padres de la Patria habían fijado las condiciones necesarias para que un candidato pudiera ser electo Presidente de esta gran nación.
El número inicial de integrantes de la Unión Americana, fue de 13 excolonias inglesas, de diversos tamaños y con variopintas opiniones en todos los órdenes. Se acordó que las elecciones serían indirectas y que para llegar a ser el Ejecutivo había que recopilar un mínimo de 270 votos electorales favorables.  

El Colegio Electoral consiste de la selección de los votantes electorales donde éstos votan por el Presidente y el Vicepresidente, y el conteo por el Congreso de los votos electorales.

Desde 1964 el Colegio Electoral lo integran 538 compromisarios electorales. Se requiere una mayoría de 270 votos electorales para ser declarado Presidente. El número asignado de  electores a cada estado es igual al número de miembros de su delegación congresional: uno por cada miembro de la Cámara de
Representantes más dos senadores por estado, que lo representan en el Senado.

Según la 23ra Enmienda a la Constitucion, al Distrito de Columbia se le asignan tres miembros electorales y a los fines del Colegio Electoral el Distrito es considerado un estado.

Pero se preguntarán muchos. ¿Por qué se utiliza este proceso electoral?

Los Padres de la Patria previeron que si se utilizaba un proceso electoral directo, los estados grandes como California, Nueva York, Texas, etc. al tener mas población tendrían mayor posibilidad de elegir al Presidente y al Vicepresidente que los estados pequeños como Connecticut, Wyoming, Maine, etc.

En EEUU hay dos senadores por estado lo que da un total de 100 senadores al ser 50 estados los que integran la nación. A partir de 1913 con la enmienda XVII a la Constitución los senadores son escogidos en elecciones directas; antes eran designados por cada estado. El distrito de Columbia no tiene derecho a ningun senador.

La Cámara de Representantes la constituyen 435 miembros que representan a los ciudadanos de las múltiples  circunscripciones en toda la Unión.

En las pasadas elecciones la candidata Demócrata a la presidencia de Estados Unidos era partidaria del concepto del Colegio Electoral y casi daba por sentado que obtendría por lo menos 270 votos electorales para así lograr la Presidencia, pero los hechos no fueron así.

La candidata Demócrata Hillary Clinton obtuvo 232 votos del Colegio Electoral mientras que el candidato Republicano Donald Trump logró 306 votos electorales y resultó, por tanto, electo Presidente de Estados Unidos de America al sobrepasar los 270 votos electorales mínimos, según la ley vigente.

Un pequeño número de partidarios Demócratas, no obstante, tras perder las elecciones, ahora alegan que es injusto que quien perdió el voto popular, Donald Trump, sea el Presidente electo de todos los americanos y no Hillary Clinton quien ganó en el total  de los votos depositados por los electores a nivel nacional. Y provocan disturbios en las calles de algunos de los estados en manifestaciones violentas, rompiendo vidrieras, quemando automóviles perturbando con su conducta la paz ciudadana. Incluso se ha visto como los revoltosos atacan y lesionan a los que apoyan al presidente electo Trump.

Como en el juego de pelota arriba mencionado, inconformes con la decisión final aducen les robaron las elecciones.

Nada, que no hay nada mas ilustrativo que ir a elecciones y cuando se pierde, al igual que un jugador malcriado que abandona el terreno de juego se exige cambiar las leyes electorales que eran buenas mientras les favorecian.

!Vivir para ver! 
 **********


EE.UU.  y su  sistema electoral para disminuir  los peligros del  voto popular en las elecciones presidenciales. Washington y  Madison en contra del partidismo político que no de los partidos

Por Pedro Pablo Arencibia
27 de marzo de 2016
Tengo la opinión que el partidismo político  (en el sentido de ser fanático de un partido y/o tener  la obligación de votar por un candidato de su partido para no sufrir represalias de su partido, entre las que se encuentra no recibir un puesto o responsabilidad dentro del partido o del gobierno)  es tan malo como  la no existencia de partidos  o la existencia de un sólo partido.

En determinado momento de la historia, liberales clásicos (liberales en el sentido europeo, muy  diferentes a los liberales como se entiende hoy en los  EE.UU.) no eran  partidarios del sufragio universal  ya que no  confiaban en la infalibilidad de la  voluntad mayoritaria de los pueblos; esa  posición la expresaban públicamente de diferentes maneras y sin tener  en  cuenta lo ¨politicamente correcto¨. Esos liberales clásicos no eran partidarios del voto universal por el peligro que eso representaba  en, y para, los  pueblos ignorantes, manipulables, indiferentes, etc.  en los que sus habitantes (¿ciudadanos?)  hacían dejación  de su libertad individual. bíblicamente hablando, ¨por un plato  de lentejas¨, por promesas manipuladoras,   por  miedo a  tener la responsabilidad  de hacer uso de su libertad individual, como explicaba Erich Fromm,  ante decisiones  relevantes,  y por otras causas o motivos. Estas son algunas de  las razones por la que los padres fundadores de los EE.UU. crearon  una república (federal) y no una democracia; una república con un sistema electoral donde el voto popular  es importante pero no esencial para elegir al Presidente de los EE.UU. y donde  el pertenecer a un partido no obligaba  a votar por el candidato de su partido político; otra de las razones para la existencia del Colegio Electoral  es tener en cuenta las características e intereses individuales  de cada estado de la entonces Unión Americana y otorgarle a los estados, en dicha elección,  un peso  que no  estuviese dado de manera  directa y solamente por su población.

Tengo la opinión que el partidismo político  tiene manipuladas y secuestradas muchas de las elecciones en los EE.UU. y en muchos  otros países. Mi planteamiento anterior aplicado a las elecciones presidenciales en los EE.UU. es el siguiente.

Ya anteriormente expresé que los Padres Fundadores  d los EE.UU.  tomaron medidas para que el Presidente de este país fuera la persona  que más y mejores cualidades tuviera para desempeñar esa gran responsabilidad  en el marco de un Estado establecido en forma de  república  federal y presidencialista.  Esa es la razon por la cual, por ejemplo,  el Presidente de los EE.UU. no se elige por la mayoría de los votos populares sino por  el Colegio Electoral; es decir, por los votos compromisarios de los delegados de cada estado de los EE.UU. que van  a la reunión que cada cuatro años  se hace un día de diciembre (el primer lunes, después del segundo miércoles de diciembre;  los electores del Colegio Electoral se reúnen en las respectivas capitales del estado al que pertenecen  y emiten sus votos)  para elegir al Presidente de los EE.UU.. En esas reuniones, y no el día de noviembre  en que se  efectúan y conocen los resultados  de las votaciones populares  en cada estado de los EE.UU. de las elecciones Presidenciales, es que se elige  al Presidente. Lo que sucede es que  los políticos de cada partido votan por el elegido de su partido elegido en las primarias, algo que iba en contra de las ideas de algunos de los Padres Fundadores, pues de hacer lo contrario sería EL SUICIDIO POLÍTICO de aquellos que votaran en  esas reuniones de los Colegios Electorales en contra del candidato de su partido político, ya que casi seguramente la MAQUINARÍA ELECTORAL DE  SU PARTIDO NO LOS APOYARÍA EN LAS FUTURAS ELECCIONES EN QUE SE POSTULARAN SI ES QUE NO LOS EXPULSAN USANDO DIFERENTES SUBTERFUGIOS.

 
(Votos electorales de cada uno de los estados de EE.UU.; en CASI todos los estados, el partidomás votado se lleva todos los votos electorales; es decir elegir a los delegados que en diciembre votarán por el próximo Presidente. En unos pocos estados los delegados  por partidos se eligen según la proporción de votos populares que hayan alcanzado cada partido político en las elecciones presidenciales)

James Madison, de gran importancia en la creación de la Constitución de Virginia o Plan de Virginia la cual sirvió en gran medida para de ella  redactar la Constitución de los actuales EE.UU., estaba en contra de:
  • La dictadura de la mayoría
  • La corrupción, en el sentido de favorecer  a determinados grupos sociales
  • Las facciones políticas o Partidismo
James Madison fue el cuarto Presidente de los EE.UU. y su mandato  se extendió de   1809 a 1817. 

 
George Washington, primer presidente permanente, el cual fue elegido por unanimidad del Colegio Electoral  en sus dos períodos y  rechazó la petición que fuera Presidente vitalicio) expresó en su discurso de despedida de la presidencia  el 17 de septiembre de 1796 :

¨...Ya he insinuado a ustedes el peligro de los partidos para el estado, refiriéndome particularmente a aquellos cimentados en discriminaciones geográficas; voy a tomar un punto de vista más comprensivo y los voy a prevenir en la forma más solemne contra los efectos destructivos del espíritu de partido en general...Hay la creencia de que los partidos políticos de los países libres son freno provechoso para la administración del gobierno y que sirven para mantener vivo el espíritu de la libertad, lo cual tal vez resulte cierto dentro de límites determinados. En gobiernos de formación monárquica, el patriotismo puede considerar con indulgencia si no favorablemente, la idea de partidos, pero en regímenes populares, en gobiernos de elección, no debe fomentarse ese concepto, aunque por la tendencia natural, es seguro que posean siempre mucho de ese espíritu con fines saludables. Y ante el peligro constante de caer en el exceso debe tratarse, mediante la fuerza de la opinión pública, de suavizarlo y atenuarlo, Siendo un fuego que no puede templarse, exige una vigilancia constante para impedir que se convierta en llama o, de lo contrario en lugar de que caliente puede llegar a quemar...¨
( MORRIS, Richard B.  “Documentos fundamentales de la historia de los Estados Unidos”.
México, Editorial Libreros Mexicanos Unidos, 1962. pp. 120-121)

¨Durante el segundo período de Washington dos distintos partidos, el Federalista (dirigido por Hamilton) y el Demócrata Republicano (dirigido por Jefferson), se convirtieron en importantes fuerzas políticas. Desde entonces dos grandes partidos han jugado un rol importante en las elecciones y en la política¨.
Hago notar que  en algunos de los estados de EE.UU. existe el Partido Independiente, luego les recomiendo a aquellos que no  deseen militar en un partido político que se inscriban como  “non partisant”. También aclaro que en EE.UU. hay  otros partidos políticos, incluyendo el Partido Comunista, pero el número de votaciones que alcanzan son muy bajos. Por cierto: el Partido Comunista  en su página de Internet pidió en elecciones pasadas que votaran por Barack Hussein Obama alegando que no era cierto que daba lo mismo votar por uno de los candidatos que por el otro candidato o no votar.

Tengo la opinión que LO IMPORTANTE NO ES SALIR A VOTAR, SINO SABER MUY BIEN POR QUIÉN SE VA A VOTAR;  DE ESTA MANERA ES QUE REALMENTE UNA PERSONA Y SU VOTO SE HACEN RESPETAR. 

Finalmente: NO OLVIDEMOS QUE AUNQUE  QUERAMOS APARTARNOS DE LA POLÍTICA, LOS EFECTOS DE  ELLA INCIDEN EN NUESTRO VIVIR ACTUAL Y FUTURO. LOS CUBANOS Y LOS VENEZOLANOS SABEMOS A LO QUE LLEVA EL PATERNALISMO ESTATAL, LOS CANTOS DE SIRENAS,  Y LA DEJACIÓN DE NUESTRA RESPONSABILIDAD CIVIL COMO CIUDADANOS PARA DÁRSELA A UN EGÓLATRA SUPUESTAMENTE ¨ILUMINADO¨   QUE POSTERIORMENTE ARREBATARÁ HASTA NUESTROS DERECHOS MÁS ELEMENTALES .