jueves, agosto 09, 2018

EEUU pide a Michelle Bachelet, próxima responsable de Derechos Humanos de la ONU, que alce la voz ante los abusos en Cuba, Venezuela o Irán

Bachelet deja profunda decepción en tema de derechos humanos



 Bachelet ¨manchando su poncho¨ (al decir de Ampuero escritor y hoy Canciller de Chile)  al lado de su admirado tirano Fidel Castro del cual Augusto Pinochet aprendió el confinar a muchedumbres en campos deportivos.
Pero no fue el único al cual se sintió cómoda y complaciente:



 ************
Tomado de http://www.diariodecuba.com

EEUU pide a Bachelet que alce la voz ante los abusos en Cuba, Venezuela o Irán

Agencias
Washington
9 de Agosto de 2018

El Gobierno de EEUU demandó este jueves a Michelle Bachelet, próxima responsable de Derechos Humanos de la ONU, que alce la voz ante los abusos que se dan en países como Venezuela, Cuba o Irán, reportó EFE.

La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, reaccionó al nombramiento de Bachelet por medio de un comunicado, en el que urgió a la expresidenta chilena a "evitar los fracasos" que, a juicio de Washington, ha tenido la organización en materia de derechos humanos.

Haley recordó que EEUU decidió este año retirarse del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en parte por su inacción ante "abusos extremos" en el continente americano, "en Venezuela y Cuba en particular".

Para la diplomática, la alta comisionada "puede tener una voz fuerte en estos asuntos clave, incluso cuando el Consejo de Derechos Humanos no cumple con su nombre".

(Michelle Bachelet. (EFE))

Además, Haley defendió que Naciones Unidas tampoco ha respondido adecuadamente a graves crisis de derechos humanos en Irán, Corea del Norte, la República Democrática del Congo y otros lugares, ni ha puesto fin a su "obsesión desproporcionada con Israel".

"Le corresponde a la señora Bachelet denunciar estos fracasos en lugar de aceptar el statu quo. Esperamos que lo haga", insistió.

Tras varias amenazas, EEUU se retiró el pasado mes de junio del Consejo de Derechos Humanos, un organismo con sede en Ginebra muy criticado por la Administración estadounidense por sus condenas a Israel y por la participación de países con historiales cuestionables.
Please, enable ads on this site. By using ad-blocking software, you're depriving this site of revenue that is needed to keep it free and current. Thank you.

Bachelet fue nominada este miércoles por el secretario general de la ONU, António Guterres, para ocupar el puesto de alta comisionada para los Derechos Humanos y se espera que sea ratificada por la Asamblea General este viernes.

En el puesto sustituirá al jordano Zeid Ra'ad al Hussein, que ha criticado en numerosas ocasiones al presidente estadounidense, Donald Trump, por sus políticas migratorias o sus comentarios contra la prensa.

UN Watch manifiesta 'serias preocupaciones' por la nominación de Bachelet

Por su parte, la organización vigilante del desempeño de Naciones Unidas en la defensa de los derechos humanos UN Watch manifestó tener "serias preocupaciones" en torno a Michelle Bachelet, nominada para el puesto de Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, debido a su historial irregular de defensa de estos derechos en los casos de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

"No cabe duda de que la expresidenta de Chile es una política altamente educada e inteligente, que también cuenta con capacidades de negociación importantes", dijo Hillel C. Neuer, director ejecutivo de la ONG, que cuenta con carácter consultivo en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

Sin embargo, sostuvo que "tiene un historial controversial cuando se trata de su apoyo a gobiernos que cometen abusos contra los derechos humanos como los de Cuba, Venezuela y Nicaragua".

"Necesitamos saber cómo planea lidiar con estas urgentes situaciones antes de que se vote sobre su candidatura", añadió la ONG.

Neuer citó acciones de Bachelet que, según él, dan lugar a "inquietantes interrogantes", como la visita que realizó a Cuba en 2018, durante la cual se reunió con el general Raúl Castro y pasó por alto algún encuentro con la oposición pacífica cubana; y los elogios a Fidel Castro tras la muerte del dictador y a Hugo Chávez.

También UN Watch mencionó que Bachellet se negó a condenar a Nicolás Maduro en 2017 tras protestas y el rompimiento del orden constitucional en el país y el silencio que ha mantenido la expresidenta sobre los asesinatos en Nicaragua.

**************
Tomado de http://www.diariodecuba.com

El OCDH considera un 'grave error' la designación de Bachelet al frente de los derechos humanos en la ONU

DDC
Madrid
9 de Agosto de 2018

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) consideró un "grave error" la designación de la expresidenta de Chile Michelle Bachelet como Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

"La elección de la expresidenta Bachelet para tan alta responsabilidad en Naciones Unidas es un grave error, debido al débil compromiso mostrado con los derechos fundamentales en el mundo durante sus dos mandatos presidenciales", señaló el OCDH en una declaración dirigida a las principales organizaciones internacionales de derechos humanos.

(Michelle Bachelet con Raúl Castro en La Habana. (AFP))

Entre los destinatarios se encuentran Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Human Right Foundation, Freedom House y Civil Rights Defenders, a quienes la organización "sugerirá una futura declaración conjunta".

El Observatorio Cubano, con sede en Madrid, dijo que Bachelet "no ha demostrado empatía alguna" con las víctimas de violaciones de derechos humanos en América Latina "e incluso ha confraternizado con gobernantes acusados de violaciones similares".

"Todo ello —añadió—, a pesar de haber sido víctima de la represión durante la dictadura de Augusto Pinochet".

"Dada la ineficacia del sistema de derechos humanos de Naciones Unidas y la crisis del Consejo de Derechos Humanos de Ginebra, la designación de la expresidenta Bachelet no hace sino agravar el escenario actual, salvo que rectifique en su conducta liberticida", añadió el OCDH en la carta que enviará a las organizaciones citadas.
*************

Por Roberto Ampuero
año 2009

Excelentísima presidenta señora Michelle Bachelet: Antes que aborde el avión con destino a Cuba, permítame decirle que celebro la honestidad y calidad humana con que usted gobierna. No siempre concuerdo con sus decisiones pero, como muchos chilenos, me siento orgulloso de su figura. La razón es sencilla: usted es la primera mujer que llega a la presidencia, sufrió la represión, luchó por la recuperación de la democracia, y desde la Moneda se afana por promover la prosperidad y unidad nacional.

A partir del respeto que me merecen su imagen y la de sus padres es que le manifiesto mi desencanto por su decisión de soslayar, en su próxima visita a la isla, el carácter represivo del régimen castrista, de ignorar a los disidentes y de inaugurar la Feria del Libro de La Habana.

Es a mi juicio éticamente censurable, Presidenta, escudarse en el protocolo para ceder ante un tirano que detenta el poder desde 1959, ha sido condenado por violación a los derechos humanos en Naciones Unidas e impide elecciones libres. Alguien que sufrió prisión política, exigió solidaridad mundial y democracia para los chilenos no puede aterrizar en la isla y eludir a quienes se oponen pacíficamente al régimen que jamás ha tolerado agrupación opositora ni voto discordante en el Parlamento, y mantiene presos políticos.

Quien conoció el exilio no puede aplaudir a quien exilia y vitupera a los cubanos en la diáspora, gente que para entrar a su patria necesita visa gubernamental, tal como los chilenos que portaban la ignominiosa L en el pasaporte. Los cubanos de hoy son el espejo de nuestro pasado, Presidenta. Lo que demandaban los chilenos bajo Pinochet --plebiscito, derecho de asociación, prensa libre, derechos humanos, fin al exilio y la policía política-- es lo mismo que hoy anhelan los cubanos. ¿O usted cree que tras medio siglo de castrismo, ellos lo refrendarían en elecciones pluralistas? Si para los chilenos 17 años sin libertad fue demasiado, ¿por qué para los cubanos 50 años sin ella es insuficiente?

Tampoco se entiende, Presidenta, que usted inaugure la feria del libro en un país donde reina la censura y centenares de intelectuales --sean Vargas Llosa o Semprún, Zoé Valdés o Daína Chaviano, Arenas o Cabrera Infante, Padilla o Paquito D' Rivera-- están prohibidos. Allá hay además por lo menos tres libros de chilenos censurados: Confieso que he vivido, de Pablo Neruda; Persona non grata, de Jorge Edwards, y Nuestros años verde olivo, de quien le escribe. Como chileno me duele que mi presidenta legitime la política cultural de una dictadura que censura a chilenos. Tampoco resulta congruente que la líder de un gobierno integrado por socialdemócratas, democratacristianos y liberales se desentienda de la represión de los Castro contra personas de convicción socialdemócrata, liberal y democratacristiana.

Desembarcar en La Habana y hacer como si se llegara a San José de Costa Rica constituye el sepelio de la superioridad moral de la Concertación en materia de derechos humanos, despierta odiosas divisiones en Chile y mina la consistencia de los principios democráticos de su sector, que ha tornado la defensa de los derechos humanos en leitmotiv. No se puede condenar a Pinochet y celebrar al mismo tiempo a Castro. Que no la acompañen a la feria del libro novelistas chilenos de trascendencia debiera hacerla reflexionar sobre el tema.

Hay datos innegables: Medio siglo de totalitarismo, represión brutal contra opositores, prensa controlada, presos políticos, 8,000 muertes documentadas, exilio, isla en ruinas. Que nadie diga después:``¡Si lo hubiésemos sabido!''.

Hace 2,500 años el gran Tales de Mileto preguntaba: ''¿Qué cosas vemos raras veces?'' Respondía: ''Un tirano viejo''. Usted aspira a ver ahora al más viejo del mundo. Lo que Tales no aclaró fue que, aunque viejo y enfermo, el abrazo del tirano con un demócrata siempre mancha el poncho --o la guayabera-- de este último. ¿Sabe, Presidenta? Aún anhelo que usted exprese en La Habana lo que supongo anida en su alma de luchadora por la democracia: la convicción de que la defensa de los derechos humanos es indivisible y que éstos deben exigirse para todos. También para los cubanos.

Novelista chileno.

© Firmas Press