jueves, noviembre 08, 2012

Zoé Valdés sobre la reelección del Presidente Barack Obama:: ¿"Lo mejor está por llegar" o "Ahora verán lo que es bueno"?

 Nota del Bloguista

Los valores de las minorias, lo marginal, lo superficial, el populismo, el relativismo, etc. están de moda en muchos países de mundo y los EE.UU. no son la excepción;  el fanatismo político partidista  y el oportunismo político  hacen el resto.

Estados Unidos es una República, no una Democracia donde la mayoría de la población gobierna. Los Padres Fundadores de esta nación lo diseñaron así para que el voto universal, muchas veces emitidos irresponsablemente,   no eligiera  automáticamente a la persona que sería Presidente de la Nación.  Los delegados que serán enviados el 17 de diciembre serán los responsables desde el punto de vista individual y personal  de darle su voto a la persona  que ellos consideran que debe ser el Presidente de los EE.UU.. Desde un punto de vista de la posibilidad,  cualquiera de los delegados puede votar por otra persona que no es la de su partido político, pero los tamices y compromisos por los que ha pasado ese delegado aseguran en la práctica que  que ese delegado vote por el candidato a Presidente de su partido.

Los liberales clásicos europeos  de siglos pasados no estaban de acuerdo con el voto universal ya que, por ejemplo:   el voto de la persona más informada, esperimentada, ilustrada y de mejores intenciones tiene el mismo valor que el de la persona más desinformada, ignorante y  de peores intenciones.


En el gobierno de Barack Obama no ha habido transparencia ( eso fue una promesa de su campaña del 2008). Lo ocurrido antes, durante y después del ataque al Consulado en Benghazi, Libia el 9/11 del 2012 donde fueron asesinados el embajador y tres norteamericanos más, muestran no sólo indolencia, falta de profesionalidad y de perpectiva política, sino también la mentira y el encubrimiento, achacándolo a un video ofensivo contra el profeta Mahoma,  para tapar  el desastre cometido, pese a que desde casi un mes antes el Consulado enna reunión había dicho que en Libia  estaban operando al menos 10 celulas terroristas y que al Consulado le era imposible resistir un ataque coordinado. A dos horas de comenzado el ataque, que duró 7 horas, se envió e mails al Departamento de Estado pidiendo ayuda  e informando que una celula vinculada a  Al Qaeda se había acreditado ese ataque según información en sus sitios de Internet. A menos de  milla y media del Consulado  había una fuerza militar norteamericana que recibió la orden de no intervenir; no obstante algunos de esos militares, desobedeciendo órdenes  como el asesinado Tyrone,  fueron a auxiliar y lograron rescatar a aproximadamente 30 personas.  La representante de EE.UU. en la ONU, el Secretario de Prensa de la Casa Blanca y la Secretaria de Estado Illary Clinton durante 2 semanas  expresaron públicamente  que el ataque al Consulado no fue planeado sino espontáneo por el video; el Presidente Barack Obama al día siguiente del ataque expreso ambiguamente  en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, que lo sucedido en Benghazi había sido ¨un acto de terror¨. La gran mayoría de los medios de información de EE.UU. cooperaron con esa falta de transparencia dejando a un lado el periodismo investigativo y ayudando así a la campaña de Obama para que la misma no se viera afectada por ese hecho, así como no informar la actitud pasiva tomada por la administración de Obama  por los disparos de dos aviones de guerra de  Irán contra un drom norteamericano  que supuestamente volaba fuera de las aguas de Irán. 

 En el presente post  doy información para aquellos no fanáticos de ambos partidos políticos de EE.UU.  Los invito a entrar al sitio  http://www.politifact.com/

Es desconcertante ver en la TV de Miami  a un veterano académico de la FIU comportarse como un fanático político más, a la vez que toma actitudes matonescas, o al menos intimidatorias, contra otros invitados; le sugiero que se salga del  paradigma investigativo social y asuma el paradigma neopositivista, pues si bien ambos son válidos cuando se aplican con mesura, el paradigma social tiende a cegar bastante más que el neopositivista cuando en ambos se cae en el fanatismo. El moderador del programa debe de velar porque eso no ocurra. El pueblo norteamericano actual responde a discursos populistas de manera similar a tantos pueblos latinoamericanos y quizás también a los pueblos  de otros países fuera de nuestro continente.
 ********************
Tomado de http://www.libertaddigital.com

¿"Lo mejor está por llegar" o "Ahora verán lo que es bueno"?
Por Zoé Valdés
Noviembre 7 de 2012


Obama ganó y la primera frase que destacan los medios es "Lo mejor está por llegar", que no sabemos si estaba dirigida a Putin y a Mevdevev, como cuando lo pillaron con el micrófono abierto prometiendo a los rusos flexibilidad después de la reelección; o si se la dirigió a los chinos, a los que les ha vendido el país; o a los Castro, que están muy satisfechos, desde los tiranos hasta sus descendientes, a fin de cuentas éstos declararon que de ser norteamericanos votarían por Obama; o quizá iba para Chávez, otro que hubiera votado por Obama, como también comentó públicamente; o quizá a los que perpetraron el atentado en la embajada de Libia; o al tirano saudí, frente al que se dobló en una genuflexión que hizo historia en las redes sociales. En fin, que es una frase llena de ambigüedad, como ambiguo ha sido todo su mandato. Ambiguo y demagogo.

Los norteamericanos, sin embargo, le han votado. Empezando por muchos latinos. Yo aconsejaría a todos los latinos ilegales que se dirijan masivamente a la Casa Blanca a que les legalicen su situación individual, y que se conviertan en trabajadores legales y paguen sus impuestos como la mayoría de la clase media, a la que Obama y su Gobierno han destrozado; y además que abandonen las ayudas, para que ese país pueda finalmente salir de la crisis y la cifra de desempleados baje todavía más. Pero dudo mucho de que lo hagan, no solamente porque esa situación en la que se encuentran les conviene a muchos; además, porque cada vez la masa es más irresponsable y desleal a los principios que hicieron de ese gran país lo que es, o lo que fue.

No voy a tirarle flores al Partido Republicano, aunque sí a Mitt Romney, que hizo una excelente campaña hasta el último segundo; pero tengo que decir que el PR se merece la derrota. En primer lugar, por seguir creyendo que el picadillo de soja es carne y por continuar batiéndose acatando las reglas al estilo de los duelos del siglo XIX, cuando aquí estamos en el siglo XXI y el bazukazo está sato y al garete, por lo que debieron haberse adaptado a los tiempos que corren en vez de entregar la formación a unos cuantos dementes, reaccionarios hasta el tuétano, y fanáticos imbéciles como los seguidores del Tea Party. Espero que hayan aprendido la lección: o se modernizan o seguirán multiplicando las batallas perdidas; caídos al campo por nada, por comebolas y atrasados.

Romney, eso se vio en el debate final, es un señor demasiado decente para estas lidias, aquí los toros se han convertido en unos pérfidos chusmas aplaudidos por la ralea de millonarios extremistas de los medios y de Hollywood, los mismos que admiran al Che y a Fidel Castro, y a los que si los dejan un segundo más en el molde dentro del horno salen tan o más terroristas que Ben Laden. La próxima vez búsquense un perro de presa que muerda al contrincante, pero por favor, que tenga de agallas lo mismo que de mentalidad abierta y moderna. Que ya basta de antiguallas. Urgen las mandíbulas acompañadas de cerebros concentrados en el futuro, y no atrincados en la faja del pasado.

En cuanto a las palabras de Obama, podrían ser interpretadas como: "Ahora verán lo que es bueno". O "Ahora verán lo que son casquitos de guayaba con queso crema". O peor: "Ahora verán lo que es la caña a tres trozos". Frases, por cierto, archiconocidas por muchos cubanos que sin embargo votaron por Obama; las conocían, claro está, desde Cuba, pero el cubano es el único imbécil que tropieza cientos de veces con la misma piedra y a la última se la traga y la caga.

En cuanto a los Castro, ¿vieron qué clase de lección de democracia han recibido? Con ella se limpiarán el sainete póstumo: un hombre negro, socialista, con ideas preconcebidas para destruir el país (veamos el Benghazi-Gate, donde ha habido incluso muertos, peor que el Watergate), vuelve a salir presidente. Si no fuera porque Estados Unidos es el supuesto enemigo del castrismo, diría que la receta salió calientica del horno del Consejo de Estado, en la Plaza de la Revolución castrista.

¿Ganó Obama? No, ganaron una vez más los Castro en su proyecto de destrucción de los Estados Unidos.



********************

Tomado de  http://elblogdediegobayon.wordpress.com

 Obama y Romney: imposible mentir durante la campaña

Los “fact-checkers” han escrutado al detalle los discursos de ambos candidatos para detectar mentiras y medias verdades

DIEGO BAYÓN | 04/11/2012 [Publicado en Objetivo Periodismo]

Durante los últimos debates, ha sido frecuente escuchar a Obama y Romney acusarse uno al otro de faltar a la verdad. “Eso es mentira”, han repetido de forma constante uno y otro candidato. Los políticos saben que la memoria de los ciudadanos es frágil. A menudo, a la hora de ir a votar, los recuerdos de las promesas de campaña se han diluido. ¿Sale rentable mentir en política? En las elecciones en Estados Unidos, parece que no tanto.

La campaña electoral de este 2012 será recordada, entre otras cosas, por el auge de los llamados fact-checkers, sitios webs que se dedican a revisar las declaraciones de los políticos para comprobar si mienten, dicen la verdad, u ocultan información. Internet facilita que estos “comprobadores de hechos” online puedan tirar de hemeroteca para escrutar la veracidad de los discursos y promesas electorales.

Aunque los fact checker ya existían en las pasadas elecciones de 2008, cuatro años después están mucho más generalizados. Esta vez, ningún político está libre de escrutinio. Y eso, irrita en los equipos de campaña de los principales partidos. Los republicanos se sienten especialmente en el punto de mira. “No vamos a permitir que los fact checker nos dicten nuestra campaña electoral”, se quejaban desde el equipo de estrategas de Romney.

Ryan, candidato republicano a la vicepresidencia y compañero de partido de Mitt Romney, encabeza de momento el ranking de “políticos mentirosos”. Uno de sus momentos estelares se vivió en la pasada convención republicana, dónde afirmó que en un maratón hizo un tiempo de dos horas y 50 minutos. Pero, en tiempos de Internet, las mentiras se descubren rápido. Los fact-checker solamente necesitaron un par de “clicks” para averiguar que, en realidad, el republicano necesitó más de cuatro horas para recorrer los 42,195 kilómetros.

Ahora, los ciudadanos, cansados del cruce de argumentos entre candidatos, acuden a la red en busca de respuestas sobre los temas políticos que les interesan. Muchos de ellos no se fían de las historias publicadas en prensa o de la cobertura de las televisiones. Según una encuesta elaborada este mes de octubre por Google Illustrate, el 64% de los votantes estadounidenses han acudido a este tipo de portales de comprobación de hechos a lo largo de esta campaña.

Entre los fact-checker más populares, destacan los que han lanzado periódicos como The Washington Post, que desde 2007 incluye en época de campaña electoral un espacio informativo bautizado como “The Fact Checker” en el que se evalúan los hechos y declaraciones de los candidatos. El equipo puntúa las mentiras de Obama y Romney con pinochos. Cuánto más grande es la nariz, más escandalosa la mentira.

Otros de estos portales, en cambio, están creados por entidades sin ánimo de lucro. Es el caso de FactCheck.org, un proyecto de la universidad de Pensilvania que pretende responder a las preguntas de los lectores sobre lo que han escuchado o leído en los distintos medios de comunicación o, incluso, en las redes sociales. Además de responder consultas, avisan sobre rumores falsos y publican una serie de artículos semanales con análisis más amplios.

Por último, desde Politifact.com, creada hace cinco años por Bill Adair, ganador de un premio Pulitzer y ex reportero del Tampa Bay Times, los votantes pueden acceder a un medidor de verdades de ambos candidatos. La web califica las declaraciones de Obama y Romney con el verde (verdadero), amarillo (media verdad), naranja (mayormente falso), rojo (falso) y una imagen en llamas (bautizada como “pants on fire”) cuando se trata de mentiras escandalosas.

**************
ALGUNOS COMENTARIOS DEJADOS

a mi si gusto, usted dice verdad Zoe, pa alante. un admirador desde EUA

 

7 Comments:

At 1:39 p. m., Anonymous Anónimo said...

Zoe,que te ocurre no dejes que el odio visceral que sientes por los Castro (como lo sentimos muchos) te nuble la realidad.

Arsenio.

 
At 3:27 p. m., Anonymous Anónimo said...

No soporto a esta mujer.Se cree duena de la verdad cuando no es mas que una grosera,una envidiosa que salio corriendo de Cuba ahora da clases de comportamiento y de democracia a los cubanos de la isla y del exilio.Por que no te callas Zoe?.Por que no vas a otro sitio con tus frustraciones?

 
At 10:08 p. m., Anonymous Anónimo said...

Que comentario tan banal, superficial y sobretodo grocero...

 
At 7:37 a. m., Anonymous Anónimo said...

Zoe, detesto el comunismo al igual que tu, y todo lo que con el se asocie, pero, por Dios, que manera tu de decir tonterías!!!!

 
At 5:16 p. m., Blogger Haniet Cordovi said...

De verad usted siguió la campańa por la presidencia de los EUA? ..pues no lo parece al decir de la " excelente campańa de Mitt Romney " cuando el ex gobernador se la paso contradiciendo se a sí mismo , exponiendo se como antigay , anti latino y anti todos las cosas que no estubiesen de acuerdo a su ideología y religión que se la respetamos ..pero más del 50 % de las personas que botaron en este país no estábamos de acuerdo ..entonces usted Zoe ..debía poner más atención en lo que escribe y de verad hacer una análisis que se corresponda con la realidad ..

 
At 5:18 p. m., Blogger Haniet Cordovi said...

Ella ni siquiera siguió la campańa porque debió haberse dado cuenta de que el ex gobernador Mitt Romney se la paso contradiciendose todo el tiempo e irrespetando la inteligencia de un pueblo que por más del 50 % le dio la victoria al Presidente Barack Obama

 
At 3:14 p. m., Anonymous Anónimo said...

a mi si gusto, usted dice verdad Zoe, pa alante.
un admirador desde EUA.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home