viernes, agosto 17, 2007

CONDECORADO MAX LESNIK PERIODISTA PROCASTRISTA DE MIAMI CON LA DISTINCION FELIX ELMUZA OYORGADA POR EL CONSEJO DE ESTADO DE LA TIRANIA

Correo del Dr. Antonio de la Cova distribuido por Internet


Una de las últimas órdenes del moribundo Fidel Castro fue condecorar a Max Lesnik, su principal agente en Miami durante 46 años. El artículo no menciona que su padre, Samuel Lesnik (abril 10, 1903-julio 15, 2000), era un Bolchevique ruso que huyó a Cuba cuando Stalin persiguió a Leon Trotsky y otros judíos comunistas. Tampoco dicen que Lesnik se ganaba la vida en La Habana antes de 1961 laborando en un timbiriche de fritas, desde donde pasó a ser, según lo describen, un "brillante" periodista. Pronto ofreceremos más información y documentación sobre este diminuto personaje, quien fue arrestado varias veces en Miami en los 1970s, en una ocasión por amenazar a alguien con una pistola.
*****************************
Tomado de
http://www.cubadebate.cu/index.php?tpl=design/noticias.tpl.html&newsid_obj_id=9741

Entregan la Distinción Félix Elmuza a Max Lesnik, periodista cubano residente en Miami

Luis Hernández Serrano

2007-08-16

Fue otorgada por el Consejo de Estado a propuesta de la Unión de Periodistas de Cuba a quien ha llevado una vida de vergüenza contra el terrorismo

( Tubal Páez, presidente de la UPEC, colocó la Distinción a Max Lesnik. Foto: Roberto Suárez)

«Estamos distinguiendo hoy a una persona que se ha caracterizado por ir siempre adelante, por estar siempre a la vanguardia y lo ha seguido estando, pese al asedio de los enemigos de la Revolución Cubana en el propio territorio de los Estados Unidos».

Así afirmó Ricardo Alarcón de Quesada, miembro del Buró Político del Partido y presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, al referirse al colega cubano Max Lesnik, condecorado este miércoles con la Distinción Félix Elmuza, máximo reconocimiento que otorga el Consejo de Estado a propuesta de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).
Durante la ceremonia, Alarcón expresó que con ese estímulo se salda una deuda con «uno de los más brillantes periodistas cubanos, pero también con uno de los patriotas más genuinos, que ha sabido vencer los riesgos, no teóricos, sino los de bombas que sobre él y sobre sus oficinas estuvieron pendientes durante muchos años y que, sin embargo, no fueron capaces de acallarlo nunca».

La Distinción le fue colocada a Lesnik por Tubal Páez, presidente de la UPEC, minutos después de que Juan Marrero, a nombre del gremio, explicó que Max recibía ese estímulo a solo unas horas del cumpleaños 81 del Comandante en Jefe, con quien integrara el Partido Ortodoxo y fuera seguidor de Chibás.

Lesnik nació en San Antonio de las Vueltas, Camajuaní, antigua provincia de Las Villas, en 1930, y combatió antes de 1959 la corrupción, la demagogia política, los vicios, los crímenes y la opresión. Desde 1961 reside en Miami, y nunca ha dejado de defender la causa cubana. Es director de Radio Miami desde hace más de 30 años.

«La vida de Max no ha sido solo “Vergüenza contra dinero”, como enarboló Eduardo Chibás, sino también “Vergüenza contra el terror, contra la mentira y contra el explosivo C-4” en las calles de Miami», agregó el Presidente del Parlamento cubano.

Así también se rinde un homenaje —abundó— a su esposa, Miriam Álvarez, y a sus dos hijas, Vivian y Mirita, quienes igualmente han soportado los rigores, las amenazas y los riesgos de su padre en pleno Miami, donde estar por delante y a la vanguardia luchando contra el terrorismo, a favor de nuestros Cinco Héroes y predicando la verdad de Cuba, se paga a veces con la vida.

Visiblemente emocionado, Lesnik agradeció el gesto de la UPEC y del Consejo de Estado, y prometió continuar su lucha como periodista y como cubano al frente de la emisora Radio Miami, hasta que el imperio desista de bloquear a Cuba.

4 Comments:

At 4:46 p. m., Anonymous Anónimo said...

Mi nombre es Andrés Eduardo Lesnik. Soy Argentino y profeso la religion Judía.
Soy Anti- Comunista.
Soy Sionista.
Y detesto ver que un Judio con mi mismo apellido y que tuvo un padre con el mismo nombre que mi hijo "Samuel" nombre que los abuelos de este perro faldero lamebotas del dictador admirador de los discursos de Adolf Hitler de Fidel Castro.
Deben de haber pensado para que su hijo amara a la religion judia y no a la teoria de la opresion masificadora e inhumana marxista leninista.
Este señor Max Lesnik es ser detestable que nada tiene que ver con el resto de los Judios y los Lesnik de este mundo.
Saludos a Todos y espero que Cuba algun dia sea realmente libre y progresista y no una tierra sometida y prostituida por el hoz y el martillo de la opresion sangrienta claramente emparentado con la svastica.

 
At 11:21 p. m., Anonymous Anónimo said...

Mi nombre es Andrés Eduardo Lesnik, soy Argentino, de San Miguel de Tucumán, Casado con 1 hijo de 6 meses que se llama Samuel Anibal Lesnik.
Este Lesnik no tiene nada que ver con el resto de los Lesnik de el Mundo.
Yo me opongo rotundamente a la tiranía despotica de Fidel Castro y desde lo de su hermano Raul. Tambien una tirania llena de Nepotismo.
Donde las libertades individuales y la prensa y el pensamiento libre es duramente reprimido por actitudes cuasi nazi facsista de parte de el Regimen Comunista de Fidel Castro.
Yo estoy con los detractores de este siniestro regimen.
me gustaria que las organizaciones de derechos humanos se pronuncien en contra de el accionar de Fidel Castro y sus secuaces con los pobladores de la isla que deseen realmente la libertad.
Max Lesnik al formar parte de la banda mafiosa organizada de Fidel Castro debe ser defenestrado y repudiado de manera contundente por parte de la opinion publica internacional.
Es un ministro de propaganda siniestro asi como lo fue Goebels de Hitler, este Lesnik que no representa en lo absoluto a todos los Lesnik de el mundo es un enemigo de la humanidad por ser parte funcional de las violaciones claras y consisas de los derechos humanos en Cuba.

 
At 6:25 a. m., Blogger Unknown said...

Mi nombre es Samuel Lesnik y considero que Max, a parte de que sea o no judío, que los hay buenos y malos, tiene cojones para enfrentar a la gusanería de Miami.

 
At 7:54 p. m., Blogger PPAC said...

Saludos Unknown

Hace décadas que en Miami no hay que tener cojones para expresar ser Castrista. No estamos en la década de los años 60 y parte de los años 70 del pasado siglo XX. En Cuba si hay que tener cojones para ser antiCastrista dada la impunidad que ha tenido la tiranía Castrista y sus esbirros para matar, golpear, encarcelar, etc. a los que pacíficamente se expresa en esa anquilosada y pérfida dictadura totalitaria.
Pedro Pablo, Editor de Baracutey Cubano

 

Publicar un comentario

<< Home