viernes, junio 08, 2012

Arturo López-Levy: Logros y retos: dos años de diálogo Iglesia-Estado. Algunas referencias y supuestas referencias de Arturo López Levy


Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

En ocasiones para entender mejor  el mensaje, y su intencionalidad,  ayuda mucho conocer quien es   el mensajero de dicho mensaje.

En las secciones siguientes expondré algunos fragmentos  que se han escrito sobre Arturo López-Levy, autor del artículo Logros y retos: dos años de diálogo Iglesia-Estado, publicado originalmente en Cuba Encuentro.com y que publicaremos también en este post de Baracutey Cubano.

Sobre Arturo López-Levy, añadiré que es primo de Luis Alberto Rodríguez Lopéz-Callejas, un alto oficial del MINFAR que estaba, o está,  al frente de GAESA, corporación de carácter económico del MINFAR, que está casado con una hija de Raúl Castro Ruz. Luis Alberto Rodríguez Lopéz-Callejas es hijo de Guillermo Rodríguez del Pozo  ¨Gallo Ronco¨, un General de División ,  y de la académica   Dra. Cristina  Adelina López-Callejas Hiort-Lorenzen, Profesora Titular del Centro de Estudios Demográficos (CEDEM) de la Universidad de La Habana.

Arturo López-Levy  es también primo de Gustavo Rdguez López-Callejas, hermano de Luis Alberto.

En  Cuba al Descubierto del 4 de  noviembre de 2011 se lee lo siguiente sobre esos dos primos de Arturo López Levy: 

LUIS  ALBERTO RODRÍGUEZ LOPEZ-CALLEJAS: CASADO CON DEBORAH CASTRO, HIJA DE RAÚL Y VILMA. ES EL CEREBRO GRIS QUE MANEJA GAVIOTA S.A., ASÍ COMO TODOS LOS NEGOCIOS DEL MINFAR..

VIVE EN: 49 A #3626 entre 36 A y 49 Kohly, Reparto, Playa, Ciudad Habana
Telefono de la casa: 206-4332.

GUSTAVO ENRIQUE RODRÍGUEZ LOPEZ-CALLEJAS:  EL MENOR. CASADO CON LA DIVORCIADA DE ALEXIS CASTRO SOTO DEL VALLE.

Vinieron de Costa Rica (2003), vivieron 1 año en Miami, luego se mudaron a Cape Coral, su esposa María Victoria  Balius Rodriguez , (Cocó) era Oficial del MINFAR y Traductora de Ruso, luego trabajó en Gaviota por influencia de su poderoso cuñado Luis Alberto y después se fueron del país.

Su hija con ALEXIS CASTRO, que vive aquí con ella, se llama Gabriela nieta directa del dictador Fidel Castro, tiene actualmente 22 años, tienen otra hija de 17 se llama Anita.

Gustavo era Capitán de la DGCI del MININT, trabajaba en el DPTO 26: Energía Átomo Nuclear, que atendía todo lo relacionado con la nuclear y a Fidel Castro Díaz-Balart.

Ahora tiene una compañía de Aire Acondicionado en Cape Coral.
Gustavo siendo Capitán del Dpto: 26 de la DGCI, se le detectó un tumor en la cabeza, ese tumor se dijo en Cuba que era inoperable, pero como su padre el General de División Guillermo Rodríguez del Pozo, era en ese entonces y fue durante muchos años Jefe de los SERVICIOS MÉDICOS de las FAR, apoyado por el Ministro de las FAR y su otro hijo Luis Alberto (yerno de Raúl Castro) se trasladó al enfermo a París, con parte numerosa de la familia, dónde se le practicó una operación en la cabeza para extirpar dicho tumor que resultó satisfactoria, y por su supuesto desembolsando
una enorme cantidad de miles de USD. Quién lo pagó???

Por supuesto el sudor de los cubanos oprimidos, y los cubanos no tienen ni una aspirina que llevarse a la boca. 



En Secretos Cuba.com  se lee esta información del año  2006:

-La suegra de Gustavo y madre de Cocó es la CORONELA: Marta Artecona, en el Minint era Coronel Aida, era una de las jefas del temido DPTO: 4 de la DGCI, que se encuentra en el edificio de la Calle 19 y O, frente al Hotel Nacional de Cuba, esta CORONELA, vivía Frente por frente a la SINA, (sección de intereses norteamericanos en La Habana) no sé exactamente si cumpliendo instrucciones, se retiró y puso un PALADAR DE COMIDAS, en su casa, que rápidamente se convirtió en el lugar favorito y predilecto de todo el personal americano de dicha sede diplomática para almorzar y comer, por ende rápidamente fué blanco perfecto y prioritario de la técnica operativa de la DGI y DGCI, dónde se obtenían grabaciones de audio y video de todo cuánto se hablara en esa casa. Después milagrosa y silenciosamente apareció aquí en Miami, dónde vive feliz.

El padre de ellos, el General de División: Guillermo Rodríguez del Pozo, ahora es el 2º Jefe del Centro de Estudios de Información de la Defensa, perteneciente al MINFAR, el Jefe de este “centro es el General de División: Jesús Bermúdez Cutiño, ex Jefe de la DGI y de la DIM, uno de los Generales mas capaces, mejor considerados y galardonados por Raúl Castro. http://secretoscuba.cultureforum.net/t558-luis-alberto-rodriguez-lopez-callejas-familia-candela-pura


Más información  en http://cubaaldescubierto.com/?p=989
Nota del Bloguista  de Baracutey Cubano


 La CORONELA: Marta Artecona, murió hace 2 ó 3 años  de cáncer y vivía por la zona de Homestead.
*********
En el artículo EL CORO DE LOS EUNUCOS MORALES , del  documentalista y articulista   Wenceslao Cruz, publicado el 5 de abril del 2006 , donde se desmenuza el artículo “Las virtudes del coro” de Arturo López Levy   se lee:

Vayamos por partes y desmenucemos el “interesante” artículo de López Levy para entender como se mezclan la mentira y las medias verdades en un escrito que podría pasar desapercibido para muchos y que junto a otros de similares propósitos actúan como un veneno inocuo en pequeñas dosis pero que de forma continuada provocan la tergiversación de la historia y la realidad cubana.

(Wenceslao Cruz)

y más adelante:  

El Sr. López Levy afirma que en Cuba, a diferencia de lo que dicen los "exiliados de derecha" de La Florida, si se puede ir a interactuar con el pueblo cubano, y que decir lo contrario es estar «lejos de la realidad». Es indudable que el desconocimiento de Levy es clínico o de un cinismo apabullante, debería preguntarle a la modelo checa, Helena Houdová, que fue expulsada por fotografiar barrios pobres de La Habana a ver si opina lo mismo. Otra cosa sería si la pregunta va dirigida a los turistas que interactúan con los empleados de lugares cerrados o semicerrados, como Cayo Largo o Varadero, quizás Levy llame pueblo cubano a los pocos privilegiados esclavos de las multinacionales hoteleras españolas que buscan el dólar trabajando, robando o haciendo de chulos improvisados facilitando el contacto del creciente turismo sexual extranjero con alguna que otra joven cubana que necesite un “pitusa”, unos “popis” o comprar un litro de leche para su hijo pequeño. Ese tipo de interacciones lamentablemente si ha tenido un notable y despreciable incremento.


*************

En el artículo LÓPEZ ¨LEVY¨  CONTRA EL EXILIO CUBANO,   del articulista Nicolás Águila  publicado el 24 de julio del 2009, el autor analiza el artículo Golpe y propaganda,   de Arturo López Levi; a la vez que analiza el método usado por López Levi. veamos un fragmento:

En esa nota introductoria, el autor --que se hace pasar por judío de pro y también por académico-- propone “un debate abierto, racional y sin insultos” en torno a la crisis de Honduras. Pero luego nos ofrece un texto sectario, desequilibrado y cerril, acogido con gran entusiasmo por los comentaristas pro Castro de la radio de Miami y ahora ripostado de manera condigna por Montaner en Misceláneas de Cuba y otros sitios.
(Nicolás Águila)

El conferencista de Denver, Colorado, no dispara con balas de fogueo. Tira a matar con una andanada de descalificaciones apriorísticas que se pasan de ofensivas. En definitiva, para insultar no hace falta tachar a nadie de pérfido y perverso; o de “insulso” y “pendejo”, como hacía Hugo Chávez con José Miguel Insulza antes de que el secretario general de la OEA se pusiera incondicionalmente a las órdenes del autócrata venezolano y sus vasallos agrupados en el cartel multinacional de ALBA. No hay que ser tan primario como Chávez. Más insultante es que lo califiquen a uno de golpista, propagandista, falso demócrata y liberal inconsecuente; o asociar de pasada su buen nombre con el apellido Pinochet; o peor aún, equipararlo con Lázaro Barredo, el adocenado director del diario Granma.

Más que un dispensador de indulgencias y absoluciones, don Arturo se nos revela como el inquisidor implacable y fuera de sí que amenaza con el fuego eterno a quien no comulgue con el credo que dicta el manual de su secta. Para añadir oprobio al insulto, “Levy” cierra su artículo emplazando a Montaner a condenar el golpe de Honduras, so pena de condenarse a sí mismo a la ignominia de por vida. O te conviertes o te anatematizo, parace advertirle con el ademán severo del comisario en trance.

Nota del Bloguista  de Baracutey Cubano

En ese post de Baracutey Cubano, un lector anónimo dejó un comentario  referido supuestamente  a la persona de Arturo López Levi

En Cuba Arturo Lopez Levy era miembro de la UJC, estudio en el Insituto de Relaciones Internacionales, adjunto al MINREX. Cuando la Carleton University (Ottawa) hizo un master de MBA conjunto con la Universidad de la Habana en CUBA, Arturo Lopez era uno de los 15 estudiantes de los que se hablan aqui (http://archive.idrc.ca/books/reports/1996/24-01e.html). Ademas, en la lista de los estudiantes, el se escribio como trabajador del Departamento de Seguridad del Estado, según los archivos de la misma Carleton University (Ottawa). Arturo era de Santa Clara y se mudo para la Habana al mismo tiempo cuando su primo que es hijo de un general de las FAR se caso con una de las hijas de Raul Castro. TOdo parece indicar que Arturo es una de tantos conectados con la elite que se manda fuera de Cuba para penetrar el mundo academico izquierdista en USA y en Europa (en Espana principlamente). Note que Arturo has just completed a summer graduate fellowship at the Carter Institute in Atlanta, Georgia. En este link se ve fotografiado junto con Carter: http://www.du.edu/today/stories/2008/03/2008-03-13-levy.html

En  Un mensaje de Arturo López Levy  publicado en el blog de Alejandro Armengol, el propio Arturo López Levy escribe sobre un artículo aparecido en un diario local: ¨ El articulo me identifica como oficial del Ministerio del Interior, lo que fui entre 1992 y 1994 ...¨. No obstante,  en el comentario anterior,donde se habla de su pertenencia al Departamento de Seguridad del Estado,  el curso de maestría en MBA de  la Carleton University (Ottawa) en la Universidad de La Habana corresponde al año 1996..

***************

En el artículo El CASTRISMO Y SUS COLABORADORES del poeta, escritor  y activista antiCastrista  Orlando Fondevila Suárez, publicado el 15  de octubre de 2011  se lee  el siguiente fragmento  sobre Arturo López Callejas o Arturo  López Levy

Arturo López Callejas, alias López Levy, ha sido por muchos años “experto”. Ahora, politólogo y conferencista de la Universidad de Denver. Hasta 1998, analista en el Instituto Superior de Relaciones Internacionales (un organismo controlado por la contrainteligencia). Veamos una de las perlas embaucadoras de este “experto”: “La flexibilización que está ocurriendo en algunas áreas de la vida cubana crea dinámicas que deben deslindar con claridad el exilio real de la emigración. Cuba es un país gobernado por el Partido Comunista, pero ocurren transformaciones que apuntan a una economía mixta.
 
(Arturo López Levy anteriormente llamado Arturo López Callejas)
 


También han ocurrido liberalizaciones, como la transformación a un Estado laico diferente de la visión ateísta anterior a 1992. Desde esa perspectiva, es posible avizorar un espacio mayor para formas de educación plural, donde los padres tengan mayores opciones de decisión. Esos desarrollos apuntan hacia un ambiente político menos rígido, donde la categoría de salida definitiva sea eliminada de la política migratoria. Al llegar a ese punto, el término exiliado debería ser usado solo para aquellos que escapen del país por razones de persecución política”. López Calleja, alias López –Levy, no se ha enterado, por ejemplo, de la brutalidad represiva que tiene lugar a diario en Cuba.

A   ese artículo de Fondevila Suárez  le hice la siguiente Nota del Bloguista

Nota del Bloguista  de Baracutey Cubano

El Instituto Superior de Relaciones Internacionales ¨Raúl Roa García¨ de La Habana, (ISRI), adjunto al Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, tiene como graduado a Arturo López-Callejas o Arturo López Levi en 1991.

De esa institución también son graduados los famosos espías de la red Avispa Gerardo Hernández Nordelo, graduado en 1989 y Fernando González Llort graduado en 1987. El ISRI es una cantera para futuros miembros de la Dirección General de Inteligencia de la tiranía cubana. En Cuba la relación entre el Servicio Exterior y la Inteligencia Castrista es tan íntima y larga, que el nombre de la Escuela Superior de Inteligencia "Adriana Corcho", corresponde al de una "diplomática" cubana que murió en un atentado a la Embajada cubana en Lisboa el 22 de abril de 1976. En el Tomo I del libro Mártires del MININT, página 130, escrito por la Sección de Historia de la Dirección Política Central del Ministerio del Interior y publicado por la Editora Política cubana en 1990, se lee: " Se inscribe así, por derecho propio, en nuestra historia patria, el nombre de la teniente Adriana Corcho Callejas, el 22 de abril de 1976 "
 ***************
 Tomado de http://www.cubaencuentro.com/

Logros y retos: dos años de diálogo Iglesia-Estado

 **********
Desde las realidades políticas de hoy, en un diálogo nacional, las bases patrióticas comunes son tan importantes como el reconocimiento de diferencias legítimas, afirma el autor de este artículo
***********
Por Arturo López-Levy
 Denver 
 06/06/2012 


Varios progresos en la política cubana de los últimos dos años vindican la posición constructiva del cardenal Jaime Ortega y la Iglesia católica. Los avances obtenidos por su metodología patriótica de diálogo y reconciliación contrastan con la histórica ineficacia de aquellos actores que prefieren lo contencioso y hasta adoptan posiciones ambiguas o favorables hacia el embargo norteamericano. El diálogo paciente de la Iglesia con el Gobierno no solo logró la liberación de los prisioneros de la primavera de 2003, sino también abrió nuevos canales de comunicación entre el Partido Comunista y la organización de más amplia membrecía dentro de la sociedad civil cubana.

Como resultado de esos logros, parciales, compartidos e incompletos pero avances al fin, se rompieron lógicas de confrontación. El diálogo iniciado el 19 de mayo de 2010 fructificó la construcción paciente y gradual por las comunidades religiosas cubanas de varios repertorios de acercamiento entre los diferentes componentes de la nación cubana. Rechazando la lógica subversiva enunciada en la ley Helms-Burton —que, como ha confesado uno de sus gestores, el ex subsecretario de Estado Roger Noriega, requiere un período de “inestabilidad y caos” en Cuba—, las comunidades religiosas cubanas optaron temprano por la formación paciente de identidades patrióticas, y democráticas.

Resistiendo las caricaturas simplistas de ángeles y demonios, las congregaciones de fe han preferido el anuncio a la denuncia, procurando dotar a la sociedad cubana con una consciencia de derechos humanos, fe y responsabilidad nacionalista. La esperanza es que la comunión nacionalista permita que los adversarios no sean enemigos, sino patriotas que discrepan privilegiando la civilidad, el acuerdo y la moderación. Esa cultura, no la imposición de resultados a priori, es la mejor contribución a la construcción de una Cuba soberana.

“Aguar fiestas”: berrinche de la irrelevancia

La Iglesia ha tenido que navegar entre la Escila de un estado comunista todopoderoso, que le ha costado demasiado a Cuba en términos de desarrollo y libertad, y la Caribdis de una oposición desleal que apuesta por el “caos y la inestabilidad”. Mientras el primero se esmera en posponer cambios urgentes y necesarios, la segunda fantasea, desde la esperanza de que mientras peor le vaya al país, mejor le irá a sus propósitos de subversión. Las comunidades religiosas buscan desmovilizar las polarizaciones y discutir racionalmente problemas que afectan a todo el pueblo cubano. Lo importante no es montar un show mediático sino marcar diferencias. Para frustrar ese propósito, en el marco de la última visita papal, se organizaron ocupaciones políticas de varios templos católicos anticipadas con bombo y platillo por Mauricio Claver Carone, el cabildero pro embargo por excelencia, como “un aguacero en la fiesta del Cardenal”.

Inmediatamente se desató la campaña mediática de habituales analogías históricas sin análisis. Los miembros del llamado Partido Republicano de Cuba no buscaban refugio de persecución en los templos, como sí ocurrió en otros países u otras épocas cubanas. Ocuparon templos no para rezar con los sacerdotes, o escapar de una persecución, sino para frustrar que el mundo se abriera a Cuba, y mejoraran las relaciones entre los diferentes componentes de la nación cubana, en la Isla y la diáspora. Actuaban como “aguafiestas”, imponiendo confrontaciones, contrarias a los objetivos que la Iglesia y el gobierno, principales anfitriones del Sumo Pontífice, se habían trazado.

Como la estrategia del berrinche fracasó ante la visita de Benedicto XVI, acompañada cordialmente por un sector importante de la diáspora, incluido el obispo Thomas Wenski de Miami, los mercaderes del revanchismo se han concentrado en difamar al cardenal Jaime Ortega. La idea sectaria es hacerle pagar caro al Cardenal de Cuba sus proyectos reconciliadores y su patriotismo, dañando la credibilidad de la Iglesia católica para nuevos diálogos.

Radio Martí, con Radio Mambí y Estado de Sats, a diestra y siniestra; insultaron a Su Eminencia con improperios que antes solo dedicaron a Fidel Castro. Es el mismo patrón de atacar lo mismo a Nelson Mandela, que al presidente James Carter, o incluso personalidades de la cultura como Juanes o Billy Joel. Ni siquiera Oswaldo Paya escapó a esa ira cuando visitó Miami en 2002. Todavía es descalificado como “ni pa’lla ni pa’cá” en los medios dominados por la derecha radical. Lamentablemente, en aquella coyuntura crítica que exigía cantarle a los plattistas la irrelevancia e ilegitimidad que les toca, el líder del movimiento “Liberación” optó por apaciguar a ese sector con discursos ambiguos como que el embargo, “no era un asunto nuestro” sino “una política de los Estados Unidos”.

Tanto el exilio radical de derecha como sus subordinados en la oposición interna saben que mienten al afirmar que el Cardenal es un agente del Gobierno cubano. Toda su campaña de mentiras se motiva en el conocimiento de que si triunfaran los proyectos reconciliadores, como el que el Cardenal promueve, habría que desmontar las estructuras de hostilidad a ambos lados del estrecho de la Florida. Y esa sí sería la peor derrota para las industrias del odio.

Por un nacionalismo plural y pragmático

Frente a los aguafiestas plattistas, la mejor respuesta nacionalista es asumir una lógica proactiva. En lugar de enfrascarse en debates espurios con posnacionalismos sietemesinos, que “no le paran la pechada a ningún potro”, la Iglesia y el Gobierno deben avanzar responsablemente con mayores aperturas. Después de haber caminado con la mano extendida a todo patriota, la disciplina inherente a una postura racional de reconciliación requiere no distraerse con aquellos que carecen de la mínima consistencia ética o política, y último, pero no menos importante, de poder.

Un nacionalismo moderno debe reconocerse como continuidad de las gestas heroicas desde la guerra grande hasta la actualidad, pasando por la lucha contra la enmienda Platt, la derrota de las dictaduras de Machado y Batista, y los días “luminosos y tristes” de la Crisis del Caribe. Como Rusia que aprendió a respetar a Finlandia, Francia y Alemania a Bélgica, Estados Unidos tendrá que respetar a un nacionalismo cubano orientado al desarrollo, incluso dentro de un orden mundial bajo su liderazgo. La derrota del embargo impondrá el funeral del plattismo en la política cubana. Aunque la soberanía de los estados sigue siendo el principio ordinal del sistema internacional, las naciones son, cada vez más, espacios trasnacionales que incluyen a sus diásporas. Para lidiar con esa tendencia, que se refleja en aumentos de las migraciones laborales, matrimonios cubanos a través del estrecho de Florida, y en el futuro miles de cubanos estudiando en otros países, el nacionalismo cubano del siglo XXI no puede ser rehén del pasado. La sociedad norteamericana de hoy difiere en identidad y composición a aquella cuya élite concebía a Cuba como una “fruta madura” a caer bajo su dominio por gravitación. La cercanía de Estados Unidos y el tratamiento a la diáspora cubana allí son retos, pero también oportunidades para el desarrollo, la democracia y el bienestar de la nación cubana toda.

La condena absoluta al plattismo, desde los principios del derecho internacional, no es óbice, sino condición necesaria para procurar el óptimo de una relación bilateral, respetuosa y cordial con Washington. En ese sentido, se impone una dosis de pragmatismo alta en La Habana, de modo que no se repita la situación del período Carter, cuando una supuesta “solidaridad” con el tercer mundo y el comunismo internacional, irrelevante a nuestros intereses nacionales, se priorizó sobre la necesidad histórica de obtener un “modus vivendi’ cordial con la superpotencia a noventa millas de nuestras costas. José Martí, que criticó como nadie el expansionismo norteamericano de fines del siglo XIX, también reconoció muchos elementos admirables y a emular en la gran nación norteamericana.

Si los que detentan el poder actúan con responsabilidad patriótica, y se mueven hacia el centro del espectro político, con un modelo de economía mixta y pluralidad acotada, nada habría que conversar con la derecha plattista, que no fuera la compasión gallarda con el derrotado. Contrario a la afirmación del profesor Eusebio Mujal de que Cuba vive una guerra civil con capitales del norte y el sur en Miami y La Habana respectivamente, el conflicto armado en Cuba terminó en 1965 con la victoria de las FAR. Las nuevas generaciones no tienen porque reeditar los conflictos de sus padres, sino construir una nueva gobernabilidad que reconozca la pluralidad política actual de la sociedad cubana actual y aquel hecho militar. Cuando Alexis Pestano, Lenier González y Roberto Veiga sugirieron en la X Semana Social Católica (“Todo el tiempo para la esperanza”) incorporar a la oficialidad militar a un diálogo con la Iglesia estaban reconociendo el balance de poder existente.

Desde las realidades políticas de hoy, en un diálogo nacional, las bases patrióticas comunes son tan importantes como el reconocimiento de diferencias legítimas. El Gobierno debería tomar en serio no solo la pluralidad existente en la sociedad cubana, incluida la diáspora, sino también el nivel de descontento que se respira en la población con respecto a muchas de las políticas oficiales y la lentitud y reducido alcance de las reformas implementadas. El Partido Comunista debería abandonar la soberbia de asumirse con el apoyo activo del noventa por ciento de la población. Hay un espacio para coalición y metas comunes entre sectores constructivos en el Gobierno, pero se impone una transición en Cuba desde una hegemonía en crisis al liderazgo. La agenda misma de cambios y su implementación debe ser no solo explicada y discutida sino negociada.

Es tiempo de que las elecciones del Poder Popular, por ejemplo, permitan espacios representativos de la pluralidad existente en el campo nacionalista. Cubanos con ideas diferentes a la ideología comunista, pero comprometidos con la soberanía nacional y un Estado de bienestar con acceso universal a la educación y la salud, deberían poder ser elegidos sin el veto o la intermediación de las comisiones de candidatura, controladas de facto por el partido comunista. La expansión paulatina de esa representatividad desde el municipio, a la provincia y de allí a la nación, podría esbozar un tránsito gradual a un congreso bicameral, como balance y contrapeso republicano, donde la existencia de una cámara alta, que enfatice la estabilidad y la pausa, permita la existencia sin peligro de una cámara baja menos tutelada, que demande la prisa.

De cara al futuro, el diálogo Iglesia-Estado requerirá de una mayor creatividad. Un elemento esencial es bajar falsas expectativas porque los mangos bajitos ya se cogieron. (Es el caso de los feriados religiosos y las celebraciones de peregrinaciones públicas de elevado simbolismo para la Iglesia pero baja dificultad para concesiones del Gobierno, de cara a sus sectores más doctrinarios). Un caso que probará la voluntad del Gobierno a abrir espacios legítimos a la pluralidad creciente dentro de la sociedad cubana, será su respuesta a los pedidos de la Iglesia católica a incursionar institucionalmente en la educación. La concepción de la Iglesia en esta área no es confrontacional, pero implica un cambio significativo en relación al casi monopolio del Gobierno en la formación de las nuevas generaciones. En ese sentido, un indicador relevante de madurez en el diálogo Iglesia-Estado es si sus líderes son capaces de articular un sistema de formación postgraduada bajo guía religiosa (sin que el contenido de la misma sea necesariamente de carácter religioso) en áreas de impacto social y económico.

Un reto inmediato para la Iglesia católica cubana será movilizar líderes e intelectuales de la emigración para la defensa de su postura dialogante dentro de la diáspora. Es lamentable que después de todos los esfuerzos del Cardenal Ortega para abrir diálogos con el Grupo de Estudios sobre Cuba o los redactores del informe “Diáspora y Desarrollo”, de FIU, ninguno de sus miembros ha tomado una actitud diáfana de defensa sin ambigüedades de las posturas dialogantes del Cardenal, de las cuales se han beneficiado. En ese sentido político, quizás la Iglesia debería exigirle a esos sectores más firmeza por los espacios y auditorios que les ha brindado. José Martí, quien decía que en la moderación esta “el espíritu de Cuba”, se encargó de defender esa postura sin falsas delicadezas. Cuba necesita un centro pro-reconciliación tan firme como los extremos que tratan de “aguarle la fiesta”.

Nota: Algunas de las ideas aquí presentadas fueron discutidas de modo más extenso en la ponencia “La Casa Cuba: Reconciliación, Reforma y República” a la X Semana Social Católica en la Habana en Junio de 2010.
 **********

ALGUNOS COMENTARIOS DEJADOS

LOpez levy, En pocas palabras. un Defenestrado, del regimen de Castro, Con su imbecilidad, bien masificada, siempre marcha hacia una gran idiotez, populista por que no ha habido, como quieren Aparentar una Revolucion Colectiva. sino una Depauperacion, del pueblo, Embobandolo para hacerlo mas Sumiso. para hacerlo utilzan la maquina del terrorQue se dirige A las masas para Apabullarla
*****  
Pablo, si te da por ser detective privado,te haces millonario..!! Excelente post..!! saludos

4 Comments:

At 2:05 a. m., Blogger José González said...

Pablo, si te da por ser detective privado,te haces millonario..!!

Excelente post..!!

saludos

 
At 4:55 a. m., Anonymous rupertodiaz said...

LOpez levy, En pocas palabras. un Defenestrado, del regimen de Castro, Con su imbecilidad, bien masificada, siempre marcha hacia una gran idiotez, populista por que no ha habido, como quieren Aparentar una Revolucion Colectiva. sino una Depauperacion, del pueblo, Embobandolo para hacerlo mas Sumiso. para hacerlo utilzan la maquina del terrorQue se dirige A las masas para Apabullarla.

 
At 10:19 p. m., Anonymous Anónimo said...

Arturo López-Callejas, ahora López Levy, es también graduado del Instituto Superior de Inteligencia "Adriana Corcho Callejas". Fue cadete de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) durante los cinco años de su paso por el Instituto de Relaciones Internacionales "Raúl Roa García". Posteriormente pasó a la Dirección de Inteligencia del MININT (DI). Arturo también es familia del general López Cuba, en su momento Jefe de la Dirección Política de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR). No es un simple defenestrado, sigue siendo un oficial "señalizador" para la captación de agentes en los Estados Unidos y para las campañas de "Medidas Activas" de la Seguridad del Estado de Cuba, en los Estados Unidos.

 
At 3:14 p. m., Blogger hass man said...

Hola ! Los centros educativos que utilizamos, después de obtener cumplen su proceso de selección riguroso, se verifican los expertos en asegurar que sus estudiantes obtengan el máximo provecho de su El curso de lengua española.

año académico en el extranjero.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home