sábado, mayo 12, 2018

Mario Herrera sobre el cuadro El triunfo de Finlay del pintor Esteban Valderrama y los ignorantes que asaltaron el Palacio Presidencial de Cuba en enero de 1959














Por Mario Herrera
 11 de mayo de 2018






 EL TRIUNFO DE FINLAY de Esteban Valderrama.Oleo 1944.

En Enero de 1959 un grupo de ignorantes del ejército rebelde irrumpen en el Palacio Presidencial y llegan a la oficina de Fulgencio Batista. En ella ven colgado un cuadro enorme donde aparecen tres militares norteamericanos en uniforme. Los barbudos arrancan el cuadro de la pared porque no les gustaba la idea, según su interpretación de una pintura que rindiera culto hacia algo norteamericano. Luego envían a un grupo de fiscalizadores que ordenan que ese y 30 cuadros más colgados en todo Palacio fueran rotos en tres pedazos.

Resulta que se trataba del óleo: 'El Triunfo de Finlay' Un cuadro que Batista mando hacer en 1944 cuando el gobierno de Cuba ganó una demanda contra los Estados Unidos por haberse adjudicado el descubrimiento de que el mosquito aedes aegipty era el transmisor de la fiebre amarilla para el médico militar Walter Reed. Eventualmente se reconoció en cortes norteamericanos que Finlay fue el autor de dicho descubrimiento y no Reed. En el cuadro se ve a Finlay y frente a dos norteamericanos, incluidos 'uno de los científicos militares que incomodó al barbudo' - Walter Reed (uniforme negro). Afortunadamente las órdenes de ‘picar en tres pedazos’ el cuadro no fueron cumplidas. El cuadro quedo en la casa del encargado de su destrucción en Cuba por varias décadas en Alamar, incluso sirvió de toldo en un balcón por 3 décadas.

Eventualmente fue comprado por un Español que se lo llevo de Cuba a España en muy malas condiciones, pero un cubano coleccionista ‘Roberto Ramos’ viajo a ese país, estuvo un mes para restaurarlo y poderlo fijarlo y traerlo a la Florida. El cuadro lo pinto el maestro cubano Esteban Valderrama. Actualmente valorado en $600,000 dólares y se exhibe en la colección de ‘Cuban Masters Collection.’

Mario Herrera.
HERRMAR

1 Comments:

At 8:44 p. m., Blogger julio tarrago said...

Joyas de la Revolucion, no? Malditos imbéciles. El daño es tan total y tan absoluto q no es reparable ya en muchas cosas, como el arte cubano , en especial, q lo saquearon y destruyeron sostenidamente.

 

Publicar un comentario

<< Home