lunes, julio 24, 2006

MARIA MANTILLA , JOSE MARTÍ Y LA CENSURA DE UN ESTADO TOTALITARIO

Leyendo un desafortunado artículo sobre José Martí y su obra, tuve la idea de mostrar como la censura en una dictadura totalitaria alcanza absolutamente todos los ámbitos de la sociedad.


La progenitura de José Martí con relación a María Mantilla ha sido un asunto que durante la desaparecida República cubana fue tratado con mucho cuidado dada la cercanía del tema, las personas involucradas que aún vivian, las costumbres y ética de la época y sobre todo por la deshumanización del gran prócer cubano que se llevó a cabo al, prácticamente, darle a José Martí un culto de adoración que iba más allá de las justas veneración y admiración que se merece el más grande de los cubanos¨¨ . Desdpu'es de 1959 ese tema apenas se ha abordado p'ublicamente.


<--- María Mantilla, su esposo César Julio Romero y su hijo, el actor de Hollywood César Romero; foto de 1930









En los primeros años de la República, según contaba un ya fallecido testigo, ¿ Dr. Herminio Portell Vilá ?, María Mantilla ( nacida en 1880) fue invitada a ir a Cuba y participar de unos actos en homenaje a José Martí. En uno de esos actos estaba la viuda de José Martí, la señora Carmen Zayas Bazán, la cual exigió que María Mantilla no fuera sentada en la primera fila sino en otras filas de la tribuna en la que se sentarían las personalidades invitadas, entre las que se encontraban ellas dos.


A principios del año 2004 visitaron Cuba dos descendientes de María Mantilla. En la prensa nacional, toda en poder del Estado totalitario, no se tocó el tema de la descendencia martiana de María Mantilla y estas dos personas. En el diario Sierra Maestra de la provincia de Santiago de Cuba se publicó el siguiente artículo:

( http://www.latinamericanstudies.org/marti/victoria-marti.htm )

Sierra Maestra (Santiago de Cuba) 2 de febrero de 2004



Rinden homenaje a José Martí descendientes de María Mantilla


LUIS SÁNCHEZ DEL TORO

Hasta el cementerio Santa Ifigenia, Monumento Nacional, en esta ciudad, se trasladaron ayer Victoria Romero y Martí Margarita Romero, nietas de María Mantilla -la amada niña depositaria de algunos de los más hermosos consejos de nuestro Héroe Nacional para rendirle especial homenaje a José Martí en el mausoleo que guarda sus restos.

En la necrópolis santiaguera, el arquitecto Omar López, director de la Oficina del conservador de la Ciudad, brindó una amplia explicación sobre la ruta funeraria marcada por el cadáver del Apóstol de la independencia de Cuba, desde su caída en combate en Dos Ríos, el 19 de mayo de 1895, hasta el 26 de mayo de ese mismo año en que llegan sus restos mortales a este cementerio, así como también de las características y construcción del majestuoso monumento.

Una ofrenda floral en la base del nicho, donde se guardan celosamente los restos de José Martí, combinado con la lectura de fragmentos de la última y conmovedora carta escrita por el Maestro a María Mantilla, el 9 de abril de 1895, matizaron el emotivo homenaje, el cual agradecieron Victoria y Margarita, quienes por primera vez visitan la ciudad de Santiago de Cuba. Durante su permanencia en esta oriental urbe, visitarán lugares de interés histórico y social, sostendrán encuentros con personalidades de la cultura e historiadores santiagueros, y reeditarán la ruta funeraria del Apóstol después de su muerte en combate en Dos Ríos.

Sin embargo en la edici'on del diario Granma Internacional que se publica para el exterior, que de edita y publica para fuera de Cuba, si se escribi'o sobre la progenitura martiana de María Mantilla. En dicho texto el padre de Victoria le dice, a una pregunta de esta, que José Martí es su bisabuelo. En otra parte del art'iculo se lee:

" En una conferencia de prensa que dieron las dos mujeres ( Victoria y Marti Margarita) en la oficina del ICAP ( Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos ), ellas hablaron de la donaci'on de una carta escrita por María Mantilla a su hijo César. En el documento de 69 p'aginas cuenta los sucesos m'as importantes de su vida, y especialmente de su v'inculo con José Martí. "

Estrella de César Romero en el Boulevard de Hollywood --->

Por cierto César Romero, fallecido en 1994, hablaba de que su madre contaba orgullosa de que ella era hija de Marti.



Veamos el art'iculo de Granma Internacional:

http://www.latinamericanstudies.org/marti/maria-mantilla.htm

Granma International
January, 29 2004
María Mantilla’s granddaughters visit Cuba

BY BORIS LEONARDO CARO -Granma International staff writer-

MARIA quickly covers the cards with her hands. She’s wrong again, and the two girls smile. María observes them very seriously, but when she is with her two granddaughters, Victoria and Marti, tenderness swiftly wins over.

A call to dinner comes from the house. The grandmother walks slowly towards the piano. The other diners sit around the big family table. María’s glance rests on one of the portraits hanging from the dining room wall. “Grandma,” Victoria exclaims. “Who is that young man in the photos?” Next to her, her father whispers, “That is your great-grandfather, José Martí.”

Many years later in Havana, the granddaughters of María Mantilla once more listen to the piano at one of the gatherings during their visit to Cuba. The music inevitably takes them back to their Uncle Cesar’s house in Los Angeles, California, where they knew their grandmother. At the time they were too young to realize who that man was that some called their great-grandfather.

They also couldn’t imagine that they would come to Cuba to learn about a history that belongs to them because of their legacy of family and of memory.

Victoria and Marti Romero came to Havana for the second time on Friday, January 23. They had come the year before, thanks to coordination between the Cuban Institute of Friendship with the Peoples (ICAP) and theCuban-American Alliance for Education. The latter organization maintains constant cooperation with a number of Cuban agencies in matters related to humanitarian aid.

Their visit this time included a detailed tour through sites bearing witness to the life and work of José Martí. In addition, María Mantilla’s granddaughters were received in educational and health centers and in various cultural institutions. On January 28, they participated in the event commemorating the 151st anniversary of the birth of the Cuban national hero.

In a press conference the two women gave at the ICAP office, they told of the donation of a letter written by María Mantilla to her son César. The 69-page document tells the story of the most important events of her life, and especially her association with José Martí.

Marti Romero thanked the Cuban people for their efforts to preserve the memory of María Mantilla and to keep alive José Martí’s ideas. “We are very moved by the love that everyone has shown us in Cuba,” she said. Victoria described how impressed they have been by children’s knowledge of Martí’s works. “I hope that English-speakers will soon be able to read Martí and learn from him,” she said.

The Romero sisters are to return to the United States on February 6.

*********************
Cesar Julio Romero (1872-1931)
Maria Mantilla. (1880-1962)
Maria T. (1905-1991)
Cesar J. Romero (1907-1994)
Graciela (1911-1996)

2 Comments:

At 11:23 p. m., Anonymous Anónimo said...

Victoria Romero y Martí Margarita Romero, eso no pede ser,
César Romero, nieto legítimo de José Martí nunca tuvo hijos, de hecho el tuvo tendencia homosexual, o es una equivocación o ellas son unas impostoras. Porque dudo mucho que María Mantilla haya tenido otro hijo.

 
At 3:43 a. m., Blogger PPAC said...

Por la relación que aparece al final del segundo artículo, tal parece que Maria Mantilla tuvo 3 hijos: María, T, César y Graciela:

Cesar Julio Romero (1872-1931)
Maria Mantilla. (1880-1962)
Maria T. (1905-1991)
Cesar J. Romero (1907-1994)
Graciela (1911-1996)

Quizás esas dos biznietas de José Martí fueran hijas de algunas de las hermanas de César Romero.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home