martes, diciembre 18, 2018

Embajador Armando Valladares: Mi opinión Diciembre 17, 2018: Luiz Inácio Lula da Silva y la indecencia de los amigos de la dictadura cubana

Tomado de https://www.radiotelevisionmarti.com

Embajador Armando Valladares

Embajador Armando Valladares: Mi opinión
Diciembre 17, 2018

La fiscalía de Brasil está pidiendo la condena en otro caso de corrupción del expresidente, amigo de la dictadura cubana, Luiz Inácio Lula da Silva. Lo he dicho muchas veces, no se puede ser amigo de la dictadura, coderse y compatir con sus representantes y ser una persona decente. No hay una sola excepción. Los que todavía posan de ser personas decentes es porque no se han descubierto aún sus naturalezas inmorales…

Lula y la indecencia de los amigos de la dictadura cubana


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Instituto de la Memoria Histórica entrega Orden Ciudadano de América José Martí 2018


Instituto de la Memoria Histórica entrega Orden Ciudadano de América José Martí

Diciembre 17, 2018


 Galardonados en la cena anual del Instituto de la Memoria Histórica Cubana, Miami 2018

El Instituto de la Memoria Histórica Cubana Contra el Totalitarismo hizo entrega de la Orden Ciudadano de América José Martí durante su cena anual, celebrada en la noche del viernes en la sede de la organización en Miami.

(Enrique Ruano (der) y Ana María Rojas (der), ex guerrillera del Escambray)

Los galardonados fueron José Luis Fernández, Carlos Sánchez Berzaín, Alexis Ortiz, Omar Vento, Gloria Argudín, Ana Maria Rojas, Ramón Saul Sánchez, Jaime Florez y Ernesto Díaz Rodríguez

​Pedro Corzo, presidente del Instituto y periodista de Radio Martí, destacó los esfuerzos que ha hecho la entidad durante los últimos 19 años para documentar los crímenes perpetrados por la dictadura de la familia Castro.

(José Luis Fernández (izq) y Ramiro Gómez (der))

También dio a conocer que el próximo 3 de febrero, en Miami, se celebrará el evento “Reafirmación democrática: 60 años de lucha por la libertad”.

Más de medio centenar de miembros del Instituto y sus familiares estuvieron presentes en la cena. Entre los invitados estuvo el autor y expreso político cubano, Ismael Sambra, quien reside en Toronto, Canadá.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

El Presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, no recibirá a Nicolás Maduro, "ni al dictador que reemplaza a Raúl Castro" en su investidura

Tomado de https://www.radiotelevisionmarti.com

Bolsonaro no recibirá a Maduro, "ni al dictador que reemplaza a Raúl Castro" en su investidura
Con información de EFE y Veja
Diciembre 17, 2018

Brasil retiró las invitaciones que se habían hecho a Miguel Díaz-Canel y Nicolás Maduro para que asistieran a la investidura de Jair Bolsonaro.

La Cancillería de Brasil dio a conocer que a petición de colaboradores del presidente electo, retiró ambas invitaciones.

La aclaración parte de una polémica entre el futuro canciller brasileño, Ernesto Araújo, y el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, acerca de si Maduro había sido invitado o no a la investidura del nuevo presidente brasileño el 1 de enero.

(Jair Bolsonaro (izq) y su futuro canciller, Ernesto Araújo (der))

En la polémica intervino Bolsonaro, quien reafirmó que no recibirá a ninguno de los dos gobernantes en la ceremonia de inicio de su mandato: "No recibiré a Maduro, ni a él ni al dictador que reemplaza a Raúl Castro".

Horas antes, Bolsonaro había dicho en Twitter que su gobierno "verdaderamente defiende y respeta la democracia" y que "los gobiernos que violan las libertades de sus pueblos no estarán en su investidura".

La revista brasileña Veja entrevistó a varios expertos en política que han criticado la decisión. Dijeron que no es una medida elegante y que va en contra de una tradición nacional de invitar a todas las naciones de la región.

En varias ocasiones, Bolsonaro ha criticado duramente a Cuba y Venezuela. Tras ser electo en octubre, se comprometió a consolidar en América Latina la "nueva línea política que nació" en los comicios y a sumar esfuerzos para combatir al comunismo en la región.

Bolsonaro dijo en esa ocasión que todos en América Latina "saben cuales son las consecuencias de la izquierda", y que "el ejemplo más claro es Cuba, y el país que más se aproxima a esa realidad es Venezuela".

(Con información de EFE y Veja)


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Zoé Valdés sobre el arresto de ¨El Sexto¨, Danilo Maldonado, en Miami: Eso trae inventarse personajes de este tipo.

Zoé Valdés: ¨Eso trae inventarse personajes de este tipo¨; más  haciendo click AQUÍ.


 

*************
Tomado de https://www.rapsheets.org/florida/miami-jail/
Miami Arrest Records for Inmate DANILO MALDONADO-MACHADO
MALDONADO-MACHADO, DANILO
DANILO MALDONADO-MACHADO Arrest Details

Miami (Miami-Dade County) FL Jail Arrest Details
DANILO MALDONADO-MACHADO
Gender: M
DOB: 1983-04-01
Race: W

Arrest Date: 2018-10-05
Charge(s):
TAKE UNSENTENCED DEF INTO CUSTODYSTALKING/AGGRAVATED/COURT ORDER
**********
 



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Pedro Campos desde Cuba: Sesenta años de contrarrevolución Castrista. En nombre de un socialismo que nunca existió, el castrismo confiscó y devaluó los salarios de sus obreros, para resolver las necesidades de subsistencia de su burocracia


Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Desde el punto de vista económico el Socialismo ha fracasado en todos los países donde todas   las fuerzas productivas y los medios de producción han  estado en manos de un  gobierno socialista o comunista.  Lo logrado con el Castrismo en Cuba es sólo un ejemplo más.

Que yo sepa, todos los partidos   socialistas y comunistas del mundo   reconocieron como suyo o simpatizaron con la tiranía  Castrista;  eso mismo hicieron las diferentes organizaciones  internqcionales socialistas o comunistas pese a  que  estaban bien informados   del quehacer represivo y destructivo del Castrismo y sus aventuras  de injerencia, invasiones y ocupaciones  a otros países. Todo eso durante estas 6 décadas de Castrismo.
 
 Pero ¿El Castrismo  con su actuar represivo  va en contra  de las ideas del Marxismo?.  Tengo  la opinión que no:
Karl Marx y Federico Engels son los iniciadores  del genocidio político moderno. En   un video (entre el minuto14:15 a al 16.40)  se muestra, además de la frase que aparece en la imagen de abajo,   que Marx y Engels  son los creadores del genocidio político moderno. 

************************
Tomado de https://www.cubaencuentro.com/

Sesenta años de contrarrevolución castrista

**********
En nombre de un socialismo que nunca existió, el castrismo confiscó y devaluó los salarios de sus obreros, para resolver las necesidades de subsistencia de su burocracia
**********

Por Pedro Campos
La Habana
17/12/2018

Hace 60 años, subido en la cresta de la ola antibatistiana, el castrismo llegó a controlar plenamente el poder político en Cuba, tomando como banderas la democracia y la justicia social.

Las ambiciones hegemónicas lo llevaron a apartar a todos los aliados usados contra la anterior dictadura, a desechar la democracia y a descalificar y condenar toda oposición y diferencia, provocando un enfrentamiento social que retomó la violencia como vía de solución.

Para dejar a la oposición sin sustento, el castrismo expropio a grandes, medianos y pequeños propietarios, realizó una supuesta reforma agraria que puso en manos del Estado más del 80 % de la tierra cultivable y se apropió también de todos los negocios asociados, cooperativos e individuales.

En lo político suprimió las libertades de expresión, asociación y elección, subordinó al ejecutivo los poderes legislativo y judicial y estableció una dictadura que llega hasta nuestros días.

En nombre de un socialismo que nunca existió confiscó y devaluó los salarios de sus obreros, para resolver las necesidades de subsistencia de su burocracia y centralizó y monopolizó el comercio interno y externo para controlar todas las ganancias, empobreciendo miserablemente al pueblo, sin más recursos que las dadivas del estado populista que engañosamente organizó la distribución igualitaria de alimentos, ropas y calzado, por cuotas fijas, al tiempo que estableció un sistema de salud y educación “gratuito” que le permitiera explotar a toda la población y orientar la economía hacia el mercado externo, con el interno triturado.

De esa manera, el castrismo convirtió en realidad “La Futura Esclavitud” a la cual se refirió José Martí, tan tempranamente como 1884. Allí había expuesto el Apóstol:

“Todo el poder que iría adquiriendo la casta de funcionarios, ligados por la necesidad de mantenerse en una ocupación privilegiada y pingüe, lo iría perdiendo el pueblo, que no tiene las mismas razones de complicidad en esperanzas y provechos, para hacer frente a los funcionarios enlazados por intereses comunes. Como todas las necesidades públicas vendrían a ser satisfechas por el Estado, adquirirían los funcionarios entonces la influencia enorme que naturalmente viene a los que distribuyen algún derecho o beneficio. El hombre que quiere ahora que el Estado cuide de él para no tener que cuidar él de sí, tendría que trabajar entonces en la medida, por el tiempo y en la labor que pluguiese al Estado asignarle, puesto que, a éste, sobre quien caerían todos los deberes, se darían naturalmente todas las facultades necesarias para recabar los medios de cumplir aquellos. De ser siervo de sí mismo, pasaría el hombre a ser siervo del Estado. De ser esclavo de los capitalistas, como se llama ahora, iría a ser esclavo de los funcionarios. Esclavo es todo aquel que trabaja para otro que tiene dominio sobre él; y en ese sistema socialista dominaría la comunidad al hombre, que a la comunidad entregaría todo su trabajo… El funcionarismo autocrático abusará de la plebe cansada y trabajadora. Lamentable será, y general, la servidumbre”.

Esa estatalización de la economía y la concentración del poder político, sin alternancia democrática ha estancado el desarrollo económico y social del país, paralizó y destruyó el progreso de las fuerzas productivas, aniquilando especialmente la planta industrial que encontró en 1959 desde la industria azucarera, la alimentaria, la de ropa y calzado, hasta la agricultura y la ganadería.

Además, convirtió a miles de trabajadores libres, asociados o privados, en asalariados del Estado y por tanto, en vez de avanzar hacia relaciones de producción superiores a las capitalistas-asalariadas clásicas, estableció un sistema de esclavitud generalizada “moderna”, donde los trabajadores no cuentan con libertades ni derechos, reciben el salario y las prebendas por castas que determina el estado y tienen que responder fielmente al amo so pena de recibir castigos que van desde la expulsión del trabajo hasta la cárcel.

De manera que puede asegurarse que el castrismo trabó el desarrollo de las fuerzas productivas, destruyó prácticamente toda la industria nacional, fábricas y empresas de todo tipo y tamaño y además retrotrajo las relaciones de producción capitalistas (asalariadas) con amplio desarrollo del trabajo libre, a la antigua forma de la esclavitud generalizada, parecida a la que existía en Mesopotamia o en los territorios incas pre-colombinos.

Hoy, muerto el caudillo, con el hermano y sus más cercanos acólitos en decrepitud, el castrismo trata de sobrevivir con nuevos rostros, aparentes flexibilizaciones acotadas por decretos y regulaciones y una “nueva” Constitución que mantiene las líneas matrices económicas y políticas del castrismo
.

En 1859, cien años antes, Carlos Marx escribió en la introducción a la Crítica de la Economía Política:

“En la producción social de su vida, los hombres contraen determinadas relaciones que son necesarias e independientes de su voluntad, que corresponden a una determinada fase de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. El conjunto de estas relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se levanta la superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social, política y espiritual en general. No es la conciencia del hombre lo que determina su ser, sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia. Al llegar a una determinada fase de desarrollo, las fuerzas productivas materiales de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes, o, lo que no es más que la expresión jurídica de esto con las relaciones de producción dentro de las cuales se han desenvuelto hasta allí. De forma de desarrollo de las fuerzas productivas, estas relaciones se convierten en trabas suyas. Y se abre así una época de revolución social”.

De acuerdo con esa concepción de Marx sobre la revolución social, toda la acción económica política y social del castrismo ha significado 60 años de contrarrevolución y retraso económico-político y social para el pueblo de Cuba.

© cubaencuentro.com

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

La Guerra Fría vuelve al Caribe: Rusia anuncia la creación de una base militar en Venezuela

Tomado de http://www.diariodecuba.com

La Guerra Fría vuelve al Caribe: Rusia anuncia la creación de una base militar en Venezuela

DDC
Moscú
17 de Diciembre de 2018

El Gobierno de Rusia ha anunciado planes para establecer su primera base militar en el Caribe desde los tiempos de la Guerra Fría y de su predecesora, la URSS, luego de llegar a un acuerdo con Venezuela.

La agencia estatal rusa de noticias TASS informó que los expertos rusos habían seleccionado la isla de La Orchila, 125 millas al noreste de Caracas, como una posible base militar desde hace diez años.

Según los enviados militares, las autoridades rusas han tomado una decisión (y el presidente venezolano Nicolas Maduro no se opuso) a desplegar aviones estratégicos en una de las islas de Venezuela en el Mar Caribe, que tiene una base naval y un campo de aviación militar.

Hace diez años, expertos rusos y comandantes de las Fuerzas Armadas habían visitado la isla de La Orchila, ubicada a 200 kilómetros al noreste de Caracas. Las leyes venezolanas prohíben el establecimiento de bases militares en el país, pero es posible un despliegue temporal de aviones de combate.

Según varias fuentes de las agencias de gestión militar rusas, el acuerdo ruso-venezolano sobre el vuelo de dos bombarderos estratégicos Tu-160 la pasada semana fue mutuamente beneficioso, ya que Caracas tuvo la oportunidad de exhibir su política militar independiente y los pilotos rusos realizaron no solo un simple vuelo de entrenamiento, sino además cubrir una distancia de más de 10.000 kilómetros sobre el Océano Atlántico, el Mar de Barents, el de Noruega y el Caribe.

(Tu160, bombardero estratégico ruso. (TASS))

"Estamos claramente ayudando al Gobierno venezolano a mantenerse a flote", dijo el Investigador del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Academia de Ciencias de Rusia, Emil Dabagyan.

"Dado que Rusia se beneficia de la exploración petrolera, quiere que el régimen venezolano permanezca en su lugar", agregó.

En cuanto a Caracas, los ejercicios militares conjuntos con Rusia y otras actividades de este tipo son muy importantes para ellos en este momento. Según el experto, las autoridades venezolanas "tratan de mostrar su determinación de proteger al país de la posible agresión de Estados Unidos, que ha calificado al régimen de Maduro como ilegítimo".

En la cola de la visita de los bombarderos estratégicos

Los cazabombarderos nucleares Tupolev TU-160 regresaron el viernes a Rusia tras realizar una visita de cinco días a Venezuela. Su retorno fue anunciado por la propia Casa Blanca de Donald Trump.

"Hemos hablado con representantes de Rusia y se nos ha informado que sus aviones militares que aterrizaron en Venezuela partirán el viernes y regresarán a Rusia", dijo el pasado miércoles la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un correo enviado a Reuters.

La impactante flotilla rusa aterrizó con cuatro aviones de guerra en primer lugar en el aeropuerto Simón Bolívar de Maiquetía, en la capital venezolana. Estaba compuesta por dos bombarderos nucleares Tupolev T-160, de última generación y los más grandes de su tipo, que fueron utilizados en la guerra de Siria, también conocidos como los cisnes blancos, con capacidad de transportar misiles cruceros en un radio de 5.500 kilómetros. Y los acompañaban un avión de carga AN-124 Ruslan y un avión de pasajeros Il-62 con 100 pilotos, ingenieros, mecánicos y técnicos.

Una vez cumplido el espectáculo mediático en Caracas como una demostración de fuerza del poderío ruso para amedrentar, un desafío a Washington y de paso un respaldo a Nicolás Maduro por el rechazo internacional que ha generado la toma de posesión de su segundo mandato el próximo 10 de enero, los rusos se dirigieron a la base militar Libertador en Palo Negro a cumplir con otra misión.

El analista Walter Martínez dijo en la estatal Venezolana de Televisión (VTV) que los bombarderos rusos, que llevan cuatro tripulantes, habían despegado desde la base Libertador, situada en Maracay, a dos horas de Caracas, recorrieron el mar Caribe, sobrevolando las islas venezolanas Las Aves y la Tortuga, y luego fueron al sur bordeando la costa de Brasil por el Atlántico para regresar finalmente a la base Libertador.

En los hangares de la base de Palo Negro, la principal base militar de la Fuerza Aérea Bolivariana, los Tupolev TU-160, descargaron 550 toneladas de armamento y material estratégico, según fuentes chavistas, que pidieron el anonimato. Lo que no se sabe es lo que se llevaron de vuelta a Moscú como parte del pago por su apoyo logístico a Maduro, consideró el diario ABC.

Maduro aprovechó la presencia de los aviones de guerra rusos para denunciar un supuesto complot por parte de Colombia, Brasil y Estados Unidos. "Me quieren asesinar", dijo.

Esta sería la conspiración número 50 que ha denunciado el mandatario durante su mandato de seis años. Sin embargo, la comunidad internacional ha descartado la posibilidad de una intervención militar contra el régimen y más bien ha decidido enfocarse en las presiones y sanciones contra los altos cargos chavistas.

El presidente colombiano, Iván Duque, ha expresado su preocupación por la presencia de los bombarderos rusos. "No es un buen gesto", le recriminó a su vecino. "No podemos dejarnos provocar, no podemos dejar que Venezuela empiece a usar este tipo de herramientas de provocación. El continente debe estar alerta. No es solamente un acto inamistoso contra Colombia, sino también para la región. Ese tipo de maniobras no son prudentes", comentó Duque.

Destructores de Irán

Es probable que el mandatario venezolano vuelva a sorprender dentro de poco con la llegada desde Irán de dos o tres naves destructoras furtivas de nueva generación que se esperaban una semana antes de que aterrizaron los aviones rusos.

El subcomandante de la Armada iraní, el contralmirante Touraj Hassani Moqaddam, ha indicado que la misión en Venezuela de estas naves —con capacidad de portar helicópteros, lanzar torpedos y derribar aviones— podría durar cinco meses.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

lunes, diciembre 17, 2018

Embajador Armando Valladares: Mi opinión Diciembre 14, 2018: Desinformación, política criminal durante epidemias en Cuba


Embajador Armando Valladares

Embajador Armando Valladares: Mi opinión
Diciembre 14, 2018

Una nueva epidemia del dengue hemorrágico ha causado la muerte de tres enfermos en Cuba. Esta noticia fue dada a conocer por la prensa independiente. La dictadura por sistema no informa a la población. A causa de esta política criminal de no informar a la población, cuando comenzó la epidemia del dengue hemorrágico en 1981, el propio dictador Fidel Castro ignoró la petición del Ministerio de Salud de que había que fumigar con urgencia. El dictador se negó. Las autoridades trataron de controlar la epidemia, pero se les fue de las manos. La actitud irresponsable y el desprecio por la vida de los cubanos se impuso…

Desinformación, política criminal durante epidemias en Cuba


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

domingo, diciembre 16, 2018

Cuba 60 años | Parte 3 de 7: Desastre de la Zafra de los 10 millones. Ley contra la Vagancia. Caso Padilla. Censura cultural. Parametrados. Constitución socialista. El CAME. 1er. Congreso del PCC. Castro jefe de Estado y Gobierno. Guerras en África., etc.

Tomado de https://www.radiotelevisionmarti.com
Diciembre 15, 2018
Cuba 60 años | Parte 3 de 7

Desastre de la Zafra de los 10 millones. Ley contra la Vagancia. Caso Padilla. Censura cultural. Parametrados. Constitución socialista. El CAME. 1er. Congreso del PCC. Castro jefe de Estado y Gobierno. Guerras en África. Injerencia en América Latina. Oficinas de Intereses en La Habana y Washington.

Cuba 60 años | Parte 3 de 7


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Carlos Alberto Montaner: ¿Cómo y cuándo terminará el experimento cubano de Fidel Alejandro Magno?


¿Cómo y cuándo terminará el experimento cubano de Fidel Alejandro Magno?

Carlos Alberto Montaner
Center for a Free Cuba
Washington, 8 de diciembre de 2018

Muchas gracias por invitarme a estar junto a ustedes, amigos queridos. Gracias muy especiales a Frank y Calzón y a James Cason.

Ayer viernes 7 de diciembre de 2018, D. Luis Almagro, Secretario General de la OEA, puso el acento donde debía. Dijo que la Cuba de los Castro es el origen de todos los desórdenes políticos de América Latina y así había sido desde 1959.

Adviertan que yo dije la Cuba de los Castro y no la Cuba comunista. El comunismo es una expresión de la desdicha política, pero puede ser de puertas adentro. Fidel y Raúl, en cambio, le agregaron un violento espasmo imperial que no ha cesado.

¿Por qué sucedió este fenómeno? Cuando Fidel Hipólito Castro tuvo la edad legal para cambiarse el nombre se convirtió en Fidel Alejandro Castro.

Su modelo era el enérgico macedonio que construyó muy rápidamente uno de los mayores imperios de la historia.

La primera juventud de Fidel Alejandro Castro fue la de Cayo Confite en 1947, una expedición organizada por la Legión del Caribe y, fundamentalmente, por los cubanos.

Ya estaba en marcha, ya se había movilizado, el Alejandro Magno cubano, aunque nadie lo advirtiera.

Aunque abortado por el Departamento de Estado, fue un esfuerzo descomunal que incluía 2,700 hombres, donde predominaban los dominicanos y los cubanos (casi el doble de Bahía de Cochinos) y 27 aviones y avionetas.

Por cierto,  cuando tuvo el mando de Cuba, Fidel hizo matar a dos de los jefes de esa expedición, sus enemigos jurados Eufemio Fernández y Rolando Masferrer.

A Eufemio lo fusiló en 1961, y a Masferrer le dinamitó el auto en Miami en 1975. También lo han acusado de participar en el atentado a un tercer jefe de Cayo Confite, a Manolo Castro, con quien no tenía parentesco. Manolo Castro fue asesinado en febrero de 1948.

Semanas después, en abril de 1948, le tocó el turno al Bogotazo. Ahí Fidel Castro vio alguna acción y le tomó el pulso a la muerte. Todo eso reforzó su vocación, como me expresó alguna vez un comandante nicaragüense, de “nido de ametralladora en movimiento”.

En 1952 Fulgencio Batista dio un golpe militar contra el gobierno legítimo de Carlos Prío y se desató para siempre Fidel Alejandro Magno. La violencia era la atmósfera que le convenía.

En 1958, en la Sierra Maestra, se lo dijo en una carta a su amante, secretaria y amiga íntima Celia Sánchez: tras la derrota de Batista pensaba dedicarse a combatir a Estados Unidos.

Fidel Alejandro deliraba con sus planes de conquista planetaria. Se lo repitió al historiador venezolano Guillermo Morón en 1979.

Cuando se convirtió en el amo de Cuba, utilizó la Isla para lanzar a sus guerrillas y a sus agentes  a docenas de países, hasta convertirse en el más audaz condottierorevolucionariode la segunda mitad del siglo XX.

Pero más grave aún es que le impuso a su gobierno y a la sociedad cubana su propia naturaleza aventurera, de la cual es difícil sacudirse, aunque la infinita mayoría de los cubanos piense que fue y es una locura persistir en esas locas tareas.

El intervencionismo de Fidel Castro llegó a su apogeo durante su invasión a Angola, en África: la más larga operación militar que recuerda la historia de América: de 1975 a 1991. Fueron los soviéticos los que, contra la voluntad del cubano, lo forzaron a dejar su presa africana. Quedó muy molesto por ese abandono de Gorbachov.

Por eso, tras tres décadas de intensa colaboración con Moscú, cuando desaparecieron la Unión Soviética y el comunismo europeo, Fidel Alejandro siguió batallando solo. Continuó, como un obseso, “haciendo la revolución” a tiros.

Fidel Alejandro no creía en el descanso o en el abandono. La “luta continua”, como decían los mozambiqueños.

Pero no estuvo solo mucho tiempo. Buscó a Lula da Silva y, con los escombros del comunismo destrozado, más la potencia del Partido de los Trabajadores, armó el Foro de Sao Paulo. Lo hizo para protegerse y para continuar luchando.

Los españoles tienen una expresión entre humorística y barroca para describir esa conducta: Fidel era inasequible al desaliento.

No le importaba que el marxismo-leninismo hubiera sido desacreditado. Le seguía sirviendo de pretexto para continuar su incesante contienda.

(Los tiranos Fidel y Raúk Castro. Foto y comentario  añadidos por el Bloguista de Baracutey Cubano)

Tampoco le interesaba el destino económico de los cubanos, ya sin el amparo de los subsidios soviéticos.

Unos cuantos millares de cubanos se quedaron ciegos como consecuencia de la neuritis óptica producida por la desaparición de la magra ración de proteína que los protegía.

Era el “periodo especial”, del cual ni siquiera hemos salido tras casi treinta años de penurias inútiles.

Fidel, estaba dispuesto a “sostenella, pero no enmendalla”, como reza la divisa de los peores empecinados españoles, esa pobre gente que confunde la terquedad con el carácter.

Así las cosas, en 1994 apareció Hugo Chávez en el panorama isleño y Fidel lo conquistó para sus planes delirantes. A Fidel Alejandro le pareció una variante del idiota útil.

No lo quería demasiado, al extremo que desvió las relaciones del venezolano hacia su entonces Canciller, Felipe Pérez Roque y hacia su segundo al mando, Carlos Lage –luego ambos fueron defenestrados- porque a los ojos racistas y encumbrados de Fidel Alejandro, Chávez le parecía (y lo dijo en privado) un “negrito parejero”.

Se colocaba “parejo” a él y eso era intolerable.

Tampoco era difícil seducir a Chávez. En ese momento el teniente coronel Hugo Chávez estaba bajo la influencia de Norberto Ceresole, un fascista argentino que provenía del peronismo de izquierda.

Ese asesor fue bien pagado y se retiró a rumiar su molestia. Luego optó por morirse alejado del mundanal ruido.

A principios de 1999 los agentes y operadores políticos de la Seguridad cubana lograron hacer presidente de Venezuela a Hugo Chávez. Cuando asumieron su causa apenas tenía el 2% de apoyo popular.

Como la suerte le acompañaba en su periodo presidencial, hasta que apareció el cáncer cono un ladrón silencioso, el precio del petróleo subió escandalosamente y Fidel Castro pudo financiar su nuevo juguete imperial: el Socialismo del Siglo XXI (Cuba, Venezuela,Nicaragua, Bolivia y el Ecuador de Rafael Correa),más un espacio económico llamado la ALBA, la Alianza Bolivariana de los Pueblos de América, que era la alternativa comunista al ALCA, el Área de Libre Comercio de América.

La ALBA funcionaba como un mecanismo para dispensar favores y petróleo. Venezuela era la gran anfitriona “pagana”, mientras el ALCA ofrecía, fundamentalmente, acceso al mercado norteamericano, así que muchos islotes caribeños optaron por subordinar su política exterior a los caprichos y estrategias de Fidel Castro y Chávez.

Los miembros de la ALBA son los mismos del Socialismo del Siglo XXI, menos Ecuador, que no necesitaba el petróleo venezolano, más Surinam, a los que se agregan los islotes caribeños: Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, y Haití como observador.

Quien pechaba con las responsabilidades económicas del grupo era Venezuela, pero el Estado que trazaba la estrategia era Cuba.

Los venezolanos pagaban la factura, que enriquecía a algunos gobernantes, como era el caso de Daniel Ortega por medio de ALBANISA, un conglomerado de sociedades, que le servían para recibir cuantiosos subsidios chavistas de los cuales utilizaba cierto porcentaje para sostener a su clientela política nicaragüense.

La única condición que se les imponía a los miembros de ALBA era que suscribieran los dictados de La Habana-Caracas en materia diplomática, como, por ejemplo, la elección del chileno José Miguel Insulsa al frente de la OEA, un hombre que se prestó irresponsablemente al juego antidemocrático de Chávez y Castro, pese a los improperios que más de una vez le propinó Chávez.

Ese mundo, como sabemos, ha llegado a su fin, al menos por ahora. La elección de Mauricio Macri en Argentina, Sebastián Piñera en Chile y Jair Bolsonaro en Brasil lo demuestran, aunque la presidencia de Andrés Manuel López Obrador en México es de signo diferente.

Eso lo sabe La Habana, pero el mensaje y el ejemplo que emana de Cuba es muy negativo. Raúl Castro les dice, con su ejemplo, y seguramente con sus palabras en el terreno privado, que resistan hasta que el péndulo se mueva en la otra dirección, algo que sucederá aproximadamente en una década si se repiten los patrones históricos habituales.

En todo caso, ¿cómo terminará la aventura castrista? Para abordar ese asunto me acogeré al ejemplo y los razonamientos del gran periodista inglés Bernard Levin.

En 1977, cuando la URSS estaba en auge y Leonid Brezhnev mandaba en Moscú, mientras Jimmy Carter comenzaba su tembloroso gobierno en Estados Unidos, el diario The Times de Londres le pidió a su mejor columnista, a Levin, que especulara sobre el fin del comunismo en la URSS.

Levin explicó que un día llegaría a la jefatura de la Unión Soviética una cara nueva que comenzaría a cambiar el destino del país. ¿Por qué? Porque los soviéticos no eran diferentes a los checos que en 1968 se habían levantado contra los atropellos y excesos de los comunistas. Tenían las mismas ansias de libertad y la misma íntima decencia.

Ese nuevo dirigente comunista fracasaría en sus reformas y sería sustituido por una oposición que no tomaría venganzas, que no ahorcaría a los responsables de la dictadura en los postes de la luz, y el comunismo desaparecería sin cataclismos históricos.

Hasta ese punto, Levin acertó el quién y el cómo, pero lo más asombroso es que también acertó en el cuándo.

En su famoso artículo, escrito, repito, en 1977, se atrevió a predecir que ello ocurriría en el verano de 1989, año, por cierto, en el que Jaruzelski tuvo que ceder el gobierno polaco a Solidaridad. Año en el que en el mes de noviembre los alemanes derribaron el Muro de Berlín y el comunismo comenzó a derrumbarse como un castillo de naipes.

El comunismo cubano terminará de la misma manera. ¿Cómo lo sabemos? Porque quienes gobiernan tienen moral de derrota y, salvo a los psicópatas, a nadie le gusta pertenecer al bando de los canallas.

Los castristas perciben que por el camino elegido por los Castro no hay posibilidades de redención. Saben que serán más pobres y los cubanos más infelices cada día que pase.

Es verdad que hay unos cuantos centenares al frente de la banda que se benefician del “modelo” cubano del Capitalismo Militar de Estado, pero no son suficientes para detener el curso de la historia. No creo que falte mucho tiempo antes de que el sistema y el gobierno comiencen a desmoronarse. Tal vez tendrán que desaparecer Raúl Castro y la generación del Moncada. Ya todos andan cerca de los noventa años. De manera que, al menos para la oposición, “la luta continua”.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Alicia Delibes desde España: Solzhenitsin, además de explicar cuáles son los destrozos que el comunismo hace en el individuo y en la sociedad, mostraba una ventana por la que escapar a toda pretensión totalitaria: "vivir sin mentir"


“Vivir sin mentir”, el mensaje de Solzhenitsin

**********
Solzhenitsin, además de explicar cuáles son los destrozos que el comunismo hace en el individuo y en la sociedad, mostraba una ventana por la que escapar a toda pretensión totalitaria: "vivir sin mentir".
**********

Por Alicia Delibes
2018-12-15

Con motivo del centenario del nacimiento del gran escritor y disidente ruso, Alexandre Solzhenitsin, el Instituto de Francia y la Sorbona de París han organizado unas jornadas que se han desarrollado en el mes de noviembre bajo el título "Alexandre Solzhenitsin: un escritor en lucha con su siglo". La conmemoración se extenderá a lo largo del mes de diciembre por diversas ciudades francesas.

Solzhenitsin nació y creció en el régimen implantado por el golpe de Estado de Lenin del 25 de octubre de 1917, siete meses después de la revolución de febrero. Educado por su madre en la fe cristiana, al llegar a la adolescencia, el marxismo-leninismo sustituyó la religión de su infancia. Sin embargo, ese amor por la revolución pronto se vería empañado por las dudas que los procesos de Stalin de los años 1930 sembraron en la conciencia del joven comunista.

En 1941, nada más graduarse en Historia y Matemáticas, Solzhenitsin se enroló en el Ejército soviético, en cuyas filas luchó contra los alemanes hasta que, en febrero de 1945, poco antes de la capitulación de Alemania y del fin de la guerra, fue detenido y trasladado a la prisión de Moscú. Acusado de haber expresado opiniones anti estalinistas fue condenado a ocho años de trabajos forzados y a un posterior destierro a perpetuidad. Una vez muerto Stalin, en 1956 sería rehabilitado.

En 1962, Kruschev, que deseaba en esos momentos dar a Occidente una imagen de alejamiento del régimen de Stalin, autorizó la publicación de la novela Un día en la vida de Iván Denísovich, en la que Solzhenitsin novelaba su experiencia en los campos de concentración. El éxito de la novela fue tal que Kruschev, asustado, detuvo su publicación e impidió que su autor recibiera el Premio Lenin de literatura para el que había sido propuesto.

Solzhenitsin fue expulsado de la Unión de Escritores Soviéticos en 1969 por haber denunciado la censura de sus libros. Un año después recaería sobre él el Premio Nobel de Literatura, galardón que no acudió a recoger por miedo a que los dirigentes soviéticos, a su regreso, le impidieran la entrada en el país.

El 30 de diciembre de 1972 se publicó en París la primera parte de "El Archipiélago Gulag". En pleno revuelo por la publicación de esta crítica feroz del régimen bolchevique, Solzhenitsin publicaba una "Carta abierta a los dirigentes soviéticos" en la que les pedía que abandonaran la ideología mortal del marxismo-leninismo. El escándalo fue tan grande que el politburó, tras una dubitativa deliberación, decretó su expulsión del país y la pérdida de la ciudadanía soviética. El 12 de febrero de 1974 Solzhenitsin, por segunda vez en su vida, será conducido a la Lubianka y, desde allí, junto a su mujer y sus tres hijos, deportado a la entonces República Federal de Alemania. En octubre de 1976, la familia se traslada a Estados Unidos y fija su residencia en Vermont. Solzhenitsin no volverá a Rusia hasta 1994.

En 1978 Solzhenitsin fue invitado a dar una conferencia en la Universidad de Harvard. El público, que había acudido a escuchar de boca del autor del Archipiélago Gulag los horrores cometidos en la Rusia bolchevique, se encontró con un discurso sobre el declive de Occidente y una crítica feroz a la falta de convicciones, al desprestigio del valor y al relativismo del mundo occidental. Muchos izquierdistas occidentales nunca se lo iban a perdonar.

El hecho de que el primer tomo del Archipiélago Gulag viera la luz por primera vez en París, hace que Francia se considere en deuda con el hombre que escribió, no solo para denunciar el régimen comunista, sino también para alertar a Occidente de que el comunismo no es algo específicamente ruso, como "el ballet Borzoi", sino una "ideología dañina ante la que ningún país es inmune", y que, por tanto, en cualquier rincón del mundo, el hombre puede un día verse reducido a "la pérdida de la conciencia y a la completa sumisión", propias de los regímenes comunistas.

La editorial Fayard, en espera de una edición completa de la extensa obra sobre la revolución rusa, "La Rueda roja", a la que Solzhenitsin dedicó gran parte de su vida, ha editado un compendio de tres ensayos del disidente ruso bajo el título "Revolución y mentira" ("Révolution et mensonge").

En este momento de confusión política e ideológica que vive Occidente, los temas de estos tres ensayos, escritos antes de la caída del muro: el valor de la verdad, la revolución de febrero y las similitudes entre la revolución francesa de 1798 y la rusa de 1917; así como la propia figura del gran "disidente espiritual" que fue Solzhenitsin, cobran un interés especial.

(Solzhenitsyn en EEUU con dos de sus tres hijos y su esposa | Cordon Press.  Ignat Solzhenitsyn: "Mi padre nos transmitió que las acciones cuentan mucho más que las palabras”)

El primero de estos ensayos, "Vivir sin mentir", está fechado el 12 de febrero de 1974, cuarenta días después de la publicación en Francia de "El Archipiélago Gulag" y el mismo día en que su autor fue detenido y expulsado del país. En él, Solzhenitsin explica cómo combatir el totalitarismo sin otro instrumento que la verdad. Y si no se es capaz de decir la verdad, porque uno sabe que eso le llevaría directamente a la prisión, al menos se debe evitar que nuestros labios pronuncien mentira alguna.

La revolución, añade el disidente comunista, se mantiene con la mentira. "Ellos", los dirigentes totalitarios, exigen que nos incorporemos a su mundo de falsedades, e incluso que defendamos con entusiasmo sus mentiras. Y solo temen una cosa: que no lo hagamos. Pues, "cuando el hombre vuelve la espalda a la mentira, esta deja inmediatamente de existir".

"Esa es la clave de nuestra liberación: el rechazo a participar personalmente en la gran mentira". Por eso, habría que salir a las plazas a decir bien alto lo que decimos en "susurros", pero si esto resulta demasiado peligroso, "si no nos atrevemos a decir lo que pensamos, que al menos no digamos lo que no pensamos".

No creo haber leído nunca una apología de la verdad más convincente que esta que hizo el escritor ruso la víspera de ser expulsado para siempre de su querido país.

Los otros dos ensayos del libro "Revolución y mentira" fueron escritos entre 1980 y 1983 y forman parte de "La Rueda roja". En el primero de ellos, "Lecciones de Febrero", Solzhenitsin se pregunta cómo llegó a producirse una revolución, la de febrero de 1917, cuando ni los revolucionarios ni la oposición estaban preparados para ella.

El asesinato de Rasputín, la debilidad de Nicolás II, la desidia de la aristocracia, el abandono de la Armada y de la propia Iglesia, la inoperancia, en fin, de un gobierno que "esperaba siempre que todo se arreglara solo", hicieron que la monarquía rusa cayera en tan solo tres días.

    "Todas las órdenes y decisiones tomadas por el Zar en esos días estuvieron influidas por su amor a la paz, cualidad loable para un cristiano pero fatal para el dirigente de un gran imperio. De ahí la extrema facilidad con la que la revolución no sangrienta de febrero triunfó. (…) ¡Qué caro nos costaron esa facilidad y ese amor por la paz!".

En el último de estos ensayos, "Dos revoluciones, la francesa y la rusa", Solzhenitsin establece las similitudes y las diferencias que percibía entre la revolución rusa de 1917 y la francesa de 1789. Un tema que siempre ha interesado a los estudiosos de los movimientos revolucionarios. Y es que, el hecho de que estas dos revoluciones estuvieran separadas en el tiempo por más de un siglo y que se produjeran en marcos históricos totalmente distintos, hace que las semejanzas señaladas por Solzhenitsin tengan especial interés a la hora de detectar y prevenir nuevos intentos revolucionarios.

En los años anteriores al estallido de estas dos revoluciones, la intelectualidad no cesó de culpar al gobierno de las necesidades no satisfechas del pueblo. Por otra parte, en ambos casos, cuando aún era tiempo de parar la revolución, los partidos centristas y de derechas miraron con repugnancia a los que se situaban más a la derecha de ellos y rehusaron sistemáticamente su ayuda.

Ambas revoluciones tuvieron un grupo moderado (los girondinos en un caso, y los kadetes en el otro) y un grupo terrorista (los jacobinos en una, y los bolcheviques en la otra). Y en ambas, a partir de cierto momento, la revolución se escoró hacia la izquierda y acabó por imponerse el Terror.

En las dos revoluciones se cambió el calendario, se persiguió a la Iglesia, se demonizó a los cristianos y se prohibió tocar las campanas de las iglesias. Pero, sobre todo, en ambas, se instrumentó la mentira como arma revolucionaria.

Solzhenitsin no es uno más de los disidentes comunistas. Su personaje y su obra van más allá de la denuncia de los crímenes de Stalin. Nunca cesó de preguntarse cómo pudo triunfar el comunismo en Rusia y cómo podían los occidentales ser tan ciegos a la hora de juzgar una ideología tan peligrosa y dañina como el marxismo-leninismo.

Pero Solzhenitsin, además de explicar cómo pueden llegar las revoluciones y cuáles son los destrozos que el comunismo hace en el individuo y en la sociedad, mostraba una ventana por la que escapar a toda pretensión totalitaria: "vivir sin mentir".

Esta es, para mí, la gran enseñanza de Solzhenitsin: ante cualquier intento de carácter totalitario y, como nos enseñó Orwell, la imposición de lo políticamente correcto lo es, no participes jamás de la mentira, y si no te atreves a decir la verdad, al menos no digas nunca lo que no piensas.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Pedro Pablo Arencibia Cardoso: EL OTRO SAN LÁZARO. Miguelito Valdéz canta su inigualable Babalú Ayé


Tomado de http://www.vitral.org

EL OTRO SAN LÁZARO

Por Pedro Pablo Arencibia Cardoso

En el número nueve de la revista «Vitral», correspondiente a los meses de septiembre y octubre de 1995, el Padre Mariano Ruiz responde la pregunta de que si existió un santo mendigo llamado Lázaro. La respuesta, para aquellos que no han podido leer el artículo, es que no consta históricamente la existencia de tal mendigo, pero tampoco se puede afirmar que este nunca existió. A lo anterior el Padre Mariano añade, después de una breve y acertada argumentación, que en el cielo se encuentran infinitos Lázaros similares al mendigo que aparece en el relato de ficcíón, conocido como la parábola del pobre Lázaro y el rico; el cual a arece escrito en Lucas 16,19-31. El sacerdote plantea, al final de su artículo, que el primero de esos Lázaros que brillan en el cielo, es el mismo Cristo Jesús, el cual pasó hambre y sed, cansancio y agonía en su transitar junto a nosotros.

(Parábola: Lázaro y el rico epulón)

El san Lázaro mendigo, es uno de los santos más venerado por nuestro pueblo. Su imagen, extraída muy probablemente del mencionado relato de ficción, está presente en numerosos hogares cubanos; recibiendo su imagen, en algunos casos, un inapropiado culto de adoración que solo debe ser ofrecido a Dios.

En este artículo deseo hablar de otro santo llamado Lázaro, cuya existencia histórica está comprobada y que sin embargo, es ignorado por muchos de los cubanos. Este santo es la única persona, en los escritos bíblicos, por la cual Jesús lloró (Juan 11,35). Jesús lloró por Jerusalén, lloró en el Monte de los Olivos por su suerte y lloró por este amigo amado, el difunto y posteriormente resucitado Lázaro de Betania.

(San Lázaro cuando fue resucitado por Jesús)

Lázaro vivió junto a sus hermanas Marta y María en la aldea de Betania (de ahí su apelativo), hoy llamada El-Azarié, la cual está situada cercana al Monte de los Olivos y de Jerusalén. Su casa fue un lugar frecuentado por Jesús para el descanso y la enseñanza (Lucas 10,38-42). A Jesús lo unía una especial amistad hacia esas tres personas (Juan 11, 3-5), tal es así, que al ver el dolor que había causado la muerte de Lázaro, Jesús se estremecio en espíritu, se conmovió y lloró (Juan 11, 33-36). En el Evangelio de San Juan, en su capítulo 11 se puede leer en detalles todo lo concerniente al pasaje en el cual Lázaro es resucitado.

Después de resucitado, según la Tradición de la Iglesia, Lázaro se convirtió en obispo de Betania y posteriormente de la Isla de Chipre, hasta que finalmente dirigió, por espacio de 30 años, la Diócesis de Marsella. Predicó el Evangelio e hizo sucumbir la idolatría ante la Cruz de Jesucristo. Obró muchos milagros, incluyendo el resucitar muertos, para el bien de su prójimo. Fue torturado y finalmente decapitado por orden de un procónsul romano, convirtiéndose así en un mártir cristiano. Actualmente en Marsella existe una Basílica que lleva su nombre. La devoción hacia San Lázaro en esa gran ciudad es notable.

(San Lázaro con sus hermanas María y Marta)

La iglesia primitiva consideró, desde sus primeros momentos, que los mártires cristianos, al morir, se unían indefectiblemente a Cristo, pues ellos habían dado muestra de una gran fe y del mayor amor que alguien podía tener hacia Cristo. Jesús había dicho que nadie tiene mayor amor que aquel que pone su vida por sus amigos (Juan 15,13). En el Libro del Apocalipsis, escrito alrededor del año 95 d.C., podemos leer versículos que atestiguan la presencia de esta convicción en la iglesia primitiva:

«Cuando el Cordero rompió el quinto sello, vi debajo del altar con vida a los degollados a causa de la palabra de Dios y por haber dado testimonio debido. Y gritaban con voz potente diciendo:

-Señor santo y veraz, ¿cuándo nos harás justicia y vengarás la muerte sangrienta que nos dieron los habitantes de la tierra?.

Se les entregó entonces un vestido blanco a cada uno y se les dijo:

-Aguardad un poco todavía. Aguardad hasta que se complete el número de vuestros compañeros y de vuestros hermanos que, como vosotros, van a ser martirizados.»

Apocalipsis 6, 9-11

Observemos que el lugar donde están los mártires no es el polvoriento y oscuro Seol, del cual se habla en el Antiguo Testamento, sino un lugar muy cerca de Dios. En ese lugar ya ellos participan de la vida inmortal y esperan el final de todos los tiempos para recibir su segunda, completa y definitiva retribución: la resurrección al final de todos los tiempos (resurrección escatológica).

Lázaro de Betania dio su vida por amor a Cristo y a sus hermanos en la fe, Al morir un mártir cristiano, su tumba era visitada por los otros cristianos, los cuales celebraban vigilias y actos litúrgicos en dicho lugar; estas celebraciones se efectuaban también en los aniversarios de su muerte y se hacían, entre otras razones, para conmemorar el paso del mártir hacia la verdadera Vida o sea su verdadero nacimiento, pues ese fue el momento, en que de manera definitiva, se unió a Cristo. El día de celebración de este santo obispo es el 17 de Diciembre.

Algunas personas no entienden el por qué los santos están en altares y se les celebran sus días. Los altares y los días de sus celebraciones no debemos verlos desde un punto de vista estrecho, o sea, erigidos y conmemorados para el santo en sí; debemos verlos erigidos y conme-morados para ese Dios, por el cual y para el cual ese santo vivió y murió.

Con respecto a las potencialidades y posibilidades que tienen los santos que están gozando de la presencia del Señor, y en particular san Lázaro, debo aclarar que lo único que pueden hacer ellos por nosotros es orar ante Dios, al igual que lo hacen en vida muchos de nuestros hermanos a los que les pedimos esa acción. Es cierto que la oración eficaz, o sea insistente, del justo puede mucho, como se puede leer en Santiago 5,16, pero debemos entender que nadie nos puede dar algo que Dios no nos quiera dar. Es frecuente ver personas, que en la práctica, su religiosidad está centrada en los santos. El cristiano verdadero coloca a Cristo como su centro o sea profesa una religión cristocéntrica. La religión en la que en la práctica las figuras centrales son los santos, no es una religión cristiana sino santera como en más de una ocasión han expuesto en sus homilías el señor obispo y nuestro cura párroco. En el artículo «Dioses e ídolos», publicado en el número diez de «Vitral», expongo otros elementos relacionados con lo planteado anteriormente.

(Basílica de San Lázaro, Marsella, Francia)

Deseo mostrar una oración en la cual se muestran correctamente varios de los elementos esenciales, que debemos conocer y tener en consideración en nuestra relación con los santos. La oración se copió de un material correspondiente a una novena al obispo san Lázaro, la cual se efectuó en diciembre de 1926. El material nos fue gentilmente brindado por la Sra. Gloria Álamo la cual ha sido una celosa depositaria que ha cuidado con mucho amor, y durante muchos años, documentos religiosos que un día pertenecieron a familiares ya fallecidos. La oración posee la correspondiente Licencia Eclesiástica.

«Omnipotente y sempiterno Dios, que con un solo Fíat creasteis el mundo de la nada, cuya mirada diste de hermosura al universo, cuyo contacto conmueve los ejes del globo terrestre, cuyo poder da vista a los ciegos, habla a los mudos, oído a los sordos, salud a los enfermos y vida a los muertos, mostrad, Señor mostrad la grandeza de vuestro infinito dominio sobre cuanto existe, honrando a vuestro Siervo San Lázaro con milagros que confirmen siempre su gran fama de santidad con que vivió y murió en el mundo.

Esta gracia os pido por los méritos de Jesucristo que con vos vive y reina por los siglos de los siglos. Amén. »

En la oración se destaca la preeminencia de Dios, y en particular, muestra quién es el verdadero autor de los milagros: Dios; así como el por qué Dios concede milagros en nombre de un determinado santo: confirmarnos la santidad del santo y con esto demostrarnos que nosotros, simples mortales, podemos llegar a la santidad. También muestra que esas gracias o regalos se piden no por los méritos del santo en cuestión, sino por los méritos acumulados por Jesucristo hombre (también verdadero Dios), único Mediador entre Dios y los hombres según se lee en 1-Timoteo 2, 5.

Deseo plantear, antes de pasar a otro ángulo del presente trabajo, que la celebración de novenas en nuestra Iglesia Católica tiene su origen en los nueve días que estuvieron orando en el aposento alto los apóstoles, la Virgen María y otros después de la Ascensión de Cristo y hasta la llegada del Espíritu Santo en el día de Pentecostés. Los nueve días se pueden inferir de: Hechos 1, 3-9; 1, 12-14; 2, 1-4 y de las características de la Fiesta de las Siete Semanas (o Fiesta de la Primera Gavilla) que aparecen en los libros Levítico y Deuteronomio.

Continuando con nuestro tema central diré que en Cuba, al igual que en otros países, algunos de los santos católicos han sido utilizados para esconder deidades (o sea divinidades o dioses) de otras religiones como por ejemplo la religión Yoruba-Lucumí. La razón de esto y en general del mimetismo coyuntural (más que sincretismo religioso) que tomaron esas religiones fueron las condiciones sociales y religiosas a las que fueron sometidos en América los esclavos negros procedentes del continente africano. Entre esas condiciones estaban la prohibición de la práctica de sus religiones paganas y la imposición del catolicismo. Una de las divinidades africanas que se escondieron bajo el ropaje de un santo católico fue Babalú-Ayé al que asociaron con san Lázaro. Para conocer a cuál san Lázaro lo asociaron debemos tener en cuenta, que el criterio utilizado para asociar el santo cristiano correspondiente, era su apariencia externa con la divinidad pagana y no su vida o personalidad. El antecedente de Babalú-Ayé era una divinidad africana que era temida de tal manera, que su nombre prácticamente no se pronunciaba. Esa divinidad había padecido viruelas, otras fuentes plantean que sífilis por la vida de jolgorio y mujeres que llevó cuando eran joven, y llevaba las huellas de esa enfermedad en su cuerpo; de esto último podemos inferir que el san Lázaro asociado a Babalú-Ayé es el san Lázaro mendigo.

(San Lázaro, el de las muletas)

Muchas personas del pueblo cubano atribuyen curaciones milagrosas a este ambiguo san Lázaro-Babalú-Ayé, que es capaz, según la creencia popular, de enviar desgracias a todo aquel que incumple sus promesas hacia él, algo inconcebible en un santo cristiano, pues el Amor es el lazo más íntimo que lo une con Dios y le hace partícipe de la vida divina. En el artículo «Inmortalidad y Salvación» que se publicará próximamente, profundizo en el papel fundamental que juega el Amor en nuestra salvación.

Muchos cristianos plantean que es satánico el origen de las sanaciones que se producen de vez en cuando, pero muchas menos veces que las esperadas, en personas que han visitado determinados lugares donde se práctica el paganismo o la idolatría. En la Biblia se condena la idolatría y la visita a los lugares donde ella se practica, así como las consultas a muertos:

« Que no haya en medio de ti nadie que haga pasar a su hijo por el fuego que no haya adivinos, ni nadie que consulte a los astros, ni hechiceros, que no se halle a nadie que practique encantamientos o consulte los espíritus, que no se halle ningún adivino o quien pregunte a los muertos.»

Deuteronomio 18, 10-12

«¿No saben, que los injustos no heredarán el Reino de Dios?

No se engañen: no heredarán el Reino de Dios los que tienen relaciones sexuales prohibidas, ni los que adoran a los ídolos, ni los adúlteros, ni los homosexuales de toda clase, ni los ladrones, ni los explotadores, ni los borrachos, ni los chismosos, ni los estafadores. »

1 Corintios 6, 9-1 0

Sin embargo, podemos caer en el pecado imperdonable que se plantea en Mateo 12, 22-32 al evaluar de satánicas la totalidad de esas curaciones, pues en algunas de ellas puede estar presente la obra del Espíritu Santo. Un pasaje bíblico que nos ayudará a comprender lo anteriormente planteado es el pasaje del paralítico de la piscina de Betesdá (Juan 5, 1-15).

La piscina de Betesdá, según datos históricos hallados en recientes excavaciones, era un lugar pagano donde se decía que el dios Esculapio curaba de cuando en cuando a enfermos que iban buscando su curación. Los judíos desde su fe explicaban esas curaciones mediante la intervención de un ángel. Cristo visitó ese lugar pagano y curó allí a un paralítico sin temer que lo tildaran de pagano o que dijeran que esa curación en un lugar pagano favorecía al paganismo; la misericordia de Dios se impuso.

Cristo en el momento de hacer el milagro no se dio a conocer al paralítico (Juan 5, 12-13), por lo cual el paralítico y el resto de los ahí presentes podían pensar, entre otras cosas, que fue la intervención del dios Esculapio o del ángel la que produjo el milagro. Cristo, como siempre, no le exigió nada al paralítico para hacer el milagro ni por haberlo realizado, solamente le dijo toma tu lecho y anda; dejó a la decisión del paralítico el escoger quién había sido el hacedor del milagro. El hombre escogió acertadamente y se dirigió al templo a darle gracias a Dios, el único autor del milagro, no le dio gracias al ángel ni al dios Esculapio. Fue precisamente en ese momento que ocurre el segundo encuentro del paralítico, ya sanado, con Jesús; en esa oportunidad Jesús le dio el mandato que no volviera a pecar, refiriéndose muy probablemente al hecho de que quizás en el futuro el antiguo paralítico quisiera, por alguna otra razón, visitara nuevamente ese lugar pagano y «milagrero»; Jesús le explicó la razón de ese mandato: «no sea que te suceda algo peor». Todos los cristianos sabemos que lo peor que nos puede suceder es que nos apartemos de la gracia de Dios, el cual se nos dio a conocer plenamente en la persona de su hijo Cristo Jesús. En ese segundo encuentro hubo algo más importante que la curación de un enfermo; estuvo presente el problema concerniente a la salvación de su alma.

Muchas de las personas que visitan lugares paganos argumentan que ellas no se apartan de Dios, porque ellas siguen creyendo en Dios y saben que sin Él, no se puede hacer nada. El apartarse de Dios no es solamente desconocer o ignorar a Dios y su poder, es también no sentirlo como lo más cercano a nosotros y a nuestras vidas (Mateo 22, 37-38).

************
Bibliografía
La Biblia (Latinoamérica), Edición Pastoral, Editorial Verbo Divino, Navarra, España, 1972.
Novena al Glorioso San Lázaro, Imp. Avisador Comercial, La Habana, Cuba, 1926.
Álvarez A. y Porbén P.P., Sincretismo Popular... Mimetismo Coyuntural, Revista Vitral No. 7, Centro Católico para la Formación Cívica y Religiosa, Diócesis de P. del Río. Cuba, 1995
Arencibia Pedro P., Dioses e ídolos, Revista Vitral No. 10, Centro Católico para la Formación Cívica y Religiosa, Diócesis de P. del Río. Cuba, 1995
Nuevo Diccionario de Espiritualidad, De Fiores S., Goffi T., Guerra A., Ediciones Paulinas, Madrid, España, 1985
 ***********
 Miguelito Valdéz canta su inigualable Babalú Ayé


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Esteban Fernández: LA LEY DE PELIGROSIDAD

LA LEY DE PELIGROSIDAD

Por Esteban Fernández
15 de diciembre de 2018

Entre todas las barbaridades e hijodeputadas cometidas por el régimen castrista créanme que la peor es la injusta ley de peligrosidad. Estas draconianas medidas predelectiva se encuentran en los artículos del 73 al 84 del Código penal cubano, y pueden llevar condenas de 1 a 4 años de cárcel.

Es decir que el individuo no tiene que cometer ningún delito, sino que por cientos de diferentes motivos- como expresarse negativamente de la revolución- pasa a ser considerado “peligroso” e ir a parar a un calabozo sin ningún tipo de pruebas o acusación valida.

Eso es algo inconcebible para los norteamericanos y para los que hemos vivido por muchos años a la vera de las leyes de este país
. Aquí hasta si alguien nos amenaza de muerte y lo denunciamos a las autoridades estas nos responden que “No pueden hacer nada mientras el que nos amenace no cometa un crimen”.

Pero en Cuba el sospechoso de ser candidato a perjudicar a la tiranía no lo salva ni el medico chino.

Es un régimen hecho a imagen y semejanza de su máximo líder, un tipo que -en vida- fue paranoico, esquizofrénico, psicópata, y temeroso hasta de su sombra.

Desde que puso una pata en La Habana, en enero del 59, mandó 20 recados a los antiguos pandilleros y del llamado “bonche  universitario”, para que se pusieran a buen recaudo. ¿Por lo que los crímenes que él sabía habían realizado en el pasado? No, por los que él intuía que podían y eran capaces de hacer en el futuro.

Eliminó a montones de lugartenientes – Aldana, Robaina, Lage, Pérez Roque-  por gusto, por sospechas, por alucinaciones, hasta llegar a la injusticia cometida contra su mejor soldado: el general Arnaldo Ochoa Sánchez. ¿Qué crimen había cometido Ochoa? Ninguno, estaba haciendo lo mismo que hacían los demás generales, robar y traficar.

Todo este monumental engranaje y fusilamientos fue producto de la creencia de Fidel Castro de que OCHOA Y VARIOS MÁS PUDIERAN REPRESENTARLE UN GRAVE PELIGRO EN EL FUTURO INMEDIATO. Y para matar “dos pájaros de un tiro” les achacó el tráfico de drogas del cual estaban siendo acusados él, su hermano y toda la cúpula gobernante.

Y de ahí para abajo los castristas han seguido el ejemplo del tirano y consideran que el haberse mantenido en el poder 60 años es gracias a adelantarse a los acontecimientos, a tener siempre las luces largas puestas, a otear el horizonte como si fueran unos búfalos, y esto le ha costado a Cuba miles de presos y ríos de sangre anegando a la nación de una punta a la otra.



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Carlos Alberto Montaner: Mami, ¿qué será lo que quiere el chino?


Por Carlos Alberto Montaner
15 de diciembre de 2018

Lo que quería el negro era obvio. Lo insinúa el merengue dominicano con mucha gracia. Lo que quiere el chino es menos claro, pero también es posible averiguarlo. China está invirtiendo millones de dólares en El Salvador y en Panamá. ¿Por qué lo hace, si ambos países tienen una historia reciente de desestabilización y crisis? Ya llegaremos a eso.

China tiene dos objetivos. El primero, es desplazar totalmente a Taiwán. Aplastarlo. Convertirlo en una especie de apestado diplomático y provocar su aislamiento, pese a ser hoy una exitosa democracia del primer mundo con 21 millones de habitantes y un envidiable desarrollo tecnológico. El  segundo objetivo, es acreditarse como la primera potencia comercial y financiera del planeta.

Es importante desenredar la madeja para entendernos.

La isla de Taiwán dejó de ser parte de China de 1895 a 1945. Japón la había invadido y se apoderó de ella. Después de la Segunda Guerra mundial los japoneses se marcharon y Taiwán volvió a ser un mínimo segmento de China (36,000 k2 perdidos en más de 9 millones y medio que posee China continental).

En 1948, tras la derrota de Chiang Kai-shek a manos de Mao, todo dio un vuelco. El Generalísimo perdedor, su gobierno, y otras dos millones de personas, se refugiaron en Taiwán controlando a sangre y fuego a las autoridades locales. Desde ese año el mundo vivió la fantasía de que Taiwán era el representante de China continental, hasta que en 1971 la ONU expulsó a la Isla y reconoció a China. Estados Unidos se opuso, pero sin fanatismo. Se opuso con la boca chiquita.

En 1972 Nixon visitó a Mao de la mano de Henri Kissinger. Deseaba explorar la brecha antisoviética. En el 76 murió Mao. En el 79 Jimmy Carter reconoció a China continental y rompió con Taiwán. China se encontraba entonces bajo el liderazgo del reformista Deng Xiaoping, padre del “milagro” económico que comenzaba.

Desde 1971, Taiwán intenta reemplazar el reconocimiento colectivo de la ONU con el reconocimiento selectivo de países que estén dispuestos a intercambiar embajadores. No obstante, cada día son menos los Estados que se atreven a desafiar a China continental, y los que lo hacen son pocos (menos de 20), escasamente importantes, y Taiwán los subvenciona generosamente. Han roto con Taiwán, sólo en los últimos meses: República Dominicana, Panamá y El Salvador. En América permanecen fieles a Taiwán, al menos por ahora: Paraguay, Guatemala, Honduras, Belice, y, curiosamente, Nicaragua.

China, mientras tanto, se niega rotundamente a admitir que exista un Taiwán independiente. Para Pekín, China sólo hay una. Taiwán debe volver al redil como en 1999 lo hicieron Hong Kong y Macao. Dos segmentos autónomos que mantienen sus modelos económicos parcialmente diferentes al de la China actual. Ya se sabe la fórmula: un país y dos sistemas.

Incluso, fueron los magníficos ejemplos de Taiwán, Hong Kong y Macao los que persuadieron a Deng Xiaoping de que no importaba el color del gato, si era capaz de cazar ratones. Desde entonces, los chinos quemaron El libro rojo de Mao, lo sustituyeron por los papeles de los “Chicago boys” y le hicieron un corte de mangas al marxismo leninismo mientras repetían, como un mantra: “enriquecerse es glorioso”.

¿Qué quieren los chinos en Centroamérica? China tiene una visión de largo plazo. Desea crear un gigantesco HUB, en el Golfo de Fonseca en El Salvador, para exhibir sus infinitas mercaderías, y conectarlo con un tren rápido a Panamá a través de Honduras, Nicaragua y Costa Rica, para exportar a los países del Atlántico o a la costa Este de USA.

Es el mismo esquema que China posee en Europa por medio de Serbia en los Balcanes (con el añadido de que los serbios tienen en Kosovo un problema parecido a Taiwán con relación a China), más el puerto de “el Pireo” en Grecia, desde el que piensan inundar de productos chinos a los países europeos.

¿Cuál es el problema? Que China no tiene el menor interés en la libertad, la democracia o el respeto por los Derechos Humanos. China es una autocracia de partido único, lo que se convierte en un incentivo para nuestros bribones latinoamericanos. Es una colaboración sin “Lista Clinton” ni “Ley Kingpin”. Sin OFAC ni DEA que persiga a los narcotraficantes, a los blanqueadores de capitales, ni procesos de certificación que obligue a los gobiernos a comportarse honorablemente.

Es el sueño sin tribunales internacionales y sin la “Convención de Palermo” que asusta a los Maduro, a las FARC, a los Evo, a los Raúl Castro y a tantos pícaros y delincuentes. Es Odebrecht multiplicado por 100. Un planeta en el que ondee la bandera pirata  de la carabela y las tibias cruzadas. China es la gloria.
***************

China se acerca a América Latina ¿cuáles son sus intenciones?
 


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

sábado, diciembre 15, 2018

Cuba 60 años | Parte 2 de 7: En este capítulo: Crisis de los Misiles, Bahía de Cochinos, éxodo, Operación Pedro Pan, fracasos del Che Guevara en África y América Latina, confrontación del régimen con la Iglesia, etc.

Diciembre 08, 2018
Cuba 60 años | Parte 2 de 7
La historia de Cuba en las últimas 6 décadas narrada en 7 partes. En este capítulo: Crisis de los Misiles, Bahía de Cochinos, éxodo, Operación Pedro Pan, fracasos del Che Guevara en África y América Latina, confrontación del régimen con la Iglesia, campos de concentración de la UMAP, y otros temas.

Cuba 60 años | Parte 2 de 7



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Pedro Corzo: Justicia para los oprimidos por el castrismo


Justicia para los oprimidos por el castrismo

Por Pedro Corzo
Conferencista y escritor
1 de diciembre de 2018

Es muy apropiado que la sociedad moderna constituya entidades con profesionales altamente calificados y prestigiosos, que ventilen, en un clima de justicia, hechos criminales de lesa humanidad y otros de carácter transnacional que tribunales locales no puedan procesar.

Esta modalidad, que tiene en cierta medida uno de sus precedentes en los Procesos de Núremberg, es quizás consecuencia de que en los últimos años se aprecia en algunos gobiernos y pueblos un mayor rechazo a las dictaduras y sus abusos, una condición que debería acentuarse hasta lograr la erradicación de los regímenes que violan los derechos de sus ciudadanos y conspiran para destruir gobiernos legítimamente elegidos por el pueblo.

Por otra parte, es indiscutible que los cuestionamientos y las acusaciones prosperan cuando tienen como objetivo un depredador identificado con la derecha política, como fue el caso de Augusto Pinochet. Recordemos que el dictador chileno tuvo que refugiarse en Inglaterra por varios meses para evitar ser extraditado a España, donde pendían en su contra, en virtud del principio de justicia universal, acusaciones por delitos de genocidio, terrorismo y tortura.

Un principio que penosamente no ha sido invocado por ningún país para juzgar en su momento a Fidel Castro y en el presente a su hermano Raúl, fuera del gobierno como estaba Pinochet cuando se tuvo que refugiar en Londres.

El mundo procesó a los criminales nazis cuando finalizó la Segunda Guerra Mundial, y hubiera sido justo el enjuiciamiento global de sus pares comunistas por su responsabilidad en la muerte de más de cien millones de personas y por la frustración, la desesperanza y el sufrimiento de muchísimos millones más.

Desgraciadamente no ha sido así, el nazi fascismo ha sido en justicia criminalizado, lo que no ha ocurrido con la ideología comunista, otra amenaza cierta a la dignidad y la seguridad humana, acción que debería también proceder contra los métodos de toma y conservación del poder como es en esencia el castrismo, una metodología que ha demostrado nutrirse de los fundamentos de esas dos ideologías execrables.

El castrismo no es un sistema de ideas, sino un método eficiente, por su falta de escrúpulos y violación sistemática de la dignidad humana, como medio para toma y conservación del poder. Un entramado que no responde a patrones éticos ni doctrinales, una maña que se sustenta en un aguzado sentido de la oportunidad que se refleja en las profundas contradicciones que concurren en su búsqueda del poder y durante su ejercicio.

La dictadura castrista ha cometido en sus sesenta años de gobierno numerosos crímenes y la devastación completa de un país. El régimen de los Castro podría ser enjuiciado por fusilar a miles de personas y condenar a otras decenas de miles a largos años de cárcel sin respetar el debido proceso. Masacres como los 71 ejecutados frente a una zanja en la Loma de San Juan, Oriente, 1959, orden directa de Raúl Castro, el caso de la Ceiba, Las Villas, 1963, por los numerosos asesinatos de presos políticos y desaparecidos y por el vergonzoso hundimiento del remolcador 13 de marzo, 1994, donde perecieron 37 personas, entre ellas, diez niños.

Hay causas sobradas para procesar el castrismo, a sus jerarcas y sus sicarios, entre ellas, el desplazamiento forzoso de millares de personas con prohibición de regresar a sus lugares de origen. Ese desarraigo tuvo lugar en diferentes lugares del país y fue una práctica común la confiscación de los bienes de los desplazados.

Los Castro, por si los crímenes contra los cubanos no fueran suficientes, tienen en su haber numerosas transgresiones transnacionales como organizar guerrillas y avituallarla con armas y otros enseres de la guerra, para derrocar gobiernos legítimamente electos, además de entrenar a terroristas y constituir entidades internacionales para promover por la fuerza su forma de gobierno.

Con base en los crímenes del castrismo es muy importante que la Comisión Internacional de Justicia para Cuba (CIJC) que preside el jurista mexicano René Bolio, se haya impuesto la tarea de llevar ante la justicia internacional a Raúl Castro, así como denunciar a los funcionarios del régimen que han cometido crímenes durante el ejercicio de sus funciones. Los verdugos del castrismo no deben disfrutar de impunidad.

El autor es cubano. Periodista. Vivió en Venezuela por doce años. Preside actualmente el Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

viernes, diciembre 14, 2018

Embajador Armando Valladares: Mi opinión Diciembre 13, 2018: Represión, censura y Decreto 349 en Cuba




Embajador Armando Valladares

Embajador Armando Valladares: Mi opinión
Diciembre 13, 2018

Desde la llegada del presidente títere Díaz-Canel, se ha producido un incremento de la represión policíaca a todo lo largo de la isla. Arrestos, allanamientos a las casas de los disidentes, amenazas, entre otras acciones. Ahora Cubanet ha publicado un artículo denunciando las amenazas de la Seguridad del Estado cubano a un reportero de uno de los medios independientes cubanos, 14ymedio, diciéndole que diciembre es un mes complicado, y que si salía a reportar iban a llevarlo arrestado a una dependencia policial. El presidente títere Diaz-Canel, en su gira turística, les dice a los periodistas que en Cuba hay libertad de expresión. En tanto, el Departamento de Estado de EEUU dijo que el gobierno de Cuba tiene que respetar el derecho a la libertad de reunión y expresión, refiriéndose a las reacciones de protesta de intelectuales cubanos contra el Decreto 349. Esta es una de las razones del endurecimiento de la represión, porque se les ha complicado el escenario nacional por ese decreto que esclaviza más aún la creación artística. Aunque es bueno recordar que desde 1961 el dictador Fidel Castro dejó establecidas claramente las reglas para los intelectuales, cuando les dijo: “Dentro de la revolución, todo; fuera de la revolución, nada”.

Represión, censura y Decreto 349 en Cuba


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...