lunes, noviembre 19, 2018

Alberto Roteta Dorado: El fin de Mais Medicos para los profesionales cubanos


El fin de Mais Medicos para los profesionales cubanos

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.
18 de noviembre de 2018

Santa Cruz de Tenerife. España.- El suceso del momento en Cuba, la mayor de las Antillas, y por desgracia, la isla en la que perdura un régimen comunista, totalitario y expansionista por casi sesenta años, es el retorno de un numeroso grupo de médicos procedentes de Brasil; esta vez no con las “banderas victoriosas” del triunfo por la “misión” cumplida, sino como parte de una estrategia del sistema cubano para confrontar a Jair Bolsonaro, el nuevo mandatario de Brasil, electo recientemente de manera democrática por su pueblo. 

¿Qué decir sobre el asunto –toda vez que ya se ha abordado demasiado el álgido tema referente a la salida de Cuba del programa Mais Medicos– sin ser reiterativo y tratando de ofrecer a los lectores una visión diferente de algo que desde hace alrededor de una semana es motivo de noticias, referencias, análisis y especulaciones en numerosos medios del mundo?  

Lo primero es precisar la cifra aproximada de galenos cubanos que se espera puedan regresar (mejor sería decir ser regresados, por cuanto se trata de un retorno forzado y en desacuerdo con los profesionales, aun cuando en las entrevistas de los medios oficialistas de Cuba dan sus muestras de apoyo a la decisión del gobierno) a Cuba. Luego de haber consultado más de una treintena de escritos sobre el tema sostengo como hipótesis que con frecuencia unos autores han copiado de otros, y lamentablemente no lo han hecho bien, lo que conduce a un sesgo inicial capaz de distorsionar la realidad.  

Por otra parte, desde los convulsos días la campaña presidencial brasileña la comunidad internacional se proyectó de manera despiadada contra el representante del Partido Social Liberal, algo que se ha mantenido luego de su triunfo el pasado 28 de octubre. Hay demasiadas miradas enfocadas en el accionar del nuevo mandatario y en el futuro de Brasil, casi todas desde la distancia, y muchas veces sin conocimiento de causa toda vez que resultan ser desconocedores de la contextualidad de una nación necesitada de cambios con carácter urgente dada la maléfica influencia de sus anteriores presidentes, Lula da Silva y Dilma Rousseff, ambos representantes de la izquierda regional. 

En el periódico digital español Público se publicó hace solo unos días en un artículo titulado: Cuba retirará 11.400 médicos de Brasil tras las amenazas de Bolsonaro, una desorbitante cifra de médicos que no coincide con el resto de las referencias consultadas sobre el tema: “La isla tomó la decisión de retornar a los más de 11.000 médicos cubanos que trabajan actualmente en Brasil después de que Bolsonaro cuestionara la preparación de los especialistas, condicionara su estancia en el programa a la reválida del título e impusiera como única vía la contratación individual".

La primera inconsistencia resulta de la diferencia abismal entre la cifra del titular y la que luego se maneja. Se puede expresar más de 11.000 cuando se trata de una cifra que no supera significativamente al número expresado, pero tratándose de 400 galenos por encima de los 11.000 es inadmisible. No obstante, lo más importante no es esta diferencia numérica, sino tratar de descifrar de donde obtuvieron este dato que no guarda relación alguna con la cifra aproximada de los profesionales que regresarán a la isla.  

Recordemos que la totalidad de especialistas que participan del proyecto Mais Medicos es de 18.240, lo que incluye a los de otras nacionalidades que intervienen como cooperantes en 4.058 municipios del país, cifra que tampoco se corresponde con el dato publicado. De la totalidad solo se encuentran en territorio brasileño 8.400 médicos cubanos que ofrecen sus servicios en 2.885 ciudades, y no 11.400 como se ha afirmado en dicho artículo. Otra referencia precisa que Cuba retirará de Brasil a 20.000 médicos, cifre que supera a la totalidad de médicos del programa, incluyendo los de otras nacionalidades, de ahí que resulte más disparatado aún.

Una vez precisado este aspecto, considero que, en segundo lugar hemos de abordar los motivos por los que el régimen de La Habana ha determinado proceder a la retirada de sus médicos. Las versiones que se han tratado de ofrecer son tan variadas que llegar a un consenso nos llevaría un tiempo enorme, y no suelo repetir lo que ya otros han expresado, exceptuando algunas opiniones que por su profundidad analítica merecen ser retomadas como referencias, algo que ocurre con poca frecuencia dada la superficialidad con que se asumen temas por algunos que, sin ser conocedores de un asunto, se lanzan a hacer supuestos análisis que aportan muy poco a la comprensión de un fenómeno de tanta trascendencia social y política, como es el caso del tema que nos ocupa. 

No creo que al gobierno cubano le preocupe en lo más mínimo la supuesta inseguridad a la que se enfrentarán sus galenos a partir del establecimiento de un gobierno de derecha que posiblemente rompa relaciones diplomáticas con Cuba. Si en realidad existiera un interés por la preservación de la integridad de los médicos cubanos no los lanzarían hacia los sitios más remotos del continente en condiciones infrahumanas (sitios inaccesibles y zonas selváticas de la amazonía brasilera)

Téngase en cuenta la muerte repentina de varios profesionales en un brevísimo período de tiempo, cuyas causas de defunción, excepto los dos accidentados, no están esclarecidas, y tal vez fueran perfectamente curables de haber sido atendidos con un mínimo de rapidez y de condiciones – lo que falta en los intrincados sitios donde ejercen como esclavos, algo que ha sido reconocido por el presidente de la Asociación Médica Brasileña, quien se refirió a la carencia de una infraestructura a pesar de haber personal sanitario–, y esto merece una investigación legal con seriedad y no un rotundo silencio por parte de la dictadura cubana.

Al corrupto régimen cubano solo le interesa lo que pueden extraer de otras naciones a expensas del trabajo de sus profesionales, a los que solo se le ofrece entre un 25 o 30% del salario devengado. Esto significa que el 75% del salario recibido por los médicos de Cuba va a parar a las inescrupulosas manos de los gobernantes del régimen de La Habana – a pesar de que la alta cúpula de la isla lo niega, argumentando que es utilizado en funciones sociales y programas de desarrollo económico–, los que además mantienen una estricta vigilancia y control exclusivo de todo el personal médico ante los constantes intentos de abandonar las denominadas misiones médicas e instalarse de manera definitiva en Brasil (miles se han unido en matrimonio con nacionales para poder establecerse en Brasil), o desde allí pasar a otros países, principalmente hacia Estados Unidos (alrededor de 1,400 lograron salir hacia este país con visa norteamericana). 

De modo que, ante los planteamientos de Jair Bolsonaro – y no las amenazas como se maneja por un numeroso grupo de medios de prensa– acerca de la crítica situación en condiciones de esclavitud de los médicos cubanos, la posibilidad de que puedan permanecer en Brasil, pero recibiendo la totalidad de su salario, y pudiendo traer a sus familias de manera definitiva, a las autoridades cubanas no les ha quedado otra alternativa que retirar a sus profesionales de las llamadas misiones médicas, aun cuando miles de personas que viven en la pobreza, la marginalidad  y el aislamiento quedarán sin atención médica; por cuanto, a pesar de la convocatoria hecha por los directivos sanitarios de Brasil para tratar de suplir las plazas vacantes de los miles de médicos cubanos, no será posible completar el enorme vacío que dejan los integrantes de Mais Medicos. 

Mientras en Cuba se acude una vez más a la obsoleta retórica matizada por los estigmas aberrantes del socialismo de los soviets, en la que no faltan los gastados términos de abnegación, sacrificio, baluartes, ejército de batas blancas, altruismo, o cualquier otra cosa estrafalaria y fuera de contexto, en Brasil, la Asociación Médica Brasileña (AMB) considera que la salida de Cuba del programa Mais Medicos, tiene “cuño de revancha” y supone un “boicot” al Gobierno del presidente electo, Jair Bolsonaro.

Lincoln Lopes Ferreira, presidente de la AMB, declaró: “Un gobierno extranjero (refiriéndose al cubano), con cuño de revancha, retira a sus médicos, sin tener en consideración sus compromisos éticos y morales y hasta humanísticos”, lo que considero de extraordinaria importancia toda vez que un nacional declara abiertamente – independientemente de su posición política y orientación ideológica– la realidad del asunto al insistir en el olvido del compromiso humanístico, ese del que tanto el régimen cubano se empeña en promover a modo de carta de presentación ante el mundo, y que no es más que parte de una estrategia expansionista con la intención de llevar el comunismo a todas partes, amén de subsistir en lo económico a partir de la entrada de la mayor parte del salario de sus médicos.   

Pero el presidente de la Sociedad Médica no solo desacreditó al régimen cubano en este sentido, sino que hizo un juicio crítico acerca de la persecución de las autoridades cubanas a sus profesionales: “Tenían la localización de los médicos cubanos controlada, las relaciones personales controladas, controlaban el viaje de sus familiares. Eso representaba una aberración y atentaba contra la soberanía nacional”

Téngase en cuenta que en Cuba el 100% de su población es controlada por un vasto sistema de estricta vigilancia que incluye a miles de oficiales, agentes encubiertos y agentes informantes, y esto adquiere dimensiones inusitadas en las llamadas misiones internacionalistas (actualmente colaboraciones médicas) ante la tentativa de los profesionales de quedarse en el país donde colaboran, lo que presupone el abandono de la “misión”, o intentar salir del país donde se trabaja rumbo a otros países, principalmente hacia Estados Unidos, aunque se puede encontrar a médicos cubanos en todas partes del mundo.

De modo que no solo Jair Bolsonaro ha sido capaz de desacreditar a la dictadura castrista con sus firmes propuestas, sino que el Dr. Lincoln Lopes Ferreira, ha dado justo en el eje del asunto, esto es, el sistema coercitivo y represivo a que son sometidos los llamados internacionalistas de Cuba, lo que refuerza la hipótesis de Bolsonaro respecto a las condiciones de esclavitud en que se desempeñan los integrantes cubanos del programa Mais Medicos. 

Finalmente quiero dejar bien precisado que gracias a Jair Bolsonaro y su agudeza perceptiva para analizar el tema de la situación de los médicos cubanos en Brasil la exportación profesional sanitaria desde la isla se pudiera afectar, por cuanto ya son muchos los países cuyos gobiernos han tomado interés en el álgido asunto de las enormes diferencias entre el salario real devengado y el ínfimo por ciento recibido. 

Jair Bolsonaro se convierte de este modo en el primer mandatario a escala internacional capaz de desacreditar al régimen de La Habana, no con amenazas y ataques verbales, o ruptura formal y diplomática de relaciones y convenios, sino con acciones concretas. 

La inclusión de los cubanos en Mais Medicos llega a su fin pues el régimen cubano no aceptó las propuestas antiesclavistas del nuevo mandatario, con lo que, olvidando esos preceptos de humanismo, internacionalismo, patriotismo, o cualquier otro ismo propio del caduco lenguaje de los gobernantes de la isla, quedarán sin atención médica miles de hombres pobres que jamás habían visto a un médico. En fin, algo más para el tenebroso karma de los dirigentes cubanos. 


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

domingo, noviembre 18, 2018

Carlos Alberto Montaner en su yihad contra el Presidente Donald Trump: Un ejército europeo o el comienzo de otra era




Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Carlos Alberto Montaner escribe: ¨El periodista Tucker Carlson de Fox News le hizo la pregunta clave a Trump:
–¿Por qué nuestros hijos tendrían que pelear o morir por defender a Montenegro
 El Presidente Donald Trump  podía haberle respondido con otras preguntas ¿ Por qué nuestros hijos  pelearon o murieron  por defender a Europa en las dos Guerras Mundiales del siglo XX? ¿Por qué EE.UU. reconstruyó a Europa y al Japón después de la II Guerra Mundial ?

  Julian Perez el 17 November 2018  escribió en ese post del blogde Montaner:
Me estaba acordando de “los principios que unían al CAME”:
La gracia de los chistes alemanes.
La puntualidad de los cubanos.
La sencillez del idioma húngaro
El internacionalismo de los polacos
El patriotismo de los checos
…y la ayuda desinteresada de la Unión Soviética
No sé cuáles serán los principios que unan al ejército europeo. Se me ocurre que el primero podría ser la tradicional hermandad entre franceses y alemanes
.

Yo diria el patriotismo de los checoeslovacos, ya que Checoeslovaquia fue un país ficticio creado por el comunismo soviético.
 
 *************
Tomado de http://www.elblogdemontaner.com

Un ejército europeo o el comienzo de otra era

Por Carlos Alberto Montaner
17 de noviembre de 2018

No se ocurre otro tema más importante. Dijo Ángela Merkel, la primer ministro alemana, que está de acuerdo con Emmanuel Macron, el presidente francés, en que debe crearse un ejército europeo. Cuando eso suceda habrá terminado, realmente, el siglo XX y el mundo de la postguerra.

Macron y Merkel desconfían de la firmeza de Trump. Tienen razón para ello. Al presidente norteamericano le incomoda el artículo quinto del Tratado de la OTAN. Ése que obliga a todos los miembros de la Alianza a defender, incluso con las armas, a algún miembro de la Alianza que haya sido atacado por otra nación.

El abono del pago de los gastos de la OTAN, que Trump reclama con energía a los países atrasados –un 2% del PIB de las naciones que la integran- parece ser una coartada del presidente norteamericano. Realmente, le gustaria salirse de una Alianza en la que no cree, como buen y genuino nacionalista “antiglobalización”.

El problema se hizo evidente tras el ingreso de la República de Montenegro en la OTAN. Montenegro es un pequeño país de los Balcanes, la antigua Yugoslavia, con apenas 630 000 habitantes, carente de cualquier clase de interés, salvo que allí nació Milovan Djilas, el autor de La nueva clase. Se integró recientemente a la OTAN para librarse de un zarpazo de Rusia. El periodista Tucker Carlson de Fox News le hizo la pregunta clave a Trump:

–¿Por qué nuestros hijos tendrían que pelear o morir por defender a Montenegro?

Trump dijo que él se cuestionaba lo mismo, calificó de muy agresivos a los montenegrinos, y los asoció a una hipotética tercera guerra mundial.

Fueron estos truenos los que despertaron a Macron. Aunque el artículo quinto del tratado sólo ha sido invocado una vez, y fue por George W. Bush tras el ataque a las Torres Gemelas el 11 de septiembre del 2001, los líderes de Europa saben que es cuestión de tiempo que la Alianza con Estados Unidos se debilite hasta, primero, la insignificancia, y luego la extinción.

Esto dejaría a Europa al alcance de Rusia o China, salvo que exista un elemento disuasor creíble: un ejército lo suficientemente poderoso que tendría dos consecuencias fundamentales, por una punta, impediría que Rusia o China se atrevieran a atacar o extorsionar a los europeos, y por la otra mantendría a los militares ocupados y sin tentaciones de ocupar las casas de gobierno.

Esto último es muy importante. Ortega y Gasset dijo y repitió que “España es el problema y Europa la solución”. Especialmente cuando las dos cabezas, Francia y Alemania, se unen para defender un común propósito: impedir la guerra y preservar el sistema de la “democracia liberal” que tan buen resultado le ha dejado al Continente.

No debe olvidarse que en Europa radica no sólo el origen de las libertades, los derechos humanos y la revolución industrial. Las querellas más sangrientas de la historia se han librado en suelo europeo. La devastadora “Guerra de los Treinta Años”(1618-1648) se riñó allí y costó ocho millones de muertos que se entremataron en nombre de Dios con cuchillos, lanzas y precarias armas de fuego. La de “Sucesión” (1701-1714), por el trono de España, anduvo por los casi dos millones. Ambas guerras fueron “mundiales”, con diversos contendientes y ramificaciones internacionales.

¿Para qué seguir? Son innumerables los conflictos bélicos que han encharcado a Europa. Entre otros, la Guerra de los Nueve Años, la de los Siete –remoto punto de partida de Estados Unidos, aunque entonces nadie pareció advertirlo-, las napoleónicas, hasta llegar a los mataderos de la Primera y la Segunda Guerras mundiales.

Fue esta certeza histórica, unida a los horrores de la Segunda Guerra mundial, lo que llevó a Roosevelt-Truman a abandonar el tradicional aislacionismo norteamericano (recomendado nada menos que por George Washington), y a decidirse a encabezar al “mundo libre”, resolución que se tradujo en los acuerdos de Bretton Woods, la OTAN, el Plan Marshall, la CIA, la OEA y el resto de los mecanismos que hoy languidecen tras varias décadas de eficacia decreciente.

Desde luego, la tarea de crear ese ejército europeo será muy difícil, pese a que Francia domina el arma nuclear y Alemania, junto al resto de la UE, poseen el músculo económico para llevarlo a buen puerto. Ojalá se consiga, pese a todo. La frase de Ortega pudiera extenderse a todos los países del Viejo Continente. El problema es cada uno de ellos. Europa es la paz y la solución. Trump es el síntoma de unos vínculos políticos que se debilitan. Lo mejor es admitirlo, como han hecho Merkel y Macron. Era mucho más fácil y barato sobrevivir bajo la tutela americana, pero parece que eso pronto no será posible. Otra era llama a las puertas.



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

sábado, noviembre 17, 2018

Nicolás Águila: La carne rusa

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

A mí me gustaba la carne rusa como la preparaba mi madre; quizás fuera porque mi madre supo encontrar la manera de prepararla y  porque yo, en esos tiempos, estaba harto de los bistec de palomilla y de riñonada en el almuerzo y en la comida durante años, que era el plato favorito de mi padre   con papas fritas (french fried potatoes) y rodajas de cebolla.
***************
Tomado de https://www.facebook.com/nicolas.aguila.73?

La carne rusa

Por Nicolás Águila
17 de noviembre de 2018

Era el año del susto de 1960. Escaseaban los artículos de consumo tanto nacionales como de importación. No había nada de nada. Faltaba desde la carne hasta el papel higiénico. Todo de repente se había acabado. Y eso que todavía no existía el comodín del embargo. La campaña entonces no era --no podía ser-- contra el 'criminal bloqueo'. La culpa de los desabastecimientos se la achacaba el gran farsante a los especuladores y acaparadores. Mentiras tuyas, que decía el gran Rolando La Serie.

En apenas dos años habían destruido una economía floreciente. De la abundancia y variedad de productos en el mercado se pasó a la escasez a niveles de subsistencia. De la proverbial latería americana no quedaba ni rastro. Y de las conservas cubanas, muy poco. Las sopas Campbell’s, el Quaker, las latas de pera, los casquitos de guayaba... y para qué seguir, se habían esfumado como por ensalmo. La gente parodiaba un bolero de moda, 'Mi corazonada', que cantaba otro grande, Orlando Contreras: "Vas en busca de un fracaso, es la leche condensada / y a la larga comerás carne rusa entomatada...".

Era lo único que se veía en la bodega, eso, la carne rusa. Los anaqueles estaban llenos de arriba abajo de aquellas latas invendibles. Nadie compraba la carne rusa. Todos la rechazaban. Nadie la quería comer, aunque años después la llorarían, dicho sea por respeto a la verdad. Todo se andaría en el camino de la decadencia y la degradación. Y lo peor era que el pueblo se iba acostumbrando al creciente deterioro del nivel de vida, con un sentido de la adaptación y de la supervivencia indigno de ningún encomio.

Algunas de aquellas latas venían con una extraña recomendación, cargada de ironía eslava: "Desayuno para turistas". Pero la gente decía que en realidad era carne de presos siberianos. Cosa muy improbable, desde luego, y totalmente en contra del sentido común. Los famélicos deportados del gulag no daban carne ni para una croqueta sputnik.

Un día mi mamá, por probar, fue a la bodega y compró un par de latas de carne rusa. Siguiendo las instrucciones de una vecina, le quitó primero el sebo y luego la lavó bien, le dio un hervor previo para quitarle el mal sabor soviético y la cocinó a modo de ropa vieja. Pero ni eso valió. El viejo, medio cabreado y medio en broma, apartó el plato y le dijo: "Fela, no cocines más esa carne de Boyoslavia, por favor, que me sabe a chivo macho viejo y con berrenchín".

Y en eso llegó Picundio, un mulato aindiado que ayudaba a mi papá a preparar el tabaco en la escogida (la última que puso, por cierto, porque ese año le dio pérdida total). Picundio iba a casa a tomar el café del mediodía y hacer un poco de sobremesa con nosotros, para seguir después con el viejo para el negocio que quedaba a una cuadra. Y tal vez porque vio los restos del almuerzo se le ocurrió decir: “Oye esto, Tomasito: Para ser un buen cubano, hay que comer carne rusa, limpiarse con una tusa y meterse a miliciano”.







Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Julio M. Shiling con la periodista y presentadora Cary Roque, analizan el emporio militar GAESA y las empresas castristas en la lista restringida de Cuba por el Departamento de Estado de EEUU


GAESA y empresas castristas en lista restringida
Written by Radio y TV Martí
El politólogo Julio M. Shiling con la periodista y presentadora Cary Roque, analizan el emporio militar GAESA y las empresas castristas en la lista restringida de Cuba por el Departamento de Estado de EEUU. Tema sobre los cubanos en Trinidad y Tobago y su situación, en el programa Tras la Noticia de Radio y Televisión Martí, transmitido el 15 de noviembre, 2018.
"Tras la Noticia" es un programa que desmenuza la información oficialista de Cuba y la analiza con lupa de en busca de la verdad que el régimen castrista intenta esconder a los cubanos, porque información es poder. El programa se trasmite de lunes a viernes de 3 p.m. a 3:30 p.m., con la conducción de Cary Roque.

GAESA y empresas castristas en lista restringida



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

viernes, noviembre 16, 2018

Embajador Armando Valladares: Mi opinión Noviembre 15, 2018: Amaury Pérez se queja... del mismo sistema que apoya



Embajador Armando Valladares

Embajador Armando Valladares: Mi opinión
Noviembre 15, 2018

El cantautor procastrista Amaury Pérez Vidal, a su regreso de un viaje por EEUU acompañado de su esposa, publicó en su página de Facebook una denuncia de cómo los habían maltratado en el aeropuerto de La Habana. La escueta nota firmada por el músico, en la que asegura que a su llegada a Cuba fueron humillados de tal manera por el personal del aeropuerto que "no hay manera de describirlo". "Deberían despedirlos a todos de manera irrevocable", concluye la nota, que no ha añadido detalles concretos sobre lo sucedido, aunque quien haya pasado los controles aduaneros del aeropuerto de La Habana en los últimos años sabe a que tipo de quejas se hace referencia, relacionado con el intento de robo de artículos del equipaje. Pero eso ocurre desde hace décadas, aunque Amaury y su esposa lo descubrieron ahora, y qué bueno que les sucedió. ¡Ese es el sistema que ambos han apoyado y defendido!

Amaury Pérez se queja... del mismo sistema que apoya



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

La desconocida vida de Constante Ribalaigua rey español del daiquiri, que hizo historia junto a Ernest Hemingway en Cuba


La desconocida vida del rey español del daiquiri, que hizo historia junto a Ernest Hemingway en Cuba


Estatua de bronce de Hemingway en la barra del Floridita Frederic Schmalzbauer


Por Atahualpa Amerise
EFE
La Habana
15 de noviembre de  2018

La fascinante historia  de Constante Ribalaigua , el coctelero que reinventó el daiquirien La Habana para satisfacer la incansable sed de Ernest Hemingway, llegará a la gran pantalla en forma de documental a cargo de historiadores de su ciudad natal, Lloret de Mar (Gerona).

En los años 30 dos hombres, cada uno a un lado de la barra, contribuyeron de forma definitiva a dar al daiquiri fama internacional. Lo servía Constante Ribalaigua, considerado el "padre de la cantina" en Cuba y el "rey" de este combinado de ron, azúcar, limón, marrasquino y hielo. Y lo bebía el escritor estadounidense, a cuya medida el coctelero catalán diseñó la variante "Papa Doble" o "Papa Hemingway", con doble de ron y sin azúcar.

Esto ocurría en El Floridita, el bar de cócteles más famoso de Cuba donde Hemingway aún reposa el codo en la barra, ahora como estatua de bronce, frente a batidoras que descuartizan hielo y limón sin descanso para llenar cada minuto decenas de vasos de daiquirí frapé, la creación más célebre de Constante (también conocido como Constantino).

El cantinero y antiguo dueño del Floridita descansa en el Cementerio Colón de La Habana de una vida quizá tan intensa y algo más larga que la de su amigo el Premio Nobel de Literatura. Nació en 1888, 11 años antes que Hemingway, y murió nueve años antes, en 1952, dejando un huérfano de ocho años: Jorge Ribalaigua.

Hoy septuagenario, Jorge será el narrador y protagonista indirecto del documental sobre su padre Constante Ribalaigua, el Rey de los cocteleros. Este filme en proceso final de rodaje, cuyo estreno está previsto el próximo año, es iniciativa de Montse Sala y David Barba, dos historiadores de Lloret de Mar obstinados en dar a conocer al mundo que "el coctelero más influyente del siglo XX", como lo definen, nació en su localidad.

(Jorge Ribalaigua, hijo de Constante Ribalaigua, el "Rey de los Cocteleros" Yander ZamoraEFE)

"Constante es quien establece los cánones de la coctelería clásica: un montón de los clásicos cubanos dentro de la coctelería. Es reconocidísimo y vamos a tratar de que lo sea un poquito más", asegura Montse Sala en La Habana, última escala del rodaje tras Lloret de Mar, Barcelona, Madrid, Nueva York y Miami.

De propiedad de los Ribalaigua, El Floridita pasó a pertenecer al Estado cubano al triunfar la Revolución de 1959, ya muerto Constante, y la familia de origen catalán emigró a Estados Unidos donde Jorge vive hasta el día de hoy. El doloroso recuerdo de aquellos tiempos le quitó las ganas de regresar a Cuba por casi seis décadas, hasta que los productores del documental le propusieron acudir de nuevo al bar donde pasó parte de su infancia.

"Es una emoción enorme visitar el Floridita y tratar de recuperar toda esa historia que desde 60 años atrás no he podido conectar", explica, visiblemente conmovido, el hijo del célebre coctelero. Jorge certifica que el antiguo bar de su familia, hoy escala obligada para todo viajero que transita el centro histórico de La Habana, "ha cambiado mucho" desde su niñez, aunque reconoce que "siguen haciendo unos daiquiris fenomenales", y lo atribuye orgulloso al "legado" de su padre.

Además de la versión más famosa del daiquiri, Constante diseñó alrededor de 200 combinados para disfrute de los más exigentes bebedores, entre ellos Jean-Paul Sartre, Graham Greene, Gary Cooper o Ava Gardner, clientes asiduos de El Floridita en una época en la que La Habana exhibía su máximo esplendor.

"En su momento, Constante llevó la coctelería a una excelencia que actualmente sería comparada a estrellas Michelín", afirma el productor del documental, que también busca reivindicar desde una perspectiva histórica la figura del cantinero, que en Cuba "es casi una divinidad" mientras en otros países el reconocimiento ha llegado más tarde.

David y Montse confían, sin embargo, en que sea Hemingway quien arrastre la curiosidad del público cuando estrenen su producción: "No ocurre cada día que un bartender esté inmortalizado en las novelas de un premio Nobel".
************* 

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Para que  no haya equivocación: la hoy Marina Hemingway fue construida antes de la Roboilusión y se llamaba Barlovento y era un lugar para cubanos y extranjeros; no se construyó en honor a Hemingway y el  nombre de Marina Hemingway se lo puso la tiranía varias décadas después para atraer a los  turistas,  pues el yate de Hemingway, El Pilar, estuvo siempre en Cojimar, un pueblo humilde, cuando Hemingway navegaba en él. Por cierto:  Anselmo Hernández, el principal modelo de Hemingway para conformar el personaje de Santiago de su novela El Viejo y el Mar,  escapó muy tempranamente del paraiso Castrista construido por una Revolución ¨de los humildes y para los humildes¨ y murió en los  EE.UU.; después de eso a la tiranía no le quedó más remedio que centrar la atención del turista y de la prensa nacional e internacional  en el simpático Gregorio Fuentes, uno de los dos patrones que tuvo El Pilar, hasta que  éste  murió en Cuba con más de 100 años a mediados de la primera década de este siglo XXI.
Fidel Castro Ruz y Ernest Hemingway  sólo se encontraron en una ocasión, la cual fue ampliamente cubierta por la revista Bohemia en 1960, cuando Fidel Castro  ganó  un torneo de pesca de la aguja (marlins); algo que huele a trampa, pues es posible que la tripulación del yate haya sido la más conocedora de los lugares  donde pescar aguja,  se haya conseguido  al pescador que mejor conociera la carnada  con la que pescar a las agujas y como engancharla al anzuelo,  así como el mejor timonel para ¨curricanear¨ con las varas ya preparadas, pero lo que SÍ  es imposible,  es que  UN NOVATO, con el sedal ( pita o ¨nylon¨)  con la resistencia reglamentadaen por las bases del concurso, pesque una especie  tan difícil de cobrar como son las agujas (ya sea azul, blanca o de abanico) o  un castero, etc.. Para un avezado pescador como lo era Ernest Hemingway seguramente ese triunfo le olió a trampa y  me imagino el trago amargo al tener que entregarle el trofeo  a un tramposo.  Los jueces, tripulantes y los periodistas  que estaban en la embarcación fueron los cómplices del ganador; recuerdo que en esa competencia también estaba el Che Guevara.  Nunca se ha  conocido que Fidel Castro haya pescado agujas antes o después de ese  timo del Invencible Comandante Sabelotodo.
Pero en esta nota deseo mostrar  la opinión de Ernest Hemingay sobre la situación cubana  a finales del año 1958 y su lucidez sobre lo que sucedería en Cuba después del triunfo revolucionario del 1 de enero de 1959; algo ante lo cual millones de cubanos cerraron los ojos y creyeron en las palabras de paz de Fidel Castro que decía desde su escondite en  la Sierra Maestra.
(Fidel Castro y Ernest Hemingway en su único encuentro)
 En el libro  Ernest Hemingway Selected Letters 1917-1961   (editado por Ernest Hemingway y Carlos Baker)   y en su página   888 se puede leer  una carta de Hemingway, a su hijo Patrick  fechada el 24 de noviembre de 1958,  de la cual extraje este fragmento donde describe la situación cubana y lo que se avecinaba ...

(Letter from Hemingway to Patrick Hemingway, Ketchum, 24 november 1958 (page 888))

¨Cuba is really bad now, Mouse. I am not a big fear danger pussy but living in a country where no one is right -both sides atrocious-  knowing what sort of stuff and murder will go on when  the new ones come in- seeing the abuses of those in now- I am fed on it. We are always treated OK as in all countries and have fine good friends. But things aren't good and the overhead is murder. This is confidential completely. Might pull out of there. Future looks very bad and there has been no fishing in Gulf....¨

Esta nota quizás ayude a que no le pasen ¨gato por liebre¨ a los turistas norteamericanos que visitan y visitarán  Cuba. Me pregunto:  ¿En la película sobre Hemingway recién concluida estará reflejado el contenido del anterior  fragmento ?

  
 (OJO: SE AGRADECE UNA BUENA TRADUCCIÓN AL IDIOMA ESPAÑOL DEL ANTERIOR FRAGMENTO.  PUEDEN DEJARLA COMO COMENTARIO EN ESTE POST. GRACIAS ! )
(Patrick, Ernest Hemingyay y  Gregory)
*******
Mayo 10 de 2013

Tomado de http://www.thecubanhistory.com/

LA VIDA CUBANA DE ERNEST HEMINGWAY

Aunque tenía un despacho preparado en la torre suroeste de su casa en el suburbio habanero de San Francisco de Paula, solo trepaba hasta allí cuando los personajes le arrastraban. Ernest Hemingway (1899-1961) prefería escribir ­–de pie con zapatillas de andar por casa, primero a mano y luego a máquina–, en su luminoso cuarto de Finca Vigía; una estancia dividida en dos alcobas que George Plimpton describió con detalle en la entrevista de The Paris Review de 1958. Eso fue cuatro años después de que el autor de París era una fiesta recibiera Premio Nobel de Literatura y tres antes de que se volara los sesos. Aquel cuarto, atestado de papeles, libros, panfletos y notas, y el conjunto de material bibliográfico que quedó en la casa han permanecido fuera del alcance de investigadores y académicos estadounidenses durante más de cinco décadas, algo que cambió este lunes con la llegada de una versión digitalizada de 2.000 documentos a la Biblioteca JFK de Boston.
Detrás de este proyecto se encuentran la fundación estadounidense Finca La Vigía, creada en 2004 tras un viaje a la isla cubana por Jenny Phillips –nieta del editor y gran amigo de Hemingway Maxwell Perkins–, y el congresista de Massachusets, James McGovern, defensor de la normalización de las relaciones entre Cuba y EE UU. Esta es la segunda partida de documentos digitalizados de Hemingway que llega a Boston, después de los 3.000 que se incorporaron a la colección en 2008, entre los que se encontraban, por ejemplo, una versión alternativa del final de la novela “Por quién doblan las campanas”. La iniciativa de la fundación La Vigía incluye la mejora de las condiciones de conservación de los materiales que allí se encuentran, la restauración de la casa, y la construcción de un nuevo edificio con controles de temperatura y humedad. También la formación de personal especializado, en un ambicioso proyecto que ha contado con la ayuda del Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro, una acción de cooperación cultural con el gobierno cubano, sin precedentes.
(En la casa en Finca Vigía, San Francisco de Paula, Recostado a la pared se encuentra Patrick Hemingway. Comentario del bloguista de Baracutey Cubano)

Hemingway estaba en Cuba en noviembre de 1959 cuando Castro llegó a La Habana, pero abandonó el país por última vez en julio del año siguiente. Trasladó a una caja fuerte los manuscritos y papeles que consideró más valiosos. Su finca y cerca de 6.000 volúmenes de su biblioteca fueron nacionalizados por el gobierno cubano tras la fallida invasión de Bahía Cochinos. El aventurero escritor y periodista, cuyo trabajo y estilo marcaron un antes y un después en la literatura estadounidense, se suicidó en julio de 1961.

La administración de Kennedy logró entonces negociar un último viaje de Mary, la viuda del escritor, a la isla. Trajo consigo un barco lleno de papeles y libros que quedaron depositados en la biblioteca de Boston, quemó lo que consideró oportuno y dejó detrás miles de documentos más.

¨Los que este lunes llegaron a la colección de JFK acercan la cara más doméstica y cotidiana del escritor: sus anotaciones sobre las mareas y el clima, las notas que tomó cuando navegaba por la bahía intentando avistar submarinos alemanes en los cuarenta, su pasaporte, una carta a Ingrid Bergman, listas de la compra o recibos de cuentas en bares. Trozos de una vida sobre la que aún se investiga con pasión. Se va completando el puzle con esta nueva parte de aquel barullo que rodeó al escritor de El viejo y el mar en esa bella finca cubana donde escribió ésta y otras muchas novelas, y que, según Plimpton, dejaba “el espacio justo, encima de una estantería desbordada, para una máquina de escribir

Sources:Elpais/spain/andreaAguilarNY/InternetPhotos/CBS/YouTube
THE CUBAN LIFE OF ERNEST HEMINGWAY
The Cuban History, Arnoldo Varona, Editor
Hemingway was in Cuba in November 1959 when Castro arrived in Havana, but left the country in July last year. Moved to a safe manuscripts and papers considered more valuable. His farm and about 6,000 volumes from his library were nationalized by the Cuban government after the failed Bay of Pigs invasion. The adventurer writer and journalist whose work and style marked a before and after in American literature, committed suicide in July 1961.

The Kennedy administration then managed to negotiate a last trip of Mary, the widow of the writer, to the island. He brought with him a boatload of papers and books that were deposited in the library of Boston, burned it saw fit, leaving behind thousands of documents.

Those who arrived Monday JFK collection come face everyday tamer and writer: his notes on tides and weather, the notes you took while sailing across the bay trying to spot German submarines in the forties, his passport, a letter to Ingrid Bergman, shopping lists or receipts of accounts in bars. Pieces of a life on which is still under investigation with passion. Completing the puzzle is going with this new part of the uproar that surrounded the writer of The Old Man and the sea in the beautiful cuban farm where he wrote this and many other novels, and, according Plimpton, leaving “the space just over a overflowing shelf for a typewriter

Sources:Elpais/spain/andreaAguilarNY/InternetPhotos/CBS/YouTube
 
THE CUBAN LIFE OF ERNEST HEMINGWAY
The Cuban History, Arnoldo Varona, Editor 

*************
Otra nota del Bloguista de Baracutey Cubano

En esta nota expongo algunos detalles que pueden ayudar al buen actor y buen patriota cubano Andy García en la filmación de El Viejo y el Mar, para que no le pasen gato por liebre como le pasaron en su film The Lost City al (solamente para dar dos ejemplos) situar el ataque al Palacio Presidencial el 13 de marzo de 1957 por el frente de ese edificio y no por la parte trasera, que fue por donde realmente ocurrió y al presentar a un Fulgencio Batista y Zaldivar como un pelele carente de carácter, cuando demostró en sus 25 años (1933-1958) de desempeño dentro de la alta política nacional cubana, que no tenía ninguna de esas dos características. Aunque, para hacer justicia, debo puntualizar que las imprecisiones y errores en cuanto a Cuba, en lo referido al entorno social, cultural y político, son menos en The Lost City que en las diferentes partes de los films El Padrino, de Francis Ford Coppola, cuando se ambienta una irreconocible Cuba para los que la conocimos .


Esta foto fue tirada en 1957 por el fotógrafo Ernesto Fernández, según se puede leer en ebay, pues esta y otra de Anselmo las está vendiendo.

(Esto  lo tomé hace años de alguna parte en Internet pero no recuerdo donde; más adelante  se señala  otro enlace donde esta información aparece aún más detallada. El bloguista)

Anselmo Hernández García, quién tenía 74 años en 1954, no sólo fue el paradigma o modelo principal (no el único; otros que aportaron anécdotas y características fueron Gregorio Fuentes, Carlos Gutiérrez, Miguel Ramírez, etc.) más aceptado para el personaje de Santiago de la novela The Old Man and the Sea ( El Viejo y el Mar ), sino que tal parece que Anselmo no murió en Cuba como dicen algunos que han escrito sobre él en Cuba, sino que se fue de Cuba después del triunfo de la Revolución en 1959.  Veamos:

La novela corta El Viejo y el Mar de más de 27 000 palabras tiene su antecedente literario en un escrito periodístico de Ernest Hemingway de aproximadamente 200 palabras, que a su vez, está basado en una anécdota que tuvo u oyó Hemingway navegando en su yate El Pilar o tomando en el bar restaurant La Terraza; por cierto, el personaje de Manolín está basado en el hijo del dueño de ese establecimiento de Cojimar:
*****
Tomado de  http://www.ebay.com/

En http://forums.cigaraficionado.com leemos.

In 1933, an old man was encountered in a small skiff by the boat Pilar, far off the coast of Cuba. Lashed to the side of the boat was the skeleton of a Marlin. The skeleton was longer than the skiff -- an enormous fish. It had been caught and then eaten by sharks. The men on the Pilar offered to pull the old man back to Havana harbor, but he declined. He did, however, accept some food and water for the journey back. The name of the old man? Anselmo Hernandez. The owner of the Pilar was, of course, Ernest Hemingway.

y más adelante leemos.

After Castro's revolution, many Cubans fled to the United States. Fearing that spies would enter in the crowd, every immigrant was questioned. They had to have papers of some kind with them. One day, a man showed up claiming to be the old man from The Old Man and the Sea. Border control called a Hemingway scholar named Philip Young up at Penn State U. Young happened to have a photograph of Hemingway posing with Spencer Tracy and Anselmo Hernandez. A copy of the photo was sent down to Florida. After about a day, Young learned that the man was indeed Anselmo Hernandez. He spent the last years of his life living in the US.

En la revista Look del 6 de septiembre de 1966 hay una entrevista a la viuda de Ernest Hemingway donde Mary habla de una llamada que le hicieron desde Cayo Hueso y desde una oficina de Inmigración sobre una persona que se llamaba Anselmo y decía ser el de la novela El Viejo y el Mar y que estaba pidiendo asilo. Sobre este hecho, y mucho más sobre Hemingway en Cuba, pueden leer a partir de la página 346 del libro Hemingway en Cuba del autor Yuri Paporov, publicado en idioma español por siglo veintiuno de españa editores s.a. y siglo veintiuno editores s.a. de c.a. de México. En el libro, y por aproximadamente esas páginas señaladas, se entrevista a Anselmo Hernández García.

Este bloguista del blog Baracutey Cubano recuerda haber visto en Internet, entre los años 2005 y 2006, fotos del actor Spencer Tracy con Anselmo Hernández durante la filmación en Cuba del film The Old Man and the Sea.

Luego, ya Andy García, después de hacer algunas sencillas verificaciones, puede situar a Anselmo, o a Santiago en dependencia del guión del film, escapando de la dictadura del Castrismo y llegando a Miami, que no le pueden decir exagerado ni mentiroso :-) .


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Castigos. Zoé Valdés: Un verdadero exiliado lleva el dolor de haber renunciado a su país porque un acto de libertad le impuso, de manera humillante, otro de punición


Castigos

********
Un verdadero exiliado lleva el dolor de haber renunciado a su país porque un acto de libertad le impuso, de manera humillante, otro de punición
********

Por Zoé Valdés
14 de noviembre de 2018

Detrás de un auténtico exiliado siempre habrá una poderosa razón que provocó su exilio. Un verdadero exiliado lleva el dolor de haber tenido que renunciar a su país porque un acto de libertad le impuso, de manera humillante, otro de punición.

Victor Hugo debió exiliarse tras el golpe de estado de Napoleón III. Durante su retirada en Guernsey escribió dos obras mayores: Les Châtiments y Les Misérables. Con la primera, Los Castigos o Represalias, Hugo hundió el cuchillo en la llaga que obligó al Poderoso a imponerle el alejamiento, lo llamó "enano", entre otras burlas y críticas cantadas con una lírica grandiosa.

Sin embargo, al parecer, el mero hecho de llamarle "enano" aumentó el odio hacia el escritor. Odio. Esa palabra que tanto nos han achacado y endilgado los tiranos a numerosos escritores.

Cierta vez, en una recepción en la embajada francesa, en La Habana, una diplomática algo sucita, le preguntó a Alfredo Guevara la razón por la que habían prohibido a Reinaldo Arenas. Guevara, con su eterno saco por encima de los hombros, hizo un ademán amanerado mientras llevaba la copa de champán a sus pálidos y delgados labios, y luego de sorber el espumeante líquido, soltó la frase con la pretendía lapidar, borrar de una tachadura, al visionario escritor de El color del verano: "Tiene mucho odio dentro".

Varios años después, de mí, dijeron lo mismo. Guevara llegó a llamarme "cloaca", o sea, un epíteto que le pegaba mucho más a él que a mí.

En mi caso, jamás lo he negado, mi odio es exactamente proporcional al odio con el que los criminales hermanuchos tiranos me impidieron regresar a mi país tras publicar un libro y otro, y otro y contar la verdad, mi verdad. Porque lo que siempre hay, como razón, es un libro, libros, y no precisamente el odio. El odio llega después que ellos ya llevan mucho tiempo odiando, reprimiendo, encarcelando, asesinando. El odio nos lo enseñaron ellos.

"Enano", fue la palabra que, si concretamos, propició el odio de Napoleón III hacia Hugo, condenándolo a su inmediato exilio. Al leerlo no pude menos que soltar la carcajada. Exactamente lo mismo ocurrió conmigo, de cierto modo, pues tras publicar La nada cotidiana y Te di la vida entera, pero sobre todo la segunda, donde le llamo de todo al tirano, Fidel Castro en un discurso de 7 horas y media declaró que la revolución castrista tenía tres enemigos: Guillermo Cabrera Infante, Reinaldo Arenas y Zoé Valdés. Honor infinito que me hizo.

Su odio no le permitió jamás comprender el gran homenaje pleno de humor que le hice a su deplorable figura, inmortalizándolo, eso sí, con mi escritura.

Uno de mis libros de cabecera de Victor Hugo es, como no podía ser de otra manera, Les Châtiments; en cada lectura descubro algo nuevo, otro desprecio fabuloso, una burla añadida grandiosa, además, por otro lado, ese gran honor del exiliado que jamás se rinde en su condición de defensor de todas las libertades, y por encima de todas, la de la palabra.

Hoy, al terminar un ciclo de conferencias en Fribourg, una estudiante, quiso poner en mi boca palabras que yo jamás había pronunciado. Intentaba ensuciar mis enunciados, al menos eso dio a entender con su manera prosaica de tratarme, sin el más mínimo de los respetos.

Al contrario yo respeto mucho a los estudiantes que vienen desde todas partes a mis presentaciones, en la mayoría de las ocasiones soy yo quien va hacia ellos. Todavía mayor es mi respeto si son mis lectores. Pero, frente a esos actos opresores de gran ignorancia, suelo soltar mi andanada de odio, esa cuota que aunque me empeñe jamás superará el odio tan degradante de los imbéciles. El odio se limpia con odio, decía mi abuela, esa gran sabia.

A veces lo guardo para más tarde, para la ira con la que escribo de mis poemas rebeldes, la rabia de mi prosa punzante. Entonces, la bilis la voy convirtiendo en literatura, una suerte de miel agridulce. Lo he aprendido con Victor Hugo, mi gran maestro en el arte tan fértil de despreciar y más, de aborrecer con toda mi alma.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Esteban Fernández: ¿PATRIOTISMO O MI MAYOR IMPRUDENCIA?

¿PATRIOTISMO O MI MAYOR IMPRUDENCIA?

 
Por Esteban Fernández
16 de noviembre de 2016

En mi humilde lucha, porque humilde ha sido, aunque otros no quieran aceptarlo, hay un momento culminante. Quizás el más importante de los tres cuartos de mi vida dedicados a esta causa.

Me he pasado décadas escudriñando en ese instante que pudo haber cambiado mi vida, teniendo un 99 por ciento de posibilidades de haberla terminado sin haber cumplido los 20 años de iniciada.

¿Grave error, exagerado patriotismo, deseos locos de poder liberar a mis padres y hermano y de paso a mi país? Qué sé yo, nunca he podido llegar a la conclusión de si fue un gesto heroico o una gigantesca tontería.

Lo cierto es que de haber logrado mi intención hoy usted no me estuviera leyendo, ni yo hubiera logrado tener hijas y nietos, ni disfrutar de una larga vida.

Yo era simplemente parte de la tripulación de la Motonave Venus, era su telegrafista, y mi labor era mantenerme a toda costa en el barco.

 (Vicente Méndez, Edel Montiel y otros patriotas antiCastristas)

Acercar a los patriotas a la Isla –nosotros no penetrábamos las aguas jurisdiccionales cubanas -y que estos se montaran en la lancha que llevábamos a remolque y hasta ahí llegaba nuestra encomienda.

Quizás mi gran fallo fue (a pesar de haberme ganado con este insólito gesto la amistad eterna de Jorge Riopedre y de Humberto Solís, y el respeto de los héroes de la causa de Cuba Vicente Méndez y Edel Montiel) el compenetrarme enormemente con los combatientes.

La cuestión fue que de pronto le dije al capitán del Escambray Vicente Méndez: “Vicente, quiero hablar contigo”. El guajiro me dijo: “Dime “Serapio”. “Serapio” era un apodo que él me había endilgado.

(Vicente Méndez y otros patriotas rumbo al martirologio luchando por la liberación y democratización de Cuba)

Y de sopetón le dije: “Yo quiero bajar y quedarme en Cuba contigo”. Riéndose me respondió: “Chico, lo que pasa es que tú te has pasado todo este viaje mareado y lo que estás es loco por salir de aquí…”

Y añadió: “Yo no soy tu jefe, preséntale tus deseos al capitán del barco Blas Enrique Castro y que él decida, por mí no hay inconveniente”.


Y para allá nos fuimos a hablar con Blas quien me miraba con los ojos muy abiertos como si él fuera el director de Mazorra y estuviera escuchando a un loco recién recluido que quería salir del sanatorio. Sólo dijo 11 palabras: “Estoy en desacuerdo, pero has lo que te dé la gana…”

Una hora más tarde le pregunté a Vicente: “¿Tú tienes ‘un hierro’ para mí?”. Y me dijo: “Pregúntale a Edel, tú te vas con su guerrilla, me parece que él tiene disponible uno de esos rifles que ustedes fabricaron y nos mandaron desde Los Ángeles, creo que son buenos”. Yo le respondí: “Son una mierda, y gracias yo prefiero irme con Montiel”. Los dos nos reímos.

Al otro día -ya ustedes saben- la Marina Dominicana nos detuvo, nos envió para la Isla Beata detenidos por 49 días, nos devolvió a Puerto Rico y posiblemente me salvaron la vida.

Cualquier duda sobre esta imprudencia mía pueden indagar –y me servirá de testigo- con Jorge Riopedre, un hombre serio, patriota quien laboró en Radio y TV Martí por más de 30 años.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

El grupo de médicos #NoSomosDesertores #SomosCubanosLibres identificó al Gobierno de Cuba como "el único responsable del fin de la colaboración cubana en Brasil en el programa Más Médicos" y 'El Gobierno renuncia a la solidaridad desinteresada para defender el valor del capital'

Tomado de http://www.diariodecuba.com


Médicos cubanos: 'El Gobierno renuncia a la solidaridad desinteresada para defender el valor del capital'


DDC
Brasilia
16 de Noviembre de 2018

El grupo de médicos #NoSomosDesertores #SomosCubanosLibres identificó al Gobierno de Cuba como "el único responsable del fin de la colaboración cubana en Brasil   en el programa Más Médicos", pese a sus esfuerzos por "redireccionar la culpa al presidente" electo Jair Bolsonaro.

En una declaración compartida en su página web, apuntan que La Habana "ha renunciado a la solidaridad desinteresada para defender el valor del capital".

"Ese Gobierno, que ha enviado a sus profesionales a zonas de desastre y de guerra extremadamente peligrosas y nunca se molestó en evacuarlos, aún cuando sus vidas corrían peligro, ha sido incapaz de garantizar condiciones y salarios dignos para sus profesionales y se da el lujo de desaprovechar y alarmarse incluso ante la oportunidad, a iniciativa de un gobierno extranjero, de redimir y beneficiar a sus trabajadores", sostienen los galenos.

(Esta imágenes y las viñetas fueron añadidas a la noticia por el Bloguista de Baracutey Cubano)

Consideran que "le ha dado la espalda no solo al pueblo brasileño sino a los principios altruistas y humanistas que tanto dice defender".

#NoSomosDesertores, que comparten su "verdad en la declaración", "se solidariza con el pueblo de Brasil y con los galenos cubanos en esta hora difícil y de incertidumbre, esperando que cada parte encuentre la mejor solución en dependencia de sus respectivos intereses, sin intervenciones, ni manipulaciones de ninguna índole".

Apoya "cualquier decisión que emane de la voluntad, en el ejercicio de sus libertades y derechos".

Para el grupo, "la abrupta decisión del Gobierno cubano no tiene en cuenta la opinión de sus profesionales que, junto al pueblo brasileño son los más perjudicados en esta historia".

En opinión de estos profesionales que decidieron continuar su camino como "cubanos libres", "lo menos que pudo haber hecho (el Gobierno de) Cuba hubiera sido entablar un diálogo con los galenos y renegociar con ellos y con el presidente de Brasil (…) los términos de un contrato del que dependen la atención de salud primaria de cientos de miles de brasileños de bajos recursos y más de 11.000 mil médicos cubanos (…)".

"(…) Pero el diálogo no es algo con lo que el Gobierno cubano esté familiarizado, especialmente el diálogo con su pueblo pues su actitud es prepotente, autoritaria e irracional. En su lugar, orientan a los médicos la recogida de sus pertenencias con vistas a su salida inmediata", prosiguen.

(Médicos cubanos trasladados. (UCCM/FACEBOOK))

"Les bombardean con propaganda, redoblan la vigilancia sobre ellos y les advierten que ya han visitado a sus familiares en Cuba para informarles que regresarían 'con la satisfacción del deber cumplido'; visita que cualquier cubano entendería como una amenaza", explica la declaración.

Para el grupo "es curioso" que "si un colaborador cubano decide retornar antes del tiempo establecido es expulsado deshonrosamente de su trabajo, pero si la decisión viene de arriba está bien".

Desde su experiencia, #NoSomosDesertores confirma que "las condiciones en el contrato original entre Cuba y la OPAS (Organización Panamericana de Salud) establecen un 25% del salario para los médicos en esta colaboración, 70% para el estado cubano, y 5% para la OPAS".

"El Gobierno cubano justifica su rimbombante tajada con la necesidad de solventar la salud gratuita que brinda al pueblo de Cuba. Sin embargo, de los 12 billones que ha recaudado recientemente gracias a estos servicios (…) solo 400 millones se han destinado para el sistema de salud en la Isla, de los cuales el discurso oficial no precisa si se trata de inversiones en la salud pública o en el sector privado de salud vinculado al turismo extranjero que tanto se ha incrementado en las últimas dos décadas", dice.

Para el grupo, "la depauperación de instalaciones clínicas y hospitalarias no otorga credibilidad a ese abusivo impuesto del 70% que el estado se adjudica a costa del sacrificio de su fuerza laboral de ultramar".

Recuerda que el resto de los doctores que participan en Más Médicos, provenientes de diferentes países de la región, "devengan su sueldo íntegro y Bolsonaro, según declaró, pretende poner a los cubanos en igualdad de derechos y condiciones que sus pares latinoamericanos".

Con respecto a la familia, otro campo en el que el presidente brasileño puso condicionamientos, #NoSomosDesertores indica, por su propia experiencia, "que en contadas excepciones Cuba cumple con la parte del convenio laboral impulsado originalmente por Dilma Rousseff en 2013".

"Y es que la separación familiar es la mejor moneda de cambio con la que las autoridades cubanas pretenden garantizar el regreso a la patria de sus trabajadores", considera.

Sobre la reválida del título, recuerdan que "los médicos brasileños que cursan sus estudios de medicina en otras naciones están obligados a revalidar sus títulos en Brasil si desean trabajar en su propio país".

Decisión 'hostil'
El canciller de Brasil, Aloysio Nunes, afirmó este jueves que la decisión de La Habana de cancelar el envío de médicos al gigante sudamericano es "hostil".

Entidades municipales afirman que la salida de los cubanos dejará a 29 millones de brasileños sin asistencia médica básica.

"Es una decisión que el Gobierno cubano ya tomó, me parece una decisión hostil, que no tiene cabida", afirmó Nunes este jueves en una entrevista con el canal de TV GloboNews, citada por la AFP.

"Veo (la salida de Cuba del programa Más Médicos) como algo malo, porque fue una política que permitió la atención a personas que de otra forma no tendrían acceso. Son 8.000 médicos", añadió el canciller.

El presidente del Consejo Nacional de Secretarías Municipales de Salud (Conasems), Mauro Junqueira, dijo al periódico O Gloo que "a partir del 25 de noviembre habrá un vuelo diario provisto por el Gobierno cubano, para llevar a los médicos" de vuelta. Ya un primer grupo partió hacia la Isla el jueves.

Fuentes diplomáticas brasileñas indicaron que todos los médicos cubanos regresarán a su paí­s antes del 24 de diciembre, aunque calculan que unos 2.000 podrí­an quedarse en Brasil debido a relaciones amorosas y familiares, lo que les permitirí­a obtener un permiso de residencia. Bolsonaro dijo incluso que otorgaría asilo a quienes lo solicitaran.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Iliana Curra Lussón:sobre el factor Trump y los fracasos electorales de la periodista María Elvira Salazar , el excongresista Carlos Curbelo y el retiro a tiempo de la ex congresista Ileana Ross-Lehtinen


 
EL FACTOR TRUMP

Por Iliana Curra Lussón
16 de noviembre de  2018


Sé que a muchos de mis amigos, conocidos y hasta contrarios, no les agradó que yo no apoyará las candidaturas de Ma. Elvira Salazar y la reelección de Carlos Curbelo. Sí, ya sé que eran parte del Partido Republicano -oficialmente- y que ambos eran apoyados por el Stablishment local. Que ganara la Shalala y la otra desconocida un puesto al Congreso es una pérdida para los republicanos verdaderos. Pero, por qué perdieron?

Todos sabemos que Ma. Elvira no era republicana de corazón, aunque hábil, inteligente y rápida para aprender slogans y frases exactas. Sus palabras casi que convencían a la gente del pueblo, más la lealtad innata de votar por "la menos mala" fue casi general. Pero en el fondo fue escogida por alguien que dejaba el escaño porque sabía que perdería: Ileana Ros Lehtinen, a quien respeté y aprecié por mucho tiempo hasta que me demostró su irresponsabilidad hasta el punto de decir en radio y televisión que NO votaría por el candidato electo Donald Trump. Ahí empezó su caída. Y es por eso que Ma. Elvira recoge la cosecha seca y carente de verdor republicano y se pierde el Distrito 27.

(María Elvira Salazar, Ileana Ross-Lehtinen y Lincoln Díaz-Balart)

El congresista Carlos Curbelo, a quien apoyé en su primera campaña por el Distrito 26, fue uno de los mayores críticos del presidente Trump, al extremo de apoyar a los demócratas que le pedían un empeachment. No le bastó, y a pocas horas de las elecciones desbarraba contra el presidente de su propio partido sin tener en cuenta que, se había movido tanto a la izquierda, que perdió su base republicana. Muy poco inteligente para ser un político. Ni convenció a los demócratas, ni convenció a los republicanos que lo miraban mal desde hacía tiempo.

Y pierden ambos porque olvidaron lo más importante que se mueve como una enorme ola desde el 2016: EL FACTOR TRUMP. Quien no lo entienda así carece de la capacidad tremenda de las masas que siguen a un líder que triunfa y cumple sus promesas. Es bueno reconocer que el congresista Mario Díaz-Balart gana su reelección por el Distrito 25 por amplio margen porque ha sido muy cuidadoso al pronunciarse en contra de Donald Trump. De lo contrario, se hubiera perdido otro escaño, tristemente. Pero Mario Díaz-Balart es un político y sabe reconocer lo que sus votantes quieren o no.

(María Elvira Salazar y Carlos Curbelo)

Un voto de castigo para los Distritos 26 y 27? Sí. Nunca antes había pasado, pero está vez EL FACTOR TRUMP hizo que pasara. Todavía algunos no lo ven así. Trump no sólo es un presidente por elección. Es un presidente por devoción de un pueblo cansado de demagogias y frases bonitas y estiradas. El hecho de prometer un muro en la frontera sur, mejorar la economía y hacer a América grande de nuevo, hizo que muchos se dieran cuenta que no se necesitaba un político, sino un norteamericano con ganas de renovar la confianza y la moral de Norteamérica, como hiciera en su momento un Ronald Reagan. No soy experta, ni estudié Ciencias Políticas, soy una simple ciudadana americana que siento lo que sucede desde los latidos de mi corazón, que pienso con mi cerebro y no con lo que me dicen que tengo que hacer. Siento mucho que por culpa de incapaces e irresponsables políticos se perdieran dos escaños..., pero era sabido, y si no se dieron cuenta es porque no bajaron a sentir lo que siente el pueblo desde abajo. No siempre se debe mirar hacia arriba...

Espero que aprendan la lección aquellos que, todavía perplejos y molestos, culpan a los demás por la derrota. Ya Curbelo en CNN ataca nuevamente al presidente desde la acidez y amargura de su derrota. Quizás un puesto en ese canal fakes news lo haga llegar a la altura..., o a la bajeza, de una Ana Navarro, quien dejó de ser republicana un buen día que dejó caer su vergüenza por ahí.
Y a algunos que hasta han hecho vídeos estúpidos culpándome por la derrota de Curbelo y Ma. Elvira, les doy las gracias por el poder que me otorgan..., pero piensen con el cerebro y el corazón y no con la ceguera que logra el querer ser protagonista sin espectadores.

Seguiremos andando, y en dos años tener a verdaderos republicanos para ganar con la verdad y no por compromisos absurdos... Y bueno, si es que Shalala llega a primera base.

Ahí les dejo mi artículo improvisado y escrito directamente desde mi celular.
Dios bendiga a América!

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Fernando Godo: EL FIN DE LOS REINADOS DE LA CONGRESISTA ILENA ROSS LEHTINEN Y EL DEL SENADOR BILL NELSON


EL FIN DE DOS REINADOS

Por Fernando Godo
15 de noviembre de 2018

Desde enero del 2017, siendo Trump presidente electo, pero sin haber tomado posesión, se presentó en el congreso de Estados Unidos un proyecto para limitar los términos a senadores y congresistas. El proyecto fue presentado por el senador Ted Cruz y el entonces congresista y ahora gobernador electo de la Florida Ron DeSantis. El proyecto descansa en una gaveta…

El presidente solo puede estar dos periodos de cuatro años, pero algunos senadores y congresistas han sobrepasado los 50 años en el Congreso. En cada elección dan las gracias por permitirles “continuar sirviendo a la comunidad”.

Durante todos esos años crean maquinarias de votos y de donantes que hacen bien difícil a otro candidato ni siquiera intentar un desafío. En los distritos para el congreso a veces los reeligen con un número ridículo de votos. En cubano se dice .

En las elecciones de noviembre del 2018 dos de ellos han dicho adiós en la Florida. La congresista Ileana Ross, que había anunciado mucho antes su retiro, pero se mantenía en ejercicio hasta las elecciones. El otro fue el señor William Nelson.

La Sra. Ross le hizo más daño que bien al partido republicano. Les invito a que vean sus votaciones en el congreso, porque es récord público.

 (Ileana Ross y Bill Nelson)
 
Yo respeto los criterios y opiniones de la Sra. Ileana Ross, pero desde hace un buen tiempo debió cambiarse al partido demócrata. Y desde ese partido servir a sus electores. Pero nunca lo hizo y ahí está el detalle, como decía Cantinflas. En cada elección decenas de miles de republicanos fieles a su partido votaban por ella.
Y no me hablen de historia antigua. La Sra. Ross no era electa para resolver el problema de Cuba y además no podía resolverlo. Ella es una congresista del gobierno de Estados Unidos.

El senador William Nelson es uno de los personajes más descoloridos que haya pasado nunca por el congreso. Desde 1972 andaba por allí. Nelson tiene 76 años y todavía pretende seguir “sirviendo al pueblo”. Ni siquiera aceptó la derrota durante la noche de las elecciones.

Únicamente otra maquinaria millonaria como la del ex gobernador Scott podía derrotar a William Nelson. De no haber sido por Scott a lo mejor tendríamos las velitas del cumpleaños 100 de Nelson en el congreso.

No me creen Strom Thurmon llegó a esa edad en el congreso y Robert Byrd a los 93, ambos presidentes protempore del senado
.

Lo increíble es la cantidad de electores fieles al partido demócrata que votaron por Nelson. ¿Para qué? Si ni siquiera iba a muchas de las votaciones del congreso y en la Florida aparecía solo durante el periodo de elecciones. Estoy seguro de que muchos que me leen y viven desde hace tiempo en la Florida ni siquiera saben quién es William Nelson.

Tanto a Nelson como a la Sra Ileana Ross les deseo éxito y prosperidad en sus nuevas actividades. Pero a los dos les digo lo mismo. El gobierno de Estados Unidos NO es un estilo de vida. Llegas a gobierno para servir al pueblo pero no para envejecer ahí.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Cubazuela: todo vale para no perder el poder. Roberto Álvarez Quiñones: ¨... los galenos cubanos en Venezuela no solo usan el estetóscopo. Son obligados a hacer labor de contrainteligencia, lavado de cerebro y proselitismo político a favor de la narcodictadura chavista¨


Cubazuela: todo vale para no perder el poder

Por Roberto Álvarez Quiñones
Los Ángeles
5 de Noviembre de 2018

El régimen de Nicolás Maduro está en bancarrota y no compra ni alimentos ni medicinas para su pueblo, pero sigue entregando petróleo gratis a Cuba y pide más médicos de la Isla. La atención médica en Cuba atraviesa su peor crisis en 60 años, pero Raúl Castro envía a Venezuela más galenos.

Yo te salvo a ti y tú me salvas a mí. Todo vale con tal de no perder el poder. A no dudarlo es una maniobra de subsistencia de Cubazuela, la hibridación de ambas dictaduras que, inspiradas en el "Che" Guevara realizaron Fidel Castro y Hugo Chávez.

El diario Granma informó el 12 de noviembre que llegaron a Venezuela los dos primeros grupos nuevos de un total de 500 médicos y "colaboradores de otros perfiles". Los restantes irán en diciembre.

Lo que no encaja bien es que van más médicos cubanos precisamente cuando el Gobierno chavista tiene cada vez menos dinero y las misiones de los médicos han caído en su actividad a solo un 20%, según la Federación Médica de Venezuela (FMV), pues el Gobierno no tiene divisas y apenas hay insumos para que los médicos puedan trabajar.

El secreto es que Castro II no envía médicos a Venezuela solo para robarles el 75% de sus salarios.Desde el inicio del plan Barrio Adentro los galenos cubanos en Venezuela no solo usan el estetóscopo. Son obligados a hacer labor de contrainteligencia, lavado de cerebro y proselitismo político a favor de la narcodictadura chavista. Ahora, sin insumos y sin apenas trabajo médico, tienen más tiempos para esos "otros perfiles".

¿Quién garantiza que entre esos médicos cubanos ahora enviados a Venezuela no haya una enorme cantidad de agentes de inteligencia y contrainteligencia vestidos con bata blanca para no ser identificados por los servicios de inteligencia de EEUU y otros países al llegar a suelo venezolano?


Forman parte de la ocupación cubana de Venezuela

El 13 de noviembre la Federación Médica de Venezuela (FMV) denunció que no tiene constancia de que todos esos médicos lo sean de verdad. El presidente de la FMV, doctor Douglas León Natera, rechazó el nuevo envío de 500 médicos cubanos. Dijo al diario El Nacional que es lamentable que se persista en "el montaje de un sistema paralelo en el que solo nos consta que son cubanos y no médicos".

Maduro, pese a la crisis que ya ha causado el éxodo de tres millones de venezolanos, compra petróleo en el mercado y se lo regala graciosamente al general Castro, su jefe y paradigma. Dejar de enviar al menos 55.000 barriles diarios a Cuba sería peligroso, pues el castrismo podría sucumbir y dejar al chavismo descabezado y en caída libre.

Miles de militares cubanos pisotean la soberanía venezolana, incluyendo generales, coroneles y otros oficiales; más tropas especiales de asalto. Según fuentes venezolanas hay nueve batallones cubanos en esa nación sudamericana, uno de ellos en el corazón militar de la dictadura, el Fuerte Tiuna.

Es decir, Venezuela es un país ocupado. Sin esa intervención militar, sin la tutela política y estratégica de Raúl Castro, su Junta Militar, el PCC, las FAR y de la inteligencia y contrainteligencia cubanas, Maduro ya habría sido derribado. La Habana con su labor de vigilancia y delación dentro de las fuerzas armadas venezolanas impide que prospere una conspiración militar. Y la seguridad personal del capo Maduro está a cargo del MININT.

A cambio de sostener al régimen, los subsidios de Caracas a La Habana, si bien han bajado a unos 6.500 millones de dólares siguen siendo uno de los dos soportes que mantienen a flote la economía cubana, junto con el dinero que llega desde "el imperio" vía remesas, paquetes y turismo. Cuba no produce casi nada para exportar. Ni azúcar suficiente tiene y la importa. La zafra 2017-2018 fue igual a la de 1894. Y de los ingresos turísticos, más de 60 centavos de cada dólar salen del país para importar lo necesario para mantener funcionando esa industria.

¿Entonces qué le ofrece la Isla a Maduro? Su know-how para mantenerse él y su pandilla en el poder. Curiosa ironía, Cuba, el país más pobre y pequeño de los dos, es la metrópoli colonialista, y el más fuerte y grande, con el triple de población, es la colonia.

Con la eventual caída del chavismo la dictadura cubana sufriría un terremoto devastador, probablemente final, o tendría que renunciar a la "actualización" del estalinismo y liberar las fuerza productivas al estilo chino o vietnamita: tolerar abajo el mercado y mantener arriba la dictadura.

Exportación de médicos dispara la crisis sanitaria

Por otra parte, el aumento de la exportación de médicos agrava la ya calamitosa situación de la salud pública cubana. Más de un tercio de los 90.161 graduados hasta 2016, según el Anuario Estadístico de Salud, no están en Cuba sino en 62 países, en 35 de los cuales (de cuatro continentes) el Gobierno cobra por sus servicios.

Con ello la atención médica primaria y la especializada se afectan brutalmente. No importa cuántos se gradúen, en la cacareada "potencia médica" son cada vez menos los médicos que cuidan la salud de los cubanos.

Según datos oficiales y del Banco Mundial en 2010 en Cuba había 36.478 médicos de la familia pero en 2017 solo quedaban 13.131. Son 23.347 doctores menos. En los policlínicos se agudiza la escasez de especialistas, lo cual recarga el número de pacientes que van a los hospitales, que ya no dan abasto. Muchas intervenciones quirúrgicas no se realizan por falta de cirujanos. El proceso para operarse es toda una odisea.

El colmo es que los hospitales rurales —baluartes de la propaganda fidelista— y los puestos rurales y urbanos fueron cerrados en 2011. Los campesinos y sus familias son referidos a hospitales regionales, pero, por falta de transporte, en los casos de emergencia sus vidas corren peligro. La mortalidad materna aumenta. Han descendido mucho los diagnósticos y las pruebas costosas.

El dengue, el zika, el cólera, la malaria, el paludismo y hasta la tuberculosis atacan por doquier, así como otras enfermedades bacterianas y virales que se remontan en la Isla a los tiempos de la Colonia. Para lograr una consulta con un especialista el paciente puede esperar hasta tres meses.

Pero nada de eso preocupa a los "revolucionarios" Nicolás y Raúl. Primero están Cubazuela y ellos mismos, después el diluvio. Todo lo que no contribuya a preservar ese proyecto cocinado en La Habana según el plan del Foro de Sao Paulo de cubanizar Latinoamérica, es secundario.

Si el Estado venezolano no tiene los 1.200 millones de dólares que le cuesta enviar 55.000 barriles diarios de petróleo (a 60 dólares cada uno) a Cuba, no importa, para eso sí se puede disponer del dinero del narcotráfico, pues los millones del narcotráfico de nada les servirían si pierden el poder, irían a la cárcel. Y Castro II y su Junta Militar tampoco están dispuestos a emplear en Cuba los miles de médicos que tienen en Venezuela si con ello corren el riesgo de perder el poder.

Maduro, con Venezuela sumergida en la peor crisis de su historia, regala dinero y petróleo al general Castro, y este, con la salud pública en terapia intensiva, le manda médicos y "segurosos" a Maduro para apuntalarlo en el Palacio de Miraflores.

Moraleja: amor al poder, con amor al poder se paga.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...